El desplome del turismo extranjero en Cuba fue de casi un 25% en julio

La llegada de turistas a Cuba se desplomó un 23,6% en julio, comparado con ...

Alberto Fernández todavía no garantiza la continuidad de la política exterior con respecto a Venezue

El triunfo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner en las PASO incrementa ...

Venezuela: Maduro intenta aparentar control sobre los contactos con EEUU, pero Bolton lo desmiente

Nicolás Maduro dijo el martes que envió emisarios para mantener líneas de ...

Boris Johnson afirmó que el Reino Unido "no puede aceptar el acuerdo actual" de Brexit

l gobierno británico "no puede aceptar" el acuerdo actual de divorcio con ...

Governo anuncia plano para privatizar nove empresas estatais; veja lista

O governo federal anunciou nesta quarta-feira (21) um plano para privatizar nove ...

Notícias: Cuba
Disidentes cubanos aplauden visita de Moratinos pero son escépticos con el Gobierno PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 02 de Julio de 2010 09:58

Miembros de la disidencia interna de Cuba valoraron hoy positivamente la próxima visita del ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos para apoyar el diálogo en favor de los derechos humanos, pero se mostraron escépticos con la voluntad del Gobierno de Raúl Castro.

En declaraciones a Efe, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, opinó que las intenciones del Gobierno de España “seguramente son buenas”.

Sin embargo dudó de que Moratinos encuentre “un terreno suficientemente abonado” y “una clara voluntad política” en el Gobierno de Cuba para “tomar las decisiones que se necesitan en este momento en materia de derechos humanos”.

Por su parte, el economista opositor Óscar Espinosa destacó como “muy positivo” el apoyo de España “a este proceso de reconciliación y a esta puerta abierta por la Iglesia Católica”.

Espinosa se mostró a favor de tener “paciencia” y dar un “margen de espera” al proceso de diálogo entre la Iglesia Católica y el Gobierno de Raúl Castro porque “recién ha comenzado”, si bien a su juicio ha suscitado mucha esperanza.

También las Damas de Blanco, familiares de opositores encarcelados en la represión de la Primavera Negra de 2003, valoraron el anuncio de la visita de Moratinos o de “cualquier persona de buena voluntad” que “interceda” en favor de los presos políticos.

“Sabemos que no estamos solos y la gestión que se pueda hacer, que sea con resultados positivos para nuestros presos, vale la pena”
dijo Berta Soler, quien lamentó sin embargo que el Gobierno cubano “es impredecible”. “Realmente no sabemos qué piensa, qué quiere, qué va a hacer, ni cuándo, ni cómo”, añadió.

Más pesimista se declaró la opositora Marta Beatriz Roque, encarcelada en 2003 y luego liberada por motivos de salud quien opina que en el Gobierno cubano no hay voluntad alguna para resolver la situación de los derechos humanos.

Cuestionó además a los actores de ese proceso de diálogo y defendió que “si hay alguien que quiere ser intermediario y quiere sentarse a la mesa, bienvenido. Pero de un lado tiene que estar la oposición y del otro el gobierno”.

Moratinos anunció hoy que el lunes viajará a Cuba
para apoyar el esfuerzo de la Iglesia católica y las autoridades cubanas para mejorar los derechos humanos en el país y se mostró convencido de que habrá resultados positivos en ese sentido.

Hasta el momento, los frutos del proceso de diálogo abierto en mayo entre el Gobierno del general Raúl Castro y la jerarquía católica cubana han sido la excarcelación de un preso político muy enfermo (Ariel Sigler) y el acercamiento de doce opositores encarcelados a centros de sus provincias de residencia.

Vía EFE

Última actualización el Viernes, 02 de Julio de 2010 10:02
 
ENTREVISTA: Con el académico Carmelo Mesa Lago PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 30 de Junio de 2010 11:28

El tema de la reconciliación y el diálogo entre los cubanos de la Isla y los del exilio, junto con el económico y las posibles reformas a llevar a cabo, fue debatido en la X Semana Social Católica, celebrada del 16 al 20 de junio en La Habana. En el evento, en que participaron unos 150 invitados, hubo ponencias de religiosos y académicos cubanos de dentro y fuera. Uno de los participantes que reside fuera de Cuba, pero cuya obra se conoce no sólo en su patria de origen y su país de residencia (Estados Unidos), sino en Europa y Latinoamérica, fue el distinguido académico Carmelo Mesa Lago. A continuación, algunas de sus impresiones sobre el evento, la realidad cubana y su futuro.

A usted se le considera la principal referencia en temas de la economía cubana, tanto internacionalmente como entre numerosos académicos de la Isla, algunos de los cuales ―Pedro Monreal, Julio Carranza, y Omar Everleny, para citar algunos nombres― han sostenido con Ud. una relación fluida y encuentros frecuentes en foros internacionales. ¿Cómo ha sido posible ese buen entendimiento, cuando en otros temas se han producido relaciones de descalificación o confrontación?

Carmelo Mesa-Lago (CML): En los últimos dos decenios, los economistas cubanos se han entrenado en diversas universidades extranjeras y han elevado de manera muy notable el nivel académico y la objetividad de sus publicaciones, las cuales he citado en mis trabajos. En mi primer visita en 1978 conocí a Pedro Monreal y Julio Carranza (sociólogo), que estaban en el Centro de Estudio de América (CEA); ellos con Luis Gutiérrez publicaron un libro en 1995 proponiendo reformas profundas dentro del sistema socialista, el cual generó críticas y que ellos salieran de dicha entidad. Monreal (y creo que también Carranza) se pasaron al Centro de Estudios de la Economía Mundial, donde estaba José Luis Rodríguez. Con éste sostuve en los 80 un fuerte debate en torno a la Cubanología, que se publicó en Cuba y en los EEUU en Cuban Studies. En los 90s Rodríguez fue nombrado Ministro de Economía y Planificación, y fue en gran medida responsable de las reformas económicas en esa época, que lograron una recuperación parcial. Con Carranza, Monreal, Rodríguez y otros economistas me reuní en un seminario efectuado en La Habana, en 1990, como parte de un intercambio con la Universidad de Pittsburgh. Después no pude regresar a Cuba por 20 años. En 1989 se creó el Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC), adscrito a la Universidad de La Habana; sus profesores e investigadores son los que mejor conocen allá la economía de la Isla y han publicado mucho dentro y fuera de ella, entre ellos Omar Everlely, Juan Triana, Armando Nova, Hiram Marquetti, Sergio Sánchez Egozcue y Anicia García (su actual directora). Con ellos me reuní en seminarios sobre Cuba celebrados en Bellagio (donde estaba Mayra Espina, experta en política social), Madrid, Miami, Monreal, Nueva York y Ottawa (aquí estaba María Luisa Iñiguez, geógrafa social); más tarde entablé una relación académica por correo electrónico con Pavel Vidal al que conocí personalmente (al igual que a Ricardo López) en el CEEC el pasado junio. He escrito reseñas en Cuban Studies de libros publicados por varios de ellos y hemos intercambiado nuestros trabajos respectivos. De esas reuniones surgió el respeto mutuo y también un consenso en puntos importantes de las reformas económicas, aunque con enfoques diversos. Pienso que el hecho de que somos académicos, con un entrenamiento similar en una ciencia, que no es exacta pero se basa en fuerte cuantificación, han sido elementos que han facilitado ese entendimiento que es más difícil en áreas donde predomina más la ideología, pero también se está observando algo similar en otras disciplinas de las ciencias sociales.

¿En qué medida cree Ud. que el discurso de estos economistas que viven en Cuba está digamos que “adaptado” a no quebrantar las pautas imperantes? Y, ¿en qué medida plantean libremente lo que piensan?

CML: Considero que los economistas que conozco, basados en cifras publicadas por la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba, el Banco Central y otras entidades cubanas, a más de organismos regionales como la CEPAL, han planteado con profesionalidad y objetividad los serios problemas que confronta la economía cubana, y propuesto medidas atinadas para resolverlos, con muchas de las cuales concuerdo, y así lo he dicho en mis trabajos.

Carlos Solchaga dijo en 1993, a su regreso de su primer viaje y encuentro con economistas del sistema y de los centros de estudios especializados, que los cubanos del área económica sabían perfectamente lo que había que hacer y prácticamente no necesitaban asesoría; necesitaban que los dejaran actuar y tomar decisiones e iniciativas. ¿Está Ud. de acuerdo? ¿Qué comentario añadiría?

CML: Durante el gobierno de Felipe González, Carlos Solchaga escribió un documento muy importante sobre los cambios que eran necesarios en Cuba y que continúa teniendo plena vigencia. Lo conocí en una mesa redonda efectuada en el Instituto Universitario Ortega y Gasset en Madrid, en 2003, y estuvimos de acuerdo en los temas claves de la economía cubana. Por lo que digo antes, es obvio que considero acertada la visión de Solchaga. Después del discurso del presidente Raúl Castro, el 26 de julio de 2007, en que planteó la necesidad de reformas estructurales, muchos economistas cubanos (también politólogos, sociólogos, juristas, filósofos) se enfrascaron en el debate más amplio y profundo bajo la revolución; sus propuestas lograron bastante consenso y buena parte de ellas fueron divulgadas en la prensa. Han pasado casi tres años y, aunque se han tomado medidas positivas, son a cuenta gotas, con limitaciones, van muy despacio y ninguno de los problemas clave identificados ha sido enfrentado hasta ahora.

Aurelio Alonso, un veterano de la academia cubana, desde la revista Pensamiento Crítico, el Departamento de Filosofía y los altos Centros de Estudios puso de relieve la necesidad de “afrontar el diálogo con la emigración”. ¿Cree Ud. que el Gobierno está preparado para entablar un diálogo sin exclusiones con los cubanos que residen fuera del país? ¿Cree Ud. que los exiliados/emigrados están preparados para esto? Y, ¿Por cuáles asuntos se podría empezar?

CML: En la X Semana Social Católica hubo ponencias de religiosos y académicos cubanos y tres del exterior; participaron unas 150 personas y hubo virtual unanimidad en la necesidad del diálogo interno y externo. Aurelio Alonso presentó una excelente ponencia en la que dijo: “Creo que es urgente resolver el reto del diálogo dentro de la nación y, es más, creo que de nuestra capacidad para dar respuesta al diálogo dentro de la nación depende que estemos en condiciones también de afrontar el diálogo con la emigración”. Animo la esperanza de que ese evento sea un primer paso en el diálogo nacional, pero no sé si ocurrirá. En mi artículo publicado en El País y varias entrevistas que me hizo la prensa extranjera en La Habana dije y repito que hay fuerzas extremistas dentro de Cuba y en el exilio/emigración que se oponen al diálogo y a las reformas económicas, para defender sus intereses en contra del bien de la nación. Dentro de Cuba, la descentralización económica, los cambios en la propiedad, la reforma agraria, la introducción de fuertes incentivos individuales son bloqueados por un sector que teme a la pérdida de su poder económico y a la competencia no estatal que derrotaría su ineficiencia. En la otra orilla, las encuestas hechas por la Universidad Internacional de La Florida demuestran que el porcentaje de los cubanos partidarios del diálogo creció de 40% en 1991 a 65% en 2007, aumentando a 79% entre los que emigraron después de 1995. Pero la minoría que se opone cuenta con fuertes medios de comunicación, muy influyentes, que obstaculizan el diálogo.

Rafael Hernández, director de la revista Temas, consideró imposible “la reconciliación entre ideologías diversas”, pero pensamos que en este caso la palabra “reconciliación” no describe lo que pretendemos los cubanos, que es la aceptación y el respeto entre ideologías incluso contrapuestas, que se expongan y debatan sin descalificaciones previas, sin considerar al otro un enemigo, sino un adversario político. ¿Cree Ud. que Hernández se refiere a esto cuanto afirma que “la reconciliación política es premisa imprescindible para el equilibrio social en Cuba”?

CML: En mi artículo de El País, no cité correctamente una frase de la ponencia de Rafael Hernández presentada en power point en la X Semana Social Católica. En realidad él se refirió a una frase de un intelectual de la Iglesia: “la reconciliación política es premisa imprescindible para conseguir la estabilidad y el equilibrio social en Cuba,” dijo que no estaba de acuerdo, y aceptó “la reconciliación de las personas y las familias” en oposición a “la reconciliación entre ideologías y posturas políticas”. Él no comparte la idea de que la reconciliación entre esas posturas es esperable o imprescindible. En cambio, sí le parece indispensable el “debate en la esfera pública cubana, como premisa necesaria para el desarrollo y la profundización de una cultura cívica superior” Yo no creo factible tampoco la reconciliación entre ideologías, particularmente políticas, por ejemplo, entre un sistema basado en el partido único comunista y otro asentado en la pluralidad de partidos, pero hay ejemplos históricos de cierta mezcla de ideologías económicas, como el socialismo de mercado en China y Vietnam. Por otra parte, acepto sin reservas lo que dices: “el respeto entre ideologías contrapuestas, que se expongan y debatan sin descalificaciones previas, sin considerar al otro un enemigo, sino un adversario político” y pienso que ese criterio prevaleció en el evento citado y es esencial para el diálogo futuro.

Por último, ¿No cree Ud. que esta experiencia de debates respetuosos entre cubanos, celebrados dentro de Cuba, se debería extender a otras áreas, como el urbanismo, la medicina, las artes plásticas, la literatura? Los chinos comenzaron jugando Ping-Pong con Nixon y mire donde han terminado. Hablar entre cubanos puede ser iniciar un pequeño sendero que conduzca a un entendimiento cada vez mayor. ¿O no?

CML: Sí, esa es mi esperanza y por ella he luchado por más de cuatro decenios; ojala que en lo que me resta de vida pueda ver la culminación de ese sueño.

 

Tomado de Encuentro en la Red

Última actualización el Miércoles, 30 de Junio de 2010 11:35
 
Presidente sirio de visita en Cuba se reúne con Raúl Castro en la Habana PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 29 de Junio de 2010 09:32


LA HABANA -- El presidente sirio Bashar Assad se reunió el lunes con su colega Raúl Castro e inició una ronda de conversaciones a puertas cerradas.

Assad colocó una ofrenda floral en el monumento al prócer independentista isleño, José Martí, antes de dirigirse al Palacio de la Revolución donde para reunirse con Castro.

The Associated Press

No hubo declaraciones a la prensa por parte de los líderes.

El presidente sirio llegó a Cuba el domingo procedente de Venezuela, como parte de una gira que también incluye Brasil y Argentina.

La prensa cubana informó el lunes que ministros de ambos países suscribieron un convenio de lucha contra las drogas y un memorando de entendimiento en el área agrícola.

Cuba y Siria establecieron relaciones diplomáticas el 11 de agosto de 1965 y actualmente mantienen excelentes vínculos bilaterales en esferas del comercio, la cultura y la educación.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/06/28/754221/presidente-sirio-llega-a-cuba.html#ixzz0sEUvmbc7
Última actualización el Martes, 29 de Junio de 2010 10:01
 
Fallece en Miami la luchadora por la democracia en Cuba, María Cristina Herrera PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 03 de Julio de 2010 09:47

María Cristina Herrera, fundadora del Instituto de Estudios Cubanos (IEC) y una de las figuras intelectuales más influyentes y polémicas del exilio, murió en la madrugada del viernes en el hospital South Miami. Tenía 75 años.

La causa de su muerte fue un derrame cerebral y falla respiratoria, según amigos cercanos. Había sido llevada de urgencia al hospital 22 de junio.

Por ALFONSO CHARDY

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

"Fue atacada por algunos sectores de la comunidad cubanoamericana, pero también fue muy valerosa y una inspiración para mí y muchos otros académicos, intelectuales y estudiosos de Cuba'', declaró Marifeli Pérez-Stable, profesora de Sociología de la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

La casa de Herrera en Coral Gables era en realidad la sede del IEC, su principal legado, fundado en 1969, ocho años después de llegar de Cuba. A través del instituto Herrera fomentó el contacto entre jóvenes académicos cubanoamericanos y los ayudó a avanzar en sus carreras. Algunos de ellos se convirtieron en prominentes expertos sobre el tema cubano.

"María Cristina dedicó su vida entera a la idea de que se podía tener una discusión civilizada entre cubanos'', dijo Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de Economía de la Universidad de Pittsburgh. "Creía que podría haber una solución dialogada para el caso de Cuba. Tengo una enorme admiración por ella y creo que es insustituible''.

En 1978, Herrera estuvo entre los exiliados que viajaron a Cuba para participar en conversaciones con el gobernante Fidel Castro. Estos contactos, organizados por las autoridades de la isla, llevaron a la liberación de 3,000 prisioneros políticos y a la autorización de los viajes de los exiliados para visitar a sus familias.

Estos encuentros fueron severamente criticados en amplios sectores del exilio. Juan Clark, profesor de Sociología del Miami-Dade College, dijo en 1984 que algunos miembros del IEC eran casi "colaboracionistas'' del régimen cubano.

En 1988, una bomba explotó de madrugada afuera de la casa de Herrera. Un grupo autodenominado Alianza de Cubanos Intransigentes llamó a una estación de radio en Miami y se responsabilizó del ataque. No hubo heridos.

De 1970 al 2003, Herrera enseñó una variedad cursos en Sicología y Ciencias Sociales en Miami-Dade College. Después de jubilarse, volvió a enseñar allí Sicología del 2004 al 2005.

"Perteneció a la estirpe de los buenos profesores: inconforme, tenaz, abierta a todas las ideas'', afirmó el Dr. Eduardo Padrón, presidente del Miami-Dade College. ‘‘Fue un honor para Miami-Dade College contar con su sabiduría en nuestras aulas. Enseñar y Cuba, su país natal, fueron sus obsesiones y venció todos los obstáculos físicos, y a veces políticos, para hacer llegar sus conocimientos y el mensaje de concordia que tan necesario se hace en estos tiempos''.

Herrera nació en Santiago de Cuba en 1934. Su padre era dueño de una plantación de caña y su madre trabajaba en la casa. Su nacimiento causó felicidad y consternación al mismo tiempo al diagnosticársele una parálisis cerebral, según un artículo biográfico escrito por Pérez-Stable.

"Los doctores ofrecían poca esperanza para la bebita que pesaba una libra y media'', escribió Pérez-Stable. "Estaban equivocados''.

Nunca pudo caminar bien. Ya exiliada, utilizó un andador y luego una silla de ruedas motorizada. Años más tarde, requirió continua atención médica en su casa.

En 1959 apoyó a la revolución cubana. Pero pronto, como muchos otros miles de cubanos, se desilusionó con el proceso y salió con su familia para Estados Unidos en 1961. Asistió a la Universidad Católica en Washington, D.C., y en 1968 obtuvo un doctorado en Educación Internacional Comparativa. Se estableció en Miami en 1970.

Desde entonces, comenzó a organizar en su casa con frecuencia reuniones, tertulias y seminarios del instituto.

"Tenía contactos con todo el mundo, nos ayudó a muchos de nosotros a conocer a colegas durante sus frecuentes reuniones académicas e intelectuales en su casa'', comentó Pérez-Stable. "Yo nunca había conocido a nadie como María Cristina''.

Lisandro Pérez, ex director del Instituto de Investigaciones Cubanas de FIU, recordó que tales reuniones eran desafíos intelectuales que ofrecían nueva información sobre Cuba.

"Su casa era como un salón literario e intelectual donde los académicos se congregaban para hablar abiertamente sobre los asuntos de Cuba'', comentó Pérez.

Gustavo Godoy, periodista y ejecutivo de medios, alabó los esfuerzos de Herrera por unir a los exiliados.

"Tenía un verdadero y desinteresado amor por Cuba y la unificación de todos los cubanos'', amplió Godoy.

Emilio Cueto, abogado en Washington, D.C., dijo que siempre recuerda a Herrera como una persona de "visión y tenacidad''.

Parte fundamental en la vida de Herrera era su preocupación por el papel de la Iglesia Católica en el futuro de la isla. En ocasiones, sirvió como enlace entre la Iglesia cubana y funcionarios eclesiásticos en Miami. En febrero del 2008, fue moderadora de una discusión sobre la Iglesia cubana durante una conferencia de dos días en FIU.

Uno de los participantes de la conferencia fue el sacerdote José Conrado Rodríguez, una de las figuras católicas de la isla que ha mantenido una abierta actitud crítica contra el gobierno de más de medio siglo de los hermanos Castro. Su parroquia en Santiago de Cuba había sido blanco de una redada de la Seguridad del Estado en diciembre del 2007.

"María Cristina ha sido no sólo una de mis mejores amigas, sino una verdadera hermana'', afirmó Rodríguez el viernes en una entrevista telefónica. "Compartió conmigo sus experiencias vitales más profundas. Fue un ejemplo desde su misma vida. Tuvo una capacidad extraordinaria de hacer frente al dolor y la limitación para convertir su vida en un verdadero regalo para los demás''.

Los arreglos funerarios de Herrera están pendientes. La sobreviven varios sobrinos.

El redactor Juan Carlos Chávez contribuyó a este informe.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/07/02/758266_p2/muere-fundadora-del-instituto.html#ixzz0sbx7aNDW



Última actualización el Sábado, 03 de Julio de 2010 09:53
 
Colapso (en Cuba) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 28 de Junio de 2010 21:52

Por: Martha Beatriz Roque Cabello

No hay que ser economista, ni siquiera entendido en la materia, un simple observador de la vida del país sabe que si hay recursos desempleados, tales como: trabajadores, fábricas y tierras ociosas, la economía no se encuentra en el límite de posibilidades de producción sino en algún punto situado por debajo. Si a esto se añade el descontrol, se obtiene una fórmula de ineficiencia y retroceso, que es la que impera en estos momentos en la isla. El actual gobierno, debido a la intervención estatal, no ha sido capaz de construir un sistema económico eficiente, ya que no considera necesario –entre otras cosas- las recompensas para estimular a los trabajadores, sólo quiere mantenerse en el poder a través de la “ideología” mediatizada e impuesta desde los primeros años de la infancia.

La semana que recién termina ha estado caracterizada por la insistencia en el ahorro

-como si fuera la solución de los problemas- el incremento en los apagones; la escasez de agua y la falta de alimentos, no sólo en los establecimientos de venta, sino también en los hogares.

 

Un país que hasta hace poco se regodeaba en la idea de tener tecnología de punta para la salud pública, hoy aboga porque el examen clínico supla cualquier carencia o evite todo gasto innecesario de recursos, para que no exista tanta dependencia de las tecnologías de diagnóstico, como premisa del sistema de salud. Se plantea un ahorro en el expendio desmedido de recetas médicas y en el uso de análisis complementarios innecesarios.

 

Las determinaciones de cambio que se supone que tome el gobierno para solucionar la crisis, están todavía en alguna gaveta. Aunque todos están conscientes que los tiempos exigen mayor rapidez en la toma de medidas, las decisiones se tornan extremadamente lentas, y por otro lado, algún asesor gubernamental -de los que le serruchan las patas a la mesa- ha propuesto en medio de esta crisis cambios en la División Político Administrativa del país, que vendrán a complicar aún más la situación de los empleos sin productividad alguna, dividiendo provincias y haciendo nuevos municipios, con la creación de más estructuras administrativas, que solo servirán para incrementar la ineficiencia. No existe la menor idea de que antes se pudieran realizar análisis de riesgos, para ver si esta nueva organización traerá factibilidad y beneficio económico.

 

Como algo adicional, que aumenta el daño irreversible por el que está pasando la economía del país, se encuentra el descontrol existente en las empresas. Los resultados de cualquier auditoría, ya sea nacional o provincial, cuando se publican en la prensa, son desastrosos. Y como solución: la aplicación de medidas disciplinarias.

 

La Contralora General de la República quiere que se a estas alturas, se comprenda la necesidad del control para alcanzar una mayor eficiencia económica. Sin embargo las empresas y unidades presupuestadas carecen de asesoramiento, de sistemas de contabilidad coherentes a la actividad que realizan y sobre todo de información documental que les permita realizar consultas, en un país en que la mayoría de las transacciones comerciales se consideran delitos, porque violan algo establecido

 

Sigue siendo la estación estival la gran preocupación del gobierno, se ha convocado incluso a utilizar de manera sistemática y óptima el talento artístico en los territorios, para proponer una programación cultural atractiva y diversa que permita que la gente esté ocupada durante el verano, que se presenta difícil para las autoridades. Se le da gran importancia al hecho de que en tiempos de crisis económica, haya que sostener la vida cultural con soluciones creativas, de modo que se consiga satisfacer plenamente las necesidades espirituales de la población

 

Sin embargo, en estos momentos los pocos estímulos que tenían los trabajadores, tales como casas en la playa, equipos electrodomésticos, etc., están eliminados, pues se lucha “contra las gratuidades”, esas mismas que se impusieron como línea de trabajo durante tantos años. Se habla de ellas como si no se supiera quién las inventó.

 

Por su parte los trabajadores se separan cada vez más de la línea gubernamental, tratando de resolver sus problemas del día a día y dejando de asistir a las llamadas Asambleas de los Trabajadores, que en algunos centros laborales ni se efectúan; y eso que en diciembre del 2004, cuando se llevó a cabo el XV Pleno del comité Nacional de la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), se dieron las orientaciones para potenciar el sistema de Asambleas, lo que demuestra que todas estas actividades de las organizaciones de masas e incluso del Partido Comunista, se quedan en los acuerdos.

 

Cada vez que se hace un análisis de la situación económica y social del país, resulta peor en sus resultados que el anterior, la gerontocracia se empeña en mantener la línea dura de extremo, que sin lugar a dudas hará colapsar en cualquier momento el país. Aquellos que administran los recursos del Estado, a nombre de los gobernantes totalitarios, no tienen en cuenta que deben preservarlos y mucho menos la forma de emplearlos en beneficio de la sociedad.

 

 

Ciudad de La Habana, 28 de junio de 2010.

 

Última actualización el Lunes, 28 de Junio de 2010 21:58
 
«InicioPrev1751175217531754175517561757175817591760PróximoFin»

Página 1757 de 1812