El cubanoamericano Mauricio Claver-Carone es el nuevo asesor de Trump para Latinoamérica

Mauricio Claver-Carone, un abogado conocido en Washington por su defensa del embargo a Cuba ...

Casi 3.000 exguerrilleros de las FARC vuelven a las armas, dice 'The New York Times'

Cientos de exguerrilleros de las FARC se han rearmado como disidentes tras la ...

Los acuerdos de Maduro en China despiertan una nueva controversia entre Gobierno y oposición

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, recibió este el apoyo del gobernante Partido ...

Los líderes de ambas Coreas firman una declaración conjunta que favorece la desnuclearización

Los líderes de las dos Coreas, Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, y ...

Ibope: Bolsonaro vai a 28% e Haddad, com salto a 19%, se isola em segundo lugar

Pesquisa Ibope divulgada nesta terça-feira, 18, mostrou um salto de 11 pontos ...

Notícias: Cuba
El Papa propone diálogo a Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 23 de Marzo de 2012 23:45

El Papa denuncia ‘las mentiras’ del narcotráfico y propone diálogo a Cuba

AFP

El papa Benedicto XVI exhortó a “desenmascarar el mal y la mentira” del narcotráfico en México y expresó su voluntad de ayudar a “entablar un diálogo constructivo” en Cuba, en el avión en el que emprendió este viernes una gira que lo llevará a esos dos países.

“El problema del narcotráfico y la violencia es una gran responsabilidad para la Iglesia de este país con 80% de católicos”, subrayó el Papa al responder a preguntas de periodistas sobre la primera escala de su gira en México.

El Pontífice exhortó asimismo a “desenmascarar las falsas promesas y las mentiras” de los narcotraficantes, algunos de los cuales dicen ser católicos.

Hay que “hacer todo lo posible contra este mal destructor de nuestra juventud”, insistió, ante la gravedad de la guerra entre carteles de narcotraficantes, que se cobró unas 50.000 vidas en los últimos cinco años en ese país limítrofe con Estados Unidos, uno de los mayores mercados de la droga.

“Comparto las dichas y las esperanzas de los mexicanos, así como sus angustias y sus duelos”, agregó.

Benedicto XVI denunció además la “idolatría del dinero que convierte a los hombres en esclavos” y exhortó a la Iglesia a “hacer todo lo posible contra este mal destructor de nuestra juventud”.

“Nuestra gran responsabilidad es educar las conciencias, educar la responsabilidad moral”, subrayó.

“El hombre necesita de infinito. Si Dios no es el infinito, el hombre se creará sus propios paraísos, una apariencia de infinito. Tenemos que hacer todo lo posible para desenmascarar el mal”, prosiguió.

Al referirse a Cuba, un país comunista donde el 10% de la población se reivindica católica, el Papa afirmó que la ideología marxista “no responde ya a la realidad” y que “conviene hallar nuevos modelos”.

Destacó la voluntad de los católicos “de ayudar a un diálogo constructivo para evitar los traumas”, en momentos en que la Iglesia cubana se ha convertido en interlocutor político de las autoridades de la isla.

“Es evidente que la Iglesia está siempre del lado de la libertad de conciencia, de la libertad de religión”, subrayó Benedicto XVI, y aseguró que actualmente en Cuba “los fieles católicos contribuyen a avanzar por esa senda”.

El pontífice aseguró que su visita a Cuba tenía “una absoluta continuidad” con la de su predecesor Juan Pablo II, y citó la exhortación que este último realizó al pisar suelo cubano en enero de 1998, sobre la necesidad de que “Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba”.

“Estas palabras siguen siendo muy actuales”, dijo Benedicto XVI, a propósito de aquel viaje que supuso un deshielo en las relaciones entre la Iglesia católica y el régimen cubano.

La Iglesia cubana, que durante cuarenta años tuvo numerosos encontronazos con la revolución de Fidel Castro, muestra en los últimos años una voluntad de participar en la modernización política del país, y el Gobierno le concede a cambio mayor campo para sus prácticas religiosas y su acción social.

Benedicto XVI se abstuvo de responder directamente a una pregunta sobre la “Teología de la Liberación” y su prédica en favor de los pobres, pero consideró que la Iglesia “debe preguntarse si hace lo suficiente por la justicia social en ese gran continente” que es América Latina.

Pero “la Iglesia no es un poder político ni un partido; es una realidad moral que debe preguntarse lo que tiene o lo que no tiene que hacer”, precisó.

Y “su primer deber es educar las conciencias en la ética individual y en la ética pública”, recalcó, llamando a “hallar una moral racional aceptable para todos, incluyendo a los no creyentes”.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/03/23/1158993/el-papa-denuncia-las-mentiras.html#storylink=cpy

 
Cuba: Desalojados "occupy" Iglesias PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 16 de Marzo de 2012 16:34

Los 13 opositores que ocupaban el Santuario y Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad en La Habana fueron desalojados por efectivos del régimen en la noche de este jueves, informaron fuentes de la disidencia interna.

El desalojo se produjo tras una petición del cardenal Jaime Ortega a las autoridades, confirmó en un comunicado el Arzobispado de La Habana, cuya versión de los hechos difiere de la relatada por los opositores.

Roberto de Jesús Guerra Pérez, director de la agencia de prensa independiente Hablemos Press, dijo en un mensaje publicado en la plataforma Háblalo sin Miedo que los disidentes, miembros del Partido Republicano de Cuba (PRC), fueron "golpeados y arrastrados".

Uno de los opositores que se encontraba dentro del templo dijo que el desalojo lo realizaron "la policía política y brigadas antimotines", reportó Guerra.

La bloguera Yoani Sánchez informó a través del su cuenta en Twitter que unos 50 efectivos, mujeres y hombres, participaron en el operativo.

"Estoy impactada", dijo Niola Camila Araujo, una de las ocupantes del templo, en declaraciones a Radio Martí. "Fue una pesadilla".

Araujo dijo estaba acostada en un banco de la iglesia porque se sentía mal cuando vio aparecer "aquellas cámaras infrarrojas, aquellas mujeres con aquellos chalecos y guantes negros".

"Me decían 'no te alteres, no te vamos a dar golpes' (…) Nos tiramos al piso, nos encadenamos y ahí ya nos arrastraron", relató.

"Fuimos sacados brutalmente del templo", aseguró Emilio Torres Pérez. "Nos han amenazado hasta con la muerte".

Otro miembro del grupo, Roniel Valentín Aguillón, dijo que fueron trasladados a una unidad de la Policía en el municipio Cerro.

"Nos hicieron miles de pruebas, como si fuéramos asesinos, nos tomaron huellas, nos cortaron pelo, tomaron muestras de orine, nos pesaron, nos tiraron fotos", cogieron muestras "de sudor de las partes de uno, a las mujeres las desnudaron", denunció.

El Arzobispado de La Habana confirmó en una nota de prensa firmada por su portavoz, Orlando Márquez, que el desalojo se produjo después de que el cardenal Jaime Ortega pidiera a las autoridades que "invitaran" a los ocupantes a "abandonar" el templo.

La versión del Arzobispado

La versión del Arzobispado señala que "la acción de poner fin a la ocupación (…) duró menos de diez minutos".

"Los trece ocupantes fueron invitados a salir del templo y no ofrecieron resistencia. Los agentes que ejecutaron la operación habían asegurado a la Iglesia que no portarían armas, que trasladarían inicialmente a las trece personas a una unidad policial y que después los llevarían a sus casas. Igualmente aseguraron que no serían procesados por este hecho", dijo la Iglesia en su nota, publicada por el diario oficial Granma, órgano del Partido Comunista.

Afirmó que los 13 activistas llevaban 48 horas, de forma "ininterrumpida y no autorizada" en el templo y relató las conversaciones de miembros del Arzobispado con los disientes para que abandonaran el lugar.

"No faltó tampoco la exhortación de los fieles católicos, quienes no han podido escuchar misa los días miércoles y jueves (…) La respuesta del grupo siempre fue negativa", dijo la Iglesia.

"Por este motivo, en uso de la autoridad y facultad que le compete, el cardenal Jaime Ortega se dirigió a las autoridades correspondientes para que invitaran a los ocupantes a abandonar el Santuario y Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad en La Habana. Se tuvo en cuenta, además, la propuesta de los mismos ocupantes de ser visitados directamente por las autoridades para recibir garantía de su seguridad. Esta solicitud del cardenal Ortega a las autoridades reiteraba salvaguardar la integridad de estas personas", indicó el Arzobispado en su nota.

"Se pone fin así, a una crisis que no debió nunca producirse. La Iglesia confía que hechos semejantes no se repitan y que la armonía que todos anhelamos pueda realmente alcanzarse", concluyó.

Los opositores se habían encerrado el templo para pedir que el papa Benedicto XVI intercediera durante su próximo viaje a Cuba para que sus demandas políticas fueran escuchadas.

También que la Iglesia Católica mediara por el inicio de un diálogo entre el Gobierno, la oposición interna y algunos movimientos del exilio para propiciar una apertura democrática en el país, informó EFE citando al líder del Partido Republicano de Cuba, Vladimir Calderón.

Los miembros del PRC intentaron acciones similares en iglesias de varias provincias, en las cuales entregaron una carta con sus demandas.

En un comunicado anterior, publicado también por la prensa oficial de la Isla, el Arzobispado de La Habana consideró que se trató de una "estrategia (…) con el propósito de crear situaciones críticas a medida que se acerca la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba".

Además, calificó la ocupación del templo de La Habana de "acto ilegítimo e irresponsable".

Desacuerdos en la disidencia

El encierro en el templo había sido desaprobado por varios sectores de la disidencia interna; entre ellos, las Damas de Blanco.

"Respetamos el accionar de esas personas (...) pero no es la línea de las Damas de Blanco", dijo el jueves a la AFP la líder de ese grupo, Berta Soler.

"Es una manera de lucha, no los conozco, pero les aconsejo que tengan cuidado con realizar algún tipo de provocación que pueda perjudicar la credibilidad de la oposición pacífica de Cuba", afirmó por su parte Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo.

"No estamos de acuerdo con que se tomen instituciones religiosas, no es lugar adecuado para ese tipo de pronunciamiento", declaró exprisionero político José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba. No obstante consideró que detrás de la protesta había "también responsabilidad de la Iglesia, por descuidar su labor en defensa de los oprimidos".

Tomado del DIARIO DE CUBA

Última actualización el Viernes, 16 de Marzo de 2012 16:38
 
La Iglesia somos todos los bautizados PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 14 de Marzo de 2012 09:09

 

La Iglesia somos todos los bautizados

Jorge Hernández Fonseca

 

Siempre es particularmente doloroso escribir un análisis crítico sobre la jerarquía de la Iglesia a la que pertenecemos. Pero cuando se quiere dar al César lo que es de Dios, y se pretende además dar a Dios lo que le corresponde al César, resulta absolutamente necesario intervenir.

 

La Iglesia Católica no es el conjunto de los cardenales, obispos y demás autoridades eclesiásticas, como asumen equivocadamente quienes así se expresan. La Iglesia es el conjunto de todos los fieles bautizados, sobre todo dentro la Iglesia Católica Apostólica y Romana --por definición de fe-- a partir de lo cual, el resto de las Iglesias cristianas adoptó similar concepto.

 

Adicionalmente, de la misma forma que la Iglesia Católica Apostólica y Romana no está solamente en Roma, la Iglesia Católica Cubana no está solamente en Cuba; está también en el destierro y en el exilio forzoso, porque el cuerpo de la Iglesia no es conformado solamente por los residentes en la isla, sino también –sobre todo-- por los que, por razones políticas --en parte asociadas a la religión que profesan-- no pueden regresar a vivir su fe libremente en Cuba.

 

Los que en los años 60 del siglo pasado militaron en las filas de la Juventud Católica Cubana y otras organizaciones juveniles religiosas, de alguna forma u otra fueron envueltos en la lucha frontal contra la dictadura comunista que se apoderó del poder político cubano, básicamente por su condición de católicos militantes. En la época --todos lo recordamos-- una facción de la jerarquía católica de entonces decidió abdicar de ciertos principios y asumir un papel “neutral” en medio de la guerra civil que se escenificó en la isla entre demócratas y autócratas, que dejó miles de fusilados, cientos de miles de presos y una diáspora de lo mejor de la juventud cubana de entonces, muchos de ellos católicos.

 

No voy a caer en la tentación de atacar directa o indirectamente al Cardenal Ortega o a cualquier autoridad eclesiástica. Son autoridades a las que los católicos debemos respeto y atención en los aspectos doctrinales y de fe. ¡Dios los bendiga! y los perdone en sus faltas.

 

Sin embargo, en los aspectos que tienen que ver con el futuro de nuestra Iglesia dentro de la isla y en los asociados al futuro político de la Nueva Cuba, me resulta indispensable decirle a la jerarquía católica actual --desde mi libertad política y de conciencia exiliada-- que Uds. reeditan con sus palabras y obras (en el campo político, en el campo ético y en el campo moral) a la anti-cubana y nefasta jerarquía católica de la colonia española del Siglo XIX. Su papel actual en estos campos es destructivo para el futuro de la fe católica cubana en la isla y de franco apoyo a una dictadura totalitaria que ha sido el peor azote de la Nación cubana desde sus orígenes.

 

Destructivo para la Iglesia Católica Cubana del futuro de la isla porque, ¿con qué moral la Iglesia Católica convocaría a los fieles cubanos cuando la dictadura finalmente se desplome? carcomida por sus crímenes, engaños y crueldad para con su pueblo. Y destructivo adicionalmente por convertirse ahora --al final del largo camino y casi llegando al final del túnel-- en una fuerza de apoyo al raulato que reprime e incita hordas bárbaras contra gentes pacíficas y mujeres indefensas.

 

Desde estas páginas mi admiración a aquellos sacerdotes y autoridades católicas que en Cuba se sacrifican por su pueblo en esta hora tan negra. Adicionalmente mis oraciones para el perdón de aquellas autoridades que le fallan a su pueblo poniéndose del lado del más fuerte; pero también mi desprecio para aquellos de conscientemente ayudan a continuar oprimiendo.

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

 
Intereses políticos tras visita papal PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 19 de Marzo de 2012 09:23

Blanca Ruiz Anton

Para El Nuevo Herald

Ciudad del Vaticano -- Cuando un Papa viaja a un país invitado por los obispos de esa nación se considera como una visita apostólica o pastoral. Pero en cada una de estas visitas se pone en marcha una maquinaria de intereses políticos que va más allá de reforzar la fe del pueblo que funge como anfitrión.

Desde el 26 al 28 de marzo, Benedicto XVI pisará suelo cubano. Y desde hace meses, los intereses pastorales y políticos de la visita no han faltado en las consideraciones sobre lo que será la segunda visita Papal a Cuba

“Esta es una visita apostólica y como tal debemos recibirla”, aseguró Eduardo Delgado Bermúdez, embajador de Cuba ante la Santa Sede en un cuestionario respondido por escrito. “Sin lugar a dudas tendrá un gran significado para nuestro pueblo”.

El cardenal Marc Ouellet, presidente de la Comisión para América Latina, aseguró en una entrevista en L’Osservatore Romano, el periódico del Vaticano, que “el principal objetivo de la visita del Papa a la isla caribeña es el de reforzar la fe de sus habitantes y quien piense lo contrario se equivoca”.

No se trata de una simple visita de un líder religioso a una isla cualquiera. Cuba es un país muy particular. Su gobierno, dirigido por el Partido Comunista, fue oficialmente ateo hasta 1992 y todavía impone límites a las iglesias, especialmente a la católica. De hecho, no hay hospitales o escuelas católicas en la isla.

Disidentes cubanos que han pedido reunirse con Benedicto XVI aseguran que “tienen miedo de que la visita sea manipulada y sirva como una legitimación del poder actual”. Pero dentro de la apretada agenda que Benedicto XVI llevará en la isla es muy poco probable, casi imposible, que incluya un encuentro con este grupo.

Delgado asegura que “no está previsto ese encuentro” porque “en Cuba no hay disidentes, hay personas que utilizan ese calificativo para encubrir que realmente son asalariados del gobierno de los Estados Unidos en su política contra Cuba”.

Tomás Moreno Fernández, profesor emérito de Historia de la Universidad de Granada en España, asegura que la decisión de Cuba de liberar a casi 3,000 presos en diciembre, poco después de que Benedicto anunciara su viaje a Cuba, fue “una muestra de buena voluntad por parte del gobierno cubano ante el próximo viaje”.

No se espera que Benedicto condene el embargo de Estados Unidos contra Cuba, tal como lo hizo Juan Pablo II durante su visita de cinco días en 1998. Las pocas declaraciones sobre el embargo que ha hecho Benedicto XVI se dieron el 10 de diciembre del 2009, cuando recibió por primera vez a Delgado, entonces recién nombrado embajador en Roma. En ese encuentro con Delgado, Ratzinger declaró : “Como otros muchos países, su Patria sufre también las consecuencias de la grave crisis mundial que, añadida a los devastadores efectos de los desastres naturales y al embargo económico, golpea de manera especial a las personas y familias más pobres”.

No se espera que el tímido Benedicto, cuyo carácter es radicalmente distinto al del carismático Juan Pablo II, se pronuncie en detalle sobre la política de la isla ni tampoco sobre el caso de Alan Gross, un subcontratista del gobierno de Estados Unidos encarcelado en La Habana desde diciembre del 2009.

Moreno aseguró que sin duda “el mensaje del Papa en la isla apelará al respeto de los derechos humanos. Y esa llamada siempre demanda y exige algún tipo de respuesta positiva por parte de las autoridades cubanas”.

“El Papa y la Iglesia con esta visita no tratan de legitimar un régimen político, sino de ayudar al pueblo cubano a poner las bases para facilitar su progresiva adaptación a unos cambios políticos, sociales y económicos que ya se prevén como ineludibles”, aseguró Moreno.

Hasta ahora ni el Vaticano ni la Iglesia cubana han hecho ninguna petición particular como contrapartida al gobierno de la isla. Pero sin duda sería el momento de conseguir algo más que una foto histórica, posiblemente algunos avances a la libertad de culto, más acceso de la Iglesia a los medios de comunicación, escuelas católicas o la liberación de otros presos políticos.

Delgado afirmó que en “Estados Unidos hay muchos cubanos que estoy seguro aprecian esta visita como un hecho positivo”.

Sobre aquellos que están en desacuerdo con la visita, agregó que “están inspirados en el odio y en la frustración”.

Alfonso Giordano, profesor adjunto del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Libre Internacional de Estudios Sociales Giudo Carli, de Roma, indicó que no cree que quienes no están de acuerdo con esta visita tengan odio en su corazón.

“Sencillamente no les parece bien este viaje. Con estas declaraciones el embajador de Cuba está haciendo precisamente su trabajo de embajador de un país comunista”, aseguró.

Tras la visita de Juan Pablo II en 1998 hubo algunos avances. La celebración del 25 de diciembre como Navidad se hizo oficial, se concedieron permisos para el ingreso de sacerdotes y miembros extranjeros de órdenes religiosas. También se autorizó la restauración de templos y otras instalaciones.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/03/17/v-fullstory/1155672/intereses-politicos-tras-visita.html#storylink=cpy

 
Opositores ocupan iglesias en Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 15 de Marzo de 2012 20:39

LA HABANA, Cuba, marzo (Aini Martín Valero, Joel Lázaro Carbonell, agencias) www.cubanet.org – Varios miembros del ilegal  Partido Republicano de Cuba (PRC) tomaron desde el martes varias iglesias diversas ciudades de la isla con el fin de llamar la atención para que el papa Benedicto XVI  se reúna con la oposición durante su visita a Cuba el próximo  26 de marzo.

Según reportes de Martí Noticias, los opositores ocupan en este momento la Iglesia de La Caridad, en La Habana; la Iglesia San Isidoro, en Holguín; la Iglesia San Jerónimo, en Las Tunas, así como otras dos iglesias en Santiago de Cuba y Pinar del Río.

Vladimir Calederón Frías, presidente del PRC, declaró que algunos representantes del cardenal Jaime Ortega Alamino han hecho contacto con ellos y que “hemos tenido algunos altercados. Ellos nos amenazaron con que iba a venir la policía y nos iba a sacar a la fuerza con la policía política”.
“Queremos un nuevo Gobierno, queremos nuestros derechos (…) exigimos la libertad sin condiciones de los presos políticos, que cese la represión a opositores al régimen, aumento de los salarios y pensiones a retirados acorde con el costo de la vida actual”, son algunas de las demandas que exige la organización opositora, que reprodujo Martí Noticias.

“Ahí están, han presentado una carta a la Iglesia y están esperando respuesta. Ya saldrán” (en algún momento), dijo a la Agencia France Presse el sacerdote Roberto Betancourt, párroco de la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad, en Centro Habana.

Los activistas del  PRC que están dentro de la iglesia en la capital cubana son:

Josiel Díaz Piloto, Emilio Torres Pérez, Miguel López Santos, Orlando Corzo González, Pastor Pérez Sánchez, Ferd Calderón Muñoz, Roniel Valentín Aguillón y Vladimir Calderón Frías. Junto a ellos se encuentran las integrantes de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR), Yenifer de La Caridad Hernández Piloto, Deixis Ponce Arencibia, Yudit Ferrer Segura, Madelaine Caraballo Betancourt y Niola Araujo.

Julio Beltrán Iglesias, Director Provincial del PRC en La Habana y además el Director de Ética a Nivel Nacional de esa organización, dijo que los amotinados en la Iglesia de la Caridad están realizando la protesta para que el Benedicto XVI dialogue con la oposición y para que cese la represión contra la oposición.

El monseñor Suarez Polcarí habló con los amotinados, pero hasta el momento no se ha llegado a un acuerdo. Se supo que los activistas continuaban  dentro del recinto santuario en la tarde del miércoles  y  que este permanece rodeado por la Seguridad del Estado y por miembros de la Policía Nacional Revolucionaria.

Se ha intentado contactar a algunas de las personas en el interior la Iglesia de la Caridad en La Habana, pero al parecer sus teléfonos celulares  fueron bloqueados.

 
«InicioPrev1661166216631664166516661667166816691670PróximoFin»

Página 1669 de 1705