El artivista cubano Otero Alcántara está débil en prisión tras suspender la huelga de hambre

El artivista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los líderes del Movimiento ...

Una investigación reveló que las disidencias de las FARC crecen y se extienden rápidamente sobre ter

“Las células de las ex FARC están fuertemente arraigadas en las minas ...

La Organización Mundial de la Salud confirmó que hay un brote de fiebre amarilla en Venezuela

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó hoy de un brote ...

Al menos seis muertos durante una protesta convocada por Hezbollah contra un juez en Beirut

Al menos seis personas murieron hoy y otras 30 resultaron heridas en ...

Como cientistas conseguiram resolver enigma de epidemia que deixou 50 mil cubanos com problemas de v

Enquanto Cuba enfrentava uma grave crise econômica no início da década de ...

Artigos: Mundo
La seguridad de América PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Jueves, 03 de Junio de 2010 13:07

Por GRUPO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS

La flotilla pro-islamista con destino Gaza ha quitado actualidad a la recién aprobaba nueva Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Aquella que según todos los medios reniega de la doctrina del anterior presidente norteamericano. Un informe en el que este conflicto –el árabe-israelí– aparece como una de las preocupaciones de Washington y en el que se apuesta –al igual que Bush– por la creación de un Estado palestino pero, eso sí, sin decir en ningún momento que éste deba regirse por los principios democráticos. Es ésta una característica del nuevo informe estratégico. Que tomen nota los admiradores de Obama porque democracia, derechos humanos y libertad (¿Alguien recuerda cuántas veces aparecía el término liberty en la estrategia de Bush de 2006?) aparecen en un segundo plano en la nueva estrategia de seguridad nacional. El texto incluso reitera el deseo de Obama de cerrar la prisión de Guantánamo pero sin ofrecer plazos o detalles. Porque las prioridades son otras y además coinciden con las de las estrategias de 2002 y 2006 aprobadas bajo el mandato del terrible Bush: actuar contra la proliferación de armas de destrucción masiva (en especial las nucleares) e interferir, desmantelar y derrotar a Al Qaeda y a toda su red de organizaciones simpatizantes, cuyo principales frente está hoy en Afganistán y Pakistán.

Y más puntos en común. Ambos apuestan por reforzar las alianzas con los países amigos –aunque Obama también quiere establecer vínculos de cooperación con poderes emergentes como China, India, o Brasil–, reconocen que la lucha contra las actuales amenazas requiera algo más que recursos militares, se reservan el derecho a actuar de forma unilateral si fuera necesario para defender la nación y sus intereses, y reconocen el liderazgo de Estados Unidos en la seguridad global.

Obama, sin embargo, también aporta sus nuevos enfoques: énfasis en la necesidad de prevenir actos terroristas perpetrados por ciudadanos norteamericanos o extranjeros que se encuentren en territorio de Estados Unidos, tal como ha ocurrido recientemente, así como un amplia sección dedicada a la conexión entre seguridad nacional y las políticas domésticas sociales y económicas. Bastante lógico puesto que desde 2006 –cuando se publicó la última estrategia de seguridad– el mayor cambio y un reto determinante en EEUU y el mundo ha sido la crisis económica.

Pero la principal diferencia de Obama con las estrategias anteriores radica en el tono del informe, en general menos firme, más lánguido y ambiguo. Bush abría su última estrategia diciendo que Estados Unidos estaba en guerra, mientras que Obama afirma en las primeras líneas del nuevo texto que Estados Unidos está en un momento de transición. Bush hablaba de lucha contra el terror y contra militantes radicales islámicos mientras que Obama rechaza tales términos porque, como explica la Casa Blanca, el terrorismo es una táctica y no un enemigo. Sin embargo, dice que la guerra es contra Al Qaeda y sus afines, al fin y al cabo terroristas que persiguen atacar a Estados Unidos y sus socios. Y cosas que se deja en el tintero como Venezuela, la conquista de "los corazones y la mentes" o el antiamericanismo rampante.

Lo que va a importar de ahora en adelante es la puesta en práctica de la nueva estrategia, y más concretamente en los casos de Irán y Corea del Norte. Así podremos comparar la retórica de Obama con la realidad.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.
Última actualización el Jueves, 03 de Junio de 2010 13:09
 
Los dos miedos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 30 de Mayo de 2010 22:11

Poe CARLOS ALBERTO MONTANER

Vivo entre dos mundos. Vivo entre dos miedos. En uno, en Europa, donde paso buena parte del año, formo parte de los atemorizados. En el otro, en Estados Unidos, pertenezco a los que atemorizan. Me explico: en Europa, la corriente principal de la sociedad o mainstream sufre atormentada por la creciente presencia de personas de religión islámica.

Cincuenta y cuatro millones de musulmanes viven en Europa. Según afirma el parlamentario holandés Geert Wilders, en sólo 12 años el 25 por ciento de la población europea será mahometana. Esa ya es la proporción en varias ciudades: Amsterdam en Holanda, Marsella en Francia y Malmo en Suecia. De acuerdo con la proyección demográfica, a fines del siglo XXI, impulsados por una tasa de natalidad mucho más intensa, quienes se identifican con el Islam serán mayoría en el Viejo Continente.

En Europa se les atribuye a estas personas, especialmente a las de origen árabe, una frágil identidad cívica y un débil arraigo nacional. De acuerdo con el Pew Research Center, la mitad de los musulmanes radicados en Francia, muchos de ellos nacidos allí, aseguran que su lealtad religiosa es más poderosa que la que los vincula a la nación a la que pertenecen. Otra institución citada por Wilders, el British Centre for Social Cohesion, afirma que en Gran Bretaña una tercera parte de los estudiantes desearía que el mundo viviera bajo la autoridad de un califato.

A numerosos europeos les molestan las mujeres con velo o burka, los guetos excluyentes, la proliferación de las mezquitas, el antifeminismo, la intolerancia inherentes al Corán y el sordo respaldo al terrorismo islámico: un tercio de los musulmanes franceses no rechazan a los terroristas suicidas. A muchos europeos, además, les irrita no poder exhibir su enojo con la situación porque la ``corrección política'', en nombre del multiculturalismo, exige mostrar una risueña indiferencia ante esta minoría.

¿Qué temen, en suma, millones de europeos? Temen que el creciente peso demográfico de un segmento étnico-cultural ajeno a la tradición y a la historia blanca y cristiana de la región, enemiga de Occidente durante el milenio medieval, acabe por convertirse en la fuerza dominante de la sociedad y termine por imponer sus valores retrógrados y su cosmovisión antiliberal.

Cruzo el Atlántico. La otra parte del año suelo pasarla en Estados Unidos. En el último viaje a Miami me recibe un letrero antihispano. Dice: ``Latinos no. Tacos no''. Han hakeado la cartelera electrónica de una autopista para escribir ese texto. La asociación entre latinos y tacos forma parte del estereotipo. La idea platónica de los hispanos es un mexicano. En Miami hay pocos mexicanos, pero la confusión es razonable: el 80 por ciento de los cuarenta y cinco millones de hispanos son mexicanos.

Muchos ``anglos'' y afroamericanos sospechan de los hispanos. Les preocupa el aumento notable de este grupo, el uso frecuente de la lengua española y las costumbres diferentes. Todos los días confirman el dictum famoso: la lengua más extendida del mundo es el broken English. Los hispanos ya constituyen la mayor minoría del país, pero en torno al 2050 será el segmento étnico mayoritario. Serán unos cien millones y habrán superado el número de anglos. Ya hay varias ciudades abrumadoramente hispanas: Miami, Hialeah, Coral Gables, El Paso, Los Angeles. Son más de veinte. Pero el dato más sobrecogedor es otro: en más de 200 ciudades norteamericanas se ha detectado la presencia mafiosa de los cárteles mexicanos con sus secuestros y crímenes.

Arizona, por su proximidad a México, es uno de esos campos de batalla. La legislación ``anti inmigrantes ilegales'' que acaba de aprobar tiene relación con estos hechos violentos, pero el espíritu de la ley (no la letra) es antihispana. Son decenas de millones los norteamericanos que silenciosamente detestan que su país cambie de perfil cultural. Algo parecido a lo que sucede en Europa con la presencia de la minoría islámica.

o estoy comparando las actitudes de los hispanos en Estados Unidos y los mahometanos en Europa. En general, los hispanos tratan de integrarse a la cultura central del país, son cristianos y no aborrecen el sistema político y económico de Estados Unidos. Al contrario: acudieron al país en busca precisamente de ese tipo de convivencia. Lo que me parece curioso es que los dos grandes centros políticos y económicos de Occidente, tanto Estados Unidos como Europa, perciban que su identidad esté en peligro. Y a lo mejor están en lo cierto: Occidente está mudando de piel. Parece que es un proceso lento, largo, muy doloroso y permeado por el miedo.

www.firmaspress.com

Última actualización el Domingo, 30 de Mayo de 2010 22:13
 
Periodismo de refrito y composición PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 02 de Mayo de 2010 13:05

Por MILAGROS PÉREZ OLIVA

Internet no sólo está cambiando los tiempos y los modos del periodismo. Está cambiando la forma de trabajar de los periodistas y hasta la relación que los lectores tienen con el diario. Desde que las redacciones se han convertido en una fuente permanente de noticias en la edición digital, la presión de la competencia se ha exacerbado y sus consecuencias van más allá del perímetro redaccional. Internet ha cambiado los parámetros de valoración de las noticias. Lo próximo ya no es un valor tan importante y lo importante ha pasado a ser algo muy relativo, que puede ser fácilmente desplazado por lo impactante. El contexto es lo que importa, y ese contexto cambia constantemente. La noticia puede saltar en cualquier comento y en cualquier lugar del mundo, de modo que todos observan a todos y no hay exclusiva que dure más de diez minutos, el tiempo que tarda en ser reproducida.

El peligro está en los encargos hechos bajo la presión del tiempo

Pero Internet también está cambiando a los lectores. Son más susceptibles y su escrutinio tiende ahora a ser más severo, entre otras cosas porque la Red les proporciona herramientas de comparación que antes no tenían. Ahora pueden examinar, indagar y comprobar fácilmente el trabajo de los periodistas. Y sacar sus propias conclusiones. Alberto Galarón me escribía el martes en tono conminatorio: "En todas las ediciones digitales es noticia que un joven antifascista le ha pegado una paliza a otro joven, del que dice que es un fascista, y le ha pegado precisamente por esa razón. Existe hasta un vídeo grabado. Pero para su periódico, esa noticia no existe. Me siento estafado". Se refería a una agresión grabada en el metro de Madrid. El lector concluía que no habíamos dado esa noticia porque el agresor era un joven antifascista. "¿Cuántas noticias me han ocultado estos años sin Internet porque no encajaban en su visión de las cosas?", preguntaba.

El lector se equivocaba. No había razones ideológicas. EL PAÍS podía haber incluido el vídeo en su web al mismo tiempo que todos los demás. Lo distribuía la agencia Europa Press por 300 euros. Pero la redacción tuvo un interesante debate al respecto: ¿era realmente noticia o sólo era noticia porque existía la grabación? ¿Era importante o sólo impactante? ¿Era puro morbo o había una historia interesante que contar a los lectores?

"Con la información que nosotros habíamos podido contrastar, no estaba claro que la agresión respondiera a una motivación política, de modo que decidimos no dar el vídeo y seguir trabajando la información", explica Borja Echevarría, subdirector al cargo de la edición digital.

En estos casos siempre es más arriesgado esperar. Lo fácil hubiera sido no hacerse preguntas y colgarlo porque en ese momento el vídeo operaba ya como un poderoso anzuelo en las ediciones digitales de la competencia. Era uno de esos temas impactantes capaces de generar mucho tráfico. Los lectores han de saber que ese tráfico se contabiliza luego en los registros de audiencia y que de esos registros depende el flujo de publicidad y sus tarifas. El rigor exigía, sin embargo, esperar. Finalmente, había una pequeña historia que explicar, y era triste: la de dos jóvenes de ideología contrapuesta que quedan para zurrarse. El vídeo se colgó, pero es un buen ejemplo de cómo la competencia no sólo presiona sobre los periodistas, sino que influye también en los lectores. Ellos también navegan por Internet, de modo que pueden comparar y hasta rastrear en los antecedentes de nuestro trabajo.Recibo con cierta frecuencia cartas de lectores sobre artículos o reportajes que consideran un flagrante plagio de otros publicados con anterioridad en otros medios, generalmente extranjeros. Examinados los casos, no he encontrado plagio, y así se lo he hecho saber, pero la insistencia en este tipo de quejas me ha llevado a observar con un poco más de detenimiento esta cuestión. Y lo que he encontrado es algo que parece molestar a los lectores tanto como el plagio, aunque no lo sea: lo que podríamos llamar periodismo de refrito y composición. Son artículos "tan inspirados" en otros, que parecen copiados.

He de decirles que este periodismo no se ejerce con la complacencia de sus autores. Al contrario, ellos son muchas veces las primeras víctimas de una presión a la que no pueden sustraerse fácilmente porque la mayoría de los aludidos son colaboradores. Les cuento el último caso. El correo que me envió demostraba que Rodrigo Calvo de Nó había hecho una investigación exhaustiva. Había encontrado primero "semejanzas flagrantes" en un artículo titulado "Michael Caine, conservador; J. K.Rowling, laborista", en el que se explicaban las preferencias políticas de los famosos británicos. "Al leerlo me ha resultado extrañamente familiar. Se debe a que un artículo muy semejante figura en el sitio web de la BBC desde hace seis días". He examinado los dos artículos, y efectivamente hay coincidencias, pero no más de las que podríamos encontrar con otras noticias publicadas en otros medios sobre el mismo tema. La autora asegura que no ha copiado. De hecho, no lo necesitaba. Ella sigue regularmente a estos personajes, los conoce bien y ha publicado incluso entrevistas a algunos de ellos.

El mismo lector señala otra coincidencia. Se trata de un artículo titulado La inteligencia es el nuevo negro y el lector observa sospechosas coincidencias con otro publicado antes en el diario Times con el título Why brainy is suddenly chic. Ambos se refieren a un nuevo centro, The School of Life, abierto en Bloomsbury (Londres) para ayudar a afrontar los malestares de la vida. En este caso, aunque muy diferente, el texto sí estuvo "inspirado" en el artículo del Times y constituye un ejemplo de periodismo realizado bajo presión. El encargo se hizo, según su autora, un viernes, cuando la escuela estaba ya cerrada, y debía publicarse el fin de semana, de modo que la pieza tuvo que elaborarse a partir de lo ya publicado y de la información que figuraba en la página web del centro.

En casos como este, mi consejo es claro: aun cuando el redactado sea diferente y se haya aportado material nuevo, si el tema se inspira en otro artículo y utiliza elementos del mismo, hay que citarlo. No es ningún deshonor. Mucho peor es la sospecha de plagio. Los lectores consideran que tienen un contrato con el diario y esperan no sólo noticias veraces y honestas; muchos esperan también textos originales y de elaboración propia.

Incluso los lectores que acceden gratuitamente al diario a través de su edición digital se consideran vinculados por este contrato implícito. Remei Capdevila, por ejemplo, me escribió en octubre desde Nueva York para advertirme de que últimamente había observado "un incremento en las noticias que aparecen publicadas en EL PAÍS uno o dos días después de que se hayan publicado en The New York Times" y con contenidos sospechosamente parecidos. Citaba tres ejemplos: un artículo sobre el proyecto del arquitecto Rafael Moneo para la Universidad de Columbia, una noticia sobre los 10 alimentos que más intoxicaciones causan en Estados Unidos, y un tema sobre los gustos musicales de Obama. En el caso de la noticia sobre Moneo, la autora citaba al diario neoyorquino y añadía incluso unas declaraciones del propio arquitecto obtenidas por teléfono. No había plagio, pero a la lectora se lo había parecido.

La mayoría de los colaboradores aludidos tienen un largo historial de artículos y reportajes concienzudamente trabajados a pie de obra, con fuentes propias y enfoques personales. Un denominador común en muchos de estos casos es, sin embargo, que se trata de encargos hechos bajo la presión de la urgencia, encargos a unos colaboradores que difícilmente pueden rechazar, porque no quieren poner en riesgo la relación que tienen con el diario y porque dependen de esa fuente de ingresos, siempre precaria y ahora, con la crisis, mucho más.

Internet ha facilitado algunas cosas, pero ha complicado otras. La nueva dinámica facilita el periodismo de composición. Podríamos decir incluso que lo incentiva. Pero es responsabilidad de los jefes de la redacción cultivarlo o no. Estos ejemplos dan una idea de lo exigentes que son nuestros lectores. Quiero decirles que tratar un tema después de que lo haya hecho otro medio no es necesariamente copiar, y que sólo han de sospechar de aquellos textos en los que no se citen correctamente las fuentes. Pero la lección que extraer de estas quejas es clara: hemos de evitar el periodismo de refrito, tener mucho cuidado con el de composición y en todo caso, ser exquisitamente respetuosos con el trabajo de los demás, citando aquellos artículos cuyo contenido nos parezca interesante reproducir.

Tomado de El País, España

Última actualización el Domingo, 02 de Mayo de 2010 13:08
 
REPULSIVAS Y ALARMANTES ESCENA EN EUA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Jueves, 29 de Abril de 2010 12:14
Por JOSÉ (PEPE) MARTEL
Las escenas que muestra la televisión nacional y local, tanto a través de canales americanos e hispanos nos resulta repulsivas y alarmantes en un país de libertades y de respeto a los derechos humanos. Existe una desilución tan profunda como seres humanos que somos al ver como son tratados las personas indocumentadas al ser detenidas por las autoridades de inmigración y en algunos estados por la policía local.
No son delicuentes para ser no solamente esposados sino encandenados por los tobillos y muñecas. Creo que ni a un criminal se le trata de la forma que son apresados esos infelices indocumentados. Es cierto nadie tiene el derecho de entrar ilegalmente a un país, pero sabemos que el caso de indocumentados son cuestiones sociales y no polítícas. Las leyes de inmigración debe ser atendidas por sus representates y no por la autoridad policial.
Es hora que el Congreso Federal se siente a discutir, analizar y legislar un proyecto que actualice la situación de los millones de indocumentados que viven en la sombra y que deben ser legalizados. Una mayoría trabajando, pagando impuestos, propietarios de sus viviendas con hijos estudiando y algunos ya profesionales viviendo en un limbo migratorio. Creo que llegó la hora de proceder y resolver. Los malos repatriados ¡sean!, pero los buenos legalizarlos, ¡sean!
Los que se observa en Maricopa con un sádico sheriff (que ni su nombre me gusta escribir) autor de un facismo al ser viviente en campos de concentración. Es racista, discriminador y persona repudiada por todos los que creemos en el trato humano y correcto. ¿Por que el presidente Obama, congresistas federales (democratas, republicanos e independientes), tribunales y clases vivas de esta gran nación permiten que estas cosas suceden. Todo tiene un límite en la vida de los pueblos, en la vida de una gran nación como Estados Unidos, asi que toca este año resolver este gran caso de <indocumentados ilegales>.
Miami, Florida, USA
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Última actualización el Domingo, 02 de Mayo de 2010 13:09
 
Obama exige el fin de la represión en Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Jueves, 25 de Marzo de 2010 11:08

 

Por ALBERTO MULLER

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió el fin de la represión en Cuba y calificó de profundamente preocupantes la muerte de Orlando Zapata y la represión contra las Damas de Blanco

Obama además exigió en su comunicado, la libertad de todos los presos políticos y el respeto a los derechos humanos en Cuba.

Los últimos acontecimientos en Cuba, subrayó el presidente estadounidense, demuestran que las autoridades cubanas, en vez de abrazar la oportunidad de entrar en una nueva era, siguen respondiendo con el puño cerrado a las aspiraciones del pueblo cubano.

El presidente insistió en el fin de la represión, la puesta en libertad inmediata e incondicional de todos los presos políticos en Cuba y el respeto de los derechos básicos del pueblo cubano.

Concluyó recordando, que a lo largo del año pasado el gobierno estadounidense había dado pasos para buscar una nueva era en las relaciones con el Gobierno de La Habana.

‘Sigo comprometido’, enfatizó Obama, ‘en apoyar el simple deseo del pueblo cubano para determinar libremente su futuro y disfrutar los derechos y las libertades que definen al continente americano, y que deberían ser universales para todos los seres humanos’.

Hace un año, la Casa Blanca anunció el fin de las restricciones de viaje de los cubano-estadounidenses y al envío de remesas a la isla, al indicar que buscaba una nueva página en las relaciones con Cuba.

La segunda reunión bilateral sobre migración terminó sin logros, cuando Washington demandó la liberación inmediata de Alan Gross, un estadounidense detenido en Cuba.

El Gobierno estadounidense también recalcó que se toma con calma el acercamiento con Cuba, con quien no tiene relaciones diplomáticas desde 1962.

Última actualización el Jueves, 25 de Marzo de 2010 11:09
 
«InicioPrev31323334353637383940PróximoFin»

Página 37 de 45