Legisladores y expertos señalan total fracaso de política de Obama: “Nada cambió en Cuba”

La audiencia de un Subcomité de Seguridad Nacional titulada “El acercamiento de Ob...

El papa manifiesta en Chile 'vergüenza' por los abusos sexuales en la Iglesia Católica

El papa Francisco manifestó este martes "dolor" y "vergüenza" por el "daño irreparable" ...

"Gobierno" venezolano confirma muerte de expolicía rebelde Oscar Pérez

Su cuerpo fue trasladado a la morgue de Bello Monte, que fue to...

Rusia critica a EE UU por amenazar el pacto nuclear con Irán y pide a la UE que lo mantenga vivo

Críticas, reproches y discrepancias con la administración de Donald Trump en los ...

Venezuela: a vida num país em colapso

A Venezuela, país com 30 milhões de habitantes, tem as maiores reservas ...

Artigos: Latinoamérica Fidelochavista
Rafael Correa y su ridícula acusación del orden constitucional en Ecuador ante la OEA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 16 de Diciembre de 2017 15:04

Resultado de imagem para rafael correa lenin moreno

Por Dr. Alberto Roteta Dorado.-

A Correa no le conviene el esperado Sí de la consulta popular. Esto le

impediría su retorno a la vida política de Ecuador, toda vez que las preguntas

segunda y tercera le perjudican sobremanera.


Rafael Correa y su ridícula acusación del orden constitucional en Ecuador

ante la OEA.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.

Santa Cruz de Tenerife. España.- En los últimos meses la nación ecuatoriana

se ha visto inmersa en situaciones políticas muy complejas. Una tensa

campaña electoral previa a los más recientes comicios que llevaron a Lenín

Moreno, representante del partido de izquierda Alianza PAIS, a la presidencia

a pesar de que los miembros del Movimiento de derecha CREO, presididos por

Guillermo Lasso, se proclaman como vencedores, marcó el inicio de una nueva

etapa en la vida política del país.

Lenín Moreno, independientemente de ser ahora el líder de Alianza PAIS,

asumió una actitud diametralmente opuesta a la directriz de exclusión y

totalitarismo de su predecesor, Rafael Correa. Su convocatoria a un diálogo

nacional en el que han podido participar los representantes de los diversos

movimientos de la oposición fue el detonante para el comienzo de una serie

ininterrumpida de contradicciones entre Moreno y Correa.

Este último ha interpretado las acciones emprendidas por el actual presidente

como una traición a la Revolución Ciudadana, al Partido Alianza PAIS, y a su

persona, toda vez que fue su mentor y promotor, con lo que pensó que podía

garantizar un continuismo político que le permitiera desde Bélgica –lugar a

donde se fue a residir en familia una vez que dejara su cargo en el gobierno–

poder manipular todo el acontecer de Ecuador.

Ante el rotundo fracaso de sus planes, toda vez que Lenín Moreno ha asumido

un estilo radicalmente opuesto a la línea política de Correa, la cual estaba

matizada por un socialismo a su manera – influenciado por el entusiasmo

enfermizo y la personal histeria del difunto venezolano Hugo Chávez, quien a

su vez jamás supo la esencialidad teórica de las doctrinas socialistas, sino que

se acogió a lo aprendido de un vistazo a través de manuales y pequeños

panfletos contemporáneos– el exmandatario se ha vuelto el peor enemigo de

Lenín Moreno, por cierto, uno de los pocos enemigos que hasta ahora se ha

pronunciado en su contra, y hasta se ha declarado públicamente su principal

opositor.

Estas contradicciones alcanzaron su clímax una vez que se conoció sobre una

consulta popular que Lenín Moreno ha propuesto realizar, y que hace pocos

días el Consejo Nacional Electoral, CNE, después de retener los informes

correspondientes durante un largo tiempo, finalmente aprobó su realización el

próximo cuatro de febrero.

La crisis política de Ecuador ha repercutido en todas las instancias, y el CNE

no es la excepción. Su presidente, Juan Pablo Pozo, presentó la renuncia el

miércoles 29 de noviembre, justo cuando debía aprobar la realización de dicha

consulta popular. En su lugar la periodista Nubia Villacís, vicepresidenta del

CNE desde 2015, y con participaciones activas dentro de la vida política del

país, asumió el cargo de la presidencia el 30 de noviembre.

La actitud de Pozo ha resultado sobremanera llamativa, justo ahora, cuando no

solo tendrá lugar la consulta popular, sino cuando acaba de conocerse ciertas

declaraciones hechas por Eduardo Mangas, secretario general de la

Administración, y a la vez secretario particular del presidente Moreno, que

sugieren que Alianza PAIS no ganó en los pasados comicios, que sus

encuestas los daban como perdedores pero el equipo de Correa les aseguraba

un triunfo por 15 puntos, hecho que contribuye a la realzar la veracidad de la

hipótesis del gran fraude electoral que los colocara en un triunfo que no les

correspondía a ellos, sino a la oposición.

Pero al parecer Rafael Correa ha olvidado esto, y digo olvidado, por cuanto la

posibilidad de que lo desconociera es casi imposible. Rafael Correa manipuló

todo el proceso eleccionario, y una vez que Alianza PAIS perdiera el escrutinio

forzó los resultados que finalmente se mostraron y que contradicen las

estimaciones de prestigiosas empresas encuestadoras que declararon

vencedores a los representantes de CREO (Creando oportunidades).

¿Por qué digo que ha olvidado este incidente? Pues porque ha tenido la osadía

de presentar una denuncia ante la Organización de Estados Americanos, OEA,

expresando que en su país existe una alteración del orden constitucional, con

lo que acusa a Lenín Moreno por haberse adelantado a la respuesta del CNE,

algo que no es una violación, por cuanto, dicha instancia disponía de veinte

días para decidir si aceptaba o no la consulta y sus siete preguntas; pero una

vez superado el tiempo establecido ( la propuesta fue entregada desde el dos

de octubre) para pronunciarse el mandatario procedió debidamente enviando

dos decretos ejecutivos para que la autoridad electoral convoque a la consulta

popular y referendo.

La determinación de Moreno se da bajo el argumento legal de que la Corte

Constitucional (CC) excedió el término establecido en la ley, por lo que se

entiende que el dictamen fue favorable. Y es esto justamente lo que ha

utilizado Rafael Correa para atacar una vez más al actual presidente de

Ecuador, quien cuenta para el SÍ de su consulta popular con el apoyo de más

de 180 alcaldes y con una representación de los sectores más importantes de

la oposición ecuatoriana, incluyendo a su propio contrincante en las pasadas

elecciones, el político y empresario Guillermo Lasso.

A Correa no le conviene el esperado Sí de la consulta popular. Esto le

impediría su retorno a la vida política de Ecuador, toda vez que las preguntas

segunda y tercera le perjudican sobremanera. Las interrogantes se refieren al

cese del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, lo que

significa que los siete actuales miembros del consejo cesen de inmediato y que

los nuevos integrantes sean elegidos a través de votación universal y no

designados directamente, lo que cuenta con una estimación del 71,1% para

ser aceptado en la consulta, así como a eliminar la reelección indefinida, con

lo que se pretende la recuperación del mandato de la Constitución de

Montecristi, dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante

enmienda por la Asamblea Nacional, el 3 de diciembre de 2015, lo que cuenta

con el apoyo del 66.8%, siendo el tema más polémico de la consulta, y que el

excéntrico y prepotente exmandatario ha querido ver como un golpe de estado.

Luis Almagro, Secretario General de la OEA se pronunció a través de Twitter

afirmando: “ExPdte @MashiRafael y @RicardoPatinoECpresentaron

denuncias sobre alteración del orden constitucional en #Ecuador y solicitud

aplicación CDI @OEA_oficial. Ante ello, Secretaría Gral realizará informe

técnico jurídico sobre situación institucional”.

A lo que el Gobierno de Ecuador ha respondido: “El gobierno ecuatoriano

expresa su malestar por la publicación del Secretario General de la OEA, Luis

Almagro, del 15 de diciembre, en redes sociales, en donde anuncia que la

Secretaría General realizará un informe técnico jurídico sobre la situación

institucional en el Ecuador ante afirmaciones de terceros de una supuesta

alteración del orden constitucional”.

“El Ecuador rechaza toda injerencia en los asuntos internos de los Estados y

cualquier forma de intervención, por lo cual reitera el pedido de respeto al

orden democrático de todos los países y, en este caso, al derecho del pueblo

ecuatoriano a expresar su voluntad en las urnas a través de un referéndum y

consulta popular, convocados en irrestricto apego a la Constitución de la

República y a la normativa interna, para decidir sobre temas trascendentes de

interés nacional”.

Almagro debería ocuparse de hechos como los resultados definitivos de las

polémicas elecciones de Honduras - que ya ha dilatado bastante- cuyas

acciones de protestas ya han dejado varios muertos y heridos, así como el

restablecimiento del orden constitucional en Venezuela, algo que jamás ha

logrado en más de dos años de intentos, y dejar a Ecuador en manos de

Moreno que hasta el momento solo ha dado muestras de inclusión, democracia

y aceptación.

Última actualización el Domingo, 14 de Enero de 2018 21:59
 
Lenín Moreno Vs. Rafael Correa PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 26 de Octubre de 2017 13:57

Imagem relacionada

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.- 

Desde la campaña promocional que precedió a las recientes elecciones presidenciales ya podía vislumbrarse que, una vez que Moreno asumiera el poder,  podrían ocurrir ciertos cambios en el orden social que beneficiarían sobremanera al país.


Lenín Moreno Vs. Rafael Correa.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.

Naples. Estados Unidos.- No creo estar obsesionado. Tampoco quisiera que los lectores tuvieran esa percepción de quien, con frecuencia, escribe sobre un mismo tema. Resulta que mientras más me introduzco en el complejo y difícil asunto de la situación política de Ecuador van surgiendo inquietudes en torno a la idea de cómo será el desenlace final de la polémica Correa Vs. Moreno, la crisis del Partido Alianza PAIS, el destino del vicepresidente Jorge Glas, actualmente en prisión, la inserción de la oposición en la actividad económica y política de la nación, y por último; aunque de suceder sería lo peor, un posible regreso de Correa a la política ecuatoriana.

Temas que, como es lógico, no puedo abordar en un mismo escrito, por lo que los iré desarrollando en los próximos días. Por hoy vamos a concentrarnos en la idea en torno a la polémica Correa-Moreno, y a las amenazas del primero con volver a insertarse en la política del país.

Desde la campaña promocional que precedió a las recientes elecciones presidenciales ya podía vislumbrarse que, una vez que Moreno asumiera el poder,  podrían ocurrir ciertos cambios en el orden social que beneficiarían sobremanera al país. Por otra parte, era de esperar que los métodos de gobierno fueran diferentes a los de su predecesor, y esto no solo por la idea de que cada cual tiene su estilo propio, sino porque el actual mandatario estaba convencido de la ineficacia de la imposición, el despotismo, el totalitarismo, la prepotencia y todas las antivirtudes que caracterizan al excéntrico y egocéntrico Rafael Correa.

Correa comenzó aferrado a ciertos ideales socialistas, dados por una “protección sin límites a los desposeídos”, ansias de lograr grandes cambios sociales en su país, y realzar su economía, pero terminó dejando a su patria con una deuda que se acerca a los 60 000 millones de dólares, algo que el minimiza, una crisis total de su economía, a pesar de que él sigue afirmando que no es cierta, y hasta agrediendo a los indígenas de la etnia Shuar en la lejana amazonía del oriente de Ecuador, hecho al que no se dio la importancia que merecía en su momento, y hoy día es algo completamente olvidado.

Así las cosas, Lenín Moreno, el presidente actual, a pesar de representar al mismo partido fundado por Correa, el oficialista Alianza PAIS, de tendencia izquierdista, con firmeza está tratando de dar solución a la difícil situación económica que heredó de la llamada Revolución Ciudadana, con lo que se va desprendiendo de aquellos remanentes matizados por la tendencia socialista forzada e impuesta –  solo en teoría, y mala teoría, toda vez que sus promotores jamás tuvieron ideas claras en torno a las premisas presentadas por Marx hacia el final del siglo XIX, y que siguen siendo el paradigma del modelo socialista- por un gobierno dictatorial durante una década.

La declaración pública de la enorme deuda y de la crisis económica por parte de Moreno fue el elemento desencadenante de la confrontación con Rafael Correa. Desde Bélgica, a donde se fue a residir una vez que terminara su mandato, Correa ha desacreditado a su sucesor, a quien ha llamado traidor, mediocre, ignorante, y cualquier calificativo inapropiado para definir a Moreno, un hombre culto, serio, sincero, y ante todo, con una perspectiva diametralmente opuesta a los conceptos correístas respecto a la democracia, la tolerancia y el respeto constitucional.

Las contradicciones Correa-Moreno han alcanzado su clímax recientemente a partir de dos importantes y definitorias propuestas de este último. Una consulta popular que abarca siete aspectos, de los que hay dos que están siendo motivo de fuertes tensiones – cese del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, y eliminación de la reelección indefinida–, y un plan de medidas económicas, que no ha sido bien recibido por la oposición – lo que no resulta conveniente en este crucial momento– han reforzado las pugnas entre ambos.

El talón de Aquiles de la consulta popular ha sido el tema de la eliminación de la reelección indefinida, algo que no está en la llamada Carta Magna de Montecristi, y que durante las múltiples enmiendas que se hicieron durante la tenebrosa década correísta se modificó  tras la aprobación, en 2015, por la Asamblea Nacional, casi en su totalidad de tendencia izquierdista, manipulada por el dictador Rafael Correa.

La aceptación de la eliminación de una reelección indefinida pondría el fin definitivo a toda posibilidad de que Correa pueda regresar a la política de Ecuador. Esto impediría a todo aquel que ocupó determinado cargo, ya sea como presidente, vicepresidente, pero aún más, alcaldes y dirigentes de la asamblea a niveles municipales, volver a ser propuesto para un nuevo mandato.

La enmienda de Correa tenía como fin esa posibilidad de perpetuación en el poder, algo tan distintivo en todos los líderes del llamado Socialismo del siglo XXI. La Asamblea Nacional lo aprobó, pero el mandatario no pudo salirse con la suya puesto que acordaron como disposición transitoria, que solo se aplicaría a partir del 24 de mayo de 2017, una vez que las elecciones presidenciales se hubieran realizado, y ya este era el segundo mandato de Correa, y de acuerdo a la Constitución de Montecristi de 2008, solo es aceptada una reelección.

Correa preparó a quien consideró su “fiel camarada” de Alianza PAIS con el objetivo de garantizar un continuismo político y regresar para los comicios del 2021, momento en que ya estaría en vigor la elección indefinida; pero no contó con que Moreno daría un viraje radical a la política del país, y mucho menos que lanzaría una consulta popular para eliminar una de las tantas enmiendas añadidas durante su mandato. “Ganamos la presidencia y ahora es peor que si hubiera ganado la oposición, con mucha más maldad, con mucha más mentira, con mucha más desvergüenza", ha declarado el exmandatario.

Mientras que Lenín Moreno ha afirmado recientemente: “La reelección indefinida es una distorsión de la vida democrática y una falta de respeto a nuevos líderes y jóvenes que tienen derecho a optar por dignidades. Es una aberración política que va contra principios de Constitución de Montecristi y los míos propios”.

¿Qué le queda por hacer al prepotente economista que acabó con la economía del país? Pues está amenazando – ya lo había hecho cuando se veía que Guillermo Lasso por la oposición era un fuerte contrincante en las elecciones, de hecho, todo parece indicar que fue Lasso quien realmente ganó, pero como es habitual en los gobiernos izquierdistas, los resultados fueron cambiados y manipulados a su forma– con regresar a Ecuador y convocar a una nueva Asamblea Nacional Constituyente – al estilo de Maduro en Venezuela– con lo que teóricamente podría hacer cesar al gobierno de Moreno y organizar nuevas elecciones antes de que finalice su mandato.

Esperemos que no se llegue a este punto y que los ecuatorianos puedan librase definitivamente de la sombra del correísmo. Tal vez en prisión el ofuscado exmandatario cese de sus insultos. Ya lo ha dicho Lenín Moreno, durante su participación en el Gabinete Binacional, junto a Pedro Pablo Kuczynski, el presidente peruano, en Trujillo, Perú: "En Ecuador no tenemos presidentes presos; pero no hemos perdido la esperanza".

De cualquier modo, ya Correa no cuenta para nada, a pesar de que desde Europa se sigue entrometiendo en todo lo que acontece en torno a la política ecuatoriana; pero él es tan solo una sombra, temerosa; pero solo una sombra, y la oposición, cada vez más fortalecida, y ahora en unión del nuevo presidente Lenín Moreno no permitirán que Ecuador, la patria de Eloy Alfaro, sea convertida en una Cuba o una Venezuela.

Última actualización el Sábado, 11 de Noviembre de 2017 13:13
 
Lenín Moreno en la ONU PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 28 de Septiembre de 2017 13:21

Por Alberto Roteta Dorado.- 

Moreno acaba de hacer su primera proyección internacional como presidente, y lo ha hecho desde la humildad y la sencillez que hasta ahora lo han caracterizado; pero con una firmeza y una seguridad en sus actos que le han asegurado el triunfo.

Resultado de imagem para Lenín Moreno en la ONU

De hecho, según la apreciación del mandatario, la reducción de la polarización política de Ecuador no es ya una simple propuesta, sino un verdadero logro. El proceso de reconciliación nacional, mediante el cual, aquellos que no coinciden ideológicamente, se vuelven a encontrar a pesar de sus diferencias, ha sido un paso determinante en la aceptación de su estilo de mandato.

Última actualización el Lunes, 30 de Octubre de 2017 17:36
 
Evo Morales y sus recientes erradas opiniones PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 18 de Octubre de 2017 12:46

Imagem relacionada

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.- 

Sería pedirle demasiado al iletrado mandatario boliviano – y no se me mal interprete con lo de iletrado, se perfectamente que no todos pueden ser grandes intelectuales, pero también tengo muy clara la idea que si han de serlo aquellos que quieran ser presidentes, no solo de un país, sino de una institución, de un grupo, etc. – que trate de interpretar las palabras del obispo en su real dimensión.


Evo Morales y sus recientes erradas opiniones.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.

Naples. Estados Unidos.-  Evo Morales, el presidente boliviano, vuelve a ser noticia por estos días. Su aspiración a un cuarto mandato de gobierno – que sería tan inconstitucional como su actual período, el tercero– ha motivado grandes acciones de protesta en Bolivia, por cuyas avenidas han marchado miles de bolivianos en su contra, así como la crítica de la comunidad internacional, algo a lo que no ha hecho caso alguno, toda vez que se mantiene con firmeza en su postura para lograr la perpetuidad en el poder, rasgo muy característico de todos los líderes regionales de tendencia socialista. Recordemos los casos de Chávez y Maduro en Venezuela, Correa en Ecuador, Ortega en Nicaragua, y como es lógico los emblemáticos hermanos Castro en Cuba.

Pero no solo es noticia por su gestión política para gobernar Bolivia por un nuevo período a partir de 2019, sino por sus simplistas y erradas opiniones, las que junto a sus errores conceptuales, sus desacertados comentarios y su pésima dicción, lo hacen un personaje risible.

Este domingo, 15 de octubre, expresó su inconformidad con algunos representantes de la Iglesia Católica Romana al tergiversar una opinión del presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y obispo de la ciudad de Potosí, Monseñor Ricardo Centellas, quien se refirió a la idea de no permitir que los populismos se conviertan en dictaduras, algo que está en relación con la pretensión del Partido Movimiento Al Socialismo (MAS), de postura izquierdista que promueve el llamado Socialismo del siglo XXI en aquel país, y del cual, Morales es su líder.

No obstante, el confundido presidente, quiso darle otra visión – algo común dentro del populismo político– con la que pudiera desacreditar al dirigente religioso una vez que se le pueda acusar por discriminación a partir de las palabras de Morales, quien ha dicho que algunos curas no “aguantan” – tremenda expresión para ser dicha por un presidente– que los indios sean presidentes de gobierno. (Un presidente en plenitud de sus facultades hubiera dicho que los curas no toleran que los indígenas sean presidentes, y no indios porque no es lo mismo).

Sería pedirle demasiado al iletrado mandatario boliviano – y no se me mal interprete con lo de iletrado, se perfectamente que no todos pueden ser grandes intelectuales, pero también tengo muy clara la idea que si han de serlo aquellos que quieran ser presidentes, no solo de un país, sino de una institución, de un grupo, etc. – que trate de interpretar las palabras del obispo en su real dimensión. No importa si se es indígena, afrodescendiente, o caucásico, la esencia del asunto está en un no rotundo al populismo, que se extiende cual mortífera plaga para ahogar a las democracias, y lo que está ocurriendo en Bolivia es un ejemplo muy preciso en este sentido, independientemente a que su presidente sea un indígena o no.

Pero es que Evo Morales hace solo unos días también tergiversó, ¿o no comprendió?, la determinación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la retirada de Estados Unidos de la UNESCO. “Nuevamente E.U. le da la espalda al multilateralismo. Ahora se retira de la UNESCO. Intenta asfixiar lo que no puede controlar”. (…) “Prefiere la violencia de las armas y rehúye la paz de los pueblos”, ha afirmado Morales.

Solo el podrá explicarnos lo que ha querido decir con asfixiar y controlar, pues por más que intento interpretar a quien va a asfixiar Donald Trump con su retirada de la UNESCO, y qué es lo que no puede controlar, no logro tener una respuesta.

Este no es el contexto para un análisis crítico respecto a la actitud de Trump, actitud que no celebro; por cuanto la UNESCO, tiene un significado trascendental al ser una organización de las Naciones Unidas con fines pacíficos encaminada a temas dentro de los campos de la Educación, la Ciencia y la Cultura, y E.U. como superpotencia debe permanecer en dicha instancia y contribuir con su apoyo incondicional justo en las circunstancias actuales.

Sería pedirle también demasiado a Evo que trate de adentrarse en el complejo y polémico tema de los conflictos en el Medio Oriente, la unión entre E.U. e Israel, el desacuerdo del Gobierno Norteamericano respecto al reconocimiento de los palestinos como un estado, entre otros puntos, los que han sido determinantes para la decisión de Trump, aunque se estén manejando trivialidades como cierto anquilosamiento del organismo y su necesidad de renovación por encima del “sesgo de Israel”.

Y para poner fin a mi comentario les cuento que Morales acaba de publicar este domingo en su cuenta de Twitter: “Por la vida de Luis Almagro, por la democracia del pueblo latinoamericano, hay que dotarle de un siquiatra”. Para Morales el gobierno de Estados Unidos y sus aliados, incluyendo a Luis Almagro, secretario general de la OEA, constituyen una amenaza para la democracia del mundo, con lo que Evo reafirma, aunque sin darse cuenta de ello, su sello distintivo de populista.

Recordemos que los líderes del populismo suelen atribuir su mala situación social a supuestas conspiraciones, ya sean internas, o sea, desde el seno de la oposición nacional, o a los intereses de fuerzas extranjeras, ya sean las grandes potencias como Estados Unidos, o determinadas organizaciones e instituciones como la ONU, la OEA, etc.

Así las cosas, el ataque verbal de Morales a Luis Almagro está motivado por la posición de este último en defensa de la democracia del pueblo venezolano, lo que presupone su oposición al dictatorial gobierno de Nicolás Maduro, a quien el mandatario indígena apoya incondicionalmente, al extremo que ha escrito, también este domingo en su Twitter: “Deseamos mucho éxito en elecciones de gobiernos regionales en Venezuela. La democracia triunfa gracias a la Revolución Bolivariana ¡Suerte!”, con lo que demuestra la pérdida total de su raciocinio, por lo que el psiquiatra deberá ser contratado para él y no para Almagro.

De cualquier modo, el presidente de Bolivia no cuenta para nada. Ya he afirmado en otras ocasiones que carece de la capacidad para poder distinguir entre una acción, o al menos un gesto heroico, y la complicidad de un acto criminal. Jamás saldrá de su obstinada idea socialista, aunque desconoce las verdaderas claves para la comprensión de aquello que en el orden teórico expusieron sus fundadores, y que han tergiversado sus colegas latinoamericanos populistas, que como él, se apoderaron del poder para no querer dejarlo.

Última actualización el Sábado, 28 de Octubre de 2017 13:54
 
Vicepresidente de Ecuador suspendido de sus funciones e implicado en el escándalo Odebrecht PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 04 de Agosto de 2017 16:44

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos. Ecuador, la pequeña nación suramericana se estremece por estos días; aunque ante la magnitud del grave conflicto venezolano los sucesos de la patria de Eloy Alfaro pasan a un lugar secundario.

No obstante, dada su importancia, no solo para el país, sino para la región no hemos de pasar por alto al menos tres sucesos: su grave situación económica vista como una verdadera crisis, una millonaria deuda heredada del correísmo, que supera los $57 mil millones, y por último, la suspensión de sus funciones por parte del presidente de la República al vicepresidente actual, Jorge Glas, por sus serias implicaciones en el escándalo Odebrecht y en otros casos de corrupción.

Es justamente en este último punto donde quiero detenerme, y no lo haré con fines especulativos; sino sin dejarme influenciar por el sensacionalismo – del cual siempre he estado apartado, aún sabiendo que pudiera tener menos lectores que si me dedicara a temas desde una óptica “amarillista”- y asumiendo una postura crítica y a la vez justa.

En primer lugar, jamás fui defensor del binomio presidencial Lenín Moreno-Jorge Glas. El hecho de representar a un partido de línea izquierdista fue suficiente como para rechazar de manera enérgica esta propuesta que significaba una continuidad de la línea socialista impuesta por Rafael Correa durante su década dictatorial.

Segundo, el hecho de que la campaña pre-elección fuera promovida por el propio Rafael Correa, no solo dentro de Ecuador, sino en varios países como Italia, España y Estados Unidos, en los que se concentran la mayor parte de los emigrados ecuatorianos, reforzaba aún más el rechazo hacia los candidatos de Alianza PAIS, el partido oficialista dirigido por Correa.

Tercero, independientemente de estos dos elementos y de considerar a Guillermo Lasso, el representante de la oposición por el Movimiento Político CREO-SUMA - actualmente solo como CREO-, como el candidato a la presidencia con excelentes condiciones y una perspectiva de cambios radicales, no podía pronunciarme en contra de Lenín Moreno por el hecho de que representara un continuismo político con el que estaba en desacuerdo, por cuanto, no encontré jamás elementos que me permitieran caracterizarlo de manera negativa.

Contrariamente,  Lenín Moreno – y esto es algo que apenas se sabe- fue nominado al premio Nobel de la paz, y ha realizado una labor encomiable en pos del bienestar social de los discapacitados en Ecuador, además de sus funciones como representante diplomático en Ginebra, por lo que supe de manera muy anticipada que su mandato – suponiendo que resultara triunfador, algo que al final sucedió- sería muy diferente al estilo prepotente y totalitarista de Rafael Correa.

Así las cosas, durante los dos meses de su mandato una serie de transformaciones radicales han tenido lugar en Ecuador, cambios que lo alejan definitivamente – para bien de la nación y de la región- del llamado socialismo del siglo XXI, y esto es algo que ha desatado una polémica muy grande y grave entre el actual mandatario y el expresidente, quien desde Bélgica, a donde se ha ido a disfrutar mientras dejó una enorme deuda y un país en las ruinas, ha arremetido contra Moreno, a quien considera un traidor.

El grave conflicto político surge en medio de la crisis económica al presentar el Partido Izquierda Democrática un comunicado al presidente Moreno en el que se pronuncian sobre las recientes revelaciones de audios filtrados en el caso Odebrecht, en el que se hace referencia al vicepresidente Jorge Glas durante una conversación, supuestamente entre el excontralor Carlos Pólit y el alto ejecutivo internacional de la constructora, José Conceição dos Santos Filho.

Wilma Andrade Muñoz, Presidenta Nacional de Izquierda Democrática, hacia el final del oficio enviado al presidente Moreno expresó: “Señor presidente, por el respeto que se merece el país y los ecuatorianos, es el momento que usted le retire la confianza y pida la renuncia del señor Jorge Glas a la vicepresidencia de la República del Ecuador, única forma de demostrar que no se ampara ni  solapa la corrupción, de no hacerlo terminará contaminándole”.

Por su parte, Guillermo Lasso y el Bloque de CREO han pedido también al presidente la renuncia de Jorge Glas a la vicepresidencia. Moreno se mantuvo dos días guardando silencio sobre el caso de Jorge Glas, pero justo este jueves 3 de agosto, determinó suspenderlo de sus funciones.

A través de la firma del decreto ejecutivo 100, Lenín Moreno suspende a Glas de sus funciones en el Consejo Productivo, en el Consejo Consultivo Productivo y Tributario, y en el Comité de la Reconstrucción, lo que le había sido asignado una vez que comenzara el nuevo mandatario.

Mientras,  la Fiscalía General abrió este jueves una indagación tras haber recibido un informe de Contraloría General del Estado con indicios de responsabilidad penal dentro del proceso de contratación del Consorcio DGC (conformado por Dygoil y Gente Oil Development Ecuador LLC) para la explotación petrolera en el campo Singue (en Sucumbíos).

El fiscal general precisó que Glas es uno de los indagados por un “potencial delito de peculado”, aunque  explicó que recién se inicia la investigación y que podrían confirmarse o descartarse dichos indicios.

Contraloría determinó que entre 2013 y 2016 el Estado pagó a estas contratistas privadas $ 137,5 millones por la extracción de 4,9 millones de barriles, con tarifa de $ 33,50 por barril. No obstante, la Contraloría detectó que la tarifa debió ser menor ($ 32,45) considerando que el número de barriles extraídos fue 244,7% más de lo que se preveía podía obtenerse en 20 años. La mayor producción debió alertar a las autoridades a renegociar la tarifa. Esto no ocurrió y por ello se considera que ha habido un perjuicio al fisco de $ 5,2 millones.

Finalmente el diario O'Globo publicó la noche de este jueves una información en la que José Conceição Filho, exdirector de Odebrecht en Ecuador, pagó por lo menos 14,1 millones de dólares en sobornos entre 2012 y 2016 al vicepresidente Jorge Glas. El exfuncionario de Odebrecht afirmó en su declaración que hizo con Glas y con Ricardo Rivera -a quien identificó como su intermediario- lo mismo que hizo con el excontrolador Carlos Pólit: grabó conversaciones con ambos, para producir una prueba que corroborara sus relatos. Se asegura que en uno de los encuentros, en la propia oficina de la Vicepresidencia, Glas pidió dinero para su campaña electoral.

Desde su cuenta de Twitter, Rafael Correa, con su cinismo e ironía característicos ha expresado en relación con la suspensión de Glas: “¡Ups! ¡El "diálogo sólo ha sido para los que odian la Revolución! Adelante, JORGE. – refiriéndose al vicepresidente suspendido-. Tómalo como una condecoración”.

No se trata de una traición del presidente Moreno; sino de una enérgica denuncia a la corrupción heredada de un dictador que fue capaz de cuadruplicar la deuda ecuatoriana durante la década de su mandato. Esperemos que en los próximos días también Correa pase a formar la lista de los corruptos comprobados del socialismo del siglo XXI.

Última actualización el Sábado, 02 de Septiembre de 2017 13:36
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 49