Un nuevo martir por una Cuba libre: El opositor Yosvany Arostegui Armenteros es dejado morir en la c

El opositor político Yosvany Arostegui Armenteros, encarcelado en la provincia de Camagüey, ...

Castrochavismo, persecución judicializada y asesinato de reputación en la Corte Suprema de Colombia,

El socialismo del siglo XXI o castrochavismo ha demostrado que una parte ...

Donald Trump exigió una investigación completa y transparente de la explosión en Beirut: “EEUU está

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, exigió al Líbano que ...

Bolsonaro anuncia missão de ajuda ao Líbano e convida ex-presidente Temer para chefia

O presidente Jair Bolsonaro anunciou na manhã deste domingo (9) uma missão ...

Cuba


El miedo, siempre el miedo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 31 de Diciembre de 2010 12:27

Por PEDRO CORZO

En una ocasión, hace mucho tiempo, el destacado economista cubano José ``Pepe'' Illán expresó en el programa La Peña Azul, que dirigía el doctor Salvador Lew: ``En 1959 nos debatíamos entre el miedo y la esperanza, pero solo un año después la esperanza murió, y solo quedó el miedo''.

¿Qué ocurrió en Cuba para que un individuo y su corte pudieran asumir el control del país sin que aparentemente existiera una organización con capacidad suficiente para imponer un nuevo sistema, y menos aún para sostener por décadas un gobierno repleto de contradicciones teóricas y prácticas donde la única coherencia ha radicado en su capacidad para conservar el poder político por medio de la represión, aun a costa de incumplir la utopía que decía inspirarlo?

No faltan quienes consideran que el pueblo había agotado sus expectativas políticas y que al haber perdido la confianza en sus líderes tradicionales, solo estaba a la espera del momento oportuno para expresar con extrema sensibilidad y fuerza la frustración que había reprimido por años.

Otros insisten que lo que acontece en la isla es producto de la profunda vocación imperialista de sus habitantes, que siempre están en la procura de coyunturas políticas que les permitan proyectarse internacionalmente, aunque para ello tengan que involucrar en sus debates internos a naciones extranjeras y correr el riesgo de que la soberanía resulte lesionada.

También cabe la pregunta por qué una isla que gozaba de niveles de desarrollo económico y social superiores a los de la mayoría de las repúblicas americanas, fue escenario de una revolución extremista con masivo apoyo popular, cuando en otros países del hemisferio donde la pobreza, discriminación e injusticias eran más flagrantes, no se produjeron acontecimientos semejantes, máxime cuando muchos de estos países sufrieron la desestabilización insurreccional que auspició el gobierno castro-comunista.

No pocos --y entre éstos se encuentran fundamentalmente personas comprometidas con el proceso insurreccional que a posteriori se rebelaron-- afirman que el golpe militar del general Fulgencio Batista fue una especie de agente catalizador que engendró fuerzas políticas que desestabilizaron la sociedad, provocando junto a la crisis institucional la conciencia pública de que la sociedad demandaba una cura a fondo que erradicase las angustias ético-morales que periódicamente la afligían.

Hay quienes a lo anterior agregan que la sociedad cubana, gracias a los progresos obtenidos, gozaba de una población relativamente educada y consciente de sus derechos y que tendía por esos motivos a procurar una mayor justicia para los desposeídos, por lo que la insatisfacción se hacía más aguda y perentoria.

tros consideran que la corriente extremista coincidió con que en la comunidad nacional estaba haciendo acto de presencia un liderazgo emergente de franco carácter progresista, que aunque no compartía los abusos en los que siempre incurrió la Revolución, no dudó en sumarse a ésta con la convicción de que el rumbo y la velocidad política podrían ser reducidos en el momento que lo creyesen conveniente.

Pecado de ingenuidad y soberbia, se dice hoy, porque la Revolución los manipuló tanto en cuanto fueron útiles por su fidelidad sin cuestionamiento.

Es difícil racionalizar por qué en 1959 muchos ciudadanos de un civismo activo y comprometido no denunciaron los juicios al estilo del que se efectuó contra Sosa Blanco, el doble proceso judicial a los pilotos, los fusilamientos sin proceso judicial adecuado, el golpe de Estado contra el presidente Manuel Urrutia, que dirigió el propio Fidel Castro, el encarcelamiento del comandante Húber Matos y otras muchas barbaridades que no tenían justificación alguna y presagiaban lo que vendría después.

Pero especulación aparte hay una dolorosa realidad. La sociedad civil ha sido destruida. La economía esta en bancarrota. La represión abierta y descarnada, junto al control económico del país que convirtieron al gobierno en benefactor o inquisidor según el caso, fueron los factores que determinaron el establecimiento de un régimen totalitario que se ha extendido por más de cinco décadas.

La dictadura ha parido un ciudadano depredador del entorno y del prójimo. Sujetos que disfrutan la cosecha de víctimas que subsisten en un perenne ambiente de miedo, inseguridad y dudas. Individuos sin compromisos sociales que en sus empeños egoístas, hagan imposible la reconstrucción del país.

Por eso lo peor de esta herencia totalitaria no es el desastre económico, ni los sueños robados y ni aun las vidas perdidas, sino el robo cometido contra el futuro de la nación al corromper a un amplio sector de la ciudadanía.

Refundar el país será costoso en todas las instancias. Será un trabajo duro y arduo que demandará el concurso de todos los que tengan la voluntad y el coraje suficiente para levantar a Cuba desde sus ruinas.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/12/31/v-fullstory/861508/pedro-corzo-el-miedo-siempre-el.html#ixzz19guipuiF
Última actualización el Viernes, 31 de Diciembre de 2010 12:30
 
El VI Congreso es un ejercicio psicótico PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 31 de Diciembre de 2010 12:15

Por Huber Matos Araluce

La CEPAL informó que en Cuba la inversión volvió a caer en el 2010 y que la economía tuvo un crecimiento de 1.9%; uno de los más bajos de la región.  Aun así, esta cifra es discutible porque “exportar”  más servicios a Venezuela  no es un aumento  de la riqueza sino de la subvención y la dependencia.   Estiman que el crecimiento podría ser de un 3% en el 2011.

Según un cable publicado  por Wikileaks,  en La Habana,  diplomáticos de China, Canadá, Estados Unidos, España, Brasil e Italia, concluyeron que sin cambios importantes en Cuba, la economía va al desastre en dos o tres años.

Raúl Castro  parece estar de acuerdo.  En su último discurso dijo que había que hacer cambios porque: "se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos...el esfuerzo de generaciones enteras''. También aseguro que a él no lo habían nombrado presidente para que Cuba regresara al capitalismo. Dijo que van a actualizar el socialismo.

Lo que digan los Castro no se puede tomar en serio, pero es un hecho que la deuda externa cubana es mayor a los treinta mil millones de dólares.  Los bancos internacionales se niegan a concederle créditos al castrismo.

En cuestión de  inversiones, Brasil, Rusia, España y China andan con  cautela.  La economía cubana no se ha desplomado gracias a la generosidad de Chávez, pero ¿hasta cuándo podrá continuar sosteniéndola?

En el campo político, la Unión Europea no tiene  la intención de cambiar  la Posición Común mientras no haya progreso en el respeto a los derechos humanos en la Isla. En los Estados Unidos, una cubanoamericana, Ileana Ross Lehtinen, es la nueva presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes en el Congreso.  Raúl Castro se puede ir olvidando del turismo estadounidense y de un levantamiento unilateral del embargo.

El pueblo cubano, empobrecido y agotado, quiere un cambio.  Casi cualquier cambio que mejore un poco su precaria situación, pero no está dispuesto a dar lo que hace  falta para apoyar un despegue.  Los cubanos han perdido la fe. Este es el gran problema del castrismo.

Para salir del hambre y de las necesidades de hoy y de las que se van acumulando en una población que envejece por su bajo nivel de natalidad, la economía cubana tiene  que transformarse sustancialmente.

Un esfuerzo que  solo puede lograrse con la inversión de miles de millones de dólares durante varios años y un pueblo con entusiasmo y una ética de trabajo que le permita competir  internacionalmente.

Esto solo es posible con nuevos gobernantes en La Habana  y un sistema político que garantice a todos las reglas de juego.  Además,  con un compromiso social que brinde educación, salud y oportunidades a los menos afortunados.

Raúl Castro y sus acólitos están en otra cosa.  El VI Congreso del Partido Comunista es un ejercicio psicótico para revivir  los delirios que la realidad contradice.  Quieren que sus cómplices  no crean que todo está perdido.

Van a cacarear  todas las fantasías  que necesitan creerse: que rectificando sus errores salvarán logros que ya se han evaporado.  Que la salud y la educación para todos; que la victoria contra el imperialismo; que el bloqueo yanqui; que la mafia de Miami.

No todos están locos. Hay algunos  como Raúl, que hace mucho tiempo excedieron el límite del cinismo.  Por eso no es de extrañar  que, antes de que llegue la debacle, estén pensando en montarse en el tren del capitalismo, igual que en 1959, por ignorantes  y oportunistas, se encaramaron  al cabús del comunismo.

Última actualización el Viernes, 31 de Diciembre de 2010 12:31
 
Cuba 2010: Resumen de Noticias PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Miércoles, 29 de Diciembre de 2010 22:28

Por Jorge Hernández Fonseca

El presente artículo no pretende ser un abarcador análisis de todo lo sucedido en la isla durante el año 2010, que ahora termina. Sólo se quiere destacar a grandes rasgos, la importante y trascendente “sucesión de sucesos sucedidos sucesivamente” dentro de la isla durante este año, tan importante para la historia de Cuba y el fin de la pesadilla castrista que aún nos azota.

Tres hechos impactaron con fuerza el escenario político nacional cubano en 2010: La muerte en huelga de hambre del mártir opositor Orlando Zapata Tamayo; sin duda alguna, “el hombre del año 2010” en la Cuba que lucha por su libertad. La salida del enclaustramiento del dictador mayor, Fidel Castro, a reclamar su tajada de poder dentro de la isla, cada vez más exigua. Y la declaración oficial de “quiebra” del socialismo cubano, hecha por Raúl Castro al final del año.

Cada una de las noticias anteriores tuvo sus consecuencias --y un copioso desprendimiento de acciones asociadas-- lo que precisamente las caracteriza como siendo las columnas vertebrales de los sucedido políticamente dentro y fuera de la isla en el 2010, en lo que a la dictadura cubana respecta. Esta matriz de sucesos acaecidos en el interior de Cuba tuvieron dos grupos de consecuencias importantes: una serie de desdoblamientos en el exterior del país y otro grupo de hechos notables en su interior, ambos de importancia y que marcarán el rumbo futuro.

La muerte de Zapata Tamayo nos trajo de la mano dos hechos importantes: primero, la valiente huelga de hambre de Guillermo Fariñas, y segundo, la secuencia de manifestaciones de las Damas de Blanco durante una semana, hechos que obligaron a la dictadura --por primera vez en 52 años-- a negociar con la sociedad civil opositora, usando la Iglesia Católica Cubana como subterfugio, intentando dar un viso ‘humanitario’ a lo que realmente fue una victoria de la oposición, que permitió la excarcelación de numerosos presos políticos cubanos.

La salida del enclaustramiento del dictador mayor puede analizarse a la luz de este primer grupo de hechos relatados antes. Fidel Castro se mostró públicamente precisamente el día de la salida del primer grupo de presos políticos liberados por la presión de los sucesos anteriores, un poco para demostrar que de alguna manera hay que contar con su presencia en la vida nacional, no estando muy claro si su significado fue para apoyar las decisiones de Raúl, o no.

Esta manifestación egocéntrica y exhibicionista del dictador mayor, trajo sus consecuencias propias, asociadas a la exacerbación de lucha (dinástica) por el poder (al estilo de Corea del Norte) entre las dos familias “reales”, que actualmente se escenifica a espaldas del sufrido pueblo cubano. Este conjunto de noticias culminó con la frase magistral del dictador mayor sobre la “no” funcionalidad del “modelo cubano”, ni siquiera dentro de la propia Cuba, punto culminante del lo sucedido en 2010 y que marca un antes y un después en la tragedia cubana.

 

Finalmente, y como colofón de lo que ha sido la historia empobrecedora, lamentable y cruel contra el sufrido pueblo cubano, tuvimos que escuchar a un Raúl Castro --enardecido de razones-- diciendo que “la isla debe dejar de bordear el precipicio porque se hunde y hundirá toda la revolución”; formidable ‘certificado de defunción’ del desastre socialista impuesto en la isla, como si no hubieran sido él y su hermano los culpables del ‘fondo del pozo’ actual.

Del apretado resumen anterior (que no pretende ser absoluto ni único, repito) se desprenden tres postulados tan válidos como los hechos que los sustentan:

Primero: La revolución cubana fracasó, demostradamente por haber abrazado el socialismo marxista-leninista como mecanismo de acciones en lo político, en lo social, en lo económico y en lo moral, culpable por lo sucedido con el sufrido pueblo cubano el último medio siglo. Como dijera el presidente peruano, Alán García: “la rectificación” debieron hacerla hace 52 años”;

Segundo: Las acciones que pusieron de relieve --e hicieron reconocer a los dos polos visibles de la dictadura dentro Cuba (Fidel y Raúl)-- que la revolución comunista cubana había fracasado, fueron acciones escenificadas básicamente en el interior de la isla, por valientes y bravo(a)s patriotas cubano(a)s, que finalmente vinieron a público a oponerse a la dictadura;

Tercero: Que el gobierno marxista cubano ya “cayó” --sólo falta que deje el poder en manos demócratas-- cosa que todos sabemos no hará, a partir de enunciados contendidos en la misma doctrina marxista que ellos reafirman como siendo la causa fundamental de su fracaso, lo que demuestra que, a pesar que “es un problema de tiempo”, la lucha debe continuar.

Visto lo anterior, es claro que la historia contemporánea de Cuba marcha hacia la solución de su drama, que sólo sobrevendrá del cambio democrático que ahora Fidel y Raúl pretenden demorar con subterfugios que, por primera vez, nadie cree, ni dentro ni fuera de la isla.

Aspectos negativos de la política exterior de los países que más influyen en la política cubana --Estados Unidos y España-- conspiran contra una solución adecuada (según la óptica de los intereses netamente cubanos) de la problemática de la isla y son los únicos (pero importantes) escollos a enfrentar en paralelo (o en sucesión) con la lucha actual contra la dictadura, según la dinámica de los acontecimientos que a partir de ahora se precipitarán, para incorporar la Nación cubana al cauce democrático del que nunca debió haber salido.

No debemos amilanarnos en este análisis porque la solución que se “cocina” no sea la ideal, incluso, que no sea la deseable, a corto y medio plazo. El fracaso de la dictadura (debido a la lucha de la oposición cubana) es lo importante, aunque en otras latitudes la tilden de “vieja, dispersa e interesada”. Mientras haya hombres y mujeres de buena voluntad dispuesto(a)s a luchar por la instauración de un sistema libre y democrático en la Nación cubana --ahora y después-- podemos estar seguros del futuro democrático que nos traerán los años venideros.

29 de Diciembre de 2010

 

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

 
LUIS POSADA CARRILES: ¡PARECE MENTIRA! PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Miércoles, 29 de Diciembre de 2010 12:33

Por Luis Conte Aguero

¡Luis Posada Carriles está siendo juzgado por los Estados Unidos de América! ¡Luis Posada Carriles está siendo juzgado por los Estados Unidos de América!

Nuevamente y por más que se repita, esta verdad parece mentira.

Parece mentira tal persecución de la Justicia de los Estados Unidos de América, asistida  con la presencia acusadora en El Paso, Texas, de agentes cubanos de los Castro invitados por el Sistema Judicial de los Estados Unidos.

Tan evidente absurdo no requiere un adjetivo más. A favor de Luis Posada Carriles basta aducir sus servicios a los Estados Unidos y a la Democracia en diversas geografías de América y el Mundo. Combatiente sin vacilaciones, no hubo orden justa que no acatara y deber que no cumpliera. Soldado de la libertad en todas las situaciones y circunstancia sin pedir ventaja personal alguna, salvo la de ocupar la primera trinchera del peligro. En esta entrega total a la misión anticomunista no ganó condecoraciones sino persecuciones. Sus medallas son los balazos en su cuerpo y su valor para enfrentar la agresión.

Una vez más lo juzgan quienes no saben ser amigos de los amigos ni enemigos de los enemigos. La vista está señalada para comenzar el 10 de enero de 2011. Sí, parece mentira, Luis Posada Carriles es el juzgado, no los Castro. Sobrarán fiscales y gastos enormes cubiertos oficialmente; o sea, por el pueblo norteamericano. En cambio, por defender a éste y otros pueblos, Luis Posada Carriles tiene que recurrir a sus pinturas y a la generosidad de patriotas y gente buena que financien una defensa de abogados amigos.

La justicia dependerá de una honorable jueza y los jurados que se resuelvan a servir el bien y la verdad. A ellos apelamos.

Tomado del periódico de asuntos cubanos NUEVO ACCIÓN

Última actualización el Miércoles, 29 de Diciembre de 2010 12:36
 
Otros días de la vida PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 26 de Diciembre de 2010 12:39

Por RAUL RIVERO

Madrid -- Los once presos del grupo de los 75 de la Primavera Negra que siguen encarcelados en Cuba fueron a parar a la prisión a cumplir condenas de hasta 28 años por decir, entre otras verdades, que el país tendría que hacer un cambio radical para no sepultarse definitivamente en el abismo. Ellos, y la oposición pacífica en general, trabajaban, con las filosofías de sus proyectos, por acelerar y darle profundidad a esas transformaciones.

De modo que, con muchos años de anticipación, vieron, vivieron, tocaron y denunciaron los peligros de una realidad que ahora alarma a los gobernantes y desata un movimiento un poco teatral dedicado a buscar unos cáñamos para detener esa caída o unas colchonetas usadas para ponerlas sobre los peñascos del fondo del barranco.

Los prisioneros políticos fueron confinados a los calabozos por describir los peligros de un escenario que para ellos era la vida cotidiana en las bases y los márgenes de la sociedad. Y por sus esfuerzos como ciudadanos para trabajar, mediante propuestas cívicas, por una evolución coherente que sacara a Cuba de la catástrofe que había roto el espejo empañado de la Europa del Este.

En estos días finales del 2010, los que permanecen en las cárceles (40 de sus compañeros ya salieron al destierro) están pagando por la audacia y el coraje de querer permanecer en su tierra y volver a las calles a continuar en la coherencia de sus ideales que, como se sabe, van mucho más allá de unos brochazos en el sector de la economía y de la copia con papel carbón del modelo del capitalismo chino dirigido por el Partido Comunista.

Los once pagan su decisión con la extensión con ensañamiento de su condena, arbitraria desde el primer día. Y por tratar de ejercer el derecho de vivir y luchar decentemente para adelantar un porvenir en el que se pueda pensar con libertad, se celebren elecciones libres, haya partidos de diferentes signos, medios de comunicación sin censura y todos los ciudadanos sean iguales ante las leyes. Las nuevas leyes.

Esta obsesión gubernamental por impedir a un pequeño grupo de disidentes que salga de la prisión y regrese a casa con su familia y a sus planes políticos, es un acto visceral de soberbia. Es una muestra de que el gobierno no está en disposición de que nadie que defienda ideas diferentes a las impuestas por más de 50 años, pueda tener un espacio en ese país.

Las Damas de Blanco, la voz y la presencia del grupo de los 75 desde abril del 2003, mantienen su discurso sin fragilidades por los hombres que siguen bajo los candados. ``El régimen nos está torturando psicológicamente al no querer liberar a nuestros esposos, sabe que esto nos duele y que nosotros hubiésemos deseado estar con ellos en estas fechas tan sagradas'', ha dicho esta semana en La Habana Berta Soler, una de las portavoces de la asociación y esposa del preso Angel Moya, uno de los once.

Es verdad que en estos tiempos de fiestas religiosas y el anuncio del año nuevo la unión de la familia se asume con un significado especial y los reencuentros con los seres queridos están provistos de una carga extra de sentimientos. Pero cualquier día de la vida que un hombre inocente pase en una celda tiene el peso fatal del tiempo, esa presencia inmaterial que el poeta José Lezama Lima definió en La Habana como el disfraz del diablo.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/12/26/859335/raul-rivero-otros-dias-de-la-vida.html#ixzz19DjIPg96
 
«InicioPrev311312313314315316317318319320PróximoFin»

Página 317 de 380

El enemigo no está a 90 millas de Cuba s

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.-  "Serán sancionados con 180 días de prisión los especuladores y acaparadores de productos", se lee en el texto de una legislación que podría haber quedado aprobada esta semana, ...

EUA detiene la llegada de dólares al cas

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En vista que en EUA hay elecciones en poco más de tres meses, es muy claro que el voto cubano en la Florida estará dividido entre los qu...

Rebelión en la hacienda

Indicado en la materia

Por FRANCISCO ALMAGRO DOMÍNGUEZ.-  Imaginemos, no cuesta mucho trabajo, que hemos retrocedido al siglo XIX y estamos en una plantación azucarera. Según nos cuenta Manuel Moreno Fraginals en esa joya llamada El Ingenio, co...

Mal enfoque para el desarrollo local en

Indicado en la materia

Por ELÍAS AMOR.-  Probablemente, la política de desarrollo territorial centrada en el municipio para impulsar la economía nacional sea uno de los errores conceptuales más destacados de la acción de Gobierno de ...

La dolarización castrista. Un análisis

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Las medidas tomadas por la dictadura para paliar su crisis económica tienen varias facetas de análisis, la principal de las cuales es la evidencia de haberse tomado (est...

La miopía del Partido Demócrata de los E

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Tanto ANTIFAS como BLM son organizaciones marxistas y están muy conscientes de la necesidad de aprovechar cualquier incidente para provocar artificialmente las protestas e incitar a la ...

Las lecciones de las depredaciones en EU

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Lo complejo de la situación actual es que el Partido Demócrata, prisionero de la izquierda política interna, se ha dejado arrastrar por el mundialismo izquierdista y ha sant...