Interviene Rosa María Payá en Convención del Partido Popular español

La activista por los derechos humanos y líder de la iniciativa “Cuba ...

Expresidentes se unen al clamor de los colombianos para rechazar el terrorismo

Los expresidentes colombianos Juan Manuel Santos, Álvaro Uribe y Andrés Pastrana dejaron de la...

Guaidó ofrece una amnistía para militares que abandonen a Maduro en Venezuela

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), Juan Guaidó, ofreció en ...

Reino Unido: Día clave para May y para futuro del 'brexit'

La primera ministra británica, Theresa May, seguía el domingo los contactos con ...

Bolsonaro faz estreia em Davos; relembre participações de ex-presidentes no Fórum Econômico

Na primeira viagem internacional como presidente da República, Jair Bolsonaro estreará no Fórum Econômico Mu...

Artigos: Cuba
Un tercer partido en Estados Unidos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 03 de Junio de 2017 12:37

Por Jorge Hernández Fonseca

Aparentemente, las bondades del bipartidismo han comenzado a agotarse. Si bien un escenario político de demasiados partidos es poco funcional, la presencia de un tercer partido fuerte en el escenario político norteamericano vendría a constituirse en una especie de fiel de la balanza.


Un tercer partido en Estados Unidos

Jorge Hernández Fonseca

1 de Junio de 2017

El fenómeno Donald Trump en la política interna de EUA, independientemente de la simpatía o no que podamos tener con su proyecto político, pudiera sin embargo destrabar un aspecto importante de la política doméstica norteamericana: la excesiva polarización y la ausencia fatal y creciente de diálogo entre los dos partidos tradicionales, el Demócrata y el Republicano.

La política bipartidista norteamericana ha demostrado con creces sus ventajas para la estabilidad del panorama político. Sin embargo, en el último cuarto de siglo ha venido demostrando cierto agotamiento al hacer inviable aspectos tan simples como el nombramiento de un funcionario. La aprobación de los presupuestos anuales es el terreno donde más evidente es la pugna bipartidista, amenazando más de una vez con “paralizar al gobierno”, algo grave.

Aparentemente, las bondades del bipartidismo han comenzado a agotarse. Si bien un escenario político de demasiados partidos es poco funcional, la presencia de un tercer partido fuerte en el escenario político norteamericano vendría a constituirse en una especie de fiel de la balanza.

Hay desde luego otros partidos en EUA fuera de los dos grandes, sin embargo, estamos hablando de un tercer partido tan fuerte como los dos existentes y eso solamente es posible si se da en EUA una situación como la actual: un presidente electo, sin el apoyo de ninguno de los dos partidos tradicionales. Nada más indicado entonces que Donald Trump cree su partido.

El partido que crearía Trump no solamente sería el abanderado de su ideología política, diferente como se sabe de la tradición republicana y de la demócrata, sería además el partido que lideraría en algunos casos, o apoyaría a uno de los otros dos partidos en pugna, en otro, papel que ahora no es desempeñado por nadie y que resulta necesario en un momento de la historia norteamericana donde el bipartidismo tradicional da muestras de total disfuncionalidad.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 03 de Junio de 2017 12:49
 
La liberación de Leopoldo López: Un análisis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 11 de Julio de 2017 11:20

Resultado de imagem para leopoldo lopez

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Creo que la liberación de Leopoldo López apunta contra la consulta opositora del domingo 16 de Julio. Hay que hacer notar que la herramienta principal de triunfo opositor es el resultado de la consulta popular de este domingo 16, que derribaría de hecho al gobierno de Maduro. Es lógico que la solución venezolana pasa por negociaciones, pero nunca debería negociarse la realización o no de la consulta popular y en cualquier caso, obligar a Maduro para que cumpla las condiciones expuestas por la oposición. Negociar siempre después del 16 de Julio.


La liberación de Leopoldo López: Un análisis

Jorge Hernández Fonseca

10 de Julio de 2017

Leopoldo López ha sido enviado al seno de su hogar a cumplir lo restante de su condena. Esta inimaginable medida ha sido sin dudas provocada por las manifestaciones contra la dictadura de Maduro, mostrando a su vez la debilidad del régimen venezolano. Sin embargo, esta realidad no puede nublar el entendimiento de que esta medida tiene objetivos asociados a los intereses inmediatos de la corrupta cúpula gobernante actual, lo cual merece un análisis.

El régimen madurista tendría objetivos ocultos y utilitarios para de repente excarcelar a su principal opositor. En ese sentido, se pueden conjeturar tres posibilidades: primero, el líder opositor es excarcelado para fragilizarlo, en el supuesto que ya en su casa sería más vulnerable física e intelectualmente, cometiendo errores de incumplir su palabra al ser liberado y/o pudiendo ser incluso eliminado fuera del cuidado del estado, recordando que se dijo que ahora Leopoldo “dependería sólo de la custodia de su familia”. Hay que tener mucho cuidado.

En segundo lugar, se puede conjeturar que la fractura interna del chavismo ha llegado al límite de presionar a Maduro y sus asesores cubanos, para obligarlos a excarcelar al líder opositor y comenzar a tender la mano a la oposición con vistas a un posible futuro gobierno de unidad nacional de chavistas no maduristas y parte de la oposición actual, salvando al chavismo.

Y en tercer lugar y debido a lo próximo de la consulta convocada por la oposición venezolana, este hecho pudiera convertirse en un incentivo para proponer a la oposición que renuncie a la consulta popular, incluso haciendo la propuesta de cancelar tanto la consulta como la elección de la constituyente, con vistas a convocar conversaciones, enfriar la calle, ganar tiempo y conservar el poder, desde el cual habría “promesas” de mejoras inmediatas.

Creo que la liberación de Leopoldo López apunta contra la consulta opositora del domingo 16 de Julio. Hay que hacer notar que la herramienta principal de triunfo opositor es el resultado de la consulta popular de este domingo 16, que derribaría de hecho al gobierno de Maduro. Es lógico que la solución venezolana pasa por negociaciones, pero nunca debería negociarse la realización o no de la consulta popular y en cualquier caso, obligar a Maduro para que cumpla las condiciones expuestas por la oposición. Negociar siempre después del 16 de Julio.

La clave del momento es, hacer la consulta popular y con sus resultados, pedir la anulación de la constituyente apócrifa, antes de negociar cualquier solución consensuada. La consulta opositora dará la legitimidad nacional e internacional al pueblo oprimido, para sentarse a negociar desde posiciones de exigir el cumplimiento de los resultados de la consulta. La dictadura madurista todavía tiene “cartas” y hay que estar muy atento sus movimientos.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Miércoles, 19 de Julio de 2017 11:23
 
Los misiles Tomahawk de Donald Trump PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 09 de Abril de 2017 12:17

 

Resultado de imagem para los misiles de trump

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Hubo un resultado en política doméstica que sin dudas el presidente Trump atesora desde el bombardeo y es que se ha desmarcado de la acusación de responder a los intereses de Putin.


Los misiles Tomahawk de Donald Trump

Jorge Hernández Fonseca

8 de Abril de 2017

Los misiles Tomahauwk lanzados por orden del presidente norteamericano Donald Trump contra una base aérea siria el pasado jueves 6 de Abril, sirvieron para mucho más que demostrar al mundo que el nuevo presidente norteamericano no actúa como su predecesor, que amenazó con atacar a Siria si empleaba sus armas químicas, sin a cumplirlo. La respuesta norteamericana implicó no solamente un castigo merecido, sino una carta de presentación para futuras violaciones de las leyes de la guerra contra la sufrida población civil siria.

El bombardeo se dio justamente mientras el presidente Trump cenaba en Maralago, Florida, con su homólogo chino Xi Jinping, después de una reunión de trabajo, en la que supuestamente Trump reclamó al mandatario chino sobre las continuas provocaciones nucleares y coheteriles de su aliado de Corea del Norte, probablemente amenazando de actuar “unilateralmente”. Esta simultaneidad muy probablemente no fue casual, sino un recado de lo que “pudiera suceder”.

Adicionalmente a los dos objetivos básicos enumerados, ambos de política internacional, hubo un tercer objetivo de política doméstica que sin dudas el presidente Trump atesora desde el bombardeo --proponiéndoselo o no-- y es que se ha desmarcado de la acusación de responder a los intereses de Putin. La intromisión rusa en computadores del partido demócrata de EUA ha devenido en principal punta de lanza del partido demócrata para tratar de demostrar lo absurdo e indemostrable: que Trump responde a los intereses rusos. Eso con el bombardeo, es historia.

Otros objetivos menores consiguió el presidente con el raid: una óptica unánimemente positiva desde una Europa anteriormente hipercrítica; un enfoque prometedor de lo que pudiera suceder con Corea del Norte, entre sus aliados asiáticos; una reacción desmedida de condena desde la Habana y Caracas, temerosos de que semejante procedimiento fuera la receta de Trump contra déspotas que desprecian a sus pueblos. Todo esto además de la compresión por parte de Rusia de que su papel en Siria ha ido más lejos que la simple defensa de sus intereses.

Desde luego que, como lección remanente de los Tomahauwk, ahora ya nadie duda que el nuevo presidente esté dispuesto a cumplir su promesa de hacer a EUA grande de nuevo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 15 de Abril de 2017 21:07
 
El partido único, una reliquia que (casi) nadie se atreve a denunciar en el debate constitucional PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 27 de Octubre de 2018 00:40

Castro recibe la más alta condecoración civil soviética

Por REINALDO ESCOBAR.-

Muchas veces, detrás del ropaje de la soberanía y de la independencia, en realidad se esconden elementos calcados o impuestos desde otras latitudes. La reforma de la Constitución que se lleva a cabo actualmente en Cuba no está exenta de esas contradicciones al dar como si fueran "nuestros" varios puntos que han sido copiados a terceros.

Uno de los casos más emblemáticos de este mimetismo es el Artículo 5 del proyecto de Carta Magna donde el Partido Comunista de Cuba (PCC) queda descrito como "la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado". Aunque éste ha sido uno de los puntos más rechazados desde la oposición política, pocos se han atrevido a cuestionarlo en los debates públicos.

Esta definición del suprapoder del PCC en la sociedad se introdujo en la primera versión del anteproyecto de la Constitución de 1976 que una comisión encargada de su redacción entregó a Fidel Castro el 24 de febrero de 1975. Aquel texto quedó aprobado por el Buró Político del Partido en abril de ese mismo año, en un contexto de gran aproximación a la Unión Soviética.

 

La sintonía con el Kremlin se reflejó en la Constitución que nacía, cuyo cuerpo principal ha llegado hasta nuestros días.La sintonía con el Kremlin se reflejó en la Constitución que nacía, cuyo cuerpo principal ha llegado hasta nuestros días.

En ese momento, el texto del artículo sufrió leves modificaciones desde el anteproyecto a la versión final. La más llamativa fue el cambio de definición del PCC que pasó de ser la "vanguardia organizada marxista-leninista de la clase obrera" al "martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana", para darle un toque más local que apenas logró esconder su profunda esencia foránea.

El 15 de febrero de 1976 se realizó un referendo donde votaron más de cinco millones de electores de los cuales solo el solo el 1% (54.070 personas) se atrevió a marcar el No en la boleta. El artículo 5 fue visto entonces por la inmensa mayoría de los ciudadanos con derecho al voto como la definición formal de lo que todo el mundo daba como un hecho consumado, que no valía la pena intentar refutar.

El fracaso de la zafra de los 10 millones, el descalabro de la economía nacional y la visita de Leonid Brezhnev a la Isla, en 1974, habían cerrado el abrazo del oso ruso alrededor del modelo cubano. Aquel acercamiento se tradujo en el envío de cuantiosos recursos pero con la obligación por parte de la nomenklatura isleña de crear estructuras, modelos de gestión y de administración claramente compatibles con la URSS.

La sintonía con el Kremlin se reflejó en la Constitución que nacía, cuyo cuerpo principal ha llegado hasta nuestros días y sigue presente en varios de los artículos que se debaten en los barrios y centros laborales.

Aquel "copia y pega" no era un secreto para nadie y, en un folleto de circulación interna para cuadros del Partido, publicado en edición limitada en abril de 1975, se ofrecen los elementos que permiten hacer un estudio comparativo entre los artículos propuestos en el anteproyecto cubano y otras constituciones de diversos países de lo que entonces se llamaba "el campo socialista".

En el estudio comparativo que circuló entre los militantes se explicaban las afinidades entre la naciente Carta Magna cubana y sus primas cercanas de la Unión Soviética, Albania, Polonia, Vietnam, Mongolia, Checoslovaquia, Rumanía, República Democrática Alemana, Bulgaria, Hungría y Corea del Norte. En esa época China no era considerada en Cuba como un país socialista y no gozaba del favor de la Plaza de la Revolución, por lo que no fue incluida en el volumen.

La concordancia del artículo 5 de la Constitución de la Isla con las definiciones aparecidas en la ley de leyes de esos países refleja la similitud conceptual para expresar más o menos con las mismas palabras que el que manda en el país no es otro que el partido de los comunistas.

 

En un folleto de circulación interna para cuadros del Partido, publicado en edición limitada en abril de 1975, se ofrecen los elementos que permiten hacer un estudio comparativo entre los artículos.En un folleto de circulación interna para cuadros del Partido, publicado en edición limitada en abril de 1975, se ofrecen los elementos que permiten hacer un estudio comparativo entre los artículos.

El modelo cubano entró así en un ajustado corsé, que contrastaba con los primeros 16 años posteriores a 1959, en que el país careció de una adecuada Constitución que lo rigiera. El Partido empezó a organizar su primer congreso y solo nueve meses después de la visita de Brezhnev a La Habana se creó la comisión encargada de redactar el anteproyecto de Constitución, presidida por Blas Roca, un hombre de confianza de Moscú.

Con la presencia de Roca al frente de la tarea quedaban aseguradas las semejanzas entre la Carta Magna cubana y sus gemelas de Europa del Este. Las tradiciones criollas en temas constitucionales fueron reducidas a la nada y la tantas veces ponderada soberanía, disminuida a la condición de símbolo.

Hoy, el único país de la lista con el que Cuba mantiene concordancias constitucionales es Corea del Norte. El resto ha dejado en el pasado las pretensiones de liderazgo obligatorio del Partido Comunista. Los artículos que blindaban el sistema no sirvieron de mucho para detener el empuje democratizador que vivieron esas naciones. Cuando la Carta Magna quiso frenar la realidad fue -simplemente- derogada.

Sin embargo, la propuesta de reforma constitucional cubana en lugar de buscar similitudes con las leyes democráticas de países de América Latina, basadas en la competitividad de diferentes partidos políticos, se mantiene aferrada a la idea de imponer por ley la prevalencia de un único partido. Está atada a preceptos que ya demostraron su fracaso.

Las malas copias traen peores resultados y este caso no será la excepción.

14 Y MEDIO

Última actualización el Viernes, 02 de Noviembre de 2018 01:43
 
Venezuela: Un chavismo en crisis y dividido PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 01 de Abril de 2017 19:35

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Los acontecimientos se precipitaron en Venezuela cuando el tribunal supremo chavista dictaminó --de un plumazo-- la disolución de una de las tres principales Instituciones del Estado.

Resultado de imagem para el chavismo se divide

 

En la Venezuela de hoy se observan tres focos de poder. El foco de Nicolás Maduro, detrás del cual está Cuba; el foco del general Vladimir Padrino, Ministro de las Fuerzas Armadas, que es fiel de la balanza; y el foco del vicepresidente Tareck Aissami, asociado al terrorismo islámico. Diosdado Cabello, un anterior foco remanente de poder, ha pasado a un segundo plano después del choque con Padrino por oponerse a la elección del Congreso opositor y por la acusación formal de EUA de ser un capo narco, jefe del “Cartel de los Soles” dentro del ejército.

Última actualización el Domingo, 09 de Abril de 2017 12:08
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 9 de 311