A dos días del congreso del partido, Raúl Castro "truena" nada menos que al ministro de las Fuerzas

El Consejo de Estado cubano nombró este jueves como nuevo ministro de ...

Guillermo Lasso aseguró que en su primer día como presidente de Ecuador reducirá los impuestos

Tras imponerse en la segunda vuelta de las elecciones el pasado domingo, ...

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró que Cuba no tiene “verdaderas vacunas” contra

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró este miércoles su alerta ...

Joe Biden anunció la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán: “Es hora de acabar con la

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles la ...

Partidos indicam os 11 senadores titulares da CPI da Pandemia contra Bolsonaro

No Senado, os partidos já apresentaram nomes dos integrantes da CPI da ...

Artigos: Cuba
El Coronavirus: Los comunistas chinos contra el Mundo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 09 de Abril de 2020 22:37

 

Por Jorge Hernandez Fonseca.- 

Varios médicos y enfermeras chinas alertaron de la potencial epidemia-pandemia. La responsabilidad del equivocado tratamiento que recibieron recae sobre las autoridades comunistas, prestas siempre a acallar toda voz que implicara un “problema de imagen” en la sociedad comunista, cargando así con las culpas de la propagación del Coronavirus al Mundo.


El Coronavirus: Los comunistas chinos contra el Mundo

Jorge Hernández Fonseca

9 de Abril de 2010

Según el grave curso de los acontecimientos relacionado con la crisis de salud global debido a la pandemia provocada por el Coronavirus, la sociedad mundial que surgirá como resultado de esta realidad actual, sufrirá consecuencias políticas, económicas y sociales importantes.

No hay mucho que discutir respecto a que la epidemia comenzó en la China continental. Resulta además evidente que los dirigentes chinos trataron de ocultar el problema en ciernes, cuando señales alarmantes fueron emitidas por profesionales médicos que luchaban contra el Coronavirus en sus orígenes. También fue cruel e irresponsable el trato que estos médicos recibieron de las autoridades chinas al inicio de la epidemia, lo cual colaboró a la pandemia.

Varios médicos y enfermeras chinas alertaron de la potencial epidemia-pandemia. La responsabilidad del equivocado tratamiento que recibieron recae sobre las autoridades comunistas, prestas siempre a acallar toda voz que implicara un “problema de imagen” en la sociedad comunista, cargando así con las culpas de la propagación del Coronavirus al Mundo.

Esta irresponsabilidad del gobierno chino --y la pandemia que hoy se ceba en todo el Globo-- seguramente provocará dos consecuencias importantes: primero, habrá una revisión del trato económico-comercial que Occidente tiene con China, en el sentido de retirarle muchas de las fábricas e inversiones de todo tipo que hoy la benefician y, en segundo lugar, habrá un pase de cuentas interno contra los actuales gobernantes chinos y la ideología que los impulsó a este desastre mundial, como culpables de la pandemia. Los jefes comunistas pagarían sus culpas.

Por la prensa internacional se conoce la situación de pandemia en que la filosofía comunista ha colocado a todos los países del planeta, por la aplicación sistemática de un método profiláctico marxista: mentir respecto a todo lo que pudiera “dañar” el supuesto prestigio del sistema comunista y la opresiva sociedad que este promueve. Como si en el comunismo no pudiera haber errores que provoquen una epidemia. Por honestos, fueron sancionados varios médicos y enfermeras chinas. Por eso, no fueron “los chinos” --en abstracto-- los que provocaron este desastre humanitario, fueron los “comunistas chinos”. Por esa razón, una consecuencia de este desastre podría ser que los comunistas chinos fueran derrotados y dejaran de dirigir el país.

La anterior posibilidad tendría consecuencias en otros países comunistas remanentes, como Viet Nam, Corea del Norte y lógicamente Cuba, abocada a su propia problemática por el cambio generacional, la pérdida de Venezuela como benefactora y la cercana muerte de los históricos.

Las actuales inversiones de Occidente en China se reubicarían, algunas en los países de origen, otras en países occidentales que tengan condiciones de producción a bajo costo, como Brasil, Argentina y Chile, entre otros. Mientras, se haría justicia dentro de China, por la culpa comunista de provocar esta guerra (intencional, o no) de los gobernantes chinos vs. el Mundo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 18 de Mayo de 2020 15:36
 
La liberación de José Daniel Ferrer: Un análisis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 04 de Abril de 2020 01:42

The Cuban opponent José Daniel Ferrer has been detained for an ...

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Esta liberación ha sido obligada. Las presiones que ha sufrido la dictadura castrista y que motivaron la liberación de Ferrer provienen de dos frentes diferentes: por un lado, hay una presión interna, del pueblo cubano, de la epidemia de Coronavirus y de sectores internos del propio régimen castrista; y por otro, una presión internacional que hoy tiene nombre y apellidos: una flota de guerra de EUA en el Caribe, frente a Venezuela.


La liberación de José Daniel Ferrer: Un análisis

Jorge Hernández Fonseca

3 de Abril de 2010

La liberación del líder opositor José Daniel Ferrer es un signo increíble de debilidad de la dictadura comunista cubana --pudiera decirse que es casi el único-- en sus más de 60 años de existencia. Este golpe opositor, que marca un hito en la lucha de la UNPACU y del pueblo cubano contra la dictadura que lo oprime, pudiera señalar el principio del fin de una época.

Este fin de época sin embargo, muy probablemente no significará una rápida recuperación de las libertades políticas, pero ciertamente que este golpe opositor contra la férrea dictadura que oprime al pueblo cubano tiene un significado más allá de un gesto de buena voluntad. Esta liberación ha sido obligada. Las presiones que ha sufrido la dictadura castrista y que motivaron la liberación de Ferrer provienen de dos frentes diferentes: por un lado, hay una presión interna, del pueblo cubano, del Coronavirus y de sectores del propio régimen; y por otro, una presión internacional que hoy tiene nombre y apellidos: una flota de guerra de EUA frente a Venezuela.

No es descabellado asumir que en la actualidad existen conversaciones privadas de EUA con la dictadura cubana, sobre todo, motivadas por la preocupación de EUA con Venezuela. De la misma manera que EUA no sólo tiene una flota de guerra en aguas del Caribe, muy cercanas a Venezuela, sino que también ha propuesto una solución política a Maduro que lo liberaría de enfrentar los tribunales. Deduzco por eso que hay también una propuesta de EUA formulada a la Habana, la que probablemente implicó el pedido a Cuba de “un gesto”: liberen a J. D. Ferrer.

Hoy se asume que en Cuba hay un gobierno dividido --desde que Silvio Rodríguez y otros personeros castristas se manifestaron públicamente contra la excesiva represión a opositores pacíficos-- que ya había provocado antes la liberación de Luis Otero Alcántara, sabiendo además que tanto Raúl Castro como Ramiro Valdez estarían enfermos y que las decisiones las estaría tomando el impopular Machado Ventura-- no es difícil aventurar que sectores menos rígidos estarían dando las cartas al interior del esquema castrista, dentro del partido comunista.

Si las cosas fueran como planteado, muy probablemente la propuesta norteamericana a los comunistas cubanos sería del mismo tono a las propuestas formuladas a Maduro. Es decir, no serían propuestas radicales para que los gobernantes cubanos dejaran de inmediato las riendas del poder. Probablemente estarían dirigidas a permitir ciertas libertades sociales, económicas y políticas --aceptables para Cuba-- pero que garanticen dos aspectos que EUA aprecia mucho: el no permitir de manera ninguna el tráfico de drogas en la isla, o tomando como base la misma; e incentivar un sistema económico autosuficiente, que evite un éxodo descontrolado hacia EUA.

Escribo estas deducciones como observador --lo más imparcial posible-- del panorama político actual de EUA y sus vecinos latinoamericanos. Como cubano, me gustaría vislumbrar la posibilidad de una presión norteamericana para derrotar totalmente la dictadura castrista, pero las circunstancias actuales indican que sería un proceso, que EUA iniciaría de forma gradual. Cuba, diferentemente que Venezuela –y a los ojos de Washington-- no tiene una oposición política tan estructurada dentro del país como Venezuela, cosa que se resolvería con el tiempo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 11 de Abril de 2020 00:30
 
Cuba castrista: ¿Es este el País q queremos los cubanos? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 23 de Noviembre de 2019 22:02

Resultado de imagem para angola, la guerra innecesaria

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

¿Son bien nascidos en tierras cubanas policías políticos que, violando sus propias leyes comunistas, formuladas a bombo y platillo en su constitucion castrista, encarcelen, desaparezcan y torturen a un cubano, que lo único que ha hecho es rebelarse al totalitarismo extemporáneo? ¡Libertad, honra y larga vida a José Daniel Ferrer!


Cuba castrista: ¿Es este el País que queremos los cubanos?

Jorge Hernández Fonseca

23 de Noviembre de 2019


Una buena pregunta: ¿Es Cuba castrista la Patria que queremos los cubanos? Para los más de dos millones de cubanos que vivimos fuera de la isla, es unánime el NO. Para los once millones de cubanos que viven en la isla 60 años de racionamiento, no hay esa unanimidad, aunque mayoritariamente la respuesta también es NO, rechazando la insoportable opresión totalitaria.

¿Es la República que queremos una isla comandada por el capricho antinorteamericano de un solo hombre, que sacrificó los sueños de 11 millones de cubanos, para hacer su sueño violento, ególatra y personalista solamente? Claramente que NO. ¿Es la Nación que queremos, un conglomerado sometido, fracasado y estupidizado, porque nunca se jerarquizó el pueblo? NO.

¿Es el País que queremos una Patria confundida en consignas con la muerte? Otra vez NO. ¿Es el hogar común de todos los cubanos, la panacea exclusivista de un grupito de militantes, privilegiados, mandalotodo, por encima del bien y el mal, la mayoría mal dotados mental y éticamente? NO. Hay que ser y sentirse muy inferior para anhelar un asfixiante país así.

¿Es la Patria de hombres como Martí, Maceo, Céspedes o Agramonte, un conglomerado ahora servil e genuflexo ante una revolución de mentiras, que prometió democracia primero, para después hacer otra cosa muy diferente? NO. ¿Es la tierra que adoraríamos tener como nuestra, un monte de mala hierba, nascida por la desidia de un partido único que solamente le importa mantener el poder y no servir a su pueblo, traicionando los ideales originales ya olvidados? NO.

¿Será que es nuestro ideal como cubanos, pasarse las 24 horas del día procurando donde encontrar lo que vamos a comer? NO. ¿Será que los mejores hijos de Nuestra Tierra dieron sus vidas para que en 60 años los mandamases no hayan aprendido a producir bienes o servicios? NO. ¿Cuántos de los revolucionarios de 1959 son peores que los batistianos de entonces?

¿Son bien nascidos en tierras cubanas policías políticos que, violando sus leyes comunistas, encarcelan, desaparecen y torturan a un cubano, que lo único que ha hecho es rebelarse al totalitarismo sórdido y extemporáneo? ¡Libertad, honra y larga vida a José Daniel Ferrer!

Lo que quedaba de buenas intenciones se marchitó fusilando tres humildes jóvenes cubanos que querían escapar del manicomio castrista; sacrificando sangre cubana en Angola a razón de dos mil dólares por cada mercenario cubano que el dictador ponía a disposición de Agustino Neto; fusilando cuatro comunistas comprometidos con la opresión, para salvar el pellejo de los líderes castristas comprometidos internacionalmente con el narcotráfico de Pablo Escobar, convirtiendo la isla en un páramo inútil, eunuco y estéril, propio para retrasados mentales.

Cuba será libre, independiente y democrática de nuevo, sin tiranos que nos subyuguen ni policías que nos vigilen, sin partido único que nos entraville, ni CDR que nos mangonee; entonces podremos decir: ¡Esta si es la Cuba que los cubanos de dentro y de fuera queremos!

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com


 

Última actualización el Miércoles, 22 de Enero de 2020 02:16
 
“Clandestinos” vs. José Martí PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 31 de Enero de 2020 19:06

Resultado de imagem para jose marti

Por Jorge Hernández Fonseca.-

Existen un grupo de frases, supuestamente escritas por José Martí en una tal “carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado”, donde se exponen conceptos anti-norteamericanos. Esa carta nunca nadie la ha visto (ni siquiera en fotocopia).


“Clandestinos” vs. José Martí

Jorge Hernández Fonseca

31 de Enero de 2010

Hay una importante controversia en el exilio cubano de Miami: ¿Son correctas las acciones de “Clandestinos” dentro de Cuba contra los bustos de José Martí? Un sector cree que esas acciones son adecuadas, porque “cualquier acción contra los símbolos que la dictadura ha usado en su beneficio son justificables”. Otros opinamos que, “acciones contra Martí, son siempre condenables, aunque la dictadura haya usado al Apóstol para sus propósitos.


Los que criticamos las acciones contra José Martí, concordamos y alentamos la rebelión de “Clandestinos” contra la dictadura. Pero pensamos que hay demasiados símbolos castristas contra los cuales actuar: las muchas imágenes de Fidel Castro, de su hermano, Raúl, del Ché, de Camilo, de Marx, de Lenin, de Engels, de Mella, los innumerables carteles y grandes vallas con propaganda comunista y así, un largo etc., como para emprenderla contra el Apóstol.


No se trata de un debate “que hay ganar o perder” es un debate básico sobre la Cuba del futuro que queremos. ¿Queremos una Cuba sin Martí, sin sus enseñanzas, sin su ideología? Los que apoyan las acciones de “Clandestinos” contra Martí argumentan que “no se debe ir contra las acciones de “Clandestinos”, sean las que sean, porque ellas son contra la dictadura” y adoptan el criterio de, “criticar las acciones contra Martí, es estar contra “Clandestinos” y su rebeldía”. ¡Falso!. Hay que poyar a “Clandestinos”, pero condenar cualquier acción contra José Martí.


Existen un grupo de frases, supuestamente escritas por José Martí en una tal “carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado”, donde se exponen conceptos anti-norteamericanos. Esa carta nunca nadie la ha visto (ni siquiera en fotocopia). Tuvo origen en un oficial español, que dijo haberla “encontrado” en las pertenencias del héroe caído en combate, en Dos Ríos. El oficial español nunca mostró la supuesta carta, pero publicó frases anti-norteamericanas como su contenido y como argumento contra el país (EUA) que los había derrotado y expulsado de la isla. El revanchismo del oficial español, derrotado por EUA, le hizo escribir aquellos oprobios.


Frases como “viví en el monstro y le conozco sus entrañas”; “el norte revuelto y brutal que nos desprecia”; “todo lo que he hecho hasta hoy es para, con la independencia de Cuba, evitar que EUA caiga con esa fuerza más sobre los pueblos de Nuestra América”, entre otras. Estas frases, que son repetidas por la dictadura en sus adoctrinamientos, son apócrifas y fueron escritas por un oficial español resentido por la derrota de España en su guerra contra Cuba.

Ninguna de estas frases se encuentran en la obra de Martí y en ningún compendio serio del ideario martiano existe tal “carta inconclusa”. Fue escrita para confundir y en ningún otro momento anterior Martí escribió nada parecido. Todo lo contrario, abundan las citas de Martí donde se admira por las cualidades positivas de la sociedad norteamericana y aunque no hay sociedad perfecta, no por casualidad fue la sociedad que el propio Martí escogió para vivir.


Muchos cubanos dentro dela isla, sometidos al bombardeo constante de las famosas frases atribuidas falsamente a José Martí, pudieran considerar correcto el manchar los bustos de Martí como forma de lucha contra la dictadura. Pero debemos ver lo falso que resulta tomar como base palabras nunca escritas por el Apóstol, creando un falso Martí anti-norteamericano. Esa confusión contra Martí hay que erradicarla definitivamente del panorama político cubano.


Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Jueves, 06 de Febrero de 2020 17:04
 
Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡Ambos! Una propuesta PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 07 de Abril de 2020 01:17

Updated: Brazilian President Jair Bolsonaro Denies Reports He ...

Por Jorge Hernández Fonseca.-

Tanto el presidente norteamericano Donald Trump, como el presidente brasileño Jair Bolsonaro, saben que la cuarentena total perjudica en demasía la economía de sus sociedades y quieren una solución a ese dilema. La propuesta es: decretar cuarentena sobre los ciudadanos mayores de 60 años solamente. Así la economía funcionaría normalmente, sin las afectaciones que hoy ocasiona la cuarentena total, es decir, de todas las personas, sin importar su edad.


Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡Ambos! Una propuesta

Jorge Hernández Fonseca

26 de Marzo de 2020

La actual pandemia del Coronavirus COVID-19, nos enfrenta a una disyuntiva: Afectamos la economía con radicales medidas de protección humana que nos empobrecen, o, olvidamos la salud pública y jerarquizamos los sistemas productivos favoreciendo la pandemia. ¡Falso! el conocimiento actual sobre la acción del virus nos permite proponer una alternativa que posibilita cohabitar ambos importantes logros del desarrollo social actual, con mínimas afectaciones.

Se conoce que el 95% de los fallecidos por efecto del virus son personas mayores de 60 años. Siendo así, ¿por qué hemos de decretar cuarentena sobre todos, independientemente de sus edades, afectado la economía? Se ha hecho una verdad irrefutable que la cuarentena total es la vía correcta de ataque a la pandemia. ¡Falso! Corea del Sur, Japón y Singapur, sociedades que han luchado con éxito contra el virus, lo hicieron sin la cuarentena total de sus ciudadanos.

Tanto el presidente norteamericano Donald Trump, como el presidente brasileño Jair Bolsonaro, saben que la cuarentena total perjudica en demasía la economía de sus sociedades y quieren una solución a ese dilema. La propuesta es: decretar cuarentena sobre los ciudadanos mayores de 60 años solamente. Así la economía funcionaría normalmente, sin las afectaciones que hoy ocasiona la cuarentena total, es decir, de todas las personas, sin importar su edad.

El coronavirus actual es una gripe muy fuerte, pero los óbitos se concentran en un 95% en las personas mayores de 60 años. Nadie debería sufrir la gripe, pero hasta ahora, año por año, nuestras sociedades sufren diferentes cepas del virus de gripe y hasta el presente nunca se había decretado una cuarentena total, paralizándolo todo, en ninguna sociedad o país.

Las estadísticas que ya tenemos nos permiten afirmar que los óbitos de personas infectadas por coronavirus (alrededor de un 5% globalmente), cuando se llevan a personas con menos de 60 años, caen a números similares a los de las gripes anuales. Las estadísticas de muertes con este coronavirus se elevan por la inclusión del 95% de fallecimientos de personas mayores de 60 años. Pues sólo son esos los que debemos retirar de la circulación, liberando al resto.

Las restantes medidas de protección, como alejamiento social de un metro, evitar aglomeraciones, suspender eventos masivos, mantener (o no) las clases en colegios y universidades, todas estas medidas deben estudiarse detalladamente, teniendo en cuenta que ningún mayor de 60 años debería salir de su casa. Debe lógicamente reforzarse el sistema de atención a esta gripe en el sistema hospitalario, pero siempre retirando de circulación a los más propensos a sufrir óbito por efecto de la gripe. El resto, como todos los años, estará expuesto. Es el precio que la sociedad debe pagar para no paralizar totalmente la economía, como ahora.

Así, una propuesta a los presidentes Donald Trump y Jair Bolsonaro: suspender de inmediato la cuarentena total de los ciudadanos y restringirla solamente a los mayores de 60 años, con rigor. Esto podría incluir planes de retiro voluntario anticipado, con ciertas ventajas, o simples ayudas asociadas al desempleo, que incluya algunas ganancias por tratarse de algo provisional y único.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 9 de 411