Cambios? Las Damas de Blanco vuelven a marchar por Quinta Avenida

Tres Damas de Blanco lograron burlar el cerco del régimen y los ...

La izquierda brasilena reune intelectuales y artistas para reclamar elecciones anticipadas para pres

Bajo el lema "Directas Ya", artistas e intelectuales brasileños de izquierda pidieron ...

CIDH expresa "profunda preocupación" por violencia en Venezuela

"La protesta social es un derecho que debe ejercerse con libertad y se...

El régimen norcoreano realiza un nuevo lanzamiento de un misil al Mar de Japón

Corea del Norte realizó este lunes un nuevo lanzamiento de un misil ...

OEA manifesta confiança em instituições brasileiras. Equador questiona

WASHINGTON - A tentativa do Equador de colocar a discussão da turbulência ...

Artigos: Cuba
Cogida en su trampa la izquierda castrochavista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 28 de Enero de 2017 12:46

Por ORLANDO FREIRE SANTANA.- 

La tendencia proteccionista del nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, ha posibilitado que salgan a la luz ciertas facetas del comercio internacional que determinadas fuerzas políticas izquierdistas trataban de ocultar. En especial, sobresale el hecho de que la extrema izquierda latinoamericana pueda haber perdido uno de sus argumentos favoritos.

Esa izquierda castrochavista no cesaba de censurar al libre comercio, en particular los tratados que varios países de la región habían firmado con Washington, pues  consideraba que se trataba de una acción colonizadora de EEUU, y que solo el vecino norteño obtenía dividendos con semejante práctica.

Lo cierto es que en un tratado de libre comercio (TLC) ninguna de las partes gana o pierde en un 100% de los escenarios. Hay que hacer concesiones. Lo que sucede es que los partidarios del libre comercio creen hallar en él más ventajas que contratiempos.

Por ejemplo, cuando EEUU firma un TLC con otra nación, esta última debe rebajar los aranceles a varios productos que importa de Washington —y en ocasiones con cero arancel—, con la invasión posterior de esos productos a su mercado interno. Visto de esa manera, parece que gana EEUU.

Sin embargo, EEUU debe hacer lo mismo con determinados productos de su contraparte. Es cuando varios rubros exportables de América Latina entran en condiciones favorables al mercado estadounidense, favoreciendo el crecimiento económico de estas naciones, pero pudiendo provocar el cierre de empresas en EEUU, y el correspondiente desempleo que ello ocasiona. Eso es lo que no quiere Donald Trump para su país. Y, por supuesto, también tiene derecho a pensar de esa manera.

A las manifestaciones de Trump en este sentido hay que agregar lo expuesto por el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, durante la reciente celebración de la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y que reafirma el filón ventajoso que obtenía América Latina con el libre comercio.

Durante esa cita, a los Raúl CastroNicolás Maduro, y compañía,  no les quedó más remedio que escuchar cómo la interconexión de las economías latinoamericanas y caribeñas en el mercado global —dícese la práctica de TLC— ha logrado que en 25 años se redujera la pobreza de la región del 48% al 29%, y que en conjunto el Producto Interno Bruto (PIB) se multiplicara por seis.

Entonces, ¿qué razones llevaron a esa izquierda a obviar esos resultados y a apropiarse de un discurso beligerante contra el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), los TLC y el libre comercio en general?  El pretexto empleado ha sido oponerse al sistema capitalista, a la "explotación" de las empresas transnacionales, y a las "prácticas neoliberales" en la región.

Mas, en el fondo, esa retórica tiene como objetivo afianzar el estatismo económico, y así crear las condiciones para el control político de la sociedad. No hay que olvidar que se trata de una izquierda que, explícitamente, ha manifestado la intención de perpetuarse en el poder.

Si extrapolamos este enfoque al caso cubano, pudiéramos pedirle a la historiografía oficial que revalorice el significado de los Tratados de Reciprocidad Comercial que Cuba firmó con EEUU durante la época republicana, en especial el rubricado en 1903.

El castrismo siempre ha afirmado que se trató de un acto de servilismo de los gobernantes de la época, y que convirtió a Cuba en una neocolonia de Washington. Pero no dicen que ese tratado de 1903 permitió que el azúcar y el tabaco cubanos entraran preferentemente en el mercado norteamericano, y que la Isla obtuviera los ingresos necesarios para levantar una economía devastada por la guerra contra el colonialismo español.

Pero hay más: Cuba mantuvo casi siempre un saldo favorable en su comercio con EEUU, es decir, vendió más que lo que compró. Una situación que jamás ha conseguido la Isla a partir de 1959 con ningún otro socio comercial.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Viernes, 03 de Febrero de 2017 13:22
 
LAS REMESAS A CUBA ; UN ESCARNIO PARA EL EXILIO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 08 de Febrero de 2017 11:44

 

LAS REMESAS A CUBA ; UN ESCARNIO PARA EL EXILIO.
Dicen las estadísticas , siempre veleidosas, que tres mil o seis mil millones. Da lo mismo.
Debería ser : ni un kilo prieto. Que el exilio envíe frívolamente desde condones a botes de
recreo para ayudar a la "familia" y............. a la familia extendida incluyendo entenaos , es
algo insólito e inmoral . La ayuda , a la chita callando, se contabiliza a la par de los ingresos
por níckel , el turismo o el petróleo como fuentes de infusión en divisas a la involución
cubana. A la larga o a la corta el dinero se utilizará en mas desastre económico y mas
represión , lo que pone muy en duda el llamado "patriotismo " del exilio cubano.
Claro está una campaña contra las remesas-- opción "cero "-- aunque pueda dar el jaque
mate, no es simpática ; no da ratings , ni da votos. Dado el aburguesamiento del exilio light
el de desayunos y conferencias vespertinas, el que conocemos, habría que invertir
millones en una campaña publicitaria para lograr lo que resulta evidente ; lo que
deberíamos hacer espóntaneamente : nada de remesas para la isla y esto sin dilación
Claro está , es mejor apoyar el bloqueo y otras políticas asépticas por el estilo, pa' que
otros nos saquen las castañas del fuego que tomar el toro por los cuernos. Ir a conguear
frente al Versalles, resulta indoloro y pintoresco , mientras hacemos un giro postal al doblar
de la calle 8 para mantener a chulos y militantes en la isla ( que esto último el obamismo
también lo ha autorizado desde el pasado mes de octubre ).Que poca dignidad . Que
paripé
Un balón de ensayo exhortando a cero remesas fué publicado un día al azar por Santiago
Cárdenas en Face Book. Eran solamente unas cuantas palabras. Al momento llegaron
decenas de réplicas e insultos .El común denominador era que : "quieren matar a Mami de
hambre" y cosas por el estilo.
! Imagínense qué cosas y qué estilo ! ; y con qué vehemencia y prontitud.Claro está que
de morirse de hambre es precisamente de lo que estamos tratando. Pero el que puede
matar de hambre no es el exilio ; es la dictadura . Lo mío es hipotético; lo de ellos es real.

Cuando la política de tierra arrasada del ejército mambí en el 95 le vinieron a dar las quejas

al general Máximo Gómez :" No me vengan a llorar por unos cuantas cañas quemadas,

cuando lo que está en juego es la libertad de Cuba " ; ésa fué la respuesta de Chino Viejo" .

 

Por Santiago Cardenas.-

Dicen las estadísticas , siempre veleidosas, que tres mil o seis mil millones. Da lo mismo.


Debería ser : ni un kilo prieto. Que el exilio envíe frívolamente desde condones a botes de


recreo para ayudar a la "familia" y............. a la familia extendida incluyendo entenaos , es


algo insólito e inmoral . La ayuda , a la chita callando, se contabiliza a la par de los ingresos


por níckel , el turismo o el petróleo como fuentes de infusión en divisas a la involución


cubana. A la larga o a la corta el dinero se utilizará en mas desastre económico y mas


represión , lo que pone muy en duda el llamado "patriotismo " del exilio cubano.


Claro está una campaña contra las remesas-- opción "cero "-- aunque pueda dar el jaque


mate, no es simpática ; no da ratings , ni da votos. Dado el aburguesamiento del exilio light


el de desayunos y conferencias vespertinas, el que conocemos, habría que invertir


millones en una campaña publicitaria para lograr lo que resulta evidente ; lo que


deberíamos hacer espóntaneamente : nada de remesas para la isla y esto sin dilación


Claro está , es mejor apoyar el bloqueo y otras políticas asépticas por el estilo, pa' que


otros nos saquen las castañas del fuego que tomar el toro por los cuernos. Ir a conguear


frente al Versalles, resulta indoloro y pintoresco , mientras hacemos un giro postal al doblar


de la calle 8 para mantener a chulos y militantes en la isla ( que esto último el obamismo


también lo ha autorizado desde el pasado mes de octubre ).Que poca dignidad . Que


paripé


Un balón de ensayo exhortando a cero remesas fué publicado un día al azar por Santiago


Cárdenas en Face Book. Eran solamente unas cuantas palabras. Al momento llegaron


decenas de réplicas e insultos .El común denominador era que : "quieren matar a Mami de


hambre" y cosas por el estilo.


! Imagínense qué cosas y qué estilo ! ; y con qué vehemencia y prontitud.Claro está que


de morirse de hambre es precisamente de lo que estamos tratando. Pero el que puede


matar de hambre no es el exilio ; es la dictadura . Lo mío es hipotético; lo de ellos es real.


Cuando la política de tierra arrasada del ejército mambí en el 95 le vinieron a dar las quejas


al general Máximo Gómez :" No me vengan a llorar por unos cuantas cañas quemadas,


cuando lo que está en juego es la libertad de Cuba " ; ésa fué la respuesta de Chino Viejo" .

Última actualización el Miércoles, 08 de Febrero de 2017 11:48
 
Cuba 2016 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 29 de Diciembre de 2015 11:52

Resultado de imagem para morro de la habana

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Así, el año 2016 augura para Cuba cambios sustanciales obedeciendo a la ola democratizadora que llegó a Venezuela desde Argentina barriendo el castro-chavismo. La gran pregunta para los demócratas cubanos es: ¿estará EUA a la altura del momento democratizador latinoamericano?


Cuba 2016

Jorge Hernández Fonseca

27 de Diciembre de 2015

La decisión norteamericana de establecer relaciones diplomáticas con Cuba parece objetivar el poder asegurar estabilidad en un país muy cerca de sus costas y demás, como forma de jerarquizar sus intereses geoestratégicos. Esto ha concitado la aprobación casi unánime del resto del mundo, lo cual no significa que los cubanos que sufren la dictadura “beneficiada”, tengan también que aceptarlo.

Lo anterior indica que la “estabilidad” dentro de la isla depende de factores no necesariamente al alcance de las medidas norteamericanas de acercamiento al castrismo, entre los cuales podemos destacar básicamente tres: primero, las postergadas y “desestabilizadoras” ansias de libertad de los cubanos dentro de la isla (que se pronuncian en Centroamérica “votando” con los pies); en segundo lugar, la poca cooperación de la dictadura, que todavía no se ha movido lo suficiente para permitir una mejora material de su pueblo ampliando el potencial económico de su población interna; y en tercer lugar, el copioso subsidio venezolano pronto a desaparecer.

Los tres factores antes enumerados tienen una fuerte relación entre ellos. La desaparición del subsidio petrolero venezolano incentivaría medidas dentro de Cuba en sentido de ampliar el abanico de negocios permitidos a los cubanos de dentro y fuera de la isla. Esto a su vez podría potenciar las posibilidades “liberadoras” de los cubanos, razón por la cual el castrismo se niega a llevarlos a la práctica, lo que pudiera, internamente, incentivar acciones desesperadas y “desestabilizadoras”. Esta trilogía será la clave dentro de Cuba durante el próximo año 2016.

El escenario más probable es que durante 2016 desaparezca el subsidio petrolero venezolano al castrismo y que la dictadura se enquiste en su posición actual de no ceder libertades --ni siquiera económicas-- al interior de la isla. Habría que ver la reacción norteamericana -- así como la reacción del pueblo cubano dentro de Cuba-- ante semejante semejantes hechos.

En paralelo pueden sumarse otros elementos fortuitos, como la muerte del dictador mayor, o incluso del gobernante actual, todo lo cual pudiera condimentar adicionalmente los factores desestabilizadores dentro de la isla. ¿Estará dispuesta la administración de Raúl Castro a dictar medidas de cambios reales ante el corte del subsidio venezolano? ¿Habrá reacciones militares internas ante la muerte de alguno (o de ambos) hermanos Castro? ¿Intervendrá EUA dentro de Cuba si se sucede un proceso desestabilizador de grandes proporciones? Son preguntas obligadas ante circunstancias como la que sin dudas Cuba enfrentara en el venidero año.

La generalizada decisión de los cubanos dentro de la isla para solucionar individualmente sus problemas emigrando, parece mostrar las pocas posibilidades para el inicio de un proceso desestabilizador basado en el descontento popular. Sin embargo, la situación pudiera cambiar drásticamente si se cortara abruptamente el subsidio venezolano y la dictadura no respondiera con medidas adecuadas de liberalización --que por otra parte-- les harían perder poder.

Así, el año 2016 augura para Cuba cambios sustanciales obedeciendo a la ola democratizadora que llegó a Venezuela desde Argentina barriendo el castro-chavismo. La gran pregunta para los demócratas cubanos es: ¿estará EUA a la altura del momento democratizador latinoamericano?

Artículos de este autor pueden ser encontrados enhttp://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 21 de Marzo de 2016 12:37
 
Primer aniversario del 17D: Un análisis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 23 de Diciembre de 2015 15:04

Resultado de imagem para barack obama raul castro

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Los cubanos tenemos una deuda de gratitud muy grande hacia los EUA por el apoyo que siempre nos han dado en este largo camino hacia la libertad. Pero lamentablemente, en lo que respecta a la Cuba actual, hay una sustancial diferencia de enfoques. Los cubanos también tenemos derecho a ser libres, como el resto del mundo. Todo cubano rechazaría una “estabilidad” que eternice el sometimiento de su pueblo ante el régimen castrista –con su falta de libertades y derechos-- prolongando los 57 injustos años de esclavitud del pueblo cubano.


Primer aniversario del 17D: Un análisis

Jorge Hernández Fonseca

22 de Diciembre de 2015

Los largos meses de negociaciones previas al 17D entre EUA y Cuba fueron dedicados íntegramente --según los negociadores de EUA-- al intercambio de prisioneros entre ambos países: Alan Gross --preso en Cuba-- seria cambiado por tres espías cubanos condenados en EUA. Este intercambio de prisioneros resultaba tan evidentemente desigual, 3X1 (se incluyó a otro supuesto espía de EUA preso en la isla, del cual nada más se ha hablado) lo que decidió a la administración Obama a “avanzar” sobre la isla proponiéndole la normalización de relaciones.

Por la parte cubana la liberación de sus espías era el principal objetivo (sino el único) en las conversaciones previas al 17D. Llegado el momento, la Habana no tenía argumentos ante el Mundo para rechazar la normalización de relaciones, aunque no lo viera con buenos ojos. Cuba aceptó la apertura de las embajadas pero comenzó a hacer reclamos de todo tipo, quitándole la iniciativa a EUA y colocándose a la ofensiva en las negociaciones. La Habana, lógicamente, quiere también asegurar con EUA, ventajas financieras que pudiera perder en Venezuela.

EUA tiene otras razones que lo impulsan a normalizar relaciones con la isla, velando por la “estabilidad” frente a sus costas. Las realidades en Irak y Libia, donde la eliminación de sus hombres fuertes ha generado una dinámica desestabilizadora de grandes proporciones, les dan una lección --extrapolable o no-- que quieren evitar “preservando” los hombres fuertes en Cuba. Por otro lado, si la solución del problema cubano (supuestamente) es una “solución biológica” --lo que implica un problema a corto plazo-- eso los lleva también a estar “dentro” de la isla ahora.

No hay indicios de que las conversaciones se hayan diseñado para beneficiar directamente a la población de la isla. Desde luego, el sentido general del restablecimiento pudiera --a medio plazo-- mejorar la calidad de vida al interior de la isla, pero a costa de preservar la dictadura. Se han tomado decisiones cuidando los intereses de cada país, es decir, los intereses de la dictadura cubana por un lado y los intereses norteamericanos por otro y aunque hay envueltos intereses económicos de cubano-americanos, por ahora no juegan ningún papel determinante.

Se ha repetido hasta el cansancio que la mejora económica en Cuba implicaría a medio y largo plazo en una mejora política, como supuesta justificativa al restablecimiento bajo análisis. Sin embargo, este postulado no se cumple ni en la China comunista ni en el Viet Nam rojo. No obstante lo anterior, es muy deseable la existencia de una embajada norteamericana en la Habana cuando mueran los caudillos cubanos, ya que la falta --tanto de Fidel como de Raúl-- producirá la temida “desestabilización”, para lo cual es preferible la presencia de EUA dentro.

Los cubanos tenemos una deuda de gratitud muy grande hacia los EUA por el apoyo que siempre nos han dado en este largo camino hacia la libertad. Pero lamentablemente, en lo que respecta a la Cuba actual, hay una sustancial diferencia de enfoques. Los cubanos también tenemos derecho a ser libres, como el resto del mundo. Todo cubano rechazaría una “estabilidad” que eternice el sometimiento de su pueblo ante el régimen castrista –con su falta de libertades y derechos-- prolongando los 57 injustos años de esclavitud del pueblo cubano.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Miércoles, 30 de Diciembre de 2015 12:27
 
Cien años del señor del mambo: Dámaso Pérez Prado PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 18 de Diciembre de 2016 17:47

Dámaso Pérez Prado (CC)

Por Raúl Rivero.- 

Dámaso Pérez Prado (Matanzas, Cuba, 1916), que cumple esta semana sus primeros 100 años, está vivo y presente en la música porque inventó una manera delirante y sensual de hacer bailar a los hombres y las mujeres. Sí, él descubrió el mambo enmascarado en lo hondo del danzón clásico de su país y lo puso en su piano y en sus orquestas para que se alcanzara una forma especial de felicidad.

Hijo de un periodista y una maestra, el niño matancero aprendió piano enseguida y ya en ese universo artístico comenzó a desarrollarse también como arreglista, apareció el compositor y el director.

Hacia 1940, Pérez Prado se mudó para La Habana y comenzó a trabajar con grupos musicales que actuaban en los principales clubes de la ciudad ubicados en las cercanías de la playa habanera de Marianao o en las peligrosas y atractivas esquinas que rodean el puerto.

La historia rigurosa suele decir que Pérez Prado, a partir de un ritmo que habían comenzado a ensayar y a popularizar los hermanos Cachao y Orestes López, configuró la estructura del mambo tal y como se conoció después y se hizo mundialmente famoso. Pérez Prado le añadió los cambios que quiso y lo comenzó a montar en la programación de la orquesta Casino de la Playa de la que era director y arreglista, hasta que luego, en 1945, fundara su conjunto.

La polémica sobre la paternidad del mambo nunca se ha terminado, pero lo que nadie duda es que Pérez Prado contribuyó a hacerlo más bailable y lo difundió por el mundo entero.

En México, su segunda patria donde murió en 1989, por estos días volverán con más frecuencia a los salones y a las reuniones de amigos nostálgicos algunas de las piezas clásicas de Pérez Prado como Cerezo rosaPatriciaMambo número 5El ruleteroNormaLa de GuadalajaraLa chula lindaMambo en trompeta.

También en Cuba lo recordarán algunos conocedores y amantes de su música, porque el hombre del mambo fue tratado con distancia siempre por los burócratas de su país porque aunque se había ido a ese país vecino en 1948, mucho antes de la llegada de Fidel Castro a La Habana, nunca volvió.

Algunos amigos aseguran que en los últimos años de su vida, ya retirado y encerrado, quizás, en los recuerdos de sus días de gloria, Pérez Prado leía (o veía) fotonovelas. Sus preferencias literarias, como puede entenderse, eran bastante elementales, pero algunos de los grandes escritores de América Latina sí eran fanáticos de su música y así lo escribieron.

En 1951, un Gabriel García Márquez muy joven le dedicaba este párrafo: «Cuando el serio y bien vestido compositor cubano Dámaso Pérez Prado descubrió la manera de ensartar todos los ruidos urbanos en un hilo de saxofón, se dio un golpe de Estado contra la soberanía de los ritmos conocidos».

El pianista de Matanzas no había leído al colombiano que, al igual que él, halló refugio para trabajar y crear en Ciudad de México. A lo mejor lo había visto en los diarios y no podía saber lo que pensaba de su música el autor de Cien años de soledad.

También es seguro que Pérez Prado no leyó una página de su compatriota Alejo Carpentier, pero el novelista, ensayista y musicólogo habanero sabía mucho sobre el matancero. «Hay mambos detestables», escribió, «pero los hay de una invención extraordinaria, tanto desde el punto de vista instrumental como desde el punto de vista melódico. Pérez Prado, como pianista de baile, tiene un raro sentido de la variación, rompiendo con esto el aburrido mecanismo de repeticiones y estribillos que tanto contribuyó a encartonar ciertos géneros bailables antillanos».

Ahora sí, el que lo dejó clavado con un sobrenombre que lo acompaña en estos cien años fue su amigo el cantante Benny Moré, el Bárbaro del Ritmo. Moré era conocido por su capacidad de improvisación y en una actuación en Ciudad de México, en la década del 40, entró en el controvertido asunto de la paternidad del mambo y se preguntó: «¿Quién inventó el mambo que me sofoca?/ ¿Quién inventó el mambo que a las mujeres las vuelve locas?/ ¿Quién inventó esa cosa loca?/ Un chaparrito con cara de foca».

Eternidad y memoria para ese chaparro lleno de música.

CUBANET

Última actualización el Miércoles, 28 de Diciembre de 2016 13:45
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 9 de 272