Valiente carta-denuncia de los campesinos independientes cubanos a la Comision de Derechos Humanos d

"En Cuba se nos avecina una hambruna que puede ser evitada", alertaron ...

Detuvieron a Abdalá Bucaram, ex presidente de Ecuador, dos días después de anunciar su candidatura e

Abdalá Bucaram, ex presidente de Ecuador y candidato en las próximas elecciones, ...

Venezuela recibió 13 toneladas de ayuda humanitaria procedente de la Unión Europea

Venezuela recibió este martes 13 toneladas de ayuda humanitaria procedente de la ...

Un informe del propio gobierno ruso advierte que la vacuna anunciada por Vladimir Putin no es segura

Un informe publicado el martes en el sitio web del ministerio de ...

Argentina e México produzirão a vacina de Oxford para a América Latina, exceto Brasil que ja tem aco

A Argentina e o México, em parceria com o laboratório AstraZeneca irão ...

Artigos: Cuba
Puertas para el traspatio PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 03 de Octubre de 2010 13:03

Por RAUL RIVERO

Las autorizaciones --a partir de este mes-- para desempeñar unos 178 oficios que estaban prohibidos por las leyes cubanas vienen a resolverle dos problemas al gobierno. Uno, sacar del clandestinaje a millares de hombres y mujeres que sobrevivían desde hace años de esos trabajos, y comenzar a cobrarle impuestos. Dos, transferir para el ámbito privado la responsabilidad de la miseria que acorrala a la ciudadanía.

Por una parte, han copiado el patrón de la Real Academia de la Lengua. Desde sus asientos marcados por las letras del abecedario sus señorías aprueban, con el trámite de una firma, el uso de las palabras que la gente ya casi ha comenzado a desechar.

En el otro punto, tratan de pasarle a los individuos la responsabilidad de los ayunos y las penurias diarias que ha instalado en Cuba la ineficacia de la gestión estatal. La pobreza generada por el control de los funcionarios empeñados en administrar desde el agua de coco hasta la recogida de leña y el destino de las frutas silvestres.

Así es que, si de octubre en adelante sigue la escasez y faltan los alimentos en las casas se deberá a las pocas habilidades de los cabezas de familia que no han sabido aprovechar la posibilidad de forrar botones, cuidar y vender animales afectivos, enseñar mecanografía y taquigrafía o cuidar enfermos. Porque todos esos oficios están liberados, como lo está también la alternativa de afilar tijeras, limpiar zapatos, reparar colchones y afinar instrumentos musicales.

Con esas medidas, un verdadero alarde de ingenio en la búsqueda de resquicios laborales, los gobernantes de la Isla ponen un calmante de San Antonio a Maisí. El control de los medios de prensa les permite evadir las preguntas sobre infraestructuras y respaldos para esos planes fantásticos de mini empresas. Al mismo tiempo, le dibujan una salida de papel al medio millón de empleados estatales que se van a la calle. Y a los que se anuncian para los años venideros.

Las licencias para rentar casas y ampliar de 12 a 20 sillas los llamados paladares que asfixiaron a pura multa hace poco tiempo, son la mayor ilusión de los amigos de allende el mar. Enseguida, aquí en España, en la cabeza de algunos personajes, esos restaurantes crecen y prosperan y los alquileres de casas y poder conducir un coche de caballos, les permite hablar de cambios sustanciales, nobles propósitos y vocación de aperturas.

Con esa realidad soñada desde lejos y la deportación de 36 presos políticos, ellos tienen suficiente para pedir que se cambie la Posición Común Europa con Cuba y solicitar ayudas y comprensión para los señores que se han especializado en jugadas difíciles de creer porque sólo se realizan en tiempos difíciles.

Los presos políticos negados a irse de su país y los que no han sido consultados por nadie, las Damas de Blanco, la oposición interna, el periodismo independiente y un enorme sector de personas alertas, no asimilan los somníferos repartidos con la ayuda de los Comités de Defensa.

l contrario, un amigo de La Habana, ha rescatado un viejo chiste con juego de palabras. Me envía un mensaje para decirme que a partir de las nuevas autorizaciones va a poner en la puerta de su casa este letrero: Se botan forrones.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/10/03/813693/raul-rivero-puertas-para-el-traspatio.html#ixzz11IfmK75K
 
Deng Xiaoping Castro (I) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 02 de Octubre de 2010 11:28

Por HUBER MATOS ARALUCE

Raúl es alcohólico, padece de depresiones y tiene cáncer en la próstata.  Pero esos no son exactamente sus errores.  Los suyos son el producto de ser como es: astuto, intrigante y cobarde.  En su caso aplica al pie de la letra lo que canta José José: “uno no es lo que quiere sino lo que puede ser.”

 

No es su culpa ser hermano de Fidel.  Aunque responsabilidad propia  es la de haberse dejado humillar siempre por él, que sepamos desde los tiempos desde la Sierra Maestra hasta nuestros días.  Hoy Fidel es despreciado por la mayoría del pueblo cubano, Raúl nunca fue querido por nadie.

 

Dicen que Raúl es sentimental, casi llora cuando mandaron a fusilar al General Arnaldo Ochoa, pero lo fusilaron y él estuvo completamente de acuerdo. Era uno menos con quien competir la sucesión al trono.

 

No había acabado de morirse su hermano, cuando estaba serruchándole el piso y sacando de cuanto puesto pudo a todo aquel que era incondicional de Fidel. Dalia, la mujer de Fidel, tuvo que tratar de salvar a algunos protegidos de su marido, que eran parte del séquito de corrupción privada de la familia real.

La presencia de Dalia en el 50 aniversario de los Comités de Chivatos, donde de habló su marido, el 28 de septiembre pasado, no fue una cuestión de compañerismo sino para que se supiera que tiene autoridad para defender el cada vez más reducido poder familiar.

 

El primer error

Si tenemos que señalar un primer error de Raúl fue el no haber tenido ni precaución ni visión.   Se precipitó criticando el sistema construido con la fracasada tesis marxista y las locuras de su hermano cuando todavía no podía hacerlo.

 

Esas críticas implicaban una voluntad de rectificación.  Crearon  expectativas en la población y en el exterior. En el pueblo porque estaba tan desesperado que cualquiera que le hablara de cambios habría despertado esperanza.  En el mundo hubo una reacción positiva a sus críticas hubo pero por diferentes razones.  La prensa internacional y uno cuantos intelectuales – los de siempre - se desbocaron en optimismo.  Para ellos había llegado al poder Deng Xiaoping Castro.

 

No quisieron medir la enorme distancia entre en el Xiaoping auténtico y la copia isleña.   El primero fue un bastión del Ejército Rojo durante la revolución. Luego perdió su hijo mayor en un suicidio provocado por los excesos de la “Revolución Cultural” de Mao.  Deng Xiaoping sufrió personalmente el totalitarismo que había ayudado a construir.

 

Por el contrario, Xiaoping Castro tuvo un rol muy pobre durante la guerra de guerrillas.   Nunca entró en batalla.  En el Segundo Frente, donde estableció su comandancia, lo que hizo fue crear una satrapía burocrática.   Allí en lugar de combatir se dedicó a intrigar contra los que combatían.

 

Ninguno de sus hijos ha tenido que sufrir por nada.  Viven como lo que son,  privilegiados de un régimen del que se consideran herederos.

 

Muchos periodistas e intelectuales “demócratas” no quisieron ver esas cosas porque Raúl les daba la oportunidad de un exorcismo.   Por décadas, algunos reporteros desde Cuba y otros expertos en el exterior, en sus centros de estudio y en universidades, callaron las verdades y se convirtieron en los propagandistas del fraude que llamaban los logros de la “revolución”.

 

Los cambios de Raúl los llevarían a la redención.  Era más fácil apoyar a Raúl que reconocer públicamente que Fidel Castro había construido una gran mentira en la que ellos fueron también partícipes.

 

Así fue como la crítica prematura de Raúl al legado que aparentemente le había heredado su hermano se convirtió en su propia trampa.  El fracaso de su gestión está a la vista.

 

Continuará…

 
Las medidas agudizan los problemas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 26 de Septiembre de 2010 13:39

Por ROBERTO MARRERO LA ROSA

La decisión de despedir masivamente a centenares de miles de trabajadores, pretendiendo por esa vía hallar la solución a los críticos problemas económicos que tiene Cuba, es como pretender llegar a Santiago de Cuba, en un vehículo que se dirige hacia la Habana.

 

El problema  no radica en la fuerza de trabajo con que cuenta el país, sino en las malas condiciones que tiene que afrontar un obrero para desempeñar sus  tareas y la falta total de motivación, por el mísero salario que devenga y que no les permite cubrir sus necesidades más elementales, como son la alimentación, el vestido y la vivienda, además, del desamparo al que están sometidos al no contar con un sindicato que vele por sus intereses y derechos.

 

Si con los millones de trabajadores que hay en este momento la situación económica  es   alarmante, con dos tercios de ella, será realmente insostenible. Lo único que logrará la dictadura con estos despidos masivos es un incremento  desproporcionado de la emigración, la delincuencia y la corrupción, cuya única víctima será como siempre el ciudadano de a pie.

 

La única solución viable es un cambio del sistema actual, que ha demostrado ser ineficiente y no funcional, por un sistema democrático,  con libertad de mercado y la implementación puesta en vigor de leyes y políticas que sean capaces de incentivar la iniciativa ciudadana y motivar las fuerzas productivas del país.

 

Esta estrategia de otorgar patentes para la actividad cuentapropista no es nada nuevo, ya que fue empleada a fines de los años noventa, en que se autorizó a muchísimas de personas para que pusieran pequeños merenderos y la elaboración de pizas.

 

Además de los impuestos que debían abonar estos pequeños empresarios, lo que les quedaba en muchas ocasiones era insuficiente para cubrir las multas que les aplicaban, al no poder justificar la materia prima utilizada para la elaboración de los productos que, al  no existir un lugar en el que pudieran adquirirlos al por mayor y a precios módicos, provenían de la bolsa negra.

 

Resultado final, después de que el estado se recuperó  un poco y apareció el padrino de turno, Hugo Chávez con su petróleo, se les retiró la patente al 90% de estos negocios y en su lugar, el estado comenzó a elaborar estos productos, al mismo precio de los cuentapropistas, pero de pésima calidad.

 

En esta ocasión no creo que sea diferente, ya que el motivo es el mismo. El gobierno necesita dinero y tiene que conseguirlo a como dé lugar y la forma más fácil para ellos es haciendo lo mismo que  han estado haciendo por 51 años, explotar y exprimir a su pueblo con el afán de permanecer en el poder.  Nadie debe confundir estas medidas, que son parte de un plan maquiavélico muy cuidadosamente diseñado y que no representa una voluntad real de apertura o cambios positivos.

 

Tanto es así que desde hace varios días se está realizando un operativo a gran escala, que ellos denominan, “plan rastrillo”, contra todos los vendedores ambulantes o que realizan alguna actividad ´´ilícita´´ como los pequeños talleres de chapistería, carpintería etc. que representan la única forma  honrada  de subsistencia para muchas de familias en Cuba.

 

Roberto Marrero La Rosa

Presidente

Comité Ejecutivo Nacional

Partido Cuba Independiente y Democrática (CID)

Camagüey, Cuba

 

 
CUBANOLOGÍA, O LOS ERRORES DE INTERPRETACIÓN PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 24 de Septiembre de 2010 20:13

Por RAÚL FERNÁNDEZ RIVERO
Repito que siento un profundo aprecio y admiración por los analistas y especialistas en asuntos cubanos. Qué clase de trabajito se han buscado. Yo nací allí, luché allí, mal viví allí,  tengo tantos años que se me olvidó la fecha de mi nacimiento y no soy capaz de analizar la situación cubana.
Si Ud. toma las declaraciones de cualquier funcionario solo encuentra que repite lo que dice el Jefe de turno o suelta algo exactamente contrario a lo que dijo el año anterior, previendo que el Jefe cambie la consigna. El Ministerio de Exteriores es una cosa más densa que un batido de guanábana con leche de magnesia. Y ni se diga lo que hacen en interiores. (Ojo me refiero al Ministerio del Interior) He escuchado a funcionarios del más alto nivel cubano y a periodistas y analistas cubanos o de su entorno más cercano, en más de cien ocasiones, acusar a las fuerzas del Orden Público de otros países como represores y abusadores por usar gases y bastones para contener manifestaciones. Pero resulta que en video difundido recientemente, vemos a las brigadas antimotines de Cuba -vestidos de negro como los SS de Hitler- ir contra una protesta de estudiantes pakistaníes de Medicina, con fusiles AK con bayoneta calada, granadas de ruido y de gas, bastones, pistolas y  una cara de malos que daba susto.
Pero creo que los amigos cubanólogos, castrólogos y marxistólogos se adelantaron en sus interpretaciones. Grave pecado para un analista.
Rectificar es de Sabios, dice una conseja popular y castiza. Así que el anterior monarca cubano Castro I, conocido como Fidel, como buen hijo de gallego decidió rectificar y decir algo así: “! yo no dije eso ni aquello, sino todo lo contrario¡” Generalmente lo que pasa es que a los buenos oradores de esquina que usan esta conseja se les ha olvidado el final de la misma. Dicho refrán dice exactamente: Rectificar es de sabios y de gente que se equivoca porque habla demasiado.
Y eso es lo que le pasa a Castro I. Hablaba muchísimo y ahora un poco menos, pero se sigue equivocando igual. Yo no entendí  bien la explicación que dió pero el caso es que lo que quiso decir fue: “el capitalismo está agotado”
No me extraña. Se acuerdan cuando pronostico a los 4 vientos, después de 3 años de ofensiva revolucionaria en los campos de caña, que haría una zafra de 10 millones!!!!!. No le quedó más remedio que pararse ante la multitud, y decir que ante tal fracaso renunciaba. El pueblo presente, convenientemente aconsejado por las brigadas de respuesta rápida que con malas maneras estaban entre la gente, gritó: ¡No renuncies Fidel! ¡Qué momento más mal aprovechado! Todos los que estaban allí se retractaron más tarde o más temprano de la metida de pata, no de Fidel sino la de ellos al no decir ¡Sí Sí, renuncia Ya!
Así que esa vaina marrullera de meter la pata y después sacarla con la cara bien compuesta, no es nueva. El tipo no tiene la menor vergüenza en rectificar o decir yo dije todo lo contrario cuando la embarra. ¿Se imaginan cuantos palos les dieron a los homosexuales en la época de la represión? Los botaban del trabajo, los hacían confesar cosas que no habían realizado ni en el pensamiento, y fueron maltratados y reprimidos por decenios. Ahora asume toda la responsabilidad, aunque aclara que no estaba muy al tanto pues había muchos problemas en Cuba. ¿Y cuando no ha habido muchos problemas en Cuba? ¿Y cuando ha pasado algo que Fidel no supiera? Recuerdo claramente que ha acusado a los judíos -estos tipos no hacen diferencia entre israelitas y la raza y religión judía- de todos los males del medio Oriente y todos los de la economía. Ha descargado su ira contra ellos y gritado en la Plaza de la Revolución: ¡asesinos del pueblo palestino! ¡Dueños de Wall Street! Y una sarta similar, unas cuantas veces. Ahora le da consejos a el hermano Ahmadineyad y le recomienda les deje tranquilos, mientras acusa al periodista de ser sionista. ¡Le zumba el merequetén! ¡Qué cara!
Claro, como dice Laureano Marques: Nos dijo, respaldando al Cardenal Urosa, que "Socialismo del XXI" y "Comunismo" son la misma cosa. Y nadie lo llamó troglodita.
Porque así llamó Chávez al Cardenal. Pero el troglodita de Fidel, que si lo es, dejó a su hijo putativo -el Coronel venezolano- enterrado hasta el cuello con su incoherencia ideológica.

En fin lamentablemente en el caso Cuba, amigos estudiosos y analistas universitarios, no os precipitéis; lo que hoy es verde mañana puede ser amarillo, por aquello de los chinos; pero puede volverse marrón obscuro por aquello de….

Sin embargo es cierto que la resistencia de las antiguallas del Comité Central a los cambios, ya sean formulados por Raúl u otros  miembros del partido, han frenado las cosas comentadas por el hermano Castro II, sucesor de la corona, en su discurso ante la VII Asamblea Legislativa y en ocasiones anteriores. La economía Cubana está en CRISIS y en Terapia Intensiva (antes estaba también en crisis, pero no en las últimas) y las respuestas a la solución de todos los problemas actuales pasan por la toma de decisiones tan difíciles como decir que el sistema no funciona ya, sea cierto que fue lo que quiso decir o un fallo del  agotado cerebro del que te conté.
Decisiones difíciles porque los hombres de poder del partido temen las reacciones a los desastres de los que son culpables. Temen que se unan todos a decir ¿Por qué?¿Por qué 52 años de represión, hambre y calamidad? ¿Por qué mi país en ruinas? Y ya son demasiados lo que se hacen ésta pregunta. Y su respuesta intima la dio Fidel a propósito o por error. Los cubanos, en el silencio del miedo al terror castrista, se dicen como Fidel al periodista sionista: “el sistema no sirve ni para Cuba”.
Eso no lo puede cambiar ninguna explicación ininteligible.

Raúl Fernández Rivero

Última actualización el Viernes, 24 de Septiembre de 2010 20:17
 
Cuba: ¿estratagema o un cambio de sistema? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 20 de Septiembre de 2010 11:25

Por HUBER MATOS ARALUCE

El modelo económico que llevó a la quiebra al imperio soviético hace más de veinte años todavía sobrevive en Cuba. En pleno siglo XXI el estado castrista emplea al 83%  de los obreros cubanos: cinco millones cien mil trabajadores.

 

El reciente anuncio del despido masivo de empleados (10% de la fuerza laboral) ha generado especulaciones de que el régimen ha abrazado el capitalismo.  Otros pensamos que es una estratagema astuta y engañosa.

 

Alguna razón ha tenido el castrismo para mantener hasta estos días un sistema que en el siglo pasado fracasó en los países comunistas.

 

Alguna explicación tiene que haber para que lo hayan podido sostener por dos décadas aun después del desplome de la URSS.

 

Alguna razón habrá para que hayan anunciado que reducirían en un porcentaje, todavía realmente por determinar,  el sector estatal de la economía.

 

¿Por qué lo han sostenido?

La pasión y el fin de Fidel Castro siempre fue el poder personal, egocéntrico y total.  La revolución y el presunto progreso del pueblo cubano fueron excusas que el mundo se quiso creer hasta muy recientemente.

 

En este esquema ególatra y opresor el régimen de patrono único ha servido una importante función policiaca.  El control de la economía ha sido un tentáculo del aparato represivo.

 

Los trabajadores cubanos se han plegado a los dictados del régimen porque no se atreven a perder su sustento, por miserable que este sea.

 

Los cubanos han cumplido prisión o vivido fuera de la ley por ocupaciones personales que son completamente legales en cualquier otro país: vendedor ambulante, jardinero, electricista, peluquero, tutor, etc.  Son 124 actividades que desde hace una semana se pueden practicar, ya no están fuera de la ley.  Esta ilegalidad era otro instrumento represivo, siempre estabas entre la “libertad” y la cárcel.

 

En conclusión, la economía estatizada es ineficiente desde el punto de vista productivo, pero muy útil para mantener el control político sobre la población, los trabajadores y sus familias.

 

¿Cómo pudo la economía castrista sostenerse?

Esto fácil de explicar.  Por tres décadas la URSS subvencionó la improductividad de la economía cubana.  La isla recibió hasta ciento cincuenta mil millones de dólares  de los soviéticos.  Parte de esa subvención consistía en el envío de ocho millones de toneladas de petróleo anuales.

 

También Occidente fue en exceso generoso con el castrismo, lo financiaron a manos llenas. Cuba es hoy uno de los países más endeudados del mundo. Las deudas exceden los 30,000 millones de dólares.

 

España ha sido el país occidental que más ha apuntalado la economía castrista.   Pagando sueldos miserables a los trabajadores de la empresa turística española en Cuba, le proporcionan a la dictadura una de las pocas fuentes de divisas que recibe la isla.

 

¿El resultado?

Está a la vista. El agotamiento político y económico del sistema.  La quiebra moral y material del país.  La productividad del trabajador estatal, en estas condiciones, es negativa.   Occidente se resiste a seguir prestándole dinero a Cuba.  La subvención venezolana es insuficiente.  La industria turística corre peligro.  La corrupción es galopante y no se puede controlar. La Unión Europea y los Estados Unidos han asumido una política muy similar: o hay cambios o se mantiene el aislamiento. (El Embargo y la Posición Común)

 

Las inversiones en la infraestructura agroindustrial de Cuba han sido bajas o nulas.  La mayor parte de las tierras agrícolas se han perdido a la maleza, la erosión y la salinización.

 

El motor de la economía cubana - la industria azucarera - fue desmantelado por los caprichos de Fidel Castro.  Cuba podría estar produciendo hoy etanol para consumo interno y para la exportación.

 

De los doce millones de toneladas de petróleo anuales que requiere Cuba, sólo cuenta con cinco millones. Dos y medio millones que llegan desde Venezuela y un poco más de dos que se producen en Cuba.

 

¿A qué vienen los cambios en Cuba?

 

El despido masivo, acompañado de la legalización de ciertos trabajos independientes, es solo una medida de emergencia para aliviar el descontento interno y evitar manifestaciones populares.  Otros objetivos que se pretenden son:

 

- Tratar de persuadir a los Estados Unidos de que en Cuba una “nueva” dictadura puede convivir con su vecino del norte y una relación normal será mutuamente beneficiosa.

 

- Proporcionar nuevos argumentos al gobierno español para que siga intentando suavizar la política de la Unión Europea hacia Cuba y al de Brasil para que pueda cabildear en el mundo a] favor de “nuevo” castrismo en Cuba.

 

- Incentivar al capitalismo inmoral –el brasileño, el estadounidense y el de otros países- a que se sumen al español y al canadiense para que inviertan en Cuba y se asocien con la dictadura sin preocuparse por los derechos humanos y las libertades políticas del pueblo cubano.

 

Todos estos propósitos son parte de un esfuerzo en extremo tardío.  Cambiar de careta para mantener la dictadura de un grupo de incompetentes y corruptos es fácil de imaginar y muy difícil de alcanzar.

Última actualización el Lunes, 20 de Septiembre de 2010 11:45
 
«InicioPrev321322323324325326327328329330PróximoFin»

Página 328 de 380