Restringidas desde su concepción: nacen en Cuba las micro, pequeñas y medianas empresas privadas

En medio de un caos económico que amenaza con el estallido inflacionario y ...

Brasil superó las 500.000 muertes por COVID-19 y los expertos advierten sobre la inminente llegada d

Brasil superó este sábado el listón de los 500.000 muertos por COVID-19, ...

Nicolás Maduro confirmó negociaciones con la oposición en Venezuela: “Habrá nuevas garantías para la

Nicolás Maduro confirmó las elecciones del 21 de noviembre en Venezuela y ...

Israel advirtió que Ebrahim Raisi, el nuevo presidente de Irán, “radicalizará la política nuclear y

El jefe del Comité de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento israelí, ...

Ministério Público pede ao TSE para multar Bolsonaro por propaganda eleitoral antecipada

O Ministério Público Eleitoral apresentou uma ação ao Tribunal Superior Eleitoral (TSE) ...

Artigos: Cuba
Polémica en el exilio sobre Yoani Sánchez PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 22 de Julio de 2011 11:49

Por Esteban Fernández y Héctor Lemagne Sandó.-

Dos artículos en el exilio cubano dan sus puntos de vista respecto a la actitud, méritos y participación en el intento democratizador cubano, de la conocida bloguera cubana Yoani Sánchez

 

YOANI SÁNCHEZ

(7-20-11-9:30AM)

Por Esteban Fernández

He estado varios meses pensando si escribir o no este artículo, porque en cuanto los lectores vean el título con su nombre, ya voy a estar metido en un berenjenal y en una polémica. Lo primordial que ha provocado esta muchacha ha sido dividir aun más al exilio cubano. Y digo al destierro, y no a los cubanos en general, porque allá en Cuba casi nadie la conoce. Y sinceramente, detesto meterme en este lío y en dimes y diretes.

Quizás Yoani se ha convertido en la figura más controversial de este proceso. Desde que uno la menciona ya se forma la bronca. Mengano la defiende y la aupa y zutano considera que es un agente de la Seguridad del Estado de Cuba.

Hay quienes la adoran mientras algunos la detestan. Unos piensan que es una gran escritora, otros que lo que hace son unas poquitas cuartillas hablando de cosas sin la menor importancia. Me dicen que es un crimen que no la dejen salir de Cuba a recibir unos cuantos premios. Otros ripostan que si ya era una desterrada ¿por qué razón regresó? Además consideran que los galardones son inmerecidos. Que sé yo.

A mí, sinceramente, Yoani me interesa tres pepinos. Número uno, mi lucha es contra la tiranía castrista. Todavía Yoani no ha provocado mi odio, y mucho menos la considero una heroína. Ni le tiro una trompetilla ni le brindo un homenaje. Para mí ella es una incógnita, y no acabo de entender el motivo por el cual la tiranía, que mató hasta niñitos inocentes en el Remolcador 13 de Marzo, le permite sus veleidades.

Yo soy un firme creyente en “darle tiempo al tiempo”. Vamos a ver lo que el futuro nos depara al respecto. Algunas personas consideran que ella será una de las libertadoras de la nación, otras la vislumbran hablando por la televisión ataviada con su chaqueta del Ministerio del Interior manifestando lo mucho que sufrió cuando estaba disfrazada de “gusana”.

Personalmente yo tengo la tendencia a ser desconfiado. Desconfío de ella y también desconfío de todos a los que les desconozco sus verdaderas intenciones. Después de 52 años de desengaños, no confío ni en mi sombra. Por lo tanto, a mi no me hagan caso. Yo sólo creo en un grupo muy reducido de hermanos de lucha. ­Por el momento, les repito que Yoani Sánchez lo único que ha conseguido es separar aun más a la diáspora anticastrista. Ya les dije que sólo hay que lanzar su nombre al ruedo y se alborota el gallinero.

Y yo pienso que muy desmejorados tenemos que estar los cubanos cuando una muchachita que no levanta tres cuartas del suelo, flaquita, desnutrida y con una melena que le llega a la cintura, nos pone a discutir a su favor o en su contra a miles de cubanos. Muy desesperados deben estar muchos de mis compatriotas por tener un líder cuando ponen sus esperanzas en esta joven.

Y eso me duele, porque yo tengo muchísimas amigas que cumplieron largos años de prisión y casi nadie las considera heroínas. Por ejemplo, Iliana Curra pone en su blog una foto de La Niña del Escambray con una ametralladora Thompson en sus manos. A esa yo sí la tengo en un altar. Me lo juego todo al canelo que cerca de un millón de exiliados no conocen su historial. Y se necesitarían miles de Yoanis para hacer una Zoila Águila.

Yo no sé lo que van a hacer mis compatriotas, pero en lo que respecta a mi persona, este es el primero y último escrito que le dedico a Yoani Sánchez hasta que la verdad sobre ella se abra paso. Y les juro por lo más sagrado que si Yoani se alza en las montañas de Cuba, o logra eliminar mis dudas, de rodillas le pediré perdón.

Mientras tanto, hay muchos enemigos grandes, muchos General y Coroneles, muchos criminales sueltos en Cuba para yo perder mi tiempo con una muchachita encaramada en el piso 14 del edificio donde vive, sentada frente a una laptop escribiendo sobre los mangos, los marañones y las inconveniencias que produce el sistema.

Y como buen observador, esperaré tranquilo y ecuánime el montón de comentarios que me van a invadir en cuestión de minutos. De mas está decirles, que en cuanto empiecen a surgir los primeros, se verán bien definidas las divisiones entre los grupos a favor y en contra de Yoani Sánchez y eso me dará la razón. (Tomado de NUEVO ACCIÓN)

 

From: Héctor Lemagne
Date: 2011/7/20
Subject: Fw: Respuesta a Esteban Fernandez
To: Esteban Fernandez 

Respuesta a Esteban Fernández

“Honrar honra” José Martí

 

20 de julio de 2011                                                                        Héctor Lemagne Sandó:.

 

Arturo Romar QUEPD, hace muchos años me narró un cuento “dramático pero verdadero” El cuento de los cangrejos en el barco. A un novato marinero le llamó la atención que uno de los dos barriles de cangrejos que estaban en la cubierta del barco estaba destapado y el otro no, por lo que se dirigió al capitán y le preguntó el motivo. El capitán pacientemente le explicó que un barril tenía cangrejos extranjeros y el otro cangrejos cubanos. El muchacho, mas extrañado aun, le dice que sigue sin entender. Y el capitán le explica que si destapan el barril de los cangrejos extranjeros se llena el barco de los crustáceos, sin embargo con el de los cangrejos cubanos no tenemos ese problema, porque cuando uno está llegando arriba, los demás lo halan hacia abajo. Parece cuento, pero tengo mis propias experiencias. Cuando veas a alguien comiendo un pan duro, no lo critiques pues no sabes las circunstancias por lo que lo hace. Hay que ponerse en los zapatos de una persona para saber por qué actúa y piensa de un modo determinado. Es decir todo el mundo vive una experiencia diferente, todo el mundo ha vivido en un medio y una época diferente.

 

Es cierto que muchas personas hicieron en un momento lo que en un momento creyeron que era lo que debían hacer. Por eso sufrieron cárceles y represiones, lo que es respetable. Pero creo Esteban que debes estar de acuerdo conmigo que el enemigo numero uno del castrismo hoy es la Internet. Y es lo que usa Yoani, (que a propósito también ha recibido ataques físicos y verbales por parte de la policía política del régimen,)  y muchos otros blogueros para denunciar al régimen. También he visto a Yoani reclamar, ante organismos del régimen, valientemente sus derechos.

 

Creo que es una atrevida especulación el cuestionar por qué el régimen no toma drásticas medidas con esta joven bloguera, conocida internacionalmente, comparando lo que hizo el régimen con el Remolcador 13 de marzo. Hay un abismo de diferencia. Mas atrevida especulación es los que se refieren a ella y “la vislumbran hablando por la televisión ataviada con su chaqueta del Ministerio del Interior manifestando lo mucho que sufrió cuando estaba disfrazada de “gusana”.

 

Yo no creo que sea Yoani la haya separado más a la Diáspora. La diáspora se ha separado sola por su naturaleza. Por la búsqueda de protagonismo e intereses. Yoani Sánchez no tiene ninguna influencia sobre la diáspora. Y en este punto quiero aclarar algo. Cuando uno es figura pública está expuesto a todas las críticas inimaginables. ¿Crees que ignoro que Yoani ha hecho controversiales pronunciamientos?  ¿Incluso acerca del embargo? Ahora quiero me contestes, pero que me contestes de verdad. (Pues en una ocasión te escribí respecto a un artículo tuyo y nunca recibí respuesta. ¿Tiene Yoani Sánchez, como tienes tú, y como tengo yo a tener el criterio que le venga en ganas respecto a cualquier tema que tenga que ver con la libertad de Cuba? Podemos estar equivocados los tres, o tener la verdad los tres. El problema es que nosotros los cubanos creemos siempre tener toda la verdad. ¿Sabes que hay artículos que en algunos periódicos, digitales y no, me los censuran porque hablo contra de los intereses del dueño o de los amigos del dueño? ¿O porque como decía mi padre, no les pongo miel en los oídos?  ¿Y sabes más? ¡No me interesa! ¡Porque lo publica mi conciencia!

 

Mira Esteban, yo a ti no te conozco. Tampoco me conoces a mí. Pero admiro la cubanía que expresas en tus escritos lo que para mi es suficiente. Creo bien de las personas hasta que me demuestren lo contrario. ¿Me vas a negar que todas, absolutamente todas las organizaciones del exilio están infiltradas por agentes castristas? Responde eso también por favor. ¿Me vas a negar que los “líderes” del exilio no han hecho lo que en cada momento se ha debido hacer? ¿Me vas a negar que hay muchos “lideres” que viven a costa de la tragedia cubana, y a cambio de protagonismos e intereses personales? Cuando me respondas esas preguntas, dime si es justo caerle encima a Yoani Sánchez que está dentro de Cuba haciendo lo que ella cree que debe hacer y casi once millones de cubano no hacen.

 

Antes de terminar quiero aclarar que sólo estoy defendiendo lo que creo justo, pues tampoco conozco a Yoani Sánchez, sólo la respeto. ¡Y si hay alguien que no cree ni en su sombra es quien escribe estas líneas!

 

“O algo estamos haciendo mal, o algo estamos dejando de hacer, o algo estamos dejando de sentir. Por eso Cuba aún no es libre."

"Nunca es suficiente lo que hagamos por la libertad de Cuba mientras siga sojuzgada, oprimida y esclava”

"Cuba Será Libre Anyway"

 

Tomado del grupo de discusión en la Red, "penhadecuba"

Última actualización el Viernes, 22 de Julio de 2011 12:01
 
El Complejo Campo opositor Cubano: Un Análisis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Martes, 19 de Julio de 2011 14:37

Por Jorge Hernández Fonseca

La verdad es que oposición al castrismo es cada vez más amplia, se nutre diariamente de cubanos que por alguna razón han escapado al control mental de la dictadura y cuyo espectro ideológico es cada vez mayor, lo que hace más difícil la convivencia.

 

El Complejo Campo opositor Cubano: Un Análisis

Jorge Hernández Fonseca

 

18 de Julio de 2011

 

Las grietas en el cuerpo fosilizado de la dictadura cubana son cada vez más profundas. El fracaso económico del esquema socialista (ya reconocido por Raúl), la derrota de la ideología marxista en los 4 confines del globo –incluyendo a Cuba-- sumado al sepultamiento generacional de los líderes originales de la “revolución cubana”, hace prever el acercamiento de ese final tan esperado.

 

Esta constatación sin embargo provoca también, en los estertores de la agonía, que los pocos beneficiarios de la dictadura usen armas cada vez más sutiles e invadan el campo del exilio para intentar hacer también con los exiliados, lo que hacen impunemente dentro de Cuba. Es parte de un epílogo involuntario que ahora escenifican los alabarderos de la dictadura castrista.

 

La oposición cubana por su parte acaba de escribir una nueva página dentro de Cuba, emitiendo un documento-convocatoria, “El Camino del Pueblo”, que aparece en el contexto de un grupo de medidas, decisiones y actividades desarrolladas por la dictadura tratando de salir del sofoco que le provocan la “posición común europea” por un lado y las gestiones del exilio de Miami ante al Congreso norteamericano por otro, intentando revertir la política unilateral de acercamiento de Obama a la Cuba socialista de los hermanos Castro, sin pedir nada a cambio.

 

Ante esta compleja situación, tanto valiosos luchadores de la oposición interna en la isla --que firmaron, y que no firmaron el documento convocatoria-- como una parte de la oposición activa en el exilio, se han manifestado de manera disímil, contradictoria y hasta opuesta, tanto al documento-convocatoria nacido dentro de la isla, como criticando los esfuerzos de una parte del exilio por “apretar las tuercas” a la dictadura en sus relaciones con los exiliados en EUA.

 

La oposición cubana no es monolítica (y como todo en política) está movida por intereses válidos, asociados al carácter multipolar de esa oposición. Para el análisis de lo que sucede ahora en el campo opositor cubano, quiero proponer un modelo esquemático aplicable a la oposición al castrismo, compuesto por tres ejes principales, que tienen dos polos básicos cada eje:

 

En primer lugar, el eje que tiene en un extremo al polo oposición interna y en el otro extremo al polo oposición externa. Este es un eje importante, porque los intereses de los que viven dentro de Cuba no son los mismos intereses de los que viven fuera de Cuba; no sólo por enfrentar escollos diferentes, como tener enfoques muy variados producto del medio en el que viven.

 

En segundo lugar, el eje que tiene al polo opositores de derecha en un extremo y al polo opositores de izquierda en el otro extremo, con sus graduaciones a lo largo del eje, como sucede en todo el mundo democrático. Los opositores de este polo a su vez pueden vivir dentro o fuera de la isla, conformando mentalidades diferentes y mezclando estos dos ejes.

 

En tercer lugar, un eje dominado por las potencias que más han influido históricamente en la política interna cubana, conformando los polos España y su política hacia Cuba en un extremo y Estados Unidos y su política hacia Cuba en el otro extremo de este tercer eje.

 

No es difícil imaginar opositores dentro de la isla que --sin dejar de ser opositores-- defiendan la política de Obama hacia Cuba. De la misma manera, no puede resultar difícil imaginar a opositores del exilio cubano que apoyan las enmiendas parlamentarias que limitan los recursos que la dictadura recibe por cuenta de los viajes turísticos a la isla. Igualmente, no tenemos por qué demeritar la oposición firmante del documento “El Camino del Pueblo” por el sólo hecho de que el mismo no ha sido acogido por prestigiosos opositores internos, de la misma manera que tampoco debería ser posible criticar a quienes desde fuera de la isla ven con sospechas determinadas propuestas del documento. La oposición no debe ser monopolio de nadie, dentro de un universo de tres ejes y seis polos opositores originales, con sus variantes ilimitadas.

 

No hablo aquí de los infiltrados de la dictadura dentro de la oposición política, tanto dentro como fuera de la isla, firmantes o no del documento-convocatoria. Son cubanos detestables, que se prestan a la traición de sus hermanos basado en la fidelidad a un hombre que acabó con la Nación cubana, provocando una diáspora sin paralelos, empobreciendo al país, dividiendo sus familias y despreciando sus mejores hijos. Siempre habrá infiltrados, dentro y fuera de Cuba.

 

Tampoco quiero con este artículo convencer a nadie para que adopte una posición diferente a la que tiene por convicción. Quiero sin embargo dotar al análisis de todos los opositores de una herramienta de orientación analítica en este largo camino hacia la libertad y la democracia, comprendiendo que el hecho de que existan opositores --dentro o fuera de la isla, de derecha o de izquierda, que viven en EUA o en España-- deban necesariamente de tener ‘nuestra’ óptica y ‘nuestro’ punto de vista para poder ser llamados de opositores, sin sospecha de ser infiltrados.

 

Estas escaramuzas con los dos temas actuales de la política opositora cubana, el acercamiento de Obama a la dictadura castrista por un lado y el documento-convocatoria de la oposición interna por otro, han sido aprovechados por el castrismo para dividir a la oposición en sectores no necesariamente excluyentes, tratando de enquistarse de alguna manera para subsistir.

 

La verdad es que oposición al castrismo es cada vez más amplia, se nutre diariamente de cubanos que por alguna razón han escapado al control mental de la dictadura y cuyo espectro ideológico es cada vez mayor, lo que hace más difícil la convivencia. Comprender que todos somos opositores significa sumar compatriotas a difícil tarea de derrotar la dictadura, sabiendo que esta se aprovecha de nuestras polémicas para tratar de colocar su cuña divisoria.

 

Finalmente, debemos luchar también porque la conciencia de cada opositor continúe siendo personal, libre, específica y única dentro de este complejo contexto donde nos movemos, pero reconociendo que –aún sin concordar-- todo opositor honesto tiene el derecho a la diferencia, sin que esto implique ataques o críticas fuera de tono. Opositores somos todos.

 

 

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

 
Donde Obama y Raúl coinciden (I) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 18 de Julio de 2011 15:33

Por HUBER MATOS ARALUCE

Raúl Castro parece haber puesto mucha de sus esperanzas en los trabajadores por cuenta propia en Cuba, Barak Obama también.  Como dicen que muchas veces en política la percepción es más importante que la realidad, analicemos al tema a ver adonde nos lleva.

 

Raúl Castro, como parte de su plan para continuar mandando en Cuba hasta que lo lleven al cementerio y su hijo el coronel de seguridad del estado se quede con el poder, ha abierto las puertas a los trabajadores por cuenta propia.  Esa acción le ha ganado bastante publicidad en el exterior.  Para muchos es un reformista y escriben y comentan que Cuba ya va por buen camino.

 

Con el cuentapropismo se resuelven dos problemas de una vez.  Pasando un porcentaje de los trabajadores del Estado a actividades por cuenta propia se ahorra y se aumenta la producción. El mundo perfecto.  Hasta el dinero para esta iniciativa vendría del exterior.  En eso también coincide la dictadura con la Casa Blanca.

 

Además, como un beneficio importante para el régimen, se le abriría a mucha gente en Cuba otra válvula de escape –además de la emigración a USA.   Con el cuentapropismo los inconformes en Cuba no tienen que huir o hace fila para conseguir una visa que los lleve a Miami.  Pueden convertirse en pequeños empresarios en Cuba.  En resumen saldrían de la penuria con esta oportunidad y un poco de esfuerzo.

 

En el lado contrario la Casa Blanca piensa que con los trabajadores por cuenta propia se alcanzará la democracia en Cuba. Un vocero del gobierno de Obama acaba de declarar que impedir el flujo de remesas a la isla:

 

“daría al traste con los esfuerzos del Presidente por incrementar el contacto entre familias cubanas divididas, socavaría los esfuerzos por la independencia económica del pueblo cubano y el apoyo al sector privado en Cuba, esfuerzos que provienen de las remesas crecientes de familiares”.

 

Ahora que apareció la formula salvadora del cuentapropismo, el gobierno de Obama ya no pone tanto énfasis en el turismo estadounidense a Cuba, que eran una especie, y así se dijo oficialmente, de “embajadores de la libertad”.  Hace poco más de una año Washington creía que estos embajadores eran  el instrumento ideal para gradualmente acabar con la tiranía  en Cuba.  Fue un magnifico descubrimiento que a mucha gente le encantó.  Estoy seguro que a Raúl Castro entre ellos.

 

Así los cubanos al entrar en una especie de “osmosis” ideológica con los turistas “americanos”, se encaminarían, que coincidencia, por cuenta propia, irremediablemente hacia la libertad.  En aquellos tiempos un grupo de cubanos de la disidencia en la isla apoyaron la iniciativa del turismo estadounidense a Cuba con el mismo entusiasmo y fe que el gobierno de Obama.  En aquella ocasión escribimos algo sobre el tema y la iniciativa: “Lanzándole un salvavidas a Raúl Castro”.

 

Los congresistas cubanoamericanos no compraron la idea de los embajadores de la libertad y la bloquearon.  Eso si fue y es un bloqueo y los turistas estadounidenses no pudieron viajar a Cuba.  Como Obama, Raúl Castro y el grupo de opositores quería.  Quizás los estadounidense viajaron al Oriente Medio y desataron allá la Primavera Arabe, abría que investigar.

 

Pues del turismo que viajaría a la isla con la antorcha o el virus de la libertad, se pasó a la idea de cómo resolver el problema de la falta de democracia en Cuba.  Raúl Castro lo resolvió con el plan del trabajo por cuenta propia.  Así ganó el favor de los estrategas obamistas y castrista.  Contradictoriamente, unos a favor de la libertad y otros a favor de la tiranía.

Continuará…

 

Última actualización el Lunes, 18 de Julio de 2011 15:39
 
BONO ME HONRA Y EL REGIMEN ME REPRIME PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Martes, 12 de Julio de 2011 12:22

 

Por Dr. Oscar Elías Biscet

Un momento interesante durante el concierto de U2 en el estadio Sun Life, en La Florida, fueron las palabras de la estrella del rock y activista humanitario Bono. Con ellas ha hecho que el mundo tenga una visión más diáfana del estado de neo-esclavitud en que vive el hostigado pueblo cubano.

 

El cantante irlandés Paúl Hewson hacía un llamado de libertad para el pueblo cubano al reconocer en la obra humanista de un hombre el objetivo esencial de libertad de una nación.

 

Bono nos razona concretamente del espíritu de lucha de un ser humano, sus principios, dignidad, profesión, dolor, encarcelamiento injusto, preocupaciones, esperanza, fe, para el futuro de un pueblo.

 

Ante una multitud de más de 73 000 personas la prosa poética del irlandés lo definió con estas conmovedoras palabras: “Un hombre hermoso, un médico que pasó tiempo en las cárceles de Cuba, fue puesto en libertad. Su nombre es doctor Biscet. Yo quiero que lo tengan en cuenta, y quiero dejar saber a todos en Cuba que él es especial y que estamos mirando, estamos mirando. Ténganlo en sus pensamientos. Ténganlo en sus oraciones”.

 

Y estos elogios, aunque me llenan de emoción, no afectan mi psiquis, porque estoy convencido de que su objetivo es salvar a mi pueblo de la dictadura castro-comunista. Los acepto no como un elogio personal sino como un tributo a mi heroico pueblo cubano. Por eso pido a otras muchas personalidades honradas y famosas que imiten la actitud digna de Bono para que mi nación disfrute pronto de plena libertad y de respeto a los derechos humanos de cada uno de sus hijos.

 

El espíritu libre de Irlanda manifestado en el gesto de Bono me hace evocar a muchos irlandeses que murieron por la libertad de Cuba. Como aquellos cincos fusilados en el castillo de Atares, en 1851; o el coronel del Ejercito Libertador  O’Hara, quien escribió en la primera bandera cubana izada en Cárdenas: ¡Primus in Cuba!; o a James J. O’Kelly corresponsal del New York Herald, quien se entrevisto con algunos padres fundadores de la nación en el territorio libre de Cuba y divulgó estas hermosas historias.

 

Mientras el afamado cantante de rock me honraba, los castristas mostraban su resentimiento y su ensañamiento preparando un plan para reprimirme. En el cuartel policial de Aguilera, Lawton, me confeccionaron un expediente delictivo de control con mi fotografía y datos personales. En un intento infructuoso de humillarme me conminan a que concurra a dicho cuartel para firmar un documento de control los primeros cinco días de todos los meses mientras este vigente la licencia extra-penal.

 

Categóricamente les digo a estos personajes cegados por el odio y el resentimiento que no iré a firmar documento alguno que restrinja mi libertad o viole los acuerdos firmados en el documento Iglesia-Estado que sirvió de base a mi excarcelación y a la de mis hermanos de la Causa de los 75. Para ello, me sirve de inspiración y estímulo el espíritu rebelde de Eire, el espíritu rebelde de mis compatriotas irlandeses del Ejercito Libertador y el espíritu de rebeldía de Bono, mi amigo distante en la geografía pero cercano en los principios y en la lucha por los derechos humanos.

 

Finalizo con dos frases de amor y esperanza, una del celebre Martín Lutero y la otra de quien les escribe: “A lo dicho me atengo; no puedo obrar de otra manera: que Dios venga en mi ayuda”. Y la mía: “La libertad solo se encuentra cuando la buscan los hombres dignos”.

 

Dios siga bendiciendo sus hogares y sus vidas.

 

Dr. Oscar Elías Biscet

Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla www.lawtonfoundation.com

 

 

 
Cuba: Sin Venezuela (III) ¿el camino de China? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Miércoles, 13 de Julio de 2011 09:50

Por HUBER MATOS ARALUCE

 

Intentar desarrollar en Cuba el modelo chino presenta obstáculos prácticamente insalvables.  Uno de ellos de orden político comercial con los Estados Unidos.  El otro relacionado con el potencial comportamiento del pueblo cubano en una transición de ese tipo.

 

El modelo chino de dictadura de partido y liberalismo económico  no propiciará el estrecho vínculo económico que debe tener la isla con los Estados Unidos indispensable para acelerar su despegue.  La mayoría del exilio cubano, o una parte muy poderosa de este, no aceptaría ese tipo de relación comercial sin un cambio político fundamental en Cuba.

 

El régimen castrista ha intentado infructuosamente que Washington acepte un acomodo que le permita a la dictadura sobrevivir a cambio de una apertura parcial hacia el capitalismo.

 

La insistencia en que se levante el embargo comercial y que se permita a los turistas estadounidenses viajar a la isla ha sido y sigue siendo la punta de lanza de esa estrategia.  Con esa fórmula las posibilidades de éxito del castrismo son remotas.  Pudieron haberse alcanzado a principios del gobierno de Obama, pero ya no.

 

Hay otro aspecto de suma importancia a considerar: Los frutos de una transición en Cuba tienen que verse a muy corto plazo para evitar convulsiones políticas.  En realidad, el país no tiene tiempo.  El pueblo cubano está agotado y sin fe.  La juventud quiere huir de la isla.  La mayoría de la masa trabajadora es empleada por el Estado y los niveles de productividad son bajísimos, etc.  Un cambio, cualquiera que fuera, generaría expectativas irrealizables a  corto plazo.

 

El pueblo tiene una visión muy clara de lo bien que se vive en el exterior, pero no sabe lo duro que hay que trabajar para alcanzar ese nivel.  Tampoco se da cuenta que este se ha logrado como resultado del esfuerzo de generaciones.  Una transición impuesta en Cuba desde arriba creará expectativas sin compromiso ni responsabilidad de parte de la población.

 

Esto obliga a que la fórmula de transición debe ser la consecuencia de una decisión del pueblo.  Eso solo puede lograrse como el resultado de un proceso electoral transparente durante el cual los cubanos conozcan las opciones y se decidan por una de ellas.  Cualquiera que sea el nivel de progreso que se alcance en el tiempo, el pueblo cubano no podrá esquivar la responsabilidad de su decisión.

 

En el caso de China el Partido Comunista ha podido controlar con represión grandes niveles de descontento.  El rápido crecimiento en China lo ha ayudado a amortiguar la insatisfacción de grandes sectores de la población.  Además, el orgullo nacionalista ha sido un factor atenuante.

 

Una democracia puede resistir la frustración en proporción directa al nivel de participación ciudadana en las decisiones públicas.  Pero cualquiera que profundice en el fenómeno chino se da cuenta de la gran preocupación que tienen sus propios dirigentes. En 2007 el Primer Ministro, Wen Jiabao,  declaró que  la economía china era “inestable, desbalanceada, sin coordinación e insostenible”.


Creer que en Cuba durante una transición a la china se va a poder mantener la represión actual o recrudecerla si el proceso no rinde resultados satisfactorios es ilusorio.  En China hay un equilibrio frágil pero al fin y al cabo equilibrio entre reformistas y conservadores. En Cuba los conservadores son un grupo de octogenarios desprestigiados, sin capacidad ni apoyo popular.

 

Raúl y su grupito quieren la permanencia a cualquier costo pero la nomenclatura cubana quiere un cambio sustancial que le permita formar parte de la transición y ser aceptada por el pueblo y la oposición.  Una nomenclatura que sabe que si el país no progresa aceleradamente pasará su vejez en la miseria actual o aun peor.

 

Cuba es una pequeña isla con un pueblo que ha sido obligado a tener paciencia a base de represión pero que sin ella tendrá muy poca.  El modelo chino en Cuba no tiene posibilidad real, aunque los hermanos Castros, sus hijos y demás familiares sueñen con él.

 

 

 

Última actualización el Miércoles, 13 de Julio de 2011 09:55
 
«InicioPrev321322323324325326327328329330PróximoFin»

Página 328 de 419