Valiente carta-denuncia de los campesinos independientes cubanos a la Comision de Derechos Humanos d

"En Cuba se nos avecina una hambruna que puede ser evitada", alertaron ...

Detuvieron a Abdalá Bucaram, ex presidente de Ecuador, dos días después de anunciar su candidatura e

Abdalá Bucaram, ex presidente de Ecuador y candidato en las próximas elecciones, ...

Venezuela recibió 13 toneladas de ayuda humanitaria procedente de la Unión Europea

Venezuela recibió este martes 13 toneladas de ayuda humanitaria procedente de la ...

Un informe del propio gobierno ruso advierte que la vacuna anunciada por Vladimir Putin no es segura

Un informe publicado el martes en el sitio web del ministerio de ...

Argentina e México produzirão a vacina de Oxford para a América Latina, exceto Brasil que ja tem aco

A Argentina e o México, em parceria com o laboratório AstraZeneca irão ...

Artigos: Cuba
Deng Xiaoping Castro (IV) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 05 de Noviembre de 2010 17:25

Por HUBER MATOS ARALUCE

Cuando Deng Xiaoping trazó el rumbo de la China post-maoísta los resultados económicos se convirtieron en el criterio del nuevo modelo.  Era la sentencia de muerte de la economía estatizada.  Con el planteamiento de que no importaba el color del gato si este cazaba ratones Deng abrió las  puertas a la empresa privada. El mundo capitalista correspondió con un impresionante nivel de inversión y transferencia tecnológica.

 

También Cuba tiene que hacer un gran esfuerzo para salir del atraso inducido por  medio siglo de totalitarismo. En este sentido el fracaso de Raúl Castro es evidente.  Ni aun sus socios políticos han estado dispuestos a financiarlo. No parecen confiar en su capacidad para la tarea.

 

El gobierno en Cuba  no puede contar  ni con China ni con Rusia para ese proyecto. El Brasil de Lula ha sido igualmente cuidadoso. Chávez, que sí es lo suficientemente ignorante para apoyarlo, está empantanado en su propia crisis. La Unión Europea condiciona un acercamiento político y comercial a una transición democrática en Cuba.

 

Ante esa situación Raúl piensa que la alternativa es convertir al gobierno de Obama en una especie de aliado.  La eliminación de las restricciones para que los ciudadanos estadounidenses puedan viajar a Cuba sería el primer paso al que aspiran, el segundo es el levantamiento del embargo.

 

Raúl Castro cree que, con la cooperación de la izquierda procastrista de EU y cabildeando a empresas de ese país,  puede convencer al gobierno demócrata de que levante el embargo sin negociar una transición democrática en Cuba.  El truco, aunque posible, no deja de ser descabellado.

 

El hermano menor de Fidel parece haber interpretado a su beneficio las señales del gobierno de Obama que, en su interés por llegar a un acuerdo con el gobierno en Cuba, parecía estar dispuesto a una solución rápida.  Hasta ahora no ha sido así. (Ver los cinco capítulos de “Cuba en el limbo y el error de Obama.”)

 

El resultado es que en lugar de un sincero intercambio, como quería los Estados Unidos, la política raulista hacia Washington se convirtió en una estrategia de ardides, propios de la Guerra Fría cuando gracias a la subvención soviética existían otras condiciones económicas en Cuba.

 

Así, en lugar de reformas reales e integrales como las que se llevaron a cabo en China, en Cuba se anuncian cambios en términos confusos y los empeoran con una ejecución contradictoria y disparatada.

 

Al legalizar las pequeñas actividades privadas de ciudadanos cubanos, el régimen está aceptando un hecho consumado.  Imponiéndoles impuestos completamente desproporcionados, el Estado  convierte a los pequeños empresarios en esclavos por cuenta propia. Antes tenían que pagar prebendas a la policía por la ilegalidad de sus actividades, ahora tendrán que hacer lo mismo por evadir el pago de impuestos.

 

De los casi cinco millones de empleados que “trabajan” para el Estado –más del  80% de la población laboral del país - la decisión ha sido despedir en forma inmediata a medio millón del millón que dicen tienen en exceso.   La otra mitad sigue detrás.  Si pasan hambre o no, a este estado “socialista” no le importa.

 

En el campo político la acción ha sido poco inteligente.  Arrestan a un ciudadano estadounidense  en Cuba –Alan Gross– y lo usan como rehén. A la deportación de presos políticos le llaman liberación negociada con la Iglesia Católica.  En resumen, no hay una verdadera voluntad de rectificación.

 

En esta serie de cuatro breves artículos hemos demostrado que Raúl Castro no ha tenido la competencia para manejar su sucesión como mucha gente esperaba.  Achacar su fracaso a las interferencias de Fidel es una excusa en lugar de una explicación plausible.

 

Deng Xiaoping aprovechó su liderazgo para hacer cambios que han transformando a China y a la geopolítica del planeta.  Pudo lograrlo en un país mucho más complejo que Cuba gracias a su visión,  a sus condiciones personales y a su credibilidad entre los miembros de  la nomenclatura y entre sus compatriotas.

 

Raúl Castro en lugar de facilitador es un obstáculo para la construcción de la Nueva República. Nadie cree en él y no tiene capacidad para un reto al que teme.  Raúl es parte del pasado, no del futuro de Cuba.

 
Dinastías comunistas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 25 de Octubre de 2010 10:53

Por CARLOS ALBERTO MONTANER

El fundador de la dinastía comunista norcoreana fue Kim Il-sung. Con la ayuda de la URSS, ocupó el poder en 1948, tras la segunda guerra mundial, hasta su muerte en 1994, a los 82 años. Con bastante sentido de la realidad, el parlamento de su país lo llamaba ``Presidente eterno''. En ese largo periodo hizo lo que le dio la gana con Corea del Norte, incluida la invasión a Corea del Sur, que le costó a la península cientos de miles de muertos y una devastación infernal. Como parte del culto a la personalidad de que fue objeto, toda silla en la que colocaba sus egregias nalgas pasaba a formar parte de un museo que llevaba su nombre.

Antes de morir, Kim Il-sung tuvo la cortesía de dejar entronizado a su hijo Kim Jong-il, el ``Querido Líder'' de los norcoreanos, a quien le enseñó todos los secretos del poder, menos cómo peinarse. El ejército norcoreano, que es la institución más poderosa del país, aceptó al nuevo amo y señor y, desde mediados de la década de los noventa hasta hoy, este enigmático personaje, que parece una caricatura de sí mismo, ha gobernado a sus compatriotas con mano de hierro, al extremo de contemplar, impasible, cómo dos millones de personas morían de hambre por culpa de sus estúpidas ideas colectivistas.

Como reporta la prensa, Kim Jong-il está gravemente enfermo y prepara a su hijo Kim Jong-un como su sucesor. Este es un joven gordo y sonriente, con algo glúteo en el rostro, al que ya han hecho general. Según los testimonios de algunos desertores, la razón por la que ha sido elegido es porque el muchacho, de 26 años, piensa y se comporta exactamente como su padre. (Dios o Confucio los coja confesados).

Hasta ahí la historia conocida. Lo interesante es preguntarse qué futuro tienen las dinastías comunistas, ahora que Raúl Castro, anciano de 79 años, heredero de Fidel (84), probablemente planea dejar a su hijo Alejandro Castro Espín al frente del manicomio cubano tan pronto como él, Raúl, decida morirse.

En todo caso, ¿por qué las estructuras políticas y las sociedades obedecen a unos herederos que carecen de la legitimidad histórica de sus padres? Hay tres factores que explican ese extraño fenómeno. El primero es la inercia. Varias generaciones han obedecido al líder y la veneración original se convierte en una mansa costumbre. La desaparición del caudillo no implica la desaparición de la costumbre de aplaudirlo, aunque sea simbólicamente, por medio de su descendiente.

El segundo elemento es el miedo. Estos caudillos, más que queridos, son temidos, dada la infinita capacidad de hacer daño que poseen y utilizan arbitrariamente. Los herederos de los caudillos reciben, también, los instrumentos del terror forjados por sus padres. En Haití, en el siglo pasado, Francois Duvalier, ``Papa Doc'', controló a sangre y fuego a sus compatriotas mediante los temibles ton ton macoutes. En 1971, cuando el viejo Duvalier murió, su hijo Jean-Claude, de apenas 19 años, pese a ser medio idiota, sujetó el poder hasta 1986 a base de palos y calabozo.

El tercer factor es la conveniencia de la clase dominante, ese anillo de poder que rodea al caudillo y que teme perder sus privilegios y hasta la vida misma si sobreviene un cambio radical. Ante esa posibilidad, sus operadores más prominentes optan por respaldar al heredero, aunque lo consideren un inepto. Sin embargo, el mecanismo es tan artificial, tan falso e injustificable, que acaba por descarrilarse. A ``Baby Doc'' los militares, que habían sido sus cómplices, lo sacaron un día del poder y acabó exiliado en Francia.

e figuro que esa malsana relación de dependencia que los caudillos crean en sus subordinados se debilita con cada generación. Los fanáticos de Fidel ven a Raúl de otro modo y no pueden tomar en serio a Alejandro, el hijo de Raúl. Es muy posible que el último miembro de la dinastía fundada por Kim Il-sung sea su nieto Kim Jong-un. Las dinastías tradicionales se fundaban en un relato absurdo, pero legitimador: los monarcas y emperadores lo eran por la gracia de Dios. Por eso podían transmitirles el poder a sus descendientes. Los comunistas lo están intentando, pero ese truco está condenado a frustrarse.

www.firmaspress.com



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/10/24/825125/carlos-alberto-montaner-dinastias.html#ixzz13MnxOlMj
 
FIDEL, EL COCO Y LA TRINI PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 25 de Octubre de 2010 00:20

Por HÉCTOR PERAZA LINARES

 

Raúl: ¡Agárrate, que te voy a dar la última noticia!

 

Fidel: ¿Es mala?

 

Raúl: ¡Malísima!

 

Fidel: ¿Peor que la destitución de nuestro fiel amigo, Moratinos?

 

Raúl: ¡Ufff! ¡Muchísimo peor!

 

Fidel: ¡Pero qué buena está la Trini! ¡Voy a planchar mi futuro casamiento con la Paris Hilton! ¡Le pediré a la ministra española, de Patria o Muerte, que se case conmigo!

 

Raúl: ¡Olvídate de la canciller de España y pon los pies en la tierra! Cuando te dé la noticia de lo que acaba de suceder ¡te vas a caer patrá!

 

Fidel: ¡Yo no me caigo ni patrá, ni PALANTE, ni pal DDT, ni pa Melaíto, ni pa El Chin Chin, ni pal Moro Muza, ni pal Bobo de Abela, ni pa Zig zag, ni pa ninguna parte, chico! ¡Qué yo soy Pánfilo, en La Habana! ¡Aquí lo que hace falta es jama, asere! ¡Lo que pasa es que ya no me interesan ni la Penélope Cruz, ni la Pataki, ni la Kournikova, ni la Lady Gaga! ¡La gaga está chiflá, pero, ¡buenísima! ¡Ahora a mí la que me interesa es la Trini!

 

Raúl: ¡Qué clara tienes la mente, mi hermano!

 

Fidel: Cuando la Paris se entere de que la voy a dejar por la ministra, ¡le va a dar un patatún!

 

Raúl: ¡Y otro patatún te dará a ti cuando te dé la primicia!

 

Fidel: ¿Acaso los Estados Unidos no van a iniciar, desgraciadamente, la Tercera Guerra Mundial?

 

Raúl: Frío.

 

Fidel: ¿La Hilton, por despecho, al ver que ya no me interesa, me va a hacer un atentado?

 

Raúl: Más frío todavía.

 

Fidel: ¿Lady Gaga se va a suicidar, porque yo no le propongo matrimonio?

 

Raúl: Estás frío como una rana.

 

Fidel: ¿Quieres que te diga una cosa? ¡A mí la única nueva que me puede dar un golpe mortal es que la Trini no quiera casarse conmigo! Fíjate que hasta le he hecho un poema, que dice así:

 

 

Trini, Trini, trinidad

 

te juro por San Antonio:

 

si te llevo al manicomio

 

(digo, al matrimonio)

 

¡Tendrás mi fidelidad!

 

 

La Paris Hilton, me adora,

 

me quiere la Kournikova.

 

Todas ellas me dan coba.

 

¡Yo sólo soy tuyo ahora!

 

 

Raúl: Te voy a dar algunas pistas, pa que puedas adivinar. Su nombre es algo redondo.

 

Fidel: ¿Redondo?

 

Raúl: Tiene agua.

 

Fidel: ¿Redondo y tiene agua?

 

Raúl: Si te cae en la cabeza te mata.

 

Fidel: ¿Redondo, tiene agua, y si me cae en la cabeza me mata?

 

Raúl: Cuando yo era niño, le tenía tremendo miedo.

 

Fidel: ¿Redondo, tiene agua, si me cae en la cabeza me mata, y tú, cuando eras niño, le tenías tremendo miedo? ¿Y qué más?

 

Raúl: Te voy a dar una última señal: tiene muchísima masa en su interior.

 

Fidel: ¿Masa? ¡Aquí el único que tiene masa soy yo! ¡Porque las masas me siguen a mí que soy, fui, y seré, miles de años después de muerto, si es que muero algún día, que lo veo difícil, el máximo de los máximos, requetemáximos, y supermáximos líderes!

 

Raúl: ¡Viva el Comandante en Jefe!

 

Fidel: ¡Viva!

 

Raúl: ¡Viva el máximo líder de nuestra revolución!

 

Fidel: ¡Viva!

 

(Los dos se dan un aplauso prolongado)

 

Raúl: Bueno, ¿puedes por fin adivinar cuál es la noticia que te pondrá mucho más chalao de lo que ya estás?

 

Fidel: ¡Desde que se me ha metío la Trini en la cabeza, no legislo bien, chico! ¡Acaba de darme la noticia!

 

Raúl: ¡Es el coco!

 

Fidel: ¡Qué tonto eres! ¡Qué coco ni qué san coco, hombre!

 

Raúl: Es que no se trata de un coco cualquiera.

 

Fidel: ¡Coco el que le tengo yo montao a la Trini! ¡Esa mujer me tiene descocao!

 

Raúl: ¡Es un coco de carne y hueso!

 

Fidel. ¿De carne y hueso? ¿Y dices que tiene masa?

 

Raúl: ¿Qué si tiene masa? ¡Masas de millones de cubanos en la isla y en el extranjero, y masas de miles de millones de personas en el mundo que lo admiran y siguen sus ideas!

 

Fidel: ¡O el coco que tengo con la ministra me está volviendo loco el coco, o el coco del que hablas va a provocar que me patine el coco! Y si a mí me patina el coco, ¿quién escribirá las riflexiones que van a salvar al mundo y al universo de su extinción? ¿De qué coco me hablas?

 

Raúl: ¡Del coco Fariñas!

 

Fidel: ¿Se ha declarado de nuevo en huelga de hambre?

 

Raúl: ¡Peor que eso?

 

Fidel: ¿Pretende, igual que yo, casarse con la Trini? ¡La Trini es mía y solamente mía! ¡Reto a duelo al que ose levantármela!

 

Raúl: ¡Mucho peor que eso!

 

Fidel: ¡Sueño día y noche con la Trinidad Jiménez! ¡Qué bonita es, compadre! ¡Es la ministra más linda que hay y ha habido en el mundo mundial! ¡Acaba de darme la terrible noticia!

 

Raúl: ¡¡Al Coco, la Unión Europea le ha dado el Premio Sajarov!!

 

La nueva enloquece por completo a Fidel. Raúl ordena que le pongan una camisa de fuerza.

 

Dicen que, en el manicomio donde está ingresado, Fidel repite una y otra vez, como una cotorra:

 

Fidel: ¡¡Cocotrini!! ¡¡Trinicoco!!

 

Autor: Héctor Peraza Linares

www.hectorperaza.blogspot.com

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Madrid, 23 de Octubre de 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
CAMBIOS EN EL ENFOQUE MUNDIAL SOBRE CUBA: ¿POSITIVOS? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 23 de Octubre de 2010 14:17

Por JORGE HERNÁNDEZ FONSECA

 

El presente año de 2010 ha sido pródigo en acontecimientos trascendentes para la sociedad cubana, y muy probablemente será recordado como el año en el que la oposición interna a la dictadura castrista propinó sus golpes más efectivos en el camino de la democracia para la isla.

 

Con la muerte cruel del mártir cubano Orlando Zapata, una ola de acontecimientos sucesivos se escenificaron en la escenario cubano: marcha pública y desafiante de las Damas de Blanco durante una semana completa, protestando contra el castrato; huelga de hambre de Guillermo Fariñas, convertido de repente en vocero de la oposición de la isla desde su lecho del hospital, desde donde no se cansó de retar y denunciar los desmanes de la dictadura; negociación de Raúl Castro con la Iglesia Católica, encubriendo la derrota sufrida ante una oposición triunfante.

 

Los hechos quedaron inscritos también en las páginas internacionales, por la coincidencia casual del presidente brasileño Lula da Silva en territorio cubano, exactamente el mismo día que falleciera el iniciador de esta verdadera avalancha. Los periodistas brasileños prácticamente obligaron a Raúl a realizar declaraciones públicas sobre la muerte del patriota cubano, sobre lo cual la prensa de la isla había permanecido muda totalmente. Lula tomó el camino de apoyar la dictadura, pero los periodistas que lo acompañaban reflejaron la verdad.

 

El mundo tomó conocimiento así, y amplificó como nuca antes los hechos libertarios que se sucederían a la muerte del mártir albañil, conformándose un enfoque sobre la isla más ajustado a la realidad, bastante lejos de la propaganda oficial. El mundo finalmente supo la historia real.

 

La dictadura castrista no obstante, entrenada en su oficio de mantener el poder a toda costa, ensayó la variante de señalar las sucesivas derrotas a que había sido sometida por la resistencia interna cubana, como una muestra de su intención de cambios “voluntarios” --de los cuales Raúl había hablado años atrás-- aprovechando el mal momento para convertir las derrotas sufridas amargamente ante la oposición cubana, en una oportunidad de sobrevivencia.

 

De esa manera, la dictadura cubana comenzó a liberar presos políticos como si fuera un gesto amistoso hacía la Iglesia Católica (obligado realmente por la huelga de hambre de Guillermo Fariñas, que afirmaba desde su lecho de huelguista que sólo la liberación de los presos políticos haría que desistiera de su protesta). El gesto de Raúl sin embargo, nombrando al cardenal Ortega como interlocutor y liberando presos, llegó a oídos receptivos en Europa y EUA, que vieron en los hechos cierta voluntad real de cambios en un raulato incipiente y débil.

 

De esta manera, si bien la oposición política organizada dentro de Cuba logró doblegar al régimen, hay que reconocer que, a los ojos del mundo exterior (sobre todo en EUA y la UE), la dictadura consiguió escamotear los hechos, que ahora son vistos como muestras parciales de cierta voluntad de cambios de una parte de la cúpula gobernante, que se apresuran a estimular.

 

Hay que reconocer que en esta larga lucha nadie es dueño de la verdad. La diferente óptica de la oposición cubana, respecto a la óptica del gobierno norteamericano y de la mayoría de las Naciones europeas, terminará por ayudar la estrategia dictatorial para permanecer en el poder.

 

Una larga lista de hechos preparados por la dictadura cubana para encubrir sus verdaderas intenciones de continuar oprimiendo a los cubanos de la isla, están siendo implementados para ‘ablandar’ las posiciones de EUA y la UE: la reunión de Raúl con el Cardenal Ortega y su nombramiento como interlocutor válido; la liberación de los presos políticos de la “Primavera Negra” (hasta ahora parcial, pero que muy probablemente será completada); la inclusión en la lista de libraciones de otros presos políticos; las declaraciones “al vuelo” de Fidel Castro en sentido que “el modelo cubano no funciona”, tomadas en el exterior interesado en la isla como casi un arrepentimiento que merece ser apoyado; el anuncio de una apertura económica con despido de medio millón de “excedentes”, pero con la correspondiente liberación de nuevas licencias para trabajar por “cuenta propia”, entre otros anuncios, encaminados a hacer ver en el gobierno de Raúl una intención “responsable” ante la crisis de la isla, que merece atención.

 

La Unión Europea por su parte, prepara una reunión para decidir el mantenimiento de su “posición común” crítica de la dictadura, pero en paralelo prepara un “Plan de Acercamiento” a la isla, que dejará el camino expedito para que Raúl encamine sus planes de acercarse a la UE.

 

Estados Unidos, por la parte suya, ha sorprendido a los cubanos cuando en boca de su presidente declaró que sólo esperaba por ciertos detalles, para aprobar que norteamericanos viajaran a la isla y completar económica y políticamente el acercamiento de que tanto se habla.

 

Así las cosas, la oposición política cubana comienza a recoger amargos frutos de la lucha más efectiva que haya librado en más de medio siglo de rebeldía: una buena parte de la oposición militante del interior de la isla está debilitada y dispersa entre España y EUA; una Unión Europea que ha sido engañada por las huestes de Raúl, vendiéndoles “gato por liebre”; un presidente norteamericano ansioso por retomar las relaciones con la dictadura, una vez terminado el período electoral en el que se haya envuelto. ¿”Ganó” la oposición triunfante?

 

Hay desde luego aspectos objetivos en las políticas internas, tanto de la UE como en EUA, que ayudaron a Raúl a darle vuelta a un revés tan sonado como el sufrido este año ante la oposición interna: para la UE, se destaca la necesidad de dar solución al “problema cubano” con Raúl en el mando, basado en las inversiones que tienen en la isla, sobre todo de España, que ejerce así su espíritu de revancha ante EUA por la derrota amarga del siglo XIX; para EUA, la precepción cada vez más clara de que la oposición cubana no ha podido conformar una opción de gobierno fuerte y aceptable a los ojos norteamericanos, que a pesar de desear un gobierno democrático en la isla, prefiere una mano fuerte que impida la temida “mexicanización” de Cuba, si es que el poderío de las fuerzas armadas raulistas se derrumbaran y el narcotráfico y la delincuencia se enseñorearan en la isla como lo han hecho en México y Centroamérica.

 

¿Es justo que precisamente ahora, cuando la oposición política cubana ha emergido triunfante del embate con la tiranía --y el mundo exterior ha comenzado a comprender su lucha-- las naciones europeas y la norteamericana se apresuren a “cerrar en falso” esta herida entre cubanos, dejando para un futuro más o menos lejano una solución real al “problema cubano”?

 

La respuesta a esta interrogante es claramente que no es justo. No obstante, habrá que esperar un poco para ver si realmente estos planes europeos y norteamericanos para una Cuba con “dictadura para los cubanos”, pero con cara dócil para UE y EUA, es duradero. La muerte del dictador mayor está a la vuelta de la esquina, así como la desaparición a corto plazo de su hermano. Es en ese momento que habría que ver si los planes actuales para imponernos a los cubanos una solución “aceptable” (para la UE y EUA) es lo suficientemente fuerte como para detener las ansias de libertad implícitas en la lucha del pueblo cubano por su independencia.

 

No ha habido en la historia de Cuba --ni ante España, ni ante EUA-- imposición duradera que atentara contra el espíritu independiente y libertario de los cubanos y no va a ser ahora, por intereses ajenos al del oprimido pueblo de Cuba, que la injusticia iría a prevalecer.

23 de Octubre de 2010

 

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 
Alan Gross: víctima de la ingenuidad y la maldad PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 22 de Octubre de 2010 11:43

Por HUBER MATOS ARALUCE

Alan Gross es un judío estadounidense, consultor independiente que le estaba trabajando a la empresa “Development Alternatives Inc” que a su vez tenía un contrato de 8.6 millones de dólares con “United States Agency for International Development”. Esto es parte de los recursos dispuestos por el gobierno de los Estados Unidos para ayudar a fomentar la democracia en Cuba.

 

Gross fue arrestado en Cuba en diciembre del 2009 cuando tomaba el avión para salir del país.  Había visitado la isla varias veces. El gobierno cubano dice que Gross hacía labores de espionaje.  Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular,  ha declarado que Gross trabajaba para los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, conformado por espías, torturadores y agentes.

 

El gobierno estadounidense rechaza que Gross estuviera en una misión de espionaje.  Gross es especialista en llevar Internet a lugares remotos.  Funcionarios estadounidenses alegan que le facilitó equipo de comunicación a la pequeña comunidad judía que existe en Cuba.  Otras fuentes señalan que también distribuyó teléfonos y computadores a activistas de la oposición democrática en la isla.

 

Si ese fuera el escenario, el viaje de Gross a Cuba fue en el mejor de los casos un plan ingenuo y en el peor algo planeado con mala intención para que lo arrestaran.  Esto es una muestra de la candidez con que a niveles importantes de vez en cuando se manejan los asuntos relacionados con Cuba.  Las consecuencias las pagamos los cubanos de la oposición democrática.

 

No había necesidad de mandar a un ciudadano estadounidense a la isla para esto.  Era una oportunidad demasiado apetitosa para que  la dictadura la dejara pasar.  Se expuso a una persona  muy vulnerable enviándola a un país gobernado por terroristas. Desde diciembre de 2009 Alan Gross es un rehén y por él se pide rescate. La dictadura quiere la libertad de cinco espías castristas  condenados en los Estados Unidos con pruebas irrefutables.  La esposa de Gross presiona por la liberación de estos espías.

 

Parece extraño que el régimen cubano no haya encausado a Gross formalmente por tan grave delito.  No ha presentado las pruebas del acto de espionaje, ni hay cómplices detenidos. El espionaje es un asunto serio para una dictadura que “combate” al enemigo imperialista desde hace más de medio siglo.  Este delito podría acarrear en Cuba la pena de muerte o una larga condena de prisión.

 

¿Por qué no lo han acusado?

 

Es muy probable que no tengan pruebas de ningún espionaje, sino evidencia de que Gross participó en un esfuerzo  en el ámbito civil para por ayudar a los cubanos de la oposición a burlar la censura y vigilancia de las comunicaciones impuestas por el régimen. Pero aun si tuvieran evidencias de espionaje, Alan Gross es más útil como rehén que como espía convicto.

 

La médula del asunto es que se supone que los Estados Unidos tienen como política no negociar con los terroristas.  El castrismo es un régimen en la lista de gobiernos terroristas.  Entonces ¿por qué conversan de este tema representantes del gobierno de Obama  con ese gobierno?  Ya son varios los encuentros.

 

El último se acaba efectuar en Nueva York, entre el Ministro de Relaciones Exteriores de la dictadura Bruno Rodríguez  y Arturo Valenzuela, el Subsecretario de Estado para América Latina del gobierno de los Estados Unidos.

 

Nadie le cuestiona al  gobierno de los Estados Unidos el derecho a que sus diplomáticos se reúnan a discutir con los de otros gobiernos, sean o no regímenes terroristas.  Lo que nos parece fuera de lugar es que el caso Gross siga subiendo de nivel en el gobierno de Obama y que no se aclaren los hechos ni la exigencia de quienes lo tienen literalmente secuestrado.

 

Alan Gross está en un limbo legal y diplomático.  Fidel Castro, en otra imprudencia mental, ha dicho que los cinco espías cubanos condenados en Estados Unidos estarán en su casa, en Cuba, este diciembre.  ¿Habrá accedido los Estados Unidos al chantaje?  El gobierno estadounidense no debe exponerse a parecer que conduce su política con timidez ante unos matones fracasados y debe evitar seguir alimentado sospechas que estimulan a los terroristas en Cuba y en el mundo.

 

Última actualización el Viernes, 22 de Octubre de 2010 11:47
 
«InicioPrev321322323324325326327328329330PróximoFin»

Página 325 de 380