Díaz-Canel arremete contra los medios alternativos, los cuentapropistas y la 'oposición leal'

"La plataforma digital de OnCuba es muy agresiva con la Revolución y se ...

Juan Manuel Santos dice que otorgará asilo a Luisa Ortega si lo pide

La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, ...

Escándalo Odebrecht: Exfiscal dice tener detalles que inculpan a Maduro

Exiliada en Colombia, Luisa Ortega aseguró que este hecho "los tiene muy pr...

El presidente norteamericano Donald Trump definió la misión de EUA en Afganistán

El presidente de EE UU, Donald Trump, puso este lunes el consejo ...

Polícia da Espanha mata a tiros autor de ataque em Barcelona

A polícia da Espanha matou a tiros nesta segunda-feira um militante islâmico ...

Artigos: Cuba
La coherencia de la intelligentsia cubana en el exilio PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 22 de Agosto de 2017 12:50

Por Santiago Cardenas.-

La intelligentsia cubana en el exilio ha sido coherente con su pueblo. Ha adversado al marxismo y  durante seis decenios, con errores y virtudes, ha hecho propuestas  para superar el daño castropológico en la isla. Se supone con  un mínimo de compasión en los juicios , un poquitito  de amor cristiano , con  buena voluntad y siguiendo la lógica más elemental que eso es precisamente lo que tenía que hacer. Sin embargo "eso" le molesta a algunos. A los pedantes consensuados. Ver mas abajo.

La dignísima Academia de la diáspora agrupada en torno a ; o en la línea del icónico  maestro Jaime Suschliki no tiene nada que consensuar. Es una expresión natural y legítima  de su pueblo,  a quién refleja fielmente : la voz educada, grácil  y culta de los que no tienen  voz. Su parto  eutócico, sin fórceps  se hizo despacio , acudiendo no a fantasías , sino a realidades muy concretas desde  los ayes de los huérfanos y la brutalidad de las requisas  hasta los olores de las mojoneras.

No se sabe  el porqué  las víctimas del comunismo, incluyendo sus intelectuales, no  "caen " simpáticas. Recuérdese al exilio  de los rusos blancos amenazado de expulsión en París. La Academia  tory cubana, agrupada en  el ICCAS no ha sido  ni será la excepción de ese determinismo histórico,máxime cuando  con coherencia y democracia  es la  expresión culta y educada, pero intransigente,  de un pueblo sufriente al cual ha representado con facilidad por ósmosis social. La trapisondadas de los comunistas cubanos no han sido fantasías.Por eso nunca hubo necesidad de un acuerdo o consensus entre  la Academia  y su pueblo.  Fueron ,desde los mismos inicios, la misma cosa.

La  anti academia miamera -- bajo el influjo   de las barras del Saratoga,quién sabe  si de Paseo y Línea,--está  conformada por  snobistas blancos, de buena posición, con amnesia selectiva , un poco de narcisismo intelectual  y acceso fácil a la media. Pedantes que miran por encima del hombro. Pero, lo principal es su desprecio por todo lo que huela a exilio, cuando es verdadero.Sí  ; necesitan consensuarse  porque por su  fragilidad y su poca importancia   camino van del basurero de la historia.

 
Visión critica de las "reformas" en Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 16 de Agosto de 2017 12:34

Por Leonel Morejón Almagro.-

El desatino se disfrazó de audacia en Cuba con la publicación en Julio del 2017 de tres documentos bases para el modelo Económico y Social cubano hasta el 2030. El 7mo Congreso del PCC (Partido Comunista Cubano), y la Asamblea Nacional del Poder Popular en “consulta” con Organizaciones Sociales afiliadas a la ideología gubernamental publicaron los siguientes documentos en ausencia de un debate crítico opositor:


CONCLUSIONES PROVISIONALES

TITULO: Visión Critica a la Regulación de los Mecanismos de Mercado en el Concepto del Modelo Económico y Social Cubano a la luz del Derecho Ambiental y Derecho de Propiedad.

Apuntes Para la Transición a un modelo sostenible Julio 2017.

INTRODUCION

El desatino se disfrazó de audacia en Cuba con la publicación en Julio del 2017 de tres documentos bases para el modelo Económico y Social cubano hasta el 2030. El 7mo Congreso del PCC (Partido Comunista Cubano), y la Asamblea Nacional del Poder Popular en “consulta” con Organizaciones Sociales afiliadas a la ideología gubernamental publicaron los siguientes documentos en ausencia de un debate crítico opositor:

1)  Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.

2)  Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución Para el Periodo 2016-2021.

3) Acepción de Algunos Términos Utilizados en La Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y en las bases del Plan Nacional de desarrollo Económico y Social hasta el 2030.

Las presentes notas intentan dar una respuesta didáctica a dichos documentos.  No se pretende abarcar en una sinopsis todas las desdichas y falsedades históricas, filosóficas, jurídicas, ni económicas que los tres documentos evocan. Sería imposible responder a tantos sinsentidos amelgados en dichos documentos elaborados con la pérfida y única finalidad de condenar al pueblo cubano a la miseria económica, al control financiero total por un grupo de militares, y a la esclavitud política al Partido Comunista Cubano. Intentar resumir tanta ignominia pudiera poner en peligro nuestra sanidad mental y comprometer la salud de los lectores.

Nuestro agradecimientos a la Señora Marta Menor y el Señor Gerardo Martinez Solana al frente de Cultivamos una Rosa Blanca y Democracia Participativa respectivamente, por promover el Taller de Trabajo para tratar de dar una respuesta coherente a estos tres aciagos documentos.  Nuestra respuesta debe promover un programa financiero, Juridico, social y político que ofrezca un futuro vigoroso y viable a la economía al permitir un crecimiento mercantil basado en un Sistema de Derecho y Democrático para Cuba.

I. Errores en los objetivos de la regulación de los mecanismos de mercado en la conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.

A)  Apuntes Para la Transición a un Modelo Sostenible a la Luz del Derecho Ambiental Cubano.

El documento “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano del Desarrollo Socialista”   enumera 6 objetivos en la “función fundamental del Estado y el Gobierno en la regulación de los mecanismos de mercado en sus páginas 39 y 40.

Según el documento el segundo objetivo es el siguiente:

2) Establecer pautas de producción y consumo racionales, ecológicamente sostenibles y controlar su cumplimiento en correspondencia con los principios y valores de nuestra sociedad.  (Énfasis agregado).

El documento además usa la palabra “medioambiental” y “medio ambiente” indistintamente 17 veces en sus 54 páginas para conectar y resaltar la suma importancia de la aplicación de políticas ecológicas sostenibles en los objetivos y principios fundamentales del Estado y el Gobierno:

1) Página 9 primer y quinto párrafos

2) Página 13 sexto y séptimo párrafos (dos menciones)

3) Página 14 quinto párrafo dentro de los principios que sostienen el modelo socialista “valores esenciales de nuestra ideología…el respeto a los demás y al medio ambiente.”

4) Página 16 cuarto párrafo dentro del apartado ocho narrando otro de los principios que sustentan el modelo socialista.

5) Página 17 párrafo tercero citando la protección del medio ambiente como una “obligación, derecho y un deber ciudadano” dentro de los principios que sostienen el modelo socialista.

6) Página 20 quinto párrafo, planteando que salvaguardar el medio ambiente contribuye a la solución de importante equilibrios estructurales y a mejorar la eficiencia integral de la economía.

7) Página 21   primer párrafo.

8) Página 27 primer y tercer párrafo plantea “el desarrollo de una cultura que proteja el medio ambiente.”

9) Página 29 primer párrafo

10) Página 34 sexto párrafo.

11) Página 37 cuarto párrafo.

12) Página 44 bajo el apartado (h) donde se enumera la preservación del medio ambiente como un factor para promover la prosperidad y el bienestar.

13) Página 50 tercer párrafo.

En su generalidad los miembros del comité de redacción concurrimos con los redactores del “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano del Desarrollo Socialista” en su segundo objetivo para regular el mercado. La importancia del medioambiente en el desarrollo económico es una posición común.

Ahora bien, si los autores desean honestamente ayudar a fortalecer las regulaciones del mercado protegiendo al medio ambiente.

Primero deben eliminar toda mención al nombre del difunto Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Señor Fidel Castro Ruz. Es irónico utilizar el legado histórico de Fidel Castro Ruz para promover un mejor futuro ecológico y un desarrollo sostenido de mercado cuando el fallecido “máximo líder de la revolución” fue un violador sistemático de las Leyes que la propia Asamblea Nacional del Poder Popular promulgó para proteger el medioambiente en Cuba. Pudiéramos usar muchos ejemplos para fundamentar esa opinión, pero el más destacado fue la Construcción del Aeropuerto Internacional de Cayo Coco en 1999.  Fidel Castro Ruz transgredió la LEY Número -81 del 11 de Julio de 1997LEY DEL MEDIO AMBIENTE” al construir el mencionado Aeropuerto sin una evaluación de Impacto Ambiental y sin una Licencia Ambiental ambos eran requisitos legales expresamente señalados por la Ley 81, donde además  se prohibía “modificar el entorno” de los cayos por ser “Áreas protegidas”. Aún más dramático fue la pateadura que Castro Ruz le dio a la Ley Forestal del 31 de Agosto de 1998.  Ley Número 85.  (Artículo 27) amparaba los bosques de los Cayos bajo “un régimen especial de protección” que incluso prohibía los cortes de mejora (es decir cortar algún árbol para facilitar el equilibrio del ecosistema).

Por otro lado, la Ley Forestal de forma tácita no permitía la construcción de un Aeropuerto en Cayo Coco debido al inevitable sufrimiento a la biodiversidad forestal y faunística de los Cayos que son considerados zonas protegidas por la legislación. Para colmar la copa de probadas ilegalidades, el Presidente Fidel Castro Ruz, autorizó la construcción del Aeropuerto con la intención de prohibir a los ciudadanos cubanos la entrada a los centros turísticos y los Hoteles por el solo hecho de su origen nacional (ser cubanos) en violación del Artículo 295.1 de la Ley 62 (Código Penal Cubano).

Esa acción ilegal gubernamental de construir el Aeropuerto solo para turistas fue el corolario de una estrategia política de discriminación sistemática en contra del pueblo. Situaciones similares eran rutinarias en la vida nacional, y fueron aceptadas como norma por el Partido Comunista de Cuba (PCC), La Unión de Jóvenes Comunistas, La Federación Estudiantil Universitaria (FEU), la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) con el silencio cómplice de los periodistas y los juristas oficialistas cubanos. Esa degradante practica gubernamental obligó a la Agrupación Ecologista y Pacifista Independiente Cubana NATURPAZ a demandar ante el Pleno del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo a Fidel Castro Ruz, y a otros funcionarios públicos al exigir condenas de prisión: “Ustedes ilustres jueces del Consejo de Gobierno deben hacer prevalecer la Constitución, el hecho de que al aeropuerto de Cayo Coco no puedan viajar ciudadanos cubanos por su origen nacional provoca el quebrantamiento de lo establecido en los artículos 42 y 43, haciendo necesario el restablecimiento de la legalidad quebrantada, por tanto no es admisible construir en Cuba un aeropuerto o una pequeña cafetería donde los cubanos no puedan entrar por el solo hecho de ser cubanos, la persona que incite a la discriminación racial o que la permita debe ser sancionada por la ley sea quien sea”. La demanda también exigía una indemnización económica a las corporaciones responsables por los daños ambientales. ( DEMANDA LEGAL ANTE TRIBUNAL SUPREMO DE LA REPUBLICA DE CUBA 1999.doc.)

Segundo, se deben activar cambios sustanciales al Poder Judicial que permitan fortalecer el respaldo jurídico la propiedad privada. A la vez  se deben mejorar las garantías procesales en el sistema legal con la restructuración del Tribunal Supremo Cubano de tal manera que los Jueces aumenten su poder real dentro del Modelo Económico y Social. De esa forma futura violaciones a la legalidad no queden impunes, como las violaciones del fallecido Presidente Castro Ruz al medioambiente cubano quedaron impunes.

Algunos de los cambios pudieran ser:

1) Nominar a los Jueces del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo a cargos vitalicios para evitar presiones políticas pudieran afectar sus fallos.

2) Suprimir y derogar los artículos 88 (ch) y (d) ambos de la actual Constitución de la República de Cuba donde se faculta al Consejo de Estado (en caso necesario) dar a las leyes vigentes una interpretación general y obligatoria, y a ejercer la iniciativa legislativa. Inciso (h) Impartir instrucciones de carácter general a los Tribunales a través del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo.

3) Suprimir y derogar el artículo 88 inciso (ñ) donde se faculta al Consejo de Estado a suspender las disposiciones del Consejo de Ministros y los acuerdos y disposiciones de las Asambleas Locales del Poder Popular que no se ajusten a la Constitución y las Leyes.

4) Suprimir y derogar el artículo 88 incisos (o) donde se faculta al Consejo de Estado a revocar acuerdos de órganos locales del Poder Popular que contravengan la Constitución y las leyes.

5) Nombrar al Tribunal Supremo Popular, y al Sistema Judicial como los únicos órganos que interpreten la aplicación de las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Es una real perdida para la democracia en Cuba que los miembros de la Asamblea Nacional, del Partido Comunista, del Gobierno y el Estado Cubano tengan tanto miedo a debatir la respuesta del Taller a los documentos publicados en Julio de 2017 con la participación de “todo” el pueblo cubano.  El debate público es en realidad la única forma de controlar el cumplimiento de este segundo importante objetivo. Si el gobierno, estado y partido comunista en Cuba no aceptan la tolerancia como premisa y el flujo democrático de ideas como instrumento ese objetivo no se cumplirá jamás.

Los redactores de la presente respuesta a la conceptualización del modelo económico y social cubano le damos la bienvenida a la promulgación del Decreto-Ley 241, del 26 de Septiembre del 2006 y su artículos 741 y 829- En la esperanza de que la demanda interpuesta en 1999 por la Agrupación Naturpaz algún día sea debatida en una Sala de Justicia en Cuba.

741-Corresponde asimismo a las expresadas salas de justicia, conocer y resolver los litigios que surjan con motivo del incumplimiento de las regulaciones sobre la protección del medio ambiente y los recursos naturales, o relacionados con los daños ambientales, resultantes de actividades económicas desarrolladas por personas jurídicas o naturales, cubanas o extranjeras, en el territorio nacional, comprendidas las aguas interiores, el mar territorial, la zona económica exclusiva y la plataforma continental.

DE LA SENTENCIA EN PROCESO MEDIOAMBIENTAL

ARTÍCULO 829.- La sentencia que se dicte en proceso referido a daño al medio ambiente, no causa estado de cosa juzgada,  (énfasis agregado) quedando legitimado el perjudicado para ejercitar nuevas acciones reclamatorias por la continuidad de los efectos del mismo evento dañoso que haya dado lugar a la misma.

Son del conocimiento de las salas de lo Económico de los tribunales populares, las acciones resarcitorias o de cumplimiento para la preservación del medio ambiente y la protección de los recursos naturales, que se promuevan por personas jurídicas o naturales cubanas, o, en su caso, por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, la Fiscalía General de la República o el Ministerio de la Agricultura, este último en materia de Patrimonio Forestal.

La idea del desarrollo turístico de los Cayos es una idea buena, pero la construcción intensiva de Hoteles cinco y cuatro estrellas de las cadenas Españolas Meliá con el uso de excesivo de concreto y otros materiales no-biodegradables no es un modelo sostenible. La idea es capitalizar al máximo las bellezas medio-ambientales con un turismo ecológico de alta calidad, económicamente beneficioso para las corporaciones y el mercado cubano. Esa la solución más viable.

Los militares son los peores administradores posibles para un desarrollo sostenible del turismo cubano. Es imperativo para salvar el futuro terminar de inmediato todo control, posesión, participación y administración en las gestiones económicas en la industria turística de los militares cubanos.  Las Fuerzas Armadas es la Institución menos transparente y más autoritaria que tiene Cuba. La sociedad cubana no necesita Fuerzas Armadas. Una solución sostenible y económicamente revolucionaria para impulsar el crecimiento de la economía es desmantelar y descontinuar las Fuerzas Armadas en su totalidad.  Transferir los recursos, el capital humano y financiero de las Fuerzas Armadas a la creación de infraestructura para el turismo, viviendas, alcantarillados, recuperación de la capacidad hidráulica en Ciudad de La Habana, y reciclaje. De esta manera el Estado pudiera emplear y transferir a la mayoría de los miembros activos de la F.A.R a la esfera de los servicios y en obras constructivas de vital importancia económica a la vez que se evitarían desajustes sociales./

B)  Apuntes Para la Transición a un Modelo Sostenible a la Luz del Derecho de Propiedad Cubano

El primer objetivo en la regulación de los mecanismos del mercado en las funciones del Estado a juzgar por la lectura del documento “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista es:

1) Proporcionar a los actores económicos de las diferentes formas de propiedad y gestión condiciones similares de acceso a los mercados de sus producciones e insumos.

Paradójicamente el primer objetivo que clama “proporcionar condiciones similares” a las diferentes formas de propiedad es expresa y bochornosamente infringido por el propio modelo económico ofrecido en la conceptualización.

El mínimo regocijo proporcionado por el uso de la palabra “propiedad privada” en la página 29 para describir una de los tipos de propiedad reconocidas en el modelo económico se evapora en la página 30.  Los autores del modelo despojaron a los pequeños negociantes del derecho a defender su propiedad al expresamente negarle personalidad jurídica a sus pequeños negocios en la página 30 primer párrafo del documento. Negarles personalidad jurídica condena a humillantes y desiguales condiciones legales y económicas a los pequeños propietarios con el resto de los propietarios. También, es de destacar el abandono de la palabra “propiedad privada” para en su lugar usar el ambiguo concepto de “Propiedad personal” (este tipo de propiedad posee menor protección jurídicas que la propiedad privada) en el documento titulado “Acepción de Algunos Términos Utilizados en la conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista  y en las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social Hasta el 2030” bajo su apartado 4 “Relaciones de propiedad sobre los medios de producción”.

Además, se limita la propiedad privada de las personas naturales cubanas a “empresas medianas, pequeña y micro escalas”. Les rogamos a los señores del Gobierno a que nos respondan ¿“A qué condiciones similares se refieren?

La Enciclopedia de Cuba en su tomo número 8 contiene un estudio del Economista Carlos Martinez Sanchez bajo el título “Rasgos y trayectoria de las producciones cubanas”, en su Segunda Edición, Enero, 1977, en Madrid, España.

Bajo el subtítulo: “La situación en la década de los 50” en la paginas 501 and 502 se pueden leer las siguientes conclusiones:

“Entre los grandes progresos de carácter social y económico que el país había logrado en 1959…”

a) Promulgación de una amplia y progresista legislación laboral y de seguridad social que amparaba a todos los trabajadores y que comprendía, derecho de sindicación y huelga, salario mínimo, contratación colectiva, descanso retribuido, seguro contra diversos riesgos y retiro. Los trabajadores organizados constituían el 59 por 100 de la población económica activa.

b)  Adquisición por capital cubano de unidades de producción poseídas por empresas extranjeras, principalmente en la industria azucarera. En 1939 había 56 centrales de propiedad cubana que elaboraban el 22 por 100 de la producción total de azúcar, mientras que en 1959 pertenecían a empresarios cubanos 121 centrales, que representaban el 62 por 100 de dicha producción (Énfasis agregado). En el mismo periodo, el número de centrales norteamericanos disminuyo de 66 que producían el 55 por 100 del azúcar, a 36, que elaboraban el 37 por 100. Según cálculo del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, entre 1929 y 1954 las inversiones directas norteamericanas en Cuba disminuyeron en 200 millones de dólares.

c) Aumento notable del número de agricultores cañeros paralelamente al incremento de las zafras. El número de colonos se elevó de 30.000 en 1938 a 62.000 en 1957.

d) Mejor distribución de los ingresos de la producción de azúcar como efecto de las medidas de regulación interna de la industria

El economista Martinez Sanchez afirmó que al final de los años 50 Cuba había superado el rubro del subdesarrollo debido a que “no padecía de proceso inflacionario, que el peso se mantenía  con el dólar, que la formación interna neta del capital representaba más del 13 por 100 del ingreso nacional y existía una adecuada infraestructura física y social.

El periodista Cubano Osmar Laffita Rojas público un artículo en Cubanet, el 24 de Febrero del 2014, titulado “El desastre de la ganadería en Cuba”, donde cita al Registro Nacional de Control Pecuario del Ministerio de la Agricultura, afirmando que el 2013 había 4 072 298 (más de cuatro millones, (énfasis agregado) de cabezas en Cuba. En la página 495 del mencionado tomo 8 de la Enciclopedia de Cuba nos confirma que a finales de los años 50 existían en Cuba alrededor de 6 millones de cabeza de ganado vacuno (Énfasis agregado).

En 1959 los cubanos eran propietarios privados de 121 Centrales y el pueblo tenía 6 millones de vacas. Cincuenta y ocho años después ningún cubano es propietario privado de un Central, y hay millones menos de vacas. Esta triste estadística se agravará como consecuencia de la propuesta en la página 29 al autorizar una modalidad de “inversión directa, extranjera” en el documento Conceptualización del Modelo Económico Socialista.

Los comunistas cubanos, el estado y el gobierno desean “promover” un concepto de propiedad privada totalmente extranjera y en la mejor tradición de su difunto líder Fidel Castro Ruz desean continuar el menoscabo y la degradación a los derechos de propiedad del pueblo cubano.  Esta nueva modalidad de inversión pudiera ofrecer a una persona o corporación foránea los derecho para ser propietario privado de un Central Azucarero en Cuba mientras los cubanos por el solo hecho de ser “cubanos” no pueden disfrutar de esa forma de propiedad, ni realizar similar inversión.

La razón detrás de esta discriminación económica es política. Los funcionarios del gobierno prefieren condenar a todo el pueblo cubano a la miseria por miedo a que existan cubanos ricos. Es una preferencia basada en el temor a perder el control económico que disfrutan gracias a un control político absoluto. Control político absoluto que disfrutan gracias al total dominio de los medios de producción y las fuerzas productivas en la economía cubana. La “doctrina” de los militares en el poder es sencilla: Utilizar al Partido Comunista, las Organizaciones de Masas, los medios de comunicación, la salud pública, la educación para ofrecer una ilusión de propiedad pública y contrato civil.   Mientras el verdadero poder económico radica en el Estado controlado por un grupo cerrado de militares aliados a la familia de los Castros.  Las ventajas de mantener al pueblo en un estado de perene incertidumbre financiera y destituido de grandes capitales es paralizar toda movilidad social de una prospera sociedad civil; y la función fiscalizadora de esa sociedad a las gestiones de un Estado que no ha respondido en 58 años a su pueblo. Los gobernantes cubanos no aceptan el modelo de los Comunistas Chinos de permitir ricos. No tiene la fortitud, la paciencia, ni la decencia. El objetivo es mantener el control político y poder económico. Los cubanos son rehenes de un grupo de cobardes que le temen al crecimiento económico del pueblo.

El objetivo número 6 en la regulación del mercado es:

6) Impedir que productores o comercializadores de tipo monopólico o de otra índole impongan condiciones contrarias a los intereses y principios de la sociedad, con independencia de la forma de propiedad o gestión.

Este objetivo es clara indicación que no existirá movimiento de mercado positivo después de la muerte o la salida del poder de Raul Castro y la transferencia de su corona al esposo de su hija, o a otro familiar que el escoja en los próximos meses. Este objetivo por si solo puede explicarle al mundo las razones por las cuales la economía cubana ha permanecido bulímica y está condenada al fracaso. El gobierno tiene como objetivo fundamental impedir el crecimiento mercantil de “productores y comercializadores”. En las sociedades donde el Derecho ordena las instituciones del Estado las Cortes son las que deciden si una un productor o comercializador monopoliza el mercado y afectan los intereses de la sociedad.

El pasado año 2016, la revista Forbes publicó una lista de los billonarios Chinos, en el número uno de la lista es el Sr. Wang Jianlin con 33 billones de dólares en el último lugar ocupando la posición 370 hay 30 personas todos empatados con un billón de dólares. Sophia Yan en un artículo en “CNN Money”en Mayo 27, del 2015 afirma que hay más de un millón de ciudadanos chinos que poseen más de un millón de dólares. El fracaso de la receta económica de los comunistas cubanos encabezados por los hermanos Castro es impedir la reproducción de millonarios cubanos.  Necesitamos producir 12 mil millonarios nativos para el 2021 y 75 mil millonarios hacia el 2030, en lugar de un grupito de militares y un Estado totalitario.

En Cuba en lugar de promover ricos, las autoridades en noviembre del 2016 trataron de acusar a la Abogada Independiente y Directora de Cubalex Laritza Diversent de “Enriquecimiento Ilícito” usando el viejo, mezquino, y arbitrario Decreto-Ley 149/94 (“Ley contra los Macetas”). La Directora de Verificaciones de la Fiscalía General Caridad Sabo afirmó al periódico Granma haber procesado a “487” personas en los últimos tres años, 37 % de los cuales eran trabajadores por cuenta propia. Esta noticia fue reproducida por la agencia EFE con el título “El gobierno actualiza la Ley contra los nuevos ricos/”.

El Decreto-Ley 149/94 tiene que ser abrogado como una expresión mínima de buena voluntad y respeto a los derechos de posesión de los ciudadanos cubanos. No debe existir una forma expedita de confiscación de sus propiedades sin las garantías procesales del derecho civil.  Las leyes se deben aplicar respetando las características legales intrínsecas al concepto de propiedad que vio sus origines en el Derecho Romano y es base del concepto de propiedad de todas las sociedad mercantiles modernas. El derecho a enajenar, disponer, usar y disfrutar las propiedades en similares condiciones, excepto por estrictos motivos de seguridad nacional no pueden ni deben ser infringidos. En ese sentido todo decreto-ley, órdenes, o resoluciones que contravenga ese concepto de propiedad deben ser abrogados. El Código Civil Cubano debe sustantivar ese concepto de propiedad y deben adjetivar esos derechos reafirmando lo procedimientos civiles que garanticen la protección de los propietarios. Esa es la única forma viable y sostenida para permitir el crecimiento de la economía cubana.

Los intentos del gobierno cubano por 58 años de diversificar la economía no han sobrepasado un saco de discursos, mentiras, y promesas incumplidas. Es hora de que por el bien de toda la nación permitan a las nuevas generaciones de cubanos traer nuevas ideas económicas y cumplir el viejo anhelo de convertir a la Mayor de las Antillas en un país desarrollado económicamente. El gobierno de los hermanos Castro intentaron matar el mononcultivismo azucarero y en realidad mataron la industria azucarera. Ahora diseñan un modelo económico basados en el mono-turismo para terminar matando la naturaleza cubana. Todos los cubanos hemos sido víctimas de las fantasías económicas anunciadas en discursos de “plátanos micro-jet que abastecerían el mercado cubano y se convertirían en un bien exportable”, de “Ciudades que sería la más funcionales del mundo”, de “producción de leche más cuantiosas que Holanda y Suiza gracias a vacas mágicas y programas ganaderos inoperantes”.

Los modestos éxitos en la industria Biotecnológica deben ser potencializados con una mentalidad de mercado apropiada que permita ofrecerle un suporte industrial a las innovaciones, descubrimiento y talento de los científicos cubanos. La diversificación de la economía cubana debe enfocarse como un asunto vital de seguridad nacional. El Estado debe estimular la inversión extranjera y la participación de toda la sociedad cubana en la infra-estructura industrial suportando y modernizando diversas industrias como las biotecnológica, niquelífera, cobalto, servicios médicos, deportes y recreación.

Se debe establecer una estrategia a largo plazo de un acelerado desarrollo constructivo de viviendas. La oposición cubana debe ofrecerle al pueblo cubano un mapa de construcción de viviendas en dos etapas:

1) 2018-2025 1millon de viviendas (con los más altos parámetros de belleza arquitectónica) Cuba debe recuperar su título de reina en el Caribe; y Ciudad de la Habana y Santiago de Cuba convertirse en las dos ciudades más emblemáticas de las Antillas).

2) 2025-2030 ½ millón de viviendas

El Congreso de la República propondría un impuesto tributario del 0.6 % por los primeros 10 años de pago de todo inmueble para mejorar la capacidad hidráulica. Tratamiento de aguas residuales, mantenimiento y mejoramiento de acueductos y alcantarillados.  Este impuesto tributario debe ser pagado por entidades extranjeras y nacionales.

Los redactores del documento conceptualización del modelo económico afirman en la página 47 del documento “han sido creadas las condiciones económicas y sociales, así como facilidades de acceso a los servicios fundamentales que incentive las permanencia y el retorno de las familias a las comunidades rurales.” No enumeran, ni explican que condiciones han sido creadas, porque esa afirmación al igual que el resto del documento es una sarta de mentiras y elucubraciones nocturnas. El éxodo del campo a las ciudades continuara, mientras el gobierno cubano continúe construyendo la economía sobre las “remesas de los cubanos en el exterior y el turismo”. Es necesario liberar las fuerzas productivas del campesinado cubano con una total libertad de mercado y con influjo de créditos frescos a largo plazo. Todas las cooperativas agrícolas estatales deben ser vendidas a particulares, y las tierras estatales deben ser vendidas a corporaciones cubanas y extranjeras con la condición sine qua non que se mantengan productivas. Las únicas tierras que se mantendrán en manos del Estado cubanos serán las destinadas a la conservación de especies faunísticas y forestales. También se permitirá la compra de tierra con motivos conservacionistas y ecológicos a entidades privadas cubanas y extranjeras.

La indemnización y devolución de tierras confiscadas por el Castrismo debe ser un proceso legal que tome en consideración el justo resarcimiento de las familias y corporaciones afectadas pero protegiendo y priorizando un futuro económicamente viable para Cuba. En este sentido toda devolución o indemnización debe exigir un periodo de gracia, y de re-inversión de capitales fijos en Cuba por 15 años.

ELOGIO DE LA CULTURA Y LA SOCIEDA CUBANA

Es necesario señalar la profunda consternación que leer estos documentos provocan para los que amamos la cultura y la sociedad cubana. Para llegar al futuro debemos tener un pasado. No pasó desapercibido la dolorosa omisión de los redactores del documento “conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista” de los valores de la cultura, y la ausencia de la más mínima referencia a algunos de sus muchos portavoces. El documento de marras solo menciona a los Sres. Fidel y Raul Castro Ruz en la introducción y conclusiones finales. En un documento que intentaba ser programático para la economía y la sociedad cubana hasta el año 2030 se menciona al apóstol de la Independencia Jose Marti en una oración por su apellido en conexión con el Sr. Fidel Castro Ruz. Similar a la descripción del libro “Rebelión en la Granja” del escritor George Orwell los puerquitos en jefe tratan de re-escribir la historia.

Es triste que los autores de dichos documentos no mencionaran a ninguno de tantas luminarias de las artes (Lam y Tomas Sanchez), la filosofía (Luz y Caballero, Varela, Varona,) la ciencia (Dr. Carlós J. Finlay y Dr. Manuel Limonta), los deportes (Kid Chocolate y Juantorena) por solo citar algún ejemplos de los tantos que han sido mensajeros de la cultura y la ciencia cubana por el mundo.  Quizás para los autores de esos documentos la cultura, el pasado y el futuro de Cuba se resumen en la existencia de los hermano Castro.

Es obvio que no puedan mencionar a escritores como Reinaldo Arenas, Severo Sarduy, Jose Lezama Lima, Virgilio Piñera, Guillermo Cabrera Infante, y Heberto Padilla al fin muchos de ellos fueron víctimas de persecuciones fálicas y absurdas; otros expresaron fuera de juegos cosas muy serias.

No deja de afligirnos que los autores de tales documentos a los que hoy regalamos una rosa blanca, una crítica constructiva con cascabeles en las puntas y extendemos una mano amiga pierdan tanto de Cuba.

Esa patria común donde chinos y norteamericanos lucharon en la manigua contra la colonia española.

Ese lugar telúrico donde el mestizaje es un caramelo que sube al cielo en los sonidos de tambores cantándole viejas canciones en Yoruba a los orishas Africanos, y un rezo vespertino a la Virgen del Cobre; baila entre las nubes. Esa Patria que sin derecho alguno niegan a otros por opinar diferente, o por ofrecer una alternativa económica y política para el futuro. Esa Patria de Todos.

Dada en Vero Beach, Florida a los 23 días de julio de 2017.

Lic. Leonel Morejon Almagro

 
Las “emociones revolucionarias” de Díaz-Canel PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 15 de Agosto de 2017 12:23

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- Miguel Díaz-Canel, el primer vicepresidente cubano, vuelve a ser noticia. Hace unos días apareció un disparatado escrito en el que se le pretende comparar con el nuevo presidente de Ecuador, lo que luego comenté a modo de crítica - por el bien de los lectores y no porque me guste la polémica y el enfrentamiento a través de estos medios- al considerar que no existía absolutamente nada que permitiera hacer un paralelo entre ambos.

Si a estos dos escritos, sumamos la infinidad de notas, intervenciones y comentarios que han aparecido por doquier, en los que se especula acerca de su papel en el continuismo político cubano, sin duda, podemos decir que este señor, que lamentablemente ha mal utilizado su posible talento, y se ha envejecido sobremanera entre los anquilosados mandatarios hacedores de cánones dictatoriales, ha ganado una popularidad que hasta el momento jamás había tenido.

Tal vez por esto varios medios de prensa, ya sean los oficialistas cubanos o los del llamado exilio, hagan referencia a sus últimas palabras en relación a la presencia del “legado” de Fidel Castro, no solo en Venezuela, sino en parte de América Latina, lo que me permite reafirmar mi apreciación sobre ese estilo suyo demasiado fuera de lugar, por cuanto, Díaz Canel, no es precisamente uno de los ancianitos históricos – Machado Ventura, Armando Hart, Ramiro Valdés, y el propio Raúl Castro, por solo citar los más conocidos- que en sus años mozos se crearon a la fuerza la imagen mental de un socialismo que teóricamente pudo haber tenido algo que ver con las doctrinas de Marx; pero en el orden práctico estuvo siempre demasiado alejado de ese ideal que aquel que siempre estuvo en la sombra – parafraseando a Martí que dijo de Marx: “anduvo de prisa, y un tanto en la sombra”, - estableciera como paradigma.

De modo que si su accionar es como su pensamiento, aquellos que creen y hasta han formulado ciertas hipótesis de un posible cambio, por tratarse de un hombre que generacionalmente se aparta de los clásicos de la dinastía, tendrán que conformarse con solo ver una imagen menos desagradable y maligna que la del presidente actual; pero a resignarse a cargar de nuevo con la cruz del comunismo por unos cuantos años más.

Así las cosas, Díaz Canel, por motivo del onomástico del desaparecido dictador Fidel Castro, este 13 de agosto – en esta ocasión el primer aniversario de su natalicio en que no está presente, al menos físicamente, pues no dudo que su astral sombra permanezca aferrada al mundo terrenal haciendo de las suyas- afirmó que “la enseñanza y la huella de Fidel” están presentes en Venezuela.

Lo que parece ser una frase de cumplido, de esas que tanto ya han dicho las figuras legendarias a través de los años, y solo se le cambia el nombre, por ejemplo: la presencia o la huella de Maceo, de Martí, - a Céspedes nadie lo invoca a pesar de que se le sigue llamando el padre de la patria”-, de Mariana Grajales, dentro de los paradigmas de antaño, o el “mansaje imperecedero” de Vilma Espín, Celia Sánchez, Juan Almeida, entre otros, evocando a los del presente; aunque ciertamente, Díaz-Canel tiene razón en cierta medida, por cuanto, en la espantosa miseria venezolana, en la extrema represión de las fuerzas policiales del madurismo, en las violaciones de los derechos humanos, en la ilegalidad de la nueva Constituyente, y en las arbitrariedades del orden constitucional venezolano, no hay dudas, que está presente “la enseñanza y la huella de Fidel”, sin olvidar que junto a Chávez fue el impulsor del socialismo en la tierra de Bolívar, desde la cual, pretendieron expandirlo por toda América.

El vicepresidente además afirmó que: “esto lo tenemos que ver los cubanos como un orgullo, pero también lo que representa Cuba para el continente”. En este sentido es difícil tener que decirlo o escribirlo; pero en honor a la verdad, hemos de reconocer que Cuba no representa absolutamente nada para el continente, excepto que se le asocie con la malignidad de su régimen comunista, algo de lo que no podrá desprenderse tan fácilmente, aún cuando pasen décadas del necesario fin de la dictadura totalitarista que ha prevalecido por más de medio siglo.

Si Díaz-Canel realmente se cree que Cuba tiene un significado inspirador dentro del contexto continental, y específicamente en esta enorme extensión que va desde el río Bravo hasta la península de la Patagonia, y que José Martí llamara “Nuestra América”, pues sin duda, se ha contagiado con el gran mal de Fidel Castro, el delirio y la megalomanía, que en el caso del viejo comandante que ya no está, y que fuera homenajeado este día 13, alcanzaron expresiones solo comparables con las de Hitler.

Esta idea la reafirmó al expresar que la figura del mal llamado líder histórico de la revolución cubana “está presente en todos los procesos revolucionarios de los países del área”. ¿Cuáles son esos países del área en los que hay procesos revolucionarios? ¿Acaso se puede vivir en una total enajenación y desconocer que solo quedan en el contexto latinoamericano tres países de la línea puramente izquierdista, considerando, como es lógico, que el vicepresidente cubano se refiere a países socialistas o izquierdistas como Cuba? ¿Es que Díaz-Canel desconoce de la reunión urgente en Perú en la que diecisiete países de la región se opusieron de manera enérgica a las trastadas de Maduro con su Constituyente? ¿No está al tanto del acontecer político de la región entre tantas reuniones estériles a las que tendrá que asistir por obligación para cumplir con las figuras ancestrales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba?

Pero donde me resulta demasiado difícil poder llegar a descifrar sus códices expresivos es en la siguiente afirmación: “Hoy tenemos una emoción revolucionaria que nos da muchas motivaciones y es el cumpleaños de Fidel que, aunque por primera vez no está físicamente presente, los cubanos celebramos la fecha, de una manera muy austera”.

La primera parte resulta ser una total incoherencia y redundancia. Sería interesante que Díaz Canel pudiera definirnos el significado de “emoción revolucionara”. Las emociones pueden ser inmensas, grandiosas, extraordinarias, o por el contrario, leves, discretas, sutiles; pero la expresión “emoción  revolucionaria” solo puede asociarse al limitado lenguaje y al pobre intelecto de algunos de los líderes de la izquierda latinoamericana, entre los que se destacan por sus disparatadas incongruencias Evo Morales y Nicolás Maduro, devenidos en verdaderos bufones en las redes sociales.

Si recordamos la definición de revolucionario y de revolución podrá comprenderse que no es correcta la asociación de la cualidad emoción con dicho término; pero como los “oradores” socialistas se crearon un sistema de términos, combinaciones de palabras, frases, símiles, etc., para sus continuas intervenciones ante las llamadas masas, o el pueblo – en su mayoría ignorantes y por lo tanto seguidores y alentadores de sus limitados líderes sin percatarse de sus errores gramaticales y conceptuales-, pues todo resulta familiar, aun cuando es incorrecto, o al menos, de mal gusto utilizarlo.

Por otra parte celebrar con austeridad la fecha resulta también un tanto contradictorio, independientemente de que puede hacerse una celebración con sencillez y moderación, que son significados comunes de austeridad, no así los significados filosóficos que dejaremos para otro escrito. Al referirnos al cumpleaños de alguien que ya no está entre los mortales lo correcto es decir conmemorar, recordar, evocar, etc., y dejar la celebración para algo festivo; aunque el significado de conmemorar incluye la posibilidad de una fiesta, toda vez que significa: recordar un acontecimiento histórico o a una persona destacada mediante la celebración de un acto solemne o fiesta, especialmente en la fecha en que se cumple algún aniversario.

En fin, suponiendo que se consumara la hipótesis de una continuidad en la figura de Díaz-Canel, tendremos un nuevo orador en la región que podrá competir con Maduro y Morales a través de sus “emociones revolucionarias” y de su exaltación a la imagen del que, por suerte, ya no está y fuera evocado este 13 de agosto.

 
¿Por qué no funciona el capitalismo militar de Estado? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 06 de Agosto de 2017 23:31

Por CARLOS ALBERTO MONTANER.- 

Circula por Internet una divertida parodia de Despacito, la exitosa canción de Luis Fonsi, ridículamente bailada por Raúl Castro, su hijo Alejandro, coronel formado en Moscú en las escuelas de inteligencia del KGB, y el nieto y guardaespaldas del general-presidente, Raúl Guillermo, apodado "El Cangrejo".

Es la familia imperial cubana. Los tres, como toda la población, perciben que el país se hunde en la miseria, pero están paralizados por el terror a perder el poder. A estas alturas, Raúl Castro no tiene la menor duda de que el capitalismo militar de Estado no funciona, y sabe que sus reformas, los "lineamientos", han fracasado, pero insiste en marchar hacia el abismo "sin prisa, pero sin pausa".

El capitalismo militar de Estado es el modelo económico puesto en marcha por Fidel Castro desde los años 90, orgullosamente diferente al chino y al vietnamita. ¿Por qué no funciona?

Esencialmente, por dos razones vinculadas a la naturaleza humana: primero, porque no está basado en incentivos sino en el temor a los castigos. Si algo aprendimos con toda certeza del conductismo es que los refuerzos positivos tienden a reproducirse mientras los negativos producen el efecto contrario. En segundo lugar, el capitalismo militar de Estado prohíbe y reprime el ímpetu de los emprendedores, que es el principal motor del desarrollo y progreso de cualquier sociedad.

Grosso modo, el capitalismo militar de Estado se basa en la idea de que las principales fuentes de riqueza de Cuba están en las 2.500 empresas medianas y grandes del país, todas resguardadas en el ámbito estatal, preferentemente dirigidas por militares, mientras las actividades menores de servicio (restaurantes, pequeñas pensiones, payasos de fiestas particulares y un sinfín de minucias) le darían trabajo al grueso de una población cuidadosamente vigilada para que no acumule capital y así privarla de su potencial poderío político.

Objetivamente, estamos frente a un modelo de organización económica centralizado y planificado, sustentado en el mecanismo escolástico clásico: todas las verdades ya han sido descubiertas por los padres de la patria, y lo único que le queda a la sociedad es verificar constantemente la sabiduría de los próceres.

De esa estupidez se deriva otra: ya han sido formulados los 500 proyectos que aguardan en Cuba a los capitalistas extranjeros que quieran invertir y beneficiarse de la mano de obra dócil y barata que abunda en el país. Los economistas del régimen los han detallado minuciosamente. La planificación centralizada es eso: todo ha sido pensado y elaborado. No hay espacio para la improvisación y la creatividad. Tampoco para el mercado ni la competencia, esos inventos diabólicos del neoliberalismo.

No sé si Raúl Castro y sus consejeros han examinado el perfil de las naciones modernas exitosas, pero todas están sujetas al crecimiento mediante lo que Hayek llamaba el "orden espontáneo". La economía crece en ellas libremente, sujeta al mecanismo de tanteo y error, guiada por el impulso de los emprendedores con sus esfuerzos espasmódicos, en las que unas veces "ganan" y otras "pierden", porque si algo es seguro en un régimen de libertad económica, es que no existe la menor seguridad. Los consumidores son los que deciden y estos son impredecibles.

¿Y quiénes son esos emprendedores que asumen todos los riesgos? No se sabe con certeza. El economista Wilfredo Pareto, en otro contexto, lanzó la hipótesis del 80-20, y es probable que la proporción sea, más o menos, la que se presenta en todas las sociedades. El 20% persigue sueños, trabaja incansablemente, se esfuerza con denuedo, inventa, innova, fracasa y se vuelve a levantar, y tira hacia delante del 80% restante.

Es cierto que una reducida parte de ese 20% alcanza un éxito económico tremendo, pero perseguirlos en nombre de la igualdad, más que un crimen es una absurda injusticia. Si Jeff Bezos hoy es el hombre más rico del planeta porque ha revolucionado la venta directa por medio de Amazon, o si Amancio Ortega es el más poderoso de España debido a las tiendas Zara, es algo admirable que solo condenan unos descerebrados de esa izquierda reaccionaria y mercantilista que continúa sin entender cómo se crea, esparce o destruye la riqueza.

A Raúl Castro y a su familia no les debía ser tan difícil entender este fenómeno. A principios del siglo XX regresó a Cuba un gallego muy pobre y semianalfabeto que pocos años antes había ido a pelear a la Isla por cuenta de su derrotada España. Lo repatriaron, pero volvió. Tenía el fuego del emprendedor y advirtió que Cuba era una tierra de oportunidades.

Cuando murió, medio siglo más tarde, dejó una fortuna de unos siete millones de dólares (hoy serían 100), varias docenas de trabajadores, una finca azucarera grande en la que funcionaban un cine, una estafeta de correo y una escuela. Se llamaba Ángel Castro, era el padre de Fidel, Raúl y otra decena de hijos. Murió antes de que sus descendientes inventaran el nefasto capitalismo militar de Estado.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Martes, 15 de Agosto de 2017 12:27
 
El marxismo, una religión sin ética PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 03 de Agosto de 2017 18:36

Resultado de imagem para carlos marx

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

La aplicación del marxismo en Latinoamérica nos muestra su verdadero rostro: Cuba, país próspero antes de la revolución marxista, convertido en un país miserable. Venezuela, el país más rico de Latinoamérica, suplicando por un corredor humanitario que suministre comida, papel higiénico y pasta de dientes. Similar a la Rusia de Stalin, la Camboya de Pol-Pot, la Rumania de Ceausescu, la China de Mao y un largo etcétera revelador de su fracaso.


El marxismo, una religión sin ética

Jorge Hernández Fonseca

1 de Agosto de 2017

La situación dictatorial por la que atraviesa hoy Venezuela, me lleva a reflexionar sobre las causas motivacionales que tendría Nicolás Maduro para, alegremente, danzar públicamente sobre los 16 cadáveres que dejó la represión que ordenó durante la votación de la constituyente que convocara contra la voluntad mayoritaria expresada por el pueblo venezolano días antes.

La ideología marxista que Maduro profesa, muy probablemente está en la base de la falta de sensibilidad mostrada por el dictador y del aferramiento al poder que muestra, por encima de todo y de todos. Es el materialismo marxista histórico la motivación básica de la necesidad de mantener el poder contra la voluntad del pueblo y es el materialismo marxista filosófico la fuerza que lleva a Maduro a reprimir sin compasión, basado en la “razón” que supuestamente posee.

El marxismo se auto denomina como una “ciencia” cuando en realidad es una filosofía. Se adjudica la condición de ciencia para apropiarse de “la” verdad, en un campo donde hay profusión de puntos de vista. El hecho del marxismo no ser ciencia, se comprueba al analizar su impacto en todas las sociedades que han abrazado sus principios, dejando secuelas de asesinatos “justificados”, de pobreza material, de falta de producción de bienes y servicios, deficiencias que han aparecido en todas las sociedades proclamadas como “marxistas”.

El marxismo, como las religiones, lleva a sus fieles a fanatizarse con sus principios, supuestamente inamovibles. Los fanáticos religiosos, igual que los fanáticos marxistas, son capaces de matar sin compasión. Los religiosos pensando que son un ejército que protegen al “creador” y los marxistas, un ejército que “limpia” la sociedad de “explotadores capitalistas” que hay que exterminar para que surja la “luminosa sociedad comunista”, que nunca llega.

La aplicación del marxismo en Latinoamérica nos muestra su verdadero rostro: Cuba, país próspero antes de la revolución marxista, convertido en un país miserable. Venezuela, el país más rico de Latinoamérica, suplicando por un corredor humanitario que suministre comida, papel higiénico y pasta de dientes. Similar a la Rusia de Stalin, la Camboya de Pol-Pot, la Rumania de Ceausescu, la China de Mao y un largo etcétera revelador de su fracaso.

Todavía hay marxistas --fieles de esa religión sin ética-- supuestamente democráticos, que después de infinidad de experimentos socialistas o comunistas basados en el marxismo, se manifiestan partidarios de nuevos experimentos sociales basados en sus creencias religiosas de corte marxista. En países democráticos como Brasil y Argentina, que no experimentaron el marxismo extremista, luchan hoy para salir de los problemas económicos y sociales creados en sus sociedades debido al afán marxista “bien intencionado” de sus dirigentes “socialistas”.

Se sabe que la sociedad capitalista de mercado debe desarrollarse hacia modelos más “justos”, pero también se sabe que el marxismo ha fracasado siempre como base de esos desarrollos.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 14 de Agosto de 2017 01:48
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 279