Díaz-Canel se va a Venezuela a reunirse con Maduro en una visita no avisada

Miguel Díaz-Canel aterrizó este miércoles en Venezuela, para reunirse con su aliado Nicolás Maduro, ...

La SIP lamentó la participación de los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela en la cumbre de la C

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lamentó este lunes la presencia del dictador ...

“Marcha de las ollas vacías”: miles de venezolanos vuelven a protestar contra el régimen de Maduro p

Los trabajadores de los distintos gremios de Venezuela marchaban en todo el país ...

Polonia pedirá permiso a Alemania para enviar a Ucrania los tanques Leopard que pide Zelensky para e

Polonia pedirá permiso a Alemania para enviar tanques Leopard a Ucrania, declaró el lunes ...

Lula quer debater criação de moeda comum com a Argentina

O presidente do Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (PT), defendeu publicamente o ...

Artigos: Cuba
López Obrador y Cuba, una luna de miel que no acaba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 30 de Diciembre de 2022 03:10

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel. (Presidencia de México)

Por OLEA GALLARDO.-

La primera intervención pública de este miércoles de Miguel Díaz-Canel fue un mensaje destinado a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador. "Fue muy grato conversar telefónicamente con el hermano presidente López Obrador", escribió en Twitter el mandatario cubano, reiterando "el profundo agradecimiento al pueblo y Gobierno de México por la generosa y solidaria ayuda brindada a Cuba". Ambos expresaron, dice, "satisfacción por el excelente estado de las relaciones bilaterales".

Díaz-Canel no especificaba a qué "generosa y solidaria ayuda" se refería, pero sí constataba un hecho: a pesar de la cordialidad histórica existente entre ambos Estados, nunca han sido tan "excelentes" las relaciones bilaterales.

El último hito es la contratación de 119 médicos cubanos más, según anunció este martes el director del Instituto Nacional del Seguro Social de México, Zoé Robledo, en la habitual conferencia de prensa "mañanera" de López Obrador.

Estos sanitarios llegarán en enero "para prestar sus servicios especializados", dijo Robledo, quien recordó a los 491 médicos adicionales que se encuentran "en 11 estados, en lugares muy difíciles y marginales, y ayudan a dar cobertura todos los días y a todas horas en los nosocomios donde están destacados".

A principios de este diciembre, este diario constató que una de esas zonas para las que se prometió a estos galenos, la inaccesible y violenta Montaña de Guerrero, seguían sin recibir a los cubanos.

Más allá de eso, y de que ninguno de los dos países ha hecho público cuánto dinero lleva gastado México en Cuba desde que López Obrador tomó posesión, el 1 de diciembre de 2018, es patente la afinidad del mandatario mexicano por la Revolución cubana, en discurso y en obra.

Tras su elección como presidente, el tabasqueño dio rienda suelta a ese viejo amor, que, en mitad de la profunda crisis de Venezuela, proveedora de la Isla durante las últimas dos décadas, fue correspondido de inmediato

La luna de miel comenzó en otra luna de miel: la que pasó López Obrador con su primera esposa, la fallecida Rocío Beltrán, en Cuba, en 1979, y siguió con la importación del sistema Sandino de construcción de viviendas –extendido en la Isla tras el triunfo de la Revolución– cuando el hoy presidente era miembro del oficialista PRI y director del Instituto Nacional Indigenista del estado de Tabasco, a principios de los años 80.

Tras su elección como presidente, el tabasqueño dio rienda suelta a ese viejo amor, que, en mitad de la profunda crisis de Venezuela, proveedora de la Isla durante las últimas dos décadas, fue correspondido de inmediato.

Para muestra, la primera visita oficial de Miguel Díaz-Canel tras ser designado presidente: a México, en octubre de 2019.

La cercanía, desde entonces, se ha caracterizado por la polémica y la opacidad. En abril de 2020 comenzaron a enviarse brigadas médicas en apoyo, según las autoridades mexicanas, a la lucha contra la pandemia de covid. Colegios y opinión pública los cuestionó por no estar preparados para afrontar la emergencia sanitaria y trabajar poco. Después se sabría, gracias a las investigaciones de la prensa y la oposición, que su presencia en el país norteamericano costó casi ocho millones de dólares. La propia prensa oficial cubana ha dado la cifra exacta de médicos que envió a México para esa contingencia, entre 2020 y 2021: 1.479.

A pesar de la controversia por esos sanitarios, el Gobierno mexicano se granjeó nuevas críticas por la turbiedad de unas becas para residencias médicas en el extranjero, iniciadas en 2020, cuyo destino final acabaría siendo únicamente Cuba, y por las que México llegó a pagar al régimen un millón de dólares, según reveló en su momento el portal Latinus.

Otro hito fue la presencia de Miguel Díaz-Canel en el estrado presidencial durante los festejos por la independencia de México, en septiembre de 2021, donde incluso se le permitió dar un discurso, algo que nunca había pasado en la historia del país con ningún jefe de Estado extranjero.

El pasado mayo, López Obrador fue correspondido con la Orden José Martí, en su visita oficial a la Isla –uno de los poquísimos países a los que ha viajado como presidente. Para esos días, y durante la Feria del Libro de La Habana, en la que México fue el invitado de honor, se había anunciado la apertura de una sucursal de la legendaria editorial estatal mexicana, el Fondo de Cultura Económica, algo que acabaría sucediendo en agosto, precariamente y sin que, de nuevo, se sepa el monto invertido.

La lista de la solidaridad de la actual Administración mexicana con Cuba incluye el envío de personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Secretaría de la Defensa Nacional para ayudar a apagar el gigantesco incendio, en agosto, de la Base de Supertanqueros de Matanzas, y de efectivos de la Comisión Federal de Electricidad tras el paso del huracán Ian, en septiembre, así como la compra de vacunas anti-covid –aún no aprobadas por la Organización Mundial de la Salud–, o la importación de gravilla cubana para la construcción de uno de los proyectos emblema de López Obrador, el llamado Tren Maya, en la península de Yucatán.

El romance, de los que ni mexicanos ni cubanos conocen el costo total, está lejos de terminar.

14 Y MEDIO

Última actualización el Domingo, 15 de Enero de 2023 14:50
 
¿A dónde irá la economía de Cuba en 2023, después del 2022 que hemos tenido? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 25 de Diciembre de 2022 17:17

A la derecha, la 'Torre López-Calleja' en construcción.

Por RAFAELA CRUZ.-

Raras veces hay saltos económicos bruscos, por lo general, la economía es un continuo donde los cambios se deben a una progresiva acumulación de tensión en los márgenes del sistema. ¿Hacia dónde nos llevarán en 2023 las tensiones acumuladas en Cuba?

En 2022 la agricultura tocó fondo, los insumos (fertilizantes, piensos, diésel) y la maquinaria (regadíos, arados, tractores) alcanzaron mínimos de disponibilidad, lo que se reflejó en los altos precios a que se venden las viandas, vegetales, frutas o carnes. Los resultados agropecuarios de 2023, a su vez, dependen en gran parte de las preparaciones de tierra y siembras actuales, que se están haciendo con técnicas prácticamente medievales.

Esa improductividad agrícola condiciona que los cubanos dediquen más de la mitad de sus ingresos a alimentación, lo que les deja muy poco dinero para componer una demanda que permita abonar un ecosistema diversificado de pequeñas y medianas empresas privadas.

Así que sin un mercado interno fuerte, pero con una carga fiscal enorme y excesivas limitaciones burocráticas, las MIPYMES terminan 2022 batiéndose en retirada contra una inflación que no amaina, aunque sus índices, debido al efecto base, ya no sean tan llamativos como en 2021.

Pero si por algo recordaremos 2022 es por los apagones, que aparte de torturar a la población, afectaron las cadenas fabriles (las pocas que van quedando) constriñendo la producción industrial y comprometiendo la fabricación de viviendas, ron, medicinas e infinidad de otros bienes que dependen en alguna medida de componente transformados en el país, lo que además, limita la capacidad de exportación y captación de divisas.

Y aunque parece que se estabilizó ya el sistema electroenergético, como el Gobierno ha actuado más por presión política que por racionalidad económica, el costo de oportunidad de mantener encendida la luz con unas patanas turcas enormemente caras, ha degradado la liquidez estatal, con lo que habrá más iluminación, sí, pero solo para que veamos mejor la decadencia de la salud, la alimentación, la educación, la vivienda…

El turismo es la gran esperanza para rescatar esta economía a la deriva, aspirándose a duplicar el número de visitantes recibidos este año. Sin embargo, ¿los que estiman ese arribo masivo de visitantes serán los mismos que hicieron los cálculos para 2022, que tan lejos quedaron de cumplirse?

Siendo el turismo una de las industrias más sensibles a las crisis económicas globales, si finalmente se desata una de estas crisis en 2023, los calculistas turísticos cubanos, en lo único que habrán mejorado, es en su capacidad de equivocarse. ¿O es que las previsiones son solo una manera de justificar la concentración de inversión en ese sector, sin importar si llegan o no visitantes?

Otra apuesta importante es el níquel, pero está llega tarde a la fiesta, pues cuando en 2021-22 los precios internacionales tocaban máximos, la producción nacional estuvo estancada; mientras que para el año 2023 se pronostica que continúe la actual tendencia bajista de las comodities, además de que una parte importante de la producción está ya comprometida para pagar deuda a una empresa extranjera.

si de deuda hablamos, nada más gráfico que el reciente tour de Miguel Díaz-Canel rogando le perdonen lo que debe su Gobierno. Es una incógnita hasta donde llegará la paciencia de los socios del castrismo, y hasta qué punto les seguirá siendo atractivo a tiranías como Rusia o China financiar un régimen cada vez más insignificante en la política latinoamericana, donde dictadorzuelos populistas, de izquierda y derecha, se han multiplicado como hongos.

460 millones de dólares son las utilidades, en 2022, de la farmacéutica BioCubaFarma, aun cuando para que produjese sus muy promocionadas vacunas anticovid, prácticamente se paralizó el resto de la economía nacional. Esos millones no pagan, por ejemplo, ni lo que cuestan las patanas generadoras de electricidad, ni lo que cuesta ese hotel que levantan en la calle 23 del Vedado, popularmente conocido como Torre López-Calleja.

Y si de salud y negocios hablamos, en 2022 tampoco pudo reanimarse el comercio de carne de médicos. Exceptuando Venezuela y Qatar, quedan pocas brigadas importantes haciendo caja para el Gobierno.

Si a ese panorama le sumamos un ahondamiento de la inseguridad jurídica gracias al nuevo Código Penal y a las nuevas leyes de expropiación y fiscalía, será difícil ver la avalancha de inversión extranjera que necesita el país para invertir el ciclo de descapitalización en el que el Gobierno lo ha metido. En este sentido, sería vital una recomposición de las relaciones con EEUU, pero contra ello conspira la constante represión a la disidencia política y la sangrante acumulación de presos de conciencia, destierros forzosos y lapidación discursiva de todo lo que se salga del guion del PCC.

Para colmo, de la presentación de la Ley del Presupuesto y de las declaraciones del ministro de Economía sobre lo que harán en 2023 queda claro que el déficit fiscal seguirá siendo monetizado a falta de capacidad de endeudamiento interno o externo, y los "ajustes macroeconómicos" mencionados, descartada la restricción monetaria, suenan a brindis al sol o peor, a mayor desarme de lo que queda de la red social que alguna vez identificó el "socialismo" cubano.

Adetrándonos en el 2023

Adentrándonos en el 2023, no será ese el año donde veamos desaparecer la inflación, los precios continuaran alcistas, a menor ritmo, pero cada vez más insidiosos porque va quedando menos capacidad de compra aparte de la alimentación más básica.

el "gran logro" de haber eliminado los apagones en diciembre se mantendrá mientras se paguen las patanas generadoras, pues las reparaciones que han hecho al sistema electroenergético nacional no garantizan su autonomía y estabilidad.

Las importaciones de alimentos —con una agricultura en quiebra— no superaran por mucho, si es que lo hacen, las del 2022, pues los ingresos del país no serán notablemente mayores, y aunque los precios de los alimentos básicos están cayendo en el mercado mundial, el dólar está fuerte y eso afecta el poder de compra cubano.

La deuda externa es una espada de Damocles, por más que se renegocie. Habrá que pagarla finalmente o seguirán apareciendo demandas como las dos que en Londres amenazan por complicarle la vida al castrismo. Y podríamos comenzar a conocer, porque se las embargan, muchas de las propiedades de los jerarcas del PCC, más allá de la patria que tanto dicen defender.

La gran esperanza para 2023, las MIPYMES, se desinfló por el giro que en su política hacia el sector privado acaba de protagonizar el Ejecutivo, cuando menos se esperaba que hiciese algo así, dada la necesidad que tiene el país de que las MIPYMES prosperen y se multipliquen. Sin embargo, en lugar de ayudarlas, el régimen acaba de ponerles un lastre fiscal que hará que muchas mueran antes de nacer.

Mirando al 2023 desde este 2022 que termina, no se vislumbra —lo decimos con honestidad y desconsuelo— luz alguna en la economía cubana. Esta fértil isla tropical ha sido convertida en "el país de las sombras largas", un triste lugar.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Domingo, 08 de Enero de 2023 12:22
 
Día del maestro en Cuba: entre el éxodo y la crisis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 23 de Diciembre de 2022 03:19

 A los “maestros emergentes” que comenzaron a formarse a inicios de este siglo, le han seguido todo tipo de proyectos pedagógicos para acortar los tiempos de enseñanza. (EFE)

Por YOANI SÁNCHEZ.-

Tiene 15 años y en unos días comenzará un curso de siete meses para formarse como profesor de química, una labor que lo llevará de vuelta a la escuela secundaria básica, donde acaba de graduarse. Esta vez estará frente a un aula. Gabriel es uno de los tantos maestros formados a toda velocidad para tratar de frenar el éxodo de profesionales en las escuelas cubanas, pero su vocación es mínima y sus conocimientos escasos.

Este 22 de diciembre, jornada en que se celebra el Día del Maestro en la Isla, la tradición es agasajar con regalos a esos que enseñan desde las más simples letras del abecedario hasta las más complicadas fórmulas matemáticas. Sin embargo, la crisis económica y el desabastecimiento han recortado este año los presentes. "Mis hijos van a llevar un paquetico de detergente y listo", me contaba este miércoles una madre de dos niños de primaria.

Donde antes abundaban las flores, los jarrones de cristal, los perfumes o los licores, ahora aparecen más productos de la urgencia: jabones de lavar, tubos de pasta dental, cuadritos concentrados con sabor a pollo y, de manos de las familias con más poder adquisitivo, puede llegar un paquete de salchichas o de picadillo de pavo. "Hay gente que los parientes en Miami les han mandado los regalos con tiempo, pero yo no tengo a nadie en el extranjero", comenta otra vecina con gemelos en la secundaria.

Donde antes abundaban las flores, los jarrones de cristal, los perfumes o los licores, ahora aparecen más productos de la urgencia

Otros estudiantes tienen el problema de no saber a quién entregar el presente. "Mi hijo apenas dio clases el curso pasado y este va por el mismo camino", cuenta Yantiel, un habanero de 38 años que ha visto pasar al menos tres jóvenes maestros por el aula de su pequeño sin que ninguno haya durado más allá de unas semanas. "El primero se enfermó de dengue y no volvió a trabajar más después de eso. La otra era una mujer muy joven que se fue a través de Nicaragua y al último lo sancionaron por tantas inasistencias".

Aunque la cifra global del déficit de maestros rara vez aparece en los medios oficiales. Solo en la provincia de Ciego de Ávila faltaban en septiembre pasado 575 maestros, según la prensa local. Esas ausencias no solo se deben a que los bajos salarios de los docentes y sus inmensas responsabilidades laborales los hacen desertar en masa y dedicarse a ocupaciones más ventajosas en lo económico. La falta de vocación también golpea a un sector donde se han hecho demasiados experimentos.

A los "maestros emergentes" que comenzaron a formarse a inicios de este siglo, le han seguido todo tipo de proyectos pedagógicos para acortar los tiempos de enseñanza y graduación de los profesores. La urgencia por completar las plantillas docentes ha venido acompañada de cada vez más promociones de pedagogos con serias lagunas de conocimientos y endeble capacidad para transmitir valores éticos o morales.

 

"Tenía que llenar muchos papeles y entre reuniones, informes sobre la situación de las familias de mis alumnos y todas las actividades políticas se me iban mucho del tiempo que debía usar para reparar mis clases"

"Uno de los maestros de mi hijo lo único que sabía hacer bien era usar el mando a distancia del televisor del aula", ironiza Yantiel. Pero incluso aquel torpe profesor ahora es recordado con nostalgia por más de una veintena de estudiantes que ven pasar sus días "dibujando, sentados en el área del matutino o jugando con los móviles porque no tienen a nadie que les imparta las asignaturas", remacha.

Entre quienes han abandonado las aulas los motivos no solo son los bajos salarios y el alto costo de la vida. "Tenía que llenar muchos papeles y entre reuniones, informes sobre la situación de las familias de mis alumnos y todas las actividades políticas se me iban mucho del tiempo que debía usar para reparar mis clases", cuenta Indira, una cienfueguera graduada en la Licenciatura de Español y Literatura que, después de tres años como maestra de primaria, cruzó la selva del Darién y ahora vive en Miami.

"Me gustaba mucho enseñar pero fui perdiendo las ganas en el camino", reconoce. "Cuando ya tenía todo listo para salir del país fui a ver a la directora de la escuela y le conté que me iba. Me aseguró que en menos de un mes tres maestros le habían dicho lo mismo". Indira sueña con volver algún día a estar frente a un aula pero lo ve poco probable. "Me mantengo en un grupo de WhatsApp con los colegas que dejé en Cuba".

Este jueves, en el aula donde Indira impartía sus clases de español en una escuela del municipio Plaza de la Revolución, algunos padres organizaron una pequeña fiesta para agasajar a la auxiliar pedagógica que ha intentado suplir el trabajo de la profesora emigrada. "Me llamaron por videoconferencia y saludé a mis alumnos". En la mesa de la maestra, Indira vio algunos de los regalos que llevaron: "Frazadas de piso y jabón".

14YMEDIO

Última actualización el Jueves, 05 de Enero de 2023 14:22
 
La "Nochemala" en Cuba, otro 'logro de la revolución' PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 24 de Diciembre de 2022 17:28

Por  ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-

Desde los tiempos de la colonización española, la Nochebuena es la celebración familiar más esperada en Cuba, tal y como ocurre en los países en los que el cristianismo es parte de su cultura nacional. Pues bien, este año los cubanos van a tener una Nochemala, que no buena.

Triste Udibka Dibujado En Un Pedazo De Papel Yace En Un Plato Vacío En La  Mesa Tristeza Cuando No Hay Nada Que Comer Hambre Imagen de archivo -  Imagen de drenaje, restaurante: 226878351

Por tradición, en Cuba no se concibe la celebración de la Nochebuena sin servir en la mesa familiar el clásico lechón asado criollo. El cerdo asado es a la Nochebuena en Cuba lo que los tamales en México y Centroamérica, las parrilladas de carne bovina en Argentina y Uruguay, el pavo relleno en Brasil, o la hallaca (tamales rellenos con múltiples ingredientes) en Venezuela. Cada nación latinoamericana tiene sus platos tradicionales en estas celebraciones.

Última actualización el Martes, 03 de Enero de 2023 12:30
 
Pablo Milanés: ¿Compartido? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 30 de Noviembre de 2022 10:50

Pablo Milanés | Spotify

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

La historia de Pablo Milanés es en esencia la historia simbólica de una buena parte de los cubanos atrapados en la mal llamada “revolución cubana”. La ambivalencia de Pablo representa la ambivalencia de los cubanos, que unos antes, otros después y otros muy tarde, han sufrido, aceptado y luego rechazado el desastre nacional, llamado erróneamente revolución cubana, que en realidad ha sido una amarga y cruel involución hasta niveles insospechados de pobreza, desidia y amargura


Pablo Milanés: ¿Compartido?

Jorge Hernández Fonseca

29 de Noviembre de 2022

Pablo Milanés, con su muerte, ha pasado a la historia de la música cubana, a pesar de lo cual no hay consenso sobre su legado. Sus canciones, durante las múltiples crisis por las que ha atravesado nuestra Cuba oprimida en estos más de sesenta años, pudieran catalogarse de “comprometidas con la dictadura”, haciendo una música propagandística de mucho calado en Latinoamérica, responsable de una visión “humana” que la revolución cubana no tiene.

Sin embargo, su música estrictamente romántica, también de mucho calado, es hermosa, poética y entrañable, lo que sin dudas proporciona el pie forzado ideal a la polémica. Demasiado comprometido con la injusticia que se practica en su país, para unos, un poeta como pocos para otros. Sin embargo, Pablo es eso y ambos extremos son válidos.

Pablo, se me antoja, es el símbolo perfecto del ciudadano cubano sometido a la teluria de un ególatra, que puso a todos sus compatriotas, de varias generaciones, en función de sus planes personales y hegemónicos. De inicio, su talento quiso ser aplastado en los campos de concentración castrista, de los cuales se consigue librar gracias a contactos de alto nivel, a cuyos personajes dedica un mal interpretado agradecimiento que lo convierte en un juglar comprometido, al que dedica su talento sin límites, idealizando las barbaridades en curso.

En ese camino y usando todo su talento, se envilece poniéndose de parte del poderoso. Viaja el mundo como un hombre bueno y talentoso que le canta de manera mágica a un “proceso” poco transparente, pero muy antinorteamericano y llamativo, cumpliendo una función de puente entre un desastre material y humano en andamiento en su tierra y una Latinoamérica, que curiosa, se pliega ante el poeta y su música engañosa.

Como sucedió con muchísimos otros cubanos, cuando internamente le quitan lo que había edificado con su talento y sacrificio, comienzan a venir a su mente los problemas que antes no había visto, o que no le prestaba la atención que debería y comienza un camino sin retorno hacia la verdad, munido de su sensibilidad. Todo, hasta que el fusilamiento sin sentido de tres jóvenes negros lo hace rechazar la firma de una carta de apoyo a la injusticia dictatorial. A partir de ese momento, declaraciones tibias, cada vez más subidas de tono, su residencia en el exterior, su referencia al campo de concentración, su enfermedad y su muerte.

La historia de Pablo Milanés es en esencia la historia simbólica de una buena parte de los cubanos atrapados en la mal llamada “revolución cubana”. La ambivalencia de Pablo representa la ambivalencia de los cubanos, que unos antes, otros después y otros muy tarde, han sufrido, aceptado y luego rechazado el desastre nacional, llamado erróneamente revolución cubana, que en realidad ha sido una amarga y cruel involución hasta niveles insospechados de pobreza, desidia y amargura, tal como ha sido la muerte ahora del propio Pablo Milanés.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 10 de Diciembre de 2022 12:41
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 461