A dos días del congreso del partido, Raúl Castro "truena" nada menos que al ministro de las Fuerzas

El Consejo de Estado cubano nombró este jueves como nuevo ministro de ...

Guillermo Lasso aseguró que en su primer día como presidente de Ecuador reducirá los impuestos

Tras imponerse en la segunda vuelta de las elecciones el pasado domingo, ...

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró que Cuba no tiene “verdaderas vacunas” contra

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró este miércoles su alerta ...

Joe Biden anunció la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán: “Es hora de acabar con la

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles la ...

Partidos indicam os 11 senadores titulares da CPI da Pandemia contra Bolsonaro

No Senado, os partidos já apresentaram nomes dos integrantes da CPI da ...

Artigos: Cuba
Disparados los precios de los alimentos en el mercado informal cubano PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 06 de Abril de 2021 19:17

Una calle de La Habana.

Por FERNANDO LAVIGNE.-

Los precios de los alimentos mantienen su tendencia al alza en Cuba, alcanzando ya en algunos casos un valor cuatro o cinco veces mayor que el que tenían antes del llamado "ordenamiento monetario".

El desabastecimiento de las tiendas estatales, así como de otras fuentes alternativas como agromercados y puntos de venta privados, ha generado una fuerte inflación y con ello la carestía de los pocos productos que aún se venden en el mercado informal.

Para muchos, la incertidumbre alimentaria de hoy es un signo claro de la hambruna que se avecina y, más allá de los esporádicos estallidos sociales que se vienen dando, de un vuelco definitivo del pueblo a las calles.

"Aquí, en 10 de Octubre, el paquete de pollo de un kilo está a 250 pesos; el picadillo, a 75 o 125 pesos, en dependencia del tamaño; un paquete de perritos cuesta 60 pesos; la libra de frijol 45 y, si son colorados, 50", dice una vecina de ese municipio.

Muchos de los productos que se venden en el mercado informal provienes de las carnicerías, bodegas, almacenes, hoteles, centros de trabajo y comedores sociales estatales. La otra fuente de suministro son los revendedores, que adquieren estos y otros productos en las tiendas en MLC, donde ya son caros, y los ofrecen al doble o el triple de su valor.

Los precios se mueven bajo un estándar similar, con ligeras oscilaciones, según el lugar y la escasez que se atraviese.

"En Centro Habana, la libra de arroz ronda los 50 pesos; el cartón de huevos, cuando aparece, cuesta 350; dos tubos pequeños de picadillo (de una libra cada uno) salen en 180; mientras que la leche en polvo se mueve entre 350 y 400 pesos, dependiendo de si es amarilla o blanca (entera y descremada). Por un paquete de perritos te pueden pedir hasta 80 pesos", dijo el periodista de DIARIO DE CUBA Jorge Enrique Rodríguez.

En provincias como Santiago de Cuba, donde el poder adquisitivo promedio es muy inferior al que existe en la capital, el desabastecimiento es más acentuado, provocando una mayor distancia entre el mercado informal y los bolsillos de la población.

"Por una libra de arroz están pidiendo entre 80 y 120 pesos. Por un cartón de huevos, 300 pesos. El paquete de picadillo (de una libra) entre 90 y 120 pesos. La libra de pollo está en 90, la de frijoles en 30 y la de leche en polvo en 125", enumeró Josué, profesor de Español residente en esa provincia.

Estos precios en moneda nacional son, sin embargo, reflejo de una economía dolarizada, en la cual el Gobierno paga los salarios en pesos y vende los productos más necesarios en tiendas en divisas, donde los cubanos están obligados a comprar con tarjetas magnéticas. Paralelamente, el Estado, con serios problemas de liquidez, no vende dólares a la población, lo que ha provocado que el valor de la moneda estadounidense se haya duplicado "en la calle".

A los precios en metálico, habría que sumar el riesgo que implica participar en el mercado informal.

"La fiana (Policía) aminoró la marcha al pasarme por el lado. Yo tragué en seco e intenté no mostrar nerviosismo. Si me cogían con la mochila me metían preso o al menos salía con una multa. Por suerte, siguieron de largo", dijo Lázaro, un padre de familia residente en Habana del Este.

En la mochila, llevaba diez libras de picadillo de pollo y un cartón de huevos, comprados ilegalmente.

El artículo 338.1 del Código Penal Cubano contempla penas de entre tres meses y un año de cárcel, multa de 100 a 300 cuotas, o ambas sanciones, por el delito de "receptación".

Por "malversación", delito contemplado en el artículo 336.1 del propio instrumento legal, se prevé privación de libertad de entre tres y ocho años.

El mercado informal cubano, con sus riesgos y precios por las nubes, promete perpetuarse, en tanto el ordenamiento monetario sea un paliativo financiero para las necesidades del Gobierno y no un cuerpo de medidas encaminado a resolver la situación. La escasez y la inflación actuales así lo garantizan.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Jueves, 15 de Abril de 2021 02:18
 
EE UU debe ayudar a los cubanos como lo hizo al final del siglo XIX PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 03 de Abril de 2021 12:44

Tourist Itineraries in Eastern Cuba: 505 Years of Santiago de Cuba Culture

Por MARIO FÉLIX LLEONART BARROSO.-

Por los días que se viven en Cuba desde el 1 de enero de 2021, con la puesta en práctica de la denominada "política del Reordenamiento", no es difícil recordar, por asociación, aquella otra política de la "Reconcentración" que también se llevó a cabo en la Isla hace más de un siglo, entre 1896 y 1897.

En aquel terrible período de fines del siglo XIX, durante un año y ocho meses, entre el 10 de febrero de 1896 y el 9 de octubre de 1897, Valeriano Weyler fue capitán general en Cuba "puesto a dedo" por la Corona española, que de esta manera intentaba mantenerse en posesión de sus privilegios.

Sin dudas, el mismo objetivo por el cual el 10 de octubre de 2019 Miguel Díaz-Canel fue nombrado por el general Raúl Castro Ruz como presidente del Consejo de Estado y de Ministros. De él también se espera que ocupe, tan "puesto a dedo" como antes, el máximo rango de primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), anuncio que se realizará entre el 16 y el 19 de abril próximos, en el Octavo Congreso de esa organización, definido como el "congreso de la continuidad histórica de la Revolución", eslogan divulgado por el propio statu quo cubano para reafirmar su posición intransigente, obstinada y endurecida, similar a la de la colonia española a fines del siglo XIX.

Si bien a la Reconcentración, hecha pública mediante un draconiano "ordeno y mando" firmado por Weyler el 21 de octubre de 1896, se achaca el genocidio de 300.000 vidas, y los nefastos resultados de la política del Reordenamiento puesta en marcha el 1 de enero de 2021 apenas comienzan, a solo tres meses de implementación, de continuar, los índices no quedarán muy por debajo.

Mientras la Reconcentración se caracterizó por arrancar a la población de las zonas rurales y desplazarlas por la fuerza a zonas urbanas, en el Reordenamiento no ha sido necesario, pues coincide que la población, con la justificación del covid, ha sido aislada

Mientras la Reconcentración se caracterizó por arrancar especialmente a la población de las zonas rurales y desplazarlas por la fuerza a zonas urbanas desabastecidas, donde la miseria, las enfermedades y el hambre se cebaron en la población cubana, en el Reordenamiento no han sido necesarios los desplazados, pues coincide que la población entera, con la justificación del covid, ha sido aislada estrictamente a sus lugares de residencia, impidiéndoles desplazarse incluso a las ciudades más cercanas.

Para realizar cualquier movimiento el cubano deberá solicitar permisos especiales a las sedes del Poder Popular de su localidad, y en las entradas y salidas municipales y provinciales existen tranques estrictamente vigilados a través de los cuales solo podrán pasar quienes posean un permiso.

El ejemplo claro se ve cuando las personas que tienen su dirección en una provincia son detectadas en otra haciendo las largas colas entre las multitudes hambrientas para conseguir algo que comer, son detenidas y multadas con cuotas impagables.

Las tarifas por los servicios de electricidad o agua y la carencia de alimentos y medicinas, incluyendo las más básicas, asemejan el paisaje de los pueblos y ciudades de Cuba a aquellos sitios de la reconcentración del siglo XIX. A los hospitales, en condiciones totalmente antihigiénicas, será mejor no llegar, y más allá del covid, pululan las epidemias, desde el dengue hasta una sarna casi generalizada.

La mayoría de los cubanos, incluso los que hasta hace poco tiempo guardaban todavía algún tipo de simpatía por el sistema, se encuentran desesperados ante la desmesurada subida de los precios y por la persecución oficial a la economía informal que mantiene su precaria subsistencia diaria, excepto para la élite que desgobierna, encabezada por el "puesto a dedo" Díaz-Canel.

La mayoría de los cubanos, incluso los que hasta hace poco tiempo guardaban todavía algún tipo de simpatía por el sistema, se encuentran desesperados

Ni hablar de las cárceles, con una de las poblaciones penales más grandes del mundo, si para quienes se encuentran en "libertad" (los de la prisión grande), las condiciones resultan ser de extrema miseria, las de quienes pueblan las "prisiones chicas" resultan inimaginables, y respecto a posibles contagios masivos de covid (como en la Prisión Provincial de Guantánamo) se mantiene un excesivo secretismo.

Los crímenes de la Reconcentración fueron cubiertos vívidamente y con mucha solidaridad con el pueblo cubano por la prensa estadounidense. Fue tal la cobertura de los medios que generaron presión sobre el presidente William McKinley. Una nota de protesta fue dirigida a Dupuy de Lome, el embajador español en Washington, fechada el 26 de junio de 1897, a través del secretario de Estado, John Sherman. El mensaje de Estados Unidos fue calificado de calumnia por De Lome, quien además alegó que lo que tenían que hacer los americanos era perseguir en su propio territorio a los mercenarios, refiriéndose a los cubanos exiliados quienes como, en el caso destacado de los tabaqueros de Tampa, contribuían con fondos a la lucha por la liberación de Cuba.

Reconocidas personalidades como el gobernador Matthews, de Indiana, John Dos Passos, Clarence King, Charles Henry Butler, Amos S. Hershey, George Francis Train o Henry Lewis mostraron abiertamente su apoyo a la causa de Cuba. El senador por Nebraska John M. Thurston se atrevió incluso a viajar a Cuba para comprobar con sus propios ojos lo que se decía, y la impresión fue tal que provocó la muerte de su esposa que lo acompañaba.

A diferencia de la Reconcentración, el Reordenamiento no ha conseguido sensibilizar todavía la opinión pública en EE UU, a la que grupos al servicio del desgobierno de La Habana pretenden confundir intentando hacer creer que los males del pueblo cubano tienen su verdadero origen en la política de Washington hacia Cuba, y no en las propias políticas de quienes allí permanecen en el poder por más de seis décadas. No obstante, parece gestarse por fin un impacto que, a través de recientes fenómenos culturales tales como el éxito de la canción Patria y Vida o de la recién estrenada película Plantados, inciden ya en la sociedad estadounidense.

Los cubanos exiliados, concentrados en Norteamérica pero que son una fuerza de unos tres millones alrededor del mundo, han llamado la atención acerca del peligro de un nuevo genocidio provocado por los malos caminos del Reordenamiento

Por otro lado, los cubanos exiliados, concentrados en Norteamérica pero que son una fuerza de unos tres millones alrededor del mundo, han llamado la atención acerca del peligro de un nuevo genocidio provocado por los malos caminos del Reordenamiento, como más de un siglo antes provocó la Reconcentración.

Una muestra de la movilización de los cubanos en Estados Unidos en favor de su pueblo fue la manifestación convocada por el Movimiento Somos+ en Washington el sábado 20 de marzo en las inmediaciones de la Casa Blanca. Centenares de cubanos se juntaron para solicitar al Gobierno de EE UU que se pronunciara como lo hizo en los tiempos de la Reconcentración y expresara solidaridad con su pueblo de origen y no con los culpables de la situación paupérrima que reina en la Isla.

Las peticiones concretas realizadas a través de la plataforma Pasos de Cambio por 162 organizaciones llamaron a no realizar concesiones unilaterales al desgobierno de La Habana.

Entre las peticiones expresadas en Washington se mencionó también la anulación del Decreto Presidencial 6867, firmado el 1 de marzo de 1996 por el presidente William Clinton y ratificado desde entonces por todos sus sucesores, mediante el cual se prohíbe a los cubanos residentes en Estados Unidos dirigirse en embarcaciones a la Isla (lo cual en la época de la Reconcentración era precisamente parte de lo solicitado al Gobierno estadounidenses por Dupuy de Lome a nombre de la Corona española).

Crece entre los cubanos exiliados la idea de una invasión, no bélica, sino de solidaridad, mediante una flotilla cargada de ayuda humanitaria para la población desesperada en la Isla. Esta idea, especialmente impulsada durante años por el activista Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, ha cobrado especial fuerza luego de que toneladas de ayuda humanitaria que cumplían con todas las disposiciones legales, enviadas a través de iglesias en Estados Unidos y de la iniciativa "Solidaridad entre hermanos" a iglesias en Cuba para que la repartieran directamente entre la población, fueron confiscadas por las autoridades en La Habana.

Tal vez el diferendo cubano de la época del Reordenamiento se resuelva, a diferencia del hispano-cubano-norteamericano de la Reconcentración, no con una nueva intervención de EE UU, como sucedió en 1898, sino con una de índole humanitaria protagonizada por los cubanos en Estados Unidos en favor de sus familiares en la Isla.

Pero esto habría de tener el apoyo de Washington. Bastaría con un plumazo que anule el Decreto 6768 que ata de pies y manos a los patriotas cubanos en el exilio.

14 Y MEDIO

Última actualización el Miércoles, 14 de Abril de 2021 12:59
 
¿Servirá de algo que Raúl Castro no siga al frente del Partido Comunista de Cuba? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 02 de Abril de 2021 11:39

De izq. a der: José R. Machado Ventura, Raúl Castro, Guillermo García y Ramiro Valdés, en la Plaza de la Revolución, La Habana, 2017.

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-

El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, a celebrarse del 16 al 19 de abril, será muy importante según muchos analistas porque Raúl Castro dejará su cargo de primer secretario de la organización, que según la Constitución es la máxima instancia de poder en el país. O sea, que por primera vez desde 1959 no habrá un Castro de Birán al frente del castrismo.

Parecen conclusiones acertadas, pero no lo son. No se sustentan en la sui generis realidad cubana. Y es que el mundo y los propios cubanos conocen poco de la estructura del real poder político en Cuba. No tienen cómo saberlo.

Aunque de jure (legalmente) la Constitución establece que el Partido Comunista de Cuba (PCC) "es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado", en la realidad práctica (de facto) la máxima instancia de poder en Cuba no es el Buró Político del PCC ni su primer secretario, sino un grupo de militares que conforman una mafia que no da la cara al pueblo, actúa tras bambalinas y no rinde cuentas a nadie.

La mafia militar está por encima del PCC

Esa cofradía ilegal e inconstitucional está por encima del Estado, el Gobierno, el Parlamento y el mismísimo PCC. La integran generales, coroneles y comandantes históricos encabezados por Castro II, quien no importa si no tiene cargo oficial o partidista, seguirá siendo el tirano mientras viva. Así se lo ordenó el fundador de la dinastía familiar, su hermano Fidel.

En Cuba no hay tres poderes públicos como en el mundo normal, sino uno superior y seis subordinados. El superior es el de la mafia militar, por encima de bien y el mal, y que en la práctica es un Estado paralelo clandestino que somete a todos los poderes públicos restantes.

Estos últimos, los poderes subordinados, de hecho están subdivididos en dos niveles en cuanto a poder real. En un nivel superior están el Buró Político y el Comité Central del PCC y su Secretariado, que también están por encima del Estado formal, las leyes y la Constitución. Y en un nivel inferior se hallan el presidente de la República, el Consejo de Estado, el primer ministro, el Consejo de Ministros y la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Vale destacar que el Parlamento castrista es una farsa. Solo aprueba lo que ordenan el dictador, la mafia o el PCC. Los diputados jamás han propuesto ni aprobado nada por iniciativa propia e independiente.

Otro detalle casi desconocido es que en el Buró Político solamente cuentan los generales y comandantes históricos. Ellos toman las decisiones importantes. Los restantes miembros solo opinan, si los dejan, y aprueban sin chistar todo lo que deciden los militares.

La numerosa membresía del Buró Político, 17 integrantes en total, es solo para el "figurao" (como se dice en la Isla), pues es un número muy sobredimensionado. Baste saber que el Partido Comunista de Vietnam, tiene 4,5 millones de militantes y el Buró Político tiene 16 miembros, uno menos que el partido castrista, que cuenta con 670.000 militantes. Y el Partido Comunista de China tiene 87 millones de militantes y su Buró Político cuenta con 25 miembros. De haber en Pekín la proporción aplicada en Cuba, el Buró Político en China debiera tener más de 2.000 miembros.

¿Por qué entonces el Buró Político del PCC tiene tantos miembros? Que blancos, negros, mulatos y cuatro mujeres civiles integren ese club máximo partidista tiene dos propósitos básicos: dar imagen de democracia, y para darles "nivel político" a funcionarios con cargos muy importantes en el Gobierno, el PCC y organizaciones de masas. Para que les teman y no se atrevan a contradecirlos.

Por otra parte, no importa lo que diga la Constitución, en Cuba la condición de dictador no la confiere la jefatura del Estado ni la del PCC, sino ser el jefe militar de la nación. Por tanto, Raúl Castro seguirá siendo el jefe de jefes hasta que muera.

Lógicamente, luego del 19 de abril el nuevo primer secretario del PCC será considerado oficialmente como el nuevo dictador y "número uno". Pero esto será falso. Tendrá que consultarlo todo, todo el tiempo, con Castro II y sus mafiosos, que son sus jefes.

El nuevo primer secretario no será ya el "número uno"

Precisamente lo único verdaderamente novedoso en el VIII Congreso será que por primera vez el primer secretario del PCC no será el mandamás principal de la nación. Hasta ahora siempre el cargo top partidista lo ostentaron los hermanos Castro, que simultáneamente eran los jefes máximos militares. Ahora el nuevo jefe del PCC no será ya el máximo jefe militar. Y será visible que no es el jefe de jefes.

Otro aspecto que algunos consideran importante será el relevo en el Buró Político de los principales dinosaurios de la Sierra Maestra. Es una falsa percepción igualmente. Al menos uno o dos generales históricos menos ancianos continuará en el Buro Político, y entrarán otros generales poderosos más jóvenes para ocupar el lugar que dejarán Castro II, Machado Ventura, Ramiro Valdés y alguno que otro de los generales históricos que sean relevados en el Buro Político. Además, esos sustituidos por ser fundadores del castrismo, "por derecho propio" seguirán mandando en Cuba.

Hasta el momento de finalizar el VIII Congreso, en la cúspide del castrismo a Raúl Castro le siguen los comandantes históricos Machado Ventura y Ramiro Valdés; y los generales Leopoldo Cintras Frías, ministro de las FAR; Alvaro López Miera, viceministro primero de las FAR y jefe del Estado Mayor; Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, zar de las empresas militares y cabeza visible del imperio económico y financiero GAESA; y el general Lázaro Alberto Alvarez, ministro del Interior.

También los generales de tres estrellas Ramón Espinosa y Joaquín Quintas Solá, viceministros de las FAR. Igualmente lo son los jefes de los tres ejércitos (Occidente, Centro y Oriente), que mandan las tropas sobre el terreno. Y también dos o tres generales más cuyos nombres pueden variar según su cercanía con el dictador, y uno de los cuales ahora es Leonardo Andollo.

¿Cree Díaz-Canel que él es el jefe supremo militar?

Cuáles de los históricos serán dejados fuera del Buro Político carece de relevancia. El enorme poder militar y político que ellos ostentan seguirá intacto si se siguen "portando bien". Poco importará si el nuevo primer secretario del PCC se llama Díaz-Canel o designan a Fulanito o Menganito. No será el "hombre fuerte".

Porque, además de todo lo anterior, hay otro detalle fundamental también casi desconocido en Cuba y el extranjero. La Constitución establece que el presidente de la República es el jefe supremo de las Fuerzas Armadas. ¿Se cree eso Díaz-Canel? ¿Se lo cree alguien en Cuba? ¿Le puede alguien insinuar siquiera al general Castro que él no es el máximo jefe militar y "número uno" de Cuba?

Por lo demás, a juzgar por la agenda del congreso divulgada por el diario Granma, el cónclave partidista será una expresión anticubana de inmovilismo cavernario. Así como Raúl Castro se encargó personalmente de dirigir el proceso de redacción de la nueva Constitución comunista para perpetuar institucionalmente a la mafia militar en el poder, en este, probablemente su último congreso (cumplirá 90 años en junio), amarrará muy bien todos los cabos.

El dictador no dejará nada suelto, porque él y su generalato quieren evitar sorpresas con la sucesión de históricos y que no se aparezca algún "gallo tapado" tipo Gorbachov a querer echar abajo el capitalismo militar cooperativo de Estado de corte fascista que él y la mafia militar han diseñado para la sucesión neocastrista.

Pero una cosa es con guitarra y otra con violín. Ante su anunciada inacción criminal, ante una crisis que se va convirtiendo en hambruna y en posible desastre humanitario, el VIII Congreso al seguro disparará en grande el rechazo al régimen entre la población cubana.

Parafraseando paradójicamente al "Che" Guevara, este congreso comunista podría completar las "condiciones objetivas y subjetivas" para que los cubanos, ya cansados de canalladas y de pasar hambre, produzcan sorpresas no previstas por la mafia raulista.

Con amarres y todo, a Castro II puede salirle el tiro por la culata.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Martes, 13 de Abril de 2021 15:28
 
¿Por qué hay que solidarizarse con la Unión Patriótica de Cuba ahora? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 01 de Abril de 2021 18:33

Activistas de la UNPACU en huelga de hambre en Cuba.

Por LIEN CARRAZANA.-

Este 1 de abril José Daniel Ferrer García y más de 40 miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) cumplen 13 días en huelga de hambre. La policía política recrudece el cerco policial y la represión hacia los activistas, pero también crece la ola de solidaridad entre cubanos.

Esta vez se han sumado a la solidaridad varias figuras públicas que no solían acercarse a la oposición. Desde México el cantante Pancho Céspedes se unió a un ayuno solidario por la UNPACU, siguiendo una iniciativa lanzada por la exiliada cubana Deborah Bruguera desde Italia.

Deborah quiso poner el cuerpo desde la distancia para representar su dolor como exiliada. Con su gesto simbólico inspiró a otros a solidarizarse con los huelguistas de la UNPACU. "Crear la iniciativa de 72 horas de huelga de hambre fue una consecuencia de un acumular de situaciones que me afectaron sobremanera en los últimos días", dijo a DIARIO DE CUBA.

"Aprovecho para agradecer a todos los que se unieron y que hoy siguen tomando esta iniciativa como suya, que fue la idea original: crear una acción que proviniera desde fuera de la Isla para acompañar a quienes sufren violencia política dentro, razón por la que la llamé #YoEstoyDentro, porque así me sentí, dentro no solo en alma sino en cuerpo", dijo la productora, que ayunó por tres días para apoyar los huelguistas.

"Es imperativo pedir que se disuelva el cerco represivo ante la sede de la UNPACU y ofrecer solidaridad a los huelguistas que están sintiendo el peso del odio político", expresó.

"Estamos hablando de un cerco que impide que sean alimentados y se le ofrezcan medicamentos a ciudadanos (de cualquier color político) en extrema pobreza, de los que el Estado cubano no se ocupa directamente", señaló en relación a la labor comunitaria que realiza la UNPACU dando alimentos a los más desfavorecidos.

"El 16 de marzo secuestran a mi hermana (Tania Bruguera), de la cual no supe nada por seis horas; dos días después no dejan entrar a Karla Pérez a Cuba, la situación de Carolina Barrero, y al pasar de otro par de días, veo un video donde se denuncia (y se ve) la violencia contra niños y ancianos ante la sede de la UNPACU. Esto colmó el vaso. Esa noche no pude dormir y solo pensaba en esas personas tan vulnerables, y en quienes se encontraban en huelga de hambre, personas que simplemente ayudaban al prójimo."

"Sentía que era sumamente importante apoyarlos porque estaban sintiendo, aun en huelga, el peso de la violencia política", dijo Deborah.

Una de las personas que se unió a esta iniciativa de ayuno por 72 horas fue la curadora Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro (MSI) y una de las acuarteladas el pasado noviembre. "Para mí es muy importante apoyar a la UNPACU, primero por una cuestión humana básica: son personas que están muriendo y son personas que no merecen morir", señaló a DIARIO DE CUBA desde México.

"Ellos lo único que están exigiendo es ejercer la solidaridad. Llevar a cabo esa labor humanitaria que ellos realizan entregando medicamentos y alimentos a las personas más necesitadas. Eso no puede ser criminalizado. Y es lo que está sucediendo", señaló.

"Apoyo su demanda fundamental de que retiren el cerco policial y le dejen continuar con su labor comunitaria. Por eso los apoyo, porque respeto y creo en esa labor", destacó Anamely.

La activista opina que este tipo de proyectos generan comunidad, empatía y empoderamiento social: "Los cubanos necesitamos acabar de entender que como ciudadanos tenemos un poder; que tal vez ellos (las autoridades) nos vejan diariamente, pero el hecho de que ellos hagan eso no quiere decir que nosotros no tengamos ese poder".

"Y no quiere decir que nosotros no podamos ejercer cada día más ese poder, aunque el precio sea exponer nuestros cuerpos. Pero la dignidad tiene un precio. Y la libertad también". No podemos perder "la sensibilidad hacia otro ser humano y hacia la vida de uno y de los demás", declaró.

"Ese Estado es nuestro principal enemigo, porque lo único que le interesa es mantener su poder al costo que sea necesario, incluso a costa de la vida de sus ciudadanos. Y cuando digo ‘vida’ literalmente y digo ‘vida’ en un sentido más amplio de la palabra. Porque vivir no es sobrevivir, y los cubanos nos hemos acostumbrado a sobrevivir, y no podemos seguir sobreviviendo. Tenemos que vivir, porque lo merecemos y lo necesitamos", sentenció.

La empatía generada por el MSI, y quienes se acuartelaron en su sede en noviembre de 2020, ha levantado una ola de solidaridad hacia la oposición en Cuba. Los activistas consiguieron llegar a los titulares de medio mundo y abrieron un camino por donde han entrado los artistas. El grupo 27N, el lanzamiento de la canción "Patria y Vida", y otras canciones y reacciones han surgido tras la chispa que encendió el MSI.

La sociedad civil cubana cada vez diluye más los límites entre pueblo, oposición, y exilio. Por eso una de las etiquetas que en redes sociales acompaña al apoyo a la UNPACU es #TodosSomosUno.

Anamely celebra que cada vez más los artistas se pronuncien en estos casos, "pero sigue siendo insuficiente. Tienen que sumarse más personas y tiene que aumentar la rapidez con que reaccionamos ante esos grados tan altos de injusticias", señaló la activista.

"No podemos esperar a que empiecen las huelgas de hambre para preocuparnos por esas arbitrariedades que se cometen a diario y que están en las redes y en los medios independientes", alertó.

¿Por qué hay que solidarizarse con la UNPACU ahora? Para devolver el gesto a quienes hacen de la solidaridad una forma de activismo, con proyectos comunitarios y acciones para ayudar a quienes el Estado cubano ha dejado desamparados. Es urgente ejercer la empatía. Hay vidas en peligro.

Última actualización el Domingo, 11 de Abril de 2021 11:20
 
Los Golpes de Estado: de Napoleón Bonaparte a Joe Biden PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 22 de Marzo de 2021 05:38

Por Santiago Cárdenas.- 

Fue Malaparte. Curzio. El escritor europeo más influyente y conocido durante la II Guerra Mundial y en los años de sus terribles secuelas, quien en su libro epónimo, ”Las técnicas del golpe de estado”, enfatizó desde su título en las técnicas, en plural, de un único fenómeno: el golpe, en singular, para conquistar o defender a un estado organizado.

En la modernidad, fue Napoleón Bonaparte el primero en aplicar victoriosamente una técnica rudimentaria –con estricto apego a la legalidad e incruenta, durante la toma de la Asamblea Nacional– el 18 de Brumario. Hecho con la complicidad de su hermano Lucienne, ante las vacilaciones del Abate Sieyes. Aquel día se disolvió el Directorio a solo diez años del triunfo de la Revolución Francesa.

Pero, Malaparte propone, además, otros ejemplos que terminaron en fracasos rotundos por no aplicar las “reglas” que subyacen en cualquier intento golpista de envergadura. El intento de Hitler en 1922, es el clásico. Dejó al partido nazi destruído en el pustch de Munich, que dejó una estela de muertes y horror en toda la capital de Baviera. Salva la vida de milagro y va a la cárcel por tres años.

“”EL PROBLEMA DE LA CONQUISTA Y DE LA DEFENSA DEL ESTADO MODERNO NO ES UN PROBLEMA POLITICO, SINO TÉCNICO. LAS CIRCUNSTANCIAS FAVORABLES PARA UN GOLPE DE ESTADO NO SON DE NATURALEZA POLÍTICA O SOCIAL Y NO DEPENDEN DE LA SITUACIÓN GENERAL DEL PAÍS”” – (MALAPARTE. París, 1931).

Esta controversial afirmación del autor, –que le ha dado la vuelta al mundo durante varias generaciones, continúa….” La técnica revolucionaria empleada por Trotsky para hacerse del poder en Petrogrado en octubre de 1917 daría los mismos resultados si se emplease en Suiza o en Holanda… Las medidas tomadas por Kerensky para impedir que Lenin se adueñara del poder hubieran debido ser completamente distintas a las que empleó Cicerón para defender la República Romana contra la sedición de Catilina. Si unas cuantas medidas policiales sirvieron para desbaratar el plan de Catilina, esas mismas medidas no podían servir de nada contra Lenin. El error de Kerensky consistió en querer defender los puntos vulnerables de una ciudad moderna —los bancos, las estaciones ferroviarias, las centrales telefónicas, las imprentas,…— con los mismos métodos que empleó Cicerón en la Roma de sus tiempos.”

El leit motiv del libro de Malaparte es la Rusia de 1917. El estudio que hizo acerca del alma política rusa de los inicios del siglo XX, lo inmortalizó. No hubo revolución de octubre con movilizaciones de masas, huelgas generales, masacres, revueltas populares, etc. como proponía Lenin, el “estratega”; sino un golpe de estado organizado por Trotsky, su lugarteniente, “el táctico”– donde un puñado de bien entrenados fanáticos bolcheviques tomaron por la fuerza los puntos estratégicos de la capital. La caída del Palacio de Invierno solo fue una escaramuza que dejó solamente seis o siete muertos.

El meollo de la acción radica, por consiguiente, en las técnicas empleadas en la preparación y culminación de cualquier coup d’état. ¡Cuánto han cambiado la técnica en los 103 años que han transcurrido desde Octubre de 1917 en San Petersburgo, a noviembre del 2020 en Washington!

Malaparte quedaría boquiabierto si pudiera contemplar el mundo de las comunicaciones contemporáneas, la computación y las redes sociales.

Ya usted no verá el control de puntos neurálgicos de una ciudad por hombres con armas largas; ni las tanquetas en las capitales latinoamericanas enviadas por los gorilas de turno. Ahora asistirá entre impotente, callado y sorprendido al golpe de estado asimétrico como lo relata magistral e impúdicamente el semanario Time de febrero de 2021. Esta vez el triunfador fue Joseph Biden. Increíble.

EL BIDENAZO: UN GOLPE DE ESTADO ASIMÉTRICO SUPERTÉCNICO Y EXITOSO

El relato de Molly Ball en la edición del semanario Time del 8 de febrero del 2021 estremeció al mundo. “Es un artículo que todo estadounidense debería leer”, según lo expresado por un ex presidente muy conocido. Concuerdo con él. Estimo que pocos lo harán y otros muy pocos sabrán interpretarlo.

Por supuesto, no voy a dar explicaciones detalladas de lo allí escrito. Es imposible resumirlo. Cada quien puede acceder libremente a esa fuente primigenia y a los subsiguientes comentarios y evaluaciones. Se conoce: Mike Podhozer fue el “el arquitecto”; el máximo conspirador.

Queda claro que un grupo elitista, inteligente, muy poderoso y adinerado planeó con antelación y ejecutó magistral e incruentamente el golpe de estado de noviembre del 2020, utilizando las técnicas mas sofisticadas para penetrar, –sin dejar huellas, ni evidencias tangibles,– las estructuras del gobierno estadounidense y su cultura democrática. Fue el primer coup d’état en la historia de los EEUU. No hay dudas y el reportaje se explica por sí mismo.

Me quedan dos interrogantes que me desconciertan. La primera es el cómo y el porqué el equipo del presidente Trump no pudo contraponer unas técnicas similares a las utilizadas por los golpistas para propinar un contragolpe.

La segunda es constatar con asombro que a tan escasos días de la toma de posesión del nuevo presidente se hayan revelado tantos datos y tan sensibles, que violan nuestra Constitución, exponiéndolos sin pudor y con cierto “apuro” ante la opinión pública. La lógica elemental y la costumbre aceptada en todo el mundo y por todos, es mantener lo hecho conspirativamente como top secret.

Pienso que los golpistas y su prensa satélite, se sienten y son tan poderosos y prepotentes que están por encima de las leyes. Se saben impunes ante la gran fechoría que cometieron.

Dr. Santiago Cárdenas es luchador y activista político.

Última actualización el Viernes, 02 de Abril de 2021 12:27
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 411