El área de salud de la dictadura cubana comienza el uso experimental de un producto en fase de prueb

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) cubano anunció que atiende la "línea de ...

Luiz Henrique Mandetta, ministro de Salud de Brasil, asegura que sigue en el gobierno de Jair Bolson

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, aseguró este lunes ...

Entre la desesperación y el hambre, los adultos mayores padecen la cuarentena en Venezuela

Carlos Segundo Blanco, un jubilado de 81 años y su esposa Olga ...

Henry Kissinger: “La pandemia de Coronavirus alterará el orden mundial para siempre”

“La atmósfera surrealista que ofrece la pandemia de Covid-19 me recuerda cómo ...

Brasil muda estratégia e propõe reduzir isolamento em estados e cidades com 50% da capacidade de saú

O Ministério da Saúde propõe reduzir parcialmente o isolamento em cidades e es...

La degradación de los símbolos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 30 de Enero de 2020 15:34

Resultado de imagen de a estatua ecuestre de Martí en el Parque Central de Nueva Tork"

Por VICENTE ECHERRI.- 

Algunos opositores al régimen cubano, que se hacen llamar Clandestinos, han recurrido últimamente, como acto de protesta, a bañar en sangre (de cerdo, dicen) los bustos de José Martí, que en Cuba están por todas partes. Sabido es que la tiranía comunista se ha proclamado heredera del pensamiento de Martí y ha llamado a este  el "autor intelectual" de la revolución que llevó a Fidel Castro al poder y les impuso un régimen de esclavitud a los cubanos hace 61 años.

Aquí, en el exilio, muchos cubanos íntegros se han escandalizado de la manera de actuar de Clandestinos, a los que acusan de ser auténticos profanadores de los monumentos que conmemoran a nuestro héroe nacional. No parece justo que los que quieran protestar de la tiranía castrista se ensañen contra las estatuas y bustos de Martí, cuyo pensamiento está en las antípodas de esa tiranía.

Sin embargo, cada vez somos menos los cubanos que sabemos que José Martí fue un hombre que respondía al pensamiento liberal del siglo XIX, que juzgaba el socialismo como una doctrina inviable y perversa ("el evangelio bárbaro del odio"). Los que mandan en Cuba se han encargado, mediante una labor de desinformación sistemática, de desnaturalizar el pensamiento de Martí y de convertirlo en la justificación ideológica de su régimen, sin detenerse en la abominable tergiversación de su pensamiento —esencialmente democrático— para ponerlo al servicio de una gestión totalitaria.

Sucede que esa tergiversación ha durado más de 60 años y por lo menos tres generaciones de cubanos han sido educadas en ella. El mayor crimen es que la mayoría de los nuestros cree que Martí es "el autor intelectual de la revolución", la misma que han tenido y padecido por las últimas seis décadas, con sus arbitrariedades y sus frustraciones, con sus represiones y sus carencias, con su ineficacia y su miedo. Luego, si Martí —cuya efigie está en todas partes y cuyas ideas políticas apenas se conocen— es el inspirador de este desastre, tiene lógica que merezca el repudio de los cubanos decentes y oprimidos.

Poco después de llegar a Nueva York, en 1980, me tocó trabajar en el International Rescue Committee con algunos de los cubanos que habían ingresado en EEUU por el puente Mariel-Cayo Hueso y que no contaban con familiares y amigos que los patrocinaran. Me acuerdo que, un día,  al hacerle la entrevista inicial a un joven guapo e inteligente, le pregunté si ya había visto la estatua ecuestre de Martí en el Parque Central.

Reaccionó con genuino asombro y me respondió sin dudar: "¿Y ese hijoeputa tiene estatua aquí también?". Su razonamiento era impecable. Si Martí era el hombre que había inspirado esa revolución que lo hacía huir de su patria hacia un país que desconocía donde imperaba una lengua que él no hablaba, el individuo era digno del mayor insulto.

Cuando, 40 años después, un grupo de anónimos en Cuba bañan de sangre, en señal de protesta, los monumentos de Martí, no diría que hacen bien, pero sí que reaccionan consecuentemente con lo que les han enseñado y adoctrinado a lo largo de toda su vida: Martí es objetivamente responsable del hundimiento material y moral de la nación cubana, por mucho que nosotros —fervorosos martianos— nos empeñemos en librarlo de ese sambenito. Nuestra colérica reacción no alcanza a contrarrestar el barraje de seis décadas de adoctrinamiento. Se trata, mal que nos pese, de un símbolo que ha sido usurpado y desnaturalizado por la tiranía.

Lo mismo sucede con nuestro emblema más amado, la bandera nacional, a la que ya muchos de nuestros compatriotas desprecian y vituperan. Hace 20 años, en medio de la crisis provocada por el caso del niño Elián y en el sesquicentenario de la bandera cubana, escribí una reflexión sobre el peligro que corría un símbolo que representaba las dos partes de un conflicto tan enconado al precio de comprometer seriamente su identidad:

"[…] pues bajo el mismo pabellón, se enaltece y se denuncia la opresión, se ensalza y se condena la tiranía, se defiende la libertad o la esclavitud de un niñito inocente. La misma bandera que llevamos en las manos para denunciar el horror con que a diario envilecen a nuestro país, es la que enarbolan aquellos que nos lo secuestran. El riesgo de que un símbolo sujeto a esta duplicidad pierda su carácter sustantivo es realmente muy grande."

"La pasión tiene un lugar y mérito; pero una bandera tiene que ser algo más que un trapo de colores que levante las pasiones de un pueblo. Debe ser el símbolo de su jerarquía espiritual, de los valores cívicos a partir de los cuales una nación se funda y se edifica. Si esos valores faltan, la bandera sobra".

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Miércoles, 05 de Febrero de 2020 22:42
 

Comments  

 
0 #2 Shirley 2020-02-12 17:21
Hi there! I just wanted to ask if you ever have any issues with hackers?

My last blog (wordpress) was hacked and I ended up losing months of hard work due to
no back up. Do you have any methods to stop hackers?



Here is my homepage; Bernd: http://testingonored1.com
Quote
 
 
0 #1 Tammie 2020-02-10 06:57
I do not even know how I ended up here, but I thought this post was
great. I don't know who you are but definitely you're
going to a famous blogger if you are not already
;) Cheers!

My web site: Pilar: http://inordernow23.com
Quote
 

Add comment


Security code
Refresh

Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Tanto el presidente norteamericano Donald Trump, como el presidente brasileño Jair Bolsonaro, saben que la cuarentena total perjudica en demasía la economía de sus sociedades y quieren un...

Coronavirus y propaganda en Cuba

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.-  El Gobierno cubano aprovecha la pandemia que hoy azota al planeta para incrementar la guerra de desinformación. Basta darle seguimiento a sus medios de prensa y troles para percatarse de...

El coronavirus debe ir al expediente his

Indicado en la materia

  Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Con la pandemia del coronavirus ha resurgido el nombre de Napoleón Bonaparte, quien sin ser filósofo tenía una intuición excepcional para hacer pronósticos y no se equivocó cuando ...

La revolución de los parásitos

Indicado en la materia

Por ANDRÉS REYNALDO.-  Parásito. Toda explicación del castrismo comienza por su condición parasitaria. En lo económico, en lo ideológico. Ningún desarrollo que no contribuya al saqueo del organismo anfitrión. Parásito de Pekín, de...

“Clandestinos” vs. José Martí

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Existen un grupo de frases, supuestamente escritas por José Martí en una tal “carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado”, donde se exponen conceptos anti-norteamericanos. Esa ca...

“Clandestinos”: El “al pan, pan y al vin

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Por primera vez en 28 años de exilio, me he sentido tratado por los formadores de opinión exiliados, como me trataban los formadores de opinión castristas en ...

“Clandestinos” Un análisis

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Como golpes transgresores y públicos, las acciones de Clandestinos son como bocanadas de aire puro y fresco que la sociedad cubana de dentro de la isla aporta la...