Tras su confronto con el Tribunal Supremo de Brasil, Jair Bolsonaro aseguró que respeta las instituciones Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 10 de Septiembre de 2021 12:18

Luego de una seguidilla de días de alta tensión en Brasil debido a los enfrentamientos entre el presidente Jair Bolsonaro y el presidente del Tribunal Supremo Federal (TSF), Luiz Fux, el mandatario aseguró que nunca quiso atacar a los poderes del Estado y afirmó que respeta las instituciones.

Bolsonaro insta a pacificar y dice que nunca quiso "agredir" a la democracia

En un comunicado en el que enumeró diez puntos, Bolsonaro destacó que “en un momento en el que el país está dividido entre instituciones, es mi deber, como Presidente de la República, salir a la luz pública para decir: nunca he tenido intención de atacar a ninguna de los Poderes. La sintonía entre ellos no es mi voluntad, sino una determinación constitucional que todos, sin excepción, deben respetar”.

“Sé que buena parte de estas diferencias surgen de conflictos de entendimiento sobre las decisiones adoptadas por el ministro Alexandre de Moraes en la investigación de las fake news”, resaltó el presidente, que además sostuvo: “Pero en la vida pública, las personas que ejercen el poder no tienen derecho a “estirar la cuerda” hasta el punto de perjudicar la vida de los brasileños y su economía”.

En ese sentido, dijo que “mis palabras, a veces contundentes, fueron fruto del calor del momento y de enfrentamientos que siempre tuvieron como objetivo el bien común”.

A pesar de sus cualidades como jurista y profesor, existen naturales desacuerdos en algunas decisiones del ministro Alexandre de Moraes. Por lo tanto, estas cuestiones deben ser resueltas por las medidas judiciales que se adopten con el fin de garantizar la observancia de los derechos y garantías fundamentales previstos en el artículo 5 de la Constitución Federal”, explicó el mandatario.

En tanto, resaltó su ”respeto por las instituciones de la República, las fuerzas motrices que ayudan a gobernar el país. La democracia es esto: Ejecutivo, Legislativo y Judicial trabajando juntos a favor del pueblo y todos respetando la Constitución”.

“Siempre he estado dispuesto a mantener un diálogo permanente con las demás Potencias para mantener la armonía y la independencia entre ellas. Por último, quiero dejar constancia y agradecer el extraordinario apoyo del pueblo brasileño, con el que alineo mis principios y valores, y guío el destino de nuestro Brasil”, concluyó.

La misiva llegó luego de dos multitudinarios actos esta semana en los que siguió tensando la cuerda con el Tribunal Supremo de Brasil en su búsqueda por modificar el sistema electoral poco más de un año antes de las elecciones de 2022 en las que probablemente compita con el ex presidente Lula Da Silva.

Tras sus ataques, el presidente del TSF, Fux, señaló que la desobediencia a las decisiones del tribunal constituye un “crimen”. A su turno, Arthur Lira, a cargo de la Cámara Baja, le pidió al mandatario que frene su embate con las instituciones democráticas.

Y este jueves, la máxima autoridad del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Luís Roberto Barroso, ha respondido este jueves a las últimas diatribas lanzadas por Bolsonaro, asegurando que ponen al país ante “la burla y el desprecio mundial”.

Somos víctimas de la burla y el desprecio mundial. Un descrédito mayor que la inflación, el desempleo, la caída de los ingresos, la subida del dólar, la caída de la bolsa, la deforestación de la Amazonia, el número de muertos por la pandemia, que la fuga de cerebros y de inversores”, ha expresado Barroso.

La democracia vive un momento delicado”, ha alertado Barroso en respuesta a todos y cada uno de los ataques que el martes Bolsonaro dedicó a las autoridades del Tribunal Supremo y al sistema de votación electrónico, durante la multitudinaria marcha en Brasil en su apoyo, que fue considerada antidemocrática y golpista por parte de la oposición y amplios sectores de las sociedad civil.

“Comienza a ser cansador, aquí en Brasil, tener que negar repetidamente falsedades, para que no seamos dominados por la postverdad, por los hechos alternativos, para que la repetición de la mentira no dé la impresión de que se volvió verdad. Es muy triste el punto al que hemos llegado”, ha lamentado.

En su discurso de apertura durante la última sesión del TSE, Barroso ha criticado “la descortesía” y “la falta de compostura” de Bolsonaro, las cuales les “avergüenzan” frente a la comunidad internacional. “La ‘marca’ Brasil está sufriendo actualmente una devaluación global”, ha dicho.

“La falta de compostura nos rebaja ante nosotros mismos. No podemos permitir que la destrucción de las instituciones encubra el fracaso económico, social y moral en el que vivimos”, ha aseverado.

Barroso ha puesto los ejemplos de otros países, como HungríaPoloniaTurquíaVenezuela, o El Salvador, para ejemplificar “la erosión de la democracia” que estaría padeciendo Brasil, donde “la subversión” no se produce por un golpe de Estados, sino “por las manos de presidentes electos”.

Bolsonaro encabezó este martes dos movilizaciones, en Brasilia y San Pablo, en las aseguró a sus entregados seguidores que no volvería a acatar ninguna decisión del Tribunal Supremo, llamó “canalla” y “opresor” a su presidente, Alexandre de Moraes, amenazó con cerrar el Congreso y atacó al sistema de votación electrónico.


(Con información de INFOBAE/EP)