Silvio Rodríguez pide "medidas inmediatas" para enfrentar el "estrés social" en Cuba Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 04 de Agosto de 2021 12:28

El trovador, en su conversación con el diario español, se declara centrista y alejado de los extremos. (EFE)

Silvio Rodríguez cree que las protestas del 11 de julio marcan "un antes y un después, no es un capítulo más, es algo de gravedad que nos lleva a reflexiones y espero que a medidas inmediatas". Así contesta el cantautor cubano a las preguntas del diario español El País en una entrevista publicada este martes. Deja claro que sigue apoyando a la Revolución y no le disgusta el partido único, pero "debe ser muy abierto, inclusivo, ecuménico, aunque tenga metas estratégicas".

El entrevistado y el corresponsal del diario en Cuba, Mauricio Vicent, concentran su atención sobre los motivos económicos y el bloqueo de EE UU para hablar de las manifestaciones en más de 40 puntos de la geografía cubana. Llama la atención que en ningún momento pronuncian la palabra "libertad", que se ha convertido en la principal consigna de los jóvenes en las calles y las redes sociales desde el 11 de julio.

El artista se mueve, a lo largo de toda la conversación, en el terreno de la equidistancia y la defiende sin ambages - "Lo de centrista no me asusta. Los extremos son los que me parecen inadmisibles"-, de ahí que en sus respuestas se mezcle la crítica, muy moderada, al Gobierno con las acusaciones a EE UU y la exigencia de cambios dentro del modelo actual.

"En Cuba vivimos una situación de estrés social que se acrecienta y estoy consciente de que no solo es culpa del bloqueo"

"En Cuba vivimos una situación de estrés social que se acrecienta y estoy consciente de que no solo es culpa del bloqueo"- explica-. "Desde hace años economistas, politólogos y ciudadanos se quejan de medidas económicas anunciadas que inexplicablemente no se han puesto en práctica. Todo ese retardo es también responsable de lo sucedido".

Rodríguez considera inevitable que los cambios políticos lleguen acompañando a los económicos y no se explica que no se hayan producido ya los que están aprobados sobre el papel, aunque lo atribuye a la vieja guardia del partido del que forma parte. "Uno supone, ya que no se ha explicado, que esos cambios han sido retrasados por corrientes de pensamiento más atentas a los viejos manuales de socialismo que a la realidad; también los frenan una burocracia acomodada e indolente", reprocha.

Las protestas del 11 de julio se produjeron, considera, por el malestar social generado por un panorama económico que se ha complicado aún más por la pandemia y las medidas tomadas por el anterior Gobierno de EE UU y mantenidas por el actual, que amplifican el embargo.

Esas manifestaciones no pueden quedar ignoradas, opina, a la vez que rechaza que se las tilde de vandalismo instigado desde el exterior, aunque también dice haber visto actuaciones violentas que considera aisladas -"No comparto la calificación esquemática que se dio a los manifestantes, aunque en los videos se ve que entre la masa heterogénea también hubo casos de vandalismo"- y señala casos concretos de vídeos falsos, algunos compartidos en su propio blog, Segunda Cita, que movilizaron a algunas personas.

En cuanto a la represión posterior, el trovador alega que rechaza toda clase de violencia, pero niega que haya existido de una manera significativa. "Los manifestantes recorrieron las calles principales, pasaron por las sedes del gobierno municipal, frente al Partido y hasta por la Policía. Allí no hubo represión, aunque después, en otras ciudades, sí la hubo. Una represión que, por tratarse de Cuba, se amplifica, aunque sabemos que algunos que nos señalan están acostumbrados a ver mucha más brutalidad en sus propios países", sostiene.

Además, el artista atribuye los juicios sumarios a una ley del siglo XIX heredada de España y justifica que se emplee dado que la capacidad del sistema legal fue "sobresaturadas en unas horas". A su juicio, y tras haberse asesorado, dice, con una abogada, este tipo de procesos se emplean en los casos de delitos leves que implican apenas multas. "Cuando se convierten en prisión se hace más crítico el recurso, por la necesidad de garantías", matiza el artista, que ha pedido desde su blog la liberación de los manifestantes "pacíficos".

"Los manifestantes recorrieron las calles principales, pasaron por las sedes del gobierno municipal, frente al Partido y hasta por la Policía. Allí no hubo represión, aunque después, en otras ciudades, sí la hubo"

Rodríguez admite que desde hace años ha "intentado convencer al Gobierno" de cambios aparentemente anecdóticos (cita la modernización de los estudios de grabación) que no han sido atendidos ni siquiera cuando las condiciones económicas eran mejores, dando a entender el inmovilismo de las autoridades. No obstante, las acusaciones quedan atenuadas al referirse a las limitaciones tecnológicas que implican las sanciones estadounidenses.

Rodríguez, que ha aprovechado la entrevista para volver a criticar algunas decisiones, como la venta de bienes de primera necesidad en las tiendas en divisas, alega que la solución a los problemas del país pasa por hablar con quienes piensan diferente -"Todos tenemos derecho a ser respetados, escuchados y atendidos"-, especialmente porque el descontento parte de los jóvenes, que están llamados a cambiar el país y solucionar los problemas.

Por eso llama al diálogo, sin dejar, eso sí, de aludir al Norte. "¿No dialogamos con la superpotencia que nos maltrata de hecho y de palabra? ¿Por qué sería difícil dialogar con una parte de nosotros mismos? Debemos escuchar todas las voces, y mucho más las propias".

14 Y MEDIO

Última actualización el Viernes, 06 de Agosto de 2021 14:57