Las lecciones de las depredaciones en EUA contra su historia Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 12 de Julio de 2020 19:44

Pentágono puso en alerta al Ejército para desplegarlo en ...


Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Lo complejo de la situación actual es que el Partido Demócrata, prisionero de la izquierda política interna, se ha dejado arrastrar por el mundialismo izquierdista y ha santificado las depredaciones, derrumbe de estatuas y linchamiento público de la policía, cruzando la línea de la defensa de los intereses nacionales estadounidense, yéndose al terreno movedizo del “vale todo” con tal de ganar el pleito electoral de Noviembre, que se decidirá entre el mundialismo de los derribadores de estatuas y el nacionalismo de Donald Trump. Izquierda contra Derecha.


Las lecciones de las depredaciones en EUA contra su historia

Jorge Hernández Fonseca

11 de Julio de 2020

Las depredatorias manifestaciones ocurridas recientemente en EUA, tomando como justificación oportunista el injusto asesinato de un afroamericano, nos dejan importantes lecciones que todo norteamericano debe asimilar. Hay un ataque directo a nuestra cultura occidental, motivado directamente por el marxismo cultural, en un intento de imponernos un régimen ajeno, carcelario y estéril, que ha fracasado en cuanto lugar se ha aplicado.

A las categorías de izquierda y derecha, hay que agregar ahora las categorías de nacionalistas y mundialistas. Los primeros luchan por jerarquizar los valores de cada país individualmente y defienden postulados donde prima la individualidad, siendo simpatizantes de la derecha. Los segundos defienden valores colectivos, gobierno mundial centralizado (un paso a más de la ONU) y jerarquizan los valores colectivos sobre los individuales, simpatizando con la izquierda.

No hay que agregar que el gobierno norteamericano de Donald Trump es una especie de líder mundial de los nacionalistas. No hay un país sin embargo auto declarado mundialista, porque el fracaso de Cuba, Venezuela y Nicaragua –mundialistas declarados-- no son merecedores de defensa alguna. Sin embargo, los que usan el marxismo cultural para atacar a EUA --el BLM y ANTIFA, ya declaradamente “marxistas” (izquierda)-- son financiados por el mundialismo internacional. La sociedad “igualitaria” a que aspiran, se espeja en Caracas y la Habana.

Lo complejo de la situación actual es que el Partido Demócrata, prisionero de la izquierda política interna, se ha dejado arrastrar por el mundialismo izquierdista y ha santificado las depredaciones, derrumbe de estatuas y linchamiento público de la policía, cruzando la línea de la defensa de los intereses nacionales estadounidense, yéndose al terreno movedizo del “vale todo” con tal de ganar el pleito electoral de Noviembre, que se decidirá entre el mundialismo de los derribadores de estatuas y el nacionalismo de Donald Trump. Izquierda contra Derecha.

La larga historia de la Cultura Occidental, de la cual Estados Unidos es el país líder, tiene raíces en el Mundo Greco-Romano, en el Capitalismo Anglosajón y en el espíritu cristiano que defienden los nacionalistas. Esto pretende ser sustituido por una cultura relativista, donde la ética y la moral no tienen padrones y donde se jerarquiza la “igualdad” por encima de la “libertad” (Cuba, Venezuela y Nicaragua lo han conseguido). Por eso se ataca a la cultura, a la historia y a los principios que han hecho a EUA un país rico y poderoso. ¡Nada tan insensato!

Así, las elecciones presidenciales de Noviembre próximo en EUA, ya no son la corrida de los partidos tradicionales. Será la corrida entre un Partido Norteamericano, contra un partido que cuestiona su pasado, derriba estatuas y ataca a la policía, para borrar toda su historia y cultura.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 20 de Julio de 2020 11:56