La recuperación de China se ralentiza en medio de la ofensiva gubernamental para aumentar el control sobre la economía Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 15 de Septiembre de 2021 15:19

La recuperación de la actividad económica en China durante el pasado mes de agosto siguió profundizando en su ralentización, según se desprende de los últimos datos de producción industrial y evolución del comercio minorista publicados este miércoles por la Oficina Nacional de Estadística del país.

La recuperación de China se ralentiza en medio de la ofensiva gubernamental  para aumentar el control sobre la economía - Infobae

En el caso de la producción industrial, en el mes de agosto se registró un crecimiento interanual del 5,3%, lo que supone un descenso de 1,1 puntos porcentuales con respecto al incremento observado en julio. De esta forma, la producción de las fábricas chinas encadena seis meses de ralentización.

Por sectores industriales, la minería creció un 2,5% (1,9 puntos más que en julio), la industria manufacturera se elevó un 5,5% (siete décimas menos) y la producción de electricidad, calefacción, gas y agua creció un 6,3% (6,9 puntos menos). El sector de manufactura de alta tecnología repuntó un 18,3% (2,7 puntos más).

En el conjunto de los ocho primeros meses del año, la producción industrial china creció un 13,1%.

Por su parte, el volumen del comercio minorista del país asiático en el mes de agosto alcanzó un importe de 3,439 billones de yuanes (452.242 millones de euros), lo que representa un crecimiento del 2,5% en términos interanuales. Este incremento es 2,1 puntos menor que el registrado en el mes de julio y se trata de la peor lectura del dato en los últimos 12 meses.

En el conjunto de los ocho primeros meses de 2021, el volumen total de comercio minorista alcanzó los 28,122 billones de yuanes (3,698 billones de euros), un 18,1% más que el año pasado.

Los datos se conocen en momentos en que el gobierno de China se embarca en una ofensiva contra una amplia gama de sectores, incluidas las empresas tecnológicas y de educación privada, con el objetivo de fortalecer su control sobre la segunda economía del mundo. El presidente Xi Jinping, que también se encuentra en medio de una campaña dirigida a los ricos del país, pide “prosperidad común”.

En los últimos días la atención de gobierno, inversores y analistas está puesta en la situación del gigante inmobiliario Evergrande. La mastodóntica empresa reconoció que puede no ser capaz de asumir sus obligaciones, superiores a 300.000 millones de dólares, lo que genera el temor entre compradores, inversores y contratistas de una quiebra que tendría repercusiones en la segunda economía mundial.

La recuperación también podría verse afectada por las nuevas las restricciones que las autoridades dictaron en varias ciudades ante el último repunte en los contagios de COVID-19.


(Con información de INFOBAE/Europa Press y AFP)