Gobierno venezolano analizará la habilitación del opositor Leopoldo López Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 17 de Septiembre de 2011 12:03

Las autoridades esperarán la notificación oficial de la CIDH para pronunciarse sobre el caso. La cancillería de Caracas busca defenderse de la condena internacional

El fallo "apenas está saliendo publicado en estos momentos, preferimos estudiarlo y hacer un pronunciamiento en base al conocimiento real de lo que ha sido decidido por la Corte Interamericana" (CIDH), indicó el canciller Nicolás Maduro en una rueda de prensa.

Afirmó que en "Venezuela hay un orden jurídico muy firme establecido, instituciones: Tribunal Supremo, el Ejecutivo y la Controlaría General".

"Se evaluará, esto es una decisión más, será estudiada y en su momento las instituciones se pronunciarán", agregó.

Posteriormente, la cancillería venezolana emitió un comunicado en el que aseguró que el pronunciamiento, "una vez que sea notificado oficialmente", será referido "a los órganos del poder judicial".

"Con este tipo de decisiones (...) se da un claro estímulo a los actos de corrupción, no solo en Venezuela sino en cualquier país del mundo", agregó.

La comunicación señaló que el Gobierno seguirá denunciando a la Corte "como un organismo que recurrentemente se extralimita en sus funciones y que, de manera regular, ha tomado posiciones de parcialización política" en contra de Venezuela.

Además que esperará las determinaciones que adopte de forma autónoma el Tribunal Supremo de Justicia.

La Corte IDH encontró culpable al Estado venezolano por violar el derecho a ser elegido del líder opositor Leopoldo López y ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) habilitar su derecho a participar en procesos electorales.

Poco antes, el propio López informaba a través de su cuenta en la red social Twitter del pronunciamiento de la Corte IDH.

"Lo logramos, se hizo Justicia. Estoy habilitado. Un triunfo de todos los que hemos luchado por los derechos y la justicia. Ganó Venezuela!", escribió López.

La decisión de inhabilitar a López fue tomada por la Contraloría venezolana en agosto de 2008 por dos casos de presunto malversación de recursos: uno en 1996 en la petrolera estatal PDVSA y otro en la Alcaldía de Chacao en 2004.

López demandó al Estado venezolano porque fue inhabilitado por una decisión administrativa sin que ningún tribunal penal dictaminara su culpabilidad, como exige la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Maduro señaló que la Contraloría ha inhabilitado "a más de un millar de venezolanos que han asumido su sanción administrativa de no poder ocupar cargo público, pero es solo uno quien busca apoyo de estas características".

Agregó que "la lucha contra la corrupción en esos mismos términos de la ley debe incrementarse".

El canciller venezolano criticó el apoyo que, en su opinión, se da a personas acusadas de irregularidades y delitos en Venezuela por el hecho de ser opositores.

"Pareciera que solo por el hecho de ser opositor en Venezuela ya tienen patente de corso o licencia para el crimen", señaló, acusando a los medios de comunicación de no difundir las pruebas y testimonios en que se basan las decisiones tomadas como parte de un expediente legal.

"Cualquier miembro de la oposición que sea un ladrón, corrupto, cometa irregularidades administrativas, o que asesine, en otros casos, ya para la prensa internacional y mundial son inocentes por el mero hecho de llamarse opositores", señaló.

Última actualización el Sábado, 17 de Septiembre de 2011 12:04