Los jerarcas "rollizos" de la dictadura culpan a los médicos y a los dirigentes locales de la crisis sanitaria por el Covid-19 Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 12 de Agosto de 2021 13:17

El Gobierno de Cuba culpó este martes a los médicos y a los dirigentes locales de Cienfuegos de la crisis sanitaria por el Covid-19 en ese territorio. El primer ministro Manuel Marrero dijo que "se están cometiendo errores", "hay indisciplinas" y la población se queja más de la mala atención que de la falta de medicamentos. Por su parte, el diario oficial Granma recomendó el uso de plantas medicinales en vez de antibióticos, esteroides y otras medicinas.

Manuel Marrero, en una reunión con autoridades locales de Cienfuegos.

"Esta provincia está igualita que las demás con la falta de test de antígenos, la falta de medicamentos, los mismos problemas objetivos. Pero hay más quejas de los problemas subjetivos que de los problemas objetivos. Cuando usted suma la falta de medicinas, esto, lo otro, es inferior que la cantidad de quejas y denuncias por el maltrato, la dejadez, porque no los visitan. Es increíble eso", dijo Marrero en una reunión con dirigentes locales de Cienfuegos.

"Cuando empieza la indisciplina, cuando no se cumple lo que está establecido, a ese impacto producido por la pandemia, nosotros le ponemos un extra y las consecuencias entonces son peores. De eso sí tenemos que abochornarnos. Y aquí se están cometiendo errores, aquí hay indisciplinas. Una provincia como Cienfuegos. Nosotros incluso pusimos mucha confianza a partir de la dirección, a partir de las estructuras, de las infraestructuras del sistema de salud de que esto iba a ser resuelto en poco tiempo", dijo Marrero en un reporte emitido por la televisión oficialista.

Pese al aparente optimismo del Gobierno con frenar la situación del Covid-19 en Cienfuegos, con una población de apenas 406.00 habitantes, la provincia tiene "el cuadro epidemiológico más complicado de Cuba" con un promedio de 1.162 casos diarios confirmados durante agosto; una alta tasa de incidencia que este martes era la mayor del país con 3.645,7 por cada 100 000 habitantes; y además la más alta positividad nacional con 68,5% en 2.462 muestras analizadas, informó el el periódico oficialista local 5 de Septiembre.

El dirigente recomendó a las autoridades locales de Cienfuegos cerrar la entrada a la provincia, la circulación entre municipios. "Todo eso está hoy establecido pero hay que hacerlo de verdad o con más rigor de lo que se hace hoy. No estamos discutiendo el agua tibia aquí ni nada de eso. Disminuir de manera sensible la movilidad en los lugares más complejos, en las ciudades más complejas. Y mucha comunicación con la población", agregó.

Según el periódico oficialista, Marrero "advirtió una gran debilidad del territorio en el funcionamiento del sistema de salud pública en la atención primaria. Llamó a rectificar el error de desmantelar dicha atención, cuando se beneficia con sus médicos a los centros de aislamiento. Criticó el hecho de que en una jornada solo sea visitada la mitad (de las personas ingresadas en sus casas), algo inadmisible, generador de malestar en la población".

Tras las quejas del dirigente nacional, el gobernador de Cienfuegos, Alexandre Corona Quintero, dijo este martes que "ahora mismo necesitamos más camilleros; las Fuerzas Armadas nos dio una ayuda, pero hacen falta más camilleros y hacen falta, por lo menos, 20 personas más, que les vamos a pagar, el sistema de salud les va a pagar. Porque ahora hay que subir más oxígeno a las salas".

Corona dijo que en Cienfuegos no se pueden "dar el lujo de tener a nadie de vacaciones ahora. Que los grupos de trabajo comunitarios certifiquen el tiempo de recuperación de ese médico, quién la está certificando, con el objetivo de que se pueda incorporar con urgencia al trabajo", informó el 5 de Septiembre.

En Cienfuegos, "131 médicos padecen la Covid-19 y unos 63 se encuentran de vacaciones, como también lo están 164 licenciados en enfermería. 172 técnicos de la salud permanecen en teletrabajo y 341 cubren su período vacacional", agregó la citada fuente.

Los medicamentos son "para los pacientes graves"

Cuando los cubanos se quejan de la escasez de medicamentos y Miguel Díaz-Canel culpó incluso a los revendedores, el diario oficial Granma publicó este martes la recomendación de la doctora Ileidis Iglesias Marichal, directora del Instituto Nacional de Endocrinología, de "eliminar el empleo indebido de antibióticos, esteroides y otros medicamentos que pueden dañar la salud de las personas que los consumen indiscriminadamente para contrarrestar la Covid-19".

"Muchos usan los fármacos como medida preventiva, cuando en realidad están prescritos para los pacientes graves que los requieran", dijo la doctora en la televisión oficialista de Ciego de Ávila, una de las provincias con más casos de Covid-19 en las últimas semanas.

Según Granma, la doctora dijo que la Covid-19 es una enfermedad viral, que solo requiere de antibióticos cuando se presentan infecciones bacterianas y que en Cuba "constituye motivo de preocupación el uso indiscriminado de esteroides".

La doctora "sugirió aumentar el consumo de infusiones de plantas medicinales, que 'no provocan daños' y que, tradicionalmente, se emplean en los hogares cubanos ante la aparición de virus de gripe, y que están reconocidos en el cuadro básico nacional de productos naturales", agregó la citada fuente.

"Varias de nuestras plantas medicinales fortalecen el sistema inmune, son eficaces contra los síntomas de infecciones, y previenen enfermedades, de ahí que se haya incrementado la producción y consumo de jarabes como el de orégano, de aloe y el Imefasma, para tratar infecciones respiratorias agudas".

El diario del Partido Comunista recomendó el uso de plantas para tratar los síntomas de infecciones respiratorias, como el eucalipto, el jengibre, la equinácea, la uña de gato y el anamú, así como "el Nutrisol, suplemento nutricional de Labiofam, a partir de una mezcla de componentes de savia de seudotallo de plátano, propóleos y miel de abejas" e incluso "los medicamentos homeopáticos, como el PrevengHo-Vir, incorporado a las estrategias de prevención del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) contra la Covid-19, la influenza, enfermedades gripales, dengue e infecciones virales emergentes", agregó.

Desde el año pasado, La Habana recurrió al uso de la Homeopatía por la escasez de medicamentos. "¿Es posible que incluso los funcionarios sean tan estúpidos, lavados de cerebro o crédulos para recurrir a la Homeopatía en una situación tan grave?", cuestionó entonces Edzard Ernst, catedrático alemán de Medicina, investigador especializado en el estudio de la medicina alternativa y autor de varios libros sobre el tema.

DIARIO DE CUBA