El silencio oficial castrista, estimula las agresiones machista a las mujeres cubanas, aunque Mariela Castro lo niegue Imprimir
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 30 de Julio de 2020 04:26

El silencio oficial ante agresiones a la mujer y la familia en Cuba no significa que el problema no exista, advirtió a los medios de comunicación oficiales la Red Femenina de Cuba en un documento donde documentaron los feminicidios y agresiones reportados en la Isla en lo que va de año.

Joven cubana.

"Las mujeres necesitan ayuda en Cuba y el reconocimiento oficial de una lacra que opera en todas las sociedades del mundo. Solo la transparencia en la información y el compromiso de todos los sectores de la sociedad podrá aliviar está presión que ataca no solo a la mujer, sino a la familia, degradándola, y con ello afectando a la sociedad", advierte el texto, que asegura que el resumen que hacen es solo "la punta del iceberg".

"Desde el mes de enero hemos identificado ocho feminicidios que se han podido 'declarar' y una víctima de violencia de género", agregan.

La lista incluye casos solamente denunciados en redes sociales, como el de una mujer no identificada que el 13 de enero apareció sin vida entre las ruinas del cine Neptuno, en Centro Habana.

Sobre este y otros casos los medios oficiales, adonde raramente llegan las denuncias por maltrato o violencia machista, no reportaron. Tampoco las autoridades policiales han hecho público el resultado de las presuntas investigaciones sobre las muertes.

El documento subraya que, además de las féminas que perdieron su vida, en los casos reportados durante los primeros siete meses del año existen incluso tres infanticidios, uno de ellos del bebé neonato de una mujer embarazada cuya expareja la asesinó.

Asimismo, dos niñas de dos y cinco años, respectivamente, resultaron víctimas de crímenes de esa naturaleza, luego de que la pareja de Yamika Guerra Espinosa, también fallecida en el acto, las asesinara en la comunidad rural El Indio, municipio Amancio, provincia Las Tunas.

Además, dos niñas recibieron lesiones, una de ellas de gravedad, durante el ataque mortal contra su madre, Gisel Iznaga Graberán, en Artemisa.

La nota advierte que varios de los hombres implicados en los hechos tenían antecedentes de violencia machista.

"Las autoridades han habilitado la línea 016 con la Policía y la Fiscalía para que puedan acudir las víctimas. Es un buen comienzo, que llega tarde y resulta insuficiente. Les animamos, a que en el cronograma legislativo, incluyan las medidas necesarias, tal y como les apuntamos en la Agenda2020", recuerda la Red Femenina, que ha denunciado en diferentes foros en Cuba y el extranjero la demora de las autoridades en legislar sobre el tema.

La pasada semana, la oficial Federación de Mujeres Cubanas aprobó la creación de una línea telefónica para que las víctimas de violencia de género puedan realizar sus denuncias o aclarar interrogantes, debido al agravamiento de dicha situación durante el período de confinamiento, primera vez que desde las instituciones estatales se anunciara algún tipo de iniciativa al respecto.

La presidenta del CENESEX, Mariela Castro, dijo años atrás que en Cuba no existen los feminicidios, afirmación que ha sido muy cuestionada y desmentida por la propia realidad en numerosas ocasiones.

En mayo del 2019 el Gobierno reconoció por primera vez la existencia de feminicidios en la Isla, cuando en el primer Informe Nacional sobre la implementación de la Agenda 2030 incluyeron los datos de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas que ocurrieron en el año 2016.

"Según estimaciones de la ONU, solo el 25% de los países del mundo no tienen tipificado como delito las agresiones por Violencia de Género. Es un grave problema porque esta actitud  concede impunidad a los agresores y no parece proteger a las víctimas como debiera. Es como si la ley no estuviera a favor de ellas", indica la Red Femenina de Cuba.

"Obviar una realidad no significa que esta no ocurra. Debemos de actuar para evitar más sufrimiento y dolor innecesario", termina el llamado.

La información del documento proceden de las investigaciones independientes de periodistas y activistas en Cuba, así como de las plataformas YoSiTeCreoEn Cuba, IPSE, la Red Femenina de Cuba, la Alianza por la Inclusión, la Red de Mujeres por la Igualdad y Las Marianas, entre otras organizaciones no oficiales.

Tras conocerse del más reciente feminicidio, ocurrido en Baracoa, y donde además de una joven fue asesinada una niña menor de dos años, la socióloga Ailynn Torres Santana advirtió en su muro de Facebook que "no se puede esperar más. Si hay una guía para el funcionamiento de una línea institucional de atención a mujeres en situación de violencia que pueda tener alcance para todo el país, hay que implementarla ya".

"La prensa oficial vuelve el rostro. Calla. No muestra mejores modos de hacer. Con su no acción también contribuye a la reproducción de malas prácticas y se desresponsabiliza del país que tenemos".

"Cada asesinato coloca en primer plano una pregunta: ¿podría haberse evitado? Al menos una parte de las veces la respuesta podría ser positiva. Mientras las personas, la sociedad civil y las instituciones hagamos poco o nada, seguiremos acumulando muertas, incluidas niñas de veinte meses, como la de Baracoa", alertó.

Un grupo de 40 activistas cubanas presentó en noviembre de 2019 una solicitud de Ley Integral contra la Violencia de Género a la Asamblea Nacional del Poder Popular, pero a inicios del año recibieron la confirmación de que la norma jurídica que demandan no está contemplada en el Programa Legislativo a ejecutarse hasta 2028.

DIARIO DE CUBA