Encuentran muerto a exsecretario de Cristina Kirchner que había declarado contra la vicepresidenta

BUENOS AIRES.- Un exsecretario de los presidentes Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015), ...

México: Pragmatismo e intereses comunes: cómo será la primera visita de AMLO a Donald Trump

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, realizará la próxima semana ...

“Allá vamos a meter a Juan Guaidó”: la ministra de Prisiones del régimen de Nicolás Maduro amenazó c

La ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario de Venezuela, Iris ...

239 expertos y una contundente afirmación que contradice a la OMS: el coronavirus se transmite por e

El coronavirus está encontrando nuevas víctimas en todo el mundo, en bares ...

Renato Feder diz ter rejeitado convite para ser ministro da Educação

O secretário de Educação do Paraná, Renato Feder, publicou mensagem neste domingo ...

Notícias: Latinoamérica Fidelochavista
Cuba: el presidente Raúl Castro felicita al papa Francisco PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 14 de Marzo de 2013 08:47

12 de enero de 2012

El presidente de Cuba, Raúl Castro, felicitó al cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, tras su elección como Sumo Pontífice de la Iglesia católica, informaron medios locales.

“En ocasión de su elección como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, me complace, en nombre del Gobierno y del pueblo cubanos, hacer llegar a Su Santidad mis cordiales felicitaciones y mejores deseos para su pontificado”, indicó Raúl Castro en su mensaje al nuevo papa divulgado por la agencia estatal Prensa Latina.

El mandatario cubano ofreció, además, el testimonio de su más alta y distinguida consideración al papa Francisco primer miembro de la “Compañía de Jesús” que dirige la Iglesia católica.

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, jesuita y arzobispo de Buenos Aires, se convirtió este miércoles en el pontífice número 266 y el primer papa latinoamericano en la historia de la Iglesia católica.

Francisco sustituye al ya papa emérito Benedicto XVI, quien hizo efectiva su renuncia el pasado 28 de febrero.

El nuevo pontífice fue elegido en la quinta votación del cónclave para decidir el sucesor de Benedicto XVI, que comenzó ayer en la capilla Sixtina del Vaticano y al que asistieron 115 cardenales procedentes de 50 naciones, entre ellos el cardenal cubano Jaime Ortega.

El alemán Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, realizó una visita pastoral a Cuba entre el 26 y el 28 de marzo de 2012 y su antecesor, Juan Pablo II, también viajó a la isla en enero de 1998.

Tomado de INFOLATAM/EFE

 
Capriles, la reivindicación del discurso alejado de los extremos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 12 de Marzo de 2013 08:56

CARACAS (VENEZUELA), 10/3/2013.- EFE/STR

El abogado Henrique Capriles, gobernador del céntrico estado Miranda, será la cara de la oposición venezolana en las elecciones convocadas para el 14 de abril próximo, en las que con un discurso alejado de los extremismos espera movilizar a los descontentos tras 14 años de chavismo.

Con apenas 40 años, Capriles acumula ya una larga carrera política que le ha llevado a ser elegido dos veces gobernador del estado Miranda, presidente de la Cámara de Diputados y alcalde, convirtiéndose en el político opositor con mayor número de victorias en las urnas, donde, sin embargo, no pudo vencer a Hugo Chávez.

Descendiente de judíos del gueto de Varsovia y biznieto de víctimas del campo de exterminio de Treblinka, Capriles se declara católico practicante y mantiene un discurso en el que trata de alejarse de los radicales de la oposición y del oficialismo.

Nunca tuvo problema en reconocer la necesidad de mantener los programas sociales de Chávez, además de subrayar la necesidad de ir al grano, asegurando que él, a diferencia del fallecido presidente venezolano, no iba a estar hablando durante horas en la televisión.

En las elecciones del 7 de octubre pasado se enfrentó en las urnas a Chávez como representante de la oposición unida y el 14 de abril se medirá con Nicolás Maduro, presidente encargado del país desde el pasado viernes, a quien ha acusado de mentir y de usar el dolor de los seguidores de Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo.

“Nicolás yo no te voy a dejar el camino libre, compañero, vas a tener que derrotarme por votos y voy a pelear con estas manos por cada voto, cuésteme lo que me cueste”, subrayó Capriles.

Capriles pertenece a la clase alta caraqueña. Por lado paterno, forma parte de una familia de dueños de medios de comunicación y empresas inmobiliarias, entre otros intereses, y por ala materna sus parientes poseen un importante complejo de salas de cine.

Aunque sus apellidos están asociados al poder empresarial, ha procurado desvincularse de una imagen elitista o poderosa para captar simpatías entre las clases más desposeídas.

Pese a su juventud, cuenta con un grueso currículum. Es gobernador de Miranda, estado que abarca parte de Caracas y uno de los más importantes del país, cargo en el que fue reelegido en diciembre pasado tras vencer a Elías Jaua, delfín de Chávez.

Antes había hecho lo mismo con Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional.

Fue dos veces alcalde del municipio caraqueño de Baruta y hace 14 años se convirtió en el presidente más joven de la desaparecida Cámara de Diputados.

Es militante del partido Primero Justicia prácticamente desde su fundación y se ha mantenido dentro de esta organización política, que se ha erigido como una de las principales de la oposición desde el año 2000.

Nunca se ha casado y tampoco tiene hijos aunque se le conocen algunos romances.

Sus detractores le acusan de “inacción” durante el ataque que sufrió la embajada de Cuba en Venezuela por parte de radicales antichavistas durante el golpe de Estado que sacó a Chávez del poder dos días en abril de 2002.

El entonces embajador cubano en Venezuela, Germán Sánchez, aseguró que Capriles, que en esa época era alcalde de la zona donde se encuentra la sede diplomática, no hizo nada para evitar las agresiones y destrozos, que alcanzaron a automóviles e incluyeron el corte de electricidad y agua a la legación.

Aquellas acusaciones terminaron con su encarcelamiento 119 días y su caso llegó hasta el final de la vía judicial, donde Capriles fue exonerado de culpa.

Durante la campaña para los comicios de octubre recorrió cerca de 300 pueblos con un discurso en el que no escatimó críticas al Gobierno por la inseguridad, la falta de productividad en el país, problemas de educación y la corrupción, mientras se quejaba del desequilibrio de la campaña.

Al final, Capriles fue vencido por Chávez el 7 de octubre, pero su victoria en Miranda ante Jaua, delfín del presidente fallecido el martes, en medio de la debacle de la oposición en las elecciones de diciembre, prácticamente dejó garantizado su liderazgo en las aspiraciones opositoras.

Con la muerte del jefe de Estado a causa de un cáncer, vuelve a ponerse al frente de las esperanzas opositoras para poner fin a 14 años de chavismo.

Tomado de INFOLATAM/EFE

 
Los 'colectivos' de civiles armados y la transición presidencial en Venezuela PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tomado de INFOBAE   
Sábado, 09 de Marzo de 2013 11:22

Una brigada paramilitar de al menos 1.500 chavistas se mantiene alistada cerca del palacio de Miraflores. Aseguran "defender la revolución", y tienen acuerdos con la policía

Crédito foto: AP


Carlos Torres abre la puerta con alambre de púa que da acceso a un barrio controlado por una pandilla conocida como "La Piedrita", lugar al que la policía no se atreve a entrar sin permiso.

"Leales al Comandante Chávez", reza una pancarta colgada a la entrada de este reducto ubicado en la barriada del 23 de enero, al oeste de Caracas. Este barrio pobre es el hogar de un pequeño ejército de jóvenes armados con pistolas; hombres que, como Torres, han asumido el rol de guardianes de la "revolución socialista" del fallecido Hugo Chávez.

Como él, estos jóvenes constituyen parte del núcleo duro de defensa del chavismo, y que, aseguran, bajo ninguna circunstancia permitirán que la "oligarquía" y sus presuntos patrones de Washington vuelvan al poder. "Eso nos costaría sangre, sudor y lágrimas, pero no regresarán", dijo Torres dando a entender, como han hecho otros chavistas, que no aceptarían una victoria de la oposición en las elecciones.

Si la "revolución socialista" del popular caudillo resulta amenazada por enemigos internos y externos, como dijo el que fue ungido como su sucesor por el ex mandatario, estos jóvenes estarían en la línea de defensa.

Se trata de cientos de personas fuertemente armadas, en constante estado de alerta, algunos muy nerviosos en apariencia, que están diseminados a lo largo de las colinas del área metropolitana de Caracas y que pertenecen a organizaciones autollamadas "colectivos", acusadas de intimidar a opositores políticos.

Para estos seguidores de Chávez, el llamado que el lunes hizo el ministro de Comunicación Ernesto Villegas para estar "en pie de guerra" se escuchó elocuente y claramente.

Son el rostro más visible de un contingente de cuadros armados leales al gobierno, que no tienen nada que ver con una milicia nacional de 125.000 miembros afiliada a las fuerzas armadas, en un país lleno de armas y que tiene la segunda tasa de asesinatos más alta del mundo.

Lo que hace que estos grupos resulten un factor potencialmente peligroso, según dirigentes de la oposición y activistas de los derechos humanos, es que las autoridades generalmente no se meten con ellos.

El vicepresidente Nicolás Maduro, a quien Chávez postuló como el candidato a la presidencia de su Partido Socialista Unido en caso de que él muriese, viene diciendo desde hace semanas que el líder opositor Henrique Capriles ha estado "conspirando" contra la democracia venezolana.

El mismo Chávez utilizó durante mucho tiempo este tipo de prácticas y retórica. Los opositores decían que atizaba la xenofobia mientras permitía que sus lugartenientes convirtieran a sus partidarios en tropas civiles de golpe rápidamente desplegables.

Maduro también expulsó a dos agregados militares estadounidenses aduciendo que trataron de reclutar oficiales venezolanos para "proyectos desestabilizadores", lo que para Torres es prueba suficiente de que Washington está tratando de sabotear la revolución ahora que un cáncer mató a su abanderado.

"Pero ellos estarán aquí contra el pueblo", indicó Torres. "Sólo dejen que traten de ponerlo a prueba y no habrá una gota más de petróleo para Estados Unidos", el principal importador del crudo venezolano.

La entrada a La Piedrita está adornada con un gran cartel que dice "Leales al comandante Chávez". Se calcula que entre 1.000 y 1.500 "colectivistas" viven en un radio de 12 kilómetros del palacio presidencial Miraflores, de acuerdo con Rocío San Miguel, de la organización no gubernamental Control Ciudadano. "Desconozco los números que pueden existir en todo el país", dijo.

La gente de La Piedrita y una agrupación conocida como Tupamaros funcionan desde mucho antes de que Chávez llegase al poder en 1999. Pero bajo su gobierno las dos agrupaciones crecieron, y surgieron asimismo grupos de matones en motocicletas, todos leales al ex paracaidista fallecido a los 58 años de edad.

Si bien esos grupos realizan tareas comunitarias, pintan edificios, arreglan ascensores y limpian calles, algunos han sido filmados mostrando armas en público. Y hay grabaciones de episodios en los que miembros de esas bandas cometen delitos y se refugian en territorios controlados por pandilleros.

"Hay como un acuerdo tácito de la policía de no entrar", indicó Luis Izquiel, abogado penalista que coordina la comisión de seguridad de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

No hay pruebas de que esas agrupaciones reciban armas y entrenamiento del gobierno. Izquiel dijo que en un país en el que hay unos 6 millones de armas de fuego, el 90% de las cuales son ilegales, hay muchas razones para preocuparse. No está claro qué porcentaje de los delitos tiene raíz política y cuántos son económicos.

"Las investigaciones no llegan hasta nada", indicó. Por su puesto, los colectivos chavistas pueden variar en su diligencia. Un miembro de la dirección nacional de los Tupamaros, Jesús Bermúdez, fue una de cuatro personas de boina negra divisadas en el cortejo fúnebre de Chávez el miércoles, cuando su cadáver fue trasladado en un ataúd del hospital donde murió a una academia militar en la que permanecerá hasta su funeral del viernes.

"Tenemos un enemigo que nunca descansa. Tampoco lo harán los revolucionarios", dijo Bermúdez al afirmar su creencia de que la derecha política planea crear "un clima de desestabilización". El caudillo barrial  aseguró que su tarea es "llamar a la calma y seguir organizando a la gente del poder".

Sin embargo no quiso opinar del uso de la violencia para defender al chavismo: "La revolución no puede ser sólo un discurso". Bermúdez desmintió versiones de que los Tupamaros estuvieron involucrados en un violento ataque a unos 40 estudiantes que se habían encadenado para exigir información sobre el estado de Chávez.

El incidente se produjo exactamente en momentos en que Maduro anunciaba la muerte de Chávez. Individuos enmascarados que se movilizaban en motocicletas, algunos con pistolas, dispersaron a los estudiantes y quemaron sus carpas.




Fuente: AP
 
¿Será el chavismo un nuevo peronismo? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 13 de Marzo de 2013 08:37

El Presidente Hugo Chávez en un discurso en su última campaña electoral en 2012

La muerte de Hugo Chávez ha planteado una duda entre historiadores y cientistas políticos: ¿podrá convertirse el chavismo en un nuevo peronismo capaz de sobrevivir a la muerte de su líder, o por el contrario acabará diluyéndose y fraccionándose en múltiples tendencias hasta desaparecer?.

(Especial para Infolatam por Rogelio Núñez)-. Esas posibilidades las contemplaba, por ejemplo, Modesto Emilio Guerrero, autor del libro “Chávez, el hombre que desafió a la historia”.

En una entrevista al diario El Cronista aseguraba que el chavismo “tiene dos opciones: caer en una decadencia feroz o en el camino de la crisis se recompone social e ideológicamente. Eso puede derivar en una socialdemocracia o en una experiencia radical de masas muy a la izquierda que quiere completar el proceso y expropiar a los grupos monopólicos. Hay una posibilidad estatista que, siendo parecida a la socialdemócrata, se diferencia porque se asienta más en el control del Estado y menos en el Parlamento. Hay otra salida militar que se aposenta en el partido militar”.

El chavismo, un nuevo peronismo

A primera vista, el chavismo tiene algunas características que podrían dar la idea de que perdurará a pesar de la ausencia de su líder carismático. Por ejemplo, el recuerdo mitificado y unificador del caudillo muerto invicto y “al pie del cañón”, como en el caso de Juan Domingo Perón y de Evita.

Hugo Chávez

Presidente de Venezuela

Ese es el mensaje que ha tratado de transmitir precisamente  Nicolás Maduro: “(Hugo Chávez) se consumió por los pobres, por los más humildes. Después de tantos ataques, de golpes, de intentos de magnicidio, campañas mundiales, no pudieron con él. No podrán. El comandante Chávez ha sido absuelto por el pueblo y ha sido elevado al grado de redentor de los pueblos américas. Es la gran verdad que desespera a los niños de los apellidos”.

Unas palabras que recuerdan a las últimas de Evita Perón cuando se encontraba a las puertas de la muerte: “los enemigos del pueblo, de Perón y de la Patria, saben también desde hace mucho tiempo que Perón y Eva Perón están dispuestos a morir por este pueblo. Ahora también saben que el pueblo está dispuesto a morir por Perón”.

Además, el chavismo posee un electorado “cautivo”, o al menos muy vinculado a las políticas sociales que ha venido impulsando el régimen y que se ha mantenido fiel durante más de una década reeligiendo una y otra vez a Chávez (en 1998, en 2000, en 2006 y en 2012).

Ese electorado es movilizado y cooptado a través del PSUV y sobre todo del aparato del Estado que en manos del chavismo ha podido canalizar los ingresos petroleros hacia políticas sociales con rasgos claramente clientelares.

Algunos autores, basándose en estos datos y en algunos otros, creen que el chavismo perdurará amparado en la imagen de Chávez y en su obra que ha dejado a muchos votantes con una deuda de gratitud hacia el régimen.

Nicolás Maduro junto a Hugo Chávez

Tulio Hernández, uno de los sociólogos más influyentes de Venezuela, dijo al diario chileno La Tercera que “el chavismo ya es un componente fundamental de la vida política venezolana …  Chávez, más que un gobernante, era un prestidigitador, un mago, alguien que era capaz de convertir derrotas en triunfos … la nueva realidad es que este prestidigitador, este mago, ya no estará presente, y eso será evidente. Creo que el chavismo se radicalizará en el tema de los disidentes. De ahora en adelante, Chávez es la Biblia. Cualquier decisión que se tome se buscará en ese libro sagrado”.

Se ha ido el líder pero las políticas sociales han creado todo un amplio grupo social que vincula la mejora de su estatus a la obra del chavismo.

Así los destaca Patricio Navia en La Tercera quien cree que “Chávez no morirá nunca” pues “es un error fijarse solo en el estilo autoritario de Chávez, en su legado de polarización … las lágrimas de millones de venezolanos que ahora se sienten desposeídos, temerosos y angustiados por la partida de su protector son reales y sentidas. Millones de venezolanos que vivían en la marginación y precariedad vieron en Chávez a su mesías … para los millones beneficiarios de las misiones, lo de Chávez no fue una ilusión ni un error. Las mejoras en las condiciones materiales de vida son innegables. Es cierto, dadas las condiciones se pudo hacer mucho más. Pero el punto de comparación de los venezolanos vulnerables no es lo que se pudo hacer y no se hizo, es lo que hizo Chávez respecto a lo que no hicieron sus predecesores”.

La muerte de Chávez, antesala del ocaso del chavismo

Otros analistas consideran que el caso de Chávez no es comparable al de Perón.

Es cierto que ambos eran caudillos autoritarios y carismáticos pero el chavismo carece de una estructura partidista que lo sustente mientras que el peronismo poseía una poderosa estructura sindical que dio continuidad al peronismo tanto con Perón en el exilio como con Perón muerto.

Hugo Chávez quintaesencia del caudillismo

El chavismo se ha sostenido sobre todo en la acción del Estado más que en una organización partidaria como el PSUV.

Dentro del chavismo conviven muchos grupos entre los que destacan IPC, Juan Bimba, CRV, Vanguardia Bicentenaria, MEP, UPV, PPT, Podemos, Tupamaro, NCR, PRT, Redes y PCV.

A diferencia de Perón que logró dominar y encuadrar a sus seguidores entre 1946 y 1948, Chávez no dejó como legado un partido potente y estructurado tras 14 años de gobierno.

Carlos Malamud en Infolatam señala este punto cuando subraya la “estrecha relación entre partido y estado, como ocurrió en la Unión Soviética y otros países del este europeo, no permite pronosticar un futuro venturoso para el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)”.

Para este autor “tras la caída del comunismo y de los partidos estalinistas se observó el colapso de las que hasta entonces habían sido potentes maquinarias de organización y control social. Perón nunca intentó hacer del peronismo un partido único sino un fuerte movimiento político de amplio espectro ideológico, lo que le permitió amalgamarse y organizarse durante los largos años de oposición”.

De hecho, algunas fuerzas aliadas del chavismo aspiran a tener su propia autonomía y defender sus propias al margen de los lineamientos del régimen.

Es el caso del apoyo del Partido Comunista a Maduro es un respaldo crítico según su propio secretario general, Oscar Figuera: “los considerandos son claros: planteamos la preocupación por las medidas económicas que han comenzado a aplicarse que afectan al pueblo, no atienden los problemas del modelo económico, ni apuntan a su transformación. La importancia de que se establezca una comunicación regular con la dirección del partido. Ratificamos el convencimiento de la necesidad de construir un estado popular democrático”.

Además de no contar con una estructura partidista o sindical sólida detrás, el chavismo ha perdido a su líder histórico y no parece que vaya a encontrar algo semejante a medio plazo (claro que tras la muerte de Perón, el peronismo tardó quince años en encontrar un nuevo referente, en este caso Carlos Menem).

Hugo Chávez debe preparar en 2011 el camino para su reeleccion en 2012

¿Alguien podrá suceder a Chávez en su liderazgo?

Chávez, como Perón, no deja herederos con su capacidad de arrastre como apunta Mario Vargas Llosa en el diario El País: “los caudillos no dejan herederos y lo que ocurrirá a partir de ahora en Venezuela es totalmente incierto. Nadie, entre la gente de su entorno, y desde luego en ningún caso Nicolás Maduro, el discreto apparatchik al que designó su sucesor, está en condiciones de aglutinar y mantener unida a esa coalición de facciones, individuos e intereses encontrados que representan el chavismo, ni de mantener el entusiasmo y la fe que el difunto comandante despertaba con su torrencial energía entre las masas de Venezuela”.

Por no hablar de que en realidad en esta coyuntura puede darse una paradoja, que al chavismo le interese más perder que ganar las elecciones ya que serán tantas y tan duras las medidas económicas que deba afrontar el nuevo presidente que perderá mucho del favor popular.

Chávez se mantendrá mitificado pero un posible sucesor chavista que recorte subsidios y ayudas debido a la espiral inflacionaria y el déficit que padece el país quedará como un traidor al legado de Chávez. Esto propiciará divisiones internas y enfrentamientos en el seno del movimiento.

Si el chavismo perdiera, sería un golpe fuerte y demoledor, y quizá dividiera al movimiento, pero le daría una razón de ser (reconquistar el poder) e incluso un motivo para aglutinar a los partidarios (salir en defensa de las políticas sociales del chavismo y del modelo que en parte sería desmantelado por la oposición, no tanto por antichavista sino por necesidades económicas).

CARACAS (VENEZUELA), 10/12/2012.- EFE ***SOLO USO EDITORIAL***

El presidente venezolano, Hugo Chávez, momentos antes de emprender viaje a La Habana para operarse de nuevo.

“Chávez ha funcionado como un antidepresivo social”, señala Flavia Freidenberg, Directora del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, a INFOLATAM.

Y agrega que “en una situación de crisis crónica del sistema de partidos surgió para dar respuesta a los que no se sentían representados y a los que no obtenían respuestas de un estado elitista y excluyente. La cuestión es que esa representación, surgida de las urnas y de la competencia democrática, se transformó en delegación. Y esto cambia la condición de ciudadanos de la cual gozaban esos individuos cuando lo eligieron por primera vez”.

Asimismo, Freidenberg asegura que “Chavez gobernó a golpe de carisma y de chequera petrolera. La pregunta es si Maduro conseguirá desarrollar un liderazgo que pueda llenar vacío dejado por el líder carismático, aún cuando ningún lider carismático deja sucesor. ¿Qué hacer sin el carisma del líder, que integraba y sin los recursos petroleros que se irán acabando?”.

Efectivamente, sin el sostén del Estado el chavismo tendría muchas dificultades para sobrevivir pues los ingresos públicos y el liderazgo de Hugo Chávez son los dos  elementos unificadores que mantenían soldado al chavismo.

Finalmente, como apunta Malamud “en Venezuela, como en Cuba, encontramos un fuerte protagonismo de las fuerzas armadas, que se han convertido en un elemento central del régimen. Y si bien esto garantiza la gobernabilidad del país, no servirá para reforzar la identidad del chavismo o bolivarianismo … la columna vertebral del peronismo estaba formada por los sindicatos … por el contrario, los sindicatos bolivarianos tienen una menor influencia política y social en Venezuela, que no puede ser compensada por las redes de reparto de alimentos o de servicios sociales encarnadas por las misiones”.

Tomado de INFOLATAM

 
La oposición acordó que Capriles sea candidato PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tomado de INFOBAE   
Domingo, 10 de Marzo de 2013 10:55

La MUD anunció que no va a "fallarle al país" y participará en las elecciones del 14 de abril en Venezuela para enfrentar a Nicolás Maduro. Capriles analiza la decisión

La oposición venezolana le propuso a Henrique Capriles Radonski que vuelva a ser su candidato presidencial en las elecciones del próximo 14 de abril, para enfrentar al mandatario encargado Nicolás Maduro.

“Hemos acordado por unanimidad ofrecer la candidatura presidencial de la Unidad a quien fue nuestro candidato en la elección presidencial reciente”, anunció el secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo.

Todos hemos reconocido que Capriles Radonski es la persona adecuada para encarnar esta candidatura”, dijo y opinó que el gobierno del candidato de la oposición “será un Gobierno de unidad nacional, sin divisiones, sin exclusiones, sin discriminaciones, un Gobierno con todo y para todos los venezolanos”

"La unidad no arruga, se equivocan quienes creen que estas son adversidades que no vamos a enfrentar y vencer", dijo Aveledo ante la prensa nacional.

En tanto, Capriles escribió en su cuenta de Twitter: "Estoy analizando la declaración de la Presidenta del CNE y en las próximas horas le hablaré al país sobre mi decisión"



 
«InicioPrev1201120212031204120512061207120812091210PróximoFin»

Página 1207 de 1276