EEUU detiene programa de Parole para reunificación familiar de cubanos

"Debido a la suspensión de los servicios de visa de inmigrante/parole en la...

Este domingo un cubano se prueba en las elecciones de Chile

Mijail Bonito dice tener grandes esperanzas de alcanzar un puesto en la Cá...

La exfiscal Luisa Ortega pide orden de captura internacional contra Maduro ante CPI

En un vídeo divulgado en YouTube la exfiscal venezolana, Luisa Ortega Díaz, co...

EUA: La cámara baja da triunfo a Trump al aprobar una "histórica" reforma fiscal

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves sin sobresaltos ...

Governo da Venezuela e PdVSA estão em default, declara associação do mercado

O Comitê de Mercados da Associação Internacional de Swap e Derivativos (ISDA, ...

Notícias: Latinoamérica Democrática
Honduras Militares inmutables por juicio PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 09 de Enero de 2010 23:21

Periodistas de Tegucigalpa prevén que, a lo sumo, los golpistas podrán librar sus castigos con pagos de fianzas

La petición del Ministerio Público hondureño para que la Corte Suprema de Justicia juzgue a la cúpula militar por el golpe de Estado contra Manuel Zelaya, resultará ser un juicio ordinario, explica el editor de la sección Nacional del diario “La Tribuna”, Olman Manzano.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-“Según las opiniones de analistas de que la acusación en contra de los militares, se incluya dentro de la amnistía política que se discutirá el lunes en el Congreso, vislumbramos un panorama en el que se desarrollará un juicio ordinario, que va a prosperar, pero debemos esperar a ver qué ocurre”.

Manzano precisa que si se dicta una sentencia menor a cinco años de prisión, conforme a la legislación hondureña, el que está siendo juzgado puede salir libre bajo fianza. 

“Si se introduce el decreto de la amnistía política a los que participaron en el golpe de Estado, los militares se salvarán de cualquier acusación y quedarán libres, eso es lo que Zelaya está diciendo, que los quieren juzgar por delitos menores y que es ‘un truco’ del fiscal (Henry Salgado) para que los militares salgan libres bajo fianza”.  Polémica expatriación  El periodista Rodolfo Isaula, del diario “El Heraldo”, agrega que el Ministerio Público argumenta que pidieron juzgar a los militares porque cometieron dos delitos: el de abuso de autoridad —que tiene penas de tres a seis años de prisión—, y el de expatriación, —cuyo castigo oscila entre los tres y cinco años—. “El Ministerio Público afirma que los militares cometieron un ilícito por haber capturado al ex presidente y remitirlo a otro país, lo que en la Constitución hondureña no está permitido. 

Las Fuerzas Armadas justifican que sólo cumplían una orden judicial referido a lo que es el allanamiento y la captura del ex mandatario, pero no debieron enviarlo a otro país, tenía que haber trasladado a Manuel Zelaya a una sede judicial para que tuviera la oportunidad de responder a los casos que se le imputan”.

Sobre si creen que el subsecretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental de la Unión Americana, Craig Kelly, influyó para que el fiscal pida un juicio contra los militares a juicio, ambos periodistas difieren. “No creo que haya tenido ninguna interferencia alguien del exterior para que se haya adoptado esa decisión”, dice Isaula.

Manzano opina: “Se pueden especular muchas cosas y no podemos descartar nada, sería temerario afirmar o negar algo al respecto, pero no podemos descartan nada en este ajedrez político”.  Niegan nueva sublevación  Tanto Manzano como Isaula descartan que este episodio provoque un nuevo clima de tensión, por el contrario, afirman que poco a poco la situación se está restableciendo.

“Ya desapareció (la tensión), la gente lo que quiere es vivir su vida tranquila, hay un nuevo presidente y el temor era que no se pudiera elegir, el nuevo presidente va a integrar un Gobierno que represente a todos los partidos políticos, algo que nunca se había dado en Honduras, está ofreciendo cargos a la sociedad civil, a todos los partidos políticos, a los militares, a todo mundo”, comenta Manzano.

Isaula dice que el mensaje de la cúpula castrense en el sentido de que acatarán la ley puede reflejar que no habrá más tensión.

Sobre el nuevo presidente, Manzano dice: “Su posición es distinta a la de Micheletti, es un hombre de diálogo, de apertura, y lo más seguro es que con Zelaya llegará a un entendimiento inmediato, Porfirio Lobo Sosa ha dicho que le buscará una salida digna a Zelaya”.  (Sergio Cázares)

El jefe del Ejército se defiende, asegura que actuó conforme a la ley

TEGUCIGALPA/CIUDAD DE PANAMÁ
.- El jefe del Estado Mayor de Honduras, Romeo Vásquez, defendió la actuación de los militares “en el marco de la Constitución y las leyes”, tras la decisión de la Fiscalía de pedir un proceso judicial contra la cúpula castrense por la expulsión del país en junio pasado del presidente Manuel Zelaya. 

Vásquez aseguró que los militares siempre actúan “en el marco de la Constitución y las leyes”, pero evadió explicar el porqué se expulsó a Zelaya del país el mismo día de su derrocamiento.

“Nosotros somos hombres respetuosos de la ley y si hay alguna situación de esa naturaleza, pues tendremos que presentarnos ante los juzgados competentes”.

En Panamá, el embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Guillermo Cochez, pronosticó el reingreso de Honduras al organismo una vez que asuma el presidente electo Porfirio Lobo, el 27 de enero próximo.  

“Eso es posible hacerlo porque se eliminarán las causas del conflicto que mantienen la decisión de suspender a Honduras del organismo”.  

(El juicio) es un acto para lograr la impunidad de los militares y que los autores del golpe de Estado evadan el castigo de la justicia"

Manuel Zelaya, presidente depuesto de Honduras.
Última actualización el Sábado, 09 de Enero de 2010 23:26
 
Colombia mata a 3 jefes de las FARC PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 02 de Enero de 2010 21:33

Confirman muerte de tres jefes de las FARC

Por AP

Bogotá

El ejército colombiano dijo el sábado que la cifra de rebeldes de las FARC abatidos la víspera en el sur del país ascendió a 22 y que entre los muertos se encuentran tres importantes jefes guerrilleros.

El general Javier Flórez, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta "Omega'', aseguró a los periodistas en el municipio de Puerto Rico, departamento de Meta y a 215 kilómetros al sureste de Bogotá, "que en las últimas horas fueron encontrados los cuerpos de otros cuatro guerrilleros.

Dentro de los muertos, dijo Flórez, hay tres insurgentes importantes, que identificó por sus alias: "El Negro Alberto'', "El Abuelo'' y "El Pitufo''.

El viernes, el Ministerio de Defensa había anunciado que 18 rebeldes habían sido abatidos y que 13 más fueron detenidos durante un bombardeo combinado de la Fuerza Aérea y el ejército en zona rural del municipio de Vista Hermosa (Meta), a 180 kilómetros al sur de Bogotá. Otros ocho rebeldes, además, se habrían desmovilizado.

Los 22 hombres abatidos, agregó Flórez, pertenecían al frente 43 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que es encabezado por el jefe guerrillero Géner García Molina, alias "John 40''. El alto oficial precisó que el bombardeo y las bajas, en realidad, se dieron en zona rural de Puerto Rico y no de Vista Hermosa.

Al hacer el balance del año 2009, el ejército aseguró que 2.844 integrantes de las FARC "fueron neutralizados''. De ese total, advirtió, 507 corresponden a rebeldes abatidos y el resto a capturados y desertores.

 

Última actualización el Sábado, 02 de Enero de 2010 21:35
 
Lobo pide que dejen salir a Zelaya PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 18 de Diciembre de 2009 11:27

El presidente electo también respalda la retirada de Honduras de ALBA

Lobo asegura que Zelaya ha estado gestionando que lo dejen salir; no hay acuerdo en la calificación que él exige

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, pidió hoy al Gobierno de facto que deje salir al depuesto mandatario, Manuel Zelaya, de la embajada de Brasil en Tegucigalpa y respaldó la retirada de su país de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA).

Lobo dijo que Zelaya "ha estado gestionando que lo dejen salir" pero que "no hay acuerdo en la calificación que él exige y lo que están dispuestos a otorgarle. Entonces, que se pongan de acuerdo, que el ex presidente Zelaya acepte y que los de la autoridad nacional le den también la salida".

"¿Para qué estar allí en la embajada de Brasil? (donde Zelaya permanece desde el 21 de septiembre), yo creo que no está bien", declaró a los periodistas Lobo, del opositor Partido Nacional.

Zelaya ha estado "en una posición que no es congruente con lo que demanda la legislación nuestra. Entonces debe flexibilizarse de ambas partes para permitir que él salga si así lo desea y que no esté allí contra su voluntad", matizó.

"La autoridad nuestra de Gobierno debe buscar la forma de darle una salida y él aceptar una salida que sea de acuerdo con lo que permite nuestra ley", apuntó.

Sobre sus contactos con Zelaya indicó: "hablé por teléfono con él hace como unos ocho días, cuando se dijo que iba para (República) Dominicana y el presidente (Leonel) Fernández estaba arreglando una reunión".

Pero, en ese momento, dijo Lobo, Zelaya planeaba salir hacia México tras solicitar un salvoconducto al Gobierno de facto. "Después de eso no hemos hablado", agregó el gobernante electo.

El Gobierno de facto, que preside Roberto Micheletti, sin embargo, rechazó el pasado día 9 otorgar el salvoconducto para que Zelaya viajara a México.

Por su parte, el presidente dominicano también preparaba una reunión entre Lobo y el gobernante depuesto en la República Dominicana.

Al respecto, el Gobierno de facto insistió en que no ha recibido ninguna nueva petición de salvoconducto para Zelaya y advirtió que solo se lo otorgará si se marcha de Honduras con asilo político y fuera de Centroamérica.

Por otra parte, Lobo también manifestó el respaldo de los diputados de su partido a la iniciativa de Micheletti de que Honduras abandone la ALBA mediante la denuncia del tratado de incorporación que Zelaya firmó en 2008.

"La bancada va a acompañar en esta decisión", dijo Lobo, y descartó que en su Gobierno, que comenzará el 27 de enero próximo, vaya a revisar esa decisión de Micheletti porque "no está" en sus "prioridades".

"Sí contemplo yo unas buenas relaciones con todos los países del mundo, pero no contemplo ningún acuerdo o compromiso militar con ningún país", puntualizó.

Micheletti pidió ayer al Congreso Nacional ratificar el acuerdo ejecutivo que él firmó el martes para desvincular a Honduras de la ALBA, formada por Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y varios países caribeños.

El Parlamento, sin embargo, entró hoy en un período de vacaciones navideñas para volver a reunirse en enero próximo, informaron fuentes legislativas.

Otro asunto pendiente en el Congreso es la amnistía política para los involucrados en el derrocamiento de Zelaya, el 28 de junio, que una comisión legislativa analizará en consulta con otros órganos del Estado y sectores sociales antes de presentar su dictamen al pleno.

Lobo reiteró que la comunidad internacional pide la amnistía política y que se integren el Gobierno de reconciliación y la Comisión de la Verdad para que se cumpla el Acuerdo de Tegucigalpa-San José firmado el 30 de octubre por representantes de Micheletti y Zelaya.

La amnistía política no está contemplada en el acuerdo, mientras que la Comisión de la Verdad, según recomienda ese mismo acuerdo, quedará para que "el próximo Gobierno", que presidirá Lobo, la integre "en el primer semestre del año 2010".
Fonte: El Informador

http://www.informador.com.mx

Última actualización el Viernes, 18 de Diciembre de 2009 11:30
 
Zelaya: Es truco juicio a militares golpistas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 08 de Enero de 2010 01:33

Por FREDDY CUEVAS

The Associated Press

TEGUCIGALPA -- El derrocado presidente Manuel Zelaya calificó el jueves de truco de los golpistas la decisión de la fiscalía de enjuiciar a los militares que en junio lo sacaron de su casa en pijamas a punta de pistola y lo expulsaron a Costa Rica.

"Es un acto para lograr la impunidad de los militares y que los autores materiales e intelectuales del golpe de estado evadan el castigo de la justicia", afirmó Zelaya en una declaración enviada a la AP desde la embajada brasileña donde se encuentra desde hace más de tres meses.

"Es un truco y una nueva estratagema del fiscal el acusar a los militares de un delito menor, como abuso de autoridad y no por los delitos graves que cometieron: traición a la patria, asesinato, violar derechos humanos y torturar al pueblo", afirmó.

Recordó que "es un hecho público notorio y de conocimiento internacional que el 28 de junio (cuando fue derrocado) los militares asaltaron mi casa a balazos, me secuestraron y me desterraron".

El asesor legal del Ministerio Público Rigoberto Espinal rechazó las críticas de Zelaya. "La orden de captura contra la cúpula militar no es un acto inventado a última hora ni significa un manto para encubrir otras cosas", declaró a la AP.

El fiscal general Luis Alberto Rubí solicitó el miércoles a la Corte Suprema ordenar la detención de los seis miembros de la Junta de Comandantes de las fuerzas armadas encabezada por el general de división de cinco estrellas Romeo Vásquez, por abuso de autoridad y para el cual la ley establece una pena de entre 3 y 4 años de prisión.

Vásquez dijo el jueves a la cadena local de radio HRN que "sólo cumplimos órdenes... no vamos a huir del país porque no deseamos dar un mal ejemplo a nuestros subalternos y al pueblo".

Informó que "creemos en la justicia hondureña, no somos asesino sino soldados y patriotas. Y nos pueden acusar de muchas cosas pero somos inocentes y al final la verdad relucirá".

El presidente de la Corte Suprema, Jorge Rivera, fue designado para conocer el caso.

El defensor de los militares, Dagoberto Cantillano, dijo que solicitó a la corte no ordenar la captura de sus clientes ya que éstos se presentarán voluntariamente cuando la justicia los requiera.

Según el gobierno de facto, los militares acataron la orden de captura contra Zelaya que en su momento emitió la Corte Suprema por intentar convocar a una constituyente.

El Estado Mayor Conjunto lo integran los generales Javier Prince, jefe de la fuerza aérea; Miguel García Padgett, jefe del ejército, y Juan Pablo Rodríguez, de la fuerza naval. También Venancio Cervantes y Carlos Cuéllar.

El congreso planificó debatir el lunes una iniciativa que otorgaría amnistía política a todos los protagonistas del golpe de estado y otra para retirar a Honduras de la Alianza Bolivariana para las América (Alba), a la cual Zelaya adhirió en 2008.

Unos 1.000 miembros del Frente de Resistencia Contra el Golpe que respalda a Zelaya recorrieron el jueves las principales calles de la capital para apoyar la adhesión a Alba y se apostaron por dos horas frente al Palacio Legislativo.

El líder de los zelayistas Juan Barahona dijo a la AP que "el inminente retiro de Alba evidencia que el golpe de estado fue realizado para detener las urgentes transformaciones estructurales de la sociedad y mandar un mensaje negativo a los pueblos latinoamericanos que construyen proyectos sociales progresistas".

 

Última actualización el Viernes, 08 de Enero de 2010 01:37
 
ZELAYA HOY ES UN PARIA POLÍTICO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Jueves, 31 de Diciembre de 2009 12:43

CASTO OCANDO

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Seis meses después de derrocado en una polémica acción militar, calificada de golpe de Estado por la mayoría de la comunidad internacional, el ex presidente Manuel Zelaya encara un futuro cada vez más oscuro, con la posibilidad de sufrir una extensa condena de prisión, o un largo exilio.

Ya sin el cuantioso apoyo de los que hasta hace poco fueron sus más entusiastas defensores --Venezuela y Brasil--, Zelaya no tiene por ahora un país que pueda recibirlo después del 27 de enero, cuando el presidente Porfirio Lobo, electo en noviembre, tome formalmente posesión de su cargo.

Si decide permanecer en Honduras, deberá enfrentar severas acusaciones, que abarcan desde traición a la patria hasta uso irregular de dineros públicos, que podrían asegurarle décadas de prisión.

En una muestra de su debilitada posición, Zelaya solicitó el 20 de diciembre asilo político al gobierno de Estados Unidos, el mismo país para el cual tres semanas antes había pedido las más duras sanciones a la Organización de Estados Americanos (OEA), bajo el argumento de que no le estaba prestando el apoyo suficiente para recuperar el poder.

Incluso luce remota la posibilidad de un acuerdo político para obtener una amnistía del gobierno de Lobo. El propio Zelaya desconoce la legitimidad del nuevo gobierno, y en la mediación conducida por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, el tema del perdón al ex mandatario quedó fuera de la agenda.

"Darle la amnistía a Zelaya va a ser un problema muy complejo''', dijo Diego Arria, diplomático venezolano que presidió el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y que actuó como observador en las pasadas elecciones de Honduras.

Por un lado, explicó Arria, Zelaya persiste en una actitud revanchista y desconocedora del nuevo gobierno y, por otro, puede convertirse en un factor de desestabilización si permanece en el país.

Agregó que Zelaya enfrenta cargos que por principio no pueden recibir el perdón de una amnistía, como el uso irregular de dineros públicos.

De acuerdo con un informe del Tribunal Superior de Cuentas de Honduras, dado a conocer el mes pasado, Zelaya está acusado de usar irregularmente más de $10 millones para financiar sin controles administrativos un estilo de vida que incluía el uso frecuente de helicópteros privados, y habitaciones de lujo para sus colaboradores.

En total, Zelaya está acusado de 16 cargos, el más grave de los cuales es el de traición a la patria, por haber intentado modificar la Constitución hondureña para reelegirse, una acción específicamente condenada en las llamadas cláusulas "pétreas'' de dicha carta magna.

Pero el más importante obstáculo para Zelaya probablemente sea que su situación como mandatario derrocado ya dejó de tener interés en la agenda política del continente.

"Es muy difícil saber cuál será su destino, porque es un derrotado políticamente, y ya no es conveniente para quienes le apoyaron'', dijo Michael Shifter, vicepresidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis con sede en Washington, D.C.

Según Shifter, Zelaya fue utilizado por el presidente venezolano Hugo Chávez para avanzar su propia agenda política y atacar a Estados Unidos.

"Pero ahora es difícil ver qué ventaja política podría sacar Chávez de continuar respaldando a un político derrotado'', acotó Shifter.

Añadió que lo más claro que ha quedado hasta ahora es que la derrota de Zelaya significó al mismo tiempo una derrota importante para Chávez.

"Fue una derrota para Chávez por dos razones. Una, perdió un aliado importante, el único que no venía de la izquierda y que se cambió de bando; la segunda razón es que es el único aliado de Chávez que perdió el poder, porque los demás, como Ortega y Morales, siguen en el poder'', precisó Shifter.

La posibilidad de que Zelaya encuentre un país donde refugiarse no está a la vista, luego de que un intento de obtener un salvoconducto dos semanas atrás para exiliarse en México le fue negado por el presidente de facto Roberto Micheletti.

El motivo de la negativa fue que Zelaya pidió salir en calidad de mandatario y no de solicitante de asilo político. Igualmente se ha negado a aceptar el asilo por parte de gobiernos como Brasil y Venezuela, y varios rumores de que se exiliaría en países como Nicaragua, Costa Rica y México han sido negados por él mismo.

"No he pedido, no quiero, no acepto ningún asilo político'', declaró Zelaya en una conferencia de prensa el 9 de diciembre en Tegucigalpa.

Tampoco descartó la posibilidad de trasladarse a un país aliado para buscar apoyo diplomático, aunque no explicó cómo lograría salir de la sede diplomática de Brasil, fuertemente custodiada por los militares hondureños.

Parte de su familia ha tomado un camino distinto. El mismo día del golpe de Estado, su hija menor Hortensia obtuvo asilo político temporal en la embajada de Taiwán en Tegucigalpa. El embajador taiwanés, Timothy Yang, aclaró entonces que el asilo fue concedido por razones humanitarias, ya que la joven acudió en estado de embarazo y con una niña de 5 años.

A pesar de la incertidumbre sobre el futuro de Zelaya, la situación en Honduras tenderá a normalizarse, estimaron los analistas.

Es muy probable que la mayoría de los países que actualmente no reconocen el gobierno de Lobo, como Brasil, terminen pasando la página y aceptando restablecer relaciones, estimó Shifter.

"Ha sido una crisis profunda y hay heridas que necesitan sanarse, pero eventualmente Honduras volverá a la normalidad'', apuntó.

Para Arria, aunque Honduras volverá a restablecer sus relaciones económicas y diplomáticas como antes de la salida de Zelaya, éste pudiera convertirse en un factor de perturbación tanto si se queda como si sale del país.

"Zelaya en Honduras va a crearle un problema muy serio a los hondureños'', indicó Arria. "Y desde afuera, con el apoyo de Chávez, va a ser un factor de perturbación permanente no sólo para Honduras, sino para Centroamérica''.

Última actualización el Jueves, 31 de Diciembre de 2009 12:56
 
«InicioPrev1131113211331134113511361137113811391140PróximoFin»

Página 1140 de 1141