'¿Por qué necesitamos tener una Pequeña Habana?': La portavoz de Mike Pence desata la polémica con e

Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente de Estados Unidos, Mike ...

López Obrador visita la Casa Blanca y es recibido por Donald Trump

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ...

La Casa Blanca advirtió sobre el “plan del régimen ilegítimo” de Maduro para asegurar que las próxim

El embajador Michael G. Kozak, subsecretario interino de Estado para Asuntos del ...

El Nasdaq volvió a marcar un máximo histórico en una nueva jornada positiva para Wall Street

Wall Street cerró este miércoles en verde y uno de sus principales ...

OMS reconhece evidências sobre transmissão da covid-19 pelo ar

A Organização Mundial da Saúde (OMS) reconheceu nessa terça-feira (7) "evidências emergentes" ...

Notícias: Cuba
mm PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 02 de Mayo de 2011 01:32

Video

Cuba Acto de Repudio a Sara Marta Fonseca Quevedo y su familia
 
Castro excarcela a Efraín Rivas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 23 de Abril de 2011 10:43

AFP

LA HABANA

Cuba puso en libertad condicional al preso político Efraín Rivas, un anticastrista de 50 años apresado en 1996 durante una infiltración armada y condenado a 20 años de cárcel, informó este viernes la disidencia.

Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Rivas, a quien consideró preso político, fue excarcelado el jueves tras cumplir 15 años de condena por “actos contra la seguridad del Estado” y “terrorismo”, plazo que ya le permitía gozar de libertad condicional.

Rivas fue hecho prisionero junto a otros dos encausados en Varadero, Matanzas, 150 km al este de La Habana, “mientras realizaban una operación armada contra el gobierno de Cuba”, recordó la CCDHRN en un comunicado.

La prensa cubana reportó entonces que Rivas fue detenido junto a Marcelino Rodríguez (condenado a 25 años) y Yoel Cano (20) cuando dispararon desde una embarcación, procedente de Florida, contra un hotel de la cadena española Meliá, en el principal polo turístico cubano.

Según el portavoz de la CCDHRN, Elizardo Sánchez, “en estos momentos hay por lo menos una decena de prisioneros condenados por similares motivaciones y casi todos han sobrepasado el tiempo mínimo de cumplimiento de condenas para que se les conceda la libertad condicional”.

Desde julio pasado, y tras un inédito diálogo con la Iglesia Católica, Raúl Castro excarceló a más de un centenar de prisioneros, entre ellos 52 opositores que quedaban presos de 75 disidentes condenados en 2003, y el resto con causas en que medió violencia como piratería, terrorismo o sabotaje.

Ese proceso pactado con la Iglesia y apoyado por España, a donde emigraron 115 liberados con sus familias, en tanto 12 quedaron en Cuba, fue dado por “concluido” por Madrid, y por Raúl Castro en un discurso el pasado sábado sin precisar si continuarían o no otras excarcelaciones.

Tanto la CCDHRN como la agrupación Damas de Blanco, esposas de ex presos políticos, sostienen que quedan en prisión alrededor de sesenta prisioneros, que no cometieron hechos de sangre ni delitos comunes.

Esta nueva excarcelación abre la posibilidad de que el Gobierno siga con liberaciones no concertadas con la Iglesia.

 
50 años de Bahía de Cochinos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 17 de Abril de 2011 10:51

El 17 de abril de 1961, 1.400 exiliados apoyados por los EEUU desembarcaron en su país. A 50 años de la operación, el Capitolio rindió homenaje a los sobrevivientes.

Crédito foto: AP


En 1961 la Revolución Cubana tenía apenas dos años. Pero en ese tiempo se habían generado suficientes problemas con su vecino demasiado cercano y demasiado poderoso, los Estados Unidos, como para que las relaciones diplomáticas normales pudieran mantenerse.

La nacionalización de intereses norteamericanos en Cuba más las medidas de presión política y de expropiación económica llevaron primero al cese de los contratos azucareros -una fuente de ingresos fundamental para la isla- y luego de la provisión de petróleo. Por fin, en enero de 1961, el presidente Dwight Eisenhower rompió los vínculos con el gobierno revolucionario. Fidel Castro comenzó a acercarse más y más a la Unión Soviética, de la que su país acabaría siendo un satélite.

Un aliado de Moscú a 90 millas de la costa era un problema muy difícil en los momentos más agudos de la Guerra Fría. Desde marzo de 1960 Eisenhower había delegado en manos de la Central de Inteligencia (CIA) la búsqueda de una solución al problema. Bajo la dirección de Allan Dulles, el organismo comenzó a desarrollar la Operación Pluto. El segundo de Dulles, Ricard Bissell Jr., reclutó a cubanos anticastristas para una invasión, según los documentos desclasificados en 1998. El entrenamiento comenzó en Guatemala y Nicaragua.

En esos entrenamientos murió Carlos Rafael Santana Estévez, el combatiente número 2506. Su número dio nombre a la Brigada.

Mientras el plan avanzaba, Eisenhower dejaba la Casa Blanca y John Fitzgerald Kennedy lo sucedía.

1.400 exiliados en la oscuridad

En la madrugada del 17 de abril de 1961 los 1.400 exiliados cubanos desembarcaron de cuatro buques en Bahía de Cochinos, una zona cenagosa que Castro conocía bastante mejor que ellos de los tiempos de la lucha guerrillera. Debían bajar tanques y municiones, cavar trincheras y establecer contacto con las fuerzas locales que los esperaban.

Sin embargo, se demoraron. Las condiciones geográficas eran más difíciles de lo que esperaban. Castro estaba al tanto de la invasión por una comunicación cifrada desde Guatemala, que el periodista argentino Rodolfo Walsh -que se hallaba en Cuba como cofundador de la agencia oficial Prensa Latina- había interceptado y desentrañado. Desde una semana antes, el gobierno hacía detenciones masivas de opositores.

Castro movilizó a 20.000 hombres, muchos de ellos ciudadanos sin formación militar, que asumieron un compromiso personal en el combate. El día anterior, en el entierro de siete cubanos muertos por un ataque aéreo de fuerzas estadounidenses, había confesado su credo político. "Lo que el imperialismo no puede perdonarnos es que hayamos hecho una revolución socialista bajo las narices de los Estados Unidos".

Más importante aún: había convertido el acto en una arenga patriótica. "¡Y defenderemos con estos rifles esta revolución socialista!", había dicho. Eran los primeros tiempos de un movimiento político que había puesto fin a la dictadura de Fulgencio Batista.

Kennedy, mientras tanto, decidía que no habría más apoyo a los exiliados para un ataque que implicara una mayor exposición del país. Ya los bombardeos y la muerte de cuatro pilotos estadounidenses le parecieron costos públicos demasiado altos.

66 horas de combates

Fidel Castro estaba en su casa cuando un oficial del Ministerio de Defensa cubano le dio la noticia: 1.200 hombres habían desembarcado en Bahía de Cochinos.

No manifestó asombro. En Miami la prensa había cubierto los pasos de José Miró Cardona, dirigente de los exiliados en los Estados Unidos que se había proclamado líder del Frente Unidos Revolucionario que tomaría provisoriamente el poder luego de una invasión. Aunque el gobierno de Kennedy intentó que las operaciones se mantuvieran en la mayor discreción, las radios y los diarios trataban el caso en episodios.

Quizá el error más grande -según los expertos en el gobierno de Kennedy- sucedió dos días antes del desembarco y selló su suerte. Los ocho bombarderos que debían destruir la flota de aviones de Castro la dejaron casi intacta. Pero constituyeron suficiente aviso de la inminencia de los acontecimientos.

"Si este ataque aéreo fuera preludio de una invasión, el país, en pie de lucha, resistirá y destruirá con mano de hierro cualquier fuerza que intente desembarcar en nuestra tierra", dijo Castro en un discurso sobre los bombardeos del 15.

Los combates duraron 66 horas. Un nuevo libro, The Brilliant Disaster, de Jim Rasenberger, reproduce los angustiados mensajes de radio de los rebeldes que nunca recibieron la ayuda logística que esperaban, ni siquiera de un task force de la marina ubicado en un buque a pocas millas de la ciénaga donde se hallaban en la bahía.

Sin el factor sorpresa y sin el apoyo de Kennedy, los 1.400 quedaron librados a su suerte. Ni siquiera la geografía estuvo a su favor. Además de los cuatro pilotos, 114 brigadistas perdieron la vida, diez de ellos luego de haberse rendido, mientras los transportaban encerrados en una rastra -un accidente que el gobierno castrista dijo lamentar. También hubo bajas entre los locales: 156 cubanos murieron en la defensa del gobierno revolucionario.

Las pérdidas

El resto de la Brigada 2506, 1.202 hombres, fue detenido. Las negociaciones por su liberación duraron 20 meses: tanto fue el tiempo que los brigadistas pasaron la zozobra de la Crisis de los Misiles como prisioneros.

Por medio de la gestión personal del hermano del presidente y ministro de Justicia, Robert Kennedy, ante las compañías farmacéuticas y de alimentos, se cumplió el acuerdo con Castro: 53 millones de dólares en compotas y vacunas para niños. El primer contingente de brigadistas liberados llegó a los Estados Unidos el 23 de diciembre de 1962.

Seis días más tarde Kennedy los honró en un acto en el Orange Bowl de Miami. "Les aseguro que esta bandera regresará a la Brigada en una Habana libre", les dijo al recibir el símbolo que le regalaron. La ilusión no conmovió a los combatientes, que hasta el día de hoy se sienten traicionados por el ex presidente demócrata asesinado en 1963.

 
Alarcón: Octogenarios sí, jóvenes no! PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 28 de Abril de 2011 11:39

Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional, apeló a otra de sus ocurrencias para justificar el inmovilismo generacional en la dirección del régimen y dijo que jubilar a los octogenarios significaría llevar a la práctica "lo que no pudo hacer la CIA".

"Hay octogenarios, hay compañeros de cierta edad que continúan teniendo jerarquías altas, digamos; pero, bueno, ¿qué le vamos a hacer?", señaló el dirigente en una entrevista con la publicación miamense Progreso Semanal, simpatizante del régimen de La Habana.

Alarcón, de 74 años, afirmó que "una parte esencial" de la política de Estados Unidos hacia Cuba "pasaba por la liquidación física de los dirigentes cubanos, pero fracasaron".

"Como fracasaron, estamos aquí muchos, y qué vamos a hacer, ¿autodestruirnos? O sea, hacer lo que no pudo hacer la CIA? ¿Por qué? Porque eso no tiene ni pies ni cabeza… No hay por qué sacar del Comité Central a un octogenario sencillamente porque el imperio no pudo matarlo antes. No, qué se fastidien", apuntó.

El promedio de edad del Buró Político es de 67 años.

"No es lo perfecto, pero es lo que podemos hacer por ahora", dijo Raúl Castro en la clausura del VI Congreso, y prometió caras nuevas durante la conferencia nacional prevista para el 28 de enero de 2012.

Alarcón, ratificado como miembro del Buró Político, restó importancia al "jueguito de los medios" sobre las edades de los dirigentes y pidió mirar hacia las provincias del país, sin ningún poder real, donde no hay "ni un solo" octogenario dirigiendo.

Más experimentos... y dirigentes

El presidente del "parlamento" anunció que las nuevas provincias de Artemisa y Mayabeque se someterán al "experimento" de separar las funciones de las Asambleas del Poder Popular y el Consejo de Administración.

"O sea, el alcalde del municipio, que es el presidente del Gobierno municipal, también lo es de la Asamblea municipal. Y lo mismo ocurre en la provincia (...) Es la misma persona, con lo cual se limita la capacidad de control, de verificación que debe ejercer el poder legislativo", señaló en la entrevista.

El dirigente habló de "otras modificaciones a los mecanismos", que no mencionó, para "reducir" la burocracia.

"La Asamblea Nacional decidió que las estructuras de Gobierno en esas dos provincias no sería la misma que la que tienen todas las demás (...), y que trataríamos de experimentar en ambas, para ver si de ahí se pueden extraer conclusiones aplicables en el resto del país", aseguró.

Ricardo Alarcón también informó, sin ofrecer detalles, que en el VI Congreso del PCC se presentó una resolución para reformar la Ley Electoral.

Tomado del DIARIO DE CUBA

Última actualización el Jueves, 28 de Abril de 2011 11:42
 
Cuba: Autocracia Represión Dogmatismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 21 de Abril de 2011 14:16
Cuba seguirá atrapada por su pasado autocrático, represivo y dogmático, dice la FNCA

Por Agencia EFE

Miami (EE.UU.), 20 abr (EFE).- La influyente Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) consideró hoy que los cambios anunciados en el VI Congreso Comunista de Cuba evidencian un "mayor atrincheramiento" de la cúpula gobernante amparada por el "militarismo y la represión".

Para la FNCA, con sede en Miami, la imagen de un "Fidel Castro en estado cuasi catatónico, y un Raúl Castro colérico y amenazante, augurando más de lo mismo y menos de todo, representan el mejor símbolo de los resultados de este cónclave".

"Cuba seguirá atrapada entre el espectro de un pasado autocrático, represivo y dogmático y un futuro marcado por la decisión de la gerontocracia gobernante de mantenerse en el poder a toda costa, mientras allanan el camino para la sucesión hereditaria de familiares y acólitos", afirmó la organización en un comunicado.

Precisó que hay seis militares de alto rango entre los 12 nuevos miembros del Buró Político, la máxima estructura de poder, que fue reducida de 19 a 15 integrantes.

También hay una sola mujer y solo tres negros, "en un país donde ambos sectores representan más de la mitad de la población", mientras dos yernos de Raúl Castro fueron elevados al Comité Central del PCC.

Uno de ellos, indicó la FNCA, Luis Alberto Rodríguez, actualmente controla el 60 por ciento de la economía, "hoy militarizada".

"Estos datos evidencian el intento de perpetuación de un sistema que ha mantenido al pueblo marginado de la toma de decisiones y del ejercicio de la voluntad popular por más de 52 años", manifestó la organización.

La FNCA rechazó "rotundamente" los resultados del congreso comunista, "que demuestran a las claras que los cubanos no pueden esperar ningún cambio fundamental en sus vidas y bienestar que provenga de la cúpula gobernante".

"Una vez más se hace patente que el camino hacia un verdadero cambio democrático en nuestra patria no vendrá ni del régimen, ni de factores externos, sino que transita por el ejercicio de la voluntad del pueblo encausada a través del ejercicio de la no violencia activa", aseguró.

En ese contexto, añadió que es necesario que el pueblo cubano asuma la responsabilidad de promover su libertad como consecuencia de sus propias acciones, y "no esperar por la repentina conversión o buena voluntad de sus gobernantes".

Última actualización el Jueves, 21 de Abril de 2011 14:19
 
«InicioPrev1881188218831884188518861887188818891890PróximoFin»

Página 1881 de 1900