El desplome del turismo extranjero en Cuba fue de casi un 25% en julio

La llegada de turistas a Cuba se desplomó un 23,6% en julio, comparado con ...

Alberto Fernández todavía no garantiza la continuidad de la política exterior con respecto a Venezue

El triunfo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner en las PASO incrementa ...

Venezuela: Maduro intenta aparentar control sobre los contactos con EEUU, pero Bolton lo desmiente

Nicolás Maduro dijo el martes que envió emisarios para mantener líneas de ...

Boris Johnson afirmó que el Reino Unido "no puede aceptar el acuerdo actual" de Brexit

l gobierno británico "no puede aceptar" el acuerdo actual de divorcio con ...

Governo anuncia plano para privatizar nove empresas estatais; veja lista

O governo federal anunciou nesta quarta-feira (21) um plano para privatizar nove ...

Notícias: Cuba
Preocupa a EEUU perforación en Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 19 de Octubre de 2011 08:51

Erika Bolstad

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Ahora que las perforaciones exploratorias en busca de petróleo junto a las costas de Cuba tienen fecha fijada de comienzo para diciembre, el gobierno de Estados Unidos admitió el martes que, debido a la frialdad de sus relaciones diplomáticas con ese país, tendría una habilidad limitada para controlar la respuesta de un derrame de crudo allí, mucho menos uno de la magnitud del desastre del Deepwater Horizon ocurrido el año pasado en el Golfo de México.

Reguladores de EEUU dijeron que su principal influencia para animar a que se usen prácticas de perforación seguras en Cuba es con la compañía que hará la primera ronda de exploración petrolera en las costas del país comunistas: la compañía petrolera Repsol de España. Debido a sus otros considerables intereses en EEUU, Repsol probablemente actuará con cautela en un proyecto a menos de 100 millas de las costas de la Florida, dijo Michael Bromwich, director de la agencia que inspecciona las perforaciones petroleras en Estados Unidos, la Oficina de Seguridad y Control Medioambiental

Es probable que los amplios intereses de Repsol en EEUU hayan “jugado un papel significativo en el hecho de que hayan mostrado tanta cooperación como lo han hecho”, dijo Bromwich el martes por la mañana a la Comisión de Energía y Recursos Naturales del Senado.

Bromwich dijo además que la compañía se ha comprometido públicamente a atenerse a las regulaciones estadounidenses y a los más altos estándares de la industria mientras trabaje en aguas cubanas. La compañía ha dado permiso a los reguladores de EEUU a inspeccionar la plataforma de excavación que van a usar, dijo Bromwich, aunque dicha inspección tendrá que llevarse a cabo antes de que la misma entre a aguas cubanas. La agencia, conjuntamente con la Guardia Costera de EEUU, ha participado ya en una maniobra de respuesta en las instalaciones de Repsol en Trinidad.

Los reguladores han dejado en claro que esperan que la compañía “se atenga a los estándares de la industria, así como a estándares internacionales del medioambiente, la salud y la seguridad, y a establecer sistemas adecuados de prevención, mitigación y limpieza para el caso de que ocurra algún incidente”, dijo Bromwich.

Pero otros en la audiencia advirtieron que al petróleo derramado no le importan las fronteras políticas ni los embargos. Y, aunque el Congreso tiene gran curiosidad sobre Cuba debido a la limitada información disponible sobre los planes de dicho país, otros vecinos del Caribe y el Golfo de México están además explorando en busca de petróleo cerca de las aguas de EEUU. Entre ellos están Jamaica, las Bahamas y operaciones de México ya en curso.

“Si cerramos aquí los ojos y decimos ‘aquí no va a pasar’, nos estamos engañando a nosotros mismos”, dijo la senadora Lisa Murkowski, republicana de Alaska, la principal republicana en la Comisión de Energía y Recursos Naturales del Senado. “De ocurrir un derrame, el impacto del mismo no se detendrá necesariamente ante nuestras fronteras”.

La manera en que se permita responder a compañías estadounidenses a cualquier derrame potencial en aguas cubanas podría ser de vital importancia en la protección de la Florida y las Bahamas, afirmó Paul Schuler, presidente y presidente ejecutivo de Clean Caribbean & Americas (CCA), un consorcio de respuesta a derrames petroleros radicado en Fort Lauderdale y financiado por compañías petroleras. Él hizo un llamado a “simplificar” la maraña burocrática que se exige a las compañías con sede en EEUU para que puedan tener cualquier tipo de relación con el gobierno comunista de Cuba.

La organización de Schuler, que respondió al derrame en el Golfo de México de BP en el 2010, ha estado involucrada en Cuba desde el 2001, cuando Repsol y la empresa brasileña Petrobras empezaron a trabajar allí. CCA solicitó y recibió licencias de los departamentos del Tesoro y de Comercio para viajar y exportar equipos a Cuba. Ellos estuvieron recientemente en Cuba para trabajar con Repsol y Petronas, la compañía petrolera estatal de Malasia que está también explorando en Cuba, dijo Schuler.

Uno de los principales expertos en la capacidad de perforaciones petroleras en Cuba, Jorge Piñón, advirtió a la comisión que EEUU no debería “intimidar” a Repsol, la cual no es la única compañía petrolera en explorar las aguas cubanas. Piñón señaló que EEUU no tiene en el caso de entidades estatales como Petronas la influencia que posee sobre compañías que cotizan en bolsa con intereses en EEUU, como es el caso de Repsol.

"México, Cuba y las Bahamas están en proceso de implementar los estándares y regulaciones de perforación más avanzados y más al día”, dijo Piñón, antiguo ejecutivo de Amoco e investigador visitante del Instituto de Investigaciones Cubanas del Centro de América Latina y el Caribe de la Universidad Internacional de la Florida. “Pero, ¿cuentan ellos con los recursos, las capacidades, los activos, el personal y la experiencia para ponerlas en práctica? ¿Pueden las agencias regulatorias de estos países inspeccionar debidamente a las compañías operadoras? Estos son temas a debatir”.

Algunos legisladores republicanos se han quejado anteriormente de que Cuba tenga la posibilidad de hacer perforaciones tan cerca de las costas de EEUU, aun cuando se mantenga en vigor la existencia de una zona intermedia de 125 millas en aguas estadounidenses junto a la mayor parte de las costas de la Florida. El martes, estas quejas salieron a relucir de nuevo.

‘¿Por qué no perforar allí?”, preguntó el senador Bob Corker, republicano de Tennessee. Bromwich dijo a Corker que la agencia haría los contratos de arrendamiento en la zona occidental del Golfo de México en diciembre, y en la zona central del Golfo en mayo o junio.

Y legisladores de ambos partidos continúan preocupados sobre la presencia de Repsol en Cuba. En septiembre, 34 legisladores encabezados por la representante federal Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Miami, hicieron una carta a Repsol pidiéndole que se mantuviera alejada de las aguas cubanas, diciendo que los planes pendientes de perforaciones exploratorias de la firma respaldarían al régimen de Castro y “financiar el aparato represivo que aplasta violentamente toda disidencia”.

Ella presentó además una legislación que negaría visa de entrada a EEUU a todo no ciudadano que haya trabajado en la industria de perforaciones petroleras de Cuba. El proyecto de ley impondría además sanciones y otras penalidades a personas y entidades que inviertan en el desarrollo de los recursos petroleros de Cuba.


Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/10/18/v-fullstory/1047611/preocupa-a-eeuu-perforacion-en.html#ixzz1bDNeYY36

 
Liberado el grafitero cubano El Sexto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 14 de Octubre de 2011 18:48

El grafitero cubano Danilo Maldonado Machado (El Sexto), quien fuera detenido violentamente el pasado 10 de octubre, quedó liberado este jueves, según informaron el escritor Orlando Luis Pardo y la bloguera Yoani Sánchez en sus cuentas en Twitter.

La información de la liberación le llegó inicialmente a Antonio Rodiles, Estado de Sats, por un amigo no identificado en los mensajes, a través de una llamada telefónica.

Se conoció además que las autoridades habían trasladado a El Sexto a su domicilio y que le habían requisado su computadora (ordenador) y una cámara, según mensaje de la editora del blog Generación Y.

Tanto Yoani Sánchez como Orlando Luis Pardo añadieron que el grafitero fue interrogado por la policía política, quienes además le mintieron diciéndole que la propia bloguera había sido arrestada también.

Según los mensajes, Pardo y otros 20 amigos y conocidos de El Sexto se trasladaron en un autobús P-14 a la casa de la madre de Maldonado Machado, para cerciorarse de su liberación y celebrarla.

En la cuenta de @OLPL pueden verse fotos tomadas durante el encuentro con el grafitero.

Tomado de CUBAENCUENTRO

 
Las Damas de la redención PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 04 de Octubre de 2011 14:24

Andrés Reynaldo

El día de la Virgen de las Mercedes, patrona de los presos, las Damas de Blanco no pudieron salir a misa. Como es habitual, una turba organizada por las autoridades y agentes de seguridad les cerró el paso a golpes, empujones y escupitajos. Esta vez, el turno de porristas tocó a los estudiantes universitarios; entre ellos (¡no faltaba más!) alumnos de la Facultad de Derecho. Un amplificador de sonido impregnaba la calle con fragmentos de discursos de Fidel. Difícil encontrar otra escena que ilustre mejor el grado de encanallamiento que la dictadura de los hermanos Castro le ha impuesto a tres generaciones.

En cualquier otro país, la Iglesia Católica y el Vaticano hubieran alzado su vehemente protesta. Pero no en Cuba. El silencio de los obispos de la isla y, en particular, del cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana, raya en la apostasía. Nunca en América Latina una dictadura había conseguido alejar a una Iglesia de su protectora misión de manera tan minuciosamente abyecta. En sus últimas declaraciones, Ortega ha disculpado a las autoridades centrales de cualquier papel en recientes y brutales ataques a la oposición pacífica en las provincias orientales. De paso, advirtió que la Iglesia no apoya ningún intento de cambiar el status quo. Así, nuestra jerarquía católica ha transitado del credo de Jesús al credo de Caifás.

Mucho ha cambiado la fibra moral del cubano desde 1959. La Iglesia que durante la lucha contra Fulgencio Batista fue refugio y, en no pocas ocasiones, bastión conspirador, ahora se parte de la risa haciéndole comparsa a Raúl Castro en el destierro de los disidentes. Los universitarios, ayer la abnegada y autónoma vanguardia de las causas nobles, hoy sirven de brazo paramilitar a una cúpula octogenaria y corrupta que apenas puede organizar el día a día entre la renuencia al cambio y el aterrado afán por ofrecer una apariencia de cambio. Exquisitos poetas glorifican las Palabras a los Intelectuales de Fidel Castro en 1961, un documento reaccionariamente pedestre incluso en la esfera del pensamiento estalinista. Trovadores que se oponen a la pena de muerte en el resto del mundo se apresuran a firmar un manifiesto a favor del fusilamiento de tres jóvenes negros que intentaron robar una lancha para escapar a Miami. Los jueces no se atreven siquiera a hacer valer a favor de los ciudadanos las espurias leyes de un gobierno ilegítimo y las cantantes de boleros confiesan a la prensa que el sueño de sus vidas es cantarle en la intimidad al Comandante.

En el exilio también se cuecen habas. Tenemos millonarios que van a refrescar sus vanidades políticas a Varadero y regresan conmovidos de que no les hayan pateado el trasero, poetisas de rango casero que acuden a La Habana para hacerse escuchar por estupefactos jóvenes llevados en guaguas desde sus escuelas, cubanólogos que teorizan acerca de “los cambios que no se ven” y el efecto benéfico de la revolución (ni de broma le dicen dictadura) sobre nuestra identidad. Tenemos mercaderes de arte y mercaderes del diálogo, aspirantes a presidentes que todavía le hacen carantoñas a la nomenclatura en aras de sacar su tajada de un hipotético proceso de transición y periodistas y blogueros que se dedican a pintar a los exiliados de Miami como la tranca en la rueda de la reconciliación nacional. Dándole la vuelta al verso de Nicolás Guillén: tenemos lo que no teníamos que tener.

Por cínico que parezca, si una ganancia ha podido sacarse de nuestra espeluznante tragedia, es que hemos llegado a un punto donde ya no sólo hay que hablar de reconstrucción económica y restauración democrática, sino principalmente de refundación nacional. El castrismo ha probado la devastadora capacidad del tradicional discurso revolucionario cubano, al igual que su intrínseca irresponsabilidad y, en suma, su palmaria ignorancia de las características y realidades de la nación. Hemos perdido más de un siglo matándonos, excluyéndonos y arruinándonos la mutua hacienda en aras de una patria con todos y para el bien de todos cuando gozábamos de las condiciones insulares y externas, los talentos y la voluntad ética para lograr en paz una patria con cada uno y para el bien de cada uno.

Ebrios de una esperpéntica misión en Nuestra América como valladar frente a Estados Unidos echamos por la borda una relación privilegiada por la posición geográfica y los vínculos culturales y comerciales que, pese a insoslayables intromisiones en nuestra soberanía, fue una garantía de estabilidad y una constante fuente de superación y riqueza. La permanencia de Fidel se debió a su habilidad para encarnar ese espíritu revolucionario (de prematuros rasgos fascistas) que corrompió, al principio con una demagoga construcción romántica y luego casi siempre a punta de pistola, la conciencia crítica que pugnaba por fraguar entre nuestras elites desde mediados del siglo XIX. Acaso sea una labor de décadas, pero el discurso político cubano no podrá ofrecer un camino racional, plural y moderno hasta que las nociones y figuras que han perpetuado esa cultura mesiánica, imperativa y a fin de cuentas abusiva sean sometidas a un descarnado análisis. Con una informe poética y un ideario de tertulia de la España de charanga y pandereta, en los excesos de esa tradición se ocultan abominables mentiras y un patológico anhelo de aniquilación.

¿La transición? Ya está hecha. La dictadura ha logrado sin tropiezos la sucesión dinástica, con una desembozada tendencia al nepotismo. ¿Los cambios? Saltan a la vista. Tanto socialismo como sea necesario para dominar al pueblo y tanto capitalismo como sea necesario para mantener a la familia gobernante. La fórmula es terriblemente aceitosa y el poder se les está resbalando de las manos. Mientras tanto, el más visible vestigio de redención moral, la única manifestación de una identidad forjada en nuestras auténticas virtudes y nuestros posibles proyectos, el frágil puente entre la Cuba que pudo ser y la que quizás ya nunca será, son esas mujeres vestidas de blanco empecinadas en ir a misa.

 
El cardenal Ortega renuncia y se retira PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 16 de Octubre de 2011 10:54

Juan O. Tamayo

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

El cardenal cubano Jaime Ortega celebrará el martes su 75 cumpleaños. Y, como lo requieren las normas de la Iglesia Católica, presentó su renuncia como arzobispo de La Habana.

La mayor parte de los analistas están de acuerdo en que es muy poco probable que el Vaticano acepte la renuncia de un prelado que está al frente de la más poderosa organización no gubernamental en Cuba, que fue un país oficialmente ateo durante los años 1962-1991 y todavía tiene un régimen comunista.

El gobierno de Raúl Castro ha permitido a Ortega que construya un nuevo seminario, abra una escuela de negocios y organice programas caritativos que incluyen hogares de ancianos y comedores para los pobres.

Ortega ayudó además en la decisión de Castro de poner en libertad a más de 100 disidentes encarcelados, y el año pasado sirvió de mediador para detener los brutales ataques por parte de turbas organizadas por el gobierno contra las Damas de Blanco.

No obstante, los críticos afirman que Ortega ha denunciado sólo débilmente los abusos de los derechos humanos, y ha tratado de refrenar a los católicos que critican al gobierno, como el padre José Conrado Rodríguez y el ex director de la revista Vitral, Dagoberto Valdés.

También se quejan de que ayudó a Castro a deshacerse de los presos políticos liberados porque todos menos 12 salieron directamente de la cárcel a España en lo que se ellos denunciaron como un “exilio forzoso”. Ortega insiste en que ellos se fueron voluntariamente.

Valdés y otros pronostican que el papa Benedicto XVI no aceptará la renuncia de Ortega ahora, en un momento en que la Iglesia enfrenta “circunstancias favorables” y se está preparando para el 400 aniversario de la santa patrona cubana, Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, el año próximo.

Además, Ortega está bien de salud, y los problemas de esa índole son la razón principal por la que las reglas de la Iglesia establecen el retiro de los deberes pastorales a los 75 años, afirmó Valdés por teléfono desde su casa en la provincia occidental de Pinar del Río.

Su renuncia al arzobispado podría ser aceptada –aunque seguiría siendo cardenal– en dos años, tal vez después de una visita papal para los eventos de la Virgen de la Caridad, dijeron funcionarios de la iglesia. Y es demasiado temprano para especular sobre quién será su sucesor.

Pero incluso Valdés, quien ha tenido choques con Ortega en el pasado, admite que la Iglesia cubana ha ganado mucho terreno desde que el fin de los subsidios soviéticos a principios de la década de 1990 sumió a la isla en el caos.

“El comunismo no estaba funcionando, la gente necesitaba creer en algo, y la Iglesia asumió algunas de las funciones del Estado”, dijo Uva de Aragón, quien estuvo a cargo del Instituto de Investigaciones Cubanas en la Universidad Internacional de la Florida.

La visita del papa Juan Pablo II a Cuba en 1998 provocó además un aumento en la asistencia a misa, los matrimonios y los bautismos en la Iglesia. Y, aunque la asistencia disminuyó en los últimos años, la Iglesia administra ahora toda una variedad de programas de bienestar social.

Hay hogares de ancianos atendidos por monjas, y algunas iglesias envían a los parroquianos a que hagan visitas a las casas de los ancianos y discapacitados. Otros administran programas de comida gratis y dispensarios de medicinas para adultos, y clases de religión, computadora y otras materias para niños.

La nueva sede del Seminario de San Carlos y San Ambrosio, inaugurada en noviembre del año pasado, fue la primera construcción de ese tipo permitida desde 1959, y se ha dado a los sacerdotes un mayor acceso a la radio y la televisión estatales.

Además, las publicaciones de la Iglesia han incluido artículos elogiando o criticando las radicales reformas económicas propuestas por Castro, incluyendo una significativa apertura para los pequeños negocios privados y recortes en los controles centralizados del gobierno.

La Iglesia se unió asimismo a una universidad española en un programa en La Habana que ofrece una maestría en Administración de Negocios, organizó clases para los nuevos empresarios sobre cómo llevar libros de contabilidad, y está explorando la posibilidad de gestionar microcréditos para las nuevas compañías privadas.

Esto es una mejoría gigantesca con respecto a 1961, cuando Fidel Castro expulsó a cientos de sacerdotes y monjas –13 de ellos en el barco Covadonga–, cerró todas las escuelas católicas y confiscó casi todos sus edificios.

La cárcel Villa Marista de la Seguridad del Estado era antes una escuela para varones de los Hermanos Maristas. Ortega pasó los años 1966-1967 en uno de los campamentos de trabajos forzados para hombres “inadecuados” para el servicio militar, tales como católicos practicantes y homosexuales.

“Yo comprendo las frustración de muchas personas que quisieron un enfrentamiento mayor con el gobierno”, dijo De Aragón. “Pero yo no critico porque han mejorado muchas cosas, y lo que se ve es la punta del iceberg”.

Pero otros hacen desfavorables comparaciones de Ortega con los líderes católicos de Polonia, Nicaragua, Venezuela y El Salvador, quienes han sido mucho más agresivos en sus demandas a favor de los derechos humanos y civiles.

“El no hizo mucho por los derechos humanos o los presos políticos, y lo que hizo lo hizo tarde y bajo órdenes del Vaticano”, afirmó Andy Gómez, investigador del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami.

El portavoz de Ortega en la arquidiócesis de La Habana, Orlando Márquez, declaró que el cardenal ya había presentado la renuncia requerida por su 75 cumpleaños, pero se negó a hacer comentarios más sustanciosos para esta historia.

Cuando Juan Pablo II nombró cardenal a Ortega en 1994, funcionarios del Vaticano dijeron a un periodista que el Papa quería “fortalecer a la Iglesia en áreas en las que ha sufrido interferencia o persecución por parte de las autoridades locales”.

Pero los activistas católicos de Cuba lo han acusado a menudo de timidez en sus relaciones con Fidel Castro y su hermano menor Raúl, quien lo sucedió en el poder en el 2006.

Supuestamente, Ortega presionó a Valdés para que bajara el tono de las críticas al gobierno que publicaba en Vitral, revista de la diócesis de Pinar del Río. Valdés renunció a la dirección y Vitral cerró tras una disputa con el obispo local.

El cardenal también se mantuvo distanciado de Oswaldo Payá, quien dirige el Movimiento Cristiano Liberación, que el régimen considera ilegal. El Proyecto Varela de Payá reunió 25,000 firmas exigiendo un referéndum sobre el sistema comunista.

El padre Rodríguez fue transferido recientemente de Santiago, la segunda ciudad en tamaño de Cuba, a una diminuta iglesia rural. Ha criticado a los Castro y se ha quejado de que la Iglesia ha abandonado su deber “profético”: denunciar las injusticias.

Cuando las Damas de Blanco le pidieron en septiembre que las ayudara a detener una ola represiva del gobierno contra las manifestaciones de disidentes en la zona oriental de Cuba, Ortega respondió que la Iglesia estaba en contra de toda forma de violencia, pero publicó una advertencia velada.

Todo lo “que pudiera afectar la convivencia pacífica y romper el bienestar de la nación, no puede encontrar ningún apoyo entre aquellos de nosotros que tenemos una visión cristiana del mundo”, afirmó en un comunicado dado a conocer por Márquez.

Valdés afirmó que, se diga lo que se diga a favor o en contra de Ortega, la Iglesia Católica ha estado ayudando a los cubanos a alcanzar una vida mejor y se mantiene comprometida con esa meta.

“El Vaticano mira más largo y más alto que cualquier otra institución”, subrayó. “Tiene todo el tiempo del mundo, por encima de los aguaceros temporales”.


Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/10/13/v-fullstory/1045310/el-cardenal-ortega-a-las-puertas.html#ixzz1awLtnI2o

 
EUA no cambiará a "los 5" por Gross PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 07 de Octubre de 2011 19:27

EE UU reitera que no liberará a ningún espía a cambio de Alan Gross

Agencias

|

Washington

| 07-10-2011 - 8:56 pm.

 

'René Gonzalez fue juzgado y condenado en una corte federal. No es un preso político y, por tanto, su caso no tiene comparación con el de Gross", aseguró el Departamento de Estado.

El caso de René González, excarcelado hoy en Estados Unidos tras cumplir 13 años de prisión por espionaje, "no tiene comparación" posible con el del contratista estadounidense Alan Gross, encarcelado en Cuba por el mismo delito.

Así lo aseguró hoy en declaraciones a EFE un portavoz de la oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

"René Gonzalez fue juzgado y condenado en una corte federal estadounidense. No es un preso político y, por tanto, su caso no tiene comparación con el de Alan Gross", aseguró.

El portavoz respondió así a los rumores reproducidos por algunos medios, según los cuales EE UU se plantea liberar a los cinco espías condenados en 2001 por integrar la Red Avispa si el Gobierno de Cuba excarcela a Gross, condenado en marzo a 15 años de prisión por regalar teléfonos satelitales.

"Estados Unidos no piensa en dejar salir a ninguno de los cinco cubanos a cambio de Alan Gross", dijo el portavoz, quien subrayó que el estadounidense "no es un espía".

Tras cumplir su pena de 15 años de cárcel, reducida a 13 por buena conducta, González, que tiene también nacionalidad estadounidense, fue puesto hoy en libertad en Marianna (Florida), pero no podrá regresar a Cuba hasta que no cumpla tres años de libertad supervisada en Estados Unidos.

La jueza que le condenó en 2001, Joan Leonard, no ordenó entonces su deportación tras la condena, como suele suceder con los extranjeros que han cumplido su sentencia en Estados Unidos.

El portavoz del Departamento de Estado explicó esta decisión "porque la deportación se concede sólo a personas que tienen protección diplomática", y González carecía de ella.

Tomado de DIARIO DE CUBA

Última actualización el Viernes, 07 de Octubre de 2011 19:29
 
«InicioPrev1781178217831784178517861787178817891790PróximoFin»

Página 1786 de 1812