Una escuadra de buques de guerra rusos pasará el lunes por la Habana camino a Venezuela

Una agrupación de buques de la Marina de Guerra de Rusia llega ...

Migración de México detiene a la cónsul de Nicaragua que trasladaba a tres cubanos irregulares

El Instituto Nacional de Migración de México (INM) informó este domingo en UN comunicado ...

Venezuela: Maduro suspende desfile militar en medio de ola de detenciones de oficiales

Se trata de la fecha más emblemática en la historia venezolana y ...

Sanciones y supuestos ciberataques tensan aún más la relación entre Irán y EE UU

EE UU ha decidido responder con la amenaza de nuevas sanciones y ...

Turma do STF adia julgamento sobre pedido de liberdade de Lula; defesa quer prioridade na análise

A Segunda Turma do Supremo Tribunal Federal (STF) adiou nesta segunda-feira (24) ...

Notícias: Cuba
Carta al Papa Benedicto XVI de Maria Elena Morejón Rodríguez PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 14 de Noviembre de 2010 19:58
Hannover, 07. Noviembre 2010
A Su Santidad Benedicto XVI:
Apoyados en el espíritu de la tradición cristiana recurrimos a usted recordando que el Concilio Menor de Sardina autoriza a cualquier cristiano a apelar directamente al Papa, esperando que se nos sea reconocidos y oídos.
Como muchísimos cubanos víctimas de la brutal dictadura que por más de cincuenta (50) años ha mantenido a mi pueblo en una situación de degradación humana sin límites, en especial, como parte del pueblo de Dios y del rebaño católico cubano, he visto con dolor y frustración la indigna actitud con la que la Iglesia Católica ha venido arropando a los responsables de tanto dolor causado a mi tierra.
Desde los propios comienzos de la dictadura castrista y con ella los fusilamientos masivos, los campos de concentración para “inadaptados", entiéndase por ello, entre otros, homosexuales y religiosos, algunos como el propio, hoy Cardenal Jaime Ortega y Alamino y Monsenor Alfredo Víctor Petit Vergel, por solo mencionar un par, la expulsión masiva de sacerdotes y religiosas de la isla y con ello el proceso de persecución de los cubanos y
hasta la lIamada “Crísis de los Misiles" de 1962, cuando el dictador Fidel Castro puso al mundo al borde de una desastrosa guerra nuclear sin precedentes, la Iglesia Católica ha mantenido un silencioso y cobarde silencio que para nada ha ayudado al enriquecimiento espiritual de nuestro pueblo, argumentando siempre la necesidad de esta postura para "al
menos mantener su presencia en la isla".
Si frustrante y cómplice con la dictadura ha sido la actuación de la jerarquía católica cubana no se ha quedado rezagada en esta estrategia la Curia Vaticana. Permítame, Su Santidad, para solo recordarle algunas actuaciones puntuales que pudieran justificar 10 que aquí le he expresado:
Recién  comenzada la revolución Monseñor Cesar Zacchi, embajador del Vaticano en la Isla, estreno su .servicio'' declarando que: “Cuba era pagana antes de la Revolución y creyente con el comunismo" y añadiendo a esta ignominia la referencia a Castro como "un hombre con profundos valores cristianos".
En fecha como 1974, Monseñor Agostino Casaroli, Secretario de la Santa Sede para la fecha expreso sin pudor que los cubanos eran “felices". En su visita recientemente a La Habana el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de la Santa Sede actualmente no se limitó a herir profundamente a los cubanos de la isla y el destierro al afirmar de manera chocante que “Cuba es la prueba de que el dialogo, si es sincero, siempre da frutos" sino que volvió a abrir viejas heridas a ese pueblo al exaltar las palabras de Monseñor Zacchi, celebre en Cuba por su colaboracionismo con la dictadura.
Bien sabe el mundo y en especial Su Santidad que las dictaduras no dialogan con nadie y la de los Castros no es diferente. Voy a permitirme mencionarle un caso personal. En 2003 me vi obligada a realizar múltiples gestiones para la reunificación con mi pequeño hijo de apenas 5 años y a quien la dictadura de los Castro mantuvo por más de dos años como rehén político.
En esa situación si por un lado puedo agradecerle inmensamente a la Iglesia Católica, en específico al Vaticano y muy en especial al Arzobispo Francisco- Javier Lozano, Nuncio Apostólico sus gestiones e influencias en el caso ante la dictadura, por otro lado debo hoy hacer publico que en esos duros momentos de madre desesperada en los que me encontraba sola en Roma en busca de esa ayuda de la Santa Sede quien único se negó a
tenderme la mano fue el entonces, estudiante de doctorado, sacerdote cubano, Rolando Cabrera García, quien ante el apoyo para al menos buscar un lugar donde dormir le dijo al sacerdote que en ese momento me ayudaba en mi lugar de residencia: “Esa mujer esta loca, 1o siento pero no puedo hacer nada por ella".
Claro su Santidad, yo estaba loca de amor por mi hijo a quien la dictadura me estaba arrancando y estaba dispuesta a todo por rescatarlo de tanta maldad. Gracias a Dios otras buenas personas me tendieron la mano y yo llegue al Vaticano, pero mi Iglesia, la Iglesia cubana, esa, como siempre, solo pudo darme la espalda.
Son solo algunos ejemplos, unos pocos, pero basten ellos para exponer el motivo de mi misiva a usted. Recientemente un grupo importante de opositores cubanos, dignas personas que han sufrido el rigor de las cárceles de la dictadura, la mayoría, tan católicos como otros, le han enviado una carta, que espero haya recibido, que suscitó una respuesta inmediata de la
jerarquía eclesiástica cubana, atípica reacción para una institución que se ha caracterizado por guardar estricto silencio ante los acontecimientos en la isla, incluidos entre ellos la "Masacre del remolcador 13 de Marzo", hecho donde perdieron la vida 37 personas, 10 de ellos niños.
Igual silencio guardó nuestra Iglesia ante el derribo de dos avionetas de la organización  "Hermanos al Rescate" donde perdieron la vida cuatro (4) jóvenes que solo efectuaban la misión de ayudar a los cientos de miles de cubanos que por décadas han desaparecido en el mar y de los cuales tampoco hemos escuchado una palabra de esta Iglesia condenando tan monstruoso genocidio de la población cubana.
En su misiva, este valiente grupo de cubanos, a los que según sabemos se le unirán muchos más en su reclamo, expresaba, con todo el derecho que les asiste, en primer lugar, su inconformidad con la posición asumida por la Iglesia en su mediación por los presos políticos, la que calificó de "lamentable y bochornosa". Le reclamaban a Su Santidad la falta de una correcta mediación donde debían haber tenido participación todas las partes, como indicio del respeto que, quienes si han tenido el valor de enfrentar la
dictadura se merecen y le alertan a usted y a la Iglesia Cató1ica del peligro de esta insana actuación de cara al futuro.
Como cató1ica cubana, exiliada política en Alemania y Presidenta de la Asociación Movimiento Popular Cubano Alemania me permito remitirle, en nombre de nuestra asociación, esta carta en la que además de las acotaciones de mis hermanos de la isla queremos hacerle llegar con extreme dolor, pero a la vez con la firme esperanza de que la Iglesia Católica, en la figura de Su Santidad se haga eco del dolor de los familiares de estos cubanos y denuncie ante el mundo esta tragedia de la que le hacemos partícipe.
EI pasado mes de Enero (2010), en plena ola de frío en la capital cubana, veintiséis (26) pacientes enfermos mentales, el segmento más desprotegido de la sociedad, fallecieron literalmente de HAMBRE y FRIO en el Hospital Psiquiátrico de La habana (conocido por Mazorra). Las imágenes que le envío a Su Santidad son solo comparables con las archiconocidas de
los campos de concentración hitlerianos.
Estas pobres criaturas de Dios además  de ser portadores de una malnutrición que horroriza fueron visiblemente maltratadas. La dictadura cubana y la complicidad del poder mediático mundial han tendido un manto
de silencio sobre este espeluznante caso que, de haber tenido lugar en cualquier otro lugar del mundo, habría levantado un gran escándalo mediático y provocado las palabras de consternación del Vaticano y en especial de su persona.
Su Excelencia, los cubanos esperamos las palabras de su Iglesia, esperamos una misa gigante por estas personas y por los más  de 150 000 desaparecidos en el mar intentando escapar del atropello de la dictadura, de la maldad, del hambre. Esperamos, como mínimo, esa misa olvidada a los más de 19,000 cubanos fusilados por los Castro desde el comienzo de esa cruzada en que vivimos desde hace ya cincuenta (50) años. Permítame recordarle entre ellos algunos nombres: Abilio Abreu, Lorenzo Puig, Humberto Sorí Marín, Julio Tang, y Eddy Alvarez.
Y voy más allá y le nombro a los tres jóvenes negros fusilados en 2003 por solo intentar huir de la isla, Lorenzo Copello Castillo, Arbare Sevilla y Jorge Luis Martínez. Sus familiares y en especial sus madres están aun sumidos
en el dolor de esas perdidas. Esperamos, al menos, su pronunciamiento por el encarcelamiento ya por más de siete (7) años del Dr. Oscar Elías Biscet, Ilevado a las mazmorras castristas por su lucha incansable contra el aborto y la defensa de los derechos humanos.
Esperamos, su Santidad, una palabra de alivio para el reden excarcelado opositor cubano Ariel Sigler Amaya, torturado y llevado a la misma desnutrición extrema que el mundo repudia cuando vemos las desgarradoras imágenes de los campos de concentraci6n del nazismo.
Por ultimo, me permito terminar esta carta con una referencia a las palabras del Santo Papa Juan Pablo II en su homilía del 22 de Enero de 1998 en Santa  Clara con motivo de su visita a Cuba y la contraposición a ellas por la jerarquía eclesiástica cubana en su mediaci6n por los presos políticos cubanos. EI Santo Padre en su momento refiriéndose a la familia, la educación y la emigración de los cubanos nos decía:
"Estas, junto con ciertas medidas laborales u de otros géneros, han provocado un problema que se arrastra en Cuba desde hace años: la separación forzosa de las familias dentro del país y la emigración que ha desgarrado a familias enteras y ha sembrado el dolor en una parte considerable de la población todo esto deja huellas profundas y
negativas en la juventud que esta llamada a encarnar los valores morales auténticos para la consolidación de una sociedad mejor".
Lastimosamente y contrario a 1o expresado por el Papa Juan Pablo II en ese momento la Jerarquía de la Iglesia Católica Cubana ha acordado con la dictadura castrista el destierro de una parte de los mejores hijos de la Patria a cambio de la libertad que jamás les debió ser negada y hoy, para más  bochorno aun, el Cardenal Jaime Ortega y el Consejo Arquidiocesano de La Habana han arremetido injustamente contra esos opositores y el
sufrido exilio cubano, acusándolos de "querer derrotar solamente a la dictadura de los Castro".
En eso su Santidad, aun esperamos la misma fuerza en la crítica a los crímenes de la dictadura por ambos, por el Cardenal Jaime Ortega y el Consejo Arquidiocesano. ¡Que distancia entre esta Iglesia y la venezolana! ¿O es que ambas Iglesias profesan la religión bajo diferentes cánones?
¿Que puede esperar el pueblo católico de sus pastores Su Santidad?
Manteniendo nuestra fe en que la justicia cubra el alma de nuestro pueblo y rogando su atención a la misiva, queda de usted en Dios y rogando por su salud y claridad,
Maria Elena Morejon Rodríguez.
Presidenta, Movimiento Popular Cubano-Alemania
Última actualización el Domingo, 14 de Noviembre de 2010 20:01
 
Raúl Castro reprende al Arzobispo de Miami por declaraciones hechas antes de viajar a la isla PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 07 de Noviembre de 2010 09:48
Thomas Wenski, Arzobispo de la Ciudad de Miami, habla durante la conferencia de prensa en el aeropuerto Internacional de Miami el sábado, 7 de Noviembre del 2010, a su regreso de La Habana.

En el único y fugaz encuentro que sostuvo con Raúl Castro, tras la inauguración de las nuevas edificaciones del Seminario San Carlos y San Ambrosio en las afueras de La Habana, el arzobispo de Miami, monseñor Thomas Wenski, dijo que el gobernante cubano mostró su desacuerdo con unas declaraciones suyas a El Nuevo Herald, hechas poco antes de viajar a la isla.

"Cuando supo que yo era el arzobispo de Miami, Castro dijo que había leído un artículo que salió el [pasado] domingo en El Nuevo Herald'', relató Wenski ayer sábado en una conferencia de prensa a su llegada al Aeropuerto Internacional de Miami. ‘‘Entonces le dije ¡qué bueno! y él me dijo ‘no muy bueno' porque no estaba conforme de lo que estaba diciendo''.

Wenski se trasladó a Cuba el miércoles de esta semana junto con otros sacerdotes del sur de la Florida, como el director para la Iglesia en América Latina de la Oficina de Colectas Nacionales, Andrew Small; y el obispo auxiliar, Felipe Estévez. El grupo fue invitado por las autoridades eclesiásticas de la isla para asistir a la apertura de la primera gran construcción religiosa en cinco décadas de revolución comunista.

En vísperas de su viaje, Wenski concedió una entrevista exclusiva a este periódico en la que habló sobre las condiciones de destierro que impone Cuba a los disidentes encarcelados para dejarlos en libertad. Wenski calificó esta regla como el castigo "más doloroso''.

Agregó que los cubanos prefieren quedarse a vivir en su país "pero para eso hace falta que haya un futuro en Cuba'' y dijo también que la mediación de la Iglesia Católica de Cuba en la mejora de la situación de los presos políticos "será el inicio de un proceso que abrirá nuevas oportunidades a la disidencia interna''.

Hasta el momento, la gestión de la Iglesia Católica contribuyó a la excarcelación de 39 disidentes del llamado Grupo de los 75. Asimismo ha permitido la liberación de otros siete presos que habían sido condenados por diferentes delitos y enviados a España junto con sus familias y parientes cercanos. En principio, España ofreció a todos un estatus de protección internacional asistida, así como un permiso de residencia y trabajo. Sin embargo, varios opositores desterrados se han quejado de su situación legal y la falta de oportunidades.

A su llegada a Miami, Wenski precisó que cuando habló con Castro en la recepción que siguió a la ceremonia de apertura del seminario, le habló "en favor de los cubanos de todas partes''. A pesar de que el gobernante cubano ya había exteriorizado su incomodidad y malestar por las declaraciones de Wenski a El Nuevo Herald sobre la actualidad de la isla.

"Le dije: aquí y allá tenemos que superar los sistemas'', acotó.

Entre otras cosas, Wenski relató que durante su estancia de cuatro días en Cuba llegó a reunirse con defensores y activistas de derechos humanos. No obstante, en la conferencia de prensa prefirió no dar a conocer los nombres de estas personas ni tampoco los temas que se abordaron por un tema de "seguridad''.

En otro momento, Wenski se refirió al discurso del cardenal cubano Jaime Ortega Alamino en la ceremonia inaugural del seminario y declaró que, en su opinión, fueron palabras muy importantes que no debían sacarse de contexto.

"Se puede hablar la verdad al ‘poder' sin caer en groserías y sin faltarle a nadie el respeto'', puntualizó Wenski. "Hay que prestarle atención al resto de su discurso'', acotó.

La última vez que Wenski viajó a Cuba fue en agosto del 2009, cuando era obispo de Orlando. Al preguntársele en la conferencia de prensa sobre la sensación que le dejó la visita de esta semana y la percepción sobre la vida diaria del cubano de a pie, dijo que la mayoría con los que conversó está "muy preocupada'' por la crisis.

En referencia al proceso de excarcelación en curso y el pedido de distintos sectores de la oposición cubana para que el gobierno de los hermanos Castro cumpla con el plazo de las excarcelaciones --que vence hoy--, Wenski señaló que la Iglesia Católica espera que se concrete el proceso sin interrupciones.

Trece opositores de los restantes del Grupo de los 75 se niegan a abandonar la isla y permanecen en prisión sin que hasta el momento no haya quedado claro cómo se resolverá su situación.

"Ellos no quieren abandonar el país'', declaró Wenski, quien llegó acompañado a la conferencia con el obispo auxiliar Estévez. "Nosotros estamos esperando que las autoridades cubanas los liberen de cualquier manera. La Iglesia está haciendo todo lo posible para que eso suceda y sea fácil'', subrayó.

Después de regresar a Miami el sábado por la tarde, Wenski recibirá una delegación de líderes católicos de la isla. El grupo, dirigido por el obispo Arturo González, de Santa Clara, se reunirá con líderes religiosos de Miami y otras diócesis estadounidenses hasta el próximo jueves y celebrarán varias misas.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/11/06/v-fullstory/833510/raul-castro-desaprueba-palabras.html#ixzz14aWsa0x8
Última actualización el Domingo, 07 de Noviembre de 2010 09:58
 
ENTREVISTA: Del DIARIO DE CUBA a Carlos Alberto Montaner PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 26 de Octubre de 2010 10:55

"No tengo la edad, la salud, ni el deseo de convertirme en presidente de Cuba" C. M. Montaner

El periodista y escritor Carlos Alberto Montaner, presidente de la Unión Liberal Cubana, responde a las preguntas de los lectores de DIARIO DE CUBA.

Rodolfo González González: ¿Cuáles deberían ser las primeras acciones de los gobiernos de América para tener lo antes posible una sola moneda y un mercado abierto?

La idea de un mercado común es buena. Lo que es más problemático es contar con una moneda única. Tal vez ni siquiera sea conveniente. Los países de baja productividad, como los nuestros, pueden encajar las crisis mediante las devaluaciones. Es una medida dolorosa, porque significa un empobrecimiento colectivo, pero es menos grave que el colapso total. Una moneda única para tantas economías disímiles traería algunos beneficios, como cierto control del gasto público, pero crearía más problemas de los que soluciona. Además, ¿dónde estaría el banco de emisión y quién lo controlaría? Me aterraría que una institución como ésa quedara en manos de economistas estructuralistas argentinos, de marxistas bolivianos o de otros funcionarios irresponsables convencidos de las virtudes de la inflación. Sería la total locura.

Presidente del CDR No. 22 de Playa: Walesa argumenta que con nosotros es un lío organizarse dada la cantidad de partidos y voces, muchas veces opuestos, como disidencia. ¿Qué estrategia, camino o señal aconsejaría usted para junto a la oposición interna, hacer un frente unido por la democracia en la Isla?

Sí, tenemos visiones diversas y estrategias distintas. Es natural en un universo formado por cientos de miles de personas que forman parte de distintas generaciones y poseen experiencias vitales totalmente diferentes. Un cubano-venezolano, un disidente nacido y criado en Cuba y un balsero cubano-miamense que llegó por el Mariel, por sólo mencionar tres variantes de opositores entre una posible veintena, necesariamente tienen que tener percepciones muy distintas sobre Cuba. Además, esa división de criterios probablemente es inevitable en cualquier colectividad que no tiene cómo jerarquizar sus opciones o evaluar a sus líderes. No obstante, paradójicamente, eso tiene una ventaja: las iniciativas de lucha contra la dictadura se multiplican espontáneamente. Antes existía Encuentro en la Red. Ahora existe, además, DIARIO DE CUBA y otras docenas de opciones. En Suecia, Alexis Gaínza hace la guerra por su cuenta y en Francia tenemos a Zoé Valdés o a Eduardo Manet. Podría dar mil ejemplos. La falta de unidad multiplica los frentes. Sin embargo, cuando llegue la hora de la acción política estoy seguro de que podremos forjar una suerte de frente común democrático.

Pablo Guedez: Antes que nada mis respetos para lo que ha hecho usted hasta hoy por llevar a cabo sus ideas. Usted ha empleado toda su vida para demostrar que los gobernantes cubanos están equivocados y eso es de admirar. Pero los mafiosos que se reunieron en torno al encantador de serpientes tomaron el control de la Isla y nosotros perdimos, fuimos expulsados o sometidos y la idea liberal, capitalista al modo occidental, nunca más pudo conquistar la Isla. La verdad se impondrá, pero tan lentamente que no nos alcanzará el tiempo que nos ha tocado vivir. La cuestión es: ¿cómo se siente usted con esta condición? ¿Cómo se puede vivir en el equipo de los perdedores y transmitir a nuestros hijos o generaciones posteriores claridad, prosperidad y positivismo?

Luchar por lo que nos parece justo es una forma razonable de vivir, aunque no veamos la victoria. Julián Marías, el filósofo español, lo expresó muy bien cuando pidió que su epitafio fuera una frase escueta: hizo lo que pudo. Muchos cubanos (y no cubanos, como Narciso López) partidarios de la independencia de Cuba, comenzaron a batallar a mediados del siglo XIX y murieron sin ver el fruto de sus esfuerzos. Eventualmente, Cuba, después de un proceso tortuoso y muchos sacrificios, logró independizarse y los cubanos inauguraron la república. Es verdad que la dictadura comunista ya ha sacrificado a tres generaciones, pero no me cabe la menor duda de que el país, en el futuro, será una democracia y terminará el colectivismo estatista. Tal vez yo no lo vea, pero, como dijo Domingo Goicuría melancólicamente antes de que lo ejecutaran, un cubano anexionista que se pasó la vida batallando por la libertad de Cuba y murió sin ver el fruto de sus esfuerzos: "mi muerte no cambiará los destinos de Cuba". Ni siquiera contemplo esa posibilidad como una frustración personal.

Tony García: ¿Qué piensa usted de esta fórmula?: 500.000 cubanos cesanteados y desesperados buscando trabajo (hecho) + legalización de contratos arrendatarios a 99 años de propiedades en Cuba (hecho) + quitar el embargo y abrir el mercado americano a productos hechos en Cuba (por hacer) = vietnamización de Cuba + inmortal… idad del Partido Comunista Cubano.

No creo que nada de eso será posible. Ni siquiera creo que Raúl Castro lo esté intentando. El objetivo de los Castro es más modesto y miserable: volver a 1968, antes de la ofensiva revolucionaria, cuando existía un tejido microempresarial privado que aliviaba los desmanes del colectivismo. Lo que Raúl se propone, al menos hasta ahora, es buscar un modo de sostener la dictadura y lograr articular un método racional de transmitir la autoridad de forma institucional cuando él y su hermano hayan desaparecido. El problema es que eso no se puede crear por decreto en el seno de un modelo económico totalmente en quiebra y en una sociedad que ya no posee la menor convicción revolucionaria porque medio siglos de fracasos le secaron la fuente del entusiasmo.

Rodrigo Hernández: ¿En caso de elecciones en Cuba se presentaría usted como candidato a la presidencia? ¿Tiene usted preparada alguna plataforma político-económica que sustente su hipotética candidatura? ¿Cuáles son las características que debe tener un presidente democrático para gobernar la Isla?

No, no trataría de ser presidente. Mi función, si alguien lo considera útil, sería aconsejar a algún cubano joven y con talento. Yo tengo 67 años y el corazón medio desvencijado. Sería una irresponsabilidad ignorar ese elemento. Ese cubano joven debe tener las ideas claras sobre cómo se crea la riqueza y cómo se malgasta. Debe estar dispuesto a sanar heridas y no a enconar los ánimos. Debe ser firme en los principios y flexible en las tácticas. Debe ser tolerante y comprender que su responsabilidad es la mayor que uno pueda concebir: rescatar suavemente a una sociedad de los horrores de varias décadas de autoritarismo e imbecilidad. En todas las transiciones aparecen personas idóneas para llevar a cabo los cambios. Vi en España el surgimiento de Adolfo Suárez tras la muerte de Franco, alguien que no aparecía en los cálculos de nadie, y resultó ser el personaje adecuado para efectuar el cambio de sistema político. En Cuba seguramente hay una docena de potenciales Adolfo Suárez.

Alain: ¿Cree usted que una vez derrocada o desaparecida la dictadura Cuba tenga opciones de resurgir económicamente de forma independiente, o dada la situación de deterioro y endeudamiento existente no le quede otro remedio que la anexión o la conversión a estado libre asociado a Estados Unidos?

El anexionismo ni siquiera es una opción real en el siglo XXI. Esa tendencia política surgió dentro de una coyuntura muy especial del siglo XIX, tras el entusiasmo que brotó de la anexión de Texas por Estados Unidos, saludada hasta por Marx. Sería un absurdo anacronismo tratar de revivirla. Hoy casi nadie en Estados Unidos, en Cuba o en el exilio querría que Cuba fuera anexada o asociada a Estados Unidos. Por otra parte, una Cuba independiente puede resurgir económicamente en el curso de una generación si los cubanos hacemos bien nuestro trabajo. Tenemos el capital humano necesario (educación, conocimientos) y no nos va a faltar el capital material (dinero, bienes de equipo, créditos, inversiones, mercados, tierra, etc.). Nos falta, en cambio, el capital cívico (valores, costumbres, instituciones). Si logramos forjar este tercer elemento, y una generación de políticos capaces logra trenzar fuertemente esos tres capitales, en 20 años Cuba estará a la cabeza de América Latina. Otros países lo han hecho.

R. Melo: ¿Qué cree usted que pasará cuando Fidel desaparezca? Y si me permite otra pregunta, tal vez relacionada: ¿De qué forma cree usted que se producirá el cambio total a la democracia en Cuba? Muchas gracias por adelantado. Saludos cordiales.

Cuando Fidel desaparezca, con su cadáver será enterrada la lealtad de mucha gente a la revolución. Los fidelistas no son exactamente comunistas convencidos de las virtudes del marxismo leninismo. Son seguidores del caudillo. Si mañana Fidel les exige que se hagan rosacruces o caballeros templarios, lo obedecen ciegamente. Han abdicado de la facultad de pensar y decidir por cuenta propia. Cuando Fidel desaparezca, esa lealtad perruna se vaporiza. La evolución predecible del país es hacia la democracia y la economía de mercado. En Cuba debe suceder lo mismo que ocurrió en el 90% de Europa del Este.

Miguel: ¿Sobreviviría el régimen sin las remesas del exilio a sus familiares, los viajes a la Isla de los cubanoamericanos y las altas tarifas que tenemos que pagar por las llamadas telefónicas a nuestros seres queridos?

Probablemente sobreviviría, pero en condiciones mucho más precarias, con mayores limitaciones al consumo y niveles más intensos de inconformidad. El camino hacia la miseria no tiene fin. La supervivencia del régimen descansa en el control policial y en su capacidad represiva. Cuba, como se ha dicho tantas veces, es una cárcel inmensa vigilada y manejada por el aparato de control construido por los soviéticos en los sesenta. Ese aparato resiste el desastre material provocado por el colectivismo y la ineficiencia de los apparatchiks.

Pablo Ávila: Señor Montaner, es un orgullo para los cubanos poder decir que un hombre como usted es parte de nuestra cultura. Mi pregunta: El hospital del municipio de Gibara, en la provincia Holguín, está en condiciones pésimas. La mejor forma de describirlo es como un lugar donde viven los animales. El gobierno regala hospitales por toda Latinoamérica, sin embargo, se olvida del pueblo. ¿Cómo pagaría un nuevo gobierno la reconstrucción de Cuba, en especial sus hospitales y sistema de salud?

Gracias por sus halagos. La única forma de sostener un buen sistema de salud y un buen sistema educativo públicos, es si la sociedad es capaz de crear un tejido empresarial privado que pueda generar los excedentes que se necesitan para afrontar los enormes gastos que eso exige. En el norte de Europa, en Japón y en Israel, por ejemplo, lo han logrado. La riqueza se genera en las empresas en forma de beneficios o salarios que tributan a la hacienda pública. Los estados consumen una parte de esa riqueza empleándola en el gasto público. Si los cubanos deciden que quieren tener lo que se llama en Europa un estado de bienestar, a lo que nadie debe oponerse si es una decisión libre, legitimada en las urnas, tienen que producir mucho para costearlo, como hacen los suecos, los daneses o los japoneses. Lo que no tiene sentido es producir como se produce en Burundi y quejarse amargamente de que no vivimos como los escandinavos.

Jorge Sarduy: Hoy Yoani Sánchez escribe en su Twitter: "Uno de los muros más inmorales que aún queda en pie es el de las restricciones para entrar y salir de nuestro propio país". Yo pienso que si los demócratas del mundo conocieran más de estas inmorales restricciones, que es el chantaje por excelencia usado por los Castro en sus 50 años para mantener en un puño a los cubanos, estaríamos mucho más cerca de lograr los cambios tan necesarios. ¿Qué podemos hacer? ¿Qué puede hacer CAM? ¿En qué tribuna pararnos?

Así es. Yoani tiene razón. Es una vergüenza que los cubanos necesiten el permiso de la dictadura para entrar o salir del país. Hay que insistir en la denuncia, aunque sepamos que la dictadura sólo es eficiente en ocultar la realidad y distorsionar la verdad. Dentro de la Isla, el rasgo más impopular de esa dictadura es la falta de libertad de movimiento.

Jorge Macías: Estimado Carlos Alberto: Leí un artículo suyo en el que usted se hacía eco de un rumor relacionado con un supuesto fraude electoral "electrónico" preparado por el régimen venezolano con la colaboración de Cuba en los comicios en Venezuela. Literalmente, usted le daba credibilidad a esos planteamientos. Todos hemos visto los resultados de las elecciones parlamentarias en Venezuela. Usted sigue creyendo en la teoría del fraude electoral electrónico, o reconoce que esta teoría es un poco "ciencia ficción"?

He variado mi opinión. Había leído un estudio muy persuasivo de unos expertos venezolanos de altísimo nivel, pero parece que se equivocaron ellos y equivocaron a sus lectores. Como no tengo ningún inconveniente en revocar decisiones equivocadas o en desechar opiniones erróneas, hoy creo que eso que afirmé hace unas semanas era incorrecto. El fraude electoral es de otro tipo: ventajismo, eliminación de candidatos populares, uso y abuso de los medios de comunicación por parte del chavismo. Por ahí van los tiros.

Asere Liborio: Hola Carlos Alberto, ante todo mis saludos por estar unidos por la causa de la libertad de Cuba. Estados Unidos mantiene buenas relaciones con países como China, donde se encarcela a disidentes y se censuran paginas web y demás. ¿Existe realmente voluntad política para catalizar o forzar cambios hacia una mejora en el nivel de vida de los cubanos, o es el actual un status que conviene a los políticos de ambos lados del charco al estar la Isla bajo control? En los encuentros y contactos políticos entre EE UU y Cuba se debaten temas de interés para el cubano de a pie como los permisos de salida, los abusos en aeropuertos cubanos, etc?

Supongo que los funcionarios norteamericanos y europeos que tienen conversaciones con los diplomáticos cubanos están obligados a tratar el asunto del respeto a los derechos humanos. No sé con cuánta convicción lo hacen, pero el mandato que tienen incluye este tema. Eso forma parte, por ejemplo, de la Posición Común europea. El gobierno cubano se escuda diciendo que esos son asuntos internos, pero los temas de derechos humanos escapan a la soberanía nacional.

Alonzo Pinzón: Carlos Alberto, según sus cálculos y conocimientos, ¿cuánto tiempo cree usted que le quede a la dictadura en el poder? Gracias.

No sé cuánto tiempo le queda a la dictadura, pero supongo que ese momento está relacionado con la desaparición de los Castro, el peso que tengan los reformistas en el postcastrismo, las presiones internacionales en dirección del cambio y los imponderables. A juzgar por la emigración silenciosa de muchos hijos de dirigentes, uno pensaría que ellos piensan que el régimen está sentenciado a desaparecer a medio plazo.

Jorge Luis: Querido Montaner, lo he oído mucho a usted y ha crecido en mí una gran admiración por lo que hace, es admirable después de tantos años el amor que todavía siente por nuestra tierra. Quisiera saber si usted tiene algún tipo de partido al cual afiliarse por la libertad de Cuba y cómo contactarlo. Soy cubano residente en España. Lo más importante de mi pregunta: ¿Estaría dispuesto a presentarse en unas elecciones libres en Cuba, creo que en conocimiento y experiencia sería de los pocos cubanos capaces de sacar adelante nuestra precaria economía, en el buen sentido de la palabra, sigue adelante hermano. Un abrazo.

Muchas gracias por esos elogios. Como señalé antes, no tengo la edad, la salud, ni el deseo de convertirme en presidente de Cuba. Además, hace medio siglo que me exilié, lo que de alguna forma me convierte en un extraño para los cubanos. Hace 20 años, cuando era más joven y las circunstancias eran otras, creé un partido de corte liberal, en el sentido europeo de la palabra, la Unión Liberal Cubana, que ha permanecido como una pequeña agrupación de cuadros, para introducir en nuestro debate nacional las ideas de la libertad económica y política. Creo que en ese sentido nuestro esfuerzo sirvió para que esas ideas comenzaran a ser examinadas por los cubanos. Parece que una buena parte de los disidente dentro del país hoy se denominan liberales y citan a Mises y a Hayek, a Popper o a Douglass North y comienzan a entender las relaciones entre la sociedad y el Estado desde esta riquísima perspectiva. Creo que en ese sentido le he hemos hecho un buen servicio al país.

David Ricardo: ¿Supo algo más sobre Silvio Rodríguez después de la polémica? ¿Intentó comunicarse en privado con usted?

No he vuelto a saber de él. Lo invité a cenar cuando salió de Cuba por medio de un amigo común. Declinó la invitación cortésmente. Eso fue todo.

Orlando Batracio: ¿Maniobrará la extrema izquierda del partido demócrata para sostener el proyecto castrista mas allá de su esperado deceso?

No creo que ese tipo de dictadura se pueda sostener desde el exterior. Tampoco creo que nadie dentro del establishment americano, a la izquierda o a la derecha, quiera prolongar la dictadura cubana.

Francisco Javier Moreno: ¿Quién cree usted que va a ser el sucesor de Raúl Castro?

Aparentemente, está preparando a su hijo, el coronel Alejandro Castro Espín. Su ángel de la guarda en las Fuerzas Armadas sería el general Leopoldo Cintras Frías. Pero todo eso es muy incierto.

Jorge: Señor Montaner, soy un cubano de 34 años y nací con la revolución. Actualmente vivo exiliado. Mi pregunta es acerca de uno de los peores males que tiene hoy Cuba y que afectará sin lugar a dudas la transición a la democracia. ¿Cómo se puede cambiar la "cultura" de que el maná cae del cielo, de que papá Estado es quien lo da y distribuye todo, por la de que la creación de riqueza está dada por la iniciativa particular, la creación de empresas competitivas y la vocación al trabajo y el ahorro como fuente de riqueza de una sociedad? La última vez que estuve en Cuba intercambié con muchos jóvenes que no están de acuerdo con el sistema, pero aún comulgan con los mitos marxistas de papá Estado.

Coincido con usted en ese juicio. El clientelismo y la indefensión son dos actitudes típicas de la mentalidad social postcomunista. Eso comienza a cambiar con la introducción de la propiedad privada y la confirmación de que existe una relación clara entre el esfuerzo personal y las recompensas obtenidas. Pero la readaptación a una nueva realidad toma tiempo, como se observa en las sociedades postcomunistas europeas.

Bárbaro Rodríguez Bacallao: ¿Por qué se le niega el asilo político en Austria a verdaderos opositores del régimen, y a su vez se le otorga este beneficio a supuestos opositores que se les ve en cuanta actividad o sarao realiza la embajada de Cuba en Viena? Puedo dar fe de esto con fotos y testigos. Saludos.

No sé cómo funcionan las cosas en Austria, pero he visto situaciones parecidas en todas partes. Me imagino que eso tiene que ver con una mezcla de relaciones personales y la larga e inquieta mano de la Seguridad cubana.

Rafael Romero: ¿Qué significa que el señor Valenzuela [Vicesecretario de Estado de EE UU para América Latina] se haya entrevistado con el canciller cubano; sólo para la libertad del norteamericano preso u otras cosas? Gracias.

El señor Valenzuela tiene en su portafolio media docenas de problemas que tratar con Cuba. La prisión de Gross es uno de ellos. La inmigración, el narcotráfico, la presencia de la inteligencia cubana en EE UU, la violación de los derechos humanos, el bienestar de los diplomáticos norteamericanos en Cuba, las relaciones de Cuba con Irán, todo eso forma parte de la gran agenda. En todo caso, Cuba tiene una prioridad muy inferior entre las preocupaciones de la Casa Blanca. Es como una molestia crónica que tal ve un día desaparecerá sola. Así se percibe en Washington.

Arturo López: Creo que usted es un orgullo para todos los cubanos, he leído sus artículos y siempre he querido preguntarle si aceptaría ser el primer presidente de una Cuba Libre. Lo pregunto muy en serio, pues en mi humilde opinión creo que usted es el intelectual más capacitado, inteligente, serio y patriota que tenemos entre nosotros. Gracias por su obra.

Muchas gracias, pero me temo que la realidad no responde a su amable visión. Yo estoy lleno de años y defectos. Hay cubanos jóvenes muy valiosos. Le recomiendo que lea a Rafael Rojas, que siga de cerca las acciones de Orlando Gutiérrez fuera de Cuba y de Oswaldo Payá dentro de la Isla. Los análisis económicos de Espinosa Chepe y los jurídicos de René Gómez Manzano son excelentes. El comportamiento de personas como Biscet, Antúnez o Fariñas es ejemplar. Hay mucha gente buena dentro y fuera de Cuba.

Marlon: Me gustaría saber cómo ve usted la política de EE UU hacia Cuba ¿Ha sido efectivo el embargo, a quién beneficia más? Sé que son varias preguntas en una, pero realmente es un tema de mucho interés. Mis respetos.

A jugar por las declaraciones del gobierno cubano, que culpa al embargo de todas las calamidades que padece el país, ha sido efectivo. Hace poco le propuse a Silvio Rodríguez una fórmula para presionar para que Washington levante el embargo: crear una masiva petición pública, encabezada por él y por mí, en la que pidiéramos que, simultáneamente, Estados Unidos levante el embargo y Cuba permita las libertades fundamentales (prensa, asociación y movimiento). Eso sería formidable.

Víctor: ¿Existe algún proyecto político en Cuba por el que se debería apostar y donde aunar fuerzas de los disidentes de dentro y de fuera? ¿Por qué líder apostaría usted dentro de la Isla?

Hay varios esfuerzos valiosos dentro y fuera de la Isla: La Asamblea de la Resistencia, Consenso Cubano, Movimiento Cristiano de Liberación, la Plataforma Democrática Cubana, diversas agrupaciones liberales, socialdemócratas, incluso conservadoras. Hay líderes muy interesantes dentro y fuera de Cuba.

Rubén Casares: Estimado CAM, quisiera saber si usted tiene algún conocimiento del caso del doctor y disidente Oscar Elias Biscet, si se sabe algo del destino que correrá, o sea si viajara en el grupo de presos políticos que serán desterrados, y qué ha sido del destino del ex preso político Gutiérrez Menoyo, que se encontraba residiendo en Cuba. Suerte y muchas gracias desde Las Vegas.

Oscar Elías Biscet es un cubano excepcional. Tengo una gran admiración por él. Supongo que lo pondrán en libertad y, si se queda en Cuba, estará muy vigilado con una licencia extrapenal, como le llaman en Cuba a ese semiarresto domiciliario. Menoyo apenas se vincula con la disidencia, pero cada vez que declara sobre la situación del país es tremendamente crítico. Lo vigilan muy de cerca, entre otras razones, porque alguien que fue su amigo y hoy sirve a la dictadura, así se lo recomendó al gobierno que hiciera.

Eugenio Tuya Feijoó: Carlos, danos una pista sobre tu próximo libro y tu criterio sobre el cambio de gobierno que vive hoy España. Saludos.

Mi próximo libro es una novela. Aparecerá en la primavera del 2011. Se titula La mujer del coronel. Es un tema humano de amores contrariados y es una incursión bastante profunda en la sexualidad de los personajes. La política pasa a un segundo plano. En cuanto a España, amigo Eugenio, parece que Zapatero perderá el poder arrastrado por la crisis. Si se mantienen los números de las encuestas, los populares ganarán por mayoría absoluta.

Luna: ¡Felicidades por su trabajo! Es de las pocas personas que habla y escribe sobre el tema cubano de manera elocuente e inteligente, sin dejar que la pasión lo domine. Mi pregunta: ¿De dónde sale la leyenda que usted es o fue agente de la CIA?

Esa leyenda, que nadie informado toma en serio, es el resultado de una campaña persistente de la inteligencia cubana encaminada a tratar de silenciarme sin tener que discutir mis planteamientos. Jamás he formado parte de la CIA, pero si hubiera querido no me habría sido posible, por trabajar en medios de comunicación norteamericanos. Desde la época del presidente Carter se aprobó una disposición prohibiendo que nadie que trabaje en medios de comunicación norteamericanos puede trabajar para la CIA. Desde hace 35 años yo estoy vinculado a The Miami Herald, a El Nuevo Herald y a cadenas de televisión americanas. ¿Dónde están las pruebas de que formo parte de la CIA? Que las presenten. Yo sería el primer sorprendido.

Última actualización el Miércoles, 03 de Noviembre de 2010 01:45
 
Guillermo Fariñas iniciará una Huelga de Hambre si los disidentes presos no son liberados, como se comprometió Raúl PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 08 de Noviembre de 2010 14:48

El prominente disidente cubano prometió iniciar una huelga de hambre el lunes para presionar al gobierno a liberar a los últimos 13 presos políticos encarcelados en una redada en 2003, después de que el plazo para la liberación de los prisioneros venciera sin noticias sobre su futuro.

Guillermo Farinas, quien ganó el premio europeo Sakharov a los derechos humanos en octubre tras una huelga de hambre de 134 días en apoyo a los presos, dijo a The Associated Press que dejará de comer el lunes si el resto de prisioneros no se encuentran en sus casas.

La maniobra podría generar fuertes críticas de capitales europeas hacia Cuba y podría perjudicar esfuerzos para mejorar los lazos de la isla con Europa, que quedaron afectados tras los arrestos del 2003.

A medida que se acercaba el plazo el domingo, las esposas y madres de los disidentes más prominentes de Cuba marcharon por las calles de la capital, exigiendo que el gobierno cumpla con el acuerdo para liberar a sus seres queridos.

Sin embargo, el gobierno no anunció nada, lo que marcó el inicio de nuevas tensiones entre el presidente Raúl Castro y la pequeña pero destacada comunidad de la oposición.

Castro accedió, tras una reunión con el cardenal católico Jamie Ortega a liberar a 52 prisioneros de conciencia detenidos en una redada del 2003. El acuerdo del 7 de julio permitía que todos los presos fueran liberados en un periodo de tres a cuatro meses. Ese es un plazo que finalizó la medianoche del domingo.

Un miembro del clero expresó sorpresa a la falta de avance.

“No es lo que pensábamos que iba a ocurrir”, dijo el padre José Félix Pérez, quien coordina la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, a medida que quedaba claro que no habrían liberaciones inmediatas.

Pérez realizó el comentario tras oficiar una misa para las “Damas de Blanco”, el grupo disidente de parientes de los presos del 2003.

Las autoridades cubanas rechazaron hablar sobre el plazo.

Al principio, el gobierno intentó cumplir con el pacto, enviando a 39 de los presos al exilio en España, junto con sus familias. Las autoridades incluso acordaron liberar a otros 14 presos que estaban en prisión por crímenes violentos, pero políticamente motivados. Estos también fueron enviados a España aunque el acuerdo realizado con la Iglesia no mencionaba el exilio como condición de liberación.

Avances en el tema, sin embargo, se estancaron recientemente.

Los 13 presos restantes han rechazado abandonar la isla, en un desafío directo al gobierno.

“No dejaremos de luchar, tanto si los liberan como si no”, dijo Laura Pollan, una líder de las Damas, tras una protesta silenciosa de unas 30 mujeres en una popular avenida de La Habana. Su esposo, Héctor Maseda, de 67 años, cumple una condena de 20 años por traición y otros crímenes.

Pollan dijo que si el gobierno no los libera “demostrará que su palabra no tiene ningún valor, y que no se puede creer en ellos”.

Pollan dijo que el grupo reforzará las protestas, aunque no ofreció detalles.

“No liberarlos sería fatal a la promesa otorgada a la Iglesia, y sería un fraude contra la comunidad internacional”, dijo Elizardo Sánchez, dirigente de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, horas antes del plazo.

Vía AP

Última actualización el Lunes, 08 de Noviembre de 2010 14:52
 
Teoría y práctica (2da.parte) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 02 de Noviembre de 2010 20:22

 

Por: Martha Beatriz Roque Cabello

La pasada semana comenzó con la venta de dos Gacetas Oficiales Extraordinarias Especiales, las números 11 y 12, en ellas se resume lo legislado hasta el momento sobre el proceso de reducción de las plantillas infladas, y la aplicación del ejercicio del trabajo por cuenta propia. Las Disposiciones Generales dictadas por los Consejos de Estado, de Ministros y su Comité Ejecutivo están recogidas en la Gaceta Oficial No.11  y en la otra se reflejan las normas que complementan dichas Disposiciones Generales por resoluciones de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, Finanzas y precios, Transporte, Agricultura; Banco Central y el Instituto Nacional de la Vivienda.

Una cantidad considerable de personas, se interesó por estos documentos y se hicieron largas colas para adquirirlos, quedando totalmente agotados el mismo día lunes, pero ya el jueves, el periódico Granma, ofreció una Nota aclaratoria, hecha en un lenguaje un poco “cantinflesco”, de la cual se puede deducir que el Ministerio de Justicia cometió un error y que la Resolución 35/2010 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, debe ser modificada en una nueva Gaceta Oficial, la No.13, que saldrá a la luz próximamente.

Todo esto debe ser así, porque las Disposiciones que se dictan por cualquiera de los niveles correspondientes en el país, solo entran en vigor en el momento en que son publicadas en la Gaceta Oficial.

El análisis de algunos de los aspectos que son modificados por los Decretos y Decretos Leyes del Consejo de Estado y de Ministros, ratifica que no hay voluntad de cambio de la Constitución de la República, que como Ley Fundamental  define el régimen básico de los derechos y libertades de los ciudadanos y los poderes e instituciones de la organización política.

 

Por ejemplo, el Decreto Ley No.276 del Consejo de Estado, modifica el No.252 “Sobre la continuidad y el fortalecimiento del sistema de dirección y gestión empresarial cubano”, cancelando este párrafo del inciso g) del artículo 3:

“Cuando como resultado de este proceso se declaren trabajadores disponibles, ninguno quedará abandonado a su suerte, el Estado por la vía del presupuesto asegurará las garantías salariales que corresponda. La empresa es la máxima responsable de gestionar nuevas alternativas de empleo o estudio para estos trabajadores”

También el Consejo de Ministros dictó el Decreto No.284 modificativo del Decreto 281 Reglamento para la implantación y consolidación del sistema de dirección y gestión empresarial, cambiando el 10mo. párrafo del Artículo 17, del cual se suspende lo siguiente:

“Reafirmar que el hecho que puedan quedar trabajadores disponibles, no implica que existan trabajadores desamparados y abandonados a su suerte, que a todos se les encontrará una solución de empleo y serán protegidos por el Estado Socialista”.

En su lugar deberá leerse:  Si Como resultado de este proceso se declaran trabajadores disponibles se aplica la legislación vigente para estos casos”.

De este mismo Reglamento se modificó el Artículo 45, que trata sobre el cierre de empresas o parte de ellas y se suprime el siguiente texto: …”expresando el compromiso de la dirección de empresa y las instancias superiores (organización superior de dirección y del Organismo correspondiente), de buscar nuevas alternativas de empleo para los trabajadores. En estos casos se aplicará el tratamiento laboral y salarial establecido en la legislación vigente para los trabajadores disponibles, salvo que se reubique al trabajador en un cargo donde reciba un salario mayor que el salario promedio, en cuyo caso deja de percibirse el pago adicional del perfeccionamiento empresarial establecido”.

 

La nueva redacción indica: “En estos casos se aplica el tratamiento laboral y salarial establecido en la legislación vigente para los trabajadores que resulten disponibles”.

Del artículo 316 se elimina: …”priorizando en su análisis los trabajadores disponibles, siempre y cuando resulten idóneos”. Este aspecto queda reemplazado por: …”siempre y cuando resulten idóneos”.

 

En el artículo 370 se expresaba: …”o realizar funciones que resultan útiles e imprescindibles para la actividad de que se trata, teniendo en cuenta lo establecido a estos efectos por la legislación vigente”. La nueva redacción elimina la posibilidad de que sean utilizados nuevamente dentro de la actividad, pues este párrafo queda redactado de la siguiente forma: “Teniendo en cuenta lo establecido a esos efectos por la legislación vigente.”

Queda derogada la 5ta pleca del artículo 34: “Poner en vigor, por el director general de la empresa, la plantilla suplementaria en caso de existir trabajadores disponibles y proceder en correspondencia a lo aprobado por el Grupo Gubernamental para estos trabajadores.”

Como pueda apreciarse en  estas modificaciones  de artículos y derogaciones de párrafos, todo el que quede disponible estará abandonado a su suerte y por consiguiente no se cumplirá lo descrito en la Constitución al respecto, que dice: “que no haya hombre o mujer, en condiciones de trabajar, que no tenga oportunidad de obtener un empleo con el cual pueda contribuir… a la satisfacción de sus propias necesidades”. Tal y como expresó Raúl Castro, se está terminando con el paternalismo, pero no con su fuente.

 

Ciudad de La Habana, 1ro. de noviembre de 2010.

 
«InicioPrev1711171217131714171517161717171817191720PróximoFin»

Página 1715 de 1795