A pesar de la mentira de Díaz Canel, el número de presos políticos en Cuba sube hasta los 671, denun

Cuba mantenía detenidos al menos a 671 presos políticos este diciembre, frente ...

La Cámara de Comercio española ofreció su “compromiso con Uruguay” a Luis Lacalle Pou

La Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación (Camacoes) ofreció este ...

El ex canciller Jorge Arreaza se inscribió como candidato del chavismo para la gobernación del estad

El ex canciller venezolano Jorge Arreaza se inscribió este lunes como candidato ...

Biden y Putin se reúnen en medio de las tensiones por los movimientos militares del Kremlin en la fr

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, ...

Moro cita manobra, aliados de Lula comemoram e opositores criticam decisão

Após o Ministério Público Federal (MPF) reconhecer a prescrição do processo envolvendo ...

Notícias: Cuba
Raúl: "Cinco años más de fidelismo" PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 27 de Julio de 2011 10:32

Miembros de la sociedad civil cubana han coincidido este 26 de julio, cuando en la ciudad de Ciego de Avila, se celebra la efemérides, en que los cinco años de gobierno del general Raúl Castro, no son otra cosa que la continuidad del régimen establecido por su hermano Fidel hace ya más de cinco décadas

EFE

Con un discurso del segundo hombre al mando, el veterano José Ramón Machado Ventura, el gobierno de Cuba ha conmemorado el 58 aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, una fracasada escaramuza militar considerada como el inicio de la lucha guerrillera que terminó con la dictadura de Fulgencio Batista en 1959.

En el acto conmemorativo, el gobernante Raúl Castro estuvo en primera fila rodeado por altos funcionarios pero por segundo año consecutivo no pronunció las palabras centrales de la celebración.

"Hay que romper definitivamente la mentalidad de la inercia, esa que conduce a esperar mirando para arriba", expresó Machado Ventura ante centenares de personas reunidas en la plaza principal de Ciego de Avila, a unos 400 kilómetros al oriente de La Habana.

REUTERS

El presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez Santa Cruz, evaluando los cinco años de mandato del general Raúl Castro -lo que calificó como mandato binomial pues considera que Fidel Castro continúa en el poder- ha asegurado que "este período que despertó las esperanzas de mucha gente bien intencionada, ha servido sólo para reproducir la forma totalitaria de gobierno y su característica violación sistémica, es decir, la vulneración sistemática de todos y cada uno de los derechos civiles y políticos.

Agregó Sanchez Santa Cruz, que esta administración del menor de los hermanos Castro ha constituido un retroceso neto en cuanto a derechos humanos y otras libertades fundamentales.   

En su discurso Machado Ventura hizo un repaso general de algunas de las medidas tomadas por Castro en los últimos meses para "actualizar" el modelo de la isla y hacerlo eficiente y que tiene elementos novedosos para la isla, como una apertura a la iniciativa de los emprendedores, entrega de tierras a usufructuarios o recortes a subsidios.

archivo

La abogada cubana Lartiza Diversent, quien ha evaluado desde el punto de vista legal la presencia de Raúl Castro en el poder, ha afirmado que los cambios han sido tímidos y amparados por las enormes facultades que le brinda al primer mandatario la Constitución vigente en Cuba, y consideró que las promesas de transformaciones estructurales y de fondo que había prometido el gobernante no se han cumplido y pronosticó que no se cumplirán.

Añadió Diversent que estos cinco años de gobierno del menor de los castro han sido únicamente "más de lo mismo" tácticas de supervivencia para mantenerse en el poder.

"Al pueblo le hablamos claro, puede tener la seguridad de que vamos como le hemos dicho, sin prisas pero sin pausas, se trabaja sistemáticamente", expresó Machado en su discurso de media hora pero en el que estuvieron ausentes anuncios que profundizaran en la dirección planteada por el mandatario y luego ratificada por un congreso del Partido Comunista de Cuba.

archivo

El premio Sajarov 2010, el psicólogo Guillermo Fariñas Hernández, ha dicho que Raúl Castro se ha encargado de realizar una serie de críticas y evaluaciones al sistema que son auténticas, realistas, pero no ha llegado a la esencia del fenómeno porque no evalúa sus propias responsabilidades en el desastre económico como parte de la nomenclatura que siempre integró.

"Ellos, como generación histórica, están en función de ganar tiempo en el poder políticos para que los cambios reales, cuando se produzcan, no los halle presentes, para que la historia los recoja como aquellos que nunca cedieron" ha puntualizado Fariñas.

"No estamos poniendo parches ni improvisando, sino buscando soluciones definitivas a viejos problemas con pies y oídos bien puestos sobre la tierra, muy atentos a la opinión de la gente, listos para rectificar sobre la marcha y adoptar nuevas decisiones", manifestó Machado Ventura en su discurso.

EFE

Sin embargo, la microbióloga y líder de las Damas de Blanco Berta Soler, ha asegurado que estos cinco años de mandato de Raúl Castro son la continuidad del mandato de Fidel Castro y nada ha cambiado, y si existe algún cambio ha sido para peor porque la represión ha aumentado y ha aumentado la intolerancia.

 
Metas opuestas, ¿idénticos caminos? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 11 de Julio de 2011 11:58

Por Orlando Fondevila

En los últimos tiempos, estos “felices” e increíbles tiempos en que ha sido posible que un hombre llamado Barack Hussein Obama sea el presidente de los Estados Unidos y otro llamado Raúl Castro sea jaleado como un gran reformador, se ha producido –en lo que a Cuba se refiere- una pasmosa ola de coincidencias entre fuerzas que, a simple vista, podrían parecer antagónicas. Se trata de una ola envolvente de “amor cristiano”, de buenismo reconciliador, de esperanza tan entusiasta como engañosa. Coincidencias en estrategias, en deseos, en proyectos, y también en odios y diatribas. A veces con distintas palabras, y a veces con las mismas. Y lo más curioso, explayando fines distintos, metas opuestas a las que, sin embargo, se pretende llegar por el mismo camino.

Desde la llegada al poder de Barack Hussein Obama se han ido imponiendo, progresivamente, políticas de acercamiento con el régimen de La Habana. Apertura, flexibilización le llaman. Acercamiento, dicen, para favorecer los cambios democráticos en Cuba. Igualmente, el castrismo, ahogado en su propia ineficacia y horror, se ha lanzado a un llamado proceso de “reformas”. Reformas que ningún observador medianamente formado e informado, tanto dentro como fuera de la Isla, sea cubano o extranjero, considera que realmente estén enfocadas a la solución del desastre económico que ha significado el castrismo. Amén de que se quedan sólo en la minucia económica. Ni un solo paso en las reformas políticas. A no ser que se quieran  aceptar como tales las recientes excarcelaciones de presos políticos, la mayoría posteriormente deportados, como nos ha querido vender el Gobierno español y la Iglesia cubana. Una auténtica operación de lavado de cara del régimen y de limpieza política. Sin que, por otra parte, se clausuren las puertas rotatorias de las prisiones políticas cubanas, como ha apuntado acertadamente Sylvia Iriondo.

. La tiranía castrista se propone, ¿alguien lo duda?, eternizarse en el poder. Es la pretensión de siempre. Solo que ahora se halla ante una situación mucho más compleja que nunca antes. Hace rato que no puede contar con el maná que caía en aquellos venturosos tiempos de la URSS, en los que se pitorreaban del embargo yanqui, que por entonces no era tanto “el criminal bloqueo”. Por otro lado, China nunca ha sido fiable. No lo fue la del “viejo chocho” Mao (Castro dixit), ni lo es la actual de los mandarines- mercaderes. ¿Y cómo estar seguros con el locuaz payaso venezolano, tan inestable, impredecible y que además se les ha enfermado?

Los Castro son cualquier cosa, menos tontos. Saben que su única salvación pasa por la aquiescencia de los Estados Unidos. Turismo norteamericano en primer lugar, añadiendo todos los negocios que sean posibles. Así, de empresario a empresario-comisario, en condiciones de “igualdad”. Pero, como no son tontos, saben que para conseguir este billete a la eternidad dictatorial, necesitan, de modo imprescindible, anular al exilio cubano que se ha mantenido militantemente hostil a la tiranía. Por eso el castrismo ha inundado de emigrantes, de diaspóricos desideologizados a lo que llaman la “comunidad cubana en el exterior”. A montones los vemos en Miami, en Madrid y en casi cualquier país del mundo. No se trata de castristas propiamente, sino de cubanos que, hijos de aquel sistema que les ha apabullado éticamente, nada saben ni quieren saber de patriotismo, ni de ideales de libertad, ni de decoro ciudadano. Seres que,  en tanto desarmados ética y políticamente, constituyen el caldo de cultivo propicio para todos los manipuladores.

Lo cierto es que Castro ha movido por años, vía chantaje emocional , vía engaños, o por el simple trámite de la estimulación de la codicia, a una importante masa de sus exiliados, incluyendo algunos de los líderes de su oposición. Así, convenientemente preparado el terreno, y con la circunstancia favorable de la presidencia de Barack Hussein Obama, el castrismo ha logrado que la “emigración” en Estados Unidos se haya convertido hoy, por el procedimiento de visitas de cubanos y de remesas, en el principal sostén de su precaria economía. Pero no es suficiente, necesita desmotar el embargo, o lo que queda de él, en su totalidad. Lo quiere todo, sin por supuesto ofrecer nada sustancial a cambio. Quiere todo el turismo americano. Quiere negocios de todo tipo, con todo el mundo, pero singularmente con exiliados o emigrados cubanos. De forma que, con intereses económicos en la Isla (siempre controlados por la tiranía) pasarían de ser, de opositores o candidatos a opositores, a cómplices o, en el mejor de los casos, mansos ciudadanos. En fin, colaboradores.

Y aquí se presentan las extrañas coincidencias. Pretendidos líderes e intelectuales del exilio quieren lo mismo que la tiranía, pero según afirman, por razones contrarias. Melosos llamados a reconciliar a la familia cubana, política de tendido de puentes, turbios intercambios culturales, reclamos infantiloides de que no somos como ellos, que nada es peor que el aislamiento, etc.,etc. No me refiero únicamente a personajes y personajillos como Carlos Saladrigas, o Max LesniK, o Alejandro Armengol,o Arturo López Callejas (alias López Levy), o Ed(in)mundo García y tantos otros que hacen legión. No, estos son secuaces o emisarios del castrismo, los más de ellos sin disimulo. No, lo peor es que son muchos aquellos que desean realmente que las cosas mejoren en Cuba y que, o obstante, sucumben a los cantos de sirena del pensamiento débil. Aquellos que creen, a estas alturas, en Alicia en el país de las maravillas.

De lo que se trata es de una construcción intelectual que Hannah Arendt  denominó como la banalización del mal. Son los que no ven la verdadera naturaleza totalitaria del régimen castrista. No tienen conciencia de que la tiranía castrista es el mal absoluto. Son aquellos que conceden la posibilidad de que el régimen, o algunos dentro de sus estructuras de poder, puedan estar interesados en llevar a cabo una transición democrática. Aquellos que ven reformistas por todas partes. Reformistas que, caso de haberlos, sólo asomarán la cabeza cuando no vean otra salida. Lo que yo llamo proto-reformistas. O también los que, en una rara ilusión conceptual cercana al marxismo, consideran que el inicio de reformitas económicas, por rácanas que estas sean, conducirán inevitablemente, allá en el final de los tiempos, a las libertades y derechos político- sociales.

Nos llaman a la reconciliación de la familia cubana, sin condenar explícita y claramente a quienes la han destruido, más allá aún que separado. Reparten culpas, todos -hemos -cometido -errores, señalan. Es como si se le pidiera a los judíos a reconciliarse con los nazis, o a los rumanos represaliados y hambreados a reconciliarse con Ceacescu y la Securite. Es decir, reconciliación entre víctimas y verdugos, olvidando agravios y crímenes, y que sigan mandando los victimarios. Pues no.

Se enternecen algunos y defienden poéticamente la idea de “tender puentes”. Pues no. Que sepamos, en una guerra lo que se hace es volar puentes, no tenderlos.

Y se nos ponen humanistas y cristianos radicales y dicen que no se puede presionar al régimen porque quien más sufre las consecuencias es el pueblo, como si hubiera mayor sufrimiento que soportar por más de medio siglo un régimen totalitario. Y lo que falta si triunfan las ideas de los conciliadores.

Estos extraños enemigos del castrismo afirman querer la desaparición del régimen, aunque coinciden con las vías y métodos de quienes quieren salvarlo. Por eso no se alarman con las políticas de apaciguamiento de Barack Hussein Obama y José Luis Rodríguez Zapatero, sino que por el contrario, les exigen más gestos. No se irritan con el Senador John Kerry y su política de obstrucción a que se destinen recursos a la oposición democrática cubana. Y por eso se indignan y montan en cólera con la propuesta del Congresista Mario Díaz Balart para que se limiten los medios financieros que recibe el régimen.

En fin, que son muchos los que no entienden que en política no todos los caminos conducen a Roma. En otras palabras, que no cualquier vía sirve para alcanzar la libertad.

Última actualización el Lunes, 11 de Julio de 2011 12:05
 
Raúl permitirá compra de casas y carros PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 01 de Julio de 2011 15:52

La Habana, 1 jul (EFE).- El Gobierno de Cuba autorizará la compra y venta de casas y automóviles entre particulares antes de que concluya el año, mediante una nueva política que eliminará prohibiciones y simplificará los trámites que los cubanos tienen que cumplimentar para traspasar sus propiedades.

“Se ha diseñado una política encaminada a simplificar las gestiones para realizar cualquier acto de transmisión de la propiedad, y disminuir las prohibiciones establecidas al respecto, que durante años propiciaron la ocurrencia de innumerables violaciones”, informó hoy el diario oficial Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único).

Los avances de las nuevas medidas fueron debatidos en una reunión del Consejo de Ministros, presidido por el mandatario cubano, Raúl Castro, que tuvo lugar hace varios días en La Habana pero de la que no se han dado detalles hasta hoy.

Hasta ahora las leyes cubanas establecen que para comprar un automóvil nuevo los cubanos necesitan una autorización del Gobierno.

En el caso de los inmuebles, la reforma busca “contribuir a la solución del problema habitacional” de Cuba e incluirá la promulgación de una nueva Ley General de la Vivienda, tras revisar el contenido de unas 188 leyes que en su mayoría establecen “prohibiciones de carácter administrativo”.

En esencia, se legalizará la compraventa de casas y se facilitarán y modificarán algunas disposiciones para que los cubanos y extranjeros residentes permanentes permuten, donen y traspasen sus inmuebles, aunque se mantiene el principio de que “una persona no puede ser propietaria de más de una vivienda”.

Según Granma, el proceso de revisión de las normas jurídicas ha sido “engorroso y dilatado” y se ha trabajado para eliminar “regulaciones burocráticas que propicien la repetición de las manifestaciones de ilegalidades y corrupción”.

En cuanto a los automóviles, se permitirá su donación y compraventa entre cubanos y extranjeros residentes permanentes en la isla, y se podrá adquirir más de un vehículo sin importar su año de fabricación.

Hasta ahora las leyes cubanas establecen que sólo se pueden traspasar aquellos vehículos cuya fabricación es anterior a 1959, y disponen que para comprar un automóvil nuevo los cubanos necesitan de una autorización del Gobierno.

Además, se eliminará la restricción de que los cubanos con autorización para adquirir un automóvil nuevo tengan que donar al Estado o “dar de baja” su vehículo anterior, en caso de que lo tuvieran.

El Gobierno cubano establecerá “valores referenciales” en dependencia de la clase y año de fabricación de los autos para evitar su “tasación individual” y así contar con un valor mínimo para calcular los gravámenes.

El presidente Raúl Castro anunció en abril pasado que se preparaban leyes para autorizar la compra y venta de automóviles y casas entre particulares, dentro del proceso de reformas y actualización del modelo económico y social que impulsa en la isla.

Raúl Castro insistió en la necesidad de seguir reduciendo gastos, así como en elevar la producción de alimentos en el país.

Cuba gasta más de mil millones de dólares al año en importar alimentos ante la baja productividad de la agricultura nacional.

Última actualización el Viernes, 01 de Julio de 2011 15:53
 
El Cobre: Violencia vs. Damas d'Blanco PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 20 de Julio de 2011 18:55

Relatan pormenores del acto represivo contra mujeres de Santiago de Cuba

"Nunca había sentido tanta violencia sobre las mujeres que de manera pacífica caminaban por la calle”, aseguró Tania Montoya.

Idolidia Darias/ martinoticias.com 19 de julio de 2011

La marcha silenciosa de más de una decena de mujeres  que decidieron salir a la calles con gladiolos en las manos  al finalizar la misa del domingo  en la iglesia del Cobre en Santiago de Cuba  fue la justificación que tuvo la policía política   para incitar a un grupo de civiles a que  las  agredieran y  maltrataran.

Tania Montoya una de las participantes  aseguró a martinoticias que aunque en otras ocasiones ella ha sido golpeada y arrestada por participar en acciones de la oposición   "nunca había sentido tanta violencia sobre las mujeres que de manera pacífica caminaban por la calle”.

La activista de derechos humanos al describir lo ocurrido agregó que “aunque todos los agresores vestían  con ropa civil entre ellos pudo identificar a oficiales de la  policía  política que azuzaban a la ciudadanía a que las golpearan y vejaran.”  Definió de brutales  las agresiones contra las quince mujeres que no portaban armas ni realizaban otra acción que caminar con un gladiolo en las manos .

“Todas  las  participantes la pasamos muy mal dijo, Belkis Cantillo Ramírez fue herida con un una  tijera en el brazo derecho, a Aimeé Garcés Leyva, Vicepresidenta Nacional de FLAMUR le hicieron  una fisura en la cervical y  a  Nelsa Fernández Fonseca miembro de la FLAMUR, una pequeña herida en la cabeza, no respetaron ni que una de nosotros es una mujer mayor de edad”

Las mujeres que participaron el  pasado día diecisiete en la misa de la Ermita de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba   han decidido que todos los domingos continuarán asistiendo al lugar para desde allí orar por los presos políticos, pedir la libertad y democratización de Cuba y apoyar  a las mujeres que  en la capital del país asisten a la iglesia de Santa Rita.

Entre las mujeres que asistieron a la misa en la Ermita de la Caridad del Cobre se encontraba  la Dama de Blanco Belkis  Cantillo Ramírez  y miembros de la  Federación Latinoamérica de Mujeres Rurales (FLAMUR).

Última actualización el Miércoles, 20 de Julio de 2011 18:59
 
Envejece la población en Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 08 de Julio de 2011 10:48

Casi dos millones de cubanos tienen más de 60 años

En 1985, solo el 11,3% de la población superaba esa edad. Actualmente la cifra representa el 17,8%.

La población mayor de 60 años se incrementó en Cuba en un 0,4 por ciento durante 2010, al alcanzar los casi dos millones de personas, lo que confirma la tendencia al envejecimiento creciente de la Isla, reporta EFE.

El diario oficial Granma informó este jueves que al cierre del año pasado en la Isla vivían 1.996.632 "adultos mayores", lo que representa el 17,8 por ciento del total de habitantes del país, estimado en 11,2 millones.

Los datos, proporcionados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), resaltan el incremento registrado dentro de ese grupo en los últimos 25 años, pues en 1985 sólo representaba el 11,3 por ciento de la población.

Según las estadísticas, dentro de dos décadas un 30 por ciento de los cubanos superará los 60 años y continuará "notablemente" la reducción de la población económicamente activa.

En 2010 Cuba cerró su censo con menos población que en el año precedente y, según estudios de la ONE y del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía, el envejecimiento y la reducción de la natalidad son las causas fundamentales de ese decrecimiento. Otros estudios mencionan también la emigración.

El Gobierno cubano ha manifestado preocupación por el fenómeno e incluso decidió incrementar la edad de jubilación.

Se prevé que la Isla perderá 100.000 habitantes para 2025 y estará por debajo de los 11 millones en 2032.

Tomado del DIARIO DE CUBA

 
«InicioPrev2001200220032004200520062007200820092010PróximoFin»

Página 2002 de 2025