El artivista cubano Otero Alcántara está débil en prisión tras suspender la huelga de hambre

El artivista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los líderes del Movimiento ...

Una investigación reveló que las disidencias de las FARC crecen y se extienden rápidamente sobre ter

“Las células de las ex FARC están fuertemente arraigadas en las minas ...

La Organización Mundial de la Salud confirmó que hay un brote de fiebre amarilla en Venezuela

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó hoy de un brote ...

Al menos seis muertos durante una protesta convocada por Hezbollah contra un juez en Beirut

Al menos seis personas murieron hoy y otras 30 resultaron heridas en ...

Como cientistas conseguiram resolver enigma de epidemia que deixou 50 mil cubanos com problemas de v

Enquanto Cuba enfrentava uma grave crise econômica no início da década de ...

Artigos: Mundo
La riqueza cambiante de las Naciones PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 09 de Enero de 2011 12:58

Por MANUEL DE LA ROCHA

Un aspecto ampliamente conocido de la economía global del siglo XXI es el surgimiento de los llamados países emergentes. Pero el realineamiento económico mundial de las dos últimas décadas va mucho más allá y representa una transformación de importancia histórica, comparable a la revolución industrial, de la que destacamos los siguientes aspectos:

Existen aún diferencias entre las opciones de progreso y las conservadoras

1. El centro de gravedad de la economía internacional se desplaza rápidamente hacia Oriente y el Sur: aún más dramático, más de la mitad del crecimiento económico a nivel mundial en los últimos 15 años ha sido generado por los países emergentes y en desarrollo. Como consecuencia, las economías que no son miembros de la OCDE ya representan el 49% del PIB global, que según las proyecciones llegará al 57% en 2030. La crisis económica que ha golpeado fundamentalmente a los países de la OCDE ha acentuado estas tendencias.

2. La división tradicional entre países desarrollados y países en desarrollo ya no es tan significativa. Las enormes divergencias entre países requieren de una nueva clasificación que defina mejor su evolución económica. La OCDE

[Shifting Wealth: Perspectives on Global Development. 2010] propone una descripción dinámica del mundo, dividido en cuatro categorías basado en el crecimiento de las dos últimas décadas: países prósperos: los de la OCDE; países convergentes, con tasas de crecimiento per cápita que doblan las de la OCDE; países con dificultades (struggling), con tasas de crecimiento per cápita solo ligeramente superiores a la OCDE y; países pobres, que sufren bajas tasas de crecimiento y renta per cápita por debajo de los 950 dólares al final del periodo. Esta categorización va más allá de la tradicional división entre Norte y Sur, y proporciona una visión mucho más completa de la evolución dinámica del desarrollo global. Así, se muestra claramente que un grupo importante de países en desarrollo, entre los que destacan casi toda Asia, parte de Latinoamérica y amplias zonas de África, van convergiendo hacia niveles de riqueza de los países prósperos, otros están luchando para penetrar en ese selecto club, mientras que unos 25 países siguen sufriendo bajo el peso de la pobreza extrema, esencialmente en África Occidental y Central.

Muchas de las causas de este cambio estructural de la economía internacional son bien conocidas, otras no tanto. Primero, la apertura exterior de economías, anteriormente cerradas, como China, India y la URSS entre otras, produjo una sacudida en la oferta del mercado laboral mundial. Cerca de 1.500 millones de trabajadores se incorporaron a la economía de mercado en la década de 1990. Esto redujo el coste de numerosos bienes y servicios comerciados, posibilitando el despegue de varios países convergentes, principalmente en Asia. Segundo, el crecimiento en los países emergentes alimentó la demanda de materias primas y energía, lo que produjo una transferencia de riqueza hacia los países exportadores de estos productos, impulsando así el crecimiento en África, Latinoamérica y Oriente Próximo. Y tercero, muchos países emergentes han pasado de ser deudores a acreedores netos, acumulando grandes cantidades de divisas, especialmente China, lo que ha permitido mantener bajas las tasas de interés en los países desarrollados.

3. La creciente importancia del Sur para el Sur: la intensificación extraordinaria de los flujos económicos y financieros entre los gigantes emergentes y los países pobres, a través del comercio y la inversión extranjera directa, es una de las grandes novedades de esta nueva era. Es probable que esta tendencia continúe. En 2009 China se convirtió en el principal socio comercial de Brasil, India y Sudáfrica. Los países en desarrollo ahora mantienen cerca del 37% del comercio mundial, y el comercio intrasur representa alrededor de la mitad de ese total, constituyéndose potencialmente como el gran motor del crecimiento mundial en la próxima década.

4. La pobreza extrema se ha reducido en términos absolutos, pero ha aumentado la desigualdad al interior de los países. El realineamiento de la economía mundial ha permitido reducir el número de pobres en 120 millones durante los noventa y aproximadamente 300 millones en la primera mitad de la década del 2000. Solo en China, por ejemplo, entre 1990 y 2005 la pobreza extrema disminuyó del 60% al 16% de la población. A pesar de la reducción de la pobreza absoluta, la desigualdad a nivel global no se ha reducido. El aumento gigantesco de la desigualdad en países como China o India ha surgido de estructuras económicas duales, por la incorporación de muchos millones de trabajadores desde zonas rurales de bajísimos ingresos a los sectores urbanos impulsados por los servicios y las manufacturas. El aumento de la desigualdad también se ha producido en las grandes economías del norte, como EE UU o Reino Unido, y está en el origen estructural de la crisis financiera del 2008. Por el contrario, otros países como Brasil o Sudáfrica han sido capaces de crecer vigorosamente y reducir los niveles de desigualdad.

De la evolución descrita se desprende que la velocidad y magnitud de los cambios han sido más profundas de lo que se pensaba hace 30 años, cuando la ideología neoliberal comenzaba su dominio y se destacaban las oportunidades que la globalización ofrecía para el crecimiento y el desarrollo, y por tanto la necesidad de abrirse y adaptarse para aprovecharlas. Pero mientras las transformaciones han sido de mayor calado que el inicialmente previsto, las políticas de reforma y redistribución en los países de la OCDE no han sido a menudo suficientes para compensar los desafíos de la globalización, y la desigualdad y vulnerabilidad social han aumentado.

Veinte años después, los mercados financieros globales imponen su dictadura, muchos Gobiernos nacionales se ven impotentes y la ciudadanía apenas percibe diferencias en las salidas a las crisis entre Gobiernos progresistas y conservadores. Y es que aunque los problemas siguen siendo locales, las soluciones pasan por propuestas y políticas globales. En este sentido, se señalan tres áreas claves para un programa socialdemócrata de alcance global:

La primera prioridad es el establecimiento de una nueva gobernanza global: si los problemas del planeta cada vez son más globales, la responsabilidad y las soluciones deben compartirse entre todos. Pero la reforma de las instituciones internacionales no ha estado a la par con los cambios que se requieren para mejorar la gobernabilidad mundial. El resultado ha sido una pérdida de legitimidad profunda y una crisis en cuanto a su eficacia. La aparición del G-20 y los acuerdos que de ahí han surgido son pasos positivos, pero quedan todavía lejos de conformar un sistema de gobernabilidad global realmente democrático e inclusivo, y que debe incluir la reforma de la ONU.

En segundo lugar, hay que lograr instrumentos de fiscalidad internacional. La protección y promoción de los bienes públicos internacionales (cambio climático, investigación contra enfermedades de transmisión, lucha contra la pobreza, etcétera), requieren de fondos suficientes y predecibles para financiarlos. El establecimiento de figuras impositivas internacionales representa de mejor manera la búsqueda de soluciones globales a problemas de todos y debe ser un ámbito diferenciador para la socialdemocracia. El debate ha comenzado con los impuestos al carbono, a los bancos o a las transacciones financieras. Además, una nueva fiscalidad internacional debe llevar a la erradicación de los paraísos fiscales.

En tercer lugar, cuando las líneas divisorias entre países ricos y pobres se difuminan, también lo hacen las trayectorias de las migraciones humanas. Ya no es solo a los países de la OCDE donde emigran los trabajadores de los países pobres, sino que los flujos migratorios sur-sur se han vuelto casi tan importantes como los anteriores. Por eso, es necesario un acuerdo migratorio global, que considere a los emigrantes fundamentalmente como seres humanos protegidos por derechos elementales, al mismo tiempo que se aprovechan sus capacidades productivas en beneficio de todos.

Las tres propuestas mencionadas, junto a otras como el reforzamiento de la regulación de los mercados financieros, el establecimiento de un mínimo social global o un nuevo orden para el comercio internacional, deben constituir el eje de una agenda global socialdemócrata renovada, que muestre a los ciudadanos que dos décadas después, en la era de la globalización acelerada multipolar, existen aún diferencias entre las opciones de progreso y las conservadoras.

Manuel de la Rocha Vázquez es coordinador del área de economía internacional de la Fundación Alternativas.

 
¿DÍA DE PAZ? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Miércoles, 29 de Diciembre de 2010 12:18
Por Zoé Valdés

 

Alguien me dejó este comentario ayer en el blog mientras yo cenaba con algunos amigos y con mi familia, luego me fui a la Misa del Gallo, y a mi regreso, después de conversar un rato con ellos me fui a dormir. No revisé el blog hasta hoy por la mañana, y me encuentro con este mensaje alarmante:

“SI QUIEREN HACER UNA NAVIDAD DE VERDAD, VAYAN (o manden a alguien) AL HOTEL PRINCESA DE MÓSTOLES A VER AL DESTERRADO CASTRISTA JUAN CARLOS HERRERA Y SU FAMILIA, LOS UNICOS CASTIGADOS POR ZP Y CRUZ ROJA QUE SIGUEN EN EL HOTEL Y QUE HOY NO VAN A CENAR, Y LLÉVENLE ALGO DE LOS MANJARES DE TODA CASA NO HUNDIDA POR LA CRISIS….

Y SI NO ENVIÉNLE A ELLOS ALGO BUENO DE COMIDAS POR DOMICILIO que paguen por internet…., ACABO DE HABLAR CON ÉL Y ESTE PAÍS ES UNA MIERDA Y VERGÜENZA, LA JEFA DE CRUZ ROJA MADRID LE HA DICHO HACE POCO QUE ES UN INMIGRANTE MÁS Y QUE SI NO LE GUSTA LO QUE HAY QUE SE VUELVA A CUBA (DESPUÉS DE PASAR DOCE AÑOS EN SUS PRESIDIOS!!! DE REPRESIÓN SOCIAL). JUAN CARLOS ES MUY CREYENTE CATÓLICO.

SUS DATOS, JUAN CARLOS HERRERA ACOSTA, HAB. 126 HOTEL PRINCESA, MÓSTOLES -MADRID. TLF 91-6476072.

SÓLO LLAMARLE Y COMPADECERLE SERÍA ALGO, PERO MÁS VALE UN BOCADO DE ALGO ESPECIAL, TRAS MESES EN ESE ANODINO HOTEL Y SU MÍSERO BUFET.

UN SALUDO.”

Lo firma Felicio, como podrán comprobar si revisan en los comentarios dejados ayer en este blog.

Yo me pregunto cómo puede un gobierno demócrata, que ha prometido a excarcelados del castrismo una vida en absoluta libertad abandonar de este modo a personas sin ningún tipo de defensa, que acaban de salir de una cárcel; a los que han sacado directamente de la prisión hacia el destierro.

Cuando asistí a la llegada de los primeros presos en el aeropuerto de Barajas, que reclamé en voz alta que no se les abandonara, el representante del gobierno se volteó hacia mí y me hizo un gesto como diciendo: “Por favor, cómo te atreves…” Bien, por lo visto, no han cumplido su palabra. Así que ahora la que le pregunta “¿qué han hecho?”, soy yo

Creo que Juan Carlos Herrera Acosta debería protestar por escrito, dirigir una carta o varias al gobierno, y otra a la iglesia católica española. No cejar en su lucha, y en esa lucha por recibir la atención que se merece debemos apoyarle. Estoy segura que muchos de sus compatriotas en España no saben en la situación en la que se encuentra y lo llamarán aunque sea para que reciba unas palabras amistosas.

Hoy, 25 de diciembre del 2010, a pocos días de que el militar y ex dictador argentino Videla haya sido condenado a cadena perpetua en su país todavía muchas personas –entre ellas Cristina Kirchner, presidenta de Argentina- son insensibles ante los crímenes de los hermanos Castro, frente a sus 52 años de dictadura, y el abandono al que son expuestas sus víctimas y los héroes que han luchado y luchan por la libertad del pueblo cubano.

Aquí, al final de este texto, les colgaré un video-audio de algunas declaraciones importantes de Juan Carlos Herrera Acosta desde la prisión donde compartió con Orlando Zapata Tamayo, tal como oiremos en sus palabras.

Exijo además al gobierno de Zapatero que cumpla su palabra con este y otros presos cubanos, y asuma –tal como prometió- el derecho a que este hombre, que fue preso político cubano de una de las más crueles dictaduras que existe todavía en el planeta, y que es un héroe cubano y un exiliado político, pueda vivir una existencia normal y digna en el exilio en España, que no es cualquier exilio, porque España tiene deudas y compromisos de sangre con todos los cubanos.

Zoé Valdés.

Última actualización el Miércoles, 29 de Diciembre de 2010 12:19
 
Wikileros, grafiteros y la nueva guerra mundial PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Diciembre de 2010 10:13

By CARLOS ALBERTO MONTANER

Estalló la guerra en el mundo virtual. Los partidarios de Julián Assange han bloqueado a Visa, MasterCard y otros gigantes norteamericanos. Ya hasta cuentan con denominación de origen: son los wikileros. Se vengan de su detención en Londres por un extraño delito sexual que quedará probado cuando el jurado examine con mucho cuidado un condón inoportunamente roto en el momento exacto del suspiro.

Los wikileros mañana pueden paralizar al Banco de Londres o a la Volvo de los suecos. Como todas las operaciones financieras o industriales complejas hoy pasan por Internet, el costo potencial de estos conflictos es asombrosamente alto. ¿Cuánto le costaría a Estados Unidos el cierre de Wall Street durante ocho horas laborables? ¿Cuánto si la central eléctrica más importante de New York queda fuera de combate por un tiempo? Los blancos potenciales y el daño que es posible infligirles son infinitos.

Estamos ante la primera guerra mundial cibernética y vale la pena estudiar el fenómeno. El dato más urgente que surge de las trincheras consiste en la naturaleza de los guerreros de internet. Físicamente, están más cerca de Woody Allen que de Rambo. Suelen ser tipos taciturnos, nerds, que no responden al patriotismo convencional. No están atados a banderas ni a naciones. Crecieron en el territorio salvaje de internet, donde todo es posible, donde (afortunadamente) no hay leyes ni controles.

Esa experiencia de Lejano Oeste los ha marcado. Los ha hecho rabiosamente individualistas. Pertenecen a la tribu de los cibernéticos, una especie totalmente nueva, postmoderna, que ha roto con los lazos gregarios convencionales y sólo le tienen lealtad a su propia fratría, a su etnia hecha de gigas y megabits. Sus héroes son los hackers famosos, los tipos que han logrado entrar en las computadoras del Pentágono o que han desvalijado los archivos de un banco poderoso. Adoran la transgresión y viven para ella. Por eso disfrutan de un placer tan raro como fabricar un virus para echarle a perder el disco duro a un señor que vive en Filipinas.

Hay algo curiosísimo en la psicología de muchos de estos jóvenes que los acerca a otra extraña tribu: los grafiteros. Los grafiteros salen por las noches armados de una lata de spray y una docena de creyones en bandolera. El objetivo aparente es embadurnar con letreros y dibujos la fachada de una casa inocente, pero el propósito real es disfrutar de la transgresión, ese momento delicioso en que rompen todas las normas y acaban con el orden aseado de la burguesía. A veces los detienen o las víctimas los descubren, se rebelan y los decoran con el mismo spray, pero ya han tenido su trallazo de adrenalina y están felices.

Los wikileros son contadores de secretos. Despiertan la curiosidad morbosa de los paparazzis, esos fotógrafos salvajes que suelen retratar a la gloriosa señora de Sarkozy sin sujetador o a Berlusconi mientras explora sus fosas nasales con el dedo índice. Era muy feo que entraran en el correo privado de la señora Sarah Palin, como ocurrió hace unos meses, pero medio planeta quería saber qué cosas decía la dama en su correspondencia personal. Los wikileros tienen ese encanto: revelan secretos y nada les interesa más a los seres humanos que la información prohibida, el chisme. Assange dispone de 250,000 y se los está regalando a la humanidad a cuentagotas, como Sherezada a su sultán implacable. De pronto su inquieta vida sexual se convirtió en otro chisme, pero esas revelaciones no estaban en sus planes. Fue un acto de justicia poética.

s una ingenuidad del gobierno norteamericano tratar de impedir la divulgación de estos documentos. No supieron custodiarlos y ahora eso no tiene remedio. Si hay un claro delito es el del soldadito que los diseminó (otro miembro de la tribu de los cibernéticos), pero más culpables aún son los especialistas en informática que se ganan el pan poniendo candados en la guarida de la señora Clinton y no hicieron bien su trabajo. Eso se llama negligencia y es un delito tipificado en todos los códigos. Mientras más se esfuerce Washington en silenciar a Assange, más vida tendrán estas historias y más guerreros de internet saldrán a recoger la antorcha. Lo único sensato, a estas alturas, es aprender a pelear en el espacio cibernético. La guerra del futuro ya llegó.

www.firmaspress.com



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/12/12/852365/carlos-alberto-montaner-wikileros.html#ixzz17tHmm1DZ
 
Bendita clase media PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 05 de Diciembre de 2010 19:23

Por AMELIA M. DOVAL

La definición de los países por su estado de pobreza-riqueza se relacionaba con la propensión al aumento de la clase media. Con la industrialización se desarrolló esta clase pujante que se alejaba por los conceptos de la vieja aristocracia. La Revolución Industrial fue su carta de presentación, terratenientes e industriales adquieren sus propiedades para rendir provecho aplicando las nuevas técnicas.

Con seriedad responsable y puritana demarcan como suyo el conservadurismo, haciendo que la sociedad responda paso a paso a sus normas, mientras dejan a un lado la vieja sociedad que se consume en su vida de gastos y excesos. Esta clase media comienza a crear un ciclo de mayor producción, mayores salarios, más consumidores de sus productos. La línea recta conduce a la definición final: se creó una clase media alta que es la élite que dirige los gobiernos, seguida en descenso por una clase media conforme con sus ganancias y su vida de consumo, y al final la clase baja.

Con el pasar de los años que conforman el siglo XXI, la panorámica mundial está cambiando, la globalización ha llevado lo bueno y lo malo a todos los lugares del planeta. La clase media productora se siente como pieza en tornillo de banco, apretada por todos. Esta condición social y económica, aunque también cultural para Europa, es presionada por los subsidios que de su salario debe compensar.

Pagar la seguridad social, los impuestos, la escuela de sus hijos, los altos intereses. Una vida que no deja espacio a las pequeñas cosas, tornándose de repente en una odisea diaria. La clase media alta voltea la vista hacia abajo para presionar y los de abajo miran hacia arriba con la esperanza de ver caer su sustento. El estado de bienestar, que hasta ahora se mostraba como un logro, pasa a ser una pesadilla. La clase media no recibe esa mano que la ayude a levantarse.

En este proceso va surgiendo un nuevo escalón social. Una clase técnica, especializada y desarrollada con amplios conocimientos pero recibiendo una inadecuada remuneración y un horario de trabajo excesivo. La clase media alta, enriquecida y poderosa, desestima su intelecto. Esta es la categoría social que construye su vivienda con las proporciones de Ikea y viste de las grandes rebajas. Habla con términos en clave que sustentan los más recientes inventos tecnológicos que aceleran la comunicación. Esta generación crea una estrecha relación internáutica que es mucho más fuerte, solidaria e irresponsable porque a un toque de teclado tienes la mano del amigo que se expresa desde su soledad sin importar si alguien lo escucha o no. No se visualizan cambios sociales, ni económicos, ni culturales pero al menos hay: HDTV, Ipod, Ipad, Readers, smartphone, laptop y una lista interminable de entretenimientos que hacen llevar la vista abajo, la cabeza inclinada y muy poca idea de futuro.

Escritora y filóloga



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/12/05/848406/amelia-m-doval-bendita-clase-media.html#ixzz17Ga3pAV4
Última actualización el Domingo, 05 de Diciembre de 2010 19:26
 
Wikileaks en contexto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 05 de Diciembre de 2010 12:47

Por Jorge Hernández Fonseca

Las revelaciones aparecidas en un site de internet –Wikileaks-- y vehiculadas en varios periódicos de tirada mundial asociadas a la publicación de más de 250 mil documentos clasificados de la diplomacia norteamericana, han revuelto al mundo informativo y causado dolores de cabeza a más de un gobierno (amigo y enemigo de EUA) a lo largo y ancho del mundo.

A pesar de lo anterior, estimo que las revelaciones del site Wikileaks son más “escandalosas” que importantes. En realidad, para nada ponen en peligro la seguridad de los Estados Unidos, ni tocan asuntos verdaderamente sensibles del gobierno norteamericano. Parece que hubieran sido cuidadosamente revisadas como para causar “bochorno” en personalidades extranjeras y en algunas (seleccionadas a dedo) personalidades norteamericanas. Esto apunta hacia dentro.

Antes de entrar al análisis de lo que considero al respecto, quiero decir que el mundo se regocija de ver desnuda a la principal potencia mundial, incluso como una lección de lo que puede suceder (en otros aspectos) en el país más poderoso de la tierra. En un mundo globalizado y tecnológicamente entretejido en red, nadie es inmune, ni impune. Es una lección.

En política, nada es casual. Que una persona de repente quiera que el mundo sea transparente y no comienza su tarea por casa, siempre será sospechosa de “terceras intenciones”. Una especie de “Madre Teresa de Calcuta” de la información (de los otros, no de él) no puede tener sino intenciones diferentes a la que dice tener. Esa candidez hay que dejarla para otros campos de la vida social (religión) nunca para la política, sobre todo para la política norteamericana.

Que hay un plan maestro detrás de esta supuesta “transparencia” (contra EUA) a pocos deben caberle dudas. Si el objetivo fuera “la transparencia”, debería haber sido comenzando por casa y haciendo transparente todo lo que es relevante, en todo el mundo (no sólo en EUA) y en este sentido hay mucho que informar. Se trata de un ataque a fondo contra la primera potencia mundial y con objetivos definidos, lo cual sería interesante ver analizado a fondo, cosa que escapa a mis posibilidades, limitadas por la información disponible. Sin embargo, allá vamos.

Los documentos muestran el enfoque íntimo de funcionarios destacados en países, fungiendo como diplomáticos. Si bien poco de lo publicado hasta ahora era público, todos sabíamos que ese es el lenguaje –poco más poco menos-- de los documentos e informaciones confidenciales de los diplomáticos de todos los países, no sólo de los diplomáticos norteamericanos. Es el secretismo antropológico de la intimidad del grupo, la misma que llevó a una simple familia en el interior de EUA a querer engañar “al mundo” con aquel globo volando (supuestamente con un hijo de ellos) para ganar notoriedad, en el supuesto que “sólo la familia sabía del secreto”.

A pesar del actual ser un escándalo internacional, que ha hecho reaccionar a diversos jefes de estado a lo largo y ancho del globo, la acción tiene como objetivo algún proceso interno, dentro de los propios Estados Unidos. Lo anterior queda más claro por el hecho de comenzar a demostrase que la obtención de los documentos no ha sido a través de la “inteligencia digital” como se quiere hacer ver para desviar la atención, sino de personas dentro del aparato de EUA, que se prestaron (probablemente por dinero, mucho dinero) a entregar los documentos.

Esto significa que, además del Wikileaks --parte visible de este verdadero “iceberg”-- hay otros personajes (los principales) detrás del escándalo. Estos elementos adicionales podríamos clasificarlos en dos grandes “familias’: los financiadores y los interesados. En muchos casos, ambas categorías coinciden y los financiadores son los propios interesados.

Ya acabó la guerra fría, por lo que difícilmente veríamos a Rusia ahora detrás de algo así. Países del campo chavista pudieran estar detrás del financiamiento, sobre todo cuando de inicio Ecuador ofreció “asilo político” al dueño de Wikileaks, pero rápidamente dio marcha atrás. En cualquier caso, es claro que hay mucho dinero detrás de una campaña como esta, quizá dinero de los periódicos que tuvieron la primicia, o de otra procedencia interesada en las consecuencias de lo que resultará de este escándalo, sobre todo dentro de EUA.

En cuanto a los objetivos de las filtraciones, es difícil no colocar al presidente Obama como un potencial objetivo principal, por dos razones básicas: primero, es el responsable de todo lo que sucede en su gobierno y las consecuencias, al final del proceso de revelaciones en andamiento, pudiera ser inculpado de manera directa; segundo, Obama está ahora sometido a presiones diversas, sin haber todavía tomado posesión el nuevo y adverso Congreso norteamericano.

Una segunda personalidad, esta vez sí mencionada desde el inicio de las revelaciones, la Secretaria de Estado Hillary Clinton, podría ser el blanco de los ataques, teniendo en cuenta que se ha planteado que substituirá al Secretario de Defensa (que pasa a retiro) o por las razones de la antigua rivalidad con el propio presiente Obama durante la campaña primaria. Sea como sea, Hillary se ha apresurado a anunciar su retiro de la vida pública. ¿Casualidad?

En cualquier caso, parece poco probable que detrás de los objetivos del escándalo esté alguno de los partidos tradicionales en EUA. El estilo y la forma de los acontecimientos tienen poca relación con los Demócratas o Republicanos, incluso porque sería muy difícil desmarcar sus culpas en lo que sucede en un país que tradicionalmente ha relevado los partidos en el poder.

El contexto analizado, a largo plazo, tendrá más trascendencia que saber que algún funcionario de EUA piense que “Hugo Chávez está loco”, o que “los sauditas quieren el bombardeo de Irán”. Algo se mueve dentro de los Estados Unidos y sus reflejos vienen a través de revelaciones que en realidad no afectan sus intereses básicos en el aspecto estratégico.

Wikileaks ha anunciado una arremetida contra las “instituciones financieras”. Sería interesante ver si estas revelaciones afectan a grupos determinados, o son dirigidas contra todo el sistema. Adicionalmente, sería interesante ver si hay revelaciones sobre el sector energético (el petrolero específicamente) para tener una idea más cabal de la “transparencia” que proclama.

4 de Diciembre de 2010

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

 
«InicioPrev31323334353637383940PróximoFin»

Página 31 de 45