Un nuevo martir por una Cuba libre: El opositor Yosvany Arostegui Armenteros es dejado morir en la c

El opositor político Yosvany Arostegui Armenteros, encarcelado en la provincia de Camagüey, ...

Castrochavismo, persecución judicializada y asesinato de reputación en la Corte Suprema de Colombia,

El socialismo del siglo XXI o castrochavismo ha demostrado que una parte ...

Donald Trump exigió una investigación completa y transparente de la explosión en Beirut: “EEUU está

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, exigió al Líbano que ...

Bolsonaro anuncia missão de ajuda ao Líbano e convida ex-presidente Temer para chefia

O presidente Jair Bolsonaro anunciou na manhã deste domingo (9) uma missão ...

Cuba


El Embargo y la Posición Común PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Jueves, 16 de Septiembre de 2010 10:37

Por HUBER MATOS ARALUCE

La política de la Unión Europea hacia Cuba conocida como la Posición Común exige al castrismo una transición a la democracia como condición a un acercamiento diplomático y político.

El embargo estadounidense es la carta de negociación de los Estados Unidos equivalente a la Posición Común de la Unión Europea.

Washington exige al castrismo una transición hacia la democracia como condición para restablecer relaciones diplomáticas y el levantamiento del embargo.

Con la puerta de la Unión Europea cerrada a otra opción que no sea la de la democratización en Cuba, el castrismo está tendido en la lona. Su fiel e incondicional aliado, el gobierno del Partido Socialista Obrero Español, debiera “tirar la toalla” y darse por vencido, pero no lo hará hasta que se dé cuenta de que la tiranía se derrumba sin salvación.

Los ex presos políticos cubanos recién liberados y desterrados a España fueron determinantes en asegurarles a las democracias europeas que  no solo mantuvieran - sino que también reforzaran - su posición solidaria con los demócratas cubanos.

Este fresco aporte, más el esfuerzo  permanente de un grupo de organizaciones de exiliados cubanos en Europa y los Estados Unidos, merece el aplauso de quienes en el mundo apoyan la democracia en la isla.

Aunque inesperadas, las últimas declaraciones de Fidel Castro hicieron su contribución. Entre lo que dijo (que no había dicho) sobre el fracaso del modelo castrista, más sus acusaciones contra el presidente francés, el dictador ha quedado aun más al descubierto.

Castro no tiene moral para acusar a Nicolás Sarkozy por el  “holocausto” de los gitanos.  Fidel acaba de reconocer su autoría por los campos de concentración de la UMAP en Cuba y  fue el responsable de la  expulsión forzada de miles campesinos cubanos y sus familias de la zona del Escambray,  amén de los dos millones de exilados.

La ratificación implícita de la Posición Común en la Unión Europea es una importante victoria para los demócratas cubanos; es en los Estados Unidos donde las cosas no están muy claras.

En Washington hay un poderoso grupo que cabildea por la normalización de las relaciones con el régimen de Fidel Castro sin ninguna condición.  Argumentan hipócritamente que esta sería la forma de llevar la democracia a la isla.

Quieren que los Estados Unidos pongan en práctica la política que Europa aplicó por más de cuatro décadas, sin resultado alguno; antes de que los europeos la cambiaran por la Posición Común.

Como estos cabilderos saben que no es fácil desmantelar la ley que mantiene el embargo en vigencia, tratan de que se levanten las restricciones para que las turistas estadounidenses puedan viajar a Cuba.

Millones de turistas de todo el mundo han viajado a Cuba y esto no ha modificado la naturaleza represiva del régimen, ni ha acercado el país a la democracia.

Un estimado de un millón setecientos mil estadounidenses viajaría a la isla anualmente. Esto representa un respiro económico para una tiranía en la quiebra y grandes negocios para empresas estadounidenses, más otras ventajas para los amigos del castrismo.

Dejar que los turistas estadounidenses viajen a Cuba es  la forma más eficaz de debilitar al embargo en este momento.  Mientras la Casa Blanca afirma que éste no se va a levantar incondicionalmente, en el tema de los viajes a Cuba, la Casa Blanca no acaba de definirse.

Irónicamente, por ese poderoso cabildeo en Washington y por el titubeo sobre acerca del asunto del turismo a Cuba, los cubanos demócratas tenemos que preocuparnos más por la posición del gobierno de Obama que por la de los países europeos.

Esperamos que la ratificación de la Posición común de la Unión Europea influya en la política estadounidense hacia Cuba y que esto obligue al régimen castrista a ceder en libertades y derechos, a cambio del levantamiento del embargo y la afluencia de turismo estadounidense a la isla.

Última actualización el Jueves, 16 de Septiembre de 2010 10:41
 
EL REVISIONISMO FIDELISTA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Martes, 14 de Septiembre de 2010 09:47

Por PEDRO CORZO

El modelo castrista, para identificar lo que Fidel Castro denomina como modelo cubano, siempre fue un fracaso. Nunca existió un modelo cubano, la economía de la isla con mínimas variantes siempre fue un clon de la soviética, la estructura política y militar se adecuó a la de la Madre Patria Socialista, al extremo que la propia constitución de 1976, aludía el compromiso de Cuba con la extinta Unión Soviética.

 

Castro apunta lo del fracaso, lo que desmintió posteriormente, como si el proyecto se hubiera desplomado por causas ajenas a la incapacidad  de los arquitectos. No admite errores de parte de los constructores. No hay arrepentimiento y menos aun reconocimientos de culpa. Simplemente acepta de manera festinada el fracaso del modelo pero sin asumir responsabilidades, como si sus acciones  en Cuba y otros muchos lugares del mundo no hubieran concluido en tragedias.

 

No obstante si sus palabras pudieran ser escuchadas por los que defendieron con la vida el totalitarismo castrista y mataron para imponerlo, el revolcón alcanzaría el  grado diez en la escala Richter. Su afirmación deja sin fundamentos a todos los que han apoyado y promovido su proyecto, en particular a Hugo Chávez.

 

El asesino de Ernesto Guevara debe estar dando gritos en el infierno; Arnaldo Ochoa se ha de estar cuestionando la validez de sus crímenes en Nicaragua, Angola y Etiopia; Manuel Piñeiro Losada, “Barbarrojas”, sus esfuerzo por subvertir el continente a sangre y fuego y José Abhrantes se preguntará el por qué de los miles de fusilados, innumerables prisioneros políticos, torturados y desaparecidos que ha padecido el país durante todos estos años.

 

La voluntad de Castro de imponer “su modelo” en Cuba y su expansión al resto del hemisferio,  fue y continúa siendo costosa para todo el continente.

 

Desde Turcio Lima, el Frente Farabundo Martí, el ELN colombiano y los Tupamaros uruguayos, solo por referir unos pocos ejemplos,  hasta llegar a Hugo Chávez, Evo Morales y Daniel Ortega, han defendido con violencia extrema el modelo que el dictador cubano impuso en la isla, como la meta fundamental de su quehacer político en sus respectivos países.

 

Los zares vivos y muertos de la economía cubana también deben haber padecido la misma conmoción.  El Cordón de La Habana, la desecación de la Cienaga de Zapata, los F1 y F2, las fantásticas represas, las vacas enanas, las escuelas en el campo, una infinidad de proyectos fracasados que costaron sangre, sudor y lágrimas, cincuenta y un años después, el máximo líder afirma que no condujeron a ninguna parte.

 

La economía cubana siempre ha sido dependiente. La isla no ha sido capaz de producir riquezas bajo la administración de los Castro. Los millonarios subsidios soviéticos, la masiva ayuda de Venezuela, los envíos monetarios de los exiliados se han ido por los vertederos del régimen, al igual que los millones de hombres y mujeres que creyeron en el trabajo voluntario, que apedrearon al prójimo, protagonizaron actos de repudio, sirvieron de carceleros y empuñaron fusiles para ejecutar a sus compatriotas.

 

Los seguidores que le restan al castrismo, y en particular los que se comportaron como depredadores durante años de ceguera, deben estarse cuestionando su conducta.

 

Ellos le dieron su vida entera, como dice su Zoe Valdez, así que es de suponer se pregunten, si les resta un átomo de cordura después de las manifestaciones de su dios, si valió la pena tanto sacrificio, tanto destruir la vida de los otros,  como han hecho por más de cinco décadas.

 

La soberbia de Fidel Castro no le permitió ver que la URSS se desplomó a pesar de los cohetes balísticos intercontinentales y que si China comunista ha logrado sobrevivir,  ha sido por que ha impuesto junto al despotismo y ausencia de libertades públicas e individuales, el capitalismo más rapaz.

 

Es importante destacar que durante la entrevista Fidel Castro no aludió a los derechos ciudadanos conculcados, simplemente fundamentó la invalidez de su modelo de gobierno en el fracaso económico del mismo, no como consecuencia de las limitaciones y derechos impuestos al individuo, lo que deja espacio para considerar, como dijo la analista Julia Sweig, que está dando su aprobación en particular para aquellos que puedan oponerse, a las reformas de carácter económico que debe iniciar Raúl Castro.

 

De concesiones políticas cero, en ese aspecto los Castro consideran que su modelo ha sido todo un éxito.

 
UN RIP VAN WINKLE DE NUEVA EDICION PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 13 de Septiembre de 2010 11:06

Por ANDRÉS PASCUAL

Rip es el personaje principal de uno de los cuentos de Washington Irving: habitante de una villa el año anterior a la Revolución Americana que nadie tenia en cuenta y que su mujer maltrataba por todo; pero el tipo era incapaz, aunque ni malo ni, mucho menos, sádico. Un buen día se interna en la maleza y unos hombres de traje le invitan a beber; entonces, embriagado, se durmió al pie de un árbol y despertó 20 anos después, con la guerra terminada y sus amigos y su esposa muertos. Ya en la villa, se proclamó ferviente partidario del Rey Jorge III, lo que le ocasionó serios problemas, porque ya las colonias inglesas no existían…

Fidel Castro reapareció como la caricatura del personaje folk americano que no estuvo dormido por una veintena; sino por 48 años: la senilidad avanzada de este individuo por circunstancias conocidas, le hace aparecer como quien se durmió en agosto de 1962, con el mundo casi al borde de la guerra nuclear por su absoluta y total responsabilidad, que despertó el mes pasado con la pretensión de vender una imagen contradictoria con su personalidad de criminal y agitador internacional, al mostrarse como muy preocupado por la raza humana que casi contribuye a borrar del mapa una vez; en peligro, según el, por los acontecimientos en el Medio Oriente.

El tirano enfrento al comando terrorista iraní en funciones de gobierno: a los Ayatholas y a su liliputiense Presidente de Gobierno al recordarles las calamidades históricas del pueblo hebreo y conminándolos a que no “ofendan mas a ese pueblo y a que reconozcan al Holocausto”

Si la entrevista en la cual el dictador hizo esas declaraciones se publica o televisa en Cuba, será la primera vez en 49 anos que se escuche la palabra Holocausto por, quizás, 10 millones o mas de personas.

La palabra que se utiliza por el desgobierno criminal instalado en La Habana durante algo mas de medio siglo para identificar la persecución y asesinato de hebreos por los nazis fue engullida por la frase: “los 20 millones de vidas que aporto el hermano y glorioso pueblo soviético como sacrificio durante la Gran Guerra Patria”

Para el cubano del último medio siglo murieron polacos, soviéticos, húngaros… en campos de concentración, todos de países del posteriormente forzado Tratado de Varsovia. La palabra que describe la tragedia moderna del pueblo judío errante por Europa a efectos del antisemitismo, Holocausto, era tabú en la Cuba sovietizada; cualquier cosa que no fuera ofensiva contra los judíos no se podía oficializar.

Sin embargo, aun después de que Castro rompió relaciones de todo tipo (con lo que perdió la adquisición de las gomas Goodrich de Israel), con el Estado Judío, la Comunidad Hebrea continuo; las escuelas particulares hebreas continuaron y las guaguas para trasladar a los estudiantes también; aunque no se hasta cuando.

En este nuevo tipo de personaje sin lucidez que se le quiere presentar como un nuevo Mesías en Cuba al permitirle hablar tantas sandeces y contradicciones (también dijo que Cuba no es modelo ni para ella misma) la composición de “bueno” tenia que llevar como aditamento una critica velada a Irán y una sugerencia de Rabí de mayor cuantía porque no es posible criticar solo a una parte del conflicto, que ya tiene el arma atómica y no habla de usarla; y dejar de hacerlo contra la otra que la busca por todos los medios y su discurso es inflamable. O sea, el Elegido de Viran debió hacerse el harakiri y sentar a su aliado en la silla caliente; pero solo como motivación para continuar su discurso catastrófico que vende poco, porque todo el mundo sabe que las condiciones para una guerra nuclear están dadas desde 1951…nada es nuevo.

¿A que aspira Castro con todo esto? Mejor, ¿Por que la camarilla le permite a alguien que no fue capaz ni de darle comida decente ni a una cuadra de pueblo chiquito de Cuba este tipo de discurso?

Hay dos extremos: o recupero el mando absoluto del desgobierno; o ya es un lastre tal que la Dalia Negra no lo quiere dentro de la casa y cualquier lugar es bueno menos fastidiando y babeándose en el Punto Cero; a fin de cuentas, el tipo siempre va a tener publico para cualquier cosa que diga en el norteamericano, a quienes siempre les ha fascinado como un “héroe de verdad” y, aquí, posiblemente, sea en el único lugar que venda. Claro, no de todo, los graves problemas económico-sociales de la población de la Isla ni cuentan ni hacen grupo.

Este despertar a lo Rip Van Winkle le aleja de su discípulo Hugo Chávez; porque, mientras critica a Irán y exorciza a Israel y lo catapulta como victima de todo lo que siempre negó, el gorila venezolano, conducido de la mano del nuevo “traidor al Corán”, armo una película de guerra antisemita que, para deshacer el argumento, ni con la cara de “hormigón armado” que se gasta el asesino de Franklin Brito podría a corto plazo. La respuesta iraní no se hizo esperar a través de su cancillería: “señor, no es para tanta alarma…”

Última actualización el Lunes, 13 de Septiembre de 2010 11:12
 
Muestra Fidel rasgos de demencia senil PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 13 de Septiembre de 2010 10:47

Por ALBERTO MULLER

Un denominador común de los regímenes totalitarios y dictatoriales, como el de José Stalin, Kim-il-Sun, Mao-Tse-Tung y Fidel Castro, por mencionar los más emblemáticos, es ocultar los detalles de la enfermedad de sus respectivos dirigentes, además de mentir sistemática sobre la realidad.
El caso más reciente de Fidel Castro en Cuba confirma esta regla. Mientras estaba agonizando y debatiéndose entre la vida y la muerte a finales del año 2007, los adláteres del dictador cubano, declaraban que gozaba de perfecta salud, que caminaba de noche por las calles y los campos de La Habana y que leía profusamente. Todo mentiras.

Sin embargo, meses después por declaraciones de altos dirigentes políticos y ahora a propia confesión del mismo Fidel, ya sabemos que en lugar de leer y caminar, como le decían al pueblo, se debatía en su lecho de enfermo entre la vida y la muerte.

Pero la tendencia a mentir prosigue con fuerza en el caso que ocupa nuestra atención. Producto de las operaciones quirúrgicas y de su avanzada edad, Fidel en fase de recuperación evidente, ha quedado con dificultades en el habla y de ahí sus trastabilleos frecuentes, que algunos facultativos de la psicología consideran que ya son rasgos de demencia senil.

Si vemos la última vez que Fidel salió en televisión hablando con el periodista Randy Alonso, el 5 de junio del 2007, en una entrevista grabada y editada para la televisión cubana, se puede comprobar el cúmulo de disparates y tonterías que dijo sobre la velocidad de la luz, el peso de la energía, la naturaleza del plomo, Einstein y la vida activa del cobalto.

Y saltemos obligados al último disparate, porque el espacio periodístico no nos permite ocuparnos de todos. Fidel Castro reconoce en la entrevista que concedió a la revista ‘The Atlantic’ que el modelo cubano ya no funciona ni siquiera para Cuba.

‘Ya no funciona ni para nosotros’ dijo Fidel en una tardía confesión, que después intentó rectificar en un  parecido al cómico Cantinflas, diciendo que eso no era lo que quiso decir, sino que se refería al sistema capitalista.

El propio periodista de ‘The Atlantic’, Jeffrey Goldberg y la experta norteamericana en relaciones exteriores Julia Sweig, que lo acompañó durante las diez horas de conversación, ya reiteraron que no tenían ninguna duda, que lo dicho por Fidel había sido muy preciso y categórico, en cuanto a que el sistema cubano no funcionaba.

Y esto simplemente hay que verlo en el contexto psicológico de Fidel, una persona de avanzada edad, dañado en su flujo sanguíneo al cerebro, productos de su enfermedad de cáncer en los intestinos, que tampoco han querido decirselo al pueblo, y con rasgos definidos de demencia senil.

Pero el meollo de los que queremos decir, es con el desenfreno que estos regímenes totalitarios, como el cubano, mienten al pueblo.

Ahora que Fidel ha mejorado, y ojalá siga recuperándose porque nunca nos hemos alegrado del mal ajeno, le siguen mintiendo al pueblo de muchas cosas:

Otra gran mentida al pueblo son las cientos de comentarios, llamados ‘reflexiones’, que publican en el periódico oficialista Granma bajo la firma de Fidel.

Nosotros, con absoluta certeza podemos afirmar que Fidel Castro no ha escrito en integridad ninguna de las ‘reflexiones’ publicadas bajo su firma. Algunas por ejemplo bastante mal escritas y pésimamente enfocadas a temas irrelevantes.

Las ‘reflexiones’ son escritas por un equipo, que integran Randy Alonso y Lázaro Barredo, el director del periódico oficialista Granma, entre otros. Fidel no tiene coherencia mental para escribir los largos comentarios que se le atribuyen.

Y tampoco Fidel ha escrito el reciente libro publicado, ‘Por todos los caminos de la Sierra: la victoria estratégica’, que fue escrito por un equipo de colaboradores, con la anuencia de él para tergiversar la verdadera historia de la revolución, que es todo un cúmulo de traiciones a los ideales democráticos y revolucionarios que sustentaron el proceso revolucionario y a los dos dirigentes civilistas-cimeros del mismo, como Frank País y José Antonio Echeverría.

Si Fidel Castro tiene síntomas de demencia senil, como los tiene, el régimen de su hermano Raúl no debería permitirle hablar tonterías irritantes y peligrosas en público.

En ocasiones parece que el régimen de Raúl Castro pretende manejar algunos ángulos de su política exterior, a través de los escritos del ex gobernante enfermo y envejecido.

Al pueblo cubano, díganle la verdad, de una vez por todas. El momento es oportuno, porque hace años que el pueblo sabe que el sistema estatista y centralizante imperante en Cuba, no funciona.

Y ya  esto en un lapso de mente o en un gesto del inconsciente, lo acaba de decir hasta Fidel.

 
Fidel o la reinvención permanente PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Septiembre de 2010 20:52

Por CARLOS ALBERTO MONTANER

Fidel dijo que no dijo lo que dijo. Primero le declaró al periodista Jeffrey Goldberg que el modelo cubano no sólo no era exportable, sino que ni siquiera servía para su país. Dos días después, tras el escándalo mediático que se armó, aclaró que se trataba de una ironía mal interpretada por el periodista. Lo que él había querido decir era que el modelo de Estados Unidos no funcionaba y era lo que no se debía imitar.

En realidad, no estamos ante una interpretación errónea sino ante un freudian slip que el psicoanálisis ha estudiado muy bien. A Fidel se le ``escapó'' la frase. No fue una ironía, sino un chasquido involuntario de su subconsciente. Lo que el periodista transcribió es lo que Fidel, sin duda, sabe. Es lo que oculta en su magullado corazoncito: el sistema comunista implantado por él en Cuba es un desastre monumental que ha sumido a los cubanos en la miseria y la desesperanza.

Sin embargo, Fidel es incapaz de admitirlo públicamente, y mucho menos de tratar de mitigar el daño hecho. Por el contrario, el mayor esfuerzo realizado por él a lo largo de los últimos veinticinco años, desde la aparición de la perestroika en la URSS, ha estado encaminado a tratar de mantener el colectivismo en materia económica y la absoluta falta de libertades en el orden político, mientras reprime con fiereza a los reformistas que aparecen en su entorno. Como aquellos testarudos hidalgos españoles que confundían la terquedad con el carácter, su divisa más querida es ``sostenella y no enmendalla''.

En todo caso, no es nuevo el Fidel que se dice y desdice con la más descarada facilidad. A lo largo de 1959, varias veces, enfáticamente, Fidel Castro condenó el comunismo y denunció a quienes lo acusaban de sostener esa ideología totalitaria y opresiva, como puede comprobar cualquiera con una simple visita al prodigioso Google. Sin embargo, el 2 de diciembre de 1961, en un discurso ``definitivo'', afirmó que ``era marxista leninista desde muy joven y lo seguiría siendo hasta el último día de su vida''.

Es una vieja historia. Hace cincuenta años, el notable periodista italiano Valerio Riva fue a Cuba a escribir la biografía de Fidel Castro. Se la había encargado la Editorial Feltrinelli y todo estaba previamente arreglado con el Comandante. Valerio viajó a La Habana, se reunieron varias veces durante un buen número de horas, pero muy pronto renunció a la tarea, regresó a Roma y le explicó a su editor que era muy difícil escribir la vida de una persona que constantemente alteraba su historia e ignoraba o escamoteaba documentos clave, o los reescribía esgrimiendo la curiosa teoría de que si ésa era una experiencia personal él tenía derecho a modificarlos.

Fidel se empeñaba en negar que había sido un matón durante sus años universitarios, pese a su participación en varios hechos de sangre totalmente comprobados. Quería construirse un pasado de líder estudiantil de primera línea, que no había sido. Deformaba los datos relacionados con la expulsión del poder del primer presidente de la revolución, Don Manuel Urrutia, la prisión del comandante guerrillero Huber Matos, la alianza con los comunistas y el enfrentamiento con los norteamericanos. Para Fidel, la realidad y la verdad eran elementos dóciles y moldeables que adaptaba a la construcción de un discurso permanentemente al servicio de su leyenda personal de gran líder de la humanidad. Fue en aquellos años cuando en las bibliotecas y hemerotecas comenzaron a esconder todas las publicaciones que desmentían parcialmente la gloriosa versión oficial de su vida ejemplar de revolucionario intachable comprometido con el comunismo desde su más tierna infancia. No hay duda de que está decidido a que lo entierren envuelto en ese disfraz.

www.firmaspress.com

Última actualización el Domingo, 12 de Septiembre de 2010 20:54
 
«InicioPrev321322323324325326327328329330PróximoFin»

Página 329 de 380

El enemigo no está a 90 millas de Cuba s

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.-  "Serán sancionados con 180 días de prisión los especuladores y acaparadores de productos", se lee en el texto de una legislación que podría haber quedado aprobada esta semana, ...

EUA detiene la llegada de dólares al cas

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En vista que en EUA hay elecciones en poco más de tres meses, es muy claro que el voto cubano en la Florida estará dividido entre los qu...

Rebelión en la hacienda

Indicado en la materia

Por FRANCISCO ALMAGRO DOMÍNGUEZ.-  Imaginemos, no cuesta mucho trabajo, que hemos retrocedido al siglo XIX y estamos en una plantación azucarera. Según nos cuenta Manuel Moreno Fraginals en esa joya llamada El Ingenio, co...

Mal enfoque para el desarrollo local en

Indicado en la materia

Por ELÍAS AMOR.-  Probablemente, la política de desarrollo territorial centrada en el municipio para impulsar la economía nacional sea uno de los errores conceptuales más destacados de la acción de Gobierno de ...

La dolarización castrista. Un análisis

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Las medidas tomadas por la dictadura para paliar su crisis económica tienen varias facetas de análisis, la principal de las cuales es la evidencia de haberse tomado (est...

La miopía del Partido Demócrata de los E

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Tanto ANTIFAS como BLM son organizaciones marxistas y están muy conscientes de la necesidad de aprovechar cualquier incidente para provocar artificialmente las protestas e incitar a la ...

Las lecciones de las depredaciones en EU

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Lo complejo de la situación actual es que el Partido Demócrata, prisionero de la izquierda política interna, se ha dejado arrastrar por el mundialismo izquierdista y ha sant...