'¿Por qué necesitamos tener una Pequeña Habana?': La portavoz de Mike Pence desata la polémica con e

Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente de Estados Unidos, Mike ...

López Obrador visita la Casa Blanca y es recibido por Donald Trump

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ...

La Casa Blanca advirtió sobre el “plan del régimen ilegítimo” de Maduro para asegurar que las próxim

El embajador Michael G. Kozak, subsecretario interino de Estado para Asuntos del ...

El Nasdaq volvió a marcar un máximo histórico en una nueva jornada positiva para Wall Street

Wall Street cerró este miércoles en verde y uno de sus principales ...

OMS reconhece evidências sobre transmissão da covid-19 pelo ar

A Organização Mundial da Saúde (OMS) reconheceu nessa terça-feira (7) "evidências emergentes" ...

Cuba


Las medidas agudizan los problemas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 26 de Septiembre de 2010 13:39

Por ROBERTO MARRERO LA ROSA

La decisión de despedir masivamente a centenares de miles de trabajadores, pretendiendo por esa vía hallar la solución a los críticos problemas económicos que tiene Cuba, es como pretender llegar a Santiago de Cuba, en un vehículo que se dirige hacia la Habana.

 

El problema  no radica en la fuerza de trabajo con que cuenta el país, sino en las malas condiciones que tiene que afrontar un obrero para desempeñar sus  tareas y la falta total de motivación, por el mísero salario que devenga y que no les permite cubrir sus necesidades más elementales, como son la alimentación, el vestido y la vivienda, además, del desamparo al que están sometidos al no contar con un sindicato que vele por sus intereses y derechos.

 

Si con los millones de trabajadores que hay en este momento la situación económica  es   alarmante, con dos tercios de ella, será realmente insostenible. Lo único que logrará la dictadura con estos despidos masivos es un incremento  desproporcionado de la emigración, la delincuencia y la corrupción, cuya única víctima será como siempre el ciudadano de a pie.

 

La única solución viable es un cambio del sistema actual, que ha demostrado ser ineficiente y no funcional, por un sistema democrático,  con libertad de mercado y la implementación puesta en vigor de leyes y políticas que sean capaces de incentivar la iniciativa ciudadana y motivar las fuerzas productivas del país.

 

Esta estrategia de otorgar patentes para la actividad cuentapropista no es nada nuevo, ya que fue empleada a fines de los años noventa, en que se autorizó a muchísimas de personas para que pusieran pequeños merenderos y la elaboración de pizas.

 

Además de los impuestos que debían abonar estos pequeños empresarios, lo que les quedaba en muchas ocasiones era insuficiente para cubrir las multas que les aplicaban, al no poder justificar la materia prima utilizada para la elaboración de los productos que, al  no existir un lugar en el que pudieran adquirirlos al por mayor y a precios módicos, provenían de la bolsa negra.

 

Resultado final, después de que el estado se recuperó  un poco y apareció el padrino de turno, Hugo Chávez con su petróleo, se les retiró la patente al 90% de estos negocios y en su lugar, el estado comenzó a elaborar estos productos, al mismo precio de los cuentapropistas, pero de pésima calidad.

 

En esta ocasión no creo que sea diferente, ya que el motivo es el mismo. El gobierno necesita dinero y tiene que conseguirlo a como dé lugar y la forma más fácil para ellos es haciendo lo mismo que  han estado haciendo por 51 años, explotar y exprimir a su pueblo con el afán de permanecer en el poder.  Nadie debe confundir estas medidas, que son parte de un plan maquiavélico muy cuidadosamente diseñado y que no representa una voluntad real de apertura o cambios positivos.

 

Tanto es así que desde hace varios días se está realizando un operativo a gran escala, que ellos denominan, “plan rastrillo”, contra todos los vendedores ambulantes o que realizan alguna actividad ´´ilícita´´ como los pequeños talleres de chapistería, carpintería etc. que representan la única forma  honrada  de subsistencia para muchas de familias en Cuba.

 

Roberto Marrero La Rosa

Presidente

Comité Ejecutivo Nacional

Partido Cuba Independiente y Democrática (CID)

Camagüey, Cuba

 

 
CUBANOLOGÍA, O LOS ERRORES DE INTERPRETACIÓN PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 24 de Septiembre de 2010 20:13

Por RAÚL FERNÁNDEZ RIVERO
Repito que siento un profundo aprecio y admiración por los analistas y especialistas en asuntos cubanos. Qué clase de trabajito se han buscado. Yo nací allí, luché allí, mal viví allí,  tengo tantos años que se me olvidó la fecha de mi nacimiento y no soy capaz de analizar la situación cubana.
Si Ud. toma las declaraciones de cualquier funcionario solo encuentra que repite lo que dice el Jefe de turno o suelta algo exactamente contrario a lo que dijo el año anterior, previendo que el Jefe cambie la consigna. El Ministerio de Exteriores es una cosa más densa que un batido de guanábana con leche de magnesia. Y ni se diga lo que hacen en interiores. (Ojo me refiero al Ministerio del Interior) He escuchado a funcionarios del más alto nivel cubano y a periodistas y analistas cubanos o de su entorno más cercano, en más de cien ocasiones, acusar a las fuerzas del Orden Público de otros países como represores y abusadores por usar gases y bastones para contener manifestaciones. Pero resulta que en video difundido recientemente, vemos a las brigadas antimotines de Cuba -vestidos de negro como los SS de Hitler- ir contra una protesta de estudiantes pakistaníes de Medicina, con fusiles AK con bayoneta calada, granadas de ruido y de gas, bastones, pistolas y  una cara de malos que daba susto.
Pero creo que los amigos cubanólogos, castrólogos y marxistólogos se adelantaron en sus interpretaciones. Grave pecado para un analista.
Rectificar es de Sabios, dice una conseja popular y castiza. Así que el anterior monarca cubano Castro I, conocido como Fidel, como buen hijo de gallego decidió rectificar y decir algo así: “! yo no dije eso ni aquello, sino todo lo contrario¡” Generalmente lo que pasa es que a los buenos oradores de esquina que usan esta conseja se les ha olvidado el final de la misma. Dicho refrán dice exactamente: Rectificar es de sabios y de gente que se equivoca porque habla demasiado.
Y eso es lo que le pasa a Castro I. Hablaba muchísimo y ahora un poco menos, pero se sigue equivocando igual. Yo no entendí  bien la explicación que dió pero el caso es que lo que quiso decir fue: “el capitalismo está agotado”
No me extraña. Se acuerdan cuando pronostico a los 4 vientos, después de 3 años de ofensiva revolucionaria en los campos de caña, que haría una zafra de 10 millones!!!!!. No le quedó más remedio que pararse ante la multitud, y decir que ante tal fracaso renunciaba. El pueblo presente, convenientemente aconsejado por las brigadas de respuesta rápida que con malas maneras estaban entre la gente, gritó: ¡No renuncies Fidel! ¡Qué momento más mal aprovechado! Todos los que estaban allí se retractaron más tarde o más temprano de la metida de pata, no de Fidel sino la de ellos al no decir ¡Sí Sí, renuncia Ya!
Así que esa vaina marrullera de meter la pata y después sacarla con la cara bien compuesta, no es nueva. El tipo no tiene la menor vergüenza en rectificar o decir yo dije todo lo contrario cuando la embarra. ¿Se imaginan cuantos palos les dieron a los homosexuales en la época de la represión? Los botaban del trabajo, los hacían confesar cosas que no habían realizado ni en el pensamiento, y fueron maltratados y reprimidos por decenios. Ahora asume toda la responsabilidad, aunque aclara que no estaba muy al tanto pues había muchos problemas en Cuba. ¿Y cuando no ha habido muchos problemas en Cuba? ¿Y cuando ha pasado algo que Fidel no supiera? Recuerdo claramente que ha acusado a los judíos -estos tipos no hacen diferencia entre israelitas y la raza y religión judía- de todos los males del medio Oriente y todos los de la economía. Ha descargado su ira contra ellos y gritado en la Plaza de la Revolución: ¡asesinos del pueblo palestino! ¡Dueños de Wall Street! Y una sarta similar, unas cuantas veces. Ahora le da consejos a el hermano Ahmadineyad y le recomienda les deje tranquilos, mientras acusa al periodista de ser sionista. ¡Le zumba el merequetén! ¡Qué cara!
Claro, como dice Laureano Marques: Nos dijo, respaldando al Cardenal Urosa, que "Socialismo del XXI" y "Comunismo" son la misma cosa. Y nadie lo llamó troglodita.
Porque así llamó Chávez al Cardenal. Pero el troglodita de Fidel, que si lo es, dejó a su hijo putativo -el Coronel venezolano- enterrado hasta el cuello con su incoherencia ideológica.

En fin lamentablemente en el caso Cuba, amigos estudiosos y analistas universitarios, no os precipitéis; lo que hoy es verde mañana puede ser amarillo, por aquello de los chinos; pero puede volverse marrón obscuro por aquello de….

Sin embargo es cierto que la resistencia de las antiguallas del Comité Central a los cambios, ya sean formulados por Raúl u otros  miembros del partido, han frenado las cosas comentadas por el hermano Castro II, sucesor de la corona, en su discurso ante la VII Asamblea Legislativa y en ocasiones anteriores. La economía Cubana está en CRISIS y en Terapia Intensiva (antes estaba también en crisis, pero no en las últimas) y las respuestas a la solución de todos los problemas actuales pasan por la toma de decisiones tan difíciles como decir que el sistema no funciona ya, sea cierto que fue lo que quiso decir o un fallo del  agotado cerebro del que te conté.
Decisiones difíciles porque los hombres de poder del partido temen las reacciones a los desastres de los que son culpables. Temen que se unan todos a decir ¿Por qué?¿Por qué 52 años de represión, hambre y calamidad? ¿Por qué mi país en ruinas? Y ya son demasiados lo que se hacen ésta pregunta. Y su respuesta intima la dio Fidel a propósito o por error. Los cubanos, en el silencio del miedo al terror castrista, se dicen como Fidel al periodista sionista: “el sistema no sirve ni para Cuba”.
Eso no lo puede cambiar ninguna explicación ininteligible.

Raúl Fernández Rivero

Última actualización el Viernes, 24 de Septiembre de 2010 20:17
 
LA PENÚLTIMA RECTIFICACION DE ERRORES PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 20 de Septiembre de 2010 11:45

Por ANDRÉS PASCUAL

 

En la Cuba castrocomunista nada es llamado por su nombre; sino que se han utilizado palabras o frases que separen bien “los vicios heredados del capitalismo brutal” de las “ventajas y beneficios de la sociedad del hombre nuevo” hasta en asuntos semánticos. El grado de alienación es francamente ridículo:

-         Si un “enemigo de la clase obrera” muere por tumoraciones malignas, el tipo falleció de cáncer; pero si es un dirigente castrista; o un revolucionario de gloria e historial intachables; entonces se despidió “tras una larga y dolorosa dolencia…”

-         Si al muerto o enemigo del socialismo se le ocurrió irse de algún padecimiento neurológico inmediato, lo hizo por “derrame cerebral o de infarto masivo”, de la acera opuesta y por esa razón, solo puede caer un revolucionario con las botas puestas por “cruel y repentina enfermedad…”

-         La perdida de los valores morales aceleradamente produjo la imposición de la chusma agresiva sobre la decencia ciudadana; así, “señor” fue expulsado de la sociedad cubana para implantar “compañero” con lo que se logro hacer odiosa una palabra de significado sublime; “caballero” desapareció por la vía de los exponentes de la música popular cubana como Van Van o Pablito, con reflejo en la población exageradamente marginal de la Isla, para imponer el sello de garantía de la horda progromista revolucionaria, “asere...”

En el lenguaje oficial de operaciones económico-laborales también los castrocomunistas se han separado del “capitalismo brutal que nos amenaza” con palabras como “interrupto o desvinculado” para dar una impresión forzada de diferencia que alivie las consecuencias de ser un “desempleado”; o que, como la vida misma de carencia absoluta, haga mas llevadero el calvario de quien no tiene trabajo donde no existe ninguna posibilidad de adquirir, ni para esenciales mínimos, si no lo paga miserablemente el Estado.

Parece que es una condena bíblica para el pueblo cubano verse inmerso en campanas de “rectificación de errores” con el castrismo en el poder, sobre las que no tienen la mínima posibilidad de influir con un voto que acredite para bien o para mal.

A finales de los 70’s y mediados de los 80’s rectificaron errores; por supuesto, de la dirigencia ladrona y criminal, pero jamás han corregido el primero y único que ocasiono el desastre, que consistiría en abandonar el país para que otras mentalidades claras y patrióticas intenten arreglar el infierno que han ocasionado después que desbarataron con sus patas y garras lo que gente preocupada e inteligente había hecho con sus cerebros antes de 1959.

Es curioso que la “única cara mala” en estos “arreglos peligrosos y perniciosos” sea la de Raúl, siempre repetida para el discurso decepcionante como símbolo de la represión, lo mismo política que económica, con lo que dejan a buen recaudo la de Fidel como el bueno de la película y quizás utilizable al estilo 60’s o 70’s con aquello de: “Esto Fidel no lo sabe…” o “Que va, hay que elevárselo a Fidel para que arregle esto…” y, sobre esa almohada de piedra se ha recostado el pueblo cubano para una pesadilla que, cuando son 50 anos de penurias y miedos, equivalen realmente a una eternidad.

“Cuentapropistas”, la palabrita ha calado tan hondo que algunos hablan de reformas y ven a Cuba en proceso de desarrollo de precapitalismo monopolista con vestigios de acumulación orginaria autorizada, sin definir lo “que ven” como realidades o visiones fantasmales. Hablan de inversiones por la parte nacional con capital del pueblo sin considerar que capital allá solo pueden tener los “oficialistas de la nomenclatura; o una parte exigua de la población con familiares en “el exterior”, fundamentalmente en E.U.A… ¿De que lugar sacaron esa información? ¿Qué línea de trabajo por cuenta propia fue autorizada que haga pensar que la participación popular desempeñara algún papel importante en “los cambios” que nadie ve ni considera interesantes como no sea para mal del pueblo?

La tiranía solo renuncio a seguir regalándole el dinero a mas de medio millón de personas que hacían como que trabajaban, con lo que trataron durante 50 anos de desmentir el postulado capitalista de que ningún país puede practicar el “full empleo” y desarrollar con eficiencia los índices económicos; es decir, como todo el grupo de países del CAME, que vivieron engañando a sus pueblos; no al mundo, que nunca les creyó nadie fuera de sus fronteras. Pero el CAME no tenia “comunidad nacional en el exterior” para encargarle parte de la responsabilidad en “salvar a su hermano” con dinero dicen que para invertir, desde detrás de un mostrador de Sedanos en Miami a menos de seis dólares la hora sin “overtime” y hasta 56 horas de trabajo, con rentas de $ 600 dólares la mínima y cuentas de electricidad superiores a $ 150. O haciendo arreglos que les impiden llevarle algo al familiar, porque toda la carga en peso le pertenece a la agencia que “le costea el viaje” o a particulares a quienes también se las venden.

La dictadura castrocomunista dejara en manos privadas en apariencias lo que tiene que resolver como dueño absoluto del mar, del cielo, de la tierra y de los habitantes y, cuando por falta de aseguramiento como materia prima, transporte o disponibilidad de insumos; además de elevados e impagables impuestos, los “particulares de nueva edición” no cumplan las expectativas con eficiencia, subirse a la tribuna y decirle a “boca’e jarro” a medio millón de miserables: “esto es capitalismo, ¿Ven por que no es justo ni aplicable aquí?”

El hambre y la escasez son armas utilizadas por los comunistas para sobrevivir históricamente, es un elemento no útil; sino obligatorio: el ciudadano debe ser dependiente del Estado y ellos no van a revocar tal dependencia, por eso la gama de ofertas de trabajo particular es ridícula y, las que no, como el transporte publico, solo quedara en manos de sus dirigentes y militares “disponibles”.

Pero algunos van a hacer algún capital y está por verse como harán compatible la prohibición a un cubano del disfrute de su capitalito en Varadero o en la hotelería nacional de primera para que un gallego o un mejicano muerto de hambre se lo estregue en el hocico al nuevo “inversionista” vedado de todo legalmente.

Esta por verse si están dispuestos a sacrificar el poder político; si, por casualidad, un sector poblacional logra superar las exigencias, hace dinero y prescinde, por su relativa independencia económica, del CDR, del PCC, de la FMC, incluso sus hijos menores de la UPC.

Una causa judicial de un tipo delictivo por enriquecimiento con la confiscación de todos sus bienes esta pendiente aun sin comenzar el experimento, que solo será eso: una medida emergente de la tiranía que busca que le condonen acusaciones criminales por la violación sistemática de todos los derechos ciudadanos. Cuando, preferentemente, los americanos los convaliden como “gente cambiante y respetuosa”, dignos de mejor tratamiento y les levanten el embargo, entonces recuperaran el terreno perdido hacia el único cambio elucubrado: la imposición de una economía mixta castroamericana para poder desarrollar a plenitud su nuevo y verdadero papel de “capataz de la gran finca de los yanquis” o antigua Perla de las Antillas. Pero, ¿Acaso se imagina alguien quien podría vivir en Cuba con los americanos de propietarios y las hienas de Castro como capataces? La próxima línea de envió a familiares pudiera ser de sogas para que se ahorquen…

No, en Cuba no se va a desfidelizar al país nunca; porque, sobre todo los americanos trasnochados y los europeos borrachos de cuentos de alto riesgo no lo van a permitir; de igual forma que la cúpula dictatorial siempre tendrá como enemigo al dinero en bolsillo ajeno. Ya se las arreglaran para revitalizar lo que si es de su interés: mantener el poder político en Cuba. Para eso, con seguridad que ya tienen la carta sucia en una manga.

 

 

 

Última actualización el Lunes, 20 de Septiembre de 2010 11:47
 
Cuba: ¿estratagema o un cambio de sistema? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 20 de Septiembre de 2010 11:25

Por HUBER MATOS ARALUCE

El modelo económico que llevó a la quiebra al imperio soviético hace más de veinte años todavía sobrevive en Cuba. En pleno siglo XXI el estado castrista emplea al 83%  de los obreros cubanos: cinco millones cien mil trabajadores.

 

El reciente anuncio del despido masivo de empleados (10% de la fuerza laboral) ha generado especulaciones de que el régimen ha abrazado el capitalismo.  Otros pensamos que es una estratagema astuta y engañosa.

 

Alguna razón ha tenido el castrismo para mantener hasta estos días un sistema que en el siglo pasado fracasó en los países comunistas.

 

Alguna explicación tiene que haber para que lo hayan podido sostener por dos décadas aun después del desplome de la URSS.

 

Alguna razón habrá para que hayan anunciado que reducirían en un porcentaje, todavía realmente por determinar,  el sector estatal de la economía.

 

¿Por qué lo han sostenido?

La pasión y el fin de Fidel Castro siempre fue el poder personal, egocéntrico y total.  La revolución y el presunto progreso del pueblo cubano fueron excusas que el mundo se quiso creer hasta muy recientemente.

 

En este esquema ególatra y opresor el régimen de patrono único ha servido una importante función policiaca.  El control de la economía ha sido un tentáculo del aparato represivo.

 

Los trabajadores cubanos se han plegado a los dictados del régimen porque no se atreven a perder su sustento, por miserable que este sea.

 

Los cubanos han cumplido prisión o vivido fuera de la ley por ocupaciones personales que son completamente legales en cualquier otro país: vendedor ambulante, jardinero, electricista, peluquero, tutor, etc.  Son 124 actividades que desde hace una semana se pueden practicar, ya no están fuera de la ley.  Esta ilegalidad era otro instrumento represivo, siempre estabas entre la “libertad” y la cárcel.

 

En conclusión, la economía estatizada es ineficiente desde el punto de vista productivo, pero muy útil para mantener el control político sobre la población, los trabajadores y sus familias.

 

¿Cómo pudo la economía castrista sostenerse?

Esto fácil de explicar.  Por tres décadas la URSS subvencionó la improductividad de la economía cubana.  La isla recibió hasta ciento cincuenta mil millones de dólares  de los soviéticos.  Parte de esa subvención consistía en el envío de ocho millones de toneladas de petróleo anuales.

 

También Occidente fue en exceso generoso con el castrismo, lo financiaron a manos llenas. Cuba es hoy uno de los países más endeudados del mundo. Las deudas exceden los 30,000 millones de dólares.

 

España ha sido el país occidental que más ha apuntalado la economía castrista.   Pagando sueldos miserables a los trabajadores de la empresa turística española en Cuba, le proporcionan a la dictadura una de las pocas fuentes de divisas que recibe la isla.

 

¿El resultado?

Está a la vista. El agotamiento político y económico del sistema.  La quiebra moral y material del país.  La productividad del trabajador estatal, en estas condiciones, es negativa.   Occidente se resiste a seguir prestándole dinero a Cuba.  La subvención venezolana es insuficiente.  La industria turística corre peligro.  La corrupción es galopante y no se puede controlar. La Unión Europea y los Estados Unidos han asumido una política muy similar: o hay cambios o se mantiene el aislamiento. (El Embargo y la Posición Común)

 

Las inversiones en la infraestructura agroindustrial de Cuba han sido bajas o nulas.  La mayor parte de las tierras agrícolas se han perdido a la maleza, la erosión y la salinización.

 

El motor de la economía cubana - la industria azucarera - fue desmantelado por los caprichos de Fidel Castro.  Cuba podría estar produciendo hoy etanol para consumo interno y para la exportación.

 

De los doce millones de toneladas de petróleo anuales que requiere Cuba, sólo cuenta con cinco millones. Dos y medio millones que llegan desde Venezuela y un poco más de dos que se producen en Cuba.

 

¿A qué vienen los cambios en Cuba?

 

El despido masivo, acompañado de la legalización de ciertos trabajos independientes, es solo una medida de emergencia para aliviar el descontento interno y evitar manifestaciones populares.  Otros objetivos que se pretenden son:

 

- Tratar de persuadir a los Estados Unidos de que en Cuba una “nueva” dictadura puede convivir con su vecino del norte y una relación normal será mutuamente beneficiosa.

 

- Proporcionar nuevos argumentos al gobierno español para que siga intentando suavizar la política de la Unión Europea hacia Cuba y al de Brasil para que pueda cabildear en el mundo a] favor de “nuevo” castrismo en Cuba.

 

- Incentivar al capitalismo inmoral –el brasileño, el estadounidense y el de otros países- a que se sumen al español y al canadiense para que inviertan en Cuba y se asocien con la dictadura sin preocuparse por los derechos humanos y las libertades políticas del pueblo cubano.

 

Todos estos propósitos son parte de un esfuerzo en extremo tardío.  Cambiar de careta para mantener la dictadura de un grupo de incompetentes y corruptos es fácil de imaginar y muy difícil de alcanzar.

Última actualización el Lunes, 20 de Septiembre de 2010 11:45
 
Una feria de lienzo y cartulina PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 19 de Septiembre de 2010 19:41

Por RAUL RIVERO

Dicen los estudiosos que el socialismo real tiene una predisposición natural para tachar la realidad. O deformarla. Para borrar las huellas de los episodios que le ponen luminosidad a las oscuridades de sus esencias. Y dicen los sabios que la tecnología y el desarrollo han desarmado el aparato antediluviano con el que tratan de que se vea un jardín donde lo que hay es un hombre atrapado bajo el sol a plomo de un solar yermo.

Ahora mismo, esa maquinaria que perdió el resuello, funciona a todo vapor en Cuba para que el centro de atención se desvíe hacia el proceso de desinflar las plantillas estatales, imponer impuestos hasta por una mirada y eliminar la libreta de racionamiento después de 48 años. Dejar sin trabajo, de un mes para otro, a medio millón de empleados se vende por los propagandistas y sus secuaces en el exterior como un gesto audaz y eficiente del régimen para comenzar a sanear la economía arruinada.

En este obsceno capítulo de enmascaramiento entra una lista de licencias para que los hombres y mujeres sacados a la calle se refugien en el universo siempre frágil del cuenta propia. Ahí están los oficios (124) destinados a los márgenes de la sociedad presentados con lujo de detalles y aclaraciones que ponen las barreras para que no tenga entrada la ilusión de una mejoría en la calidad de la vida diaria.

El inventario viene ya con sus impuestos pegados en el sello de autorización y, para muchos cubanos, se trata nada más que de darle un viso legal a unas labores que había que realizar a riesgo, con cortinas en las ventanas, inventos criollos y un servicio perfecto de simulación. La mayoría seguirá en lo suyo, en la misma contienda por vivir, sólo que ahora unos pesos sacados de la faena conseguirán que el Estado los bendiga.

Esta es una película que ya se ha visto en Cuba antes, cada vez que la penuria, la desesperanza y el abandono toman con desgano y resolución las soberanías de los grandes sectores de la población.

En el empeño de alterar el pulso del día a día de los ciudadanos circula otro directorio. Este tiene un follaje diferente. Es una memoria con propuestas al gobierno de Estados Unidos. El documento, independientemente de sus intenciones políticas y su devoción por el dinero de los posibles turistas norteamericanos, es un velo áspero y abundante que sirve para propios y extraños se pongan a mirar para una dirección determinada.

os expertos en nubes pasajeras quieren poner los puntos cardinales de este tiempo en los campos de golf para viajeros. En terrenos y casas, en sitios privilegiados para millonarios. Paisajes puros y vírgenes, muy lejos de las cárceles donde están desde hace siete años y cinco meses Oscar Elías Biscet, Guido, Sigler Amaya, Librado Linares, Pedro Argüelles, Arnaldo Ramos Lauxeriques, Héctor Maceda, José Daniel Ferrer, Angel Moya y otros presos políticos que no quieren emigrar. Quieren ser libres en su país.

Ellos y las Damas de Blanco están en esa plaza y están los opositores pacíficos y los periodistas independientes, los blogueros y los artistas contestatarios. Ya no hay posibilidad de dejarlos fuera del escenario. Y mucho menos de borrarlos.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/09/19/804809/raul-rivero-una-feria-de-lienzo.html#ixzz100QrYmMV
 
«InicioPrev321322323324325326327328329330PróximoFin»

Página 322 de 374

La protesta abortada

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.- Iba a ser un martes como cualquier otro en medio de las restricciones impuestas en La Habana por la pandemia. Un día de largas colas para intentar comprar ...

Las campanas no doblan por los negros cu

Indicado en la materia

Por Ana León.-  Cuando se produjo la muerte de George Floyd y los medios de prensa a nivel mundial se hicieron eco del suceso, enfatizando los conflictos de la sociedad estadounidense y po...

Los comunismos

Indicado en la materia

Por REINALDO ESCOBAR.- La primera vez que busqué el significado de la palabra comunismo lo hice en un pequeño diccionario de bolsillo que tenía mi madre. Para mi sorpresa, detrás de lo...

Cuba, la dictadura jefe del castrochavis

Indicado en la materia

Por Carlos Sánchez Berzain.-  Los procesos de sedición, conspiración y violencia, que agravados o con pretexto de la pandemia del coronavirus se producen en casi todos los países de la región, ...

Cuba en compás de espera

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En Cuba hoy hay dos compases de espera. El compás de espera de Raúl y los “viejos”, esperando que Trump pierda las elecciones, y el compás de es...

El Black Lives Matter ¿contra los cubano

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Los cubanos respetamos al movimiento negro norteamericano. Pero sepan que las injusticias cometidas contra Uds., de ninguna manera pueden significar que vengan a Miami a cometer injusticias cont...

Crisis política en Brasil: ¿Hay peligro

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La respuesta a la pregunta sobre el peligro de la izquierda en las próximas elecciones queda respondida, no hay peligro. La izquierda en Brasil es fuerte, pero no...