'¿Por qué necesitamos tener una Pequeña Habana?': La portavoz de Mike Pence desata la polémica con e

Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente de Estados Unidos, Mike ...

López Obrador visita la Casa Blanca y es recibido por Donald Trump

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ...

La Casa Blanca advirtió sobre el “plan del régimen ilegítimo” de Maduro para asegurar que las próxim

El embajador Michael G. Kozak, subsecretario interino de Estado para Asuntos del ...

El Nasdaq volvió a marcar un máximo histórico en una nueva jornada positiva para Wall Street

Wall Street cerró este miércoles en verde y uno de sus principales ...

OMS reconhece evidências sobre transmissão da covid-19 pelo ar

A Organização Mundial da Saúde (OMS) reconheceu nessa terça-feira (7) "evidências emergentes" ...

Cuba


LOS CAMBIOS DE RAÚL: UN ANÁLISIS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 09 de Octubre de 2010 14:42

Por JORGE HERNÁNDEZ FONSECA

 

La particular situación de cambios que se vive en Cuba en estos momentos, motivada por lo perentorio que resulta un movimiento visible de la dictadura castrista en sentido de tratar de paliar la deteriorada situación a la que ha llevado la aplicación ortodoxa de los ideales comunistas en la isla, ha motivado diversos análisis sobre lo adecuado de las medidas que comienzan a tomarse en el sentido de flexibilizar la dura vida de los cubanos dentro de su país.

 

No cabe dudas que Raúl está consciente de la necesidad de un cambio de rumbo. El dictador mayor ensayó una frase, en una entrevista, que resume la opinión unánime de la cúpula gobernante: ‘el sistema cubano no funciona’. El problema sin embargo es que la gerontocracia gobernante cree que el fracaso no se debe a causas achacables al marxismo, sino que son errores tácticos, bien intencionados, cometidos en el difícil camino de la justicia social.

 

Se conjetura sobre la adopción por parte de Raúl del llamado “modelo chino”. No cabe dudas que el movimiento que ha iniciado Raúl tiene como base los mismos objetivos que ya tuvo la cúpula gobernante china cuando inició sus cambios, años atrás: preservar el poder político en manos del partido comunista, mientras hacía cambios en el área económica. Esa es la clave.

 

Para el análisis de los anunciados cambios económicos en Cuba es importante tener en cuenta el grado y la profundidad de estos cambios. En China, como se sabe, hubo una apertura casi irrestricta al capitalismo de mercado en la economía, incluso hoy se considera que “los empresarios son clases sociales tan revolucionarias como los obreros”. En Cuba no se ha llegado a este punto, que en China fue producto de años de experiencia con el marcado.

 

Según la economía clásica --aceptada por “griegos y troyanos”-- existen tres grandes sectores en toda economía: el sector primario, conformado por actividades que explotan los recursos naturales, como agricultura, minería, pesca, entre otros; el sector secundario, compuesto por la producción fabril industrial básicamente; y el sector terciario, consistente en el intercambio (compra-venta) de bienes y servicios, conformando el llamado mercado.

 

En China, los cambios en la economía afectaron los tres sectores económicos, habiendo una mayor participación del estado en los sectores primarios, casi siempre conformados por empresas de capital abierto, donde el capital privado tiene cabida. A pesar de regulado, el mercado chino es dirigido por la oferta y la demanda y funciona como en un país capitalista.

 

En el caso cubano, no se planea hablar de capitalismo de mercado, aunque se comienzan a tomar las medidas más drásticas propias de este sistema. Se ha planeado despedir, en la mejor práctica capitalista, a más de un millón de cubanos (en la primera fase serán 500 mil) para los cuales se ha ampliado la gama de autorizaciones, ya existentes, con la esperanza de que el 25% de la masa laboral cubana se reubique sola, al mejor estilo de Poncio Pilatos. Raúl eligió “lo peor de los dos mundos”: despidos capitalistas y producción socialista, (es decir, poca).

 

Muy pocas, entre las casi 200 “actividades por cuenta propia” que se pondrán en práctica, son actividades del sector primario (con excepción de la agricultura, que se ha planeado para que sea del tipo “familiar”) y ninguna del sector secundario, lo que significa que sin grandes empresas agrícolas o pecuarias, sin empresas de producción industrial --reservadas al estado-- el futuro económico cubano continuará siendo de baja e ineficiente explotación de los recursos naturales (como hasta hoy) y la producción industrial seguirá su curso errático de carestías.

 

Es sabida la línea discriminatoria que el castrismo ha seguido en todos los sectores de la economía cubana antes de los cambios de Raúl, caracterizados por el permiso de entrada de capitales extranjeros a explotar, tanto actividades primarias (petróleo, minería, entre otros), como actividades secundarias (fábricas de beneficio de frutas, leche, etc.). Siendo así, cabe la pregunta. ¿Por qué no se autoriza capital cubano en estas actividades económicas asociados a los actuales cambios de Raúl? Una ambigüedad por ejemplo que el “modelo chino” no tiene.

 

Siendo la apertura de Raúl restricta a servicios menores (zapateros, payasos, peluqueros, etc.) queda claro que la voluntad del régimen se restringe a abrir un campo provisional de oficios subalternos, imaginando que el estado socialista podrá así “dedicarse a su verdadera vocación de productor de ‘cosas’ importantes”, para en el futuro intentar --como ya lo ha intentado antes varias veces-- absorber los “desdichados” que hoy son despedidos de sus puestos de trabajo.

 

Hay en los cambios de Raúl un claro objetivo de tratar de aumentar la “eficiencia socialista” (si es que en el socialismo se puede hablar de eficiencia, fuera de la policía política) en la equivocada suposición de que los problemas cubanos no son causados por la aplicación práctica de los postulados marxistas, sino por un excesivo paternalismo anterior con el empleo.

 

Para Raúl y sus asesores no resulta clara la idea de que, en la economía de un país deben participar todas las células individuales (personas) que componen la sociedad, actuando como empreendedores, según la capacidad empresarial e iniciativa individual de cada cual y no solamente como simples comandados, actuando en labores menores, de poca relevancia.

 

Ninguna sociedad socialista consiguió nunca (la cubana mucho menos) ningún logro cercano a los logros individuales que consiguieron personalidades empreendedoras del mundo libre que disfrutaron de la libertad económica que el mundo de mercado facilita, como Henry Ford, Bill Gates, Nelson Rockfeller, entre otros, que cambiaron con su trabajo la historia del mundo y que impulsaron sectores de la economía que hoy dominan la sociedad contemporánea. Cualquiera de estos empreendedores, de haber nacido en la antigua Unión Soviética --o en Cuba-- se hubieran frustrado ante las limitaciones al ser humano que impone el socialismo comunista.

 

No hay --ni habrá en la Cuba de Fidel y Raúl-- cambio de enfoques, ni siquiera en la economía, fuera de la ya conocida discriminación de sus conciudadanos, aduciendo que ellos no quieren hacer lo que “el partido determina”, en el sentido de producir bienes y servicios cual esclavos. En la política, por supuesto, ni siquiera se habla de cambios. Habrá dictadura siempre.

 

Recientemente el dictador cubano se expresó de la siguiente forma ante una pregunta: “el capitalismo no hay que construirlo, es natural; lo que hay que construir es el socialismo”. Esta frase implica la necesidad de un “cierto adoctrinamiento” para que los hombres trabajen cual robots, largas horas y por amor al arte, sin la intención antropológica de mejorar individual y familiarmente, dejando esa “deficiencia capitalista” solamente a unos pocos jefes del partido comprometidos, que tienen en sus manos el libre albedrío individual que niegan a “las masas”.

9 de Octubre de 2010

 

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

 
Apóstol de la violencia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 08 de Octubre de 2010 20:06

Por PEDRO CORZO

Es difícil entender cómo en un período histórico en el que la violencia es repudiada, existan ``pacifistas'' que elaboren apologías de Ernesto Guevara, un individuo que independientemente de doctrinas e ideologías fue uno de los teóricos más consecuentes que tuvo la violencia en una de las etapas más convulsas del siglo XX.

Su identificación con una de las personalidades más despiadadas de la historia moderna, la hace notar en una carta que dirigió desde Costa Rica a su tía Beatriz en diciembre de 1953: ``En El Paso tuve la oportunidad de pasar por los dominios de la United Fruit convenciéndome una vez más de lo terrible que son esos pulpos capitalistas. He jurado ante una estampa del viejo y llorado camarada Stalin, no descansar hasta ver aniquilados estos pulpos capitalistas''.

El individuo que algunos pretenden presentar como justiciero y de profundo espíritu cristiano, escribió a su madre desde una prisión mexicana lo siguiente: ``No soy Cristo ni un filántropo, soy todo lo contrario de un Cristo. Lucho por las cosas en las que creo con todas las armas de que dispongo y trato de dejar muerto al otro para que no me claven en ninguna cruz o en ninguna otra cosa''.

Miguel Sánchez, ``El Coreano'', uno de los que entrenó a los expedicionarios del Granma en México, conoció a Ernesto Guevara. Refiere que era una persona aislada, poco sociable y muy cruel con los animales. Cuenta que atrapaba gatas embarazadas para hacer experimentos médicos y que cuando terminaba con los felinos los introducía en un saco que lanzaba violentamente contra el piso.

No sólo los gatos tenían problemas con Guevara. En la Sierra Maestra le dijo a uno de sus subalternos: ``Félix, ese perro no da un aullido más, tú te encargarás de hacerlo. Ahórcalo. No puede volver a ladrar''.

Otro aspecto de su carácter violento y en cierto sentido sádico, se aprecia en una carta que dirigió a Hilda Gadea el 28 de enero de 1957: ``Querida vieja: Aquí en la selva cubana, vivo y sediento de sangre, escribo estas ardientes líneas inspiradas en Martí. Como un soldado de verdad, al menos estoy sucio y harapiento, escribo esta carta sobre un plato de hojalata, con un arma a mi lado y algo nuevo, un cigarro en la boca''.

Esta sed no demoró en saciarla. Según expone Jon Anderson en su libro Ché, varias fuentes cubanas describieron cómo asesinó a Eutimio Guerra, un supuesto delator. Refiere Anderson: ``El Ché se adelantó para matar a Eutimio cuando resultó evidente que nadie tomaría la iniciativa. Esto al parecer incluye a Fidel, que tras la orden de matar a Eutimio sin indicar quién debía cumplirla, se alejó para guarecerse de la lluvia''.

Su conducta con los militares del antiguo régimen fue todavía más cruel. Procedió a ejecuciones sin procesos judiciales y sin garantías procesales. Afirma Jaime Costa que el responsable de los fusilamientos en la ciudad de Santa Clara fue Guevara y no Ramiro Valdés.

La Cabaña, su primer mando después del triunfo insurreccional, fue el bastión militar donde más ex militares y colaboradores del régimen derrocado fueron ejecutados. Según la periodista Hart Phillips, del New York Times, unos ``400 en los dos primeros meses''; y testimonios del periodista Tetlon del London Daily Telegraph ``en ocasiones funcionaban cuatro tribunales simultáneamente, sin abogados ni testigos de descargos, llegando a juzgarse, contemplando la pena capital, hasta 80 personas en juicios colectivos''.

uevara era vengativo, no olvidaba las ofensas pero sólo las cobraba cuando estaba seguro de ganarlas sin consecuencias. Varios oficiales del ejército rebelde certifican sus diferencias con el también comandantes Jesús Carrera. Después del triunfo de la insurrección, Carreras fue acosado por más de dos años hasta que fue involucrado en la conspiración del también comandante William Morgan, y fusilados los dos.

El individuo que algunos, por diferentes motivos, pretenden mostrar como un hombre de paz, fue uno de los artífices de colocar al mundo al borde la guerra nuclear cuando junto a Raúl Castro y en nombre de Fidel, negoció con Nikita Jruschov la instalación de cohetes balísticos con capacidad nuclear en Cuba, voluntad de destrucción que ratificó cuando le dijo en La Habana a Sam Russel, corresponsal en Cuba del periódico socialista inglés London Daily Worker: ``Si los misiles hubiesen permanecido en Cuba, nosotros los habríamos usado contra el propio corazón de los Estados Unidos, incluyendo la ciudad de Nueva York''.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/10/08/816115/pedro-corzo-apostol-de-la-violencia.html#ixzz11ndRZvEu

Última actualización el Viernes, 08 de Octubre de 2010 20:11
 
2010 ELECCIONES PRESIDENCIALES EN BRASIL. UN ANÁLISIS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 03 de Octubre de 2010 14:43

Por JORGE HERNÁNDEZ FONSECA

 

Hoy domingo van a las urnas en Brasil más de 135 millones de brasileños a escenificar la primera vuelta (el primer turno, lo llaman en Brasil) de las elecciones presidenciales, en las que se elegirán además la mitad de los senadores y toda la Cámara de Representantes (diputados federales, en Brasil), junto con los Gobernadores de cada uno de los 26 estados brasileños, más el Distrito Federal (Brasilia) junto a las Cámaras de cada estado (diputados estaduales).

 

Se ha escenificado un verdadero espectáculo democrático, como aquel que todos los cubanos libres añoramos para nuestra patria, sometida hoy por una obsoleta dictadura gerontocrática.

 

Son tres los candidatos presidenciales que más se destacaron en la disputa electoral: Dilma Rousseff, ex ministra de Lula da Silva (que ha sido su cabo electoral más activo) representando al Partido de los Trabajadores, PT, José Serra, ex Gobernador del mayor estado brasileño, San Pablo, representando el Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB, y Marina Silva, ex ministra de Medio Ambiente del Gobierno de Lula da Silva, representando al Partido Verde, PV.

 

La carrera electoral, con altos y bajos, se ha desarrollado teniendo como constantes el liderazgo de la candidata de Lula hasta hoy; como segundo colocado --y bastante distante de la candidata líder-- tenemos al socialdemócrata José Serra y finalmente, en tercer lugar, también bastante lejos de Serra, a Marina Silva. En la recta final de la campaña, un escándalo de corrupción en el ministerio que Dilma Rousseff dejara en manos de su asesora principal, la señora Erenice Guerra, afectó la preferencia en acenso de Rousseff, de manera que hoy no se puede afirmar, si bien continúa favorita, que ganará la elección en la primera vuelta.

 

Hay aspectos de esta corrida electoral que lucen extraños a los ojos de los observadores internacionales. La política exterior del presidente Lula ha sido fuertemente criticada en varias tribunas mundiales por razones diversas, ganando adversarios de peso fuera de Brasil. La política de apoyo a la dictadura castrista y la descalificación que Lula personalmente hiciera de la disidencia cubana, es un fuerte punto en su contra. El apoyo al Irán con pretensiones nucleares, el apoyo a Hugo Chávez y al chavismo en Venezuela, así su relación ambigua con las FARC, completan un panorama negativo, referencia de occidente sobre Lula da Silva.

 

Sin embargo, internamente --dentro de Brasil-- la política llevada adelante por Lula da Silva en los aspectos económicos, sociales y políticos, ha cosechado triunfos de tal magnitud, que el actual presidente brasileño ha llegado al final de su mandato con un 85% de aceptación del electorado, que ahora se apresura a elegir a su preferida, para dar visos de continuidad.

 

En Brasil, la política socio-económica de Lula da Silva ha tirado 30 millones de brasileños de la miseria, llevándolos a la clase media emergente, ávidos de consumo. Los banqueros disfrutan de las tasa de interés más grandes del mundo, lo que les ha permitido romper record sobre record de ganancias, exorbitantes cada año. Los grandes empresarios nunca antes ganaron tanto dinero, ejemplo de lo cuál es el record el año pasado --en plena crisis mundial-- implantara la industria automotriz (que este año se colocó como la 4 productora mundial de automóviles).

 

Es evidente que, si los más pobres ascienden en la escala social, los más ricos ganan ríos de dinero y la clase media compra carros como nunca, la política económica y social ha sido muy bien encaminada, en un país que no ha tenido crisis políticas serias en los últimos años.

 

Así las cosas, hay dos factores que se conjugan para explicar los resultados electorales que saldrán de las urnas: primero, la política exterior (nefasta en el gobierno Lula) no tiene peso expresivo en las elecciones presidenciales. Brasil ha sido hasta ahora un país que influye poco en la arena internacional y la inercia de este criterio lleva a no tenerlo en cuenta. Lo que evidentemente influye fuertemente en el electorado es la situación económica positiva que el país disfruta en todas las clases sociales y por eso no quiere cambios de su comando político.

 

En segundo lugar, y a pesar de ser José Serra un político honesto, experimentado y relativamente bien evaluado como siendo eficiente, carece del carisma que se necesita para enfrentar a un Lula da Silva queriendo hacer su sucesora, con una aceptación casi unánime. El partido de Serra tenía un candidato más carismático dispuesto a la corrida electoral, pero maniobras poco ortodoxas de Serra frustraron esa posibilidad, dejando una huella negativa que marcó al opositor en la campaña exitosa de Lula rumbo a la construcción de su sucesora.

 

En la recta final de la campaña, el escándalo surgido en el ‘nido’ de Rousseff con su sucesora, en un ministerio que prácticamente funge como siendo un Primer Ministro del Gobierno, ha restado apoyos a su candidatura, los que no han podido ser facturados por Serra, siendo la tercera colocada, Marina Silva, la depositaria de la confianza de los millones de electoras que decidieron abandonar a Rousseff en su caminada indiscutible hacia la presidencia, probablemente en el segundo turno, enfrentando más cómodamente a un inexpresivo Serra.

 

Para los cubanos demócratas resulta evidente que una continuidad en la política exterior de la sucesora de Lula, apoyando a los hermanos Castro y su dictadura, resultará muy negativo, como negativo sería una continuidad en el apoyo a Irán, Chávez, las FARC y un largo etcétera, que Lula da Silva ofrece a la extrema izquierda del PT, como compensación por su política económica de corte capitalista de mercado, la que motiva criticas acervas en el seno del PT.

3 de Octubre de 2010

 

 

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

Última actualización el Domingo, 03 de Octubre de 2010 14:57
 
Puertas para el traspatio PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 03 de Octubre de 2010 13:03

Por RAUL RIVERO

Las autorizaciones --a partir de este mes-- para desempeñar unos 178 oficios que estaban prohibidos por las leyes cubanas vienen a resolverle dos problemas al gobierno. Uno, sacar del clandestinaje a millares de hombres y mujeres que sobrevivían desde hace años de esos trabajos, y comenzar a cobrarle impuestos. Dos, transferir para el ámbito privado la responsabilidad de la miseria que acorrala a la ciudadanía.

Por una parte, han copiado el patrón de la Real Academia de la Lengua. Desde sus asientos marcados por las letras del abecedario sus señorías aprueban, con el trámite de una firma, el uso de las palabras que la gente ya casi ha comenzado a desechar.

En el otro punto, tratan de pasarle a los individuos la responsabilidad de los ayunos y las penurias diarias que ha instalado en Cuba la ineficacia de la gestión estatal. La pobreza generada por el control de los funcionarios empeñados en administrar desde el agua de coco hasta la recogida de leña y el destino de las frutas silvestres.

Así es que, si de octubre en adelante sigue la escasez y faltan los alimentos en las casas se deberá a las pocas habilidades de los cabezas de familia que no han sabido aprovechar la posibilidad de forrar botones, cuidar y vender animales afectivos, enseñar mecanografía y taquigrafía o cuidar enfermos. Porque todos esos oficios están liberados, como lo está también la alternativa de afilar tijeras, limpiar zapatos, reparar colchones y afinar instrumentos musicales.

Con esas medidas, un verdadero alarde de ingenio en la búsqueda de resquicios laborales, los gobernantes de la Isla ponen un calmante de San Antonio a Maisí. El control de los medios de prensa les permite evadir las preguntas sobre infraestructuras y respaldos para esos planes fantásticos de mini empresas. Al mismo tiempo, le dibujan una salida de papel al medio millón de empleados estatales que se van a la calle. Y a los que se anuncian para los años venideros.

Las licencias para rentar casas y ampliar de 12 a 20 sillas los llamados paladares que asfixiaron a pura multa hace poco tiempo, son la mayor ilusión de los amigos de allende el mar. Enseguida, aquí en España, en la cabeza de algunos personajes, esos restaurantes crecen y prosperan y los alquileres de casas y poder conducir un coche de caballos, les permite hablar de cambios sustanciales, nobles propósitos y vocación de aperturas.

Con esa realidad soñada desde lejos y la deportación de 36 presos políticos, ellos tienen suficiente para pedir que se cambie la Posición Común Europa con Cuba y solicitar ayudas y comprensión para los señores que se han especializado en jugadas difíciles de creer porque sólo se realizan en tiempos difíciles.

Los presos políticos negados a irse de su país y los que no han sido consultados por nadie, las Damas de Blanco, la oposición interna, el periodismo independiente y un enorme sector de personas alertas, no asimilan los somníferos repartidos con la ayuda de los Comités de Defensa.

l contrario, un amigo de La Habana, ha rescatado un viejo chiste con juego de palabras. Me envía un mensaje para decirme que a partir de las nuevas autorizaciones va a poner en la puerta de su casa este letrero: Se botan forrones.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/10/03/813693/raul-rivero-puertas-para-el-traspatio.html#ixzz11IfmK75K
 
Deng Xiaoping Castro (I) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 02 de Octubre de 2010 11:28

Por HUBER MATOS ARALUCE

Raúl es alcohólico, padece de depresiones y tiene cáncer en la próstata.  Pero esos no son exactamente sus errores.  Los suyos son el producto de ser como es: astuto, intrigante y cobarde.  En su caso aplica al pie de la letra lo que canta José José: “uno no es lo que quiere sino lo que puede ser.”

 

No es su culpa ser hermano de Fidel.  Aunque responsabilidad propia  es la de haberse dejado humillar siempre por él, que sepamos desde los tiempos desde la Sierra Maestra hasta nuestros días.  Hoy Fidel es despreciado por la mayoría del pueblo cubano, Raúl nunca fue querido por nadie.

 

Dicen que Raúl es sentimental, casi llora cuando mandaron a fusilar al General Arnaldo Ochoa, pero lo fusilaron y él estuvo completamente de acuerdo. Era uno menos con quien competir la sucesión al trono.

 

No había acabado de morirse su hermano, cuando estaba serruchándole el piso y sacando de cuanto puesto pudo a todo aquel que era incondicional de Fidel. Dalia, la mujer de Fidel, tuvo que tratar de salvar a algunos protegidos de su marido, que eran parte del séquito de corrupción privada de la familia real.

La presencia de Dalia en el 50 aniversario de los Comités de Chivatos, donde de habló su marido, el 28 de septiembre pasado, no fue una cuestión de compañerismo sino para que se supiera que tiene autoridad para defender el cada vez más reducido poder familiar.

 

El primer error

Si tenemos que señalar un primer error de Raúl fue el no haber tenido ni precaución ni visión.   Se precipitó criticando el sistema construido con la fracasada tesis marxista y las locuras de su hermano cuando todavía no podía hacerlo.

 

Esas críticas implicaban una voluntad de rectificación.  Crearon  expectativas en la población y en el exterior. En el pueblo porque estaba tan desesperado que cualquiera que le hablara de cambios habría despertado esperanza.  En el mundo hubo una reacción positiva a sus críticas hubo pero por diferentes razones.  La prensa internacional y uno cuantos intelectuales – los de siempre - se desbocaron en optimismo.  Para ellos había llegado al poder Deng Xiaoping Castro.

 

No quisieron medir la enorme distancia entre en el Xiaoping auténtico y la copia isleña.   El primero fue un bastión del Ejército Rojo durante la revolución. Luego perdió su hijo mayor en un suicidio provocado por los excesos de la “Revolución Cultural” de Mao.  Deng Xiaoping sufrió personalmente el totalitarismo que había ayudado a construir.

 

Por el contrario, Xiaoping Castro tuvo un rol muy pobre durante la guerra de guerrillas.   Nunca entró en batalla.  En el Segundo Frente, donde estableció su comandancia, lo que hizo fue crear una satrapía burocrática.   Allí en lugar de combatir se dedicó a intrigar contra los que combatían.

 

Ninguno de sus hijos ha tenido que sufrir por nada.  Viven como lo que son,  privilegiados de un régimen del que se consideran herederos.

 

Muchos periodistas e intelectuales “demócratas” no quisieron ver esas cosas porque Raúl les daba la oportunidad de un exorcismo.   Por décadas, algunos reporteros desde Cuba y otros expertos en el exterior, en sus centros de estudio y en universidades, callaron las verdades y se convirtieron en los propagandistas del fraude que llamaban los logros de la “revolución”.

 

Los cambios de Raúl los llevarían a la redención.  Era más fácil apoyar a Raúl que reconocer públicamente que Fidel Castro había construido una gran mentira en la que ellos fueron también partícipes.

 

Así fue como la crítica prematura de Raúl al legado que aparentemente le había heredado su hermano se convirtió en su propia trampa.  El fracaso de su gestión está a la vista.

 

Continuará…

 
«InicioPrev321322323324325326327328329330PróximoFin»

Página 321 de 374

La protesta abortada

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.- Iba a ser un martes como cualquier otro en medio de las restricciones impuestas en La Habana por la pandemia. Un día de largas colas para intentar comprar ...

Las campanas no doblan por los negros cu

Indicado en la materia

Por Ana León.-  Cuando se produjo la muerte de George Floyd y los medios de prensa a nivel mundial se hicieron eco del suceso, enfatizando los conflictos de la sociedad estadounidense y po...

Los comunismos

Indicado en la materia

Por REINALDO ESCOBAR.- La primera vez que busqué el significado de la palabra comunismo lo hice en un pequeño diccionario de bolsillo que tenía mi madre. Para mi sorpresa, detrás de lo...

Cuba, la dictadura jefe del castrochavis

Indicado en la materia

Por Carlos Sánchez Berzain.-  Los procesos de sedición, conspiración y violencia, que agravados o con pretexto de la pandemia del coronavirus se producen en casi todos los países de la región, ...

Cuba en compás de espera

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En Cuba hoy hay dos compases de espera. El compás de espera de Raúl y los “viejos”, esperando que Trump pierda las elecciones, y el compás de es...

El Black Lives Matter ¿contra los cubano

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Los cubanos respetamos al movimiento negro norteamericano. Pero sepan que las injusticias cometidas contra Uds., de ninguna manera pueden significar que vengan a Miami a cometer injusticias cont...

Crisis política en Brasil: ¿Hay peligro

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La respuesta a la pregunta sobre el peligro de la izquierda en las próximas elecciones queda respondida, no hay peligro. La izquierda en Brasil es fuerte, pero no...