Leonardo Padura suma a su cobardía política en Cuba la falta de respeto a Brasil al visitar en la cá

El escritor cubano Leonardo Padura visitó el jueves en la cárcel al expresidente ...

El ex presidente Uribe fue citado a indagatoria en Colombia por presunta manipulación de testigos

El influyente ex mandatario y senador Álvaro Uribe, jefe del partido en ...

El representante de Juan Guaidó afirmó que el reinicio de las negociaciones depende del régimen de N

El segundo vicepresidente del Parlamento venezolano, Stalin González, sostuvo este jueves que ...

La mayor compañía energética de China canceló la compra de petróleo de Venezuela

La mayor compañía energética de China está rechazando las compras directas de ...

Macri elimina imposto sobre alimentos antes da eleição presidencial na Argentina

O presidente liberal argentino Mauricio Macri reforçou nesta quinta-feira seu pacote de ...

Cuba


“El tiempo, la globalización e internet ganarán al castrismo” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 10 de Julio de 2019 04:06

Sobre Yoani Sánchez.- 

La periodista cubana Yoani Sánchez asegura que la prensa libre fue “aniquilada” en su país, teme que retroceda en otros como Venezuela y Nicaragua y confía en que el tiempo y los vientos de globalización ganen la batalla en internet a favor de la información veraz e independiente contra el castrismo, según una entrevista con la agencia de noticias EFE, en Madrid.

Sánchez se refirió también al mandato de Miguel Díaz-Canel, que sucedió en abril de 2018 a Raúl Castro, hermano de Fidel Castro (fallecido en 2016), que fue cabecilla de la revolución de 1959 y dictador en el país hasta 2006.

El gobierno de Díaz-Canel está suponiendo pasos “atrás” para recuperar un “control” que el oficialismo había perdido, dijo Sánchez a EFE.

A esto se une una “caída” de la economía, pues “el oficialismo no ha dado los pasos necesarios para la apertura económica”, explica, pero también motivada por el contexto internacional y las nuevas medidas estadounidenses de embargo económico, como las sanciones por importar petróleo venezolano.

El Gobierno de Cuba anunció el 27 de junio un incremento de los bajos salarios estatales y de pensiones, dentro de un grupo de medidas para impulsar la economía del país, que enfrenta la crisis más grave en las últimas dos décadas.

“Todo eso se percibe en las calles, en el plato y en los bolsillos” y en una “crisis migratoria” hacia los EE.UU., según Sánchez, directora del diario 14ymedio.com, bloqueado en Cuba por el Gobierno, pero que puede leerse fuera de la isla.

Años atrás, las autoridades castristas le denegaron repetidamente el permiso para viajar fuera del país y fue detenida durante unas horas en varias ocasiones. En 2012, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le concedió medidas cautelares por considerar que estaba en situación de riesgo.

Preguntada por si internet es una pequeña parcela de libertad en Cuba, responde que es un fenómeno que va “muy deprisa” en la sociedad cubana, a pesar de que es todavía unos de los países menos conectados del mundo.

Recuerda que, en diciembre pasado, el oficialismo “se atrevió” a abrir el acceso de los teléfonos móviles a internet, y esto se ha notado en que el activismo social de muchos tipos ha crecido “muchísimo”, incluso las críticas al régimen “se hacen sentir en las redes”.

Pero esta libertad, todavía no llega en la misma medida “a la realidad” de la calle, pues todo intento es “profundamente reprimido”, denuncia.

Aun así, ya ha tenido algunos efectos, como la marcha LGTBI del 11 de mayo en La Habana, “organizada desde internet”. Y esto “preocupa” a los gobernantes cubanos.

Para contrarrestar, Díaz-Canel promovió que ministros y altos funcionarios estuvieran presentes en las redes sociales, según Sánchez, quien intervino este martes en el Congreso Anual de la Asociación Internacional de Estudios en Comunicación Social, en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

“Esto deja en evidencia -opina- su incapacidad para dialogar (…) porque se comportan de una manera tan agresiva a veces, tan intolerante, tan militante, que internet también está sirviendo para dejar a la vista pública de todo el mundo ese discurso de la prepotencia ideológica y política”.

¿Pero es internet la alternativa? “Se está todavía muy lejos” de poder decir que se puede ejercer el periodismo medianamente en Cuba sin recibir un castigo por eso, según Sánchez.

“Hay un monopolio gubernamental y partidista sobre la difusión de información”, precisa la periodista, muy crítica con el régimen cubano, que tiene mecanismos “muy bien engrasados” contra los reporteros independientes, como acabar con su reputación, detenciones y confiscación de material, asegura.

Y esos riesgos no son solo por un artículo político discrepante: “Basta escribir sobre la carestía (de la vida) y ya puedes tener un problema”.

Pero gracias a la tecnología y los dispositivos electrónicos se ha logrado que crezca y se desarrolle un ecosistema de medios independientes.

El oficialismo ha respondido “censurando muchos de estos sitios”, pero los lectores han recurrido al ingenio, a “trucos” como ‘proxys anónimos’ para acceder a los contenidos.

Otra forma de controlar el acceso a internet, denuncia Sánchez, es con unos precios “muy altos” del monopolio estatal de telecomunicaciones, y con “servicios muy deficientes”. Cuatro gigas de datos, dice, cuestan lo que el salario mensual de un ingeniero.

Preguntada por quién ganará la batalla de internet en Cuba, cree que será el tiempo. “Y los tiempos están invitando a la globalización, a un mayor flujo de información, a ciudadanos cada vez más conectados”; y el castrismo “va a tener que lidiar con una ciudadanía mucho más activa, totalmente contraria al modelo político y social impuesto”.

En relación con la libertad de prensa en Iberoamérica, asegura que son “malos momentos en general” en la región. Cita México (periodistas asesinados), Honduras, El Salvador…

Y en otros lugares, los autoritarios intentan “domesticarla” y, cuando no es posible, “censurarla o encarcelar al reportero”.

“Mi temor es que eso haga perder terreno (…) a la prensa y la información, y que ayude a entronizar más los populismos, los autoritarismos y, sobre todo, las dictaduras”.

Sobre Cuba, comenta que la prensa libre fue “aniquilada”, pero también le preocupan Venezuela y Nicaragua. “Afortunadamente, las redes sociales están jugando muchas veces el papel de canalizar ese periodismo crítico”, concluye.

CUBANET/EFE

Última actualización el Miércoles, 17 de Julio de 2019 04:34
 
Díaz-Canel va a 'poner contra la pared' a 'cuentapropistas' y cooperativistas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 10 de Julio de 2019 03:49

Por ORLANDO FREIRE SANTANA.- 

La nueva Constitución de la República de Cuba no está exenta de ambigüedades y hasta de contradicciones que tornan confusos sus articulados, y que en consecuencia les permite a los gobernantes interpretar a su antojo lo que allí se expone.

Un ejemplo lo tenemos en el Artículo 18, el único que en toda la Carta Magna hace mención de los espacios de mercado en la economía. Dice así: "En la República de Cuba rige un sistema de economía socialista basado en la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción como la forma de propiedad principal, y la dirección planificada de la economía, que tiene en cuenta, regula y controla el mercado en función de los intereses de la sociedad".

Refrendado de esa manera, es decir, "que tiene en cuenta el mercado", cualquiera podría pensar que, aun en espacios muy reducidos,  los gobernantes estarían dispuestos a respetar los fundamentos de la economía de mercado, uno de los cuales establece la libre formación de precios de acuerdo con la relación entre la oferta y la demanda.

El asunto cobra actualidad  a raíz de las nuevas medidas anunciadas por el mandatario Miguel Díaz-Canel, en las que destaca un aumento de salario para los trabajadores del sector presupuestado, así como de las pensiones a los jubilados.

Las propias autoridades han reconocido que esos incrementos tienen lugar en momentos delicados para la economía, ya que debido a la escasez de artículos de primera necesidad no se cuenta por ahora con una contrapartida que haga frente a ese efectivo que se inyectará en la circulación. Un entorno que, además, podría generar —más de lo que ya estamos presenciando— un proceso inflacionario en la economía.

Mas, ni corto ni perezoso, el señor Díaz-Canel argumentó lo que se piensa hacer para contrarrestar los aumentos de precios en la economía. Primero enumeró algunos instrumentos económicos, como la potenciación de las ofertas del Ministerio de la Industria Alimentaria, además de nuevos servicios informáticos y recreativos que podrían ponerse a disposición de la población.

Sin embargo, consciente de que tales ofertas no serán suficientes para captar el hipotético exceso de circulante, se refirió también a los instrumentos administrativos que se emplearán (en este caso, la coacción) en aras de lograr su objetivo. En ese sentido, y acudiendo a la otra cara del Artículo 18, la que enfatiza en la regulación y control del mercado, Díaz-Canel expresó que "No puede haber incrementos de precios en el sector estatal. Y tampoco puede haber incrementos de precios en el sector no estatal, y vamos a discutir con el sector no estatal para que entienda".

Asistimos entonces a un marco regulatorio que puede, como decimos los cubanos, "poner contra la pared" al sector no estatal de la economía, en este caso los trabajadores por cuenta propia y los cooperativistas.

Se trata de un sector que no recibe ningún tipo de subsidio gubernamental para llevar a cabo su gestión productiva o de servicios, y que además puede experimentar cambios en su entorno, como un aumento de precios en sus insumos y materias primas —algo que ya se pone de manifiesto—, y hasta un incremento en los impuestos que deben pagar a la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT). O sea, que el sector no estatal podría en cualquier momento acudir a un aumento en los precios y tarifas que aplica, no por tratarse de malvados o vengarse de las medidas anunciadas por el Gobierno, sino simplemente como respuesta a las condiciones objetivas en las que desarrollan su labor.

Y lo más preocupante: las autoridades no renuncian a esa mala costumbre de echar a fajar a unas personas contra otras. Ya han habilitado números telefónicos para que las personas "denuncien" cuando detecten aumentos de precios. La precaria institucionalidad podría naufragar ante el espíritu de los mítines de repudio.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Domingo, 14 de Julio de 2019 22:06
 
Fidel Castro, el Comandante Playboy PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 08 de Julio de 2019 00:08

Resultado de imagem para Fidel Castro, el Comandante Playboy

Por CARLOS ALBERTO MONTANER.- 

Decía Bob Hope, en tono profesoral, que en la vida todo había que comenzarlo por el principio. Hacía una breve pausa y seguía, risueño: “menos Playboy que se comienza por el medio”. Y tenía razón: el centerfold de la revista solía traer una señora estupenda provocativamente desvestida. Era una publicación “para adultos”. Fidel Castro estaba entre sus lectores, pero lo más importante es que se dejó entrevistar varias veces por el magazine. Sabía, intuitivamente, que la manera más rápida de llegarle al ciudadano norteamericano era a bordo del papel couché de esa revista.

Abel Sierra Madero ha investigado el romance de Fidel Castro con Playboy  y el de todas las revistas para adultos con Fidel Castro, con la revolución y con los cubanos y, especialmente, con las cubanas. El título de su libro es el que tomo prestado para este artículo. Resulta realmente increíble lo que ha encontrado y coleccionado. El libro está lleno de reproducciones de las primeras páginas de los magazines. No en balde Sierra es historiador, graduado en Cuba, y ha estudiado un doctorado en literatura en una buena universidad de New York.

En el epílogo, Sierra Madero cuenta su historia y la de su familia. Eran de origen muy humilde. Su abuela era lavandera y su abuelo cortaba caña. Creyeron en la revolución y se beneficiaron de ella. Escalaron socialmente. Su madre estudió ruso en la URSS. Pero Abel nació en 1976. Era de un par de generaciones posteriores al fenómeno revolucionario. Sus abuelos vivieron y murieron deslumbrados por Castro. Para Abel, cuando llegó la edad de efectuar juicios políticos, especialmente tras el desmoronamiento de la Unión Soviética y el fin del comunismo europeo, el Comandante era el ComaAndante. Un tipo latoso, indiferente a la realidad, que hablaba incesantemente cosas sin sentido. No veía la historia a través de los mitos. Cuando pudo, escapó de Cuba.

El libro que Abel ha escrito es sorprendente. Nada supe de las fantasías sexuales de esas publicaciones con mis compatriotas, incluidas las fantasías sadomasoquistas, entreveradas con historias reales muy conocidas, como la de Marita Lorenz, la alemanita de 18 años a la que Fidel, supuestamente, violó, embarazó y luego obligó a abortar contra su voluntad.

¿Qué hay de cierto sobre la hipersexualidad de Fidel Castro? Creo que no es verdad. Me parece que tiene razón Juan Reinaldo Sánchez, el jefe de los escoltas del Comandante (La vida oculta de Fidel Castro), citado por Sierra, cuando lo presentó como un tipo normalillo, incluso tímido, aunque poseía decenas de casas espectaculares, regadas por toda la Isla, en las que recibía a sus esporádicas amantes, mientras mantenía a su santa esposa, Dalia Soto del Valle, lejos del radar de los cubanos, quienes conocieron de su existencia tras llevar 25 años de casados y tener cuatro hijos en común.

La atmósfera de sensualidad de la Isla acaso comenzó con la primera campaña publicitaria en la que se mezclaron el producto que se quería vender (los tabacos) y el sexo. En el siglo XIX se contaba que unas tabaqueras voluptuosas torcían los puros sobre sus muslos sudorosos en medio del clima ardiente de Cuba. Aunque no fuera cierto, los muy puritanos estadounidenses se quemaban de deseos y adquirían los tabacos para cerrar los ojos y soñar mientras fumaban, hasta que Bill Clinton mezcló la realidad con la fantasía y utilizó un puro como un extraordinario juguete sexual. (Nunca un habano fue más famoso).

Pese a esas revistas de dimes y diretes no creo que la sociedad cubana fuera especialmente sensual. Lo he escrito otras veces: Cuba, antes de la revolución, era una sociedad formada en la pacata tradición hispano-católica en la que copular –como dicen los vascos- “era más un milagro que un pecado”.

Había, por supuesto, prostíbulos, pero esa costumbre, también española, italiana y francesa, estaba relacionada con la santidad de las mujeres honorables. Como también había unos discretos gángsters que explotaban los ocho casinos de juego que existían en La Habana y compartían sus “beneficios” con el corrupto Fulgencio Batista.

Incluso, cuando las revistas estadounidenses de la entrepierna dibujaban a una Cuba lujuriosa, la policía política cubana había inventado un delito, la dolcevita, por el que castigaba a los “revolucionarios” que realizaban “fiestas de perchero” (para colgar las ropas cuando se desnudaban).

Más aún: en los primeros años de la revolución a estos idiotas les dio por cerrar las “posadas” o moteles furtivos en los que las parejas se daban cita. Un buen amigo, que había conquistado a una señora casada con un hombre feroz, se disponía a hacer el amor en una de esas posadas, cuando escuchó a un dirigente revolucionario que gritaba desde un megáfono en las afueras del motel: “compañeros, la revolución no puede tolerar estas inmoralidades. Salgan inmediatamente de las habitaciones y váyanse. No serán detenidos”.

Como mi amigo le temía al marido de la dama en cuestión, hizo una memorable canallada. Le dijo que no quería exponerse y que ambos saldrían solos. Ella lo miró con desprecio, se vistió y se marchó para siempre. Él espero unos minutos y se aventuró a salir. Lo esperaban numerosos vecinos con ánimo de divertirse. Le gritaron mil cosas, pero la palabra que más le hirió fue la que corearon incesantemente: “paje .., paje .., paje…

Mi amigo nunca más pudo contactar a la señora casada. Creo que se suscribió a Playboy.Ahí debió leer las entrevistas que le hicieron a Fidel Castro.


CUBANET

Última actualización el Sábado, 13 de Julio de 2019 20:51
 
Noticias de la frontera: unas sí y otras no (¿por qué las muertes de inmigrantes cubanos no "cuentan"?) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 06 de Julio de 2019 13:44

Resultado de imagen para La muerte de Oscar y Valeria

Por ANDRÉS REYNALDO.- 

La foto del salvadoreño Oscar Martínez y su hija Valeria, de apenas 23 meses, ahogados en el Río Bravo, se ha convertido en la ilustración obligada de la crisis migratoria en la frontera sur de EEUU.

Dolor, desesperación. Estemos o no a favor de acoger indiscriminadamente a los inmigrantes, la tragedia sobrepasa sus contradictorias interpretaciones. En particular, conmueve a todos los que hemos sido parias en busca de la caridad de otros países. Para algunos cubanos suscita igualmente la reflexión sobre nuestro interminable éxodo, su particular tratamiento en la prensa y las incongruencias de nuestra excepcionalidad migratoria.

Días antes de que Oscar y Valeria se echaran a andar hacia la frontera, vimos las imágenes de más de una decena de cubanos ahogados en abril por una crecida del río Darién. Sin ánimo de caer en la pedestre, mezquina comparación numérica, se impone la pregunta: ¿por qué esos muertos no cuentan en la buena conciencia del mundo? ¿Por qué, ni siquiera, cuentan como espectáculo?

A pesar de las fotos, los testimonios y el manifiesto celo de las autoridades locales por ocultar los hechos, allí no estuvieron las cámaras de Univisión, Telemundo ni CNN, con sus elegantes y compungidos presentadores. Allí no llegó el batallón de activistas con sus camisetas del Che, sus consignas humanistas y sus botellitas de Evian. Salvo para unos pocos medios relacionados con el tema cubano, allí no hubo noticia. Los ahogados del Darién murieron al margen del prime time.

La ideología divide el discurso migratorio en EEUU. Anticastristas, antisandinistas y ahora los antichavistas no somos cause célèbre para la mayoría de los medios. Cuando ya es imposible soslayar el tema, reporteros y editores se sienten obligados a presentar los más exquisitos contrastes, el menor matiz de un pero; lassuavizadoras aristas, como se le dice a los ángulos noticiosos en la metatranca del periodismo castrista. A diferencia de chilenos, argentinos, centroamericanos y mexicanos, se nos juzga como fugitivos del paraíso.

En el caso cubano, la Ley de Ajuste nos concede un extraordinario privilegio. A la vez, nos define como una inmigración anticomunista. Se trata, en la práctica, de una automática garantía para el menos exigente de los procesos de asilo. Las puertas de este gran país se nos abrieron en virtud de una consideración política de excepcional importancia durante la Guerra Fría: la brutal conversión de una nación americana en un satélite soviético. A 90 millas.

Todavía podemos justificarnos por el propio carácter totalitario del castrismo, que aún hoy, en su irreparable decrepitud, en su punto de mayor debilidad, cierra los espacios sociales, jurídicos, culturales y económicos imposibles de cerrar por las más férreas dictaduras de derecha. Sin embargo, no tenemos defensa legal ni moral ante la banalización de ese privilegio. De la víctima también se espera coherencia. Ningún argumento ofrece amparo cuando nos presentamos como perseguidos políticos para solicitar libertad y nos vestimos de inmigrantes económicos para visitar la opresión. Así, hacemos del privilegio una estafa.

La muerte de Oscar y Valeria ha sido escandalosamente manipulada por la prensa para criticar las políticas inmigratorias del presidente Donald Trump. Contra Trump, ya sabemos, todo vale. Hasta la paz de los muertos. Fue Hillary Clinton quien dijo durante su campaña presidencial que traer a un niño en brazos no debía tomarse como un derecho de asilo. ¿Recordamos que la Administración del presidente Barack Obama sigue invicta en su récord de deportaciones?

Como era de esperar, la reacción del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, no recibió ni mucha ni buena prensa. Bukele, que asumió la tragedia como un asunto de Estado, tuvo la decencia de reconocer la incapacidad de su país para ofrecer bienestar y oportunidades a los suyos. "Me siento culpable", dijo. Una rara admisión desde el poder en tierras asoladas por la corrupción, la violencia y la ignorancia autóctonas.

Tiempos difíciles estos en que la primera plana del periódico y el horario estelar de las noticias eluden el reconocimiento de lo obvio.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Martes, 09 de Julio de 2019 04:56
 
500 AÑOS DE LA HABANA 'La Habana como un guion apocalíptico' PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 05 de Julio de 2019 09:46

Por JORGE PERÉ SERSA.- 

Situemos que La Habana es una serie de HBO. Una que comienza a mediados del pasado siglo, recrea el esplendor de una ciudad, y luego adopta un giro inesperado. A partir de ahí, La Habana, entrará en un raro eclipse, en una suerte de reformatorio que la conducirá a otra vida.

Asistimos, entonces, a una ciudad que se evapora. El atractivo visual de inicio se va deformando. La gente se convierte en espectros. En eternos caminantes que se reúnen a repetir consignas. Parece un remake de Resident Evil o de The Walking Dead. Pero es todo lo contrario: esas historias son una parodia de lo que en realidad ocurrió en La Habana.

La Habana como un guion apocalíptico.

Hay una ciudad fantasma. Una ciudad dentro de otra ciudad. La historia de un antes y un después. El presente aplastando el pasado. Surgiendo a la ruina del antes. Dos ciudades en un mismo cuerpo decrépito: una es el trauma físico y la otra es la pobreza espiritual. Hay dos ciudades que se contradicen. La Habana es esa contradicción. Es esa negación perpetua. El imaginario de dos ciudades irreconciliables, en plena disputa.

El viajero se expone a una idea, a una portada de la ciudad. Ya sea folclórica o exclusiva ejerce sobre el mismo un poder muy fuerte. Lo imanta. No importa donde se hospede el viajero: la ciudad, al cabo, es la misma. La contradicción permanece bajo distintos matices. De un balcón moderno a un caserío improvisado. De una casona colonial a un volumen macizo que recuerda a otra ciudad. De una reliquia del 52 a un SUV de Mercedes Benz. La Habana se trata de esa experiencia discontinua.

Siento nostalgia de esa ciudad que no viví jamás. Rabia de todo lo que me fue negado. Lástima de una ciudad que envejeció tan pronto. Con todo a medio hacer. En medio de la ruina, supongo que no tuvo otra opción. La ciudad moderna que fue, se distiende ahora de una manera ecléctica. Sin atisbos de un presente afortunado.

La ciudad de cinco siglos que se torna más vieja y vencida que Roma. Una ciudad derrotada por la conspiración, que no por el tiempo. Ciudad apocalíptica que sobrevive como un experimento histórico.

Poner a un lado los vicios de escriba, y adentrarme en el intercambio de pesares que se da entre La Habana y los habaneros.

Narrar esta ciudad desde hoy. Plasmar su biografía apócrifa. Tomármela en serio.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Domingo, 14 de Julio de 2019 22:09
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 4 de 333

DESCENTRALIZACIÓN, SECTOR PRIVADO, DISCU

Indicado en la materia

Por JORGE IGNACIO GUILLÉN MARTÍNEZ.-  El llamado proceso de actualización del modelo económico cubano, como ya es habitual, ha entrado en una nueva fase de profundas contradicciones entre el discurso y ...

Cuba: ¿reforma o violencia?

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.-  Desde que empezó el año 2019 las autoridades cubanas tuvieron que enfrentar decenas de protestas de naturaleza económica y social a lo largo de todo el territorio y en...

Fernando Rojas y la telenovela de la fam

Indicado en la materia

La hija de Rojas y la imagen del "enemigo" Por ANTONIO JOSÉ PONTE.-  Las redes sociales han hecho posible que la hija de un viceministro del régimen cubano alardee de su es...

El Foro de Sao Paulo y el Antiyanquismo

Indicado en la materia

Por CARLOS A. MONTANER.- Se confirmó otra vez el axioma: “Los ladrones roban en todas las oportunidades que se presentan, aunque las víctimas sea muy pobres”. La fiesta fue en Caracas de...

Un grave problema socialista: Jerarquiza

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  No hay un solo postulado socialista de como producir bienes y servicios. Se basan en preceptos de tipo hipócritamente “moral” para, por la fuerza, obligar a las ...

Por qué fracasan las conversaciones Madu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza ...

La mano de Cuba en las conversaciones ve

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Ha...