Díaz-Canel propone como "medida audaz" eliminar la planificación central de la economía, uno de los

Miguel Díaz-Canel confirmó que a partir de 2020 los planes económicos "no ...

La socialdemócrata Sandra Torres se perfila como la ganadora de la primera vuelta de las elecciones

La socialdemócrata y exprimera dama de Guatemala, Sandra Torres, se perfila como ...

Richard Blanco, el diputado venezolano acusado de rebelión, huye a Colombia

El diputado opositor Richard Blanco, acusado por la Justicia venezolana de estar ...

Irán confirma las peores sospechas de EUA: A fines de Junio superará el límite de almacenamiento per

Irán anunció este lunes que superará a finales de junio el límite ...

Maia diz que saída de Levy e de diretor do BNDES é 'covardia sem precedentes'

O presidente da Câmara dos Deputados, Rodrigo Maia (DEM-RJ), disse na manhã ...

Cuba


Un mundo cada vez mejor, digan lo que digan PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 25 de Mayo de 2019 20:26

Resultado de imagem para ¿La copa está medio vacía o medio llena?

Por  CARLOS ALBERTO MONTANER.- 

¿La copa está medio vacía o medio llena? Depende. Según Bernie Sanders el 1% de la sociedad se enriquece exponencialmente mientras los pobres, 40 millones de norteamericanos, el 13% del censo, carecen de recursos para tener una vida digna.

¿Es eso verdad? También depende de lo que uno llame una “vida digna”. La pobreza en Estados Unidos se mide por los ingresos. Una familia de 4 personas que recibe menos de $25,000 dólares es considerada “pobre”. Pero se trata de una pobreza relativa. Esa familia dispone de viviendas y escuelas públicas. De bonos para adquirir alimentos sin costo. De electricidad, teléfonos, agua potable, Internet. De autos y calles asfaltadas. De protección policiaca y de un sistema judicial con abogados de oficio que representan a las víctimas y a los victimarios.

Por otra parte, el desempleo en Estados Unidos continúa reduciéndose. Eso es magnífico. Sigue siendo el país de las oportunidades, como determina la riada de inmigrantes legales o ilegales que arriban anualmente. No obstante, un CEO o Presidente de una empresa importante gana 312 veces al año lo que percibe un empleado promedio. Eso es problemático y refleja lo que dictamina el Índice Gini: el 20% más rico de la nación obtiene mucha más riqueza que el 20% más pobre.

Corrado Gini era un estadístico italiano, fascista, que en 1912, hace más de un siglo, diseñó una fórmula para establecer la división de los ingresos entre los quintiles de cualquier sociedad. (Con los años y los palos el matemático abandonó el fascismo). Supuestamente, el Índice o Coeficiente Gini mide la equidad o igualdad que reina en el país que se somete al análisis. Grosso modo la región más igualitaria es la Escandinava y una de las más desiguales es Latinoamérica.

Son tantas las variables culturales, geográficas e históricas que convierten esos índices de desigualdad en verdaderos estorbos conceptuales que esgrimen los demagogos constantemente. “El Gini” es casi inútil. Dos de las naciones más “desiguales” son, precisamente, Panamá y Chile, las que más han crecido en la región y las que más se acercan al pleno empleo.

Pero, cuando uno exhibe, orgulloso, lo que sucede en Chile, los adversarios no tardan en levantar el rencoroso dato de que Chile y Panamá tienen un Índice Gini que excede la cifra de 50, cuando los países escandinavos poseen menos de 30. Con arreglo a este coeficiente 0 sería la igualdad absoluta y 100 la desigualdad total. Cuba, país en el que casi todos viven miserablemente, anda por los 40 y la mayor parte de la población sueña con instalarse en Chile o en Panamá, y no digamos en Estados Unidos, cuyo “Gini” es 45.

Tal vez es más confiable el Índice de Desarrollo Humano que publica anualmente la ONU. Es algo más completo. Pondera tres factores: los niveles de ingreso per cápita, los de escolaridad y la esperanza de vida. El economista español Leandro Prados de la Escosura, citado por Juan Ramón Rallo, otro economista destacado, midió la desigualdad entre países de 1870 al 2015 y halló que, aunque las poblaciones se alejaban en lo tocante a ingresos monetarios, se acercaban en escolaridad y esperanza de vida. (La reseña de la obra de Prados de la Escosura a cargo de Rallo puede encontrarse en El Cato Institute).

Pero el IDH tampoco es suficiente. Le falta un análisis de las diferencias entre quienes viven en la capital o en las zonas más distantes. Un asalariado en Buenos Aires recibe casi el doble de uno que realiza la misma tarea en Jujuy o en Salta. Algo que sucede, por ejemplo, con relación a Ciudad México y a Chiapas. Y le falta el signo de las migraciones, y de las oportunidades de desarrollo personal que presentan las grandes urbes cuando se contrastan con las zonas rurales, porque no se ha encontrado una manera eficiente de detallar la “movilidad social”. Sabemos que existe y caracteriza a la sociedad norteamericana, y, en general, a las sociedades de mercado, pero no hay forma de medirla convenientemente.

Entre Thomas Piketty, autor de El Capital en el siglo XXI, el rey de los pesimistas, y Steven Pinker, Enlightenment Now: The Case for Reason, Science, Humanism, and Progress, me quedo con los optimistas. A trancas y barrancas vivimos en un mundo cada vez mejor.


CUBANET

Última actualización el Sábado, 01 de Junio de 2019 23:54
 
El fracaso de las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 24 de Mayo de 2019 03:49

Resultado de imagem para El fracaso de las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En estos encuentros se garantizarían los objetivos de Guaidó, pero el chavismo quedaría intacto y los intereses cubanos podrían encaminarse adecuadamente, además de resolver sus graves problemas internos con la ayuda de la prometida “apertura de Trump”. En estos planes había dos perjudicados: Maduro y la oposicion cubana de Miami.


El fracaso de las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo

Jorge Hernández Fonseca

23 de Mayo de 2019

La falta de continuidad en los contactos primarios que representantes de Maduro y de Guaidó sostuvieron en Oslo, tiene su explicación en factores ajenos a ambos líderes. Guaidó había recibido seguridades desde la Habana de poder lograr sus objetivos: eliminar a Maduro, nombrar un gobierno de transición y organizar elecciones limpias. El llamado “Grupo de Contacto” --que propició el encuentro-- tomó como base la oferta de Trump a Cuba para retirar sus hombres de Venezuela a cambio de una “nueva apertura”, lo cual animó a los cubanos para eliminar a Maduro, dejando a Padrino al frente del ejército y a Cabello al frente del partido.

En estos planes se garantizarían los objetivos de Guaidó, pero el chavismo quedaría intacto y los intereses cubanos podrían encaminarse adecuadamente, además de resolver sus graves problemas internos con la ayuda de la prometida “apertura de Trump”. En estos planes había dos perjudicados: Por un lado Nicolás Maduro, que sería sacrificado por la Habana; por otro lado, la oposición política cubana de Miami, que vio con muy malos ojos la oferta de Trump para una nueva apertura con la dictadura castrista. Era como sacrificar a Cuba por Venezuela.

Pero el exilio cubano hizo valer la fuerza que actualmente tiene ante la administración Trump, descarrilando los planes de la “nueva apertura” prometida. La isla rápidamente había aceptado sin chistar, promoviendo los contactos en Oslo. Donad Trump sacó sus números de inmediato. No era negocio ganar la voluntad de los venezolanos a costa de perder la de los cubanos en la Florida. En las pasadas elecciones, Trump ganó el estado de la Florida por el voto cubano, porque los cubanos que votaron por Trump fue mayor que la diferencia de votos entre el candidato republicano y la candidata demócrata. Si se “abría a Cuba”, perdería la Florida.

Analizando el panorama que se presentaba, Nicolás Maduro por su parte envió su canciller a la Habana con vistas a recibir seguridades y garantías de apoyo de parte de Raúl Castro. Este, al ver frustrado sus planes de medio plazo en Venezuela, incentivaron al dictador venezolano a “elevar la parada” contra Guaidó, amenazando con adelantar las elecciones legislativas que eliminaría la Asamblea Nacional opositora, tratando así de retomar la iniciativa perdida.

El presidente norteamericano por su parte, aclaró su posición de manera tajante y definitiva el pasado 20 de Mayo, día que se conmemoró un aniversario más de la creación de la República de Cuba, con un mensaje inequívoco de apoyo a la futura incorporación de la isla al concierto de Naciones libres, democráticas e independientes, con la ayuda y el apoyo de EUA.

Así las cosas, fracasada la negociación con los altos mandos chavistas por un lado y las conversaciones de Oslo por otro, sólo queda la opción de aplastar el chavismo de raíz, sea por una revuelta interna, o por una intervención militar de la coalición democrática latinoamericana que se opone al chavismo, con respaldo de la OEA y los militares venezolanos exiliados.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Viernes, 31 de Mayo de 2019 04:31
 
'14ymedio': cinco años de aquel primer día PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 23 de Mayo de 2019 04:05

La redacción de '14ymedio' ha vivido muchas horas de prisas, nervios y trabajo en estos cinco años. (14ymedio)

Por YOANI SÁNCHEZ.-

Hoy 14ymedio está de cumpleaños. Esta "criatura informativa" celebra sus cinco años de existencia entre los retos que quedan por hacer y la satisfacción de haber llegado hasta aquí. Para cualquier publicación arribar a un lustro es una prueba de madurez, pero en el caso de Cuba, donde los medios independientes están prohibidos y censurados, es un verdadero acto de osadía y persistencia.

Mucho ha llovido desde aquel 21 de mayo de 2014. Las madrugadas se volvieron intensas, las tazas de café se acumularon sobre las mesas de nuestra redacción en La Habana, las historias por contar se multiplicaron y, más de una vez, nuestro trabajo periodístico llevó a alguno de los reporteros de este equipo tras las rejas de un calabozo por una detención arbitraria.

En este tiempo también cambiamos. Los reportajes, notas y entrevistas que hicimos dejaron una huella en todo el consejo editorial. Dijimos adiós a algunos colegas que emigraron, tratamos de consolar a otros que decidieron no seguir publicando por miedo a represalias y dimos la bienvenida a nuevos rostros. Rompimos varios pronósticos que apenas nos auguraban unos meses de existencia y convencimos a algunos escépticos de que lo nuestro es la información, el buen periodismo y la prensa.

Al inicio todas nuestras comunicaciones editoriales se hacían a través del correo electrónico Nauta, todavía no se habían comenzado a instalar zonas wifi en plazas y parques, el deshielo diplomático entre Washington y La Habana no había comenzado, los cruceros aún no atracaban en los puertos cubanos y Fidel Castro seguía publicando sus delirantes reflexiones en la prensa oficial.

Alguien que logra que su historia se visibilice a través de nuestras páginas y se solucione su problema, son los mayores estímulos para continuar

En este tiempo, nos extendimos también a otras plataformas y ahora parte de nuestro contenido se difunde a través de mensajería instantánea como WhatsApp y Telegram, inauguramos un podcast informativo, mantuvimos un boletín semanal por correo electrónico, convertimos en una esperada rutina el PDF de cada viernes, hicimos numerosas colaboraciones con varios medios y abrimos un programa de membresía.

No faltaron los días duros. Momentos en que parecía que no íbamos a lograrlo. De esos todavía hay muchos, pero cada comentario que deja un lector, una palabra de ánimo que nos dicen en las calles o en las redes sociales, alguien que logra que su historia se visibilice a través de nuestras páginas y se solucione su problema, son los mayores estímulos para continuar.

Los pilares que nos sustentan siguen sólidos: hacer cada día un mejor periodismo y mantener nuestra independencia económica, sin recibir un centavo de gobiernos, partidos ni grupos en el poder. Nuestro objetivo está intacto. Como el dinosaurio del cuento de Augusto Monterroso, queremos que cuando Cuba emprenda la ruta de un cambio democrático ya 14ymedio esté allí, acompañando a los ciudadanos con información.

14 Y MEDIO

Última actualización el Jueves, 30 de Mayo de 2019 04:45
 
Castrismo: 'solo es verdad lo que me es útil' PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 22 de Mayo de 2019 03:39

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.- 

La manipulación de la información y la mentira institucionalizada para anestesiar y controlar a las "masas" son los pilares de la cultura castrista, entronizada por el mitómano Fidel Castro hace 60 años, piedra angular en la que se afinca la propaganda política-ideológica del régimen.

Los fundamentos de esta cultura "revolucionaria" emanaron de la filosofía de uno de los padres del cinismo pragmático, el estadounidense William James, quien resumía su universo propio de esta manera: "solo es verdad lo que me es útil".

Para los Castro y su claque, si algo es mentira, pero conveniente para la "revolución", entonces resulta verdad. Y viceversa. Por eso el administrador del régimen, Miguel Díaz-Canel, al admitir recientemente al fin que el país vive "tiempos difíciles", culpó de ello a "las nuevas medidas de Estados Unidos, la persecución financiera y el recrudecimiento del bloqueo".

Su ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, no se quedó atrás. Afirmó a medios cubanos y extranjeros que el "recrudecimiento del bloqueo de EEUU" y la creciente presencia de "acaparadores" son las causas de la escasez que ha llevado a racionar otra vez los alimentos y productos de aseo e higiene que estaban en venta libre. Y remató diciendo que se trata de una medida de carácter "temporal" para una "distribución más equitativa".

Ambos repitieron lo mismo que 56 años atrás dijo Fidel Castro, cuando tras derrumbar la producción de alimentos con la sovietización de la agricultura, implantó una cartilla de racionamiento que, aún vigente, es la más longeva de la historia moderna en tiempos de paz, junto con la que existe en Corea del Norte, donde en 1990 una hambruna mató a tres millones de ciudadanos.

Luego de seis décadas, resulta que la "libreta", lejos de irse a descansar a un museo, cobra inusitados bríos. Vuelven a sus gastadas páginas los huevos, el pollo, aceite, leche, harina, arroz, frijoles, pastas, salchichas, pan y carnes; jabón, detergente y otros artículos de consumo.

Mienten sin pudor

Díaz-Canel y Betsy Díaz mienten sin pudor. El nuevo "período especial" tiene dos causas básicas: 1) el modelo económico comunista centralizado y estalinista, incapaz de generar riquezas y de proveer de alimentos y satisfacer las necesidad básicas de los cubanos, y 2) la reducción de subsidios y de petróleo desde Venezuela y la consecuente falta de divisas para importar alimentos.

Ambos, Díaz-Canel y Díaz, falsean la realidad, porque todavía las medidas tomadas por el Gobierno de Donald Trump no han afectado a Cuba, y algunas de las que más impacto podrían tener no han entrado en vigor. Aún no se ha eliminado ninguna de las 12 categorías creadas por el Gobierno de Barack Obama para que los estadounidenses hagan turismo disfrazado en Cuba. Y lo que ocurre ahora mismo es que el flujo de estadounidenses hacia la Isla crece como la espuma. Muchos van en cruceros y no gastan mucho dinero allí, pero gastan.

El propio Ministerio de Turismo (MINTUR) reveló que entre enero y abril de 2019 viajaron a la isla 257.000 estadounidenses, para un incremento de un 93% con respecto a 2018. El ministerio reconoció por primera vez que EEUU es el segundo emisor de turistas a Cuba, solo superado por Canadá, y enfatizó: "el turismo estadounidense sigue prefiriendo el destino Cuba".

El canciller, Bruno Rodríguez, en la Mesa Redonda de la televisión, informó jubiloso que en 2018 viajaron a Cuba 639.000 estadounidenses, casi el doble que en 2016, el último año de Obama (289.000 visitantes). Si a estos se le agregan los 521.000 cubanos residentes en EEUU que viajaron al país de origen en 2018, resulta que desde el vecino del Norte se desplazaron a la Isla 1.1 millones de turistas.

Por otra pate, del nuevo límite de 1.000 dólares trimestrales para enviar remeses desde EEUU, basta decir que equivalen a 333 dólares mensuales, once veces el salario promedio en Cuba; o sea, 8.000 pesos cubanos al mes. Nadie en la Isla gana eso.

Los cuentapropistas no están incluidos en el embargo

Sí pueden afectarse los cuentapropistas que reciben desde EEUU remesas superiores para financiar sus negocios. Pero es clave que esos emprendedores sepan que ellos no están incluidos en la Ley Helms-Burton. Ellos sí pueden recibir financiamiento directo desde EEUU y exportar e importar hacia y desde ese país. La Ley Helms-Burton no atañe a los negocios privados en la Isla. Es Raúl Castro quien les impide comerciar con EEUU. Por tanto, es al dictador de Cuba, no al presidente de otro país, a quienes deben reclamar sus derechos.

En cuanto a la crisis energética, si bien Washington ha tomado medidas para evitar que Cuba reciba petróleo de Venezuela, lo cierto es que lo sigue recibiendo mediante trucos apoyados por Moscú y Pekín, que incluyen el traspaso de crudo venezolano en alta mar a buques tanques no sancionados por EEUU, que van a la Isla. Ciertamente, el país recibe ahora menos combustible, pero esto es debido al descalabro de la industria petrolera venezolana, que gracias al castro-chavismo produce hoy 67% menos petróleo que en 1998.

Paralelamente, otra ministra, Iris Quiñones Rojas, de la Industria Alimentaria, reveló que antes de finalizar mayo se van a producir "alimentos experimentales" con "materias primas alternativas". Por ejemplo, se elaborarán croquetas y hamburguesas de arroz, aceite de maní, harina de arroz, etc.

Ello recuerda a los años 90, cuando el suministro estatal de "masa cárnica" sin carne, "picadillo extendido" o "texturizado" con soya, yogurt de soya, Cerelac y otros, competían con los caseros bistec de toronja, picadillo de cáscara de naranja, hamburguesas de cáscara de plátanos, picadillo de gofio. Aquellos sustitutos de la carne para engañar al estómago no tenían valor alimenticio, sabían muy mal y despedían peor olor.

Fue por eso que entre 1991 y 1995 cada cubano adulto en la Isla perdió de un 5% a un 25% de su peso corporal. El consumo per cápita de calorías cayó de 2,845 kilocalorías diarias en 1989 a 1,863 kilocalorías diarias en 1994. El mínimo recomendado por los médicos es de 2,100 a 2,300 calorías.

Debido a la desnutrición, entre 1991 y 1997 azotó a Cuba una epidemia de neuritis óptica y de polineuropatía periférica. Algunos afectados, no llegaron nunca a recobrar del todo su visión.

La crisis sí será grave

Estos pasajes grabados en la memoria popular angustian hoy nuevamente a muchos. Saben que se va a repetir la historia. Está comenzando otra crisis que pese a los argumentos atenuantes de algunos economistas, sí será tan dramática como la de los años 90.

Lo será porque aún si en términos económicos no fuese tan grave —dada la llegada a Cuba de divisas desde EE.UU, vía remesas, paquetes, y turismo—, en lo social y político será peor, pues se habrán evaporado las poquísimas esperanzas de un futuro mejor. Los cubanos están cada vez más cansados y descreídos, sobre todo los jóvenes. Para los que nacieron en los 90 y ahora tienen casi 30 años nunca salió el sol. Son ya muchos años de privaciones y oyendo siempre el mismo discurso.

En fin, por mucho que Raúl Castro y su claque gobernante se empeñen en presentar lo negro como blanco, todos en la Isla saben que el nuevo "período especial" es un resultado natural de la parasitaria economía cubana. Incapaz de sustentarse a sí misma, al desplomarse su mecenas "paganini",se hunde junto con él. Y se eterniza la "libreta".

DIAIRO DE CUBA

Última actualización el Martes, 28 de Mayo de 2019 05:41
 
José Martí, bien distante de la idea socialista. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 18 de Mayo de 2019 21:18

Resultado de imagem para jose marti y el socialismo

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.- 

José Martí destacó que todas las clases de socialismo “convienen en una base general, el programa de nacionalizar la tierra y los elementos de producción”. Pero de manera enérgica insistió en su análisis sobre el texto de Spencer dedicado al socialismo, en la idea de que “en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo”, y llegó a afirmar que el hombre en el socialismo se convierte en esclavo: “De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios”.


José Martí, bien distante de la idea socialista.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Santa Cruz de Tenerife. España.-  José Martí, el cubano ejemplar a quien siempre recordamos, pero de manera especial en días como hoy por conmemorarse el aniversario 124 de su muerte, fue contemporáneo de Carlos Marx, lo respetó, pero al propio tiempo supo señalar con sutileza su lado débil: “anduvo de prisa, y un tanto en la sombra, sin ver que no nacen viables, ni de seno de pueblo en la historia, ni de seno de mujer en el hogar, los hijos que no han tenido gestación natural y laboriosa”.

Se ha discutido mucho – no siempre con verdadero conocimiento de causa, y lo peor, desde posiciones demasiado dogmáticas y encaminadas a favorecer la falsa imagen estereotipada que el régimen castrista ha querido dar del héroe cubano– sobre la idea de que Martí conoció o no el socialismo.

El héroe de Dos Ríos supo teóricamente lo que era el socialismo a pesar de las versiones acerca de un posible desconocimiento del Apóstol sobre dicho sistema, ideas establecidas con premeditación para explicar la no afiliación de Martí a esta tendencia, y a la vez, justificar sus críticas sobre las doctrinas socialistas. En sus Cuadernos de Apuntes, reunidos en un tomo único de sus Obras Completas, se cuestionó lo siguiente:

“Socialismo.- Lo primero que hay que saber es de qué clase de socialismo se trata, si de la Icaria cristiana de Cabet, o las visiones socráticas de Alcott, o el mutualismo de Prudhomme, o el familisterio de Guisa, o el Colinsismo de Bélgica, o el de los jóvenes Hegelianos de Alemania: aunque bien puede verse ahondando un poco, que todos ellos convienen en una base general, el programa de nacionalizar la tierra y los elementos de producción; y como prerrequisito indispensable de toda su organización “the land of the country and all other instruments of production shall be made the joint property of the community, and the conduct of the all industrial operations be  placed Ander the direct administration of the State”.* (Los pisos de Navarro. La teoría de los pisos de Navarro)”.

Cuando Martí menciona a la Icaria cristiana de Cabet, se refiere al escritor y reformador social de origen francés Étienne Cabet (1788-1856), cuya filosofía atrajo a muchos seguidores, los que llegaron a ser conocidos como icarianos, por el nombre del país ideal por el descrito. En 1834 tuvo que exiliarse por sus críticas al gobierno francés y se dirigió a Londres, donde abrazó el pensamiento comunista que empezaba a florecer por entonces.

Influenciado por las obras de Tomás Moro y por el movimiento de reforma social encabezado por el socialista británico Robert Owen, consolidó sus ideas.

En 1839 se le permitió regresar a Francia, donde publicó al siguiente año la novela Viaje a Icaria, texto donde difunde su doctrina basada en la instauración de una sociedad socialista fundamentada en ideales de igualdad, fraternidad y justicia social, en la cual los bienes son socializados y donde la igualdad entre los sexos es casi total. El grado de organización de la sociedad descrito por su autor, alcanzaba su clímax en la colectivización de los medios de producción y el establecimiento de bonos de trabajo para adquirir los bienes de consumo, pues el dinero ha desaparecido. La misma ropa para todos, un solo diario oficial y una vida organizada hasta el más mínimo detalle: levantarse a las cinco de la mañana intercalando las actividades con los descansos según el reglamento, y fin de la jornada a las ocho de la noche.

Esto inspiró a mucha gente de procedencia humilde, y el 1847 Cabet hizo un llamado para construir una Icaria real desde la perspectiva de su Icaria ideal. Salió de Francia con un grupo de expedicionarios para establecerse en tierras de Texas, junto al río Rojo. Como era de esperar su proyecto fracasó y los colonos volvieron e establecer la propiedad privada, de igual forma que en el pasado siglo XX, parte de un continente supo poner fin al “paraíso ideal” de varios países devenidos en naciones oprimidas por sistemas totalitaristas, y restableció la privatización y un nuevo orden basado en principios democráticos y de justicia.

Estos planteamientos del autor de Versos Libres demuestran que si conoció de la existencia del modelo socialista y hasta los detalles de sus diversas ramas. Podrá apreciarse además su peculiar modo de interpretar el pensamiento de Alcott y Prudhomme, con sus visiones proféticas influenciadas por la poesía y el romanticismo de su tiempo en el caso de Alcott, el trascendentalista, y la idea del mutualismo expresada por el poeta y filósofo Prudhomme, a los que incluyó en las tendencias socialistas, sin olvidar su referencia a los Jóvenes Hegelianos, entre los que estaba Marx.

José Martí destacó que todas las clases de socialismo “convienen en una base general, el programa de nacionalizar la tierra y los elementos de producción”. Pero de manera enérgica insistió en su análisis sobre el texto de Spencer dedicado al socialismo, en la idea de que “en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo”, y llegó a afirmar que el hombre en el socialismo se convierte en esclavo: “De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios”.

Cuando murió Marx, Martí solo dedicó un breve comentario, aunque tuvo frases de elogio para Marx, a quien llamó “el héroe del mundo del trabajo (…) movedor titánico de las cóleras de los trabajadores europeos (…) veedor profundo en la razón de las miserias humanas”, lo que demuestra que conoció la esencia de la doctrina profesada por Marx.

Los movimientos socialistas progresaban en Europa y América. Hubo intentos de comunidades con características similares a lo que se pensó que pudiera ser el socialismo. Martí tuvo referencias de dichos movimientos, por lo que resulta inadmisible que un hombre de su tiempo, con intereses culturales, políticos, sociales y científicos, pudiera estar ajeno a lo que ocurría en este sentido en el mundo. Que no fue un estudioso y admirador de las doctrinas marxistas, es cierto; pero no desconocedor del socialismo. La cita que analizamos que trata la idea de Cabet, de Alcott y los Jóvenes Hegelianos, es de su decimoctavo cuaderno de apuntes, y corresponde a las anotaciones que hiciera en 1894, un Martí en plena madurez con visiones y conceptos filosóficos precisos.

Aunque los comunistas cubanos hubieran querido que el símbolo de la nación fuera un socialista, han de admitir que no lo fue. Tratar de justificar su indiferencia por dicha doctrina a través de análisis de circunstancias diferentes entre Europa y la América del siglo diecinueve, es absurdo. La idea del posible desconocimiento de las enseñanzas socialistas y marxistas queda descartada. El hombre continental jamás profesó ideas afines a las doctrinas socialistas. El hecho de estar del lado de los pobres y de haber organizado la gesta independentista cubana del final del diecinueve no les da derecho a asociarlo a los socialistas, ni siquiera a los nobles y tolerantes utópicos tan despreciados por Marx.

José Martí se refirió a los desaciertos de este sistema, que si conoció teóricamente; aunque algunos se empreñen en continuar defendiendo la idea de que no conoció o no comprendió el socialismo propuesto por Marx. Hemos de admitir de una vez y por siempre que el más grande de los cubanos no se solidarizó con dicha tendencia, por cuanto, pudo asimilar con su visión quasi profética y su futurista mirada previsora las calamidades de un sistema, cuya historia ha demostrado lo que es: una utopía plena de virtudes en un nivel ideal, pero algo totalmente inconsistente en el orden práctico.

Martí si conoció la obra de Marx. Hemos de considerar que la primera parte de El Capital, su obra cumbre, se publicó en 1867, y la segunda y tercera partes en 1885 y 1894 respectivamente, además de una infinidad de artículos y ensayos filosóficos que aparecían en numerosas revistas y diarios de la época en que ambos vivieron. Es poco probable que nuestro héroe conociera de la tercera parte del capital teniendo en cuenta la fecha de su publicación; por cuanto, en 1894 se encontraba en Nueva York, entregado completamente a la organización de la gesta independentista cubana; pero tuvo que haber conocido de la existencia de las dos primeras partes, así como, del Manifiesto Comunista (1848), texto que dada su trascendencia e influencia en el contexto histórico de su tiempo, fue muy difundido, entre otras obras de Marx, todas publicadas, exceptuando la tercera parte de El Capital, antes de que Martí estuviera tan ocupado en la organización de la contienda del noventa y cinco.

De cualquier modo, y ante las múltiples interpretaciones que se pretenden hacer para aproximar al paradigma cubano por excelencia a la tendencia socialista, si alguien aun duda acerca de una posible admiración martiana por el socialismo, la siguiente frase tomada de su escrito dedicado a comentar el texto La esclavitud futura, del antropólogo Herbert Spencer, resulta definitiva para finalizar la polémica. En este sentido expresó:

“De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él; y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo”.

--------------

* Respeté la redacción de José Martí, que esta parte la escribe en inglés. La traducción de la cita es: “La tierra del país y todos los demás instrumentos de producción se convertirán en propiedad conjunta de la comunidad y la conducción de todas las operaciones industriales se colocará en la administración directa del Estado”.

Última actualización el Sábado, 25 de Mayo de 2019 21:14
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 3 de 327

Inversores cubanos sí, pero solo si vive

Indicado en la materia

Por MARIO J. PENTÓN.- La prensa oficial cubana aclaró este viernes que "no existe ningún impedimento" para que la diáspora invierta en la isla. Eso sí, bajo la Ley de Inversión Ex...

¿Adoptará Cuba el modelo chino?

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Algunos lectores del artículo titulado "Cuba, a la tercera va la vencida", publicado recientemente en este diario, expresaron en el espacio para los comentarios que no están de ac...

EL CAPITALISMO: SUMMUM Y CULMEN DE LA DO

Indicado en la materia

Por Santiago Cárdenas.-  El capitalismo,todo lo contrario del socialismo, no tiene padres; no se construye; no necesita de ideólogos, nace espontáneamente en el devenir histórico y no  tiene  principios  morales. Es  im...

Planificación central de la economía, ¿p

Indicado en la materia

  Por ELÍAS AMOR.-  El régimen castrista anuncia el comienzo del proceso de elaboración del plan económico para 2020, el principal instrumento para intervenir en la economía estatal. La información en Trabajadores habla del ...

Por qué fracasan las conversaciones Madu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza ...

El fracaso de las conversaciones Maduro-

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En estos encuentros se garantizarían los objetivos de Guaidó, pero el chavismo quedaría intacto y los intereses cubanos podrían encaminarse adecuadamente, además de resolver sus graves problemas in...

La mano de Cuba en las conversaciones ve

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Ha...