Universidades cubanas suspenden clases y recortan horarios ante la crisis del combustible

Varios centros universitarios cubanos suspendieron clases o recortaron sus horarios ante la ...

Ortega prohíbe entrar a Nicaragua a una comisión de la OEA

Nicaragua prohibió este sábado el ingreso de siete diplomáticos que buscaban impulsar ...

Juan Guaido calificó el acuerdo de una minoría opositora con el régimen de Maduro como "irresponsabl

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, calificó este lunes de "irresponsable" ...

Madrid: El ex jefe de la inteligencia chavista Hugo Carvajal quedó en libertad en España

El ex general venezolano Hugo Armando Carvajal, ex jefe de la contrainteligencia ...

Espanha nega extradição do ex-general venezuelano Hugo Carvajal

O Tribunal Superior da Espanha negou nesta segunda-feira (16) a extradição para ...

Artigos: Cuba
Por qué fracasan las conversaciones Maduro Guaidó en Oslo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 31 de Mayo de 2019 05:25

 

Resultado de imagem para fracasan las conversaciones venezolanas en Oslo

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza militar internacional latinoamericana, con soldados venezolanos y apoyados militar, logística y financieramente por EUA, para tirar del poder por la fuerza a Maduro Cabello y comparsa.


Por qué fracasan las conversaciones Maduro Guaidó en Oslo

Jorge Hernández Fonseca

31 de Mayo de 2019

Por la segunda vez fracasan las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo. Estos fracasos sucesivos sólo demuestran una realidad: Para solucionar la crisis venezolana mediante conversaciones, no es con Maduro con el que habría que negociar, habría que negociar con La Habana. A su vez, no es Guaidó el interlocutor con el cual La Habana se sentaría a negociar la solución de la crisis venezolana, sino con los representantes de Donald Trump. Maduro jamás va a negociar su salida del poder; Cuba si lo haría, como ya estuvo dispuesta a hacerlo.

La Habana inició este ciclo negociador entre venezolanos en Oslo, porque dio garantías a la oposición de tirar del poder a Maduro y convocar elecciones limpias. Era porque Trump había prometido que si Cuba retiraba “sus hombres” de Venezuela, propiciaría un nuevo acercamiento a la Habana, que resolvería muchos de sus problemas. Así, los cubanos proyectaron para Venezuela una solución al estilo Nicaragua, con Padrino jefe del ejército, Cabello al frente del partido chavista y donde el único sacrificado sería Maduro. Aunque perdieran las elecciones ahora, siempre habría como retomar el poder, al mejor estilo Daniel Ortega en Nicaragua.


La oposición política cubana de Miami, protestó ante Trump, que dio marcha atrás a su promesa de abrirse a la Cuba castrista (lo cual eternizaría la dictadura cubana) y las cosas volvieron a la posición cero. De esa manera, Cuba nunca colaboraría con Guaidó para eliminar a Maduro. En esta segunda ronda de negociaciones, Guaidó ignoró que ya la Habana no tiraría a Maduro, porque ya Trump no se abriría con la isla. La conversación Guairó-Maduro se trabó precisamente cuando el dictador venezolano se negó a abandonar el poder, sin ganar nada.


En la Venezuela de hoy, hay sólo dos posibilidades: Primero: Negociar con Cuba, es decir EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. En segundo lugar, organizar una fuerza internacional latinoamericana, con soldados venezolanos y apoyados militar, logística y financieramente por EUA, para tirar del poder por la fuerza a Maduro Cabello y comparsa.


La variante de una negociación con Cuba que implique compromisos de subsistencia de la dictadura castrista, sería --además de inmoral-- inaceptable para el sufrido pueblo cubano. Por ello, lo que se impone es la organización de una fuerza que se oponga a Maduro, en el mismo terreno con que el dictador venezolano ha enfrentado a la oposición pacífica: una fuerza militar.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 11 de Junio de 2019 06:16
 
La mano de Cuba en las conversaciones venezolanas de Oslo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 18 de Mayo de 2019 09:57

Image result for raul castro Daniel Ortega Nicolas maduro

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Habana podrían implicar el cambio de Maduro por el general Padrino. Cuando este general puso como condición encabezar el gobierno de transición, detrás estaba la inteligencia cubana intentando controlar el proceso y colocando uno de sus mejores hombres, el general Padrino, encabezando los cambios hacia “la democracia”, la cual sería, ir a un esquema ya probado antes por el castrismo en Nicaragua.


La mano de Cuba en las conversaciones venezolanas de Oslo

Jorge Hernández Fonseca

17 de Mayo de 2019

Después de brillantes demostraciones como opositor atinado, Juan Guaidó ha caído en la trampa que siempre dijo rechazar: autorizar conversaciones con Maduro. La razón: hay un nuevo factor jugando ahora en la ecuación: la Cuba castrista. Según los reportes de prensa, las conversaciones de Oslo fueron inicialmente sugeridas por la Habana. De ahí el peligro de haberse planeado en la isla una solución afín a sus intereses, aunque para ello tenga que entregar alguna pieza del complejo ajedrez que se juega en Caracas. Maduro sería sacrificado.

Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Habana podrían implicar el cambio de Maduro por el general Padrino. Cuando este general puso como condición encabezar el gobierno de transición, detrás estaba la inteligencia cubana intentando controlar el proceso y colocando uno de sus mejores hombres, el general Padrino, encabezando los cambios hacia “la democracia”, la cual sería, ir a un esquema ya probado antes por el castrismo en Nicaragua.

Eso significa que muy probablemente la oposición haya recibido garantías de un relevo de Maduro por un gobierno de transición más elecciones, como exige Guaidó, pero dejando intacto el ejército encabezado por Padrino y el partido por Cabello. Habría elecciones que el castrismo estaría dispuesto a perder de inicio (recordemos la victoria de Violeta Chamorro) pero petróleo para Cuba y el esquema chavista continuaría en Venezuela, incubándose y a la espera.

El esquema que el castrismo promueve para Venezuela ahora, podría satisfacer los pedidos de EUA respecto a que “Cuba recoja sus militares”, pudiendo los cubanos sugerirles a los norteamericanos una solución para la isla similar a la venezolana. Retirando sus 20 mil hombres (casi todos médicos) pero dejando intacto el sistema de contra-inteligencia sembrado en el ejército que encabezaría Padrino. Dentro de la isla el proceso sería sin cambios políticos y sin elecciones, pero con determinadas garantías capitalistas en la economía. ¿EUA aceptaría?

No habrá solución democrática en Venezuela --ni en Cuba-- que no implique extirpar de raíz la ideología castrista, cosa que aparentemente la actual oposición venezolana no es muy consiente, al manifestarse contra una solución militar, única manera de “limpiar” totalmente el panorama marxista venezolano y cubano. Nicaragua es testigo del error de haber permitido una solución a medias, dejando impostado un partido y un ejército marxista, dispuestos a regresar.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Jueves, 23 de Mayo de 2019 04:13
 
La rebelión del 30 de Abril en Venezuela: Otra hipótesis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 02 de Mayo de 2019 20:00

Imagen relacionada

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Los cubanos sabemos que la principal arma de los servicios secretos de la isla es la infiltración en las huestes enemigas. Por otro lado, es la contrainteligencia cubana la que prima en Venezuela. Siendo así, no es difícil imaginar que los contactos entre el grupo de Guaidó y los altos oficiales chavistas fueran informados tempranamente a la inteligencia cubana, la que preparó un escenario para el fracaso del plan. Los altos mandos de Maduro le fueron fieles.


La rebelión del 30 de Abril en Venezuela: Otra hipótesis

Jorge Hernández Fonseca

2 de Mayo de 2019

La rebelión contra Maduro del pasado 30 de Abril en Venezuela, como se sabe, no consiguió su objetivo de derribar la dictadura. El hecho ha sido analizado según varias hipótesis probables. Sin embargo, el curso real de los acontecimientos, según mi óptica, no lo he visto reflejado hasta el presente. Para los cubanos, creo, es más que claro lo que yo imagino sucedió.


Se ha sabido que hubo contactos de alto nivel entre el grupo de Juan Guaidó y los EUA, por un lado, con oficiales del primer nivel muy cercanos a Maduro, por otro, configurando una conspiración. En ella, estos altos mandos apoyarían a Guaidó para tirar a Maduro del poder, aparentemente mediante una acción militar. Se dice, como hipótesis probable, que el adelanto de la fecha marcada frustró la acción del comando militar y Guaidó quedó fuera del juego.


Los cubanos sabemos que la principal arma de los servicios secretos de la isla es la infiltración en las huestes enemigas. Por otro lado, es la contrainteligencia cubana la que prima en Venezuela. Siendo así, no es difícil imaginar que los contactos entre el grupo de Guaidó y los altos oficiales chavistas fueran informados tempranamente a la inteligencia cubana, la que preparó un escenario para el fracaso del plan. Los altos mandos de Maduro le fueron fieles.


Personalmente me resulta poco creíble que contactos entre los altos mandos de Maduro y los hombres de Guaidó, así como incluso contactos con el exterior, no hubieron sido detectados por los servicios de inteligencia, por lo que creo mucho más probable que estos contactos fueran, no sólo de conocimiento de la inteligencia, como que fueran promovidos por ella.


En todo esto hay un alto oficial, jefe del SEBIN, que por razones personales había roto con Maduro, pero que no formaba parte de los conspiradores y ahora fue sustituido, por lo que, lógicamente, pagará los “platos rotos” por haber permitido que soltaran a Leopoldo López. La libertad de López ha sido uno de los éxitos del plan general, asunto nada desdeñable.


Comprendo que en este caso, por sus características, haya bastante desinformación pública echada a rodar de manera exprofeso y quizá por ello nadie hasta el presente haya referido la hipótesis que acá se plantea. En cualquier caso, la expongo como una contribución al debate, en la seguridad de que muchos cubanos tengan similar convencimiento que el mío, por conocer el proceder de los servicios secretos cubanos, que tienen la infiltración como padrón de acción.


Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 07 de Mayo de 2019 03:58
 
El fracaso de las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 24 de Mayo de 2019 03:49

Resultado de imagem para El fracaso de las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En estos encuentros se garantizarían los objetivos de Guaidó, pero el chavismo quedaría intacto y los intereses cubanos podrían encaminarse adecuadamente, además de resolver sus graves problemas internos con la ayuda de la prometida “apertura de Trump”. En estos planes había dos perjudicados: Maduro y la oposicion cubana de Miami.


El fracaso de las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo

Jorge Hernández Fonseca

23 de Mayo de 2019

La falta de continuidad en los contactos primarios que representantes de Maduro y de Guaidó sostuvieron en Oslo, tiene su explicación en factores ajenos a ambos líderes. Guaidó había recibido seguridades desde la Habana de poder lograr sus objetivos: eliminar a Maduro, nombrar un gobierno de transición y organizar elecciones limpias. El llamado “Grupo de Contacto” --que propició el encuentro-- tomó como base la oferta de Trump a Cuba para retirar sus hombres de Venezuela a cambio de una “nueva apertura”, lo cual animó a los cubanos para eliminar a Maduro, dejando a Padrino al frente del ejército y a Cabello al frente del partido.

En estos planes se garantizarían los objetivos de Guaidó, pero el chavismo quedaría intacto y los intereses cubanos podrían encaminarse adecuadamente, además de resolver sus graves problemas internos con la ayuda de la prometida “apertura de Trump”. En estos planes había dos perjudicados: Por un lado Nicolás Maduro, que sería sacrificado por la Habana; por otro lado, la oposición política cubana de Miami, que vio con muy malos ojos la oferta de Trump para una nueva apertura con la dictadura castrista. Era como sacrificar a Cuba por Venezuela.

Pero el exilio cubano hizo valer la fuerza que actualmente tiene ante la administración Trump, descarrilando los planes de la “nueva apertura” prometida. La isla rápidamente había aceptado sin chistar, promoviendo los contactos en Oslo. Donad Trump sacó sus números de inmediato. No era negocio ganar la voluntad de los venezolanos a costa de perder la de los cubanos en la Florida. En las pasadas elecciones, Trump ganó el estado de la Florida por el voto cubano, porque los cubanos que votaron por Trump fue mayor que la diferencia de votos entre el candidato republicano y la candidata demócrata. Si se “abría a Cuba”, perdería la Florida.

Analizando el panorama que se presentaba, Nicolás Maduro por su parte envió su canciller a la Habana con vistas a recibir seguridades y garantías de apoyo de parte de Raúl Castro. Este, al ver frustrado sus planes de medio plazo en Venezuela, incentivaron al dictador venezolano a “elevar la parada” contra Guaidó, amenazando con adelantar las elecciones legislativas que eliminaría la Asamblea Nacional opositora, tratando así de retomar la iniciativa perdida.

El presidente norteamericano por su parte, aclaró su posición de manera tajante y definitiva el pasado 20 de Mayo, día que se conmemoró un aniversario más de la creación de la República de Cuba, con un mensaje inequívoco de apoyo a la futura incorporación de la isla al concierto de Naciones libres, democráticas e independientes, con la ayuda y el apoyo de EUA.

Así las cosas, fracasada la negociación con los altos mandos chavistas por un lado y las conversaciones de Oslo por otro, sólo queda la opción de aplastar el chavismo de raíz, sea por una revuelta interna, o por una intervención militar de la coalición democrática latinoamericana que se opone al chavismo, con respaldo de la OEA y los militares venezolanos exiliados.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Viernes, 31 de Mayo de 2019 04:31
 
El fracaso del alzamiento en Venezuela y el futuro de Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 05 de Mayo de 2019 04:03

Resultado de imagem para general Padrino Nicolas Maduro

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Cuba sale de esta crisis siendo la principal ganadora, sin que necesariamente tenga que dejar sus intereses de lado (petróleo) siempre que, durante las negociaciones para retirar todo su personal, garantice algunas ventajas, sobre todo en lo referente al suministro del crudo, ya que EUA le prometió una “nueva apertura” con ventajas.


El fracaso del alzamiento en Venezuela y el futuro de Cuba

Jorge Hernández Fonseca

4 de Mayo de 2019

En la medida que avanzan los días, se conocen más detalles de las probables causas del fracaso del alzamiento en Venezuela del 30 de Abril. Se sabe ahora que no sólo fue el adelanto de la fecha de la sublevación, sino que el general Padrino, el mismo día 30, puso como condición de apoyo al intento, que fuera él (Padrino) quien --no sólo liderara la rebelión-- como que después dirigiera el gobierno provisional posterior a la asonada, lo que no fue aceptado.

Este detalle es crucial para lo que ahora está en marcha. Aceptando la tesis de que Padrino obedecía órdenes de los servicios de inteligencia cubanos durante la conspiración, la propuesta de Padrino para dirigirlo “todo” después de eliminar a Maduro --sobreentendiendo que viene de los servicios cubanos-- implica que la Habana estaría dispuesta a sacrificar al actual gobernante, siempre que otro afín a su causa tome el mando del país. Por eso Maduro envió a su esposa al extranjero. No puede haberle hecho ninguna gracia esa propuesta de la Habana.

La óptica norteamericana posterior al fracaso fue, de inicio, amenazar a Cuba para que retirara sus hombres de Venezuela, sino materializaría un bloqueo total a la isla. Posteriormente y con un espíritu más negociador, EUA propuso que “haría una apertura hacia Cuba muy beneficiosa, si los cubanos aceptaran retirar sus ‘asesores militares’ de Venezuela”. Esto significa una oferta más que beneficiosa para la isla --casi imposible de rechazar-- sobre todo si ya habían pensado en tirar del juego a Maduro, cuando le dieron la orden a Padrino de ofrecerse para dirigir el país.

Paralelamente, el Grupo de Lima, que nunca se había referido al papel de la Habana por considerarlo “menor” (pensando que está China, Rusia y EUA jugando duro) ahora acaba de hacer un “llamado a Cuba” para que apoye las gestiones de una solución pacífica del conflicto.

Si mis conjeturas fueran acertadas, Cuba sale de esta crisis siendo la principal ganadora, sin que necesariamente tenga que dejar sus intereses de lado (petróleo) siempre que, durante las negociaciones para retirar todo su personal, garantice algunas ventajas, sobre todo en lo referente al suministro del crudo, ya que EUA le prometió una “nueva apertura” con ventajas.

Así las cosas, habría que ver cómo el presidente estadounidense negociaría con los cubano-americanos que hasta ahora lo han apoyado, teniendo a la vista una complicada re-elección. Resolviendo el problema de Venezuela, Trump garantiza el voto, no sólo venezolano en 2020, como también un alto porcentual de voto latino. Sin embargo, si hubiera una nueva apertura con la Habana --como la antes expuesta-- ¿cómo quedaría el voto cubano en tales circunstancias?

Quién sabe si a partir de este panorama, EUA y la dictadura cubana discutan cambios de cierto calado que sean aceptables a la oposición política cubana de dentro y fuera de la isla y que permita a EUA acordar un cronograma de cambios, como inicio de un proceso a medio plazo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 13 de Mayo de 2019 17:03
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 2 de 336