EEUU prohibirá enviar remesas a Cuba a través de cualquier empresa vinculada a los militares (como l

El Gobierno de EEUU suspenderá el envío de remesas a Cuba a través de cualquier ...

Brasil: La propuesta norteamericana para que Brasil mantenga a Huawei fuera de su red 5G

El gobierno estadounidense intensificó el martes sus esfuerzos para mantener a la ...

Juan Guaidó habló tras la salida de Leopoldo López de Venezuela: “Maduro, no controlas nada, logramo

“Maduro, no controlas nada. Burlando tu aparato represivo, logramos sacar a territorio ...

Control tecnológico y ejército de odiadores: el oscuro giro del nacionalismo en la China de Xi Jinpi

“Ecos del pasado moista”, así califica el Wall Street Journal a la ...

Trump vota (na Florida) nas eleições presidenciais dos EUA

O presidente americano, Donald Trump, votou antecipadamente nas eleições presidenciais dos Estados ...

Artigos: Cuba
El castrismo en crisis terminal y la oposición cubana autodestruyéndose PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 13 de Septiembre de 2020 08:04


Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Para una potencia mundial --como lo es Estados Unidos-- cuyos intereses aprecian para Cuba su estabilidad por encima de otra cualidad (incluso la democracia) la negociación con un gobierno autoritario en Cuba –conformado por sectores del castrismo actual, dejando intactas sus fuerzas armadas-- sería preferible para gobernar, que implantar un equipo democrático en la isla, compuesto por los actuales opositores cubanos, débiles y divididos, blanco fácil del organizado y poderoso grupo de carteles narcotraficantes centroamericanos y mexicanos.


El castrismo en crisis terminal y la oposición cubana autodestruyéndose

Jorge Hernández Fonseca

12 de Septiembre de 2020

El mundo de la oposición política cubana está lleno de muchas figuras disímiles, que parecen más un colchón de retazos que un telón listo para ser proyectado. Siempre se ha hablado de la “necesaria unidad”, tesis negada con tal profusión de argumentos por estos opositores, que ya nadie en sus cabales se aventura a hablar del tema. Sin embargo, la razón para que la tal “unidad” no exista, no implica que los opositores dispersos se ataquen inmisericordemente.

Hoy el castrismo está derrotado, ideológica y prácticamente. El marxismo no funciona en la Cuba castrista, como no ha funcionado en ninguno de los muchos países donde se ha implantado. Contradictoriamente, por las razones enumeradas encima, la oposición política cubana no es una opción de gobierno a los ojos de nadie, siquiera de los propios cubanos.

Es evidente que el castrismo es responsable en parte de la crítica situación de la oposición, porque una de sus estrategias ha sido el “divide y vencerás”. Otra estrategia utilizada con notable éxito es dividir la “oposición interna” de la “externa”. También el protagonismo, la lucha por los recursos materiales y otras características nocivas del ser humano, contribuyen a que no haya podido concretarse --al menos-- la tan ansiada coordinación entre los grupos opositores.

El panorama descrito contrasta sin embrago, con la existencia de opositores jóvenes, valientes, inteligentes y dispuestos al sacrificio por liberar la patria de la férrea dictadura que se la ha impuesto, que deberían tener como tarea prioritaria, la coordinación con sus homólogos.

Hay señales de discretas conversaciones de la dictadura castrista con los Estados Unidos, básicamente porque EUA quiere resolver el problema venezolano usando “la buena voluntad” de los cubanos, dueños y señores de la Venezuela chavista. Estas conversaciones implicarían también resultados positivos para la isla, pero no hay opositores que, organizadamente, puedan responsabilizarse con las tareas del gobierno, porque simplemente se pelean entre si y pudieran, en el gobierno, desestabilizar la isla, dando oportunidad al narco de gobernar.

El modelo de sociedades narcos existente en buena parte de Centroamérica --inclusive en el propio México-- sería muy fácil de introducir en Cuba con un gobierno débil y dividido, como proyecta ser la oposición cubana, con sus riñas y luchas, sin un liderazgo fuerte, como lo necesita EUA para salvaguardar sus costas, pasada la pesadilla castrista de estos años.

Para una potencia mundial --como lo es Estados Unidos-- cuyos intereses aprecian para Cuba su estabilidad por encima de otra cualidad (incluso la democracia) la negociación con un gobierno autoritario en Cuba –conformado por sectores del castrismo actual, dejando intactas sus fuerzas armadas-- sería preferible para gobernar, que implantar un equipo democrático en la isla, compuesto por los actuales opositores cubanos, débiles y divididos, blanco fácil del organizado y poderoso grupo de carteles narcotraficantes centroamericanos y mexicanos.

Ante esta realidad, la propia oposición política cubana dividida, inestable y descoordinada --honesta pero dividida-- podría no dejarle a EUA otra alternativa que negociar con el enemigo.

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Domingo, 20 de Septiembre de 2020 20:37
 
Elecciones en los Estados Unidos: ¿Trump o Biden? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 01 de Septiembre de 2020 23:43

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

De manera poco usual en los Estados Unidos, la elección presidencial de este 2020 se ha tornado mucho más antagónicamente excluyente que de costumbre. Los partidarios de Biden acusan a Trump y sus simpatizantes de tener métodos y objetivos “fascistas” y los partidarios de Trump acusan a los simpatizantes de Biden de “socialistas”. Una polarización muy peligrosa.


En las condiciones actuales, que los factores pandemia y violencia social han emparejado la disputa, otros factores inherentes a la elección serán los que decidirán. Biden ha expresado su intención de aplicar la política de Obama hacia Cuba. Su compañera de fórmula ha dicho que “levantaría el embargo a la isla”. Además, la Cuba castrista ha manifestado su simpatía hacia Biden. Todo lo anterior, para el exilio, decantaría mayoritariamente el voto cubano hacia Trump.

Última actualización el Jueves, 10 de Septiembre de 2020 05:06
 
Los cambios hacia el capitalismo en la Cuba castrista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 09 de Agosto de 2020 00:21

A imagem pode conter: atividades ao ar livre

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Sería mucho más fácil publicar las condiciones que se imponen para poder crear las pequeñas y medias empresas. Pero eso sería, según la óptica dictatorial marxista, reconocer por escrito lo que siempre negaron. ¿Qué le decimos a los antiguos dueños de las pequeñas y medias empresas cubanas? Preguntaría Raúl en la reunión del partido convocada a “analizar” el tema.


Los cambios hacia el capitalismo en la Cuba castrista

Jorge Hernández Fonseca

7 de Agosto de 2020

La Cuba castrista da un segundo paso –tibio, pero en una dirección inequívoca-- hacia la implantación del capitalismo en su economía. Primero, dolarizó (parcialmente) las ventas de productos básicos (pero continúa pagando los salarios del trabajo en moneda sin valor); y segundo, ahora elimina la lista de oficios, tomado de la época de la colonia española, y los sustituye por algo enrevesado, para que no se descubra que son las “empresas privadas”.

Hay mucho miedo en la cúpula dictatorial que el pueblo cubano vea como, después de más de 60 años de miseria socialista, ahora las soluciones concretas, todas, son capitalistas. En esto de la conformación de las nuevas empresas, la dictadura ha comenzado a pedir, a los futuros empresarios (antes cuentapropistas) que hagan un “proyecto” sobre sus planes, para analizarlo --y autorizarlo o no-- según el humor de los burócratas comunistas y envidiosos de turno.

Sería mucho más fácil publicar las condiciones que se imponen para poder crear las pequeñas y medias empresas. Pero eso sería, según la óptica dictatorial marxista, reconocer por escrito lo que siempre negaron. ¿Qué le decimos a los antiguos dueños de las pequeñas y medias empresas cubanas? Preguntaría Raúl en la reunión del partido convocada a “analizar” el tema.

A pesar de que el éxodo cubano de los años sesenta del siglo pasado, fue constituido por lo mejor de la sociedad cubana de la época (analizado desde el punto de vista de sus condiciones emprendedoras y su capacidad y experiencia empresarial) el éxito de otros cubanos en EUA y otros países, demuestra que todavía hay talento emprendedor en la isla y si la cúpula gobernante decide seriamente (tiene que ser serio, no como siempre se ha hecho) la población cubana podrá, como mínimo, desayunar, almorzar y comer, que hace 60 años no lo hace.

Quizá haya que esperar a que muera Raúl Castro para ese salto al capitalismo en la economía, pero quien sabe si la presión “de la calle” hace que el general, en sus últimos días, acepte la derrota de su ideología a cambio del bienestar de su pueblo, cosa que el partido comunista nunca ha priorizado. Como se sabe, la prioridad de los hermanos Castro es mantener el poder.

No se habla en este análisis de la libertad irrestricta que el pueblo cubanos persigue y merece. Se trata simplemente, como ha sucedido en China y Viet Nam, de la autorización para implantar el capitalismo solamente en la economía, para paliar la ineficiencia endémica socialista. En cualquier caso y tratándose de Cuba, este será un primer paso para la futura libertad total de los cubanos, que nunca Fidel Castro quiso aprobar, seguro de que así perdería el poder.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 15 de Agosto de 2020 00:18
 
Cuba castrista y su dependencia actual de los Estados Unidos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 18 de Agosto de 2020 23:44

A imagem pode conter: uma ou mais pessoas e close-up

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Para los cubanos que vivimos en EUA con derecho al voto las alternativas están dadas: O votamos demócrata y le damos este respiro a la dictadura cubana, basado en una estrategia a medio y largo plazo para que “cambie”. O votamos republicano y así presionamos a la dictadura cubana para que realice los cambios, al menos económicos, ya. En cualquier caso, los cambios políticos no van a depender de Washington solamente, sino de la oposición política cubana –hoy más desunida y quebrantada que nunca-- que no se posiciona como una opción real de poder en Cuba a los ojos de EUA, ni de ninguno de los actores internacionales interesados.


Cuba castrista y su dependencia actual de los Estados Unidos

Jorge Hernández Fonseca

17 de Agosto de 2020

En las actuales circunstancias, sesenta y un años después del triunfo del castrato, la dependencia cubana de lo que suceda en EUA es mayor que nunca antes. La dictadura cubana --externamente-- no cuenta con solvencia para pagar sus deudas, ni siquiera los intereses de las mismas, después de habérsele condonado cientos (quizá miles) de millones de dólares. Internamente, no tiene ni alimentos de subsistencia para paliar el consumo de su pueblo.

Los campesinos cubanos, agrupados en una organización no gubernamental, han ofrecido su apoyo a la producción de los alimentos que el país necesita de manera urgente, pero los estamentos dictatoriales no quieren dar la libertad económica que tal esfuerzo requiere. Por otro lado, el actual presidente de EUA ha bloqueado por diversas vías la entrada de los dólares salvadores, por lo que la decisión dictatorial cubana ha sido sentarse a esperar que Trump pierda las elecciones. Es decir, la dependencia de lo que suceda en EUA, ahora es decisivo.

Falta algo menos de tres meses para que la dictadura cubana sepa el veredicto de las urnas norteamericanas y muy probablemente, este resultado mueva importantes decisiones dentro de la isla. Si el actual mandatario norteamericano gana la reelección, Cuba castrista no tendrá más alternativas que ir al capitalismo en su economía, como han hecho antes China y Viet Nam. Si Trump pierde las elecciones --como quiere la dictadura cubana-- quizá haya horizontes para la cúpula dirigente castrista, porque Biden ha dicho que retrocederá a la política de Obama.

La actual vicepresidenta designada de la chapa demócrata, Kamala Harris, ha prometido “levantar el embargo” que pesa sobre Cuba en EUA. Eso desde luego, no significa que desde la vicepresidencia la actual candidata pueda hacerlo, porque el embargo a Cuba en una ley del Congreso de EUA y no depende del ejecutivo. Sin embargo (valga la redundancia) es evidente que muchas otras facilidades podrían ser dadas por el presidente, como ya había hecho Obama en sus tiempos, y esa es la posible “tabla de salvación” que esperan Raúl Castro y comparsa.

Para los cubanos que vivimos en EUA con derecho al voto las alternativas están dadas: O votamos demócrata y le damos este respiro a la dictadura cubana, basado en una estrategia a medio y largo plazo para que “cambie”. O votamos republicano y así presionamos a la dictadura cubana para que realice los cambios, al menos económicos, ya. En cualquier caso, los cambios políticos no van a depender de Washington solamente, sino de la oposición política cubana –hoy más desunida y quebrantada que nunca-- que no se posiciona como una opción real de poder en Cuba a los ojos de EUA, ni de ninguno de los actores internacionales interesados.

Mientras no se produzca el resultado electoral norteamericano, la dictadura cubana tendrá que hacer algo para resolver la comida de los cubanos este período de espera, en el cual podría sobrevenir “la” chispa que “prenda” el combustible acumulado en más de sesenta años de embustes y desidia. La disyuntiva dictatorial es, perder el poder en la economía, que hoy no quiere entregar a los campesinos, o Raúl Castro arriesga perder “güiro, calabaza y miel”.

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 25 de Agosto de 2020 00:29
 
EUA detiene la llegada de dólares al castrismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 01 de Agosto de 2020 23:42

Deadline Detroit | Poll: Joe Biden and Donald Trump in Tight Race ...

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En vista que en EUA hay elecciones en poco más de tres meses, es muy claro que el voto cubano en la Florida estará dividido entre los que quieren continuar “apretando” al castrismo para que realice cambios, y por tanto votarán por la continuidad de la política actual, es decir, votaran Trump, y los que quieren dar un respiro a la dictadura cubana, reanudando la política de acercamiento (y no enfrentamiento) que ha anunciado el candidato demócrata Biden.


EUA detiene la llegada de dólares al castrismo

Jorge Hernández Fonseca

31 de Julio de 2020

Al momento de escribir este texto, todavía no está claro el mecanismo mediante el cual se ha detenido la llegada de dólares a las arcas castristas. Es que la manera como los dólares depositados en EUA por cubanos inmigrantes llegan a manos del castrismo es tan intrincado, que resulta difícil descifrar lo complejo del ese curso. Sea como sea, se ha cerrado “la llave” de dólares que salvarían la dictadura y darían además de comer a parte del sufrido pueblo cubano.

No hay unanimidad entre los cubanos sobre la conveniencia de esta medida de cierre. Sin entrar en ese análisis, me limitaré a sopesar otros importantes aspectos del asunto. La Cuba castrista toma la medida extrema de vender la comida al cubano en dólares porque ha quebrado (económicamente hablando) al país y la única manera posible de subsistir es, comprar comida en dólares en el exterior (EUA básicamente) y venderla en dólares al interior de la isla, a precios de extorsión, para intentar que la dictadura sobreviva al desastre generalizado.

Estados Unidos, en este caso específicamente, ha actuado de manera acelerada para cerrar la puerta de escape del grupo de bribones al frente de la dictadura cubana, que pretenden sobrevivir con el esfuerzo de sus más encarnizados enemigos, el exilio cubano, tomando como rehenes a sus familiares y amigos aún en la isla, algo que “no se hace” entre personas decentes.

Si bien en el análisis entre cubanos no hay consenso, no cabe dudas que para los norteamericanos no hay otra posibilidad que hacer lo que esta administración actual acaba de hacer: no permitir que la moneda estadounidense y los cubanos residentes en EUA, sean precisamente la tabla de salvación de la dictadura más cruel y empobrecedora de toda Latinoamérica. EUA tiene sobradas razones para no colaborar a la salvación del castrismo.

Siendo así, y en vista que en EUA hay elecciones en poco más de tres meses, es muy claro que el voto cubano en la Florida estará dividido entre los que quieren continuar “apretando” al castrismo para que realice cambios, y por tanto votarán por la continuidad de la política actual, es decir, votaran Trump, y los que quieren dar un respiro a la dictadura cubana, reanudando la política de acercamiento (y no enfrentamiento) que ha anunciado el candidato demócrata Biden.

Así las cosas en la isla habrá un compás de espera alargado, después de estas nuevas medidas de impedir la llegada de los dólares a las arcas de Raúl Castro, en espera de la elección norteamericana, en la cual el castrismo jugará todas sus cartas por el candidato Biden. Sin embargo, habrá tres largos meses de espera, durante los cuales los laboratorios de la dictadura tendrán que jugar algunas cartas internas para evitar un estallido social, ahora.

En cualquier caso, y después de 61 años de larga espera, el castrismo está otra vez en manos norteamericanas, pero mucho peor que cuando comenzó a engañar al pueblo de Cuba con promesas de mejoras, que ahora sabemos no existen, más que para retener el poder político a toda costa y a todo costo. Este apretón económico de EUA pudiera ser “el principio del fin”.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Domingo, 09 de Agosto de 2020 00:16
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 2 de 390