El entierro de la izquierda revolucionaria, Por Yaoni Sánchez

Solo faltó la banda fúnebre acompañada de crespones negros y sollozos. La ...

La OEA pide a Ortega aceptar elecciones anticipadas en Nicaragua, pero no le señala la violencia

La OEA pidió este miércoles al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, que "apoye un ...

Daniel Ortega celebra aniversario de su revolución y llena una plaza en Managua

Miles de seguidores del gobierno de Nicaragua conmemoraron este jueves en Managua ...

Senador Rubio busca blindar elecciones de EUA contra la interferencia rusa

"No creo que Vladimir Putin interfirió en nuestras elecciones: sé que lo hi...

China diz que guerra comercial dos EUA tornou-se maior 'assassina de confiança' na economia global

A guerra comercial conduzida pelos Estados Unidos (EUA) tornou-se a maior "assassina ...

Artigos: Cuba
LA RESURRECCION DE LA HELMS-BURTON; PERO, A LA BAMBA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 27 de Mayo de 2018 02:22

Resultado de imagem para raul castro fusila


Por Santiago Cárdenas.-

Sorprendentemente  Helms y Burton han vuelto a la vida. A la vida política.La resurrección no fue a los tres días; sino a los veintiún años .  Pero, “es mejor tarde que nunca”, según el refranero.

Le debemos al Dr. Orlando Gutiérrez  Boronat la petición de encausamiento  a  Raúl Castro, según esa ley, por crímenes de lesa humanidad.Al perder el ex gobernante  una  inmunidad – (que nunca debió  haber tenido por asesino)  desde los ametrallamientos  en fosas comunes  de decenas  de opositores en Santiago de Cuba  en 1959—es posible  ahora  llevarlo ante los tribunales.  Espero que el dr. Gutiérrez tenga éxito. De corazón.

De prosperar el encausamiento, Castro no podrá salir nunca mas de la isla. Esto pondría  de nuevo en vigencia la ley de Jesse Helms y Dan Burton aprobada a regañadientes por William Clinton  en la saga del derribo de las avionetas rescatistas de Los Hermanos en 1996.

Hay que admirar la persistencia y la creatividad  de los cazadores  de comunistas isleños  en el exilio, afinando la puntería en los detalles casi  olvidados de una antigua legislación. Pero, seguramente esa arista de la  Helms y Burton no será hecha realidad : por pecado de omisión, cobardía burocrática y otras cosillas propias del stablishment estadounidense. Perdonen mi pesimismo.

El meollo, el hard core , el corazón , el núcleo duro y  efectivo  de la ley es : su título 3, que nunca ha sido implementado. Nunca,  quiere decir : postergado por veintiún años, puntualmente cada seis meses,por cuatro presidentes en fila india, incluyendo al actual, tan locuaz, en el Teatro Artime.

Si alguno hubiera firmado el importante - decisivo título, hace rato que los castro’es hubieran  perdido  el poder.  Pero, en fin , a nadie le “conviene”  tocar esa tecla que se llama título 3 y  a casi todos,especialmente a los políticos y los negociantes,  les  apura  guardar eso en el baúl de los recuerdos……  o hacerse los chivos locos.

El establecimiento americano – afectado de muerte por el síndrome de Ana Belén-- no tiene o carece de voluntad  para  liquidar  a la in volución cubana. Quiere llegar a un “mejor trato”, según las palabras  textuales del  candidato Trump.

En el exilio preferimos seguir jugando a la bamba y con amnesia selectiva  de Alzheimer en relación a la mencionada ley. Resucitada  está; pero volverá a morir en seis meses.

Tal vez entonces, Orlando, al cual repeto y quiero, pueda hacer un milagro como  la resurrección de Lázaro en Betania , o se decida  desde ya, a  jugar con el mono y no con la cadena. Jugar   al Título 3,  es mucho  mas fácil  y sencillo de implementar que lo que él propone actualmente.  Eso  sí sería jugar al duro.

Última actualización el Sábado, 02 de Junio de 2018 06:49
 
Cuba, Brasil y el puerto de Mariel PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 30 de Julio de 2016 11:15

Por Jorge Hernández Fonseca.-

Este trabajo fue presentado en la XXVI ASCE: La jerarquización de la preservación del régimen dictatorial cubano y sus sucesores, para mantener un nivel salarial bajo de la mano de obra y una disciplina social estricta, se constituye en clave para el éxito del emprendimiento productivo a asentarse en la Zona Industrial del puerto de Mariel, lo cual se constituye a su vez en un escollo para la normalización de la situación política y social de la sociedad cubana del futuro.


Cuba, Brasil y el puerto de Mariel

Jorge Hernández Fonseca, Dr. Ing.

1.- Introducción

Después del triunfo electoral del 2002 por parte del mayor partido de la izquierda continental en Brasil, el Partido de los Trabajadores, PT, las relaciones entre los gobiernos del Gigante Sudamericano y la isla de Cuba se hicieron más fuertes y fluidas, en parte por las afinidades ideológicas entre ambos y en parte por el interés expansionista de la dictadura cubana para inscribir a Brasil como un triunfo más del naciente campo castro-chavista en Latinoamérica, conocido como “Socialismo del Siglo XXI”.

Un fruto directo de estos lazos fue la materialización –financiado por Brasil-- de las obras de ampliación del puerto cubano de Mariel en Cuba con objetivos estratégicos, que atendieran tanto el interés del desarrollo económico y comercial cubano, como el interés brasileño en ambos campos. Es sobre esta materialización y sus interioridades que trata el documento a continuación.

2.- Relaciones entre el PT brasileño y el régimen cubano

El Partido de los Trabajadores brasileño, PT, nació durante la democratización de Brasil en los años 80, apoyado e incentivado por el castrismo en la persona de José Dirceu, uno de sus principales fundadores y ex líder estudiantil brasileño que se había exiliado en Cuba durante la dictadura militar del Coloso Sudamericano. Durante su estancia en la isla la inteligencia cubana lo había comprometido y enviado de regreso al Brasil --después de una cirugía plástica que desfiguró su rostro-- a prestar servicios para Cuba con identidad e historia de vida falsas.

Durante el proceso de democratización del país, Dirceu se convirtió en un destacado dirigente del naciente partido de izquierda, siendo una de las personalidades fundadoras más cercanas al líder natural de la agrupación naciente, Luis Ignacio Lula da Silva, que después de disputar tres elecciones presidenciales sucesivas, ganó la presidencia del país sudamericano en las elecciones del año 2001, precisamente cuando José Dirceu era ya el presidente del PT.

Dirceu, como correspondía a su alta investidura, pasó a ser la mano derecha del presidente electo de Brasil ocupando el cargo de “Ministro de la presidencia” (una especie de primer ministro) dentro del primer gobierno de Lula da Silva, hasta ser sustituido de sus funciones por encabezar un escándalo de corrupción conocido por “el mensualón”, que cortó las pretensiones de Dirceu para sustituir a da Silva como candidato presidencial, posterior a los dos mandatos a que Lula tenía derecho, según las leyes brasileñas.

No es casualidad que la persona que sustituyó a Dirceu en su alto cargo de Ministro de la presidencia de Brasil entonces fuera la señora Dilma Rousseff, posteriormente electa como presidenta del país durante las dos últimas elecciones presidenciales, tal y como Dirceu, su partido y la inteligencia cubana planificaran.

Como se desprende de las relaciones de José Dirceu con el régimen cubano, el vínculo del gobierno izquierdista de Brasil en su etapa inicial estuvo marcado por la influencia de los intereses cubanos dentro del gobierno brasileño al más alto nivel, perdidos parcialmente después de la salida de Dirceu del gobierno de da Silva. Como que Cuba nunca consiguió que el Brasil izquierdista pasara a engrosar las filas comprometidas del ALBA, Lula da Silva vio en el financiamiento de la obra de Mariel la contrapartida efectiva que materializara una obra económica de apoyo al castrismo, ya que en el terreno político existían diferencias de enfoque.

Los sucesivos viajes de Lula da Silva a Cuba durante sus mandatos presidenciales, tuvieron como consecuencia directa la decisión brasileña de financiar las obras de ampliación del puerto de Mariel a un costo estimado de 900 millones de dólares, obra continuada por la sucesora de da Silva, la señora Dilma Rousseff, que finalmente inauguró el emprendimiento.

3.- El puerto de Mariel

Concebido para el comercio marítimo, la ampliación del puerto centró su objetivo en constituirse en un puente entre el Canal de Panamá y su proyectada --y materializada-- ampliación cerca de la costa este de los Estados Unidos. Las obras en Mariel no solamente incluyeron la ampliación de un puerto con capacidad de absorber los grandes buques conocidos como “pos Panamax”, como que incluyó también la creación de una amplia “Zona Industrial”, una especie de Zona Franca en la cual, con leyes especiales, las grandes transnacionales pudieran producir todo tipo de productos industriales contando con la calificada y barata mano de obra cubana. Un centro productivo de costo “asiático” a las puertas de EUA.

La óptica brasileña del puerto de Mariel fue la de establecer en la isla una “Plataforma productiva” que permitiera a las producciones agrícolas e industriales brasileñas exportar para el mercado norteamericano, libre de los altos aranceles que EUA impone a las producciones del Gigante sudamericano. Como que la maduración de las obras de Mariel depende de la voluntad política norteamericana, las autoridades sudamericanas consultaron entonces, al más alto nivel en EUA, de la conveniencia de semejante inversión, recibiendo Brasil la luz verde desde EUA, probablemente en un anticipo del posterior restablecimiento de relaciones entre la Habana y Washington.

Por su parte, la Zona industrial del puerto de Mariel está concebida como un sitio ideal para las maquilladoras fabricante de productos de todo tipo con destino a la costa este norteamericana, con las facilidades portuarias necesarias para, tanto la exportación en grandes volúmenes, como para la recepción de materias primas y partes complementarias de las producciones procedentes de los cuatro confines del globo, incluyendo la travesía por el Canal de Panamá ampliado.

Con relación a las comparaciones entre la inversión de Mariel y la ampliación del puerto de Miami, se puede decir que la gran ventaja del puerto cubano es su aledaña Zona industrial, que permite producir todo tipo de productos industriales utilizando la capacitación de la mano de obra cubana, así como su bajísimo costo, comparable con lo que actualmente se hace en Asia o en la frontera mexicana con EUA. La ventaja de esta dualidad (productiva y comercial) del Mariel, es la cercanía a los puertos norteamericanos de su rica costa este, incluyendo incluso el mismo puerto de Miami, que pasaría a ser complementario de la Zona industrial del Mariel, si esta obra deviniera en el foco productivo de bajo costo, con mano de obra calificada, como fue inicialmente concebido.

4.- El puerto de Mariel y el acercamiento de EUA a Cuba

En la actualidad, que el poder izquierdista brasileño se ha debilitado por los sucesivos casos de corrupción reinantes al interior del partido de Lula da Silva y Dilma Rousseff, el puerto de Mariel deviene en una pieza de mucho valor en el actual contexto de relaciones entre Cuba y EUA. El gran capital mundial --no sólo norteamericano-- ha manifestado un interés creciente por inversiones en la isla potenciado –no por la capacidad adquisitiva del pueblo cubano-- sino por la cercanía al principal centro de consumo mundial que es Estados Unidos, habidas cuentas del nivel de formación profesional de la barata mano de obra cubana y de las facilidades asociadas al puerto del Mariel.

Esta realidad es parcialmente corrosiva para una adecuada y saludable solución de la problemática social y política cubana actual, en función de que jerarquiza los bajos salarios que actualmente devengan los cubanos, pues este punto se constituye en piedra fundamental del éxito de semejante variante económica. La continuación de un régimen como el actualmente implantado en la isla, con los cambios económicos que se pretendan realizar, pero siempre jerarquizando que las personas en Cuba mantengan un nivel salarial inferior al que devengaban 60 años atrás, no debe ser bien vista como solución definitiva por los cubanos.

5.- Conclusiones

Brasil financió una obra trascendente en Cuba como compensación al descuerdo para integrar al Gigante Sudamericano al ALBA, con el objetivo de establecer en la isla una plataforma productiva de exportación de productos brasileños hacia EUA.

La luz verde de EUA a iniciar la obra fue el preludio de la intención norteamericana para acercarse unilateralmente a Cuba, con vistas a jerarquizar una solución económica al problema cubano --sin hacer peticiones de tipo político-- con vistas a establecer en la isla una zona productiva de mano de obra calificada y barata, para abastecer la costa este norteamericana.

Las facilidades del puerto de Mariel, junto al acercamiento de EUA a Cuba, ha provocado una corrida al análisis de inversiones productivas en la isla, con vistas a aprovechar el futuro comercio Cuba- EUA, para lo cual el puerto de Mariel es una pieza llave por su enclave geográfico y sus ventajas productivas de mano de obra calificada y barata.

La jerarquización de la preservación del régimen dictatorial cubano y sus sucesores, para mantener un nivel salarial bajo de la mano de obra y una disciplina social estricta, se constituye en clave para el éxito del emprendimiento productivo a asentarse en la Zona Industrial del puerto de Mariel, lo cual se constituye a su vez en un escollo para la normalización de la situación política y social de la sociedad cubana del futuro.

 

Última actualización el Domingo, 04 de Septiembre de 2016 02:00
 
Los detalles objetivos de los delitos de la presidenta brasileña PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 15 de Mayo de 2016 02:02

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

La “Ley de Responsabilidad Fiscal” no permite a la presidenta tomar préstamos de bancos públicos para rellenar vacíos del presupuesto y se ha demostrado que ella los hizo. La defensa argumenta que no se han tomado tales préstamos, sino que el gobierno tuvo “atrasos” en el pago de “deudas” con los bancos públicos. Pero como esos “atrasos” fueron grandes y corregidos por intereses, entonces se configura como “prestamos”, que son prohibidos. La defensa de la presidenta argumentó que “otros presidentes lo hicieron antes”. La acusación respondió que, delitos anteriores no eximen delitos actuales.


Los detalles objetivos de los delitos de la presidenta brasileña

Jorge Hernández Fonseca

14 de Mayo de 2016

La sociedad latinoamericana --y hasta cierto punto la opinión pública mundial también-- están siendo sometidas a informaciones tendenciosas sobre las causas del proceso de impeachment que apartó a la presidenta brasileña por 6 meses, precisamente para garantizarle amplio derecho de defensa. Independientemente de que tal desinformación procede del partido de Rousseff (reacción engañosa) y de los países del ALBA, revisaré en detalles las acusaciones.

En Brasil existe una denominada “Ley de Responsabilidad Fiscal”, que objetiva limitar el juego financiero con los gastos que, en función de sus responsabilidades, incurren los alcaldes, los gobernadores y el (la) presidente(a) de la Federación brasileña. La violación de esta ley ya les ha costado la cabeza a muchos alcaldes y a algunos gobernadores. Es en base a la violación por Dilma Rousseff de esta ley, que dos renombrados juristas brasileños, Miguel Reale Junior y Janaína Concepción Paschoal, llevaron las acusaciones al Congreso.

Hay que decir que no fue el presidente del Congreso “enemigo de la presidenta”, ni ningún otro político brasileño “acusado de corrupción” (como se ha dicho de forma tendenciosa) el (o los) que formularan las acusaciones contra Rousseff. Fueron dos juristas ampliamente reconocidos por la Nación brasileña. Las acusaciones son dos: Maquillaje ilegal y con fines de engañar la opinión pública respecto al estado de las cuentas públicas, usando recursos prohibidos por la “Ley de Responsabilidad Fiscal”; y Firma de Decretos presidenciales sin autorización previa del Congreso. Ambas acusaciones violan la ley, en un caso y la Constitución en el segundo caso.

La “Ley de Responsabilidad Fiscal” no permite a la presidenta tomar prestamos de bancos públicos para rellenar vacíos del presupuesto y se ha demostrado que ella los hizo. La defensa argumenta que no se han tomado tales préstamos, sino que el gobierno tuvo “atrasos” en el pago de “deudas” con los bancos públicos. Pero como esos “atrasos” fueron grandes y corregidos por intereses, entonces se configura como “prestamos”, que son prohibidos. La defensa de la presidenta argumentó que “otros presidentes lo hicieron antes”. La acusación respondió que, delitos anteriores no eximen delitos actuales. Sobre la firma de decretos sin autorización del Congreso, la defensa afirma que no fueron sobre “dinero nuevo”, sino sobre el “dinero existente”, aunque acepta que fueron firmados decretos sin autorización del Congreso, prohibidos por el artículo 167 nada menos que de la Constitución del país, no de una ley simple.

Se respetaron además todos los tecnicismos reclamados: primero, no se consideraron las violaciones del 2014 hacia atrás y sólo se juzgó el mandato actual, a partir del 2015. No se tuvieron en cuenta aspectos relacionados con la corrupción imperante en el gobierno, que de conjunto hicieron prácticamente quebrar la principal empresa brasileña, la Petrobrás. No se tuvo en cuenta la violación de las leyes durante la elección del segundo mandato de Rousseff, donde su campana del 2014 se ejecutó con el dinero sucio de la corrupción (el jefe de la campaña de Rousseff está preso y su esposa ha denunciado el origen espurio de los fondos que eligieron a Rousseff en su 2º mandato). No se han tenido en cuenta, pero es el contexto del juzgamiento.

Si los engaños fiscales no hubieran sido usados para ocultar la calamidad de las cuentas públicas con vistas a ganar una elección presidencial en 2014, quizá no hubieran tenido repercusión. Además, juicio en el Congreso es siempre juicio político, con implicaciones.

Al castro-chavismo puede no gustarle el accionar de las Instituciones brasileñas, pero ellas acaban de dar al traste con los objetivos de convertir el gigante sudamericano en otra finca privada (como es la Cuba de los hermanos Castro) en este caso de Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 21 de Mayo de 2016 12:24
 
MARCO RUBIO : EN EL TIBIRI –TABARA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 18 de Mayo de 2018 01:21

Resultado de imagem para MARCO RUBIO : EN EL TIBIRI –TABARA

MARCO RUBIO : EN EL TIBIRI –TABARA

Por Santiago Cárdenas.- 

Los  estadounidenses nacidos cubanos  debemos estar muy agradecidos a nuestro presidente. Luego del octienio de la obaminación,Trump  le ha devuelto  a los EEUU. dos cosas muy importantes: la dignidad  imperial y su capacidad  de negociación. Hay que felicitarlo. Eso, en estas inciertas décadas del capitalismo del siglo XXI, es  sorprendente.

Pero, aprovechar esas nuevas capacidades en contra de  una dictadura  marxista sexagenaria y a favor del pueblo cubano en el in xilio…….. Bueno; bueno, eso es harina de otro costal; “horse of  another color”, como  dirían los  spanglish- parlantes.Habría que comenzar con estadistas, que carecemos; nunca con políticos que  tanto abundan en los corrillos del Versalles y mas allá . Se dice que el presidente ha delegado estos “detalles” en  el senador Marco Rubio, y por ósmosis en el representante Díaz Balart. De ser cierto, ellos se han convertido de la noche a la mañana  en personas muy poderosas en el exilio. Algo así como unos  modernos  summerwelles  con computadoras, celulares  y algunos  billetes a su disposición.

Se dicen una cosas; pero se evidencian otras bien diferentes. ”Las cosas en el palacio, van despacio”, según el viejo dicho.La lentitud de los  cambios, la  nadiedad  en lograr algo  concreto y la permanencia  de la obominación en sus líneas generales : remesas, intercambios,infiltración, mulas, viajeteo etc. ponen  en entredicho  la política  hacia la isla de nuestros siempre “duros”congresistas. Hasta ahora: mansas  palomas  mas  que halcones. Es un decir.

Mas allá de los fuegos de artificios en la calle 8 y de la contracandela a los saladrigadoers en la reunión con los capitalistas de Hialeah, tan aplaudidos,  se constatan dos  hechos  incontrovertibles : la floja respuesta,- que raya en el papelazo,- ante las agresiones  grillo-sónicas in Havana, Cuba y la continua postergación de la firma  del Título 3 de la ley de Jesse Helms y Dan Burton: como han hecho  cada semestre  cuatro presidentes en 21 años . Esto último,la piedra angular,  el meollo del asunto, apunta claramente a que Marco y Mario siguen jugando a la bamba. Y tirándole a la de trapo ; en el tíbiri,tábara.

Última actualización el Viernes, 25 de Mayo de 2018 05:05
 
José Martí bien distante de autorías intelectuales moncadistas y de partidos comunistas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 20 de Mayo de 2018 04:26

Resultado de imagem para José Martí


Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.- 

Una vez convertida la patria de Martí en nación socialista y atea se pretendió eliminar todo vestigio de sentimiento de religiosidad, y sin duda, el concepto de un apostolado martiano había que sustituirlo a pesar de su profundo arraigo popular en tiempos en que se veneraba al bendito hombre de Dos Ríos de una manera bien diferente a como se empezó a hacer luego de la temible influencia de los cambios que llegaron a partir de 1959.

José Martí bien distante de autorías intelectuales moncadistas y de partidos comunistas.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.

Santa Cruz de Tenerife. España.- En 1973, a solo catorce años de que Fidel Castro hubiera llegado al poder, y a doce años de haber declarado – sin contar con su pueblo– el carácter socialista de la llamada revolución cubana, el infame dictador hizo dos planteamientos en torno a la imagen y al legado de José Martí, los que ejercieron una influencia negativa en las multitudes por el manipuladas, quienes cambiaron la percepción que hasta entonces se había tenido del considerado por todos los cubanos como su Apóstol.

Ya he afirmado antes que la palabra tiene un poder. Cuando se reitera tanto una misma idea, indudablemente deja su impronta en los que la escuchan. De esto se encargó el satánico líder comunista cubano desde los años iniciales de su desastroso, cruel y prolongado mandato. Al final logró desorientar a los menos instruidos, que al propio tiempo eran los más desposeídos, para quienes se suponía que el rebelde barbudo había hecho su revolución, según su eslogan de “para los humildes” y “por los humildes”.

Así las cosas, empezaron a dudar del significado del bien merecido calificativo de Apóstol de Cuba, distinción ganada no solo por la entereza de su entrega a la causa de la nación cubana, sino por sus virtudes espirituales y éticas que lo asemejan a aquellos primeros seguidores del Cristo-Redentor, muchos de ellos también mártires, a los que sabiamente se les llamó Apóstoles; algo que se remonta, como es de suponer, a la etapa pre-fidelista.

Una vez convertida la patria de Martí en nación socialista y atea se pretendió eliminar todo vestigio de sentimiento de religiosidad, y sin duda, el concepto de un apostolado martiano había que sustituirlo a pesar de su profundo arraigo popular en tiempos en que se veneraba al bendito hombre de Dos Ríos de una manera bien diferente a como se empezó a hacer luego de la temible influencia de los cambios que llegaron a partir de 1959.

Pero retomemos la idea de estos dos planteamientos hechos por el dictador Castro en sus años de mayor ímpetu y de sus grandes locuras en pos de cambiar de manera radical todo lo referente a la nación, incluida la manera de pensar y actuar de los cubanos.

El primero de ellos fue haciendo referencia a las acciones terroristas de sus asaltos a los cuarteles del oriente del país en 1953. Veinte años después, durante su discurso en el acto del 26 de julio de 1973, dijo: “Martí nos enseñó su ardiente patriotismo, su amor apasionado a la libertad, la dignidad y el decoro del hombre, su repudio al despotismo y su fe ilimitada en el pueblo. En su prédica revolucionaria estaba el fundamento moral y la legitimidad histórica de nuestra acción armada. Por eso dijimos que él fue el autor intelectual del 26 de Julio”.

Con lo que retomó su absurda hipótesis que cual delirante idea estuvo en su pensamiento desde su defensa cuando el juicio del Moncada y durante el proceso previo a su sentencia. Para Fidel Castro, José Martí fue el autor intelectual del Moncada, y como él lo consideró así, todos tenían que aceptarlo. En cada colegio cubano, en cada centro laboral, en cada institución se repetía sin cesar aquella sentencia suya que muchos llegaron a creer, aunque más tarde, y por suerte para nuestra nación, y para el propio José Martí – donde quiera que pueda estar y desde otro nivel de conciencia despojado de sus vestiduras mortales–, aquellos que fueron engañados despertaron de su letargo profundo para retomar de nuevo la idea del Hombre-Apóstol, del más universal de los cubanos, el Maestro o el más simbólico de todos; con lo que el absurdo del asaltante intelectual ha quedado reducido a su manejo por parte de la alta cúpula que – lo crean o no– han de repetirlo.

El segundo planteamiento hecho por Fidel Castro en 1973 resulta tan disparatado como el precedente, aunque tal vez, lo supera por su intención manipuladora justificativa para la no existencia en Cuba del pluripartidismo. Este concepto suyo también lo atribuyó injustamente a José Martí.

Fue el 11 de mayo de1973, al rendir homenaje a Ignacio Agramonte – tan olvidado en nuestros días– por motivo del centenario de su muerte, cuando se le ocurrió decir que en el Partido Revolucionario Cubano fundado por Martí: “podemos ver el precedente más honroso y más legítimo del glorioso partido que hoy dirige nuestra Revolución”, suficiente como para que a partir de entonces se repitiera – como se hizo con lo del autor intelectual– hasta el cansancio que existe una continuidad histórica partidista, y que el Partido Comunista de Cuba – que como todos saben no guarda relación alguna, ni tiene nada que ver con una organización de tipo comunista toda vez que se conoce con sobradas razones que el héroe cubano jamás profesó el socialismo– es una prolongación de aquella organización fundada por José Martí, cuyo fin y propósito siempre estuvo muy bien definido: servir de vehículo rector para la gesta independentista de 1895. “El Partido Revolucionario Cubano se constituye para lograr, con los esfuerzos reunidos de todos los hombres de buena voluntad, la independencia absoluta de la Isla de Cuba, y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico”, dice el Artículo Primero de las Bases del partido fundado por Martí.

Al consultar las Bases y Estatutos del Partido Revolucionario Cubano se comprobará que no se hace referencia alguna a la idea de un partido único, como tampoco se menciona la de un pluripartidismo. Es lógico que si José Martí redactó estos documentos para fundamentar la existencia de esta organización y para precisar acerca de su funcionamiento no se extendiera haciendo disertaciones acerca de pluripartidismos o de partidos únicos, lo que no significa que fuera defensor de una tendencia o detractor de la otra. De cualquier modo, quien estudie detenidamente su obra podrá percibir sus conceptos de democracia, libertad y justicia bien distantes de cualquier idea totalitarista en relación con formas unidireccionales de dirección y liderazgo, lo que lo separa de la absurda idea manejada a conveniencia por el régimen comunista cubano.

Ese no era el contexto, lo que no significa que esté negando el pluripartidismo; pero como ya he precisado en otros escritos, el legado martiano suele utilizarse de manera tergiversada y adaptada a su forma por la élite castrista de Cuba, y el propio Fidel Castro en el discurso antes mencionado no solo enfatizó en la idea de esa continuidad forzada que intentan ver, sino que se encargó de inculcar el concepto de que Martí hizo un partido —no dos partidos, ni tres partidos, ni diez partidos—, en lo cual podemos ver el precedente más honroso y más legítimo del glorioso Partido que hoy dirige nuestra Revolución: el Partido Comunista de Cuba”. Es de suponer que para lograr la reunificación de todos los cubanos e impulsar la contienda de 1895 el Apóstol cubano solo fundara un partido, cuya misión la dejó bien definida desde sus inicios, toda vez que su propósito no fue otro que servir de instrumento favorecedor del sentido de unidad en la lucha.

Al parecer los “estudiosos” del pensamiento martiano olvidaron que Martí se propuso con su partido: fundar en el ejercicio franco y cordial de las capacidades legítimas del hombre, un pueblo nuevo y de sincera democracia, capaz de vencer, por el orden del trabajo real y el equilibrio de las fuerzas sociales, los peligros de la libertad repentina en una sociedad compuesta para la esclavitud”.

Ya todos sabemos que en la Cuba castrista ese “ejercicio franco y cordial de las capacidades legítimas del hombre” no es posible a pesar de que también aparece en las Bases del Partido Revolucionario Cubano redactadas por Martí, y que los conceptos de democracia fueron trasmutados a partir de estrictas normativas que han de cumplirse con la mayor rigidez del mundo, resultando imposible el desarrollo pleno de esa “sincera democracia, capaz de vencer, por el orden del trabajo real y el equilibrio de las fuerzas sociales” a las que se refirió el bendito hombre de Dos Ríos.

Igualmente prefieren eludir el mensaje expresado en el Artículo Quinto, por cuanto insiste en la idea de que el partido martiano no tiene por objeto llevar a Cuba una agrupación victoriosa que “considere la isla como su presa y dominio”, lo que resulta demasiado contradictorio en el contexto político actual en que Cuba ha quedado bajo el dominio y el control absoluto del Partido Comunista de Cuba, según ellos, la fiel continuidad del fundado por Martí.

Pero si bien, al parecer han olvidado estas últimas palabras, la siguiente idea con la que pretendo concluir esta pequeña evocación al Maestro y Apóstol de Cuba en el 123 aniversario de su muerte, la han sepultado para siempre ante el riesgo de cualquier posible interpretación que contradiga los cánones del oficialismo. Por motivo de la inauguración de las clases orales en el Colegio de Abogados, durante su paso por México en 1875, Martí publicó en la Revista Universal lo siguiente:

“Al realizarse en la vida, las fórmulas se desenvuelven en aplicación, la concurrencia de derechos crea derechos especiales: los sistemas políticos en que domina la fuerza crean derechos que carecen totalmente de justicia, y el ser vivo humano que tiende fatal y constantemente a la independencia y al concepto de lo justo, forma en sus evoluciones rebeldes hacia su libertad oprimida y esencial, un conjunto de derechos de reconquista”. (Tomo VI. Páginas 234 a 236)

Con lo que se anticipó más de un siglo a lo que se pudiera interpretar como una descripción de la realidad cubana actual con su sistema político que domina por la fuerza y crea, por consiguiente, derechos carentes de justicia, como dijo el Maestro.

El mejor tributo a su memoria deberá ser pues esa reconquista de los derechos perdidos.

Última actualización el Jueves, 24 de Mayo de 2018 12:07
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 10 de 299