La activista opositora cubana Arianna López, en huelga de hambre, 'está prácticamente entre la vida

La activista Arianna López Roque, esposa del opositor preso Mitzael Díaz Paseiro, en huelga de hambre de...

Chile: prisión a 20 exagentes de Pinochet por asesinatos como el de Oscar Perez en Venezuela

Un juez de Chile condenó este lunes a 20 exagentes de la dictadura ...

Diosdado Cabello dice que Óscar Pérez iba a atentar contra la embajada cubana en Venezuela

El expolicía y piloto Óscar Pérez, muerto en Venezuela a manos de las fuerzas ...

Las dos Coreas desfilarán juntas en la inauguración de los Juegos Olímpicos

Las dos Coreas acordaron este miércoles desfilar bajo una bandera unificada en ...

Por que a esquerda brasileira está muda diante da fome que mata crianças na Venezuela? Por JUAN ARIA

Acredito que não exista nada mais doloroso do que ver uma criança ...

Artigos: Cuba
EL PENTAGONO DE LA INFILTRACION COMUNISTA EN EL EXILIO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 28 de Diciembre de 2017 14:57

Por Santiago Cardenas.-

El polígono del Dr. Cárdenas que incluye  los cinco ángulos mas importantes a neutralizar:1-la página de Opiniones  del Nuevo Herald ; 2- Radio Martí; 3-el arzobispado de Miami y sus extensiones : la Ermita,Radio Paz y la Voz Católica; 4-El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos y 5- Las universidades: FIU y UM.


EL PENTAGONO DE LA INFILTRACION COMUNISTA  EN  EL EXILIO.

Me refiero al exilio, al verdadero, no a la mascarada habitual de frívolos, pícaros , remeseros, viajeros, apolíticos y mulas. Convencidos  que el núcleo duro  no se  puede doblegar, ni desaparecer  (evidencias han  sobrado desde hace seis decenios), la inteligentzia comunista de la isla ha apostado ahora a penetrar "indirectamente" al exilio. No se trata de eliminarlo, sino de adecuarlo, dirigirlo a posiciones mas suaves, de las cuales ,-- ante el mundo, pero fundamentalmente  ante Washington -- se pueda hablar de una coexistencia pacífica, a su favor.

Curzio Malaparte en su Técnica del Golpe de Estado-- una herida  mortal a la teoría   bolshevique de la insurrección por aclamo popular-- nos alertó que en la modernidad, para tomar el poder, solamente era necesario controlar unos pocos puntos "claves" en cualquier ciudad, país o estado para  conseguir resultados  semejantes a los de la  insurgencia masiva. Eso fue lo que hizo Trostsky en Petrogrado.

Asistimos en estos inicios del siglo a la  revitalización del malapartismo,un remake, paradójicamente diseñado por el mismo marxismo reciclado en su perversidad. Ahora , en la era del post muro, ellos apelan a una versión moderna  de  la subversión, mas técnica y sofisticada, perfeccionada por los órganos de la seguridad  castrista.

En realidad nada novedoso. Los comunistas lo llevan en su propio ADN. En 1917,  el "caballero de la revolución" Félix Dzershinki , chorreando sangre, le propuso a Lenin que  la contrarevolución sería dirigida  por él mismo--- mediante la infiltración de los rusos blancos y la iglesia ortodoxa  por el Departamento de la Seguridad del Estado, la  CHEKA recién fundada , que  él dirigía.

Cruzando el estrecho,los targets de Miami se explican didácticamente en el polígono del Dr. Cárdenas que incluye  los cinco ángulos mas importantes a neutralizar:1-la página de Opiniones  del Nuevo Herald ; 2- Radio Martí; 3-el arzobispado de Miami y sus extensiones : la Ermita,Radio Paz y la Voz Católica; 4-El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos y 5- Las universidades: FIU y UM.

Los resultados se pueden resumir en el motto :"Los quiero vivos; pero no florecientes" de Felipe Carneado, un camaján  del  viejo Partido  cuando se refería  a la infausta iglesia cubana.Su vertiente exiliada, asiste ahora, no por casualidad, a  su descubanización en el mismísimo Miami.

También  vemos en los mas importantes centros  de influencia -- el sueño de oro del G2 -- nombres ubicuos como  los de Andrés Hernández Allende en el periódico o Wilfredo Cancio Isla en la radio.Peor: la complacencia "inducida" a  muchos exiliados  para aplaudir el gatopardismo del presidente Trump.

En el Museo Cubano de la Diáspora ; su nuevo Instituto  injertado;  las "Leyendas" y  en la impenatribilidad de las redes sociales,  siempre  democráticas,  están las últimas líneas de defensas en esta guerra  antitotalitaria a la que asistimos desarmados con candidez,inocencia y virginidad política.

 
OBAMA Y SU LEGADO CUBANO : ¿LA ANEXION? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 07 de Diciembre de 2017 13:34

Por Santiago Cardenas.-

Qué es lo que  queda en el arsenal  terapeútico yankee para devolverle a los EEUU. su seguridad nacional  tan expuesta y desvirgada a 90 millas desde hace seis decenios ?. Parece que solamente una opción: la anexión del archipiélago cubano como un nuevo estado de la Unión.


OBAMA  Y  SU LEGADO CUBANO :  ¿LA ANEXION?

Si algo bueno  dejó la visita del ex presidente Obama fue su inefable  discurso  en el teatro Alicia  (Alonso ) en el país de las maravillas.Quedó claro lo que es obvio. Con los comunistas no hay arreglo, aunque tengan la soga al cuello y poca gasolina pa' el viaje a Varadero. Obama rompió con la regla de oro del secretario polaco  de san Juan Pablo II: " A los comunistas le enseñaréis los dientes; nunca el culo ". Ahí están las consecuencias.

La agresiva respuesta de los Castros a Barack le vino de perillas a la calle 8, la que baila frente al Versalles.También a los menos guaracheros: los detestables, a decir de la Clinton. Ellos y todos, presenciamos en vivo y en directo-- aún antes del despegue del Air Force One de regreso desde la Havana, -- como los predicadores del odio volvieron  a las andadas de la guerra fría  auspiciados en el mono canal de la televisión isleña.

" No  tiren perlas a los puercos" según el  consejo bíblico........ Como tampoco se le pueden tirar bombas. ? Qué es lo que  queda en el arsenal  terapeútico yankee para devolverle a los EEUU. su seguridad nacional  tan expuesta y desvirgada a 90 millas desde hace seis decenios ?. Parece que solamente una opción: la anexión del archipiélago cubano como un nuevo estado de la Unión.

La alternativa,el pecado de omisión, sería  colocar al mundo indefinidamente ante la real posibilidad de una guerra desatada por la irresponsabilidad y el fanatismo religioso-leninista cubano. Bien demostrada  está la inseguridad mundial que ha generado la isla desde el asesinato de Kennedy al actual apoyo incondicional a Kim Un, pasando por la crisis de octubre, nunca "lejana" en causas y consecuencias. Sin contar con las guerra de Angola y las guerrillas por los caminos del mundo. Cuba: ese pigmeo, enemigo irreconciliable,tenaz y peligroso de la nación americana. Mas allá de los consejos de la espía emérita:Ana Belén Montes.

El noble pueblo cubano  pudiera votar por una anexión a EEUU. que presevará su  seguridad,dignidad , símbolos y cultura. El gran problema es convencer a los estadounidenses para que la aprueben.El gatopardismo de Trump va en esa   línea. Obama ha despejado el camino para la anexión,tal vez, sin proponérselo.

 
Luisa Ortega Díaz, la verdadera fiscal general de Venezuela PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 19 de Septiembre de 2017 16:12

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- Si José Martí hubiera vivido en estos tiempos, o si la Dra. Luisa Ortega Díaz, la valiente fiscal general de Venezuela – y no escribo ex-fiscal, a pesar de haber sido destituida de su cargo recientemente, porque no reconozco tal destitución por un organismo ilegal e inconstitucional– hubiera vivido en los tiempos de Martí, el noble escritor y político cubano le hubiera dedicado un ensayo, una crónica, o al menos, un breve artículo; pero de lo que no debe haber dudas, es de que la agudeza de su mirada, con aquella visión futura, quasi profética, y su pensamiento, de firmes convicciones y total entereza, se enfocarían en el actuar de la enérgica mujer que ha sido capaz –desde la humildad a pesar de su jerarquía, sin las pretensiones de un protagonismo merecido y finalmente ganado; pero sí con la certeza de un definitivo triunfo de la democracia, de los derechos de los venezolanos y de la restitución del orden constitucional de su patria– de enfrentarse a la dictadura venezolana, y de manera particular, a su presidente Nicolás Maduro.

Acudo de manera recurrente a José Martí, no solo por ser un apasionado defensor del pensamiento del autor de Versos Libres; sino porque en su tiempo fue uno de los cronistas más activos, y se refirió a los más disímiles temas, tanto de la política y de la sociedad, de la ciencia y el arte, de la filosofía y de la religión; amén de valorar con agudeza y sentido crítico a las más importantes personalidades de su tiempo.

Recordemos sus ejemplares ensayos y escritos dedicados a los filósofos Emerson, Alcott y Marx, al científico naturalista Darwin, al escritor Whitman, a los líderes religiosos Henri W. Beecher, Edward McGlynn, y muy especialmente el que hace referencia a la pensadora inglesa Annie Besant por motivo de su visita a los Estados Unidos, cuyo texto ha estado presente en mi pensamiento en la medida en que transcurren estos difíciles días para la jurista venezolana Luisa Ortega, muy distante en tiempo, estilo, profesión y pensamiento, de la también Doctora Honoris Causa en Leyes, Annie Besant, pero con un elemento en común, el sentido de la justicia y el deber de proclamar la verdad ante el mundo.

Besant adquirió su protagonismo durante la primera mitad del pasado siglo XX. Estuvo vinculada a la vida política de la India, país donde fue miembro de su parlamento, y fue defensora de su independencia junto a Gandhi, a pesar de ser de origen inglés, o como ella misma diría: irlandés. Ortega Díaz se alza en pleno siglo XXI contra una de las más terribles dictaduras del momento, y denuncia al presidente venezolano por crímenes de lesa humanidad y narcotráfico.

De modo que si el Apóstol cubano estuviera, al menos físicamente entre nosotros, con seguridad ya habría dedicado un colosal escrito a la luchadora venezolana; pero siendo prácticos, y como esto no podrá ser, y me siento en deuda con Luisa Ortega por haber permanecido en silencio, a pesar de tenerla siempre en mi pensamiento, es que me decidí a escribir sobre la inmaculada mujer que tiene temerosos a muchos de los protagonistas y defensores del régimen venezolano con sus bien fundamentadas acusaciones; aunque como es lógico, jamás podré aproximarme a ese estilo único de José Martí, pleno de un barroquismo extraordinario, ni a ese saber decir con los dotes de todo un aristócrata de la palabra, a pesar de su sencillez y su humildad.

La destitución, una vez que la llamada Asamblea Nacional Constituyente entró en acción, ha sido uno de los actos más siniestros cometidos por el régimen dictatorial de Maduro en los últimos tiempos. La fiscal general se negó a reconocer el último invento del régimen, y no solo esto, sino que se pronunció de manera enérgica contra lo que considera un acto fraudulento, algo que hizo no solo desde la óptica de su aguda apreciación, sino basada en una hipótesis fundamentada desde el punto de vista legal, apoyada con datos y denuncias de una empresa procesadora de datos involucrada en el escrutinio de la constituyente.

Esta denuncia ha sido capaz de hacerla desde su propia patria, aun con la certeza de que se enfrentaría a la persecución y a las amenazas del régimen, y que estaba exponiendo al peligro su propia vida. Más tarde desde Colombia, a donde primero se tuvo que refugiar, toda vez que su morada fuera allanada y supiera que se le estaba preparando su desaparición, continuó su denuncia con conocimiento de causa, y desde la perspectiva de la legalidad y lo jurídico, al ser considerada una experta en estos asuntos, dada su condición de doctora en leyes, y su cargo como fiscal general de Venezuela.

Esta mujer que ha demostrado una voluntad y una firmeza envidiables, se alza como un símbolo de la lucha del pueblo venezolano, y como un estandarte de la ética y el profesionalismo. Su histórica intervención el 23 de agosto en la reunión de fiscales de Mercosur, promovida por la Fiscalía de Brasil, constituye un alegato que ha marcado pautas definitorias ante la comunidad internacional en relación con el difícil drama del pueblo venezolano. Allí se refirió a la escases material de su pueblo, a las deficiencias de su sistema sanitario, a la corrupción de su gobierno, y creó las bases para un urgente accionar de la comunidad internacional que permita la captura del dictador Maduro, y su sentencia definitiva por los crímenes y violaciones que fundamentó con precisión y maestría.

De traidora la han acusado los seguidores del régimen de Maduro. Denunciar lo mal hecho y proclamar la verdad en todas partes no es traicionar. En cambio, situarse al lado del chavismo-madurismo constituye una ofensa a los ideales de Bolívar, a quien no traicionó.  “No tengo miedo, estoy dispuesta a enfrentar lo que sea para defender los derechos de los venezolanos”. (…) “Por estar al lado de las calamidades que está pasando en este momento el pueblo de Venezuela yo estoy dispuesta a sacrificar lo que sea”, han sido algunas de sus declaraciones en pos de la causa venezolana.

Pero los que no actúan y se mantienen en las penumbras del silencio, solo observando y criticando a aquellos que como la Dra. Ortega han experimentado la madurez política necesaria para asumir definitivamente su rol, también le han lanzado sus envenenados dardos. Se le ha acusado además de chavista y nos incitan a remitirnos a un pasado, en el que la valerosa mujer se opuso a las declaraciones de la relatora especial de la Organización de Naciones Unidas, ONU, Gabriela Knaul sobre la independencia de los jueces y fiscales en Venezuela.

Durante la vigésimo sexta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrado en Bruselas, en 2014, es cierto que se mostró defensora del chavismo al exponer sus opiniones en relación con el delicado tema de los derechos humanos en su país, lo que no le da derecho a nadie para atacarle. Hemos de vivir en un eterno presente, y lo cierto es que el presente de Luisa Ortega es digno de admirar al haber experimentado un viraje en su pensamiento político y en su proyección jurídica.

No obstante, en todos los hombres está latente la capacidad de evolucionar en todos los sentidos, y la madurez política no tiene lugar en un instante, sino que adviene como consecuencia de un natural proceso de desenvolvimiento intelectual que culmina con un viraje radical y renovador. Es esto, justamente lo que ha ocurrido en esta ejemplar mujer, que ahora le llaman de manera despectiva los simpatizantes del régimen madurista, turista mundial. Un turismo consistente en una evasión necesaria hacia Colombia, por cuanto, su vida corría peligro ante las amenazas de la dictadura, o la asistencia a una reunión convocada por los juristas brasileños, en la que denunció ante el mundo las implicaciones de la alta cúpula del gobierno de su patria en la corrupción y el narcotráfico, o responder a una ronda de preguntas en las cadenas televisivas de los Estados Unidos, país donde se encuentra actualmente, y donde asume sus gastos sin ser financiada por nadie, según sus propias declaraciones.

Desde la perspectiva de esa interiorización de su derecho individual por encima de todas las cosas, y al propio tiempo, respetando el derecho ajeno, Luisa Ortega se ha convertido, tal vez, sin ser consciente de esto, en una fiel exponente del liberalismo libertario moderno, algo que deberá tenerse en consideración al referirnos a su trayectoria dentro de la oposición venezolana.

Fue nombrada por la Asamblea Nacional – de mayoría chavista-  como fiscal general, en 2007, puesto que desempeñó por una década hasta su reciente separación por la Asamblea Nacional Constituyente. Desde su cargo, y su postura como jurista, alertó de la ruptura del orden constitucional cuando dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le usurparon los poderes al Parlamento venezolano a finales de marzo. Desde entonces, sus denuncias no cesaron, pronunciándose contra el régimen por las violaciones de derechos humanos. De igual manera condenó y no reconoció a la Asamblea Constituyente, lo que considera el paso determinante para la instauración de un nuevo gobierno de facto y un duro golpe contra la constitución.

En los momentos de mayor tensión política, mientras se fraguaba el engendro madurista sobre la nueva constitución, miles de venezolanos protestaban en las calles, más de un centenar de jóvenes eran asesinados, y la opinión internacional se proyectaba de modo enérgico contra el gobierno de Maduro, pensé que la fiscal tenía sus días contados. Karma, dirían los hinduistas y budistas, destino, los católicos cristianos, suerte, los ateos y gente común. De cualquier modo, al parecer no estaba predeterminada su muerte, y la valiente mujer logró burlar a Maduro y su gente, y con su libre albedrío, cual símbolo de una libertad añorada y necesitada de todo un pueblo, salió de su patria pues se veía forzada a cambiar de casa cada noche ante el presagio de una inminente muerte o desaparición.

“Tengo una persecución permanente, en mi casa, los sitios por donde me desplazo”. (…) “Yo no sé qué oscuros propósitos y qué oscuros planes puedan ellos tener, no solamente privarme de mi libertad, sino también privarme de mi vida”, ha declarado.

La intachable señora que con clase y estilo, y a su vez sencillez innata, les ha dicho las verdades frente a frente, y las ha proclamado ante el mundo, ha sido la promotora para la oficialización de una orden de captura por parte de la INTERPOL. Si el asesino y narcotraficante sigue haciendo de las suyas en la patria de Bolívar, solo podrá hacerlo allí. Si da un paso fuera del territorio venezolano tendrá que vérselas con la justicia, y también esto es algo que debemos a la jurista y luchadora por los derechos humanos de los venezolanos.

Cuando esta odisea finalice – algo que nadie sabe en realidad, y cualquier pronóstico, incluido el que el propio autor de estas líneas ha expresado, es pura especulación, y nada deberá sorprendernos si tenemos en cuenta el caso de la dictadura comunista cubana con más de medio siglo de existencia– los nombres de Chávez y Maduro pasarán a engrosar el listado de tenebrosos dictadores de la historia continental, los de algunos de los líderes de la oposición pasarán al merecido lugar que les corresponde; pero el de Luisa Ortega Díaz, la fiscal general de Venezuela, ocupará un espacio permanente en la historia de la lucha pacifista y la resistencia del pueblo venezolano.

 
El proyecto Convivencia cumple una década PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 17 de Octubre de 2017 12:46

A diferencia de su predecesora, 'Convivencia' apostó más por la presencia digital. (Captura)

Por Yoani Sánchez.- 

Era abril de 2007 y corrían días oscuros. La parte más inmovilista de la Iglesia católica intervino la revistaVitral y la alejó de su marcada misión social. Ante el secuestro, los editores se desmarcaron y meses después fundaron el proyecto Convivencia que este octubre acaba de cumplir una década de constante trabajo.

La nueva publicación nació bajo el influjo de su antecesora, que había surgido en 1994 y llegó a tener una tirada de 12.000 ejemplares. Sin embargo, desde el principio quedó claro que la revista Convivencia sería mucho más que un mero reflejo de aquel vitral que dejó de brillar para la diversidad y reflejaba solo cuestiones pastorales.

En una tertulia de hablar mucho y escuchar otro tanto, el laico Dagoberto Valdés y sus colaboradores colocaron las primeras yaguas del acogedor techo que más tarde cubrió no solo a la nueva publicación, sino también al proyecto de formación cívica y al Centro de Estudios, ambos bajo el mismo nombre.

Con el lema "Un umbral para la ciudadanía y la sociedad civil en Cuba", esa tríada ha sido un viento fresco en un sector independiente donde priman –en demasía– los enfoques políticos sobre los sociales. Las propuestas antes que las quejas, también forman parte del peculiar sello editorial e investigativo del Proyecto.

La nueva publicación nació bajo el influjo de su antecesora, la revista 'Vitral', que había surgido en 1994 y llegó a tener una tirada de 12.000 ejemplares

A diferencia de su predecesora, Convivencia apostó más por la presencia digital. En tiempos de eclosión de blogs y cuentas de Twitter, su consejo de redacción se ha apoyado en las nuevas tecnologías y el portal web nacido de esa visión acaba de actualizar el diseño, además de hacer más dinámico el acceso al contenido.

Sin embargo, la mayor diferencia ha sido transitar el difícil camino de emitir información y opinión sin la protección de la Iglesia. A esta dificultad se le suma la de mantener un perfil moderado en medio de la polarización de la sociedad cubana, las presiones de la Seguridad del Estado y una intensa campaña de desprestigio.

Siete años antes de que el obispo Jorge Enrique Serpa Pérez forzara el cambio de rumbo de aquella publicación católica, Valdés había recibido la dura arremetida de dos editoriales del diario oficialista Granma, pero lo peor estaba por llegar. Aquello fue solo el preámbulo para un secuencia de interrogatorios y amenazas.

En esta década, los miembros de Convivencia han conocido diversas formas de hostigamiento. Desde las constantes citaciones policiales hasta la más reciente decisión de un tribunal de condenar a tres años de privación de libertad a Karina Gálvez, una de sus principales editoras, y confiscar la vivienda donde se reunían.

La cultura, la educación, los medios de prensa y la economía se hallan en el centro de los análisis del 'think tank' Centro de Estudios Convivencia

Desde otros grupos de la sociedad civil tampoco han faltado las críticas ante la postura de diálogo que ha mantenido siempre el equipo pinareño, su posición favorable al deshielo diplomático entre Cuba y Estados Unidos, y la utilización de un lenguaje de respeto hacia cualquier figura o institución. Han debido pagar un alto precio por la mesura.

En ese escenario, destaca el trabajo del Centro de Estudios Convivencia (CEC) que a lo largo de varios encuentros ha perfilado un impresionante reservorio de ideas y propuestas para el futuro de la Isla. La cultura, la educación, los medios de prensa y la economía se hallan en el centro de los análisis de este think tank cubano que labora sin algarabías pero sin pausas.

Tanto el CEC como el centro cívico y la revista buscan "no solo educar al ciudadano para que ejerza su propia soberanía sino trabajar para que tenga una visión de futuro que le ayude a reconstruir la nación", detalla con orgullo Dagoberto Valdés. El hombre que la propaganda oficial llama "mercenario" solo tiene una obsesión: pensar a Cuba.

El contexto también es muy diferente a aquel de finales del siglo pasado en que los editores de Convivencia comenzaron su labor editorial. Ahora, el espectro de publicaciones que abordan el tema de Cuba ha crecido dentro y fuera de la Isla. Los enfoques también se han diversificado y los lectores viven tiempos de avalancha de opciones entre las que elegir.

La revista 'Convivencia' se encuentra ante el reto de sobrevivir y crece

Otros centros de estudios independientes también han surgido y términos como "comunidad", "civismo" o "consenso" se han vuelto comunes en el discurso de los activistas nacionales. Aquella luz que comenzó a asomarse a través de los cristales de colores de una revista pinareña es hoy un bien común del que todos echan mano.

Convivencia se encuentra ante el reto de sobrevivir y crecer. Evitar que los tirones represivos la lleven a adoptar un discurso de denuncia en lugar de otro de propuesta; superar con trabajo el silencio que algunos quieren imponer alrededor de su existencia; progresar a pesar de los insultos con los que otros describen su labor y mantener la ecuanimidad en tiempos de histeria.

Aquel techo de yaguas que comenzó a levantarse en octubre de 2007 está completo, pero en su interior todavía quedan muchos temas por incluir e innumerables situaciones en las que meditar. Hay tiempo para todo eso, porque como enfatizan en una reciente declaración los miembros del Proyecto Convivencia, no piensan irse de Cuba, de Pinar del Río ni del espacio cívico.

14 Y MEDIO

Última actualización el Sábado, 21 de Octubre de 2017 14:03
 
Eusebio Leal y el embuste de una sola revolución PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 16 de Octubre de 2017 20:49

Por ORLANDO FREIRE SANTANA.- 

Al conmemorarse en 1968 el centenario de las luchas por la independencia del colonialismo español, Fidel Castro manipuló la historia para dar legitimidad a su régimen al expresar que en Cuba hubo una sola revolución: la que inició Carlos Manuel de Céspedes en 1868, y que él y sus huestes habían continuado en 1959.

Con motivo del traslado de lugar de los restos de Céspedes y de Mariana Grajales el pasado 10 de octubre en el cementerio de Santa Ifigenia, el Historiador de La Habana, Eusebio Leal, pronunció un discurso en el que mencionó dos veces la referida frase del máximo líder. Además, también se hizo eco de la máxima del mayor de los Castro, en el sentido de que "nosotros ayer hubiésemos sido como ellos, y ellos hoy hubiesen sido como nosotros".

Valdría la pena dilucidar si el señor Leal, haciendo válido aquello de que "una mentira muchas veces repetida llega a convertirse en una verdad", ha llegado a interiorizar realmente semejante hipótesis, o si por el contrario lo motiva el querer congraciarse con la maquinaria del poder.

De momento, analicemos algunas de las características y acciones que signaron la epopeya iniciada el 10 de octubre de 1868, y confrontémoslas con la cotidianidad de la Cuba de hoy en busca de hipotéticos puntos de contacto.

La Constitución de Guáimaro, ese documento que dio forma jurídica a la República en Armas fundada por nuestros mambises del 68, estableció las libertades de culto, imprenta, reunión pacífica, enseñanza, y demás derechos inalienables del pueblo. Todo ello a pesar de emitirse en momentos en que lo prioritario era la guerra.

En la Cuba castrista, en cambio, solo se imprimen los periódicos y revistas que defienden el punto de vista gubernamental; las reuniones pacíficas de opositores son con frecuencia abortadas por operativos de la Seguridad del Estado; y la enseñanza se halla monopolizada totalmente por el Estado.

Los constituyentes de Guáimaro otorgaron suma importancia a la separación de poderes, sin dudas con el ánimo de evitar que el Ejecutivo pudiese derivar en una tiranía. El poder legislativo, representado por la Cámara de Representantes, era tan preeminente que poseía la facultad de nombrar y destituir al presidente de la República y al general en jefe del Ejército. Por su parte, el poder judicial era igualmente independiente.

Y lo que Leal calificó en su discurso como "descabezamiento de un líder" cuando la Cámara destituyó a Céspedes, también podría interpretarse como la viabilidad de los mecanismos institucionales forjados para preservar la democracia.

En ese sentido, ¿cuál es el panorama que afrontan hoy los cubanos? Pues que la cúpula del poder gobierna y legisla al mismo tiempo, y en consecuencia la Asamblea Nacional del Poder Popular es el emporio de la unanimidad, donde ningún diputado osa contradecir las indicaciones provenientes "de arriba". Los jueces, por su parte, portan en su mayoría el carnet del Partido Comunista —al que la Constitución le reconoce la rectoría de la sociedad—, una condición que les impide impartir la justicia con imparcialidad.

Los reunidos en Guáimaro, fascinados por las instituciones democráticas de EEUU, llegaron a solicitar, con la aprobación del presidente Céspedes, la anexión de la Isla al vecino norteño. Un sentimiento que contrasta con el antinorteamericanismo que caracteriza a los actuales gobernantes cubanos.

Así podríamos continuar y solo hallaríamos desemejanzas entre los mambises de ayer y los gobernantes de hoy. ¿Dónde está entonces la continuidad histórica que con tanta insistencia reclama el castrismo?

No es difícil imaginar que un hombre de la capacidad intelectual de Eusebio Leal posea la respuesta adecuada a semejante interrogante. Pero su saber se ha prostituido, y una vez más la maquinaria del poder ha comprado sus favores.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Viernes, 20 de Octubre de 2017 10:58
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 10 de 285