Díaz-Canel arremete contra los medios alternativos, los cuentapropistas y la 'oposición leal'

"La plataforma digital de OnCuba es muy agresiva con la Revolución y se ...

Juan Manuel Santos dice que otorgará asilo a Luisa Ortega si lo pide

La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, ...

Escándalo Odebrecht: Exfiscal dice tener detalles que inculpan a Maduro

Exiliada en Colombia, Luisa Ortega aseguró que este hecho "los tiene muy pr...

El presidente norteamericano Donald Trump definió la misión de EUA en Afganistán

El presidente de EE UU, Donald Trump, puso este lunes el consejo ...

Polícia da Espanha mata a tiros autor de ataque em Barcelona

A polícia da Espanha matou a tiros nesta segunda-feira um militante islâmico ...

Artigos: Cuba
EL GOLPE DE ESTADO CONTRA TRUMP PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 09 de Agosto de 2017 21:14

Santiago Cardenas.-

Ud. no verá tanques en las calles de Washigton. No le llamarán golpe ; sino impeachment. Es un juego de palabras . Al final del día son los  herederos  de la pérfida  Albión. O  tal vez "coup  d' etat  ", que en francés suena más  bonito. Da igual. Lo prepararon desde el mismo día de la toma de posesión con  un  vandalismo incontrolable  a tres cuadras  del Capitolio. Y al día siguiente , domingo , con unas manifestaciones globalizada$ y "espontáneas" en contra de un presidente que comenzaba  a gobernar  el día  seguiente. !!??!!.

A la media le asignaron el papel de pavimentar el camino. Ellos no serán los golpistas . Solamente "paving the way ", según el conocido  dicho en inglés. Las 24  horas del día , todos los días, todos los espacios, a toda hora.Comentarios tras comentarios,insultos tras insultos, párrafo tras párrafo,línea tras línea, editoriales de odio  tras  el  odio de los editoriales.  De acuerdo a  las orientaciones  matutinas  de Leonhardt  en el New York Times - una   versión  del  periódico  Pravda -  como fuente  de  información cotidiana para la televisión y  la prensa satélite from coast to coast  and  from border to border.

Es muy sencillo :  demonizar a  la  actual administración . Y luego, contra el Demonio todo es válido. Y obligatorio.

Ya  tienen a  Maxine Waters  la congresista , afroamericana , californiana y corrupta ,por  por supuesto. Ella es la  encargada de dar la cara y organizar el coup entre los legisladores . La pobre .Se prestó  a ser  la  punta  visible del iceberg. Pero, el gran trozo del hielo conspirativo está bajo el agua del Potomac River. Allí es  donde se mueven y manipulan  los "desplazados"  del poder.  Los resentidos que nunca perdonarán lo que les sucedió en noviembre del 2016.

También ya  tienen los argumentos .Cojidos por los pelos. Pero viables : la supuesta  obstrucción de la justicia y la cantaleta de la colusión con Rusia. O sea, la alta traición de un presidente ilegal

Además los golpistas poseen minorías  vociferantes  y visibles muy activas. Tienen a su expresidente  viviendo a  pocas cuadras de la Casa Blanca.Obama, el antiguo organizador social de los suburbios de Chicago le toca  ahora delinear los grupos militantes  en cada estado del país. A la manera de Trotsky. Y cuentan con los ideólogos del partido demócrata , los  tontos útiles, los indolentes de siempre y  los socarrones que se hacen los chivos locos ante lo que se cocina a ojos vista. Todos  agazapados esperando el momento para aplaudir o mirar pa'l otro la'o.

! Pobres Estados Unidos de América !

Dr Santiago Cárdenas

 
Díaz-Canel y Lenín Moreno, un paralelo demasiado forzado PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 09 de Agosto de 2017 21:18

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos. Siempre he escuchado decir que las comparaciones no son buenas; aunque inevitablemente el hombre siempre tiende a comparar. Esto resulta mucho más frecuente en el medio artístico, en el que a veces se hacen paralelos inadmisibles entre un cantante de pop y uno de los grandes tenores del momento; y peor aún, en la política, donde también se hacen comparaciones inverosímiles, que cuando son hechas por la gente común pudieran aceptarse al asumir que las multitudes son desconocedoras de los verdaderos móviles, características y posibles resultados de ciertos acontecimientos que en este campo acontecen; pero cuando son realizadas por aquellos que escribimos para los medios, ya seamos analistas políticos, periodistas – que la mayoría no lo son, o al menos no son titulares-, o escritores que colaboramos con ciertos sitios, pues resulta imperdonable que estos paralelos carezcan de sentido.

Cada proceso social, movimiento político, doctrina sociopolítica, sistema social o modelo económico es único e irrepetible en la historia. Los intentos de revitalizar ciertos modelos, asumidos del pasado e importados desde lejanas tierras para adaptarlos a un contexto ajeno han conducido inevitablemente a su destrucción final.

El caso del fracaso cubano, desde todas las aristas posibles, constituye un clásico ejemplo en este sentido. El paradigma soviético que Castro pretendió imponer a la fuerza en la mayor de las Antillas, jamás funcionó en una isla con fuertes tradiciones y costumbres que venían no solo de España y África; sino de los Estados Unidos de América, dado el protagonismo de este último país en el impulso económico cubano durante la primera mitad del pasado siglo XX. De ahí que a pesar de rectificaciones de modelos, nuevas conceptualizaciones, análisis de posibles errores, y hasta transformaciones en el dominio de los medios productivos, todo continúe en un estado de caos y en una crisis tras otra. Sencillamente el modelo socialista importado jamás funcionó; aunque algunos en su enajenación y sus fantasías lo creyeran.

Pero retomemos la idea de las comparaciones, y en primer lugar de aquellas que como dije antes, carecen de sentido. Por estos días ha aparecido un artículo que desde el punto de vista formal, es decir, de aquello que el gran José Martí llamó la esencia, resulta correcto; aunque lamentablemente en su contenido no lo es.

Dejando a un lado – por cuestiones éticas–  su título, nombre del autor, sitio donde se publicó, etc., tratemos de explicar a los lectores – porque también es ético proclamar lo que considero verdadero y tratar de hacerlo bien– el por qué de lo que creo un error al forzar una comparación que carece de sentido.

Miguel Díaz-Canel, el primer vicepresidente cubano, del que tanto se ha especulado en relación a la posibilidad de su sucesión en la dinastía castrista, aunque él no es precisamente uno de los Castro, no reúne esas condiciones ideales a las que se refirió Platón desde los lejanos tiempos como para poder ser un buen gobernante. Independientemente de que estemos o no de acuerdo con la idea de un continuismo político para la nación cubana, o que nos gustara desaparecer el comunismo de la faz de la tierra, el hombre maduro que comenzara en las andanzas socialistas en sus tiempos mozos resulta limitado para ocupar el trono cubano, y su rol de segundo lo ha asumido justo como lo que es: un segundo.

Sus limitadas participaciones en los asuntos que verdaderamente son definitorios para el curso del régimen, son una prueba de lo secundario de su papel en el poderío dictatorial de los Castro. Su retórica oratoria – asumida desde una óptica más que conservadora, ridícula e inaceptable en el actual contexto- deja mucho que desear para un futuro presidente, si es que aceptamos la idea de aquel continuismo del que tanto se ha especulado.

En el artículo que consulté hace unos días se hace referencia a las espectrales sombras de los anquilosados militares, que cuales “ángeles” tutelares, se encargarían de vigilar cada uno de los pasos del futuro presidente, principalmente cuando este tenga que enfrentar las realidades escondidas durante más de medio siglo, y exponer la verdad a un pueblo que le ha tocado vivir inmerso en las falsedades de un sistema totalitarista que exterminó hasta la posibilidad de pensar, lo que en mi opinión no solo es especulativo, sino una fantasía onírica carente del necesario rigor como para ser publicado.

Sin rodeos, el secretismo de estado es tal que nadie sabrá a ciencias ciertas quien podrá ser su futuro presidente y cualquier hipótesis más allá de esto es pura especulación, por lo que carece de sentido estar cuestionándose acerca de determinados personajes que podrán aparecer en la futura escena cubana.

Pero el mayor disparate ha sido intentar hacer un paralelo entre la figura de Díaz-Canel y la del actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, por el hecho de que este último ha asumido una actitud muy digna – independientemente de que estemos en el caso de una continuidad partidista; aunque con un desprendimiento, al parecer radical, de todo vestigio de socialismo del siglo XXI– al proclamar la verdad del desastre económico, de la corrupción y del despilfarro, que ha dejado el dictador Rafael Correa tras su retirada del poder hace dos meses, lo que unido al escándalo de Odebrecht – que implica al vicepresidente Jorge Glas y al contralor Carlos Pólit-, y a una millonaria deuda que asciende a los casi 60 mil millones de dólares,  caracterizan el panorama ecuatoriano con el que comienza su mandato Lenín Moreno.

En fin, como diría Ralph Waldo Emerson, y no José Martí como se cree, “cada uno a su oficio”. Es preferible que cuando algunos “periodistas” no tengan conocimiento de causa se limiten a tratar asuntos relacionados con suspensiones de licencias para particulares y precios de los boteros, o reproduzcan algunas vivencias contadas por migrantes a modo de noveletas rosas,  y se aparten de los análisis políticos, principalmente cuando estos sean  comparativos, donde son patentes sus grandes lagunas, lo que les hace caer en el descrédito de los lectores, para quienes se supone trabajemos.

La dramática historia de la “Cuba revolucionaria” (Enero de1959 hasta el presente) no tiene absolutamente nada que ver con la década tenebrosa del régimen dictatorial de Rafael Correa (Enero de 2007-mayo de 2017). Se trata de socialismos diferentes. En el caso de Cuba fue una copia casi exacta – hasta donde fue posible- del anquilosado modelo de la desparecida URSS, de ahí que desde los años iniciales del proceso se eliminara de manera radical la propiedad privada de los medios de producción, algo que no fue posible aplicarse de manera definitiva en la nación andina, en la que a pesar de las leyes y enmiendas dispuestas por Correa no pudo quedar abolida la libertad de pensamiento y de expresión en su totalidad como en el caso de Cuba, por solo poner uno de los tantos ejemplos que diferencian marcadamente la modalidad socialista en ambas naciones.

De hecho, y esto es algo muy personal, considero que jamás existió un socialismo en Ecuador. Las frasecillas retomadas por Correa: “hasta la victoria siempre”, el marcado totalitarismo y la pretensión de un control absoluto, amén de la reiteración del término socialismo en todo momento, no dan la medida de la existencia de un socialismo en aquel país; aunque sí de un régimen dictatorial.

Así las cosas, cuidado con las comparaciones, sobre todo cuando se hacen a la fuerza como en el caso de un imaginario futuro presidente cubano y un presidente recién electo en Ecuador en contextos completamente diferentes. El paralelo es demasiado forzado, tal vez fuera el pretexto para escribir algo diferente; pero reitero el verso de Emerson: “cada uno a su oficio”.

 
'Almendrón Driver', un thriller cotidiano en La Habana PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 29 de Septiembre de 2016 10:17

Por PABLO PASCUAL MÉNDEZ PIÑA.- 

Que Julio César, un botero de 40 años, eche una mirada al retrovisor del carro para preguntarle a su imagen "¿estás hablando conmigo?", no significa que esté chiflado. Bromea y reconoce ser un cinéfilo de competencia y admirador de Robert De Niro. Cuenta que una noche, frente al semáforo de Prado y Neptuno, una jineterita con aires de Jodie Foster cruzó por delante del almendrón mirándole con fijeza, reviviéndole la escena de Travis Bickle, el personaje protagónico de Taxi Driver.

Más allá de su imaginación, este universitario sentado detrás de un timón por conveniencias económicas, desempeña un rol de reparto en otro thriller, basado en hechos reales, que bien pudiéramos llamar "Almendrón Driver", una suerte de dramatizado sin videocámaras sobre las diferencias entre usuarios y taxistas particulares, quienes rompieron las hostilidades el pasado mes de julio, cuando a consecuencia de la debacle económica cubano-venezolana, fue anunciada la reducción del 50% de las asignaciones de combustible al sector estatal (fuente de abasto de diesel barato a los cuentapropistas), provocando la subida de precios del transporte.

Basado en hechos reales

La gente se queja —comenta Julio Cesar— dentro del carro arman tremendos petates. Nos acusan de inconscientes, descarados; vociferan que ojalá nos decomisen los almendrones y otras barbaridades. Yo les pregunto: ¿Por qué no exigen al Gobierno que mejore el transporte público? Si ponen las guaguas cada cinco minutos, vendo el almendrón y me dedico a otra cosa. Y callan. Porque al pasarle la pelota a Hannibal Lecter, el silencio de los carneros se impone. La fórmula no falla.

El Gobierno no pierde ni a las escupidas —asevera— como mínimo por cada jornada hay que echarle 20 CUC al tanque. Luego espantarse 10 horas detrás del timón para sacar la inversión, impuestos, combustibles, arreglos del carro y comprar los féferes, porque manejar almendrones como muchos piensan erróneamente no da para lujos. En materia de lujos el experto es Antonio Castro Soto del Valle y, que yo sepa, ese tipo no es "almendronero".

Al obligar a los almendroneros a serviciarse en los CUPET y habilitar un número telefónico para denunciar a los violadores de la tarifa (10 pesos), las carreras se han partido en dos tramos; por ejemplo: Playa/Coppelia (10 pesos), Coppelia/ Capitolio (10 pesos). Total: 20 pesos. De esta forma los números dan, de lo contrario tendremos que encaramar el cacharro sobre burros.

Según la sociología, "al hombre le gusta comprar en el mercado más barato y vender en el más caro". Clientes y cuentapropistas se comportan de manera normal. El proceder anormal viene del Estado, que por terror-pánico a las aperturas, no negocia fórmulas mutuamente ventajosas para ambos grupos. Solo le importa evitar que los particulares acumulen riqueza.

Gracias a su aparato mediático victimizan al usuario, satanizan a los particulares y luego Papá Estado interviene látigo en mano para meternos en cintura. Sin embargo, el único logro de la medida es quecuentapropistas y usuarios se traten como enemigos. La propaganda sitúa a los boteros en el bando de los abusadores y especuladores, mientras los pasajeros son potenciales chivatos.

Destapando el tanque de combustible

A nivel nacional el diesel solo ha experimentado rebajas quileras. A pesar de la depreciación del crudo en más de un 60% a nivel mundial, todavía el litro se vende a 1,10 CUC en los garajes CUPET. Por ejemplo, la carrera del Vedado/Capitolio tenía el precio de 10 pesos cubanos porque la totalidad de los almendroneros compraban el combustible malversado al 50% del precio oficial.

Nadie se sorprendió con la noticia. El mercado subterráneo de combustibles es de total conocimiento del Estado, que mediante los impuestos recupera las pérdidas.

Paradójicamente, la Mesa Redonda trató, hace algún tiempo, la supuesta creación de una tarjeta magnética para vender combustible subsidiado a los particulares. ¿Pero dónde está? El abandono de esta idea evidencia que al Estado le conviene más el trapicheo y la corrupción que bajar los precios.

Como ejemplos del descontrol sobresalen el gran robo de una cisterna ferroviaria con capacidad para más de 25.000 litros de diesel destinada al SECONS (Ministerio de la Construcción). Hasta la Policía ha sido pillada sacándole gasolina a los patrulleros para vendérsela a particulares. Sin embargo, el Gobierno y la prensa oficial guardan silencio para no destapar los escándalos.

Consciente de que el pueblo es carnero a morirse, el Estado ni bajará los precios del combustible ni sancionará a los miles de ladrones. Simplemente elevará los impuestos para recuperar lo que le roban. Así acaballa al usuario (los ladrones se camuflan entre ellos) que indirectamente paga lo malversado y ahora costea el sobreprecio de la venta estatal de combustible. Es como un círculo vicioso.

El saldo de la reacción oficial ante las quejas de la población fue de al menos 55 almendrones decomisados y un sinnúmero de licencias retiradas. También las calles quedaron desiertas y menos del 50% de los almendrones dejó de circular, ya fuera porque los papeles de los conductores no estuvieran en regla o los carros no aptos técnicamente, demostrándose el alto grado de corrupción de los controladores estatales.

Fuentes oficiales plantean que en todo el país se han emitido más de 7.400 licencias para ejercer labores de transportistas. Otros estiman que al menos 7.000 boteros más ejercían la ocupación sin ese permiso.

Actualmente, muchos de los sin papeles pasan los cursos de recapacitación (Ley 28) para someterse después al examen del somatón, validar las condiciones técnicas del carro y solicitar la autorización. Acelerar los trámites depende del calibre de los sobornos.

Abriendo el maletero

El Estado cobra impuestos, ¿pero a dónde va el dinero?, nos preguntamos los que vemos a diario las calles desbaratadas. Los almendroneros no ganamos para pagar las reparaciones de amortiguadores a causa de los baches.

Si no se esfuman de los mercados, las gomas son vendidas por el Estado a más del 250% del precio razonable (tomando a Goodyear como referencia). Las cooperativas dedicadas a la chapistería cobran más de 700 CUC por arreglos ligeros y pinturas. Y conseguir piezas de repuestos para los motores diesel es una pesadilla.

A los inconvenientes añadimos la corrupción de los funcionarios, controladores y policías, que parecen estar autorizados a machacarnos. En los días próximos a las navidades se apostan en zonas oscuras para evitar las filmaciones de vídeos y, parando taxis amarillos o almendrones, so pretexto de cometer alguna violación, consiguen el aguinaldo para comprar el puerco, la cerveza y el ron de fin de año.

El transporte en La Habana y otras provincias sin los taxistas privados sería caótico. Nuestro trabajo es duro y arriba de eso tenemos que soportar las descargas de los usuarios, que al llegar a sus destinos nos pagan a regañadientes y nos tiran las puertas para fastidiarnos. Algunos colegas se vengan poniéndoles música de reggaetón a todo volumen. A fin de cuentas, todos somos hijos del maltrato.

Prescindir de nuestros servicios crearía un problema mayor. Los almendroneros damos de comer a corruptos y ladrones, o sea, a media Cuba. También puedo asegurar que acumulo las vivencias necesarias para escribir una novela urbana. Algún día lo experimentaré.

A propósito de tu versión de Taxi Driver a la cubana ¿qué pasó con la joven parecida a Jodie Foster que viste en Prado y Neptuno?

Pues arrimé el carro y la llamé. Ella asomó por la ventanilla para decirme: "El sexo oral cuesta cinco CUC; el intramuscular 20 CUC, y el preservativo hay que pagarlo aparte a cinco CUC". A manera de aperitivo me enseñó un tatuaje pélvico que decía: "Agárrame si puedes". Entonces le pedí una rebaja.

¿Y qué?

Ná, me mandó a la mierda. Y dijo que todos los almendroneros son unos HP. Después tuve que desviarme para el Cardiovascular. A una vieja que vaciló el play desde el asiento trasero le dio una sirimba.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Viernes, 14 de Octubre de 2016 22:40
 
Caso de cubanos deportados de Ecuador será llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 24 de Julio de 2017 15:23

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- Durante este mes de julio estamos evocando uno de los hechos más atroces de la historia de los migrantes cubanos en Latinoamérica. Me refiero al desalojo, golpizas, encarcelamiento y deportación (expulsión) de un numeroso grupo de cubanos en Quito, la capital ecuatoriana.

Varios medios publicaron recientemente el escrito A un año de la agresión y deportación de migrantes cubanos en Ecuador. Una historia poco conocida, donde narré a modo de síntesis algunos de los sucesos que finalmente condujeron al régimen dictatorial de Rafael Correa a la deportación de 121 migrantes cubanos, con lo que quedaba frustrado el proyecto de mejorar sus vidas, ya sea en la propia nación andina o al emprender viaje rumbo a Estados Unidos a través de Centroamérica.

Al cabo de un año del estremecedor suceso, cuyo único delito fue realizar un plantón en Quito para solicitar una visa humanitaria, el caso será llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con las fundamentaciones necesarias que demuestran una serie de violaciones e irregularidades en este proceso.

De la totalidad de detenidos – que no todos fueron deportados-, 63 estaban exentos de requisito de regularidad migratoria, 62 se encontraban de manera irregular – en última instancia solo estos podían haber sido deportados-,11 refugiados o con residencia en Brasil, 6 de manera regular, o sea, debidamente legalizados desde el punto de vista migratorio, 4 como solicitantes de refugio, y 2 como ecuatorianos por naturalización. De los detenidos 93 eran del sexo masculino y 55 del femenino. La mayoría se encontraba entre los 18 y los 30 años, y entre los 41 y 50 años. (Los datos corresponden a los detenidos que tuvieron juicio previo y un número de proceso. El número real de detenidos y deportados es impreciso.)

En la investigación de Llaria Rapido Ragozzino Memorias de una expulsión: Deportación de cubanos en Ecuador, se cuestiona acerca de la participación premeditada de la Embajada de Cuba en Ecuador, toda vez que existen documentos firmados por dicha embajada días antes de las deportaciones, lo que demuestra que se incumplió el debido proceso. La autora expone como principales fundamentos los siguientes hechos: 1.- Los “Documentos de Viaje y Tránsito” están firmados por la Embajada de Cuba en Ecuador y contienen los datos de cada pasajero, es decir, del deportado. Entre otra información, consta su fecha de emisión, la que fuera expedida el 6 de julio de 2016, es decir, el día en que los migrantes cubanos fueron desalojados del parque El Arbolito en la capital ecuatoriana, varios días antes de que fueran procesados. 2.- Las resoluciones del Ministerio del Interior en que se ordenaba la deportación de algunos cubanos fueron emitidas entre el 8 y el 10 de julio, de dos a cuatro días después de la firma de los documentos. 3.- Los documentos fueron adjuntados por la Fiscalía en sus expedientes para las audiencias de deportación. ¿Cómo se puede tener un boleto de deportación antes de la sentencia de un juez? Esto demuestra que las autoridades ya tenían la intención de deportar a la comunidad cubana detenida para intereses del gobierno cubano.

La nueva Ley de Movilidad Humana – vigente desde enero de 2017 por aprobación de la Asamblea Nacional- establece puntos tanto positivos como negativos para la protección de derechos de los migrantes. Dentro de sus principios incluye  a la Ciudadanía Universal, la que no existía en la normativa anterior dado que había sido formulada antes de la redacción y aprobación de la última constitución. No obstante, según el criterio de la abogada Belén Aguinaga, defensora  de algunos cubanos deportados, esto no garantiza que se respeten los derechos de los migrantes, “es carta muerta. La Ciudadanía Universal existía en la Constitución y aún así los cubanos fueron deportados”.

Javier Arcentales, uno de los abogados ecuatorianos que con valentía se enfrentó a la dictadura de Rafael Correa en defensa de los cubanos expulsados de la nación andina, es defensor de derechos humanos de las personas en movilidad humana y miembro de la Coalición por las Migraciones y el Refugio. A un año de su defensa fue entrevistado por la periodista Gabriela Coba para el diario ecuatoriano EL COMERCIO. (http://www.elcomercio.com/actualidad/defensa-cubanos-deportados-demanda-cidh.html.)

Según el doctor Arcentales hubo una intervención agresiva por parte de la Policía Nacional, esto ocurrió la madrugada del 6 de julio de 2016. Fueron detenidos más de 150 personas, entre las que se encontraban niños, adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores. “Fue una detención masiva en la cual nunca se les informó por qué se los estaba deteniendo. Posteriormente se conoció que iban a iniciar las acciones de deportación con base a la ley que estaba vigente en ese entonces. No se conocían los cargos por los cuales iban a tomaban esta acción. Ellos tenían el permiso otorgado por el Municipio de Quito para estar en el parque de El Arbolito. Hasta ahora no se sabe cuál fue la motivación que tuvo la Policía y el Ministerio del Interior para realizar esta intervención. Recuerdo que la primera deportación fue la madrugada de un sábado. Los abogados recibimos llamadas desesperadas de los ciudadanos cubanos que se encontraban en la Unidad de Flagrancias como en el Hotel Carrión. Tuvimos otro traslado la madrugada del lunes. Hubo otras llamadas desde los lugares donde estaban detenidos. Para ese momento los defensores y defensoras de derechos humanos estábamos apostados afuera de estos sitios. Pudimos ver como con violencia sobre las personas se las sacaba para trasladarles. Después del hábeas corpus, el 13 de julio fue deportado el último grupo”. 

Dentro de las principales violaciones de estos casos se ha logrado precisar que las audiencias de deportación se realizaron después de las 24 horas de detención, los ciudadanos cubanos estaban detenidos de manera ilegal y arbitraria ya que cumplieron las 24 horas de detención sin ser presentados ante un juez competente, haciéndose caso omiso de la constitución, las audiencias se realizaron con rapidez extrema, algunas duraban entre 10 a 15 minutos por lo que no se garantizó el derecho a la defensa, las personas fueron trasladadas y deportadas cuando no fueron notificadas de la sentencia o de lo que se decidió en las audiencias.

Por otra parte la Ley de Migración en ese momento establecía que solamente cuando se haya ejecutado la sentencia, es decir, cuando hubieran pasado tres días de la decisión, podía la persona ser deportada, porque entonces  impugnaría, lo que no fue respetado pues apenas se ejecutaba la sentencia el Ministerio del Interior estaba dispuesto a ejecutar la deportación.

Haciendo uso de una facultad absolutamente inconstitucional, el ministro encargado Diego Fuentes, emitió resoluciones que revocaban decisiones judiciales. Nunca un órgano administrativo puede revocar una decisión judicial. En más de 80 sentencias se revoca la decisión judicial sin fundamentos, no hay análisis caso por caso. Por eso fueron deportadas personas que tenían visa vigente, que tenían posibilidades de regularizarse. Se dio una expulsión colectiva de extranjeros, algo que está prohibido por instrumentos de derechos humanos.

Actualmente se está preparando la demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que llegue al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y se determinen las responsabilidades de aquellos involucrados en este caso, así como buscar formas de poder enmendar los daños de los que fueron deportados y detenidos injustamente durante el régimen correísta.  

Última actualización el Martes, 25 de Julio de 2017 12:57
 
Medir la desesperanza PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 12 de Febrero de 2017 13:56

Medir la desesperanza

Por Yoani Sánchez.- 

Las estadísticas engañan. Solo reflejan valores mensurables, realidades tangibles. Los organismos internacionales nos atiborran de números que miden el desarrollo, la esperanza de vida o el alcance de la educación, pero rara vez aciertan en graduar la insatisfacción, el miedo y el desaliento. Con frecuencia en sus informes se describe a una América Latina y a sus habitantes encerrados en la inopia de los dígitos.

Este año la región tendrá un tenue crecimiento del 1,3%, según ha pronosticado la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Un dato que apenas logra transmitir la envergadura de las vidas que dejará arruinadas el renqueante andar de la zona. Los proyectos inconclusos y un largo rosario de dramas sociales se acentuarán en muchos de estos países en los próximos meses. El caldo de cultivo donde brotan los populismos.

Sin embargo, el drama mayor sigue siendo la falta de horizontes que experimentan millones de habitantes de este lado del planeta.

Un haitiano que cruza la selva del Darién para llegar a Estados Unidos no lo hace solo impulsado por las míseras condiciones que vive en su país, los destrozos dejados por los fenómenos naturales o las repetidas epidemias que se cobran miles de vidas. El más poderoso motor que lo mueve es la desesperanza, la convicción de que en su tierra no tendrá nuevas oportunidades.

No atisbar el fin de la violencia empuja a otros tantos centroamericanos a escapar de sus países. En varias de estas naciones las pandillas se han vuelto un mal entronizado, la corrupción ha corroído el andamiaje interior de las instituciones y los políticos van de un escándalo en otro. El desaliento promueve entonces una respuesta muy diferente a la que genera la indignación. El primero suscita escapar, la segunda rebelarse.

Mientras tanto, en esta isla del Caribe, millones de seres humanos rumian su propia desilusión. Por décadas los cubanos huyeron movidos por la persecución política, los problemas económicos y el hastío. Hasta el pasado 12 de enero esa sensación de asfixia generalizada tenía una salida, se llamaba política de pies secos / pies mojados y el presidente Barack Obama la eliminó a pocos días de concluir su segundo mandato.

Las estadísticas no registran la frustración que atenaza a millones de habitantes de este lado del planeta

Los más acérrimos críticos de aquel privilegio migratorio aseguran que incentivó las deserciones y las salidas ilegales. Hay quienes critican también su injusto carácter al beneficiar con prerrogativas a quienes no escapaban de un conflicto bélico, un genocidio o un cataclismo natural. Olvidan entre sus argumentos que el desaliento también merece ser tenido en cuenta y computado en cualquier fórmula que intente descifrar la fuga masiva que afecta a una nación.

Un error similar al que cometen los organismos como la FAO, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados o la Cepal que se especializan en medir parámetros al estilo de la cantidad de calorías ingeridas cada día, el efecto del cambio climático en los desplazamientos humanos o las décimas que decreció el Producto Interno Bruto de una nación. Sus reportes y declaraciones jamás sopesan la energía que se acumula bajo la frustración, el peso que tiene la decepción o la impotencia en toda migración.

Cuando más de tres generaciones de individuos han vivido bajo un sistema político y económico que no evoluciona ni progresa, se extiende entre ellos la convicción de que esa situación es eterna e inmutable. Llegan a perder el horizonte y en sus mentes echa raíces la idea de que nada puede hacerse para cambiar el statu quo. A ese punto han ido arribando muchos de los nacidos en Cuba después de enero de 1959 y que crecieron con la convicción de que todo había sido hecho por otros que los antecedieron.

Eso explica que un joven que poco antes dormía bajo un techo en La Habana tenía acceso a una cantidad limitada, pero segura, de alimentos a través del mercado racionado y pasaba sus largas horas libres en el banco de un parque se lance al mar en una balsa a merced de los vientos y de los tiburones. La falta de perspectivas está detrás también de una buena parte de los casos de migrantes isleños que han terminado en los último años en manos de traficantes de personas en Colombia, Panamá o México.

Washington no solo ha cortado una vía de escape, sino que la decisión de la Casa Blanca ha terminado por subir los grados de ese abatimiento que trae la crónica ausencia de sueños que caracteriza al país. La Ley de Ajuste Cubano, implementada desde 1966, se mantiene para quienes logren probar que son perseguidos políticos, pero la sensación más extendida entre los potenciales migrantes es la de haber perdido una última posibilidad de alcanzar un futuro.

Una barrera burocrática es poca cosa para quienes creen que en su patria no les queda nada por hacer

Sin embargo, ese menoscabo de la ilusión tiene pocas posibilidades de transmutarse en rebelión. La teoría de la olla de presión social a la que Obama ha cerrado la válvula de escape para que el fuego de las estrecheces internas y la represión la hagan estallar suena bien como metáfora, pero no incluye algunos importantes ingredientes. Entre ellos la resignación que desarrollan los individuos sometidos a realidades que se presentan como inmutables.

La creencia de que nada puede hacerse y nada cambiará se mantiene por estos lares como el principal estímulo para levar anclas y partir hacia cualquier rincón del planeta. La olla no estallará con un mar de gente en las calles derrocando al Gobierno de Raúl Castro y entonando himnos en ese soñado “día D” que tantos se cansaron de esperar.

Quienes crean que el cierre de una puerta migratoria actuará como el chasquido de los dedos que despierta a una sociedad hipnotizada a la conciencia cívica, se equivocan. La cancelación de esa política de beneficios en territorio estadounidense no alcanza para crear ciudadanos.

Una nueva barrera burocrática es poca cosa ante quienes consideran que han tocado su techo de vuelo y que en su patria no les queda ya nada por hacer. Esa callada convicción nunca aparecerá en las tablas, los gráficos de barras ni los esquemas con que los especialistas explican las causas de los éxodos y los desplazamientos. Pero desconocerla les hace no comprender tan prolongada escapada.

Lejos de los informes y de las estadísticas que todo lo quieren explicar, la desesperanza llevará a los migrantes cubanos hacia otros lares, reorientará su ruta hacia nuevos destinos. En lejanas latitudes florecerán comunidades que degustarán su consabido plato de arroz con frijoles y seguirán diciendo la palabra “chico” ante muchas de sus frases. Son esos que soltarán una lagrimita cuando vean en el mapa ese trozo de tierra largo y estrecho donde un día tuvieron sus raíces, pero sobre el que nunca pudieron dar frutos.

EL PAIS; ESPANHA

Yoani Sánchez es periodista cubana y directora del diario digital 14ymedio.

Última actualización el Lunes, 20 de Febrero de 2017 14:34
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 8 de 279