El campesinado de Mayari pone de manifiesto el trato esclavista que recibe de la dictadura cubana

Desde el mes de febrero del año en curso los vegueros de Mayarí, ...

Cubanos deberán permanecer en Colombia para solicitar visa de EEUU

La posibilidad de tramitar visas en el extrajero tras el cierre de la...

La oposición dice que aportará pruebas de las trampas masivas en los comicios venezolanos

El chavismo se impuso este domingo en los comicios regionales de Venezuela, ...

Una ONG denuncia detenciones de activistas en China antes del congreso comunista

La organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) denunció este martes la detención ...

OEA não reconhece resultados de eleição na Venezuela

O secretário-geral da Organização dos Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, declarou nesta ...

Artigos: Cuba
Visión critica de las "reformas" en Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 16 de Agosto de 2017 12:34

Por Leonel Morejón Almagro.-

El desatino se disfrazó de audacia en Cuba con la publicación en Julio del 2017 de tres documentos bases para el modelo Económico y Social cubano hasta el 2030. El 7mo Congreso del PCC (Partido Comunista Cubano), y la Asamblea Nacional del Poder Popular en “consulta” con Organizaciones Sociales afiliadas a la ideología gubernamental publicaron los siguientes documentos en ausencia de un debate crítico opositor:


CONCLUSIONES PROVISIONALES

TITULO: Visión Critica a la Regulación de los Mecanismos de Mercado en el Concepto del Modelo Económico y Social Cubano a la luz del Derecho Ambiental y Derecho de Propiedad.

Apuntes Para la Transición a un modelo sostenible Julio 2017.

INTRODUCION

El desatino se disfrazó de audacia en Cuba con la publicación en Julio del 2017 de tres documentos bases para el modelo Económico y Social cubano hasta el 2030. El 7mo Congreso del PCC (Partido Comunista Cubano), y la Asamblea Nacional del Poder Popular en “consulta” con Organizaciones Sociales afiliadas a la ideología gubernamental publicaron los siguientes documentos en ausencia de un debate crítico opositor:

1)  Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.

2)  Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución Para el Periodo 2016-2021.

3) Acepción de Algunos Términos Utilizados en La Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y en las bases del Plan Nacional de desarrollo Económico y Social hasta el 2030.

Las presentes notas intentan dar una respuesta didáctica a dichos documentos.  No se pretende abarcar en una sinopsis todas las desdichas y falsedades históricas, filosóficas, jurídicas, ni económicas que los tres documentos evocan. Sería imposible responder a tantos sinsentidos amelgados en dichos documentos elaborados con la pérfida y única finalidad de condenar al pueblo cubano a la miseria económica, al control financiero total por un grupo de militares, y a la esclavitud política al Partido Comunista Cubano. Intentar resumir tanta ignominia pudiera poner en peligro nuestra sanidad mental y comprometer la salud de los lectores.

Nuestro agradecimientos a la Señora Marta Menor y el Señor Gerardo Martinez Solana al frente de Cultivamos una Rosa Blanca y Democracia Participativa respectivamente, por promover el Taller de Trabajo para tratar de dar una respuesta coherente a estos tres aciagos documentos.  Nuestra respuesta debe promover un programa financiero, Juridico, social y político que ofrezca un futuro vigoroso y viable a la economía al permitir un crecimiento mercantil basado en un Sistema de Derecho y Democrático para Cuba.

I. Errores en los objetivos de la regulación de los mecanismos de mercado en la conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.

A)  Apuntes Para la Transición a un Modelo Sostenible a la Luz del Derecho Ambiental Cubano.

El documento “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano del Desarrollo Socialista”   enumera 6 objetivos en la “función fundamental del Estado y el Gobierno en la regulación de los mecanismos de mercado en sus páginas 39 y 40.

Según el documento el segundo objetivo es el siguiente:

2) Establecer pautas de producción y consumo racionales, ecológicamente sostenibles y controlar su cumplimiento en correspondencia con los principios y valores de nuestra sociedad.  (Énfasis agregado).

El documento además usa la palabra “medioambiental” y “medio ambiente” indistintamente 17 veces en sus 54 páginas para conectar y resaltar la suma importancia de la aplicación de políticas ecológicas sostenibles en los objetivos y principios fundamentales del Estado y el Gobierno:

1) Página 9 primer y quinto párrafos

2) Página 13 sexto y séptimo párrafos (dos menciones)

3) Página 14 quinto párrafo dentro de los principios que sostienen el modelo socialista “valores esenciales de nuestra ideología…el respeto a los demás y al medio ambiente.”

4) Página 16 cuarto párrafo dentro del apartado ocho narrando otro de los principios que sustentan el modelo socialista.

5) Página 17 párrafo tercero citando la protección del medio ambiente como una “obligación, derecho y un deber ciudadano” dentro de los principios que sostienen el modelo socialista.

6) Página 20 quinto párrafo, planteando que salvaguardar el medio ambiente contribuye a la solución de importante equilibrios estructurales y a mejorar la eficiencia integral de la economía.

7) Página 21   primer párrafo.

8) Página 27 primer y tercer párrafo plantea “el desarrollo de una cultura que proteja el medio ambiente.”

9) Página 29 primer párrafo

10) Página 34 sexto párrafo.

11) Página 37 cuarto párrafo.

12) Página 44 bajo el apartado (h) donde se enumera la preservación del medio ambiente como un factor para promover la prosperidad y el bienestar.

13) Página 50 tercer párrafo.

En su generalidad los miembros del comité de redacción concurrimos con los redactores del “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano del Desarrollo Socialista” en su segundo objetivo para regular el mercado. La importancia del medioambiente en el desarrollo económico es una posición común.

Ahora bien, si los autores desean honestamente ayudar a fortalecer las regulaciones del mercado protegiendo al medio ambiente.

Primero deben eliminar toda mención al nombre del difunto Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Señor Fidel Castro Ruz. Es irónico utilizar el legado histórico de Fidel Castro Ruz para promover un mejor futuro ecológico y un desarrollo sostenido de mercado cuando el fallecido “máximo líder de la revolución” fue un violador sistemático de las Leyes que la propia Asamblea Nacional del Poder Popular promulgó para proteger el medioambiente en Cuba. Pudiéramos usar muchos ejemplos para fundamentar esa opinión, pero el más destacado fue la Construcción del Aeropuerto Internacional de Cayo Coco en 1999.  Fidel Castro Ruz transgredió la LEY Número -81 del 11 de Julio de 1997LEY DEL MEDIO AMBIENTE” al construir el mencionado Aeropuerto sin una evaluación de Impacto Ambiental y sin una Licencia Ambiental ambos eran requisitos legales expresamente señalados por la Ley 81, donde además  se prohibía “modificar el entorno” de los cayos por ser “Áreas protegidas”. Aún más dramático fue la pateadura que Castro Ruz le dio a la Ley Forestal del 31 de Agosto de 1998.  Ley Número 85.  (Artículo 27) amparaba los bosques de los Cayos bajo “un régimen especial de protección” que incluso prohibía los cortes de mejora (es decir cortar algún árbol para facilitar el equilibrio del ecosistema).

Por otro lado, la Ley Forestal de forma tácita no permitía la construcción de un Aeropuerto en Cayo Coco debido al inevitable sufrimiento a la biodiversidad forestal y faunística de los Cayos que son considerados zonas protegidas por la legislación. Para colmar la copa de probadas ilegalidades, el Presidente Fidel Castro Ruz, autorizó la construcción del Aeropuerto con la intención de prohibir a los ciudadanos cubanos la entrada a los centros turísticos y los Hoteles por el solo hecho de su origen nacional (ser cubanos) en violación del Artículo 295.1 de la Ley 62 (Código Penal Cubano).

Esa acción ilegal gubernamental de construir el Aeropuerto solo para turistas fue el corolario de una estrategia política de discriminación sistemática en contra del pueblo. Situaciones similares eran rutinarias en la vida nacional, y fueron aceptadas como norma por el Partido Comunista de Cuba (PCC), La Unión de Jóvenes Comunistas, La Federación Estudiantil Universitaria (FEU), la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) con el silencio cómplice de los periodistas y los juristas oficialistas cubanos. Esa degradante practica gubernamental obligó a la Agrupación Ecologista y Pacifista Independiente Cubana NATURPAZ a demandar ante el Pleno del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo a Fidel Castro Ruz, y a otros funcionarios públicos al exigir condenas de prisión: “Ustedes ilustres jueces del Consejo de Gobierno deben hacer prevalecer la Constitución, el hecho de que al aeropuerto de Cayo Coco no puedan viajar ciudadanos cubanos por su origen nacional provoca el quebrantamiento de lo establecido en los artículos 42 y 43, haciendo necesario el restablecimiento de la legalidad quebrantada, por tanto no es admisible construir en Cuba un aeropuerto o una pequeña cafetería donde los cubanos no puedan entrar por el solo hecho de ser cubanos, la persona que incite a la discriminación racial o que la permita debe ser sancionada por la ley sea quien sea”. La demanda también exigía una indemnización económica a las corporaciones responsables por los daños ambientales. ( DEMANDA LEGAL ANTE TRIBUNAL SUPREMO DE LA REPUBLICA DE CUBA 1999.doc.)

Segundo, se deben activar cambios sustanciales al Poder Judicial que permitan fortalecer el respaldo jurídico la propiedad privada. A la vez  se deben mejorar las garantías procesales en el sistema legal con la restructuración del Tribunal Supremo Cubano de tal manera que los Jueces aumenten su poder real dentro del Modelo Económico y Social. De esa forma futura violaciones a la legalidad no queden impunes, como las violaciones del fallecido Presidente Castro Ruz al medioambiente cubano quedaron impunes.

Algunos de los cambios pudieran ser:

1) Nominar a los Jueces del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo a cargos vitalicios para evitar presiones políticas pudieran afectar sus fallos.

2) Suprimir y derogar los artículos 88 (ch) y (d) ambos de la actual Constitución de la República de Cuba donde se faculta al Consejo de Estado (en caso necesario) dar a las leyes vigentes una interpretación general y obligatoria, y a ejercer la iniciativa legislativa. Inciso (h) Impartir instrucciones de carácter general a los Tribunales a través del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo.

3) Suprimir y derogar el artículo 88 inciso (ñ) donde se faculta al Consejo de Estado a suspender las disposiciones del Consejo de Ministros y los acuerdos y disposiciones de las Asambleas Locales del Poder Popular que no se ajusten a la Constitución y las Leyes.

4) Suprimir y derogar el artículo 88 incisos (o) donde se faculta al Consejo de Estado a revocar acuerdos de órganos locales del Poder Popular que contravengan la Constitución y las leyes.

5) Nombrar al Tribunal Supremo Popular, y al Sistema Judicial como los únicos órganos que interpreten la aplicación de las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Es una real perdida para la democracia en Cuba que los miembros de la Asamblea Nacional, del Partido Comunista, del Gobierno y el Estado Cubano tengan tanto miedo a debatir la respuesta del Taller a los documentos publicados en Julio de 2017 con la participación de “todo” el pueblo cubano.  El debate público es en realidad la única forma de controlar el cumplimiento de este segundo importante objetivo. Si el gobierno, estado y partido comunista en Cuba no aceptan la tolerancia como premisa y el flujo democrático de ideas como instrumento ese objetivo no se cumplirá jamás.

Los redactores de la presente respuesta a la conceptualización del modelo económico y social cubano le damos la bienvenida a la promulgación del Decreto-Ley 241, del 26 de Septiembre del 2006 y su artículos 741 y 829- En la esperanza de que la demanda interpuesta en 1999 por la Agrupación Naturpaz algún día sea debatida en una Sala de Justicia en Cuba.

741-Corresponde asimismo a las expresadas salas de justicia, conocer y resolver los litigios que surjan con motivo del incumplimiento de las regulaciones sobre la protección del medio ambiente y los recursos naturales, o relacionados con los daños ambientales, resultantes de actividades económicas desarrolladas por personas jurídicas o naturales, cubanas o extranjeras, en el territorio nacional, comprendidas las aguas interiores, el mar territorial, la zona económica exclusiva y la plataforma continental.

DE LA SENTENCIA EN PROCESO MEDIOAMBIENTAL

ARTÍCULO 829.- La sentencia que se dicte en proceso referido a daño al medio ambiente, no causa estado de cosa juzgada,  (énfasis agregado) quedando legitimado el perjudicado para ejercitar nuevas acciones reclamatorias por la continuidad de los efectos del mismo evento dañoso que haya dado lugar a la misma.

Son del conocimiento de las salas de lo Económico de los tribunales populares, las acciones resarcitorias o de cumplimiento para la preservación del medio ambiente y la protección de los recursos naturales, que se promuevan por personas jurídicas o naturales cubanas, o, en su caso, por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, la Fiscalía General de la República o el Ministerio de la Agricultura, este último en materia de Patrimonio Forestal.

La idea del desarrollo turístico de los Cayos es una idea buena, pero la construcción intensiva de Hoteles cinco y cuatro estrellas de las cadenas Españolas Meliá con el uso de excesivo de concreto y otros materiales no-biodegradables no es un modelo sostenible. La idea es capitalizar al máximo las bellezas medio-ambientales con un turismo ecológico de alta calidad, económicamente beneficioso para las corporaciones y el mercado cubano. Esa la solución más viable.

Los militares son los peores administradores posibles para un desarrollo sostenible del turismo cubano. Es imperativo para salvar el futuro terminar de inmediato todo control, posesión, participación y administración en las gestiones económicas en la industria turística de los militares cubanos.  Las Fuerzas Armadas es la Institución menos transparente y más autoritaria que tiene Cuba. La sociedad cubana no necesita Fuerzas Armadas. Una solución sostenible y económicamente revolucionaria para impulsar el crecimiento de la economía es desmantelar y descontinuar las Fuerzas Armadas en su totalidad.  Transferir los recursos, el capital humano y financiero de las Fuerzas Armadas a la creación de infraestructura para el turismo, viviendas, alcantarillados, recuperación de la capacidad hidráulica en Ciudad de La Habana, y reciclaje. De esta manera el Estado pudiera emplear y transferir a la mayoría de los miembros activos de la F.A.R a la esfera de los servicios y en obras constructivas de vital importancia económica a la vez que se evitarían desajustes sociales./

B)  Apuntes Para la Transición a un Modelo Sostenible a la Luz del Derecho de Propiedad Cubano

El primer objetivo en la regulación de los mecanismos del mercado en las funciones del Estado a juzgar por la lectura del documento “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista es:

1) Proporcionar a los actores económicos de las diferentes formas de propiedad y gestión condiciones similares de acceso a los mercados de sus producciones e insumos.

Paradójicamente el primer objetivo que clama “proporcionar condiciones similares” a las diferentes formas de propiedad es expresa y bochornosamente infringido por el propio modelo económico ofrecido en la conceptualización.

El mínimo regocijo proporcionado por el uso de la palabra “propiedad privada” en la página 29 para describir una de los tipos de propiedad reconocidas en el modelo económico se evapora en la página 30.  Los autores del modelo despojaron a los pequeños negociantes del derecho a defender su propiedad al expresamente negarle personalidad jurídica a sus pequeños negocios en la página 30 primer párrafo del documento. Negarles personalidad jurídica condena a humillantes y desiguales condiciones legales y económicas a los pequeños propietarios con el resto de los propietarios. También, es de destacar el abandono de la palabra “propiedad privada” para en su lugar usar el ambiguo concepto de “Propiedad personal” (este tipo de propiedad posee menor protección jurídicas que la propiedad privada) en el documento titulado “Acepción de Algunos Términos Utilizados en la conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista  y en las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social Hasta el 2030” bajo su apartado 4 “Relaciones de propiedad sobre los medios de producción”.

Además, se limita la propiedad privada de las personas naturales cubanas a “empresas medianas, pequeña y micro escalas”. Les rogamos a los señores del Gobierno a que nos respondan ¿“A qué condiciones similares se refieren?

La Enciclopedia de Cuba en su tomo número 8 contiene un estudio del Economista Carlos Martinez Sanchez bajo el título “Rasgos y trayectoria de las producciones cubanas”, en su Segunda Edición, Enero, 1977, en Madrid, España.

Bajo el subtítulo: “La situación en la década de los 50” en la paginas 501 and 502 se pueden leer las siguientes conclusiones:

“Entre los grandes progresos de carácter social y económico que el país había logrado en 1959…”

a) Promulgación de una amplia y progresista legislación laboral y de seguridad social que amparaba a todos los trabajadores y que comprendía, derecho de sindicación y huelga, salario mínimo, contratación colectiva, descanso retribuido, seguro contra diversos riesgos y retiro. Los trabajadores organizados constituían el 59 por 100 de la población económica activa.

b)  Adquisición por capital cubano de unidades de producción poseídas por empresas extranjeras, principalmente en la industria azucarera. En 1939 había 56 centrales de propiedad cubana que elaboraban el 22 por 100 de la producción total de azúcar, mientras que en 1959 pertenecían a empresarios cubanos 121 centrales, que representaban el 62 por 100 de dicha producción (Énfasis agregado). En el mismo periodo, el número de centrales norteamericanos disminuyo de 66 que producían el 55 por 100 del azúcar, a 36, que elaboraban el 37 por 100. Según cálculo del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, entre 1929 y 1954 las inversiones directas norteamericanas en Cuba disminuyeron en 200 millones de dólares.

c) Aumento notable del número de agricultores cañeros paralelamente al incremento de las zafras. El número de colonos se elevó de 30.000 en 1938 a 62.000 en 1957.

d) Mejor distribución de los ingresos de la producción de azúcar como efecto de las medidas de regulación interna de la industria

El economista Martinez Sanchez afirmó que al final de los años 50 Cuba había superado el rubro del subdesarrollo debido a que “no padecía de proceso inflacionario, que el peso se mantenía  con el dólar, que la formación interna neta del capital representaba más del 13 por 100 del ingreso nacional y existía una adecuada infraestructura física y social.

El periodista Cubano Osmar Laffita Rojas público un artículo en Cubanet, el 24 de Febrero del 2014, titulado “El desastre de la ganadería en Cuba”, donde cita al Registro Nacional de Control Pecuario del Ministerio de la Agricultura, afirmando que el 2013 había 4 072 298 (más de cuatro millones, (énfasis agregado) de cabezas en Cuba. En la página 495 del mencionado tomo 8 de la Enciclopedia de Cuba nos confirma que a finales de los años 50 existían en Cuba alrededor de 6 millones de cabeza de ganado vacuno (Énfasis agregado).

En 1959 los cubanos eran propietarios privados de 121 Centrales y el pueblo tenía 6 millones de vacas. Cincuenta y ocho años después ningún cubano es propietario privado de un Central, y hay millones menos de vacas. Esta triste estadística se agravará como consecuencia de la propuesta en la página 29 al autorizar una modalidad de “inversión directa, extranjera” en el documento Conceptualización del Modelo Económico Socialista.

Los comunistas cubanos, el estado y el gobierno desean “promover” un concepto de propiedad privada totalmente extranjera y en la mejor tradición de su difunto líder Fidel Castro Ruz desean continuar el menoscabo y la degradación a los derechos de propiedad del pueblo cubano.  Esta nueva modalidad de inversión pudiera ofrecer a una persona o corporación foránea los derecho para ser propietario privado de un Central Azucarero en Cuba mientras los cubanos por el solo hecho de ser “cubanos” no pueden disfrutar de esa forma de propiedad, ni realizar similar inversión.

La razón detrás de esta discriminación económica es política. Los funcionarios del gobierno prefieren condenar a todo el pueblo cubano a la miseria por miedo a que existan cubanos ricos. Es una preferencia basada en el temor a perder el control económico que disfrutan gracias a un control político absoluto. Control político absoluto que disfrutan gracias al total dominio de los medios de producción y las fuerzas productivas en la economía cubana. La “doctrina” de los militares en el poder es sencilla: Utilizar al Partido Comunista, las Organizaciones de Masas, los medios de comunicación, la salud pública, la educación para ofrecer una ilusión de propiedad pública y contrato civil.   Mientras el verdadero poder económico radica en el Estado controlado por un grupo cerrado de militares aliados a la familia de los Castros.  Las ventajas de mantener al pueblo en un estado de perene incertidumbre financiera y destituido de grandes capitales es paralizar toda movilidad social de una prospera sociedad civil; y la función fiscalizadora de esa sociedad a las gestiones de un Estado que no ha respondido en 58 años a su pueblo. Los gobernantes cubanos no aceptan el modelo de los Comunistas Chinos de permitir ricos. No tiene la fortitud, la paciencia, ni la decencia. El objetivo es mantener el control político y poder económico. Los cubanos son rehenes de un grupo de cobardes que le temen al crecimiento económico del pueblo.

El objetivo número 6 en la regulación del mercado es:

6) Impedir que productores o comercializadores de tipo monopólico o de otra índole impongan condiciones contrarias a los intereses y principios de la sociedad, con independencia de la forma de propiedad o gestión.

Este objetivo es clara indicación que no existirá movimiento de mercado positivo después de la muerte o la salida del poder de Raul Castro y la transferencia de su corona al esposo de su hija, o a otro familiar que el escoja en los próximos meses. Este objetivo por si solo puede explicarle al mundo las razones por las cuales la economía cubana ha permanecido bulímica y está condenada al fracaso. El gobierno tiene como objetivo fundamental impedir el crecimiento mercantil de “productores y comercializadores”. En las sociedades donde el Derecho ordena las instituciones del Estado las Cortes son las que deciden si una un productor o comercializador monopoliza el mercado y afectan los intereses de la sociedad.

El pasado año 2016, la revista Forbes publicó una lista de los billonarios Chinos, en el número uno de la lista es el Sr. Wang Jianlin con 33 billones de dólares en el último lugar ocupando la posición 370 hay 30 personas todos empatados con un billón de dólares. Sophia Yan en un artículo en “CNN Money”en Mayo 27, del 2015 afirma que hay más de un millón de ciudadanos chinos que poseen más de un millón de dólares. El fracaso de la receta económica de los comunistas cubanos encabezados por los hermanos Castro es impedir la reproducción de millonarios cubanos.  Necesitamos producir 12 mil millonarios nativos para el 2021 y 75 mil millonarios hacia el 2030, en lugar de un grupito de militares y un Estado totalitario.

En Cuba en lugar de promover ricos, las autoridades en noviembre del 2016 trataron de acusar a la Abogada Independiente y Directora de Cubalex Laritza Diversent de “Enriquecimiento Ilícito” usando el viejo, mezquino, y arbitrario Decreto-Ley 149/94 (“Ley contra los Macetas”). La Directora de Verificaciones de la Fiscalía General Caridad Sabo afirmó al periódico Granma haber procesado a “487” personas en los últimos tres años, 37 % de los cuales eran trabajadores por cuenta propia. Esta noticia fue reproducida por la agencia EFE con el título “El gobierno actualiza la Ley contra los nuevos ricos/”.

El Decreto-Ley 149/94 tiene que ser abrogado como una expresión mínima de buena voluntad y respeto a los derechos de posesión de los ciudadanos cubanos. No debe existir una forma expedita de confiscación de sus propiedades sin las garantías procesales del derecho civil.  Las leyes se deben aplicar respetando las características legales intrínsecas al concepto de propiedad que vio sus origines en el Derecho Romano y es base del concepto de propiedad de todas las sociedad mercantiles modernas. El derecho a enajenar, disponer, usar y disfrutar las propiedades en similares condiciones, excepto por estrictos motivos de seguridad nacional no pueden ni deben ser infringidos. En ese sentido todo decreto-ley, órdenes, o resoluciones que contravenga ese concepto de propiedad deben ser abrogados. El Código Civil Cubano debe sustantivar ese concepto de propiedad y deben adjetivar esos derechos reafirmando lo procedimientos civiles que garanticen la protección de los propietarios. Esa es la única forma viable y sostenida para permitir el crecimiento de la economía cubana.

Los intentos del gobierno cubano por 58 años de diversificar la economía no han sobrepasado un saco de discursos, mentiras, y promesas incumplidas. Es hora de que por el bien de toda la nación permitan a las nuevas generaciones de cubanos traer nuevas ideas económicas y cumplir el viejo anhelo de convertir a la Mayor de las Antillas en un país desarrollado económicamente. El gobierno de los hermanos Castro intentaron matar el mononcultivismo azucarero y en realidad mataron la industria azucarera. Ahora diseñan un modelo económico basados en el mono-turismo para terminar matando la naturaleza cubana. Todos los cubanos hemos sido víctimas de las fantasías económicas anunciadas en discursos de “plátanos micro-jet que abastecerían el mercado cubano y se convertirían en un bien exportable”, de “Ciudades que sería la más funcionales del mundo”, de “producción de leche más cuantiosas que Holanda y Suiza gracias a vacas mágicas y programas ganaderos inoperantes”.

Los modestos éxitos en la industria Biotecnológica deben ser potencializados con una mentalidad de mercado apropiada que permita ofrecerle un suporte industrial a las innovaciones, descubrimiento y talento de los científicos cubanos. La diversificación de la economía cubana debe enfocarse como un asunto vital de seguridad nacional. El Estado debe estimular la inversión extranjera y la participación de toda la sociedad cubana en la infra-estructura industrial suportando y modernizando diversas industrias como las biotecnológica, niquelífera, cobalto, servicios médicos, deportes y recreación.

Se debe establecer una estrategia a largo plazo de un acelerado desarrollo constructivo de viviendas. La oposición cubana debe ofrecerle al pueblo cubano un mapa de construcción de viviendas en dos etapas:

1) 2018-2025 1millon de viviendas (con los más altos parámetros de belleza arquitectónica) Cuba debe recuperar su título de reina en el Caribe; y Ciudad de la Habana y Santiago de Cuba convertirse en las dos ciudades más emblemáticas de las Antillas).

2) 2025-2030 ½ millón de viviendas

El Congreso de la República propondría un impuesto tributario del 0.6 % por los primeros 10 años de pago de todo inmueble para mejorar la capacidad hidráulica. Tratamiento de aguas residuales, mantenimiento y mejoramiento de acueductos y alcantarillados.  Este impuesto tributario debe ser pagado por entidades extranjeras y nacionales.

Los redactores del documento conceptualización del modelo económico afirman en la página 47 del documento “han sido creadas las condiciones económicas y sociales, así como facilidades de acceso a los servicios fundamentales que incentive las permanencia y el retorno de las familias a las comunidades rurales.” No enumeran, ni explican que condiciones han sido creadas, porque esa afirmación al igual que el resto del documento es una sarta de mentiras y elucubraciones nocturnas. El éxodo del campo a las ciudades continuara, mientras el gobierno cubano continúe construyendo la economía sobre las “remesas de los cubanos en el exterior y el turismo”. Es necesario liberar las fuerzas productivas del campesinado cubano con una total libertad de mercado y con influjo de créditos frescos a largo plazo. Todas las cooperativas agrícolas estatales deben ser vendidas a particulares, y las tierras estatales deben ser vendidas a corporaciones cubanas y extranjeras con la condición sine qua non que se mantengan productivas. Las únicas tierras que se mantendrán en manos del Estado cubanos serán las destinadas a la conservación de especies faunísticas y forestales. También se permitirá la compra de tierra con motivos conservacionistas y ecológicos a entidades privadas cubanas y extranjeras.

La indemnización y devolución de tierras confiscadas por el Castrismo debe ser un proceso legal que tome en consideración el justo resarcimiento de las familias y corporaciones afectadas pero protegiendo y priorizando un futuro económicamente viable para Cuba. En este sentido toda devolución o indemnización debe exigir un periodo de gracia, y de re-inversión de capitales fijos en Cuba por 15 años.

ELOGIO DE LA CULTURA Y LA SOCIEDA CUBANA

Es necesario señalar la profunda consternación que leer estos documentos provocan para los que amamos la cultura y la sociedad cubana. Para llegar al futuro debemos tener un pasado. No pasó desapercibido la dolorosa omisión de los redactores del documento “conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista” de los valores de la cultura, y la ausencia de la más mínima referencia a algunos de sus muchos portavoces. El documento de marras solo menciona a los Sres. Fidel y Raul Castro Ruz en la introducción y conclusiones finales. En un documento que intentaba ser programático para la economía y la sociedad cubana hasta el año 2030 se menciona al apóstol de la Independencia Jose Marti en una oración por su apellido en conexión con el Sr. Fidel Castro Ruz. Similar a la descripción del libro “Rebelión en la Granja” del escritor George Orwell los puerquitos en jefe tratan de re-escribir la historia.

Es triste que los autores de dichos documentos no mencionaran a ninguno de tantas luminarias de las artes (Lam y Tomas Sanchez), la filosofía (Luz y Caballero, Varela, Varona,) la ciencia (Dr. Carlós J. Finlay y Dr. Manuel Limonta), los deportes (Kid Chocolate y Juantorena) por solo citar algún ejemplos de los tantos que han sido mensajeros de la cultura y la ciencia cubana por el mundo.  Quizás para los autores de esos documentos la cultura, el pasado y el futuro de Cuba se resumen en la existencia de los hermano Castro.

Es obvio que no puedan mencionar a escritores como Reinaldo Arenas, Severo Sarduy, Jose Lezama Lima, Virgilio Piñera, Guillermo Cabrera Infante, y Heberto Padilla al fin muchos de ellos fueron víctimas de persecuciones fálicas y absurdas; otros expresaron fuera de juegos cosas muy serias.

No deja de afligirnos que los autores de tales documentos a los que hoy regalamos una rosa blanca, una crítica constructiva con cascabeles en las puntas y extendemos una mano amiga pierdan tanto de Cuba.

Esa patria común donde chinos y norteamericanos lucharon en la manigua contra la colonia española.

Ese lugar telúrico donde el mestizaje es un caramelo que sube al cielo en los sonidos de tambores cantándole viejas canciones en Yoruba a los orishas Africanos, y un rezo vespertino a la Virgen del Cobre; baila entre las nubes. Esa Patria que sin derecho alguno niegan a otros por opinar diferente, o por ofrecer una alternativa económica y política para el futuro. Esa Patria de Todos.

Dada en Vero Beach, Florida a los 23 días de julio de 2017.

Lic. Leonel Morejon Almagro

 
Huelgas de hambre Vs. utilidad real de la acción PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 26 de Septiembre de 2017 10:41

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- Resulta cada vez más común en nuestros días la existencia de algunas personas que dicen estar en huelga de hambre –me refiero solo al contexto de los cubanos, algunos autodenominados disidentes, opositores, etc., otros sin definición exacta; aunque sí con propósitos migratorios y fines económicos–. Algunos logran mantener su promesa de abstención alimentaria por algún período, lo que origina graves trastornos metabólicos que ponen en peligro sus vidas; pero de otros, muchas veces no se vuelve a decir nada, por lo que infiero que no deben haber muerto como resultado de sus “huelgas”; sino que interrumpieron sus acciones en un breve período de tiempo, suficiente como para que no les ocasionara ningún daño, lo que demuestra no solo los conceptos erróneos que en torno a esta modalidad de lucha no violenta tienen los que la asumen, sino la inmadurez política que los hace actuar tan a la ligera.

Cuando alguien se impone a sí mismo la no ingestión de alimentos de manera voluntaria y con propósitos bien definidos de poner en evidencia una situación de injusticia, y de lograr la muerte si no consigue su objetivo – generalmente en relación con aspectos sociales y de naturaleza política–, entonces podemos decir que estamos en presencia de alguien que está en huelga de hambre. De más está precisar que no es sinónimo de ayuno, una práctica también voluntaria; pero consistente en una abstinencia de alimentarse por determinado período de tiempo prefijado, generalmente siguiendo instrucciones de naturaleza religiosa o filosófica como método de purificación corporal y espiritual; pero alejado de todo matiz de tipo político.

La huelga de hambre está considerada dentro de los métodos no violentos de intervención, específicamente de intervención psicológica, junto a los ayunos de tipo Satyagraha –neologismo utilizado por Mahatma Gandhi que significa insistencia en la verdad, fuerza del alma o fuerza de la verdad, y representa la lucha, la resistencia y la desobediencia civil realizadas de forma sistemática con objetivos ético-políticos bien definidos; aunque a su vez, con una dimensión espiritual–, con intención de lograr conversión, y los ayunos como presión moral mediante acciones de protesta y persuasión sin coerción.

Son célebres las huelgas de hambre protagonizadas a lo largo del siglo XX por los prisioneros republicanos irlandeses. Hacia 1917, una docena de hombres habían perdido la vida durante estas acciones de protesta. La huelga de hambre irlandesa de 1981 fue la culminación de cinco años de protestas durante la época de Los Problemas por parte de los republicanos irlandeses prisioneros en Irlanda del Norte. En el orden individual merecen destacarse las realizadas por el pensador y político de la India Mahatma Gandhi, la de la diplomática israelí Golda Meir, la del pastor religioso Lucius Walker, y en el contexto de Cuba las más de veinte realizadas por el líder disidente Guillermo Fariñas.

He mencionado unos pocos ejemplos concretos de líderes de diferentes partes del mundo y de diversa orientación política y social con la intención de destacar que se trata de personalidades, las que por su arraigo popular, o por su marcado énfasis en la vida social y política de determinado país o territorio, pudieran provocar, mediante sus acciones de protesta de este tipo, un verdadero impacto trascendente ante la comunidad internacional, esto es, lograr cierto matiz de carácter mediático para lograr concretar sus fines y propósitos.

Sin embargo, en nuestros días, esta modalidad de forma de lucha no violenta se está tomando muy a la ligera por aquellos que, careciendo de la cultura política necesaria, por cualquier motivo – muchas veces de carácter personal y sin tener implicaciones de naturaleza sociopolítica– dicen estar en huelga de hambre, algo que siempre he puesto en duda, por cuanto después no se vuelve a decir nada en relación a su estado de salud, al logro de sus objetivos, a los días en que permanecieron en abstención, etc., lo que da lugar a la no confiabilidad respecto a la continuidad de la llamada huelga.

Me refiero concretamente a las acciones de este tipo que han realizado varios migrantes cubanos en tierras panameñas y de otros sitios de Latinoamérica con el objetivo de que se les permita continuar su travesía rumbo a Estados Unidos, lo que merece un análisis independiente, por cuanto, la emigración de protesta, y no como evasión, constituye también un modo de lucha no violenta; no obstante, habría que analizar los verdaderos móviles y las actitudes posteriores de los que emigran como para poder considerarlo dentro de las formas de lucha.

Cada cual es libre de hacer lo que entienda que sea correcto, por eso desde el punto de vista filosófico está el libre albedrío humano, categoría en relación directa y supeditada al predeterminismo y a las leyes kármicas, y que le ofrece al hombre esa libertad para emprender responsablemente acciones, ya sea para su bien o para su mal. De modo que toda acción genera una reacción, ya sea positiva o negativa para sí o para los demás. 

En este sentido es cierto que sus acciones están generando reacciones, cuyo resultado concreto no es otro que llamar la atención, una vez más, de la comunidad internacional en torno a la compleja y dramática situación del pueblo cubano y hacia su despótico régimen, pero esto ya es un hecho innegable, esto lo consiguió triunfalmente Fariñas, quien estuvo a punto de ser mártir. Ya no hay nada nuevo que mostrar al mundo que no esté mostrado y que el mundo no sepa. No es necesario arriesgar sus vidas para reafirmar la existencia de un régimen dictatorial, la ausencia de libertades, la violación de derechos humanos y el historial criminal de sus líderes.

Estamos en el siglo XXI, al parecer los tiempos de mártires que se inmolaban por un ideal quedaron en la historia. Nuevas modalidades de lucha se imponen en estos duros tiempos, y no creo que el ayuno prolongado esté entre ellos – al menos ocupando un papel protagónico– para lograr transformaciones sociopolíticas definitorias y contundentes capaces de acabar con el peor de los males de la contemporaneidad: el comunismo.

El catedrático y político estadounidense Gene Sharp hace referencia a ciertos   métodos de no-cooperación social, los que pudieran ser utilizados para lograr mejores resultados concretos en el orden práctico que la llamada huelga de hambre. Sharp insiste en: no pertenecer, no acudir, no dar recursos, no participar, acciones que incluye en la categoría de boicot, además de la huelga – y no precisamente la de hambre– como expresión máxima: no trabajar, no ayudar, no dar recursos. En estos métodos se incluyen el boicot social, la no colaboración en acontecimientos, tradiciones e instituciones, suspensión de actos, huelgas estudiantiles, retirada de instituciones sociales, retirada del sistema social, desaparición colectiva y la emigración de protesta. 
(Consúltese “Métodos de acción No-violenta”, de Gene Sharp, y “Taller de desobediencia civil: Acción directa no violenta”, del Movimiento de objeción de conciencia de Madrid).

No cooperar significa no hacerse copartícipes de los desatinos de una caduca dictadura comunista, que aun muerta, se resiste a su no existencia –el temor al no existir–, lo que lleva implícito la renuncia a la participación en todas aquellas acciones que sean convocadas por el régimen como: reuniones cederistas y del “poder popular”, votaciones fantasmas por los diputados de barrios, asambleas sindicales, cotizaciones de las organizaciones masivas, participaciones en marchas y desfiles, entre otras tantas formas.

Si todos los que dicen estar en desacuerdo con el sistema y todos los que se encuentran en situaciones de penurias económicas, –que es la mayoría de los cubanos– practicaran el principio de la no cooperación con el régimen se lograría paralizar al país, y para eso es preciso estar vivos y fuertes, y las huelgas de hambre, que se están asumiendo de manera tan rutinaria, pudieran – cuando se practican hasta las últimas consecuencias, como en el caso de Fariñas– comprometer la vida de los practicantes, quienes son necesarios vivos para enfrentar los retos y desafíos de estos duros y complejos tiempos.

 
Luisa Ortega Díaz, la verdadera fiscal general de Venezuela PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 19 de Septiembre de 2017 16:12

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- Si José Martí hubiera vivido en estos tiempos, o si la Dra. Luisa Ortega Díaz, la valiente fiscal general de Venezuela – y no escribo ex-fiscal, a pesar de haber sido destituida de su cargo recientemente, porque no reconozco tal destitución por un organismo ilegal e inconstitucional– hubiera vivido en los tiempos de Martí, el noble escritor y político cubano le hubiera dedicado un ensayo, una crónica, o al menos, un breve artículo; pero de lo que no debe haber dudas, es de que la agudeza de su mirada, con aquella visión futura, quasi profética, y su pensamiento, de firmes convicciones y total entereza, se enfocarían en el actuar de la enérgica mujer que ha sido capaz –desde la humildad a pesar de su jerarquía, sin las pretensiones de un protagonismo merecido y finalmente ganado; pero sí con la certeza de un definitivo triunfo de la democracia, de los derechos de los venezolanos y de la restitución del orden constitucional de su patria– de enfrentarse a la dictadura venezolana, y de manera particular, a su presidente Nicolás Maduro.

Acudo de manera recurrente a José Martí, no solo por ser un apasionado defensor del pensamiento del autor de Versos Libres; sino porque en su tiempo fue uno de los cronistas más activos, y se refirió a los más disímiles temas, tanto de la política y de la sociedad, de la ciencia y el arte, de la filosofía y de la religión; amén de valorar con agudeza y sentido crítico a las más importantes personalidades de su tiempo.

Recordemos sus ejemplares ensayos y escritos dedicados a los filósofos Emerson, Alcott y Marx, al científico naturalista Darwin, al escritor Whitman, a los líderes religiosos Henri W. Beecher, Edward McGlynn, y muy especialmente el que hace referencia a la pensadora inglesa Annie Besant por motivo de su visita a los Estados Unidos, cuyo texto ha estado presente en mi pensamiento en la medida en que transcurren estos difíciles días para la jurista venezolana Luisa Ortega, muy distante en tiempo, estilo, profesión y pensamiento, de la también Doctora Honoris Causa en Leyes, Annie Besant, pero con un elemento en común, el sentido de la justicia y el deber de proclamar la verdad ante el mundo.

Besant adquirió su protagonismo durante la primera mitad del pasado siglo XX. Estuvo vinculada a la vida política de la India, país donde fue miembro de su parlamento, y fue defensora de su independencia junto a Gandhi, a pesar de ser de origen inglés, o como ella misma diría: irlandés. Ortega Díaz se alza en pleno siglo XXI contra una de las más terribles dictaduras del momento, y denuncia al presidente venezolano por crímenes de lesa humanidad y narcotráfico.

De modo que si el Apóstol cubano estuviera, al menos físicamente entre nosotros, con seguridad ya habría dedicado un colosal escrito a la luchadora venezolana; pero siendo prácticos, y como esto no podrá ser, y me siento en deuda con Luisa Ortega por haber permanecido en silencio, a pesar de tenerla siempre en mi pensamiento, es que me decidí a escribir sobre la inmaculada mujer que tiene temerosos a muchos de los protagonistas y defensores del régimen venezolano con sus bien fundamentadas acusaciones; aunque como es lógico, jamás podré aproximarme a ese estilo único de José Martí, pleno de un barroquismo extraordinario, ni a ese saber decir con los dotes de todo un aristócrata de la palabra, a pesar de su sencillez y su humildad.

La destitución, una vez que la llamada Asamblea Nacional Constituyente entró en acción, ha sido uno de los actos más siniestros cometidos por el régimen dictatorial de Maduro en los últimos tiempos. La fiscal general se negó a reconocer el último invento del régimen, y no solo esto, sino que se pronunció de manera enérgica contra lo que considera un acto fraudulento, algo que hizo no solo desde la óptica de su aguda apreciación, sino basada en una hipótesis fundamentada desde el punto de vista legal, apoyada con datos y denuncias de una empresa procesadora de datos involucrada en el escrutinio de la constituyente.

Esta denuncia ha sido capaz de hacerla desde su propia patria, aun con la certeza de que se enfrentaría a la persecución y a las amenazas del régimen, y que estaba exponiendo al peligro su propia vida. Más tarde desde Colombia, a donde primero se tuvo que refugiar, toda vez que su morada fuera allanada y supiera que se le estaba preparando su desaparición, continuó su denuncia con conocimiento de causa, y desde la perspectiva de la legalidad y lo jurídico, al ser considerada una experta en estos asuntos, dada su condición de doctora en leyes, y su cargo como fiscal general de Venezuela.

Esta mujer que ha demostrado una voluntad y una firmeza envidiables, se alza como un símbolo de la lucha del pueblo venezolano, y como un estandarte de la ética y el profesionalismo. Su histórica intervención el 23 de agosto en la reunión de fiscales de Mercosur, promovida por la Fiscalía de Brasil, constituye un alegato que ha marcado pautas definitorias ante la comunidad internacional en relación con el difícil drama del pueblo venezolano. Allí se refirió a la escases material de su pueblo, a las deficiencias de su sistema sanitario, a la corrupción de su gobierno, y creó las bases para un urgente accionar de la comunidad internacional que permita la captura del dictador Maduro, y su sentencia definitiva por los crímenes y violaciones que fundamentó con precisión y maestría.

De traidora la han acusado los seguidores del régimen de Maduro. Denunciar lo mal hecho y proclamar la verdad en todas partes no es traicionar. En cambio, situarse al lado del chavismo-madurismo constituye una ofensa a los ideales de Bolívar, a quien no traicionó.  “No tengo miedo, estoy dispuesta a enfrentar lo que sea para defender los derechos de los venezolanos”. (…) “Por estar al lado de las calamidades que está pasando en este momento el pueblo de Venezuela yo estoy dispuesta a sacrificar lo que sea”, han sido algunas de sus declaraciones en pos de la causa venezolana.

Pero los que no actúan y se mantienen en las penumbras del silencio, solo observando y criticando a aquellos que como la Dra. Ortega han experimentado la madurez política necesaria para asumir definitivamente su rol, también le han lanzado sus envenenados dardos. Se le ha acusado además de chavista y nos incitan a remitirnos a un pasado, en el que la valerosa mujer se opuso a las declaraciones de la relatora especial de la Organización de Naciones Unidas, ONU, Gabriela Knaul sobre la independencia de los jueces y fiscales en Venezuela.

Durante la vigésimo sexta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrado en Bruselas, en 2014, es cierto que se mostró defensora del chavismo al exponer sus opiniones en relación con el delicado tema de los derechos humanos en su país, lo que no le da derecho a nadie para atacarle. Hemos de vivir en un eterno presente, y lo cierto es que el presente de Luisa Ortega es digno de admirar al haber experimentado un viraje en su pensamiento político y en su proyección jurídica.

No obstante, en todos los hombres está latente la capacidad de evolucionar en todos los sentidos, y la madurez política no tiene lugar en un instante, sino que adviene como consecuencia de un natural proceso de desenvolvimiento intelectual que culmina con un viraje radical y renovador. Es esto, justamente lo que ha ocurrido en esta ejemplar mujer, que ahora le llaman de manera despectiva los simpatizantes del régimen madurista, turista mundial. Un turismo consistente en una evasión necesaria hacia Colombia, por cuanto, su vida corría peligro ante las amenazas de la dictadura, o la asistencia a una reunión convocada por los juristas brasileños, en la que denunció ante el mundo las implicaciones de la alta cúpula del gobierno de su patria en la corrupción y el narcotráfico, o responder a una ronda de preguntas en las cadenas televisivas de los Estados Unidos, país donde se encuentra actualmente, y donde asume sus gastos sin ser financiada por nadie, según sus propias declaraciones.

Desde la perspectiva de esa interiorización de su derecho individual por encima de todas las cosas, y al propio tiempo, respetando el derecho ajeno, Luisa Ortega se ha convertido, tal vez, sin ser consciente de esto, en una fiel exponente del liberalismo libertario moderno, algo que deberá tenerse en consideración al referirnos a su trayectoria dentro de la oposición venezolana.

Fue nombrada por la Asamblea Nacional – de mayoría chavista-  como fiscal general, en 2007, puesto que desempeñó por una década hasta su reciente separación por la Asamblea Nacional Constituyente. Desde su cargo, y su postura como jurista, alertó de la ruptura del orden constitucional cuando dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le usurparon los poderes al Parlamento venezolano a finales de marzo. Desde entonces, sus denuncias no cesaron, pronunciándose contra el régimen por las violaciones de derechos humanos. De igual manera condenó y no reconoció a la Asamblea Constituyente, lo que considera el paso determinante para la instauración de un nuevo gobierno de facto y un duro golpe contra la constitución.

En los momentos de mayor tensión política, mientras se fraguaba el engendro madurista sobre la nueva constitución, miles de venezolanos protestaban en las calles, más de un centenar de jóvenes eran asesinados, y la opinión internacional se proyectaba de modo enérgico contra el gobierno de Maduro, pensé que la fiscal tenía sus días contados. Karma, dirían los hinduistas y budistas, destino, los católicos cristianos, suerte, los ateos y gente común. De cualquier modo, al parecer no estaba predeterminada su muerte, y la valiente mujer logró burlar a Maduro y su gente, y con su libre albedrío, cual símbolo de una libertad añorada y necesitada de todo un pueblo, salió de su patria pues se veía forzada a cambiar de casa cada noche ante el presagio de una inminente muerte o desaparición.

“Tengo una persecución permanente, en mi casa, los sitios por donde me desplazo”. (…) “Yo no sé qué oscuros propósitos y qué oscuros planes puedan ellos tener, no solamente privarme de mi libertad, sino también privarme de mi vida”, ha declarado.

La intachable señora que con clase y estilo, y a su vez sencillez innata, les ha dicho las verdades frente a frente, y las ha proclamado ante el mundo, ha sido la promotora para la oficialización de una orden de captura por parte de la INTERPOL. Si el asesino y narcotraficante sigue haciendo de las suyas en la patria de Bolívar, solo podrá hacerlo allí. Si da un paso fuera del territorio venezolano tendrá que vérselas con la justicia, y también esto es algo que debemos a la jurista y luchadora por los derechos humanos de los venezolanos.

Cuando esta odisea finalice – algo que nadie sabe en realidad, y cualquier pronóstico, incluido el que el propio autor de estas líneas ha expresado, es pura especulación, y nada deberá sorprendernos si tenemos en cuenta el caso de la dictadura comunista cubana con más de medio siglo de existencia– los nombres de Chávez y Maduro pasarán a engrosar el listado de tenebrosos dictadores de la historia continental, los de algunos de los líderes de la oposición pasarán al merecido lugar que les corresponde; pero el de Luisa Ortega Díaz, la fiscal general de Venezuela, ocupará un espacio permanente en la historia de la lucha pacifista y la resistencia del pueblo venezolano.

 
Solidaridad hacia venezolanos Vs. indiferencia hacia cubanos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 31 de Agosto de 2017 13:32

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- La comunidad internacional está dando grandes muestras de solidaridad hacia el pueblo venezolano que sufre una crítica situación como consecuencia del gran conflicto político generado por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro.

La imposición de un nuevo “orden constitucional” – considerado ilegal y no reconocido por un conjunto de naciones e instituciones del mundo –, el marcado incremento de la represión, las carencias extremas de alimentos y medicinas, las constantes manifestaciones de la oposición, y de forma general, de la mayoría de la población, y de manera particular, las muertes ocurridas durante las acciones de protesta – que incluyen más de un centenar de jóvenes pacíficos-, ha sido más que suficiente para que desde todas partes del mundo tengan lugar pronunciamientos de apoyo incondicional al pueblo venezolano, al propio tiempo que se proyectan contra el corrupto y sanguinario régimen de Nicolás Maduro.

Esto debe ser motivo de una reflexión y análisis profundo, por cuanto, vale que reconozcamos todas esas muestras de hermandad que demuestran el grado de comprensión del fenómeno venezolano por parte de aquellos que han asumido actitudes dignas en este sentido, algo que comparto plenamente, y desde mi posición y de la manera en que se y puedo hacerlo, también me he situado al lado de los venezolanos, lo que supone una oposición a su régimen y de manera particular a su presidente.

No obstante, he estado cuestionándome algunos aspectos que quisiera comentar con la esperanza de que puedan llegar al corazón de unos y al pensamiento de otros, pero de cualquier modo, llegar para ejercer su influencia en esa sensibilidad innata a la condición humana.

En primer lugar creo que existen reacciones muy diferentes si se compara el comportamiento de todos los organismos internacionales, instituciones, personalidades, mandatarios, etc., en su actitud hacia el gran conflicto venezolano y la ya quasi eterna agonía cubana.

Recordemos que las lamentables muertes recientes en Venezuela han sido numerosas, es cierto, pero jamás será comparable a los miles de cubanos que han muerto durante décadas en sus terribles travesías por el mar, y más recientemente, a través de las selvas centroamericanas. En ambos casos el elemento desencadenante es el mismo, aunque en contextos diferentes. La existencia de un régimen comunista totalitario con una fuerte maquinaria represora es el elemento común en ambas naciones, algo que la comunidad internacional debe repudiar con la misma fuerza.

Algunos podrán afirmar que se trata de diferentes circunstancias, y esto es cierto; pero de cualquier modo, no resulta comparable el número de víctimas de la isla caribeña con el de Venezuela, y no solo el total de vidas perdidas; sino la persecución mantenida hacia todo aquello que se aparte de los cánones establecidos por la dictadura comunista de Cuba durante casi seis décadas, algo que resulta mucho más trascendental si se le compara con las acciones represivas del gobierno venezolano durante su etapa de Revolución Bolivariana a partir de 1999 con la asunción del poder por Hugo Chávez.

Téngase en cuenta que el drama venezolano ha alcanzado su clímax en los últimos años a diferencia de la agonía cubana, la que se inició justamente con la toma del poder por el dictador Fidel Castro y sus acólitos barbudos, quienes comenzaron la brutal aniquilación de cientos de cubanos a través de fusilamientos masivos dirigidos por un guerrillero extranjero que sigue siendo motivo de veneración en Cuba.

En lo adelante no ha habido una tregua para los cubanos. El éxodo masivo hacia los Estados Unidos y otros países, la escases de alimentos y medicamentos, la marginación y el ostracismo de aquellos considerados desafectos al régimen, la hambruna con sus consecuencias permanentes para la salud de muchos durante el llamado período especial, entre otros ejemplos, constituyen pruebas que demuestran la crueldad de una dictadura que se ha mostrado victoriosa ante cada una de las acciones arremetidas contra los cubanos.

Sin embargo, actualmente la comunidad internacional se ha mostrado con cierta frialdad ante el drama cubano. No ha existido un sentido de unidad por parte de los países de América Latina mediante la cual se pronuncien de manera enérgica contra las atrocidades del régimen castrista; algo que en otros tiempos fue diferente y países como Costa Rica y México – por solo citar dos ejemplos contundentes– hace solo unos años llegaron a la ruptura transitoria de sus relaciones diplomáticas.

La reunión extraordinaria convocada con urgencia para realizarse en Perú a pocas horas de la puesta en marcha de la constituyente de Maduro, con el no reconocimiento de su legitimidad por un considerable número de países, es una muestra del reconocimiento prioritario al dramático caso venezolano; algo que no sucede con Cuba, un país donde cada semana son golpeadas y encarceladas decenas de mujeres que de modo pacífico marchan intentando asistir a misa, donde cada día son amenazados, detenidos, golpeados y puestos en prisión miembros de organizaciones opositoras, donde se ha desatado una persecución desmedida hacia reporteros y comentaristas independientes, y donde todos los ciudadanos son sometidos a un estricto control por parte del régimen, sin que olvidemos la lamentable situación económica del pueblo cubano que ha estado sufriendo las carencias de alimentos y medicamentos.

Sin embargo, con el gobierno comunista cubano – a pesar de conocerse sus serias implicaciones en el narcotráfico, su papel ideador, controlador y ejecutor en todo lo referente a la situación venezolana, y sus oscuros lazos con naciones patrocinadoras del terrorismo–  se establecen diálogos, se desarrollan convenios y se mantienen lazos oficiales que lejos de aislarlo y mantenerlo en el lugar que merece, le ofrecen cierta perspectiva de proyección internacional, a diferencia de los enérgicos pronunciamientos que desde todas partes del mundo han facilitado el aislamiento total del régimen de Nicolás Maduro.

Así las cosas, mientras en Cuba las multitudes luchan por sobrevivir, las grandes instancias internacionales y los gobiernos democráticos del mundo se olvidan demasiado de los cubanos al darle prioridad a otros conflictos, los que sin duda, son importantes y merecen su apoyo; pero no debe descuidarse jamás la crítica situación económica, social y política de la mayor de las Antillas.

Mientras el mundo entero se pronuncia en contra de Maduro y su Constituyente, en La Habana, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, ICAP – una institución fantasmal, de la que solo se tiene noticias de manera muy esporádica y en caso de simulaciones como estas–, se convocó a una marcha en apoyo al gobierno venezolano y a su líder Nicolás Maduro.

Un grupúsculo de unas trescientas personas forzadas a la acción desfiló por solo unos quince minutos por la céntrica calle G, conocida como Avenida de los Presidentes, como muestra de una complicidad de la que también el mundo sabe; aunque muchos prefieren guardar silencio, y mantenerse al margen de lo mal hecho, como si todo se le pudiera dejar al destino…

 
Estatismo mental inducido, otro de los males del comunismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 25 de Agosto de 2017 17:49

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-

Naples. Estados Unidos.- De manera cíclica, como si se acudiera a ciertos designios cósmicos y a las influencias astrológicas, y por qué no, a la consulta de formas ancestrales pseudorreligiosas tan populares en Cuba, los gobernantes de la isla asumen ciertas posturas, y toman estrictas medidas que nos permiten poder percibir el estado de inseguridad por el que atraviesa un régimen en franca decadencia.

El temor a desaparecer en la nada para dejar un espacio vacío que con posterioridad, y por ley lógica, será asumido a modo de reemplazo inevitable, resulta patente en cada una de las acciones que los legendarios líderes históricos de la dictadura y sus seguidores emprenden con frecuencia.

De manera particular este temor se hace mucho más notorio cuando se trata de aspectos que tienen que ver con la esfera intelectual de los hombres. Al régimen le preocupa mucho más una reunión de intelectuales y librepensadores que la existencia de un grupo armado. En el primero de los casos se trata de la generación de ideas que pueden perdurar a través del tiempo y ejercer una influencia decisiva en la mente de grandes sectores poblacionales, a diferencia del segundo caso en que, lo emotivo juega un papel predominante muy por encima del intelecto, y una vez detectado el hallazgo se procede a su eliminación a través de la represión, con lo que  termina un hecho que al cabo de unas semanas será olvidado.

Por estos días no solo se arremete contra las Damas de Blanco que en su tradicional peregrinación intentan llegar a la celebración de la santa eucaristía, o contra los miembros de la UNPACU que continúan haciendo lo que pueden en la región oriental de la isla; sino que se pretende boicotear todo intento de información “subversiva”, para lo que han tomado las más estrictas medidas de control y se han lanzado a la práctica de ataques cibernéticos para impedir la entrada de información a través de Internet.

Las amenazantes palabras del vicepresidente Díaz-Canel – tan popular por estos días– en relación con el cierre definitivo del sitio web OnCuba durante una reunión del Partido Comunista de Cuba, es un ejemplo en este sentido. El diversionismo ideológico, las campañas mediáticas y los ataques ciberespaciales vuelven a centralizar la caduca retórica de los viejos comunistas de la isla, los que al parecer caen en pánico cuando creen poder ser invadidos por la información a partir de las tecnologías modernas.

Sin embargo, la perspectiva del temor de los regímenes totalitarios ante la posibilidad de que la información real del acontecer mundial llegue a los ciudadanos que mantienen bajo su dominio debe cambiar. No se trata de una supresión del temor; sino de un sutil cambio de cualidad al asumirlo.

Lo que ocurre en el mundo les llegará de cualquier modo, independientemente de las pretensiones al bloquear páginas, sitios, o cualquier otro medio o modo que, a través de Internet pueda penetrar más allá de las delimitadoras murallas prohibitivas que han logrado mantener a través de los años. Mediante el dominio y el estricto control se cometen las más atroces violaciones a las libertades individuales de los hombres, pero siempre habrá formas de poder llegar con el mensaje renovador de aquellos que tienen la posibilidad de expresarse libremente, y de tramitar formas para difundir los hechos más significativos que se intentan ocultar.

De modo que el régimen cubano debería estar al tanto, no solo de la información que inevitablemente llegará; sino de lo que pudieran hacer los hombres con esa información, y como sería asimilada por ellos. Para eso crearon las condiciones desde los primeros años del llamado proceso revolucionario cubano a través de un adoctrinamiento que condujo a las multitudes a la sumisión total, fenómeno resultante de esa condición de estatismo mental inducido, del que resultará muy difícil salir, por cuanto, presupone una total transformación de la mente humana, lo que algunos pensadores actuales han llamado la regeneración mental del hombre.

Las estáticas mentes de las grandes multitudes no están aptas para asimilar los textos de carácter analítico, es decir, aquellos que se supone, los hagan reflexionar. Es justamente un bloqueo de esa posibilidad reflexiva lo que acontece en una mayoría que ha recibido la influencia gradual y sistemática de un proceso de adoctrinamiento que los ha llevado al estatismo mental, de ahí, que la mayoría de los lectores no se detengan en este tipo de escritos, los que lamentablemente pasan “sin penas ni glorias”, para a cambio sumergirse en todo aquello que tiene que ver con el aspecto emotivo a través de las sensaciones.

Las célebres frases acerca de “no tener que estar pensando mucho”, “solo para desconectar un poco”, “no me gusta complicarme mucho”, “no me interesa tanto la política”, o “esto es demasiado complicado para mí”, son realidades innegables, y son la consecuencia directa de esa labor solapada; pero mantenida durante décadas, lo que determina los condicionamientos de la mente y su marginación a un estado de inercia, condición de la que muchas veces no se puede salir a pesar de los intentos por experimentar un cambio de actitud.

Esto justifica, en cierta medida, el por qué de la preferencia por todo aquello que se le ha denominado el amarillismo en la prensa, o en los medios, para ser más abarcadores, lo que incluye actualmente las llamadas redes sociales, que para bien o para mal, invaden el mundo, cual indetenible plaga. Resulta más llamativo para esas multitudes de mente inerte el número de víctimas de un atentado terrorista que el análisis acerca de los móviles del hecho, y de igual modo, se prefiere ver las imágenes – por muy fuertes y dolorosas que puedan ser (recordemos el aspecto emotivo al que ya hice referencia) – a través de fotos y vídeos, que leer un buen escrito que intente explicar los posibles orígenes, las consecuencias y las acciones para evitar futuros daños, o detenerse en algunas palabras reflexivas difundidas por algún líder religioso o  reformador social o político sobre el tema, es decir, aquello que debe poner a “funcionar” al intelecto, y a lo que el hombre adoctrinado le hace una resistencia inconsciente, con lo que continúa su enajenación que facilita la consumación de un círculo que promete no terminar, y que lo sigue sumergiendo cada vez con más ímpetu en estos estados de estatismo.

Los sistemas totalitaristas tienen establecidos ciertos cánones para garantizar la total sumisión de aquellos que han de vivir bajo su dominio. El adoctrinamiento a través de un sistema educacional único, al que de manera obligatoria han de acudir todos los ciudadanos desde etapas bien tempranas de sus vidas, constituye pues, una de las tantas formas de poder ejercer un poderío que contribuirá, a mediano y largo plazo, a conservar una condición de estatismo – el término es utilizado en filosofía y psicología política– a partir de una inercia mental inducida.

Manipulando la mente humana se puede lograr, no solo la obediencia que los hace ovejas sumisas, sino que las multitudes adoren a los dictadores, a los que ven como grandes héroes en el menor de los casos, pues con frecuencia les confieren un carácter semidivino y sobrenatural, lo que recuerda a los hombres-dioses de las epopeyas homéricas, esto es, los ven como dioses, que cual avatares de la Divinidad, han de ser venerados. Recordemos de manera particular los casos de Hugo Chávez, quien es adorado en ciertos sectores venezolanos bajo el nombre de San Hugo Chávez, y en el caso de Cuba, la adoración sin límites hacia Fidel Castro, el dictador más cruel del hemisferio occidental, a quien muchos, a pesar de estar inmersos en un ateísmo acérrimo lo declaran su único Dios.

De modo que no debe ser motivo de tanto temor la llegada de un caudal de información a la población cubana. Lamentablemente la mayoría no sabrá qué hacer con dicha información. El estatismo mental inducido se ha establecido, al parecer, para quedarse por un buen tiempo, aun cuando ya no estén los responsables de esta total inercia.

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 8 de 281