A dos días del congreso del partido, Raúl Castro "truena" nada menos que al ministro de las Fuerzas

El Consejo de Estado cubano nombró este jueves como nuevo ministro de ...

Guillermo Lasso aseguró que en su primer día como presidente de Ecuador reducirá los impuestos

Tras imponerse en la segunda vuelta de las elecciones el pasado domingo, ...

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró que Cuba no tiene “verdaderas vacunas” contra

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró este miércoles su alerta ...

Joe Biden anunció la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán: “Es hora de acabar con la

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles la ...

Partidos indicam os 11 senadores titulares da CPI da Pandemia contra Bolsonaro

No Senado, os partidos já apresentaram nomes dos integrantes da CPI da ...

Artigos: Cuba
La epidemia de Coronavirus y las elecciones en los Estados Unidos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 01 de Noviembre de 2020 00:44

Elecciones USA 2020. Aumenta récord de casos de coronavirus en EEUU

Por Jorge Hernandez Fonseca.- 

Mucho se ha especulado con relación al papel del presidente Trump en los inicios dela pandemia y las medidas que fueron tomadas. En este sentido someto a consideración tres aspectos diferentes sobre esto: primero, el presidente, bien al inicio de la llegada de la epidemia al país, estaba defendiéndose, en condiciones desfavorables (casi toda la prensa la tenía en contra) de un proceso de impeachment  en el Congreso y muy probablemente, esa defensa, como era de vida o muerte, fue prioritaria sobre otras cuestiones propias de su alto cargo.


La epidemia de Coronavirus y las elecciones en los Estados Unidos

Jorge Hernandez Fonseca

Octubre 2020

El inicio el año pasado de la actual pandemia, en China (cuando esto se escribe, todavía el Mundo está sometido a la pandemia del Coronavirus) sorprende a los EUA envueltos en un evento crucial para su presidente: el proceso de impeachment a que fue sometido entre fines de 2019 e inicios de 2020. Este proceso culmina, como ya se sabe, con la absolución de Trump de todas las acusaciones a que fue sometido y que provocaron el proceso en su contra. El Congreso juzgó al presidente, siendo que, la Cámara Baja lo encontró “culpable” de las acusaciones y el Senado lo encontró “no culpable” de las acusaciones, siendo así absuelto de los cargos. Esta absolución solamente se produjo en Enero del 2020, cuando ya la epidemia había comenzado en Estados Unidos y Europa, extendiéndose por el Mundo todo. No debemos quitar la responsabilidad que todo presidente tiene preparando su país para enfrentar una pandemia, que sólo fue decretada en Febrero por la Organización Mundial de la Salud, OMS. Sin embargo, hay que reconocer que en mismo inicio de la llegada del virus a EUA, su presidente estaba inmerso en un proceso que, para él, era de vida o muerte en la presidencia, el impeachment, que lo distrajo de otros menesteres.

Mucho se ha especulado con relación al papel del presidente Trump en los inicios dela pandemia y las medidas que fueron tomadas. En este sentido someto a consideración tres aspectos diferentes sobre esto: primero, el presidente, bien al inicio de la llegada de la epidemia al país, estaba defendiéndose, en condiciones desfavorables (casi toda la prensa la tenía en contra) de un proceso de impeachment  en el Congreso y muy probablemente, esa defensa, como era de vida o muerte, fue prioritaria sobre otras cuestiones propias de su alto cargo. En segundo lugar, fuera de los puntos de vista que Trump defendió sobre las medidas a tomar al inicio, rápidamente la Corte Suprema de Justicia decidió que las medidas deberían ser tomadas por los Gobernadores de cada estado y no por el presidente, lo cual no se debe responsabilizar al presidente con lo que sucede en cada estado. Y en tercer lugar, la declaración de pandemia mundial fue tomada muy tarde por la Organización Mundial de la Salud, OMS, siendo que --al inicio-- emitió señales confusas y contradictorias sobre la gravedad de la situación que se propagaba por el Globo.

Un factor que agravó en Estados Unidos la enfermedad y su peso social, fue la organización nacional de fuertes protestas de corte raciales debido al asesinato de un afroamericano a manos de la policía, manifestaciones que fueron politizadas contra el presidente Trump, por el simple hecho de ser este un año electoral. Las organizaciones que se pusieron a la cabeza de las manifestaciones, todas de corte declaradamente marxistas eran incentivadas por declaraciones de los líderes del partido demócrata, intentando tirar réditos de las protestas anti sistema, que muy pronto se tornaron violentas e inadecuadamente politizadas en contra de Donald Trump.

En las actuales circunstancias, el resultado electoral de Noviembre va más allá de una simple disputa partidista. El Partido Demócrata no solamente incentivó las protestas, como que también las politizó hacia la izquierda, con la esperanza de tirar réditos de las mismas en el panorama electoral. De manera que, el apoyo del Partido Demócrata a las revueltas organizadas y financiadas por marxistas declarados, comprometen a ese partido con una línea política muy peligrosa para el futuro norteamericano, donde los financistas del orden mundial instaurarían su política de comando único mundial y donde el timón no será nunca más del pueblo de los Estados Unidos en elecciones, pasando un comando financiero y globalista externo.

Última actualización el Sábado, 14 de Noviembre de 2020 19:47
 
EUA y el contexto de lucha ideológica internacional del Siglo XXI PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 03 de Noviembre de 2020 14:00

Estados Unidos: la hegemonía no termina de morir, la fase de dominación ya  ha comenzado | Blog | teleSUR


 

Por Jorge Hernandez Fonseca.-
Así, no es que muchos de los demócratas sean “comunistas”, es que son animados por postulados del marxismo cultural, que no es necesariamente comunismo, sino una serie de enunciados, todos provenientes del marxismo, que cuestionan, no ya la política capitalista, que saben derrotó al comunismo/socialismo, sino se oponen a las bases mismas de la sociedad occidental, como el cristianismo, la familia, la ética y la moral occidental, los problemas ambientales, los principios, entre otros, basados en postulados que supuestamente occidente se recusa a resolver, como el feminismo, la ideología de género, el medio ambiente, la inmigración, el derecho de las minorías, entre otros.
EUA y el contexto de lucha ideológica internacional del Siglo XXI.
La derrota del socialismo marxista leninista a lo largo del Siglo XX, sorprende al Siglo XXI con sólo un punado insignificante de países que profesan esa filosofía. En la práctica son solamente cuatro países que insisten en mantener una dictadura marxista leninista oprimiendo a sus pueblos: Cuba, Corea del Norte, China y Viet Nam. Los dos últimos países mencionados por su parte, y aunque en ellos gobierna una dictadura del partido comunista, han adoptado el capitalismo en su economía, lo cual tiene un fuerte olor a derrota ideológica, convirtiendo esos dos países en capitalistas con dictadura comunista en sus gobiernos.
Hay fuertes señales que tanto Corea del Norte como Cuba intentarán ir al capitalismo en sus economías, con lo cual terminarían los hasta ahora denominados “países comunistas”, remanentes de las más de una veintena de naciones en varios continentes que surgieron y se consolidaron durante el Siglo XX, comenzando por la Rusia de Lenin, que como se ha dicho sometió en un “imperio del mal” a más de veinte Naciones menores en su seno, incorporadas no como países, sino como parte del imperio soviético. Así, de la multitud de Naciones que sucumbieron al “canto de sirena” comunista, solo quedan dos, Cuba y Corea del Norte, más otras dos de “mentiritas”, China y Viet Nam, dos naciones realmente capitalistas, gobernadas por unos dictadores autodenominados “comunistas”, sólo para mantenerse como tiranos.
Es en este contexto que se libra la batalla interna entre el Partido Demócrata y el Republicano. Durante todo el Siglo XX se identificó al campo socialista liderado por la Unión Soviética y China, como siendo de izquierda. En el campo democrático la identificación era más compleja, porque en los países del campo capitalista se formaron partidos socialistas y comunistas que gobernaron democráticamente sin embargo, en general, había la clasificación derecha–izquierda, para definir el carácter socializante de los partidos y los países que gobernaban, así como de las tendencias de los políticos.
En la actualidad, que la izquierda marxista leninista ha sido derrotada, esta ha hecho una mutación para sobrevivir: ha cesado su lucha por la implantación de una sociedad comunista en los países, pero ha invertido tiempo, dinero y propaganda en difundir a profundidad una ideología anti-occidental, desdoblamiento que podríamos llamarlo “marxismo cultural” o “marxismo 2.0”. Esta nueva ideología se origina en los trabajos del marxista italiano Antonio Gramsci, profundizados posteriormente por la Escuela de Frankfurt, donde decenas de profesores marxistas establecieron una filosofía para la penetración y destrucción de la sociedad occidental “desde dentro”. Por todo eso, cuando nos referimos a las tendencias de los partidos norteamericanos antes y hablamos de izquierda y derecha, en realidad, hoy por hoy, no describen con exactitud sus posiciones, si las relacionamos con los conceptos del Siglo XX.
Así, no es que muchos de los demócratas sean “comunistas”, es que son animados por postulados del marxismo cultural, que no es necesariamente comunismo, sino una serie de enunciados, todos provenientes del marxismo, que cuestionan, no ya la política capitalista, que saben derrotó al comunismo/socialismo, sino se oponen a las bases mismas de la sociedad occidental, como el cristianismo, la familia, la ética y la moral occidental, los problemas ambientales, los principios, entre otros, basados en postulados que supuestamente occidente se recusa a resolver, como el feminismo, la ideología de género, el medio ambiente, la inmigración, el derecho de las minorías, entre otros.
En EUA este marxismo cultural ha calado hondo en los sectores intelectuales de su sociedad, así como en sus universidades, tanto como en numerosos políticos del partido demócrata, que Trump identifica como siendo socialistas. De manera que el enfrentamiento actual entre demócratas y republicanos en EUA, tiene un cariz más ideológico que político, estableciéndose entonces una diferenciación del tipo: marxistas 2.0 vs. conservadores.
Lo anterior desde luego no es solamente en EUA, Europa y toda la sociedad occidental que ha derrotado al comunismo marxista leninista también es atacado, por su alto nivel de vida, por lo bien sucedido que son sus sociedades, por el alto nivel de consumo y bienestar social alcanzado. El marxismo cultural no puede tolerar que la sociedad capitalista que tanto combatieron y criticaron, al cabo de cien anos de lucha los haya derrotado en la práctica, brindado a toda la sociedad un nivel de vida envidiable, contradiciendo todos los postulados marxistas y leninistas.
No hay un país central que haya tomado como bandera el marxismo 2.0, o marxismo cultural, sin embargo, si existe un esfuerzo internacional para sustentarlo como movimiento supranacional, basado en el reconocimiento del globalismo como fenómeno internacional, que quiere ser replicado a escala política entre los países, llevándolos a un gobierno mundial, soslayando las entidades nacionales.
Es en ese contexto que surge en diversos países de Latinoamérica sucesivos triunfos electorales de los partidos de centro y centro-derecha, como Macri en Argentina, PPK en Perú, Piñera en Chile, Duque en Colombia, Lenin Moreno en Ecuador y Bolsonaro en Brasil. Específicamente, en los Estados Unidos, surgió el fenómeno Donald Trump.

Noviembre 2020

 

Última actualización el Domingo, 08 de Noviembre de 2020 01:19
 
La posible victoria de Trump es mucho más que la derrota de la izquierda política PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 31 de Octubre de 2020 03:02

Donald Trump lanzó su campaña en busca de la reelección exaltando la  economía y criticando a los medios - Clarín

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

De manera que, el triunfo de Trump 2020 no será la victoria de un “ultraderechista”, como lo califica la izquierda derrotada. Sería el triunfo de la sociedad occidental contra el retroceso revanchista que significa la filosofía de lo “políticamente correcto” contra nuestros preceptos éticos y morales, procedentes de la fe cristiana y de la filosofía greco romana y anglosajona que nos ha hecho grandes, no sólo en la economía, que los marxistas cuestionan, sino también en el terreno de los conceptos filosóficos, éticos y morales tradicionalmente defendidos por Estados Unidos de América.


La posible victoria de Trump es mucho más que la derrota de la izquierda política

Jorge Hernández Fonseca

30 de Octubre de 2020

La sociedad occidental actual está sólidamente marcada por la derrota política del marxismo en el terreno político, tan fuertemente como por la bien sucedida influencia del marxismo en la ideología social --el “marxismo cultural”-- llamado aquí marxismo 2.0. Esta ideología fue desarrollada por los pensadores de la “Escuela de Frankfurt”, sumando los trabajos del italiano Antonio Gramsci. El marxismo 2.0 propugna penetrar la civilización occidental cuestionando sus bases religiosas, filosóficas y culturales, para debilitarla, con vistas a --ya que fueron derrotados en el campo político-- subvertir sus valores básicos y así asestarle una derrota revanchista.

Jair Bolsonaro derrotó en Brasil no sólo a la nefasta política cleptómana del mayor partido marxista de América Latina, el PT, sino también, y sobre todo, al marxismo 2.0 que le era adyacente, con la defensa que quiso imponer con la llamada “ideología de género”, el matrimonio homosexual, los dogmas sobre el “medio ambiente”, la lucha de la mujer contra el hombre, entre otras causas propias de las minorías que la defienden, que si bien juegan un papel importante dentro de la cultura occidental, no dejan de ser minorías que quieren imponer sus puntos de vista a los sectores mayoritarios. En síntesis, imponer lo “políticamente correcto”.

De la misma manera que Bolsonaro ha sabido hacer una lucha frontal en Brasil --y hasta irreverente-- contra lo llamado “políticamente correcto”, que es la manera en que el marxismo 2.0 se ha impuesto en nuestra cultura occidental para apoderarse de “la” verdad, Donald Trump también ha llevado en EUA un lucha similar contra ese marxismo cultural, imponiendo lo que sería la visión “correcta” (que el marxismo le agrega lo de políticamente, para defender la izquierda política que lo sustenta desde el marxismo) de manera a dominar desde la cultura y la filosofía social, lo que no pudieron dominar en el aspecto político, en el que fueron derrotados.

Si el marxismo desde el poder --detentado en decenas de países durante decenas de años-- no consiguió generar desarrollo económico y por tanto sólo consiguió retraso en las sociedades donde fue implantado, el actual marxismo 2.0, con su impronta cultural anti-ética, con su filosofía relativista y cuestionadora de nuestras bases cristianas, mucho menos conseguirá hacer triunfar semejante filosofía del ateísmo, el relativismo moral y la imposición dogmática de principios que afrontan la exitosa sociedad occidental, incubada en largos siglos de desarrollo.

Pocos en Brasil sabían del programa político que Bolsonaro aplicaría, lo que si sabían muy bien cuál es su filosofía social, de corte netamente occidental: la sociedad debe incentivar un espíritu religioso sobre la filosofía relativista despojada de espiritualidad; el estado tiene que apoyar a las víctimas, no a los delincuentes, como lo hace la izquierda local. Igualmente Donald Trump lucha en EUA por un estado que tiene que proteger la familia, no propugnar su destrucción, como incentiva el marxismo cultural implícito en la izquierda. Trump sabe que el estado tiene que defender la disciplina individual, no el desorden, quema de negocios y edificios, como propugna la izquierda del BLM y ANTIFA. Trump condena el robo, el latrocinio y otras manifestaciones de las cuales la izquierda local ha sido más que connivente, cómplice.

Así, la victoria de Donald Trump en Estados Unidos sería algo más que la victoria de un conservador contra un “progresista”; el triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil fue más que el triunfo de la derecha en el gobierno; el acceso al poder de Mateusz Morawiecki en Polonia fue mucho más que la reacción derechista de los polacos; la victoria del llamado BREXIT en Inglaterra, es bastante más que el triunfo del aislacionismo derechista de los ingleses, y así un largo y extenso etcétera, que significa el retroceso del marxismo 2.0 en nuestras sociedades.

De manera que, el triunfo de Trump 2020 no será la victoria de un “ultraderechista”, como lo califica la izquierda derrotada. Sería el triunfo de la sociedad occidental contra el retroceso revanchista que significa la filosofía de lo “políticamente correcto” contra nuestros preceptos éticos y morales, procedentes de la fe cristiana y de la filosofía greco romana y anglosajona que nos ha hecho grandes, no sólo en la economía, que los marxistas cuestionan, sino también en el terreno de los conceptos filosóficos, éticos y morales tradicionalmente defendidos por Estados Unidos de América.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 07 de Noviembre de 2020 03:22
 
Pregunto, ¿Trump castiga al pueblo cubano o a la dictadura cubana? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 28 de Octubre de 2020 00:06

Oficina de Western Union en La Habana.

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Los dólares que los cubanos en el exilio les cuesta mucho trabajo obtener, no son para que Díaz Canel y comparsa sean quienes los disfruten. Los dólares que se generan en el exilio son para que lleguen a manos de sus familias en Cuba y para que ellos en la isla decidan lo que hacen con los mismos: compran directo a los campesinos, rellenan tarjetas magnéticas, compren autos, casas, paguen servicios o los cambian en CUC o CUP según entiendan, no “mangoneados” por un grupito de parásitos “mandamases” disfrutando del sacrificio del exilio.


Pregunto, ¿Trump castiga al pueblo cubano o a la dictadura cubana?

Jorge Hernández Fonseca

26 de Octubre de 2020

La destacada periodista independiente cubana Miriam Leiva acaba de publicar un artículo en su muro de Internet culpando a Trump de castigar al pueblo cubano, veamos: Miriam reconoce que las medidas de Trump “sanciona al gobierno gestionado por militares mediante sus empresas” lo cual no sólo es correcto, como que es el objetivo. Acto seguido Miriam expresa, “en realidad, perjudica a todos los cubanos comunes”, lo cual todos sabemos que no es así, porque precisamente los “cubanos comunes” en su mayoría carecen de quien les envíe remesas.


Miriam continúa su inexacto punto de vista expresando, “los hijos, nietos, hermanos, tíos, primos y amigos no pueden enviar dinero para ayudar a los cubanos”. Tampoco es así. Todos en el exilio podemos enviar dinero a nuestros familiares, siempre que ese dinero se entregue al familiar y no sea cobrado por López Callejas --como sucede siempre-- y el familiar recibe un “vale de compra”, electrónico o papel moneda (CUC) que está siendo eliminado y no vale casi nada. Esta práctica de cobrar los dólares el ejército y darle a los familiares “vales compras” es lo que pretende eliminar EUA. Den los dólares a las familias y no habrá problemas con los envíos.


Los dólares que los cubanos en el exilio les cuesta mucho trabajo obtener, no son para que Díaz Canel y comparsa sean quienes los disfruten. Los dólares que se generan en el exilio son para que lleguen a manos de sus familias en Cuba y para que ellos en la isla decidan lo que hacen con los mismos: compran directo a los campesinos, rellenan tarjetas magnéticas, compren autos, casas, paguen servicios o los cambian en CUC o CUP según entiendan, no “mangoneados” por un grupito de parásitos “mandamases” disfrutando del sacrificio del exilio.


Miriam, se atreve a decir que, “el Presidente Trump es asesorado por personas que nunca han pisado la tierra de Cuba y carecen de información sobre lo que ocurre realmente en el país”, cosa absolutamente falsa. Trump, respecto a las medidas hacia la Cuba castrista, se asesora de personas tan nacidas en tierras cubanas como Miriam y que conocen la realidad cubana al mismo nivel de conocimientos que puede tener la destacada periodista. Hay una leyenda urbana en la isla que reza: “para saber, opinar y tomar decisiones sobre Cuba, hay que vivir en la isla”. Este aspecto, sembrado por la dictadura para dividirnos, no puede ser enarbolado.


Hay sin embargo una aseveración en la que Miriam emite duras críticas generalizando y dice que las medidas “justifican la represión”: “las sanciones también perjudican a la sociedad civil independiente y los opositores que procuran la apertura democrática dentro de Cuba, distancian al pueblo y brindan justificación a las fuerzas inmovilistas y la represión”. En un afán de profundizar la crítica, la periodista generaliza el perjuicio de las medidas de manera errada.


En general, hay que decirle a Miriam que, el único que “ha perjudicado a la sociedad civil independiente y a los opositores”, “que distancian al pueblo y justifican la represión”, no son las medidas que la administración Trump ha tomado, sino la dictadura castrista, contra la cual no hay una sola crítica en el análisis de la periodista. Hay que recordarle también, que la lucha del pueblo cubano contra la dictadura tiene 60 años, en la mayoría de los cuales (en los largos años del inicio) no había remesas y hubo fusilados sin remesas, cárceles sin remesas, alzados en toda la isla sin remesas y creación de Instituciones sobre Derechos Humanos sin remesas.


Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

A contonuacion el articulo de Miriam Leiva


 

TRUMP CASTIGA AL PUEBLO CUBANO
El PresidenteTrump prohibió el envío de remesas-dólares a los cubanos residentes en Cuba, desde el 27 de octubre. Western Unión no opera más en Cuba.

La Administración alega que sanciona al gobierno gestionado por militares mediante sus empresas. En realidad, perjudica a todos los cubanos comunes.

Los hijos, nietos, hermanos, tíos, primos y amigos no pueden enviar dinero para ayudar a los cubanos. Tampoco pueden pagar las deudas contraídas con quienes entregaron sus pequeños ahorros, y hasta vendieron sus pobres viviendas, para que ellos pudieran llegar a Estados Unidos en busca de libertad, democracia y bienestar económico y social.

Los ciudadanos de Estados Unidos no pueden viajar a Cuba y los cubano-americanos difícilmente pueden visitar y ayudar a los isleños, cuando sufren la covid-19, la crisis económica estructural causada por el gobierno de La Habana y el endurecimiento del embargo económico y comercial.

La mayoría de los emigrados allá y acá sufre no tener el cariño diario y no poder mitigar las enfermedades de los seres queridos. Ellos trabajan duro y contribuyen a la prosperidad de los Estados Unidos.

La reunificación de las familias distanciadas durante décadas, el empuje de los pequeños emprendedores privados, la influencia positiva de los ciudadanos norteamericanos en las calles y toda la sociedad cubana, logrados entre 2009-2017 por Estados Unidos en Cuba, ya forman parte encomiable en la historia de las relaciones entre nuestros dos países.

Lamentablemente, el Presidente Trump es asesorado por personas que nunca han pisado la tierra de Cuba y carecen de información sobre lo que ocurre realmente en el país, y emigrados quienes,quizásacá, solo buscaban méritos para obtener una visa, status de refugiados como opositores o mediante pies secos-pies mojados, y los beneficios de la llamada Ley de Ajuste Cubano.

Las sanciones también perjudican a la sociedad civil independiente y los opositores que procuran la apertura democrática dentro de Cuba, distancian al pueblo y brindan justificación a las fuerzas inmovilistas y la represión.

Miriam Leiva
Periodista Independiente
Desde La Habana, 26 de octubre de 2020

 

Última actualización el Jueves, 05 de Noviembre de 2020 02:18
 
Crisis en el corralito del castrismo contra los dólares de los cubanos de la isla PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 24 de Octubre de 2020 23:34

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Cuando un emigrado envía dólares a sus familiares, los manda con nombre y apellidos, no se los envía a López Callejas, que es el ‘abusador’ que realmente los cobra. Para que en la isla haya una claridad al respecto, los dólares deben ser entregados a los familiares a los que son enviados y ellos decidirán qué destino les darán, rellenar tarjetas electrónicas directamente, comprar CUC, o comprar CUP. ¿Por qué los dólares los retiene López Callejas y comparsa?


Crisis en el corralito del castrismo contra los dólares de los cubanos de la isla

Jorge Hernández Fonseca

24 de Octubre de 2020

En cualquier país del mundo --menos en la Cuba castrista-- los ciudadanos pueden tener moneda extranjera sin que eso afecte para nada la economía local. En Cuba, por decisión de los mandamases comunistas, ningún cubano puede recibir dólares directos de EUA. Todo tiene que ser encaminado a través de empresas militares, que se quedan con los dólares y entregan a los cubanos papel moneda local, que sólo vale en determinadas tiendas según “se” decida.

La absurda posición de la dictadura castrista de que los cubanos no “manejen” dólares es absolutamente arbitraria. Inventaron el CUC, como una especie de “vale compras” para ser usado solo en las bodegas “del dueño” de la isla. Inventaron ahora tarjetas electrónicas rellenas con dólares desde el exterior (en la isla a nadie se le entregan dólares enviados desde EUA) para comprar “arroz, frijoles, pasta de dientes y papel de inodoro”. ¡Una verdadera vergüenza!

Estados Unidos, emisor del dólar, ha tomado sucesivas medidas para que los dólares que entran en la isla vayan a las manos de los cubanos y no a las arcas de las empresas militares represivas, que usan la divisa para comprar equipos emisores de ataques sónicos contra diplomáticos “capitalistas”, contra Tania Bruguera, y contra quien se les antoje, todo en dólares.

Cuando un emigrado envía dólares a sus familiares, los manda con nombre y apellidos, no se los envía a López Callejas, que es el ‘abusador’ que realmente los cobra. Para que en la isla haya una claridad al respecto, los dólares deben ser entregados a los familiares a los que son enviados y ellos decidirán qué destino les darán, rellenar tarjetas electrónicas directamente, comprar CUC, o comprar CUP. ¿Por qué los dólares los retiene López Callejas y comparsa?

Ayer hubo una medida adicional por parte de EUA, emisor y responsable por el uso de su moneda, que limita adicionalmente el mangoneo que hace la dictadura castrista con los dólares del exilio, limitando el relleno de las tarjetas electrónicas. De inmediato saltó el canciller cubano a acusar a EUA por la potencial hambruna en Cuba. ¿Es alguien fuera de los dirigentes comunistas cubanos, culpable del hambre en Cuba? Fidel y Raúl Castro son los responsables.

Es lastimoso ver como el síndrome de Estocolmo cala hondo en determinados analistas políticos residentes en la isla, que ya han acusado (igual que hizo en canciller castrista) a EUA de la potencial hambruna en la isla, causada (dicen) por las medidas norteamericanas que quieren los dólares vayan a manos de los cubanos y no de los organismos represivos.

En esto hay dos aspectos que se conjugan: Primero, el hambre --ahora y en el futuro-- solamente es responsabilidad de las autoridades dictatoriales cubanas y de nadie en el exterior, mucho menos de los familiares de los cubanos simples. Segundo, los dólares que el exilio envía a sus familiares, tienen que ser entregado en dólares a sus familiares, para que ellos libremente decidan como procederán: cargarán tarjetas electrónicas, cambiaran por CUC, cambiaran por CUP, o los guardarán como una inversión. Así se hace en el mundo civilizado fuera de Cuba.

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Domingo, 01 de Noviembre de 2020 00:52
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 5 de 411