'Si un gobernante no está dispuesto a dimitir por el bien de su pueblo, es un tirano', dice un valie

El padre Jorge Luis Pérez Soto, de la Parroquia San Francisco de ...

El candidato de Evo Morales, Luis Arce, gana en primera vuelta las elecciones presidenciales en Boli

El economista Luis Arce, que dio la gran sorpresa al ganar la ...

Estados Unidos presentó cargos contra seis militares rusos por una campaña de hackeo masiva

El departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó este lunes cargos ...

Novos acordos comerciais assinados entre EUA e Brasil. O que muda na relação?

Depois de 22 meses de negociação entre os governos de Brasil e ...

Artigos: Cuba
Cuba castrista: ¿Es este el País q queremos los cubanos? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 23 de Noviembre de 2019 22:02

Resultado de imagem para angola, la guerra innecesaria

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

¿Son bien nascidos en tierras cubanas policías políticos que, violando sus propias leyes comunistas, formuladas a bombo y platillo en su constitucion castrista, encarcelen, desaparezcan y torturen a un cubano, que lo único que ha hecho es rebelarse al totalitarismo extemporáneo? ¡Libertad, honra y larga vida a José Daniel Ferrer!


Cuba castrista: ¿Es este el País que queremos los cubanos?

Jorge Hernández Fonseca

23 de Noviembre de 2019


Una buena pregunta: ¿Es Cuba castrista la Patria que queremos los cubanos? Para los más de dos millones de cubanos que vivimos fuera de la isla, es unánime el NO. Para los once millones de cubanos que viven en la isla 60 años de racionamiento, no hay esa unanimidad, aunque mayoritariamente la respuesta también es NO, rechazando la insoportable opresión totalitaria.

¿Es la República que queremos una isla comandada por el capricho antinorteamericano de un solo hombre, que sacrificó los sueños de 11 millones de cubanos, para hacer su sueño violento, ególatra y personalista solamente? Claramente que NO. ¿Es la Nación que queremos, un conglomerado sometido, fracasado y estupidizado, porque nunca se jerarquizó el pueblo? NO.

¿Es el País que queremos una Patria confundida en consignas con la muerte? Otra vez NO. ¿Es el hogar común de todos los cubanos, la panacea exclusivista de un grupito de militantes, privilegiados, mandalotodo, por encima del bien y el mal, la mayoría mal dotados mental y éticamente? NO. Hay que ser y sentirse muy inferior para anhelar un asfixiante país así.

¿Es la Patria de hombres como Martí, Maceo, Céspedes o Agramonte, un conglomerado ahora servil e genuflexo ante una revolución de mentiras, que prometió democracia primero, para después hacer otra cosa muy diferente? NO. ¿Es la tierra que adoraríamos tener como nuestra, un monte de mala hierba, nascida por la desidia de un partido único que solamente le importa mantener el poder y no servir a su pueblo, traicionando los ideales originales ya olvidados? NO.

¿Será que es nuestro ideal como cubanos, pasarse las 24 horas del día procurando donde encontrar lo que vamos a comer? NO. ¿Será que los mejores hijos de Nuestra Tierra dieron sus vidas para que en 60 años los mandamases no hayan aprendido a producir bienes o servicios? NO. ¿Cuántos de los revolucionarios de 1959 son peores que los batistianos de entonces?

¿Son bien nascidos en tierras cubanas policías políticos que, violando sus leyes comunistas, encarcelan, desaparecen y torturan a un cubano, que lo único que ha hecho es rebelarse al totalitarismo sórdido y extemporáneo? ¡Libertad, honra y larga vida a José Daniel Ferrer!

Lo que quedaba de buenas intenciones se marchitó fusilando tres humildes jóvenes cubanos que querían escapar del manicomio castrista; sacrificando sangre cubana en Angola a razón de dos mil dólares por cada mercenario cubano que el dictador ponía a disposición de Agustino Neto; fusilando cuatro comunistas comprometidos con la opresión, para salvar el pellejo de los líderes castristas comprometidos internacionalmente con el narcotráfico de Pablo Escobar, convirtiendo la isla en un páramo inútil, eunuco y estéril, propio para retrasados mentales.

Cuba será libre, independiente y democrática de nuevo, sin tiranos que nos subyuguen ni policías que nos vigilen, sin partido único que nos entraville, ni CDR que nos mangonee; entonces podremos decir: ¡Esta si es la Cuba que los cubanos de dentro y de fuera queremos!

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com


 

Última actualización el Miércoles, 22 de Enero de 2020 02:16
 
“Clandestinos” vs. José Martí PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 31 de Enero de 2020 19:06

Resultado de imagem para jose marti

Por Jorge Hernández Fonseca.-

Existen un grupo de frases, supuestamente escritas por José Martí en una tal “carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado”, donde se exponen conceptos anti-norteamericanos. Esa carta nunca nadie la ha visto (ni siquiera en fotocopia).


“Clandestinos” vs. José Martí

Jorge Hernández Fonseca

31 de Enero de 2010

Hay una importante controversia en el exilio cubano de Miami: ¿Son correctas las acciones de “Clandestinos” dentro de Cuba contra los bustos de José Martí? Un sector cree que esas acciones son adecuadas, porque “cualquier acción contra los símbolos que la dictadura ha usado en su beneficio son justificables”. Otros opinamos que, “acciones contra Martí, son siempre condenables, aunque la dictadura haya usado al Apóstol para sus propósitos.


Los que criticamos las acciones contra José Martí, concordamos y alentamos la rebelión de “Clandestinos” contra la dictadura. Pero pensamos que hay demasiados símbolos castristas contra los cuales actuar: las muchas imágenes de Fidel Castro, de su hermano, Raúl, del Ché, de Camilo, de Marx, de Lenin, de Engels, de Mella, los innumerables carteles y grandes vallas con propaganda comunista y así, un largo etc., como para emprenderla contra el Apóstol.


No se trata de un debate “que hay ganar o perder” es un debate básico sobre la Cuba del futuro que queremos. ¿Queremos una Cuba sin Martí, sin sus enseñanzas, sin su ideología? Los que apoyan las acciones de “Clandestinos” contra Martí argumentan que “no se debe ir contra las acciones de “Clandestinos”, sean las que sean, porque ellas son contra la dictadura” y adoptan el criterio de, “criticar las acciones contra Martí, es estar contra “Clandestinos” y su rebeldía”. ¡Falso!. Hay que poyar a “Clandestinos”, pero condenar cualquier acción contra José Martí.


Existen un grupo de frases, supuestamente escritas por José Martí en una tal “carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado”, donde se exponen conceptos anti-norteamericanos. Esa carta nunca nadie la ha visto (ni siquiera en fotocopia). Tuvo origen en un oficial español, que dijo haberla “encontrado” en las pertenencias del héroe caído en combate, en Dos Ríos. El oficial español nunca mostró la supuesta carta, pero publicó frases anti-norteamericanas como su contenido y como argumento contra el país (EUA) que los había derrotado y expulsado de la isla. El revanchismo del oficial español, derrotado por EUA, le hizo escribir aquellos oprobios.


Frases como “viví en el monstro y le conozco sus entrañas”; “el norte revuelto y brutal que nos desprecia”; “todo lo que he hecho hasta hoy es para, con la independencia de Cuba, evitar que EUA caiga con esa fuerza más sobre los pueblos de Nuestra América”, entre otras. Estas frases, que son repetidas por la dictadura en sus adoctrinamientos, son apócrifas y fueron escritas por un oficial español resentido por la derrota de España en su guerra contra Cuba.

Ninguna de estas frases se encuentran en la obra de Martí y en ningún compendio serio del ideario martiano existe tal “carta inconclusa”. Fue escrita para confundir y en ningún otro momento anterior Martí escribió nada parecido. Todo lo contrario, abundan las citas de Martí donde se admira por las cualidades positivas de la sociedad norteamericana y aunque no hay sociedad perfecta, no por casualidad fue la sociedad que el propio Martí escogió para vivir.


Muchos cubanos dentro dela isla, sometidos al bombardeo constante de las famosas frases atribuidas falsamente a José Martí, pudieran considerar correcto el manchar los bustos de Martí como forma de lucha contra la dictadura. Pero debemos ver lo falso que resulta tomar como base palabras nunca escritas por el Apóstol, creando un falso Martí anti-norteamericano. Esa confusión contra Martí hay que erradicarla definitivamente del panorama político cubano.


Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Jueves, 06 de Febrero de 2020 17:04
 
Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡Ambos! Una propuesta PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 07 de Abril de 2020 01:17

Updated: Brazilian President Jair Bolsonaro Denies Reports He ...

Por Jorge Hernández Fonseca.-

Tanto el presidente norteamericano Donald Trump, como el presidente brasileño Jair Bolsonaro, saben que la cuarentena total perjudica en demasía la economía de sus sociedades y quieren una solución a ese dilema. La propuesta es: decretar cuarentena sobre los ciudadanos mayores de 60 años solamente. Así la economía funcionaría normalmente, sin las afectaciones que hoy ocasiona la cuarentena total, es decir, de todas las personas, sin importar su edad.


Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡Ambos! Una propuesta

Jorge Hernández Fonseca

26 de Marzo de 2020

La actual pandemia del Coronavirus COVID-19, nos enfrenta a una disyuntiva: Afectamos la economía con radicales medidas de protección humana que nos empobrecen, o, olvidamos la salud pública y jerarquizamos los sistemas productivos favoreciendo la pandemia. ¡Falso! el conocimiento actual sobre la acción del virus nos permite proponer una alternativa que posibilita cohabitar ambos importantes logros del desarrollo social actual, con mínimas afectaciones.

Se conoce que el 95% de los fallecidos por efecto del virus son personas mayores de 60 años. Siendo así, ¿por qué hemos de decretar cuarentena sobre todos, independientemente de sus edades, afectado la economía? Se ha hecho una verdad irrefutable que la cuarentena total es la vía correcta de ataque a la pandemia. ¡Falso! Corea del Sur, Japón y Singapur, sociedades que han luchado con éxito contra el virus, lo hicieron sin la cuarentena total de sus ciudadanos.

Tanto el presidente norteamericano Donald Trump, como el presidente brasileño Jair Bolsonaro, saben que la cuarentena total perjudica en demasía la economía de sus sociedades y quieren una solución a ese dilema. La propuesta es: decretar cuarentena sobre los ciudadanos mayores de 60 años solamente. Así la economía funcionaría normalmente, sin las afectaciones que hoy ocasiona la cuarentena total, es decir, de todas las personas, sin importar su edad.

El coronavirus actual es una gripe muy fuerte, pero los óbitos se concentran en un 95% en las personas mayores de 60 años. Nadie debería sufrir la gripe, pero hasta ahora, año por año, nuestras sociedades sufren diferentes cepas del virus de gripe y hasta el presente nunca se había decretado una cuarentena total, paralizándolo todo, en ninguna sociedad o país.

Las estadísticas que ya tenemos nos permiten afirmar que los óbitos de personas infectadas por coronavirus (alrededor de un 5% globalmente), cuando se llevan a personas con menos de 60 años, caen a números similares a los de las gripes anuales. Las estadísticas de muertes con este coronavirus se elevan por la inclusión del 95% de fallecimientos de personas mayores de 60 años. Pues sólo son esos los que debemos retirar de la circulación, liberando al resto.

Las restantes medidas de protección, como alejamiento social de un metro, evitar aglomeraciones, suspender eventos masivos, mantener (o no) las clases en colegios y universidades, todas estas medidas deben estudiarse detalladamente, teniendo en cuenta que ningún mayor de 60 años debería salir de su casa. Debe lógicamente reforzarse el sistema de atención a esta gripe en el sistema hospitalario, pero siempre retirando de circulación a los más propensos a sufrir óbito por efecto de la gripe. El resto, como todos los años, estará expuesto. Es el precio que la sociedad debe pagar para no paralizar totalmente la economía, como ahora.

Así, una propuesta a los presidentes Donald Trump y Jair Bolsonaro: suspender de inmediato la cuarentena total de los ciudadanos y restringirla solamente a los mayores de 60 años, con rigor. Esto podría incluir planes de retiro voluntario anticipado, con ciertas ventajas, o simples ayudas asociadas al desempleo, que incluya algunas ganancias por tratarse de algo provisional y único.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

 
Cuba 2020 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 01 de Enero de 2020 09:15

A imagem pode conter: 2 pessoas, pessoas sentadas, terno e área interna

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Hay dos aspectos conjugados en el llamado “problema cubano”. El primero es derivado de un uso arbitrario del poder político por parte del castrismo. Dictadura política con decisiones equivocadas en todos los ámbitos. La isla clama por libertad política. El segundo es la libertad económica y de emprendimiento. Liberar las fuerzas productivas propias de los cubanos.

Cuba 2020

Jorge Hernández Fonseca

1 de Enero de 2010

Los cubanos comenzamos el Año Nuevo con la tristeza de enfrentar una isla en bancarrota, una infraestructura destruida, una organización productiva de nivel rural y una industria administrada de manera feudal. Todo eso, después de 61 años de una revolución que ha perdido totalmente su rumbo. Los más viejos no recordamos la alegría de la derrota de la anterior dictadura y los jóvenes sólo han conocido vicisitudes. Cuba no puede continuar por ese camino equivocado.

La generación castrista está organizando la sucesión al poder, con la hipótesis falsa de que habrá continuidad en el desastre. Esto simplemente es imposible. El país no puede caer más bajo, los gobernantes se han corrompido por las mieles del poder --cosa que debe cesar-- y los cubanos simples deben de parar de pensar en abandonar su país. El país va directo al fracaso.

Hay dos aspectos conjugados en el llamado “problema cubano”. El primero es derivado de un uso arbitrario del poder político por parte del castrismo. Dictadura política con decisiones equivocadas en todos los ámbitos. La isla clama por libertad política. El segundo es la libertad económica y de emprendimiento. Liberar las fuerzas productivas propias de los cubanos.

Las señales desde el seno dictatorial cubano dan indicio de comprender ambos problemas. Sin embargo, no van a entregar el poder político. Respecto a la economía, hay señales de que pretenden ir al capitalismo, imitando a China y a Viet Nam, pero esperan la muerte de Raúl Castro para iniciar el proceso. Así, el país se desangra aguardando las buenas nuevas.

Recientemente se nombró a un primer ministro, aspecto anodino política y económicamente hablando. Sólo sirvió para denotar el fortalecimiento de Díaz Canel, que consiguió convencer a Raúl de nombrar un hombre del cual nadie hablaba para el cargo y cuyo único mérito es ser “gente de Díaz Canel”, eliminando la posibilidad de que nombraran algún familiar de Raúl.

Este detalle (el fortalecimiento político de Díaz Canel) sumado a recientes palabras suyas expresando que “la liberación de fuerzas productivas no sería la privatización” indica que el actual hombre fuerte de la Habana sabe muy bien el camino de la solución económica y que solamente aguarda por la desaparición física del hermano menor de los Castro para actuar.

Si bien Fidel constituyó un freno a los cambios que Raúl quería ejecutar, ahora es Raúl quien detiene la solución económica. Desapareciendo Raúl del escenario, ninguno de los “históricos” (Machado o Ramirito) con vida podrá detener la ida al capitalismo en la economía, que ya casi es un hecho decidido en los grupos de poder castrista que llevarán adelante la sucesión.

Restará la lucha por la irrenunciable democratización de las libertades políticas; pero al menos, los cubanos al interior de la isla podrán finalmente, después de más de 61 años, desayunar, almorzar y comer, porque sólo la irrestricta libertad económica garantizará la abundancia.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 07 de Enero de 2020 05:41
 
“Clandestinos”: El “al pan, pan y al vino, vino” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 26 de Enero de 2020 21:35

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Por primera vez en 28 años de exilio, me he sentido tratado por los formadores de opinión exiliados, como me trataban los formadores de opinión castristas en Cuba: queriéndome convencer que la “violeta es amarilla”. ¿Será que se ha perdido el sentido de comprender que hay inteligencia ajena fuera de sus cabezas y que ese método está condenado al fracaso?

A imagem pode conter: 1 pessoa, em pé

“Clandestinos”, queriendo oponerse públicamente a la dictadura cubana (lo cual es muy loable) ha tenido a bien manchar con tinta roja varios bustos de José Martí (lo cual es una chapucería). Esto es, según la semiótica, una afrenta al Apóstol. Pues bien, algunos voceros opositores del exilio quieren convencernos que no es así. Si dijeran que, “como el castrismo se ha querido robar la imagen de Martí, se ataca esa imagen para provocarlo”, es errado, pero habría que analizar. Pero no, nos dicen que no hay que pensar que se ataca a Martí atacándolo. Recibimos así el tratamiento de idiotas, que siempre los voceros castristas nos han dado dentro de la isla.

Última actualización el Lunes, 03 de Febrero de 2020 14:23
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 5 de 389