El canciller castrista culpa a EE UU del "acto terrorista" contra la Embajada cubana en París

La Embajada de Cuba en París fue víctima la pasada noche de ...

Gobiernos de 21 países repudiaron en conjunto los arrestos masivos en Cuba y exigieron la liberación

Los gobiernos de 21 países, incluidos Estados Unidos y cinco latinoamericanos, condenaron ...

La dictadura cubana dispuso la prisión domiciliaria para algunos manifestantes mientras avanza con l

La dictadura cubana dispuso prisión domiciliaria este fin de semana para varias ...

Un grupo de cubanos protestó frente a la Casa Blanca contra la dictadura castrista

Varios cientos de personas se manifestaron este lunes frente a la Casa ...

Ciro Nogueira aceita convite de Bolsonaro e será o novo ministro da Casa Civil

O senador Ciro Nogueira (PP-PI) aceitou oficialmente o convite do presidente Jair ...

Artigos: Cuba
Fidel o la reinvención permanente PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Septiembre de 2010 20:52

Por CARLOS ALBERTO MONTANER

Fidel dijo que no dijo lo que dijo. Primero le declaró al periodista Jeffrey Goldberg que el modelo cubano no sólo no era exportable, sino que ni siquiera servía para su país. Dos días después, tras el escándalo mediático que se armó, aclaró que se trataba de una ironía mal interpretada por el periodista. Lo que él había querido decir era que el modelo de Estados Unidos no funcionaba y era lo que no se debía imitar.

En realidad, no estamos ante una interpretación errónea sino ante un freudian slip que el psicoanálisis ha estudiado muy bien. A Fidel se le ``escapó'' la frase. No fue una ironía, sino un chasquido involuntario de su subconsciente. Lo que el periodista transcribió es lo que Fidel, sin duda, sabe. Es lo que oculta en su magullado corazoncito: el sistema comunista implantado por él en Cuba es un desastre monumental que ha sumido a los cubanos en la miseria y la desesperanza.

Sin embargo, Fidel es incapaz de admitirlo públicamente, y mucho menos de tratar de mitigar el daño hecho. Por el contrario, el mayor esfuerzo realizado por él a lo largo de los últimos veinticinco años, desde la aparición de la perestroika en la URSS, ha estado encaminado a tratar de mantener el colectivismo en materia económica y la absoluta falta de libertades en el orden político, mientras reprime con fiereza a los reformistas que aparecen en su entorno. Como aquellos testarudos hidalgos españoles que confundían la terquedad con el carácter, su divisa más querida es ``sostenella y no enmendalla''.

En todo caso, no es nuevo el Fidel que se dice y desdice con la más descarada facilidad. A lo largo de 1959, varias veces, enfáticamente, Fidel Castro condenó el comunismo y denunció a quienes lo acusaban de sostener esa ideología totalitaria y opresiva, como puede comprobar cualquiera con una simple visita al prodigioso Google. Sin embargo, el 2 de diciembre de 1961, en un discurso ``definitivo'', afirmó que ``era marxista leninista desde muy joven y lo seguiría siendo hasta el último día de su vida''.

Es una vieja historia. Hace cincuenta años, el notable periodista italiano Valerio Riva fue a Cuba a escribir la biografía de Fidel Castro. Se la había encargado la Editorial Feltrinelli y todo estaba previamente arreglado con el Comandante. Valerio viajó a La Habana, se reunieron varias veces durante un buen número de horas, pero muy pronto renunció a la tarea, regresó a Roma y le explicó a su editor que era muy difícil escribir la vida de una persona que constantemente alteraba su historia e ignoraba o escamoteaba documentos clave, o los reescribía esgrimiendo la curiosa teoría de que si ésa era una experiencia personal él tenía derecho a modificarlos.

Fidel se empeñaba en negar que había sido un matón durante sus años universitarios, pese a su participación en varios hechos de sangre totalmente comprobados. Quería construirse un pasado de líder estudiantil de primera línea, que no había sido. Deformaba los datos relacionados con la expulsión del poder del primer presidente de la revolución, Don Manuel Urrutia, la prisión del comandante guerrillero Huber Matos, la alianza con los comunistas y el enfrentamiento con los norteamericanos. Para Fidel, la realidad y la verdad eran elementos dóciles y moldeables que adaptaba a la construcción de un discurso permanentemente al servicio de su leyenda personal de gran líder de la humanidad. Fue en aquellos años cuando en las bibliotecas y hemerotecas comenzaron a esconder todas las publicaciones que desmentían parcialmente la gloriosa versión oficial de su vida ejemplar de revolucionario intachable comprometido con el comunismo desde su más tierna infancia. No hay duda de que está decidido a que lo entierren envuelto en ese disfraz.

www.firmaspress.com

Última actualización el Domingo, 12 de Septiembre de 2010 20:54
 
e-mail al Comandante PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Septiembre de 2010 16:23

Por JORGE HERNÁNDEZ FONSECA

 

¡Que clase’gente más bruta, Comandante! Mira que no entender lo que Ud. habla, ¡le conca! La cosa es muy simple; entender totalmente lo contrario que lo que está diciendo, como Ud. nos acaba de enseñar desde la tribuna de la Universidá. No hay que ser muy inteligente pa’comprenderlo. Ahora, que Ud. acaba de decir que “lo que no funciona ni en EUA ej’el capitalismo”, significa “que’l capitalismo sí funciona en EUA” Simple ¿eh?

e-mail

JORGE HERNÁNDEZ FONSECA

 

From: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

To: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Sent: Domingo, 12 de Septiembre de 2010

Subject: “Ya nadie lo entiende”

Comandante:

¡Que clase’gente más bruta, Comandante! Mira que no entender lo que Ud. habla, ¡le conca! La cosa es muy simple; entender totalmente lo contrario que lo que está diciendo, como Ud. nos acaba de enseñar desde la tribuna de la Universidá. No hay que ser muy inteligente pa’comprenderlo. Ahora, que Ud. acaba de decir que “lo que no funciona ni en EUA ej’el capitalismo”, significa “que’l capitalismo sí funciona en EUA” Simple ¿eh?

 

Toa’esa locura con lo que Ud. dice no ej’mas que conspiración de la prensa de lo’jamericanos para desprestigiar la revolución. Tanto el periodista que lo entrevistó, como su acompañante, se pusieron a elucubrar teorías sobre lo que Ud. había querido decir con eso que “el modelo cubano no funciona”. Es absurdo entender eso al pie de la letra, cuando nuestro aguerrido y sacrificado pueblo trabajador sabe que ej’to lo contrario.

 

Mira que venir a decir que el significado ej’que Ud. le da luz verde a Raúl pa’implantar el capitalismo, como si esa fuera la salvación. No ej’la carne’puerco lo que va resolver el problema cubano; ni vender jabón, paste’diente y papel de inodoro por la libre, o viandas en tos’laos, o ropa en laj’tiendas; o casas pa’las gentes, o pagar más de 12 dólares por mes y un futuro fuera del jineteo. Na’deso resuelve, lo que resuelve el problema ej’la gente sacrificarse por un futuro mejor pa’l partido y no pa’l egoísmo de cada individuo.

 

Ese periodista americano ni se imagina lo satisfechos y alegres que están nuestros sacrificados obreros y campesinos ganando 10 dólares por mes. Ellos trabajan pa’engrandecer la patria y el socialismo sin pedir nada a cambio. Eso no cabe en la cabeza de loj’americanos y mucho menos en la de un periodista que no quiere entender.

 

Después del discurso aclaratorio de la Universidá, ej’que se comprende mejor el proceso revolucionario. Cuando Ud. decía que en el futuro luminoso tendríamos “de todo”, ahora está claro. Cuando decía que habría libertá pa’to’el mundo, ahora se comprende mejor. Cuando habló de hacer elecciones, de los 10 millones de toneladas de azúcar, etc.

 

Por eso ej’que yo no entiendo a la gente que quiere irse del país, detrás del pan con bisté. Acá en la isla tiene garantizado un futuro de sacrificios al servicio de su patria y su revolución, sabiendo que todo lo que se le diga tiene que entenderlo al revés.

 

Ahora Comandante, mucho cuida’o con seguir hablando una cosa y que signifique lo contrario, mire que la Mafia de Miami anda diciendo por ahí que no ej’lo mismo, “sincerarse con un periodista americano y después decir que significaba todo lo contrario pa’que Raúl no se ponga bravo y la coja con Ud.” que “Raúl sincerarse con un periodista americano pa’que lo coja y después decirle a Ud. que significa todo lo contrario pa’que no se ponga bravo”. ¡Cuida’o con eso!

 

Su víctima

Ciudadano de Segunda

 

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

 

Última actualización el Domingo, 12 de Septiembre de 2010 16:28
 
FIDEL ES EL ENTERRADOR PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Septiembre de 2010 11:46

Por HUBER MATOS ARALUCE

Desde que según él mismo “resucitó”, sus declaraciones tienen coherencia, son “meteduras de pata”.

El primer jonrón fue anunciar con toda certeza que los cuartos de final de fútbol en Suráfrica no se jugarían porque estallaría una guerra atómica.

Después de años de silencio denunció que a López Obrador en México le habían robado las elecciones de 2006. De México le preguntaron: ¿Por qué callaste en aquel momento?  Se ha dedicado a cultivar enemigos donde no debe.

Confesó también su responsabilidad por los campos de detención de la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción) entre 1965 a 1968. En ellos humillaron, maltrataron y explotaron a miles jóvenes cubanos porque eran católicos, protestantes, miembros de alguna logia, opositores, o porque no tenían el perfil varonil de los revolucionarios.

Recientemente ha recriminado a Irán por insistir en la negación del Holocausto (el exterminio de los judíos) y de paso, para que no queden dudas, ha afirmado que  Israel tiene derecho a existir.

Quizás esté molesto porque los iraníes no están dispuestos a venderle el petróleo al crédito, si Venezuela dejara de enviarlo a Cuba.  ¿Le estará cobrando a Ahmadineyad su falta de solidaridad con él?

Los comentarios deben haberse escuchado como una remota bomba en Irán, pero los ayatolas no le han hecho caso como no les hicieron a sus profecías de la guerra atómica. ¿Será eso lo que lo tiene molesto?

Puede ser que a estas alturas quiera coquetear con los judíos que no olvidan, porque no pueden olvidar, quiénes han sido sus enemigos.

Recomendarle a Benajamin Netanhayu que se desarme si quiere evitar la proliferación nuclear en la zona, es para provocar la burla de los israelíes y también en nueve de cada diez estadounidenses que piensan que Irán tiene el propósito de desarrollar armas atómicas.

Admitir ante un periodista estadounidense que el modelo cubano no funciona ni en Cuba, para luego decir que no dijo lo que dijo, parece ser su última ocurrencia.  Esta casi le ganó en ridiculez al pronóstico de la guerra atómica.

Era una grave afirmación por quien forzó el estatismo soviético en la isla a punta de fusilamientos y prisiones y le hizo perder a la población medio siglo de progreso.

Con su declaración Fidel también le había lanzado un dardo envenenado a Hugo Chávez a pocos días de unas elecciones.

Quizás hace algún tiempo los “reformadores raulistas” lo convencieron de que el régimen no tenía otra alternativa que hacer cambios, porque ya a punta de represión “el modelo” no se podía sostener como siempre se hizo.

Entonces, cuando llegó la ocasión, en lugar de decir que la revolución era cambio permanente y capacidad para adaptarse a nuevas circunstancias, simplemente repitió lo que había escuchado.

Algunos interpretaron que con la declaración original Fidel le había dado un visto bueno a Raúl para que iniciara reformas. A Raúl, además de haberlo hecho quedar en ridículo, su hermano mayor le ha creado grandes problemas con todas sus sandeces.

Fidel antes de casi morir se había convertido en su peor enemigo.  Hace unos días Juan Juan Almeida me lo confirmó: “Huber, Fidel estaba loco antes de la enfermedad.”

Fidel no debe morir todavía porque Fidel es el enterrador.

 

Última actualización el Domingo, 12 de Septiembre de 2010 12:37
 
SILVIO Y SUS CITAS A CIEGAS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Septiembre de 2010 12:37

Por ANDRÉS PASCUAL

A “Mongo P”, un buche de excremento al que le regalaron una sección de la Bohemia que Castro se robo y escribía sobre cursilerías y nimiedades en la Playa Santa Fe, ¿O seria Baracoa?, donde residía; no se si irónicamente o de verdad, alguien que se encontraba preso conmigo a principios de los 80’s, escritor el tipo, me confió que la Universidad de La Habana se preparaba para someter la candidatura del amigo de “Tata Mahoma” al Premio Nobel; suena feo y luce peor; pero yo no dudo nada en medio de tantos atrevimientos ridículos e incapacidades partidistas; menos dudaría si esa Academia, tan comprometida con lo políticamente negativo y tan propensa a la aparente venta de sus reconocimientos, recibiera desde La Habana y sus altos centros docentes hermanos en la lucha por el comunismo la proposición y le entregara un día el premio no a Mongo P; sino a Humberto Zumbado o a Max Lesnick o a Soledad Cruz, a pesar de que estos últimos son soldados desde la cómoda “emigración”, creo que en Méjico ella y el estiércol puro ya se sabe. Supongo que podría ser por sus largas y valiosas obras cumbres literarias que nadie conoce; pero para ciertas cosas y cierta gente no se necesita “lo material”, como decía Juan Formell en 1968. Con la mala idea basta para el desprestigiado grupo de Estocolmo, que ya lo han demostrado; así como su aparente inclinación a la izquierda, si cabe la definición.

Con fecha 27 de marzo, el Granma Internacional considero que Silvio “había tomado partido contra la campana mediática que pretendía demonizar a la Revolución por estos días…” y el titulo del articulo lo dice todo: “Tengo muchas mas razones para creer en la Revolución que en sus  detractores”.

Todo esta bien y acorde con la posición de esta bacteria devenida “canta-autor” millonario por obra y gracia del castrocomunismo y de una juventud sin rumbo ni alternativas en Cuba, mas otra con alto voltaje antiamericano y comunista en América y España; pero donde aprecia mal el plumífero es en que da la impresión de que Silvio se hubiera mantenido “al margen” de su abyecto compromiso con el régimen alguna vez, al declarar que “toma partido” cuando debió decir “como siempre, firme en su línea…”

Sin embargo, el tipo da la impresión de que esta confundido de tal forma que ve la difícil coyuntura actual como algo que desembocara en “necesidades que beneficiaran a todos…” En este caso, ¿Quiénes son todos? y ¿Cuales son “esos beneficios colectivos?

Ni mas ni menos que una controversia campesina entre dos repentistas de pésima clase al seleccionar el Partido la posición política del autor de “Hay un grupo que dice”, como opositor de las recientes declaraciones de su colega y compositor de “Para vivir” ante la muerte del huelguista político Orlando Zapata, la posible de Guillermo Fariñas y la bestial versión tropical progromista contra las Damas de Blanco: Bando Rojo y Bando Azul o una trama de Antón Arrufat con argumento sacado de la Francia del XVIII con los enfrentamientos entre jacobinos y girondinos por el poder en medio de la Revolución Francesa, el titulo del sainete bien que pudiera ser “Arde Palo Caga’o” considerando que en esa zona, reparto Zamora de Marianao, esta el Palacio de Convenciones.

Yo pensé que estábamos ante una repetición del duelo Andrés Valdespino-Carlos Rafael Rodríguez, en el que el profesor de Derecho defendía los valores de la democracia y acusaba abiertamente la represión y el crimen del totalitarismo comunista y cuyos artículos (los de ambos), salieron durante 3 ediciones consecutivas de Bohemia en 1960 y que el propio tirano decidió suspender, al quedarse el estalinista villareño del “chivito” sin plumas y cacareando y con total escasez de argumentos para seguir en la lid ni con posibilidades de empate; pero no, ni Silvio ni Pablo tiene la 1/20 parte de la cultura ni de la inteligencia de aquellos individuos y seria una falta de respeto aplicarle una cañona a la circunstancia.

Las declaraciones de Silvio se produjeron en la presentación de su disco Segunda Cita, en la que participaron Roberto Fernández Retamar, llamado en una de sus novelas “el Sargento Tamal” por el mejicano Carlos Fuentes; o “Vino de Oporto-un ismo” por José Lezama Lima al ofrecerle personalmente una opinión sobre una de las obras sin trascendencia que escribiera y Abel Prieto, el hijo del Cojo pinareño del Depto. de Becas en el Ministerio de  Educación de la era del liliputiense Armando Hart.

Curiosamente, la primera cita de Silvio hecha disco se nombra Cita con Ángeles y fue concebida por “la impresión que le causo la invasión norteamericana contra el pueblo de Irak”. En el último disco de citas, según Silvio, la influencia es de temas domésticos y por lo que dijo en la presentación, hay que decir como Chicharito en su época, “Allá va eso”.

Silvio sigue ciego ante cada una de sus citas y, como que se ha vendido de controversial siempre por si la cosa se enmaraña subirse a un tabla’o y dirigirse a un publico poco consecuente consigo mismo con “ustedes si supieron siempre que, donde dije digo, quise decir realmente Diego” proceder hasta delatar a Juan Formell por haber hecho trabajo voluntario torturando presos políticos en Villa Maristas; o a Norberto Fuentes por infiltrado de Castro y, después, guitarra en ristre, repasar algunas viejas canciones contestatarias de cuando toda una generación lo confundió como una influencia positiva en la lucha contra el crimen y la represión en la Cuba de finales de los 60’s y, en la mas cobarde de las actitudes posibles, la traiciono; sencillamente así.

 

 

 

 
El silencio de los corderos y el aullido de los lobos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 12 de Septiembre de 2010 03:27

Por PEDRO CORZO

La muerte de Orlando Zapata Tamayo, los abusos a las Damas de Blanco y su grupo de apoyo, el posterior acoso a Reina Luisa Tamayo, madre del ultimo mártir del totalitarismo insular, es una infamia que se viene repitiendo desde los primeros días de enero de 1959, porque para el régimen y sus partidarios las calles son de Fidel y las cárceles y la muerte para los opositores.

El castrismo y sus métodos han sobrevivido en parte por la debilidad moral de un amplio sector de la sociedad. Una mayoría silenciosa que aunque consciente de lo injusto y el fracaso del proyecto, acata sus mandatos o finge aceptarlos.

Entre ellos se encuentran los que prefieren no ver ni escuchar. Los que cumplen el oficio de sordos y ciegos. No importa lo que suceda en la casa vecina, lo que le ocurrió al amigo de la infancia, al compañero de trabajo o al familiar. Pueden no actuar en su contra, hasta compadecerse, pero se distancian con un lapidario ``se lo buscó''.

Pero no hay dudas de que la columna vertebral del despotismo insular son las fuerzas armadas. Los cuerpos armados sirvieron en las guerras mercenarias, exportaron la subversión imperialista que patrocinó el castrismo por décadas y en su momento sustituyeron a las elites del Ministerio del Interior, que en la opinión de muchos era el principal sostén del régimen. Ambas fuerzas siempre se han complementado y el resultado han sido décadas de terror, miseria y opresión.

De esta ecuación no se pueden excluir los funcionarios. Los que implementan las políticas administrativas del gobierno, estructuran las relaciones internacionales en base al chantaje y el soborno, y la nomenclatura intelectual que arropa con talento asalariado las acciones más vergonzosas de la jerarquía. Entre estos últimos se destacan los que integran el aparato de propaganda del régimen, periodistas, escritores y artistas, que con sus inventivas confunden e intimidan a una parte de la población y desinforman al mundo exterior.

También están los cómplices con rostros, los que respaldan la dictadura a sangre y fuego. Hacen el trabajo sucio. Atemorizan, usan la violencia. Represores de oficio. Esbirros de corazón. Imparten las órdenes e interpretan a la perfección la voluntad de sus superiores, y si estas no llegan a tiempo, no dudan en aplicar la fuerza para la que están entrenados. Morder, desgarrar, es su vocación de fe.

Pero lo que más repercute en el control absoluto de la sociedad cubana por su capacidad de intimidación, son las turbas divinas de la opresión. Sin ser un pilar fundamental amedrentan a los ciudadanos y ejercen influencia en la opinión pública mundial. Ellos han asumido la doble moral como práctica de vida. En esa sumisión activa gritan, predican, vejan y hasta matan para lograr sobrevivir sin rasguño alguno la opresión que también les agobia continuando así una existencia de corral que les equipara a carneros, pero con colmillos de lobos.

Esos cómplices anónimos, esa multitud sin identidad que cambia de sujetos según las circunstancias, la localidad y el tiempo, pero que siempre está dispuesta a aplastar y destruir a todo aquel que defiende su derechos de vivir a su manera y de rendirle culto y obra a sus convicciones, son quienes visten al régimen con una legitimidad que no es genuina porque es consecuencia del miedo colectivo, de un oportunismo ramplón que concluye que es mejor ser victimario que victima. Aguantar a cualquier precio es su consigna y aquellos que no lo hagan deben ser execrados porque rompen el equilibrio del sometimiento.

sa masa anónima, de número variable, de rostros comunes, con el compromiso de hacer miserable la vida de los otros, es la carne, músculo y hueso del totalitarismo. Ellos son más importantes para la imagen pública del régimen que el burócrata que administra, que los oficiales que comandan las tropas, coordinan la represión o dirigen una prisión. Sin ellos no estarían Fidel y Raúl Castro, Ramiro Valdés o Ramón Machado Ventura. Esa masa mezquina mata física y moralmente. Para ellos no hay fronteras en el abuso. Esa es la principal herencia del totalitarismo cubano.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/09/11/800093/pedro-corzo-el-silencio-de-los.html#ixzz0zHY09TrO
Última actualización el Domingo, 12 de Septiembre de 2010 03:28
 
«InicioPrev371372373374375376377378379380PróximoFin»

Página 373 de 423