La Uneac expulsa al escritor Pedro A. Junco por su carta a Díaz-Canel

El escritor camagüeyano Pedro Armando Junco ha sido expulsado de la Unión ...

Chile expresó “preocupación” por el ataque armado sufrido por su embajador en Colombia

El ministro de Exteriores de Chile, Andrés Allamand, ha expresado este miércoles ...

Elliott Abrams: “Estamos trabajando duro para que Maduro no siga en el poder para fin de año”

Elliott Abrams aseguró que la administración de Donald Trump está trabajando “duro” ...

EEUU anunció que enviará a Taiwán su delegación de más alto rango desde 1979

Estados Unidos enviará próximamente a Taiwán su delegación de más alto rango ...

Segunda turma do STF dá primeiro passo para anular condenação de Lula

"Há quem diga que Celso de Mello, às vésperas da aposentadoria e ...

Artigos: Cuba
CÓmo intenta sobrevivir el castrismo (I) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Miércoles, 23 de Junio de 2010 14:23

Por HUBER MATOS ARALUCE

¿Democratizar en la isla o consolidar a Hugo Chávez en Venezuela?

Hace casi un mes, el domingo 24 de mayo, durante una conversación telefónica, Laura Pollán me dijo: “Huber, no van a soltarlos a todos, porque los presos son monedas de cambio”.  Los acontecimientos le han dado la razón a la valiente dirigente de las Damas de Blanco.

Cada vez más el anuncio y eventual liberación de los presos políticos se perfila como una maniobra que nada tiene que ver con un cambio democrático en Cuba – aunque el gobierno de  España, algunos corresponsales de prensa extranjera en La Habana y uno que otro “experto académico” aseguren lo contrario.

España no pudo convencer al bloque de la Unión Europea de cambiar la Posición Común por una política favorable al castrismo. Una liberación de presos políticos, aunque fuese parcial, podría facilitarle a España  el alegato de que el diálogo entre la Iglesia y el gobierno de Cuba es el camino a seguir.

España tendría que volver a intentar un cambio de la “Posición Común”, que exige un mejoramiento de los derechos humanos en Cuba como condición a un acercamiento entre el gobierno cubano y el bloque europeo. Eso estaría por verse, porque los países europeos no son novatos a la hora de tratar con regímenes totalitarios.

Al régimen le conviene que se especule que el “diálogo” con la Iglesia Católica puede ser el inicio de un nuevo rumbo. Siempre mantendrá bajo la manga la opción de no hacer nada o de dar luego dos pasos hacia atrás. Cualquiera que sea el camino eventual que tome la dictadura, tendrá como propósito afianzarse en el poder.

Cuando se analiza el panorama general, se descubre detrás de esta cortina de humo el objetivo prioritario de la tiranía castrista: consolidar a Hugo Chávez en el poder en Venezuela. Lo demás es entretenimiento para el público y un esfuerzo para evitar que aumente el deterioro que han sufrido ante la opinión pública internacional.

Para la dictadura la situación no es nada fácil. La oposición democrática dentro y fuera de Cuba encontró en la muerte de Zapata y en el desafío de las Damas de Blanco un motivo de orgullo que en pocas semanas creó una especie de frente común.[i] En la isla, la población rechazó la forma en que el gobierno quiso justificar ambos atropellos. El reto de Guillermo Fariñas le complicó la situación.

Respondiendo a un llamado de Gloria Estefan, ciento cincuenta mil cubanos se manifestaron en Miami en apoyo a las Damas de Blanco. El artista Andy García organizaba otra marcha en California, y grupos de cubanos en muchas ciudades del mundo también expresaron su solidaridad.

La condena de la Unión Europea, como consecuencia de la muerte de Zapata y de los atropellos a las Damas de Blanco, y en sintonía con la decisión de rechazar la iniciativa española de eliminar la Posición Común, fue otro golpe contundente para el castrismo.

A esto se sumaron dirigentes y grupos socialistas en varios países, que hicieron declaraciones denunciando estos abusos. Algunos sectores de la izquierda parecen haber comenzado a tomar distancia del fracaso de la “revolución cubana”.

No todo comenzó con Zapata. El descontento del pueblo en la isla lleva décadas … ha pasado de la queja a la crítica y de la burla al desprecio hacia el grupo gobernante. Es cada vez mayor el número de cubanos que ya no achaca al “bloqueo” la precaria situación  económica en que viven. La percepción colectiva es que la crisis es producto de la rigidez del  sistema,  la corrupción de los funcionarios y la incompetencia de Raúl Castro.

El hecho es que el pueblo no quiere trabajar. Cuba no tiene suficiente petróleo para satisfacer sus necesidades internas, la agricultura es un desastre sin solución a la vista, las industrias se van derrumbando una por una y el financiamiento externo es nulo o muy limitado.

La cúpula en el poder nunca había tenido que enfrentarse a una situación tan negativa, a la que hay que sumar el escepticismo de los mandos medios, convencidos de que la dirigencia no tiene la capacidad ni la voluntad para buscar una solución.

Continuará…

 


[i] –hoy debilitado por la polémica sobre los beneficios del turismo estadounidense en Cuba, según fue planteado por un grupo de disidentes y refutado por otro.  Ver:  Lanzándole un salvavidas a Raúl Castro y DEL PARTIDO CUBA INDEPENDIENTE Y DEMOCRATICA A LA OPINION PÚBLICA

 

 

Última actualización el Viernes, 25 de Junio de 2010 12:10
 
No solo son las FARC (1) las que toman rehenes, también las FAR (2) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Lunes, 21 de Junio de 2010 11:00

Por RAÚL FERNÁNDEZ RIVERO

En Cuba se encuentra en Villa Marista (3), centro de detención de la Seguridad del Estado, Alan Gross, ciudadano de Estados Unidos, de 60 años, subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid), quien trabaja para la empresa Development Alternatives (DAI), que se dedica a labores de desarrollo en otros países y fue detenido el pasado 3 de diciembre por distribuir computadores portátiles, móviles y otros equipos tecnológicos en la isla. La razón de su detención regalar equipos de comunicación, es decir facilitar a los ciudadanos medios de comunicación e información en plena Era del Conocimiento y la Tecnología.

Comentaba esto en un grupo en los pasillos de la UCAB (4) y alguien me espetó:"¿pero los regalaba?" Sí, respondí. "¿Y eran CDs y casetes de propaganda contra Fidel?" No, con toda paciencia le dije: eran móviles celulares, computadores nuevos, y lectores de DVD, sin propaganda y para que cada cual lo use como crea. "Eso es imposible" me respondió con los ojos grandes, abiertos como un pez acabado de atrapar fuera del agua.  Miró a su compañero y amigo mío con dudas, y cuando éste, con una cara preocupada y triste, le señaló que así era, me preguntó con una sorpresa y indignación mayúscula: "¿Y por qué?¡¡¡¡¡¡¡¡"

Se imaginarán cuantas cosas hay que explicar a un joven que no conoce el comunismo y menos las truculentas maniobras y leyes del Castrato, a pesar de ser la respuesta muy sencilla: MIEDO.

Sí, el señor Alan, está preso por miedo y otra curiosa causa:

La primera: por que el régimen le tiene pánico a una sociedad informada que pueda conocer como son las sociedades civiles del resto del mundo o que es la libertad o que resultaría cuando los jóvenes vean como es la vida de alguien de su misma edad en otros países, no necesariamente en los estados ricos del norte, sino en sus vecinos del Sur.

La segunda: Es más, mucho más, sutil. Un norteamericano de una agencia del Gobierno es un material de negociación de más valor que 100 cajas de bonos del tesoro.

Ahora lo tenemos en prisión, como muchos cubanos honestos y de principios que han dado su esfuerzo y sacrificio pacíficamente por la libertad de Cuba, junto a otros que en honor a su ideario y su concepción de la lucha han empleado la violencia, de una u otra forma, en busca de la libertad perdida, tan honestos como los pacifistas pero opuestos en los medios a utilizar, legítimos todos. Porque cuando el Estado es el propietario y único poseedor de la armas y tiene el poder absoluto en el ejercicio de la violencia para imponer sus ideas, el ciudadano está en su derecho de recurrir a la misma vía para defender las suyas.

Pero ¿estaba cometiendo un delito el amigo Alan? ¡Claro que no! ¿Puede ser regalar cosas sin condiciones, ni contenido político o ideológico o de marketing, un delito?  Solo en Cuba.

Aunque la verdadera causa es que Cuba busca hace tiempo un rehén  de calidad para cambiarle por los 5 presos, que espiaban en USA a otros cubanos y a instalaciones Militares de ese país. Aquellos que llaman todos los días en programas radiales, de TV  e impresos, "los 5 Héroes antiterroristas", en un esfuerzo sobrehumano que consume muchas divisas en propaganda, no solo en Cuba sino en el resto de los países del mundo -al punto que las embajadas tienen una partida especial para ello- para convencer a tirios y troyanos que estos ciudadanos estaban luchando contra el terrorismo y no espiando descaradamente.

Siempre hubo la sospecha de que Cuba pretendía un canje de algunos presos de la Primavera Negra por los famosos "CINCO", sin embargo la condición de cubanos de estos sufridos defensores de los Derechos Civiles, al parecer impide una negociación de tal tipo, pero ahora tenemos y a punto de ser juzgado -con todos sus derechos bien respetados dice Cuba, famosa por no respetarlos- a todo un ciudadano de USA, arrestado con las manos en la masa - o más bien en los teléfonos- a quien condenar por delitos contra la seguridad de la Nación, espionaje, conspiración con ciudadanos cubanos para delinquir, y como 10 etc. más.

Los rehenes no solo se toman en los asaltos  a bancos o en las montañas por los narco guerrilleros, Cuba tiene experiencia en eso y el General Castro ya conoce como manejar el tema. En 1958 y para presionar que USA no enviara más armas y municiones a Batista tomó 45 ciudadanos americanos (civiles y militares) como rehenes, en las cercanías de Santiago. El general es experto en el tema.

Sin duda algo se mueve. En las actuales negociaciones sobre inmigración que celebrarán las Cancillerías de ambos países, se espera que los Estados Unidos planteen el caso de Alan a los cubanos.

Tenemos tema para debatir y antecedentes para una negociación.

En Cuba no hay dólares para negociar comida para su pueblo hambriento, ni divisas para comprarle medicinas a cualquier país del mundo. Ni siquiera hay dinero para comprar válvulas para que no se bote el agua. Sí hay quién las venda, muchos países lo harían, lo que no hay es real como dicen en el llano. Pero tenemos, como si fuera una caja de bonos del tesoro, al Sr. Alan Groos para negociar.

 

Raúl Fernández Rivero

 

(1)FARC: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Grupo guerrillero de más de 40 años de existencia de Inspiración Castrista, que fuera entrenado y apoyado por Cuba abiertamente, hasta las negociaciones entre ambos países. Hace unos años y debido al cerco internacional a sus actividades terroristas y la eficaz acción del Gobierno Colombiano contra sus actividades, aceptaron proteger militarmente a varios grupos de narcotraficantes y más tarde ellos mismos en actores del tráfico, en busca de dólares para sus actividades. Otra forma de financiación ha sido la toma de rehenes para proteger los estados mayores de las columnas guerrilleras y presionar al gobierno para un canje de estos por los guerrilleros presos que son más de 600. Y otros secuestros para el criminal chantaje a las familias por altas sumas de dinero.

(2)FAR: Fuerzas Armadas Revolucionarias. Nombre oficial del ejército de Cuba, que fuera utilizado para sustituir el de Ejército Nacional de Cuba, derrotado en la Guerra civil que finalizó en 1959 y desmantelado en esa ocasión.

(3)VILLA MARISTA: Edificio dedicado a los ejercicios espirituales y otra actividades  de formación por la Congregación de los Hermanos Maristas. Era una edificación nueva en 1959,  de construcción sólida y de alta calidad, con todos los servicios, que disponía de habitaciones sobrias para los que asistían a las actividades. Convertida por el régimen cubano en centro de detención preventiva e interrogatorio para los prisioneros políticos hasta su juicio y traslado a prisión. Sigue siendo conocida por su nombre original.

(4) UCAB: Universidad Católica Andrés Bello, excelente centro de Estudios Universitarios, regenteado por los Padres Jesuitas.

Última actualización el Lunes, 21 de Junio de 2010 11:01
 
Vigencia de una tradición PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 18 de Junio de 2010 11:30

Por VICENTE ECHERRI

La última novedad de la política cubana podría comentarse parodiando un conocido danzón: ``De La Habana (que no de Matanzas) han traído una carta y me han dicho que no te la dé'', pues el receptor de este ``recado'', suscrito por 74 figuras de la oposición dentro de Cuba, no es el exilio, que se supone sea el natural interlocutor de nuestros compatriotas de la isla, sino el Congreso de los Estados Unidos y esto, no obstante, confieso que me gusta. No el contenido de la carta, entendámonos, pero sí su destinatario. Que un grupo de cubanos empeñados en una acción política recurra una vez más al gobierno norteamericano como árbitro de nuestra situación es postura con abolengo, que cuenta con el respaldo de la tradición, señal inequívoca de que, pese a todos los empeños del castrismo, la geografía sigue condenando al régimen que quiso subvertirnos la historia.

Los americanos vuelven a ser actores, agentes o como quiera llamárseles de nuestra realidad (ciertamente nunca han dejado de serlo, aunque a veces desde posiciones muy pasivas) y el reconocimiento de esta verdad, sensata por demás, viene de la mano de un texto que ha caído en Miami como una bomba de fragmentación. Algunos de este lado han reaccionado con furia y descalificaciones desmedidas hacia los firmantes; otros, desde esta misma página, se han replegado con excesiva y cuestionable humildad, abdicando de cualquier compromiso activo y concediéndole el exclusivo protagonismo de la oposición a los activistas que viven en Cuba, muchos de los cuales son los signatarios de esta carta. Yo creo que ambas reacciones (la desdeñosa cólera y la humilde renuncia) son desmesuradas e inmaduras, y ambas responden a los estereotipos de una comprensible fatiga.


Los firmantes de esta carta al Congreso creen que la afluencia de norteamericanos en Cuba va a aliviarles las penurias económicas y a oxigenar el viciado ambiente político que el régimen monopoliza, dando lugar a que la disidencia pacífica (adjetivo que nunca se cansan de recalcar) y los periodistas independientes puedan tener más libertad para operar, al tiempo de privar al régimen del pretexto en que suele justificar sus arbitrariedades y desmanes. Son las mismas razones de la mayoría de los que abogan por el levantamiento del embargo desde una posición anticastrista y, en gran medida, podrían tener razón, en cuanto a ciertos efectos a corto plazo; pero eso no basta para hacerme renunciar a mi punto de vista y a lo que estimo es mi contribución a este debate nacional, ni tampoco para tratar de anular el de ellos con denuestos.


Yo creo que cualquier movimiento de parte de Estados Unidos tendiente a normalizar las relaciones con el régimen cubano es un paso hacia su legitimación, no hacia su derrocamiento: facilita la coartada que necesita la tiranía para ganar un poco de aire y disfrazarse --ante una opinión internacional dispuesta aún a otorgarle cierto crédito-- como un actor responsable de la vida política cubana y no como el lastre que en verdad es. En ese sentido, la Iglesia Católica, con la indudable buena voluntad de aliviar la situación de algunos disidentes, se ha prestado a ser cómplice de esta distensión y, en tal empeño, hasta se vale de algunos politólogos cubanos que viven en el exilio, tales como Carmelo Mesa Lago y Jorge Domínguez, famosos desde hace mucho por sus posiciones conciliadoras hacia el castrismo, a los que ahora se suma Arturo López Levy, de la misma persuasión. Los tres viajaban a La Habana esta semana a participar en una conferencia auspiciada por la Iglesia en el contexto de la visita a Cuba del Secretario de Estado del Vaticano y que tiene por objeto convencer a Raúl Castro de que hay que desactivar la bomba que tiene en las manos antes de que le estalle. La carta de los 74 opera en el mismo sentido.


No me atrevo a vaticinar la respuesta del régimen ante este cortejo de los que quieren sacarle las castañas del fuego a cambio de algunas concesiones (no sea tonto, Sr. Castro, suelte a los presos, deje viajar a Yoani, anule la huelga de hambre de Fariñas, ¿no ha visto que las Damas de Blanco han desaparecido de las noticias desde que no las acosan en sus marchas? Si hace sólo estos pequeños gestos vendrán los gringos en bermudas y correrán el ron y la Coca-Cola, no la sangre), pero no tengo duda de lo que buscan esos acercamientos, que el régimen podría atender --para regocijo de Obama y de Zapatero-- sin afectar en nada esencial su carácter despótico.


A muchos aquí nos sobran razones para que no nos guste esa coartada. El haber vivido por tantos años fuera no nos lleva a creer que podamos imponerle pautas a la disidencia interna, pero tampoco a que debamos subordinarnos a sus criterios. El exilio no nos incapacita ni nos anula como actores de la política de nuestro país, mientras no le hagamos esa concesión a la fatiga; por el contrario, nos facilita los medios, nos amplía los recursos, que no debemos ser remisos en usar. Desde luego, Washington sigue siendo, como hace un siglo, interlocutor y actor, real o potencial, de la política cubana, y nosotros no debemos olvidarlo. Que otros escriban al Congreso pidiéndole que deje ir a los turistas. Escribamos nosotros nuestras cartas, sigamos haciendo nuestro lobby, convencidos de que los únicos turistas norteamericanos que Cuba necesita desesperadamente deben ir armados y con uniforme.


Echerri 2010

Última actualización el Viernes, 18 de Junio de 2010 11:33
 
La Cotorra Mecánica y Cuba Independiente y Democrática PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Martes, 22 de Junio de 2010 09:43

Por HUBER MATOS ARALUCE

El 2 de junio apareció en el blog la Polilla Cubana un artículo de más de 3700 palabras titulado “Las “pacíficas” delegaciones del CID en la isla y sus jefes terroristas en Miami.” El autor, Percy Francisco Alvarado Godoy, es guatemalteco y agente confeso de la Seguridad del Estado castrista[i]. En su página de Facebook dice que vive en el municipio de Playa en La Habana. Es divorciado y se ha “casado doce veces”.

En la diatriba contra el CID repite, como una cotorra mecánica, los anacrónicos epítetos y amenazas que la tiranía ha usado por medio siglo para intimidar, mandar a prisión o condenar al fusilamiento a miles de demócratas cubanos.

El mencionado personaje indica que después de cumplir su condena: “en 1980, Huber Matos fundó la organización terrorista Cuba Independiente y Democrática (CID), en Caracas, Venezuela, con el apoyo de dos partidos políticos de Venezuela: Acción Democrática y COPEI… Desde bien temprano, en 1981, se dedicó a difamar a la Revolución mediante La Voz de CID, violando a las propias leyes norteamericanas establecidas en ese país, por lo que fue sancionado por la Comisión Federal de Comunicaciones de los EE.UU. por operar sin licencia.”

Cierto, Cuba Independiente y Democrática (CID) se fundó en Caracas, Venezuela, en 1980, con el apoyo de los dos grandes partidos políticos democráticos de ese país.  La prioridad el CID desde sus inicios fue enfrentar al castrismo con una estrategia de persuasión política contraria a la violencia.  Planteaba la unidad de todo el pueblo cubano y rechazaba la venganza o el ajuste de cuentas.  Desde hace más de treinta años el CID insiste en que las Fuerzas Armadas Cubanas tienen un rol decisivo en la transición del régimen castrista hacia la democracia.  Por estas razones la actividad principal del Movimiento fueron las transmisiones de La Voz del CID a Cuba, a lo que luego se sumó el proyecto de TeleCID.

Es cierto, como dice el agente de espionaje castrista,  que La Voz del CID fue perseguida y multada por el gobierno norteamericano.  Por esa razón tuvo que salir de los Estados Unidos e  ubicarse en un país latinoamericano.  Desde allí, por diez años, transmitió las 24 horas del día los siete días de la semana.  La programación fue muy popular en Cuba, donde llegó a tener miles de leales radioescuchas en toda la isla, en los precisos momentos en que se desplomaba la URSS.

En los inicios de la década de los noventa, el gobierno estadounidense parece haber llegado a una negociación con la tiranía castrista respecto al CID.  Después de insistir infructuosamente con el gobierno latinoamericano que nos apoyaba  para que clausurara la Voz del CID, Washington lo amenazó con suspenderle la ayuda militar a las Fuerzas Armadas si no lo hacía.  Como consecuencia la Voz del CID dejó de transmitir.

Es difícil conciliar el argumento del agente castrista de que el CID es un instrumento del imperialismo, con su propia afirmación de que el CID fue multado por transmitir desde los Estados Unidos, y el hecho de que nuestras transmisiones de radio y televisión fueron terminadas por las acciones y presiones de Washington.

Sobre la acción del gobierno de Washington nadie debe sorprenderse, todos somos testigos de la presión para cortarle los fondos a Radio y Tele Martí.  En lugar de discutirse públicamente como se mejora su programación, se alega que los más de 700 millones de dólares gastados estos proyectos no justifican la reducida audiencia que tienen en Cuba.   Con un chantaje cerraron a La Voz del Cid y a Telecid, ahora le toca el turno a Radio y TV Martí.

En cuanto a los miembros del Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, el articulista los describe en estos términos:

 

“De manera abrupta y sospechosa, motivados unos por la búsqueda de un cuestionado protagonismo, tan propio de las vulgares vedettes de sórdidos espectáculos; movidos otros por la sed de dinero fácil proveniente del gobierno norteamericano y de supuestas fundaciones europeas para financiar a la traición; y, por último, esperanzados de encontrar una vía segura para lograr un “futuro próspero” en EE UU o en alguna capital de la veleidosa Europa, un centenar de aprovechadores de toda laya y oscuro pasado, se han coligado bajo la sombra del grupúsculo terrorista Partido Cuba Independiente y Democrática (CID), para venderse ante el mundo como supuestos luchadores por la libertad, creando insignificantes células en Ciudad de la Habana, Pinar del Río, Camagüey y en Palma Soriano. No estoy seguro si están en pleno conocimiento sobre quiénes son sus patrocinadores desde Miami y si conocen en realidad el tenebroso pasado terrorista de los mismos o, simplemente, hacen dejación de ello para mantener a toda costa su sucio papel de buscavidas, a costa de servir a la contrarrevolución interna.”

Si nos atenemos a su descripción, parecería que la tiranía no tiene por qué preocuparse por los miembros del CID.  Son un centenar de buscavidas que lo que quieren es irse del país.   No saben o no les importa que los cabecillas en Miami sean “terroristas”; lo de ellos es recibir dinero y alistar las maletas.  La dictadura podría montarlos a todos en un avión y resolver el problema.

Otra alternativa de la dictadura es dejar que los activistas del CID en Cuba sigan creciendo y entreteniéndose.  Ellos no representan ningún peligro, porque cada vez que se reúnen los vecinos “revolucionarios” se encargan de repudiarlos y aplastarlos. Eso mejora la moral de las masas, que no anda muy bien, según ha declarado públicamente Raúl Castro.

Como el CID recibe grandes sumas del gobierno estadounidense y de Europa, mientras más buscavidas tenga en Cuba, más dinero habrá para todo el mundo.  El país está en quiebra y lo necesita.  Y de paso, esas cuantiosas sumas de dólares beneficiarían a la dictadura.  Lo cierto es que el CID no recibe un centavo de ningún gobierno y de ninguna fundación.  El CID no tiene un solo empleado en el exilio.  Todo el trabajo es voluntario.

En su ataque contra el Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, el agente de la Seguridad del Estado Percy Francisco Alvarado Godoy, alias “el fraile”, dedica un ataque despiadado a los miembros del CID en la isla y en la diatriba caracteriza de “provocación” a lo que en realidad son manifestaciones pacíficas a favor de un cambio hacia la democracia en Cuba y en apoyo a Guillermo Fariñas y a las Damas de Blanco.  En su tergiversada descripción es recurrente el escenario de vecinos que  repudian y neutralizan a los “provocadores” “contrarrevolucionarios”.  En realidad, han sido la policía y los agentes de seguridad quienes los han agredido. 

Las intenciones del artículo son obvias.  La Seguridad del Estado se está preparando para reprimir a los miembros del CID. No son conjeturas.  El sábado 5 de junio el Coronel de la Seguridad del Estado, conocido como Nanden, después de haberse llevado de su casa esposado a Hugo Damián Prieto Blanco, delegado del  CID en el municipio La Lisa y presidente del Frente Línea Dura y Boicot Orlando Zapata, le advirtió que van a “barrer” a todos los miembros del CID desde Oriente hasta Occidente.  Los castristas parecen no haber comprendido que eso tendrá su precio político en la isla y en el exterior.  Lejos de detener al CID, lo estimularán dentro y fuera de las prisiones.

En el artículo se describe al CID en la isla de la siguiente manera:

“El 20 de mayo de 2010 contrarrevolucionarios al servicio de Huber Matos inauguraron una nueva célula en Arroyo Naranjo”

el pasado 25 de mayo de 2010, un grupo de vende patrias[vendepatrias], encabezados por Hugo Damián Prieto Blanco, jefe de la insignificante delegación del CID en la Habana, montó una provocación contrarrevolucionaria frente al Capitolio de la Capital, la que fue desmantelada en solo unos pocos minutos por los vecinos de las áreas circundantes, quienes repudiaron a los provocadores..”

“No contentos con ello, un grupo de cinco servidores del CID marcharon a la casa de Prieto Blanco, encabezados por Katia Sonia Martín, coordinadora del CID Región Occidental, donde fueron nuevamente repudiados por los vecinos revolucionarios del lugar.”

La delegación de “Ciudad de la Habana, que pasó a ser encabezada por Alfredo Montanos Ramos como delegado, Raúl Parada Ramírez, como vice delegado, así como por Flores Barroto, Ernesto Rodríguez López y Niurka de la Caridad Ortega Cruz.”

“Cinco días antes, para citar otro ejemplo, un grupo de provocadores reunidos en la casa sita en calle 89 # 21410, entre 214 y 216, municipio La Lisa, recibieron “entusiasmados” un mensaje de Huber Matos, en el que los incitaba a continuar con su despliegue provocador...”

“Un día antes, Marrero La Rosa se había reunido con un pequeño grupo de contrarrevolucionarios en la Ciudad de Camagüey” (ver foto del pequeño grupo)

“entre ellas una fundada el 2 de mayo pasado en San Juan y Martínez, en Pinar del Rio, integrada por una quincena [de] contrarrevolucionarios y dirigida por José Antonio Martínez, así como por Esteban Ajefe Abascal, Reinaldo Perdigón Villafranca, Jorge Luis Pérez Ramos,”

“El propio 8 de abril de 2010, se efectuó en Minas, Camagüey, una reunión de estos contrarrevolucionarios entre los que se encontraban Roberto Marrero de la Rosa y Reinaldo Villafana Villavicencio, del Ejecutivo Nacional…”

“Una semana después, el 15 de abril de 2010, otros servidores del CID en
Cuba se reunieron en la vivienda de Nivaldo Amedo Ramírez, sita en la calle 2da No 6, entre Oscar Lucero y Eduardo Chivás, en el reparto Oscar Lucero, Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba, para supuestamente recabar ayuda a varios presos “políticos”, cuando en realidad se buscaba la forma de montar nuevas provocaciones contrarrevolucionarias”

“El 24 de febrero de 2010 fueron detenidos varios dirigentes del CID en Ciudad de la Habana, al montar una nueva provocación en las inmediaciones de las calles Hospital y Neptuno, en el municipio Centro Habana, entre los que se encontraban Carlos Romualdo Purniel Ramos, Abdel Rodríguez Arteaga, Eurides Vázquez Mallet y Aimé Cabrales Aguilar y Ricardo Santiago Medina Salabarria.”

“El 25 de enero de 2010, otro grupo de casi treinta contrarrevolucionarios formaron una célula del CID en el municipio de Centro Habana, encabezados por Ricardo Santiago Medina Salabarria, jefe del provincial del CID en Ciudad de la Habana”

“Casi veinte días antes, el 6 de enero de 2010, en horas de la noche, otro grupo de contrarrevolucionarios adheridos al CID montaron un show provocador en el parque de 21, de la barriada de Lawton, municipio 10 de Octubre...”

Estas descripciones no son todo, sino parte de la organización del CID en Cuba.  Es difícil creer que cubanos que se arriesgan en esta forma a la represión de un régimen implacable, lo hacen por dinero o para salir del país como alega el agente. Corresponde a la conducta de personas idealistas y audaces.

Quienes maquinaron este manifiesto de mentiras e inexactitudes, no se han dado cuenta de que le han hecho un gran favor a Cuba Independiente y Democrática y a todos sus miembros.  Han demostrado que sus hombres y mujeres tienen capacidad de sacrificio y de trabajo.  Se enfrentan a la tiranía sin odio ni violencia.  Luchan por la Nueva República. Una nación solidaria con los ciudadanos más necesitados, donde se respeten los derechos humanos, se estimule el progreso y en la que los funcionarios públicos estén obligados  a rendirle cuentas al pueblo.

 

 


[i] Según una entrevista en Rebelion: “Fraile”, nombre de combate de Percy, se infiltró en el ala terrorista de la criminal Fundación Nacional Cubano-Americana, la misma que tenía como plan siniestro el colocar explosivos plásticos en el Cabaret Tropicana y otras instalaciones turísticas para causar muerte y destrucción. Gracias a su trabajo se pudo descubrir y detener algunas de las acciones que los terroristas de la mafia de Miami pretendían ejecutar. Lamentablemente no se llegó a conocer todo lo que tenían planificado, puesto que Posada Carriles y sus cómplices estaban contratando mercenarios en Centroamérica para llevar adelante los atentados que tuvieron lugar en algunos hoteles de Cuba en el año 1997, los mismos que provocaron la muerte del italiano, Favio Di Celmo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56933

Última actualización el Martes, 22 de Junio de 2010 09:47
 
Transparencia para Cuba PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Viernes, 18 de Junio de 2010 10:13

Por OSWALDO PAYA

El gobierno cubano ha continuado el diálogo con la Unión Europea en el que su interlocutor designado es el gobierno español. Este ha aceptado las reglas del gobierno cubano y la más significativa de estas reglas es: que los más altos funcionarios españoles no dialoguen con la disidencia pacífica cubana.

La Habana -- Esta exclusión es representativa de la contradicción entre ese diálogo y los anhelos más legítimos de los cubanos. Por eso ese diálogo no es un facilitador del diálogo entre cubanos, ni de los cambios pacíficos, porque niega la voz a los que expresamente y directamente vamos a la raíz del problema al demandar los derechos para los cubanos. Si hay presos políticos en Cuba, es porque el gobierno niega muchos derechos a los cubanos.

No se puede desconectar a esos cubanos de la causa por la que fueron encarcelados injustamente. Ellos, nuestros hermanos y compañeros de lucha, están en prisión por defender pacíficamente los derechos de todos los cubanos, por eso deben ser liberados rápidamente y sin condiciones.

El gobierno no respeta el derecho del pueblo a saber, lo sumerge en la angustia y la desinformación y en la incertidumbre sobre su vida y su propio futuro y ni siquiera se compromete ante sus ciudadanos a realizar los cambios y respetar sus derechos. No es la Iglesia la que tiene presos a los presos, sino el gobierno, no es la Iglesia la que niega los derechos a los cubanos, sino el gobierno. Pero tampoco es justo con el pueblo de Cuba, ni con la fiel y sufrida Iglesia en Cuba, que es parte de pueblo, que algunos pastores acepten el papel de ser interlocutores únicos del gobierno aquí en Cuba, aceptando y practicando así la condición de exclusión que impone el propio gobierno, en el momento en que los cubanos queremos cambios con transparencia, derechos y que se le respete al pueblo lo que es del pueblo: la libertad. Esa que Dios da y que nadie puede quitarnos.

Desde los tiempos de las otras dictaduras que azotaron a Cuba y durante toda la dolorosa historia del presidio político en esta dictadura, muchos familiares de prisioneros políticos y también comunes, así como cubanos perseguidos y excluidos, han encontrado en la Iglesia asistencia, consuelo y acompañamiento humano en medio de la pobreza, las enormes dificultades y el dolor. Así ha sido también y muy especialmente después del encarcelamiento de los que llamamos los Prisioneros de la Primavera de Cuba, que son un signo de la esperanza de la liberación. La Iglesia puede ser perseguida y criticada por cualquiera, pero también cuando no tengan donde acudir hasta esos que la critican y persiguen como cualquier otro, pueden acudir a ella y tocar sus puertas y encontrarán la acogida amorosa de religiosas, sacerdotes, laicos y también de sus obispos. Mucho más una iglesia que en Cuba ha madurado en la pobreza y se ha afirmado y unido en su fidelidad a Jesucristo, sufriendo la persecución. También hemos aprendido dela Iglesia, que nadie debe pretender ser actor político desde la Iglesia, porque convierte a la Iglesia en parte política, cuando esta debe ser facilitadora del diálogo entre todas las partes. Creemos que los cubanos no deben quedar como espectadores de esta u otra negociación o interlocución, sino que ya deben disponerse a ser protagonistas de su liberación, protagonistas de su propia historia, como profetizara el papa Juan Pablo II.

El gobierno ni nos reconoce a los disidentes, ni dialoga con nosotros, porque tendría que reconocer y respetar los derechos y la libertad de los cubanos. Por disidencia u oposición se conoce al movimiento que dentro y fuera del país lucha pacíficamente por la libertad, la reconciliación y los derechos humanos en Cuba. La disidencia, entonces, es mucho más que una temática que pueden tratar el Gobierno y representantes de la Iglesia sin escucharnos o considerarnos. Somos un grupo de cubanos y cubanas que durante décadas, la mayor parte del tiempo como voz solitaria en el desierto del terror y la mentira, hemos proclamado el derecho de los cubanos a los derechos y buscado la paz trabajando por la justicia. No pedimos espacio ni privilegios ni reconocimiento para nosotros, ni lugar en diálogos que no sean con todos los cubanos, solo anunciamos y proclamamos que, con diálogo o sin este, continuaremos luchando pacíficamente por la libertad, los derechos, la justicia y la paz en Cuba hasta lograr esas metas. Ese lugar no nos los otorga nadie en este mundo y en esa misión nos encomendamos a Dios Nuestro Padre, Señor de la Historia.

Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación.



Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/06/17/745267/oswaldo-paya-transparencia-para.html#ixzz0rCLb6eID
Última actualización el Viernes, 18 de Junio de 2010 10:15
 
«InicioPrev341342343344345346347348349350PróximoFin»

Página 344 de 379