Exiliados cubanos preparan boicot de productos españoles por la visita real a Cuba

Varias decenas de exiliados cubanos protestaron este miércoles frente al Consulado General ...

Chile se hunde en el caos mientras el vandalismo se impone en las protestas

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, hizo un llamamiento para un acuerdo nacional sobre ...

La presidenta interina de Bolivia nombró nueva cúpula militar y los primeros 11 ministros

La flamante presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, designó este miércoles a ...

Estados Unidos, sobre la fuga del ministro chavista Hugo Carvajal: “Es una gran vergüenza para Españ

Estados Unidos consideró el miércoles “una gran vergüenza” para España la fuga ...

Bolsonaro diz a líderes do Brics que quer ampliar negócios com países do grupo

O presidente Jair Bolsonaro afirmou nesta quarta-feira (13) aos líderes do Brics ...

Artigos: Cuba
Cuba, Venezuela y Nicaragua 2019: Libertad y Democracia a la vista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 21 de Abril de 2019 22:49

Resultado de imagem para Cuba, Venezuela y Nicaragua 2019: Libertad y Democracia a la vista

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Se ha configurado una trilogía “del mal” triangulando a Cuba, Venezuela y Nicaragua como los países donde es necesario actuar democráticamente. El heroísmo de los pueblos nicaragüense y venezolano contrasta sin embargo con la relativa pasividad opositora cubana.


Cuba, Venezuela y Nicaragua 2019: Libertad y Democracia a la vista

Jorge Hernández Fonseca

21 de Abril de 2019

Las heroicas luchas populares y callejeras que han protagonizado los pueblos de Venezuela y Nicaragua en los últimos dos años, han puesto de manifiesto no sólo es espíritu democrático de ambos países. También han mostrado a todos la eficiente coordinación para la represión de los gobiernos autoritarios mencionados, teleguiados y dirigidos de manera eficaz desde la Habana.

En una Latinoamérica que se libera del yugo totalitario de la izquierda carnívora que la oprimió en los últimos 20 años, es cada vez más evidente el papel del castrismo en este proceso opresor. Ya nadie duda que la asesoría represiva desde la Habana es la que mantiene en pie la dictadura de Maduro en Venezuela e incentiva la cruenta represión en la Nicaragua de Ortega.

Latinoamérica democrática agrupada en el “Grupo de Lima” encabeza en enfrentamiento a la izquierda carnívora continental, identificando nítidamente a la Habana como la “cabeza de la serpiente”. Estados Unidos por su parte, también ha despertado del sueño “obamista” de pactar con el castrismo, en el convencimiento de que la dictadura cubana es el enemigo a derrotar.

Se ha configurado una trilogía “del mal” triangulando a Cuba, Venezuela y Nicaragua como los países donde es necesario actuar democráticamente. El heroísmo de los pueblos nicaragüense y venezolano contrasta sin embargo con la relativa pasividad opositora cubana. Es que el mecanismo de control represivo totalitario tiene dos grandes etapas: la etapa de las revueltas y la represión dura y cruda, hasta que sobreviene la segunda etapa, de control represivo y terror.

En Cuba ya se sobrepasó la primera etapa. Son ya sesenta años de represión contra los cubanos, donde de inicio --en los primeros veinte años de la dictadura-- el pueblo de la isla demostró su heroísmo, resultando en más de siete mil fusilados y cientos de miles de presos condenados a largos años de prisión, lo que repercute en un reino de control por el terror.

Esta ausencia de rebeldía, junto a la nociva atomización y fragilidad de la oposición política cubana --carente hoy de un cuerpo identificable-- son los obstáculos a vencer en la isla. ¿Renacerá el espíritu de combate cubano, perdido por el mecanismo represivo totalitario? ¿La falta de un cuerpo opositor de consenso hará que Cuba pierda la oportunidad de derrotar al castrismo en su madriguera, con el apoyo de todos los factores políticos externos existentes? ¿Hay una representación opositora cubana capaz de negociar con el Grupo de Lima y EUA?

La segura libertad de Venezuela y el advenimiento de la democracia en Nicaragua, son nítidas. En Cuba, sólo el futuro --y la dispersa y refractaria oposición política cubana-- podrían definirlo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 30 de Abril de 2019 00:06
 
2019, El problema venezolano: Cuba “empuja pero no se da golpes” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 31 de Marzo de 2019 23:42

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En las condiciones actuales, no es difícil percatarse que re-direccionando los golpes (militares, sanciones, conversaciones bajo la mesa, etc.) asestarlos contra la Cuba castrista, porque resultaría en un dividendo mayor, ya que el esfuerzo contra Cuba sería mucho menor que contra Venezuela.

Resultado de imagem para raul castro maduro daniel ortega

El éxito de los golpes contra el poder castrista redundaría además en un triunfo triple, pues implicaría muy probablemente en la liberación simultánea --y muy deseable-- de Cuba, Venezuela y Nicaragua. No sería descabellado re-direccionar las acciones contra “la base” de todo: Cuba, que hoy es tan, o más débil que Venezuela y sostiene todo el andamiaje.

Última actualización el Jueves, 11 de Abril de 2019 13:56
 
El fracaso de la “ingeniería social” marxista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 25 de Marzo de 2019 20:54

Resultado de imagem para carlos marx

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Es fundamental comprender que el carácter científico de una disciplina no viene asociado a aspectos voluntarísticos, como pretende el marxismo hacer con su filosofía, basado en lo cual, le es posible “diseñar” una sociedad como un ingeniero diseña una nueva máquina. Esa pretensión es una quimera mecanicista falsa y fatal.


El fracaso de la “ingeniería social” marxista

Jorge Hernández Fonseca

24 Marzo 2019

Es harto conocido como las sociedades marxistas han usado la “ingeniería social” para diseñar sociedades artificiales, obviando las complejidades de su origen natural. El marxismo y el leninismo impusieron soluciones a problemas de origen sociológico en unos casos y antropológicos en otro, sin tener los conocimientos científicos exactos en tales disciplinas. La sociología y la antropología no son ciencias exactas, por lo que no se puede hacer diseños sociales con posibilidades de éxito, sin esos conocimientos.

Para los profesionales de las ingenierías y la arquitectura por ejemplo, es común la actividad de diseño y proyecto usando la tecnología, a través de las cuales se crean nuevos artefactos y sistemas técnicos, así como modernas edificaciones que han posibilitado al hombre construir el mundo artificial y confortable que hoy disfrutamos.

Hay sin embargo otros campos del quehacer humano que no se someten todavía a las leyes de la ciencia y la tecnología, bien porque su naturaleza es de otro tipo, bien porque los conocimientos actuales todavía no han podido penetrar sus secretos: filosofía, religión, e arte son campos así, por sólo mencionar algunas áreas fuera de la ciencia, que lógicamente poseen sus importantes valores propios e inmutables.

Sin embargo, la frecuencia con que la ciencia y la tecnología irrumpen en el mundo real actual con sus nuevas realizaciones ha creado un procedimiento mediante el cual, dominando las leyes científicas correspondientes, es posible diseñar y construir formidables puentes, enormes edificios, veloces aviones, o enviar un hombre a la luna.

Otras importantes disciplinas no filosóficas, como son la sociología, la política y la economía –que son menos estructuradas en sus conocimientos que la física o la química-- el marxismo pretendió establecerlas como disciplinas “científicas” a partir de estudios y principios que continuamente se generan en estos complejos e importantes campos, pero que de manera ninguna le validan para establecerlas como “ciencias”.

Es fundamental comprender que el carácter científico de una disciplina no viene asociado a aspectos voluntarísticos, como pretende el marxismo hacer con su filosofía, basado en lo cual, le es posible “diseñar” una sociedad como un ingeniero diseña una nueva máquina. Esa pretensión es una quimera mecanicista falsa y fatal.

La filosofía marxista leninista no es ciencia, es filosofía y como tal usa como método la lógica y no el método científico, por lo tanto, no es posible considerarla como ciencia; continúa siendo filosofía y no por eso es menos importante. El hecho que las realizaciones de la ciencia hayan sobrepasado con creces a las mejores realizaciones de la filosofía en la actualidad, no significa que para ganar prestigio haya que asociarse necesariamente a la ciencia, como pretende la filosofía marxista leninista.

El marxismo leninismo parte de una interpretación de la sociedad que no tiene nada que ver con las ciencias y como tal, es puro diletantismo filosófico, aunque respetable y coherente, no es ciencia. Intentar diseñar una sociedad sin tener los conocimientos científicos sobre las leyes que rigen la misma, es como tratar de diseñar un motor sin conocer exactamente los sistemas mecánicos, energéticos, de materiales, etc.

Ese afán de “nuevos y más justos proyectos de sociedades igualitarias”, es el impulso que lleva a los intelectuales marxistas, imitando el trabajo del mundo de las disciplinas científicas o tecnológicas –pero sin verdaderamente conocer a profundidad las leyes en estos campos-- a apoyar el proyecto de verdaderos engendros sociales que fracasan, terminando en actos de repudios y sangrientos paredones de fusilamiento.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Jueves, 04 de Abril de 2019 11:59
 
Cuba, Venezuela y el socialismo derrotado PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 10 de Marzo de 2019 10:20

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En la Cuba castrista queda sólo una caricatura, donde el rey está cada vez más desnudo. El sucesor de la dinastía de los hermanos Castro, Miguel Díaz Canel, se manifiesta cada vez más como enterrador del cadáver socialista, que como sucesor efectivo.

Resultado de imagem para Trump Diaz Canel

En reciente reunión con el sector estatal gastronómico, les pidió a los administradores estatales que “copiaran los métodos de los restaurantes privados”, admitiendo sumariamente el fracaso socialista del castrismo. Me custa mucho trabajo imaginar a Fidel Castro diciendo algo así.

Última actualización el Martes, 19 de Marzo de 2019 05:18
 
Tres lecciones de la lucha venezolana para la oposición cubana PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 06 de Marzo de 2019 09:32

Image result for banderas cuba venezuela


Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Tres lecciones importantes --entre otras-- pueden extraerse como experiencia para la oposición política cubana enfrascada en similar lucha que la del pueblo venezolano por su libertad.


Tres lecciones de la lucha venezolana para la oposición cubana

Jorge Hernández Fonseca

6 Marzo de 2019


La lucha del pueblo venezolano para liberarse del yugo castro-comunista ha tomado el rumbo definitivo de la victoria. La secuencia de acontecimientos que ha llegado hasta hoy encierra lecciones importantes para la lucha del pueblo cubano, por la razón fundamental de ser los castristas los principales asesores políticos de la dictadura venezolana, y los que la dirigen.


Tres lecciones importantes --entre otras-- pueden extraerse como experiencia para la oposición política cubana enfrascada en similar lucha que la del pueblo venezolano por su libertad.


Una primera lección está relacionada con el peso que ha tenido en esta lucha el respaldo internacional para reconocer, apoyar e incentivar a los demócratas venezolanos en su empeño, sobre todo, el apoyo casi total e incondicional que ha brindado Estados Unidos de América. Para la lucha del pueblo cubano esto es muy importante, porque sectores opositores cubanos insisten en guardar distancias del apoyo de EUA, para evitar la inevitable y manida propaganda comunista contra la oposición cubana. Ser apoyado por EUA no significa ser títeres de EUA.


La segunda lección que los cubanos debemos aprender es la importancia del exilio en la lucha por la libertad. Se sabe que la dictadura castrista siempre ha sembrado la cizaña de la división entre “cubanos de dentro y cubanos de fuera”, cizaña que ha sido asimilada en parte por sectores opositores de dentro de la isla. Si en el caso de la Venezuela chavista hay un monolítico apoyo externo, es en buena medida resultado del trabajo del exilio venezolano.


Hay una tercera lección que se aplica al caso cubano, cada vez más clara en el caso venezolano. A pesar de que toda Latinoamérica insiste en descartar una solución militar externa, los cubanos sabemos que Maduro no entregará el poder si no es forzado a hacerlo por la vía de la fuerza. Fidel Castro en vida acunó una frase que es válida también en Venezuela: “lo que obtuvimos por la fuerza, por la fuerza tienen que quitárnoslo”. En Venezuela se trata que la fuerza sea el propio ejército venezolano, pero de no ser posible, será fuerza externa.


Adicionalmente, el apoyo a la lucha actual del pueblo venezolano democrático se debe en buena medida al trabajo de congresistas norteamericanos de origen cubano, como Marco Rubio y Miguel Díaz Balart, entre otros funcionarios cubano-americanos, que han aportado elementos de decisión a la presidencia de los Estados Unidos, conminándola a tomar acciones decisivas en favor de la democracia y la libertad de la Venezuela oprimida y necesitada, incluso de ayuda humanitaria. Los luchadores venezolanos dentro del país, sienten agradecimiento a sus hermanos latinoamericanos en posiciones claves dentro de la administración estadounidense, sin sentirse acomplejados por semejante apoyo, desinteresado y solidario por ser latinos.


En el caso cubano ha habido bastante división por estos tres temas, puestos ahora sobre la mesa de discusiones y resaltados en la lucha del pueblo venezolano. La dictadura de Maduro, al igual que la dictadura castrista, insiste en colocar la dicotomía del contradictorio entre el chavismo y EUA, copiando el esquema castrista, el cual repite que el contradictorio cubano no es entre el pueblo oprimido de la isla y la dictadura opresora, sino entre “La revolución (jinetera) y EUA”. Nadie dentro de Venezuela rechaza el apoyo internacional y mucho menos rechaza la colaboración de Estados Unidos contra Maduro. Los cubanos debemos aprender esa lección.



Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Jueves, 14 de Marzo de 2019 12:06
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 4 de 343