'Si un gobernante no está dispuesto a dimitir por el bien de su pueblo, es un tirano', dice un valie

El padre Jorge Luis Pérez Soto, de la Parroquia San Francisco de ...

El candidato de Evo Morales, Luis Arce, gana en primera vuelta las elecciones presidenciales en Boli

El economista Luis Arce, que dio la gran sorpresa al ganar la ...

Estados Unidos presentó cargos contra seis militares rusos por una campaña de hackeo masiva

El departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó este lunes cargos ...

Novos acordos comerciais assinados entre EUA e Brasil. O que muda na relação?

Depois de 22 meses de negociação entre os governos de Brasil e ...

Artigos: Cuba
El Black Lives Matter ¿contra los cubanos de Miami? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 15 de Junio de 2020 02:31

Colón y los conquistadores españoles, objetivos de las protestas ...


Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Los cubanos respetamos al movimiento negro norteamericano. Pero sepan que las injusticias cometidas contra Uds., de ninguna manera pueden significar que vengan a Miami a cometer injusticias contra nosotros, porque no lo permitiremos. Los derechos de Uds. como minoría, terminan cuando comienzan los derechos hispano-cubanos, también como minoría.


El Black Lives Matter ¿contra los cubanos de Miami?

Jorge Hernández Fonseca

14 de Junio de 2010

Al calor de las protestas en varias ciudades de los Estados Unidos --encabezadas por el movimiento racial afroamericano Black Lives Matter-- para demostrar su descontento con el asesinato a manos de la policía, de un compatriota en Minneapolis, un grupo de sus miembros vinieron a Miami a deshonrar --también de forma injusta-- símbolos hispanos de nuestra ciudad, dejando la huella de su “marca”, junto al símbolo comunista de la hoz y el martillo. ¡Insensato!

Como todos en Estados Unidos saben, la ciudad de Miami creció al calor de la inmigración cubana que escapaba como podía, en condiciones paupérrimas, de la represión, el ninguneo y la confiscación de bienes de los cubanos emprendedores y demócratas. A base de mucho sacrificio, sudor y lágrimas, los cubanos de Miami supieron ayudar a construir la mayor ciudad latinoamericana en EUA y la mayor ciudad habitada por cubanos después de la Habana.

Es en estas circunstancias que las protestas --ya politizadas con los colores del izquierdismo estadounidense-- vienen a provocar a los cubanos de Miami --anti anti-izquierdistas todos-- a sabiendas que ninguno (o muy pocos) ciudadanos residente en esa ciudad, se sumarían a las manifestaciones ya declaradamente de un determinado matiz político, intentando conseguir réditos electoralistas enarbolando un cadáver como justificativa de los desmanes perpetrados.

Es importante que los protestadores y los líderes del movimiento electoralista que organiza las manifestaciones sepan, que los cubanos de Miami también tenemos nuestras razones para despreciar la ideología izquierdista que ellos enarbolan, al embarrar las estatuas que todos los hispanos (y los cubanos entre ellos) veneramos. En Cuba, la izquierda que los manifestantes defienden (por eso nos dejaron su hoz y su martillo) fusiló más de seis mil compatriotas por motivos políticos y condenó a más de doscientos mil cubanos a una injusta prisión política.

Los cubanos sabemos –apoyamos y respetamos-- la justicia implícita en el movimiento negro norteamericano por sus derechos y contra los excesos policiales y de todo tipo. Pero sepan que las injusticias cometidas contra Uds., de ninguna manera pueden significar que vengan a Miami a cometer injusticias contra nosotros, porque no lo permitiremos. Los derechos de Uds. como minoría, terminan cuando comienzan los derechos hispano-cubanos, también como minoría.

Los cubanos de Miami rechazamos la ideología izquierdista que se esconde detrás de las protestas que derriban estatuas hispanas y pintan la hoz y el martillo como recado. Escojan mejor sus víctimas, sobre todo aquellas que están en la base de sus protestas y no extiendan sus desmanes hacia una comunidad pacífica, pero nunca inerme; trabajadora, pero precisamente por ello muy luchadora; inmigrante, pero que se siente tan norteamericana como el que más entre Uds. Somos pacíficos pero no permitiremos el irrespeto de parte de nadie.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Domingo, 21 de Junio de 2020 19:44
 
La economía cubana (y el castrismo) en crisis terminal PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 18 de Abril de 2020 02:09

La dictadura de Cuba busca recrear la Guerra Fría para sobrevivir ...

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Demás estaría decir que es precisamente ahora el momento de mayor debilidad del castrismo en los más de sesenta años de opresión. Cualquier chispa podría hacer saltar por los aires la dictadura que nos oprime. La palabra está con los cubanos dignos de dentro y fuera de la isla.


La economía cubana (y el castrismo) en crisis terminal

Jorge Hernández Fonseca

17 de Abril de 2010

La aseveración implícita en el título de este trabajo se fundamenta en varios aspectos que se conjugan para darle a la crisis económica cubana un carácter diferente y muy superior a cualquier otro panorama anterior. Son cuatro los puntos para considerar terminal esta crisis:


Primero, el “fidelismo” que abraza la dictadura cubana es una ideología que en el aspecto económico lo que ha enseñado es depender de otro país. Mientras gobernó Fidel Castro, Cuba dependió siempre de terceros; primero de la antigua Unión Soviética y después de la Venezuela chavista, hasta hoy. Por eso, ir a buscar en el “fidelismo” una solución económica cuando Venezuela se libere de sus opresores castristas, va a ser muy difícil, o a mi ver, casi imposible.


Segundo, la ideología base, por detrás del fidelismo --el marxismo-- enseña como estatizar la economía y como mantener al pueblo oprimido para que el capitalismo libertador no regrese. Sin embargo, el marxismo no escribió un solo reglón de como producir bienes y servicios, por lo cual la única solución económica es regresar al viejo (y buen) capitalismo para poder progresar.


Tercero, las sanciones que Donald Trump ha impuesto a la dictadura castrista por su actuación opresora en la Venezuela madurista, ha mermado considerablemente la entrada de dólares a la economía cubana, los cuales mantenían al país en un estado de subsistencia mínima, y acabó.


Y cuarto --como colofón al desastre-- la pandemia de Coronavirus con la que el castrismo hizo de inicio una propaganda para el turismo extranjero “de salud” burlando a la epidemia, pero que finalmente tuvo que atenerse a la cuarentena obligada, cerrando centros turísticos y de trabajo, convirtiéndose en una especie de jaque mate del “juego” dictatorial de los Castro contra Cuba.


Si a este negro panorama económico, le sumamos la debilidad por la división dentro de la alta jerarquía castrista producto de la sucesión generacional --como lo demuestra el extraño excarcelamiento de dos opositores del calibre de José Daniel Ferrer y de Luis Manuel Otero Alcántara por presiones extranjeras-- estamos realmente ante una situación nunca antes vista en la isla a la cual, además, le falta Fidel Castro y su empuje a todo costo en crisis anteriores.


Todo lo anterior muestra el agotamiento del modelo opresor, que en el aspecto económico no tiene otra alternativa a irse al capitalismo en la economía, si es que los nuevos gobernantes cubanos quieren mantener el poder y si los próximos movimientos de EUA contra la Venezuela chavista le dejan margen de maniobra política para continuar oprimiendo al pueblo cubano.


Demás estaría decir que es precisamente ahora el momento de mayor debilidad del castrismo en los más de sesenta años de opresión. Cualquier chispa podría hacer saltar por los aires la dictadura que nos oprime. La palabra está con los cubanos dignos de dentro y fuera de la isla.


Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Domingo, 26 de Abril de 2020 00:53
 
Crisis política en Brasil: ¿Hay peligro de la izquierda local llegar al poder? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 26 de Abril de 2020 20:43

A imagem pode conter: uma ou mais pessoas e terno

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

La respuesta a la pregunta sobre el peligro de la izquierda en las próximas elecciones queda respondida, no hay peligro. La izquierda en Brasil es fuerte, pero no será gobierno si no se alía con algún otro partido de centro, o de derechas, cosa muy poco probable en el futuro inmediato. Habría un interesante embate Bolsonaro/Izquierda/Moro, pero falta bastante como para tan temprano pronosticar ganador.


Crisis política en Brasil: ¿Hay peligro de la izquierda local llegar al poder?

Jorge Hernández Fonseca

26 de Abril de 2010

La salida del Ministro de Justicia Sergio Moro del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil, seguido de un enfrentamiento de acusaciones cruzadas, se ha constituido en una verdadera crisis política para la cúpula gobernante del gigante sudamericano. Esto, porque Moro es una unanimidad en el país, en lo que ha rectitud, honestidad y ética respecta, cualidades que precisamente le dieron la victoria a Bolsonaro en las elecciones contra la izquierda local.

La preferencia política del actual electorado brasileño se divide en tres partes más o menos similares. Una tercera parte apoya la izquierda, que no es sólo el PT de Lula da Silva. La segunda tercera parte apoya a Jair Bolsonaro, presidente actual, y la última tercera parte, no menos importante, decide su apoyo en función de resultados, prestigios y aspectos regionales.

El actual gobierno de Bolsonaro ha tropezado en Brasil con costumbres políticas poco ortodoxas. Bolsonaro es un hombre honesto, que carece de un partido; fue electo en una agrupación política pequeña, en la cual sólo militó pocos meses antes de su elección y rápidamente, una vez en el poder, se desentendió con sus dirigentes y hoy no milita en ninguna agrupación partidaria. Eso lo debilita en el Parlamento, la prensa y el público en general. Las gestiones ante el Congreso, para aprobar leyes, se ven dificultadas por este importante detalle.

La izquierda brasileña derrotada, por su parte, continúa siendo poderosa y ha movido sus hilos inteligentemente para hacer una oposición contra todo y contra todos. Sin embargo, hay que decir que la izquierda de Lula da Silva sólo fue gobierno durante 13 años, porque hizo alianza con el mayor partido político brasileño, el Movimiento Democrático Brasileño, MDB, de centro derecha, sin lo cual jamás hubiera conseguido ganar ninguna elección presidencial en Brasil.

Adicionalmente, al desentenderse Sergio Moro con Jair Bolsonaro --ambos compartiendo ideologías políticas similares-- (nada que ver con las izquierdas) y además, siendo Moro una unanimidad en Brasil, acaba de nacer un fuerte aspirante a la presidencia del país, cosa que desde luego ya preocupa a la izquierda local, porque sería un candidato que correría al cargo sin los sin sabores y tropezones que ya Bolsonaro ha tenido que amargar en su gobierno.

De manera que, la respuesta a la pregunta sobre el peligro de la izquierda en las próximas elecciones queda respondida. La izquierda en Brasil es fuerte, pero no será gobierno si no se alía con algún otro partido de centro, o de derechas, cosa muy poco probable en el futuro inmediato. Habría un interesante embate Bolsonaro/Izquierda/Moro, pero falta mucho tiempo como para tan temprano pronosticar ganador. En Brasil hay dos turnos electorales, si ningún candidato obtiene mayoría en el primer embate, es obligado a alianzas para el segundo turno.

Bolsonaro tiene dos años y medio más de gobierno. Ahora hay el peligro de un impeachment, aunque en el Congreso no hay mucho ambiente al respecto. Sin embargo, Bolsonaro tiene un vicepresidente, el general Mourón, de ideología similar al presidente, por lo cual el peligro de un cambio de gobierno por impeachment no implica un cambio de ideología del gobierno en Brasil.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 05 de Mayo de 2020 00:59
 
El Coronavirus: Los comunistas chinos contra el Mundo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 09 de Abril de 2020 22:37

 

Por Jorge Hernandez Fonseca.- 

Varios médicos y enfermeras chinas alertaron de la potencial epidemia-pandemia. La responsabilidad del equivocado tratamiento que recibieron recae sobre las autoridades comunistas, prestas siempre a acallar toda voz que implicara un “problema de imagen” en la sociedad comunista, cargando así con las culpas de la propagación del Coronavirus al Mundo.


El Coronavirus: Los comunistas chinos contra el Mundo

Jorge Hernández Fonseca

9 de Abril de 2010

Según el grave curso de los acontecimientos relacionado con la crisis de salud global debido a la pandemia provocada por el Coronavirus, la sociedad mundial que surgirá como resultado de esta realidad actual, sufrirá consecuencias políticas, económicas y sociales importantes.

No hay mucho que discutir respecto a que la epidemia comenzó en la China continental. Resulta además evidente que los dirigentes chinos trataron de ocultar el problema en ciernes, cuando señales alarmantes fueron emitidas por profesionales médicos que luchaban contra el Coronavirus en sus orígenes. También fue cruel e irresponsable el trato que estos médicos recibieron de las autoridades chinas al inicio de la epidemia, lo cual colaboró a la pandemia.

Varios médicos y enfermeras chinas alertaron de la potencial epidemia-pandemia. La responsabilidad del equivocado tratamiento que recibieron recae sobre las autoridades comunistas, prestas siempre a acallar toda voz que implicara un “problema de imagen” en la sociedad comunista, cargando así con las culpas de la propagación del Coronavirus al Mundo.

Esta irresponsabilidad del gobierno chino --y la pandemia que hoy se ceba en todo el Globo-- seguramente provocará dos consecuencias importantes: primero, habrá una revisión del trato económico-comercial que Occidente tiene con China, en el sentido de retirarle muchas de las fábricas e inversiones de todo tipo que hoy la benefician y, en segundo lugar, habrá un pase de cuentas interno contra los actuales gobernantes chinos y la ideología que los impulsó a este desastre mundial, como culpables de la pandemia. Los jefes comunistas pagarían sus culpas.

Por la prensa internacional se conoce la situación de pandemia en que la filosofía comunista ha colocado a todos los países del planeta, por la aplicación sistemática de un método profiláctico marxista: mentir respecto a todo lo que pudiera “dañar” el supuesto prestigio del sistema comunista y la opresiva sociedad que este promueve. Como si en el comunismo no pudiera haber errores que provoquen una epidemia. Por honestos, fueron sancionados varios médicos y enfermeras chinas. Por eso, no fueron “los chinos” --en abstracto-- los que provocaron este desastre humanitario, fueron los “comunistas chinos”. Por esa razón, una consecuencia de este desastre podría ser que los comunistas chinos fueran derrotados y dejaran de dirigir el país.

La anterior posibilidad tendría consecuencias en otros países comunistas remanentes, como Viet Nam, Corea del Norte y lógicamente Cuba, abocada a su propia problemática por el cambio generacional, la pérdida de Venezuela como benefactora y la cercana muerte de los históricos.

Las actuales inversiones de Occidente en China se reubicarían, algunas en los países de origen, otras en países occidentales que tengan condiciones de producción a bajo costo, como Brasil, Argentina y Chile, entre otros. Mientras, se haría justicia dentro de China, por la culpa comunista de provocar esta guerra (intencional, o no) de los gobernantes chinos vs. el Mundo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 18 de Mayo de 2020 15:36
 
La liberación de José Daniel Ferrer: Un análisis PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 04 de Abril de 2020 01:42

The Cuban opponent José Daniel Ferrer has been detained for an ...

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Esta liberación ha sido obligada. Las presiones que ha sufrido la dictadura castrista y que motivaron la liberación de Ferrer provienen de dos frentes diferentes: por un lado, hay una presión interna, del pueblo cubano, de la epidemia de Coronavirus y de sectores internos del propio régimen castrista; y por otro, una presión internacional que hoy tiene nombre y apellidos: una flota de guerra de EUA en el Caribe, frente a Venezuela.


La liberación de José Daniel Ferrer: Un análisis

Jorge Hernández Fonseca

3 de Abril de 2010

La liberación del líder opositor José Daniel Ferrer es un signo increíble de debilidad de la dictadura comunista cubana --pudiera decirse que es casi el único-- en sus más de 60 años de existencia. Este golpe opositor, que marca un hito en la lucha de la UNPACU y del pueblo cubano contra la dictadura que lo oprime, pudiera señalar el principio del fin de una época.

Este fin de época sin embargo, muy probablemente no significará una rápida recuperación de las libertades políticas, pero ciertamente que este golpe opositor contra la férrea dictadura que oprime al pueblo cubano tiene un significado más allá de un gesto de buena voluntad. Esta liberación ha sido obligada. Las presiones que ha sufrido la dictadura castrista y que motivaron la liberación de Ferrer provienen de dos frentes diferentes: por un lado, hay una presión interna, del pueblo cubano, del Coronavirus y de sectores del propio régimen; y por otro, una presión internacional que hoy tiene nombre y apellidos: una flota de guerra de EUA frente a Venezuela.

No es descabellado asumir que en la actualidad existen conversaciones privadas de EUA con la dictadura cubana, sobre todo, motivadas por la preocupación de EUA con Venezuela. De la misma manera que EUA no sólo tiene una flota de guerra en aguas del Caribe, muy cercanas a Venezuela, sino que también ha propuesto una solución política a Maduro que lo liberaría de enfrentar los tribunales. Deduzco por eso que hay también una propuesta de EUA formulada a la Habana, la que probablemente implicó el pedido a Cuba de “un gesto”: liberen a J. D. Ferrer.

Hoy se asume que en Cuba hay un gobierno dividido --desde que Silvio Rodríguez y otros personeros castristas se manifestaron públicamente contra la excesiva represión a opositores pacíficos-- que ya había provocado antes la liberación de Luis Otero Alcántara, sabiendo además que tanto Raúl Castro como Ramiro Valdez estarían enfermos y que las decisiones las estaría tomando el impopular Machado Ventura-- no es difícil aventurar que sectores menos rígidos estarían dando las cartas al interior del esquema castrista, dentro del partido comunista.

Si las cosas fueran como planteado, muy probablemente la propuesta norteamericana a los comunistas cubanos sería del mismo tono a las propuestas formuladas a Maduro. Es decir, no serían propuestas radicales para que los gobernantes cubanos dejaran de inmediato las riendas del poder. Probablemente estarían dirigidas a permitir ciertas libertades sociales, económicas y políticas --aceptables para Cuba-- pero que garanticen dos aspectos que EUA aprecia mucho: el no permitir de manera ninguna el tráfico de drogas en la isla, o tomando como base la misma; e incentivar un sistema económico autosuficiente, que evite un éxodo descontrolado hacia EUA.

Escribo estas deducciones como observador --lo más imparcial posible-- del panorama político actual de EUA y sus vecinos latinoamericanos. Como cubano, me gustaría vislumbrar la posibilidad de una presión norteamericana para derrotar totalmente la dictadura castrista, pero las circunstancias actuales indican que sería un proceso, que EUA iniciaría de forma gradual. Cuba, diferentemente que Venezuela –y a los ojos de Washington-- no tiene una oposición política tan estructurada dentro del país como Venezuela, cosa que se resolvería con el tiempo.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 11 de Abril de 2020 00:30
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 4 de 389