'Si los diplomáticos cubanos se comportan así, ¿cómo se comporta la Policía?'

El comportamiento de la delegación cubana que boicoteó este martes en Nueva York ...

La Justicia peruana acepta la apelación de Keiko Fujimori y decreta su libertad provisional

La Sala Penal Nacional de Perú aceptó este miércoles los recursos de ...

El representante de Acnur e Iván Duque ven necesaria una respuesta regional al éxodo venezolano

El enviado de Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ...

EE UU planea aumentar la presión contra Cuba por sus acciones en Venezuela

Estados Unidos planea "incrementar" próximamente la presión contra el Gobierno cubano por ...

PF vê indícios de que Temer participa de esquema de propina no Porto de Santos desde a década de 90

El representante de Acnur e Iván Duque ven necesaria una respuesta regional ...

Artigos: Cuba
Los Lobos y Carneros del Castrismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Martes, 30 de Marzo de 2010 02:18

Por PEDRO CORZO

Las atrocidades cometidas contra las Damas de Blanco y su grupo de apoyo en La Habana, durante este séptimo aniversario de la Primavera Negra, es una infamia que se viene repitiendo desde los primeros días de enero de 1959, porque para el régimen y sus partidarios las calles son de Fidel y las cárceles y la muerte  para los opositores.

El castrismo y sus métodos han sobrevivido en parte por la debilidad moral de un amplio sector de la sociedad, una mayoría silenciosa que aunque consciente de lo injusto y el fracaso del proyecto, acata sus mandatos o finge aceptarlos.

Entre ellos se encuentran los que prefieren no ver ni escuchar. Los que cumplen el oficio de sordos y ciegos. No importa lo que sucede en la casa vecina, lo que le ocurrió al amigo de la infancia, al compañero de trabajo o al familiar. No actúan en su contra, pueden hasta compadecerse, pero se distancian con un lapidario “se lo buscó”.

Pero no hay dudas que la columna vertebral del despotismo insular son sus fuerzas armadas. Los cuerpos armados sirvieron en las guerras mercenarias, exportaron la subversión imperialista que patrocinó el castrismo por décadas y en su momento sustituyeron a las elites del ministerio del Interior, que en la opinión de muchos era el principal  sostén del régimen.  Ambas fuerzas se han complementado y el resultado han sido décadas de terror, miseria y opresión.

De esta ecuación no se pueden excluir los funcionarios. Los que implementan las políticas administrativas del gobierno, estructuran las relaciones internacionales en base al chantaje y el soborno, y la nomenclatura intelectual que  arropa con talento asalariado las acciones más vergonzosas de la jerarquía. Entre estos últimos se destacan los que integran el aparato de propaganda del régimen, periodistas, escritores y artistas, que con sus inventivas confunden e intimidan a una parte de la población y desinforman al mundo exterior.

También están los cómplices con rostros, los que respaldan la dictadura a sangre y fuego. Hacen el trabajo sucio. Atemorizan, usan la violencia. Represores de oficio. Esbirros de corazón. Imparten las órdenes e interpretan a la perfección la voluntad de sus superiores,  y si estas no llegan a tiempo, no dudan en aplicar la fuerza para la que están entrenados. Morder, desgarrar es su vocación de fe.

Pero lo que más repercute en el control absoluto de la sociedad cubana, por su capacidad de intimidación, son las turbas divinas de la opresión. Sin ser un pilar fundamental, atemorizan a los ciudadanos y ejercen influencia en la opinión pública mundial.  Ellos han asumido la doble moral como práctica de vida. En esa sumisión activa, gritan, predican, vejan y hasta matan para lograr sobrevivir sin rasguño alguno la opresión que también les agobia, continuando así  una existencia de corral que  les equipara a carneros, pero con colmillos de lobos.

Esos cómplices anónimos, esa multitud sin identidad, que cambia de sujetos según las circunstancias, la localidad y el tiempo, pero que siempre esta dispuesta a aplastar y destruir a todo aquel que defiende su derechos de vivir a su manera y de rendirle culto y obra a sus convicciones, son quienes visten al régimen con una legitimidad que no es genuina porque es consecuencia del miedo colectivo, de un oportunismo ramplón que concluye que es mejor ser victimario que victima. Aguantar a cualquier precio es su consigna, al igual que aquellos que no lo hagan, deben ser execrado porque rompen el equilibrio de la sumisión.

Esa masa anónima, de número variable, de rostros comunes, con el compromiso de hacer miserable la vida de los otros, es la carne, músculo y hueso del totalitarismo. Ellos son mas importantes para la imagen pública del régimen que el burócrata que administra, que los oficiales que comandan las tropas, coordinan la represión o dirigen una prisión. Sin ellos  no estarían Fidel y Raúl Castro, Ramiro Valdés o Ramón Machado Ventura.  Esa masa mezquina mata físyca y moralmente. Para ellos no hay fronteras en el abuso. Esa es la principal herencia del totalitarismo cubano.

Pedro Corzo

Última actualización el Martes, 30 de Marzo de 2010 02:21
 
LA UNIDAD DE LOS CUBANOS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Martes, 30 de Marzo de 2010 01:24

 

Por: MARZO FERNÁNDEZ

Con el éxito de la convocatoria de los Estefan, se ha vuelto tema de actualidad la necesidad de la unidad de todos los cubanos. En mi opinion, la unidad como concepto integral realmente no existe. Creo que en el mundo no hay dos personas que piensen exactamente igual. Sin embargo, hay temas especificos que unen a las personas a pesar de la existencia de serias diferencias en el analisis de otros fenomenos sociales.

Me admira como nuestros congresistas, Lincoln, Mario Díaz, Ileana Ros-Lehtienen, Albo Sires y Bob Menéndez. que representan y defienden políticas tan distintas, cuando se trata de la libertad de la patria, peligro ahi si hay coincidencias de ídeas y de accción.

Muchos recuerdan a José Marti como factor de unidad de la patria en nuestras guerras de independencia, cuidado mucho cuidado, Martí nunca trató de unir y llamar al combate a los autonomistas, ni a los anexionistas menos a los separatistas y colaboracionista José Martí llamó a la unidad y al combate a los independentistas. Gloria Estefan llamó a la Marcha en Apoyo a Las Damas de Blanco, los que respondieron fueron los independentistas, que a pesar de las diferencias que puedan existir entre las distintas organizaciones del exilio de ¿cómo? liberar a la patria, el apoyo a las luchas de estas patriotas, esta por encima de todas las diferencias.

El gobierno cubano siempre ha tenido como premisa de lucha, el regalo maquiavélico a los Borgias, de divide y vencerás, lo ha utilizado contra todos sus enemigos y particularmente contra el exilio de forma sistemática y efectiva,  acudiendo a los más miserables detalles.

El gobierno cubano ha utilizado historicamente las bajezas morales para desacreditar a sus enemigos, los ejemplos sobran. Donde estas inmundas técnicas han fallado es con Las Damas de Blanco, las cuales han tratado de "penetrar y desacreditar" sin éxito.  Han olvidado que estas damas, son un selecto y elitísta club, en el que solo puedes entrar, si eres mujer, y tienes familiares injustamente presos o asesinados por el régimen. Son impenetrables.

Ahora en las marchas de "Las Damas de Blanco", el régimen las esta rodeando de un cordón de esbirros uniformados, los enemigos y malintencionados plantean que para protegerlas de las íras populares. Mentira, sencillamente mentira, lo que están tratando de evitar es que se les sume el pueblo.  Recuerden la bestia esta herida de muerte, a la primera manifestación popular, comienza la desintegración del aparato represivo. No resisten y todos saben que Willy Chirino no se equivocó nunca cando cantó:  ¡QUE YA VIENEN LLEGANDO!...

Miami, Florida, USA.
Última actualización el Martes, 30 de Marzo de 2010 01:25
 
Carta sobre los Eventos Corrientes PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Domingo, 28 de Marzo de 2010 23:09

Por REGIS IGLESIAS RAMÍREZ, M.C.L

A Oswaldo  Paya.  Quinta

Epístola in Memoriam Zapata.

 

El día 25 de febrero en la mañana, Ángel Moya me llamo desde la pista para deportes, donde cada jueves, le han planificado nuestros carceleros su tiempo de ejercicios al aire libre y al sol.

Me asome entre las rendijas de concreto del edificio Penal 1 para saludarle, al igual que cada jueves, en la única oportunidad de la semana que a 20 metros uno del otro, tenemos para vernos y saludarnos.

A los prisioneros políticos nos mantienen aislados la mayor parte del  tiempo.

Pero hoy las primeras palabras conmovidas de Moya me estremecieron. Según rumores no oficiales que le llegaron, el 23 de febrero en un hospital de la capital, nuestro heroico hermano y compañero de luchas cívicas Orlando Zapata Tamayo había fallecido luego de una prolongada huelga de Hambre y 7 terribles años de injusto cautiverio.

Ni Ángel ni yo, pese a la sombría certeza que nos oprimía desde el fondo del pecho queríamos dar crédito a la aciaga novedad.

Quede con el en confirmar esa tarde con mi llamada telefónica los hechos.

Ofelita Acevedo la abnegada esposa de Oswaldo Paya del otro lado del auricular, al mediodía con voz dolorosa pero firme me confirmo el crimen. Nuestros pensamientos son vanos ahora.

¿ Que bestias arrogantes cometieron tal asesinato? ¿Cuales lo permitieron?

Lo dejaron morir digan lo que digan aquellos soberbios bárbaros, que imperturbables esperaron que un hombre desapareciera bajo sus huesos.

Lo devoraron los  antropófagos de las ideas, los pusilánimes del pensamiento y los hipócritas de profesión, luego de tres meses de huelga, por condiciones mínimas decorosas de vida  y trato digno como persona humana por parte de sus carceleros.

Son responsables los que los encarcelaron y maltrataron por 7 años en  estos inmundos calabozos por el simple hecho de expresar su opinión libre.

Los lacayos testaferros infames mercenarios del despotismo con sus asqueantes calumnias, los cómicos, las coristas celebres, que sin pudor respaldaron el confinamiento.

Los politiqueros delirantes de inútiles ideologías muertas. La chusma apática y sumisa.

Los itinerantes asalariados de la agitación izquierdista y los mercaderes egoístas que guardaron silencio. El coro de los culpables todos.

Zapata no debió  haber pasado un solo día en prisión, esto es lo que cualquier hombre de honor decente y digno entiende.

A Orlando Zapata Tamayo lo conocí en casa de Oswaldo Paya en medio de la campaña por el Proyecto Varela, mantenía una peña en  un Parque en medio de la ciudad, donde hablaba de libertad de reconciliación y dialogo, de acción cívica pacífica, y allí leía el Proyecto Varela a los transeúntes atentos y recopilaba firmas ciudadanas en apoyo a esta iniciativa legal. Era un hombre sencillo, humilde y solidario, sentía que su vida había sido estafada por el sistema. Tenía ansias de saber, se superaba así mismo cada día como ser humano.

Ardía intensamente como estrella en la noche oscura sin calcular lo probablemente fugaz de su trayecto. Solo importaba ser luz, un torrente de luz que iluminaba a muchos.

Fue encarcelado cuando se prestaba a unirse al Club “Amigos de los Derechos Humanos” que el Dr. Bicet organizaba a finales del 2002, con el objetivo de reunir y entrenar a miles de ciudadanos en la resistencia no violenta.

 

 

 

 

 

 

Lo sancionaron a tres años, pero las hordas furibundas querían castigar su conciencia libre con saña y le añadieron medio siglo más de condena.

La última vez que lo vi fue en la cárcel de Guanajay en el 2004, una de las tantas por las que nos han paseado.

Cuando se entero de mi presencia, me llamo y conversamos en aquellos viejos edificios de ventana a ventana, estaba el cuerpo adolorido por las últimas violencias de sus crueles fusiladotes, el espíritu indomable y libre alto y seguro. Le pedí que se cuidara que se conservara.

No pudimos verle  en sus últimos días cuando paso casi cadáver el profeta por esta prisión poco supimos de el en medio de tanto secretismo y desinformación.

Hoy su madre es también mi madre, ahora todos ya somos sus hijos solícitos por siempre.

Se corre la voz entre la voluble masa de condenados que mi hermano a muerto.

El día 25 por la tarde pedí a los re1clusos comunes en el destacamento 2 del edificio 1 del Combinado del Este donde estoy 1 minuto de silencio, en nombre de aquel que había entregado su vida por la libertad de sus hermanos, fue a las 17 y 50 horas, 126 prisioneros a la voz de firme, rindieron póstumo honor a Orlando Zapata con solemne silencio.

Al día siguiente igual sucedió esta vez a petición del Dr. Bidet, en el destacamento 4 donde lo tienen.

Las señales que realizo en medio de su pueblo no serán olvidadas. Se le echaron arriba y le arrestaron con falsos testimonios.

Vio un cielo nuevo y la libertad reinando en medio de  los hombres.

Los intolerantes se enfurecieron y rechinaban entre dientes, gritaban y se tapaban los oídos.

Todos a la una se lanzaron sobre el, lo empujaron  fuera de la ciudad y empezaron a tirarle piedras de odio:

El oro así estoy seguro de eso:

Señor Jesús recibe mi espíritu, con fuerte voz, desde su camastro, se que dijo: Señor no le tomes en cuenta este pecado y dicho esto se durmió en el Señor.

Su martirio sea la levadura heroica en que se hinche la justicia y la libertad, cantemos si, cantemos el himno de la vida sobre su tumba inolvidable.

La primavera rompe clara sobre Cuba.

Gloria eterna a sus mártires.

Última actualización el Domingo, 28 de Marzo de 2010 23:11
 
El mito se derrumba: la comunidad internacional PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Sábado, 27 de Marzo de 2010 10:54

Por HUBER MATOS ARALUCE

El saldo de las últimas semanas ha sido casi catastrófico para el castrismo. La muerte de Orlando Zapata conmovió al pueblo cubano y al mundo; la huelga de Guillermo Fariñas no permitió que el tema se diluyera; el atropello a las Damas de Blanco alimentó la indignación de millones de personas y sus continuas protestas provocaron admiración.

Con la condena del Parlamento Europeo, el gobierno español ha perdido su capacidad para influenciar sobre el tema cubano en el seno de la Unión Europea. El hecho es irreversible: el castrismo se quedó sin su principal aliado en el viejo continente.

Las repercusiones de la decisión casi unánime del Parlamento Europeo van bastante más allá de quitarle a España su autoridad en este asunto. Es la primera vez que en esa parte del mundo se condena tan fuertemente los desmanes de esa fracasada, arcaica e inflexible tiranía.

Ni el propio Congreso de los Estados Unidos hubiera podido articular una denuncia como la del Parlamento Europeo. Quienes defienden la normalización de las relaciones con la dictadura castrista, como por ejemplo el senador John F. Kerry, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, se hubieran opuesto a una condena así.

Mientras Europa asume la defensa de la democracia en la isla, el gobierno de Obama ha quedado en el limbo por su propia inexperiencia e ingenuidad ante el castrismo, y por haberse dejado ilusionar por los cantos de sirena del gobierno de Zapatero respecto de Cuba.

Las repercusiones de la nueva posición europea fueron reforzadas por las contundentes denuncias del presidente Oscar Arias, sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, y por la condena de los socialistas chilenos y el presidente de ese país. México no quiso quedarse fuera y también hizo sus críticas.

Ante las posiciones diáfanas y valientes de europeos y latinoamericanos, las declaraciones de Lula da Silva tratando de justificar la muerte de Orlando Zapata en Cuba fueron tontas y ridículas. El liderazgo moral de Lula en la región quedó maltrecho y su respaldo incondicional a la tiranía castrista ha perdido importancia.

Como si todo esto no fuera suficiente, la preocupación expresada por el Secretario General de la ONU por la muerte de Zapata demuestra cuán serio ha sido el revés para Raúl Castro.

Antes de estos acontecimientos había una actitud hacia la tiranía en Cuba que iba desde la cobardía, la indiferencia y la tolerancia hasta la complicidad. Esto ya no es igual. Incluso la prensa internacional, que reportaba o comentaba sobre Cuba desde esas mismas posiciones, ha dado un giro.

Estamos en presencia del fin de lo quedaba del mito del castrismo en el mundo.

 

San José, Costa Rica

Última actualización el Sábado, 27 de Marzo de 2010 10:56
 
EL HOMO SAPIENS Y LA COMUNICACIÓN. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fuente indicada en la materia   
Jueves, 25 de Marzo de 2010 11:21
Por RAÚL FERNÁNDEZ RIVERO


Entre las diferencias sustanciales que distinguen al hombre del resto de los animales de la creación, la habilidad para lograr comunicarse en formas complejas por diversos medios y de alcance sin límites, es posiblemente el elemento distintivo del Homo Sapiens.

Por consiguiente cualquier acción tomada para suprimir la libertad de desarrollar esta habilidad y hacerla progresar o de intervenirla o censurarla, por grupos privados, personas individuales o entes gubernamentales es una violación, un claro atentado a la esencia misma del ser humano. El silencio obligado, forzado por limitaciones tecnológicas impuestas, prohibiciones legales o policiales es anti natural.

Alguien dijo es especial ocasión que si tuviera que escoger entre pan y libertad, escogería la libertad porque con ella se consigue comida, pero no al revés.

La libertad de comunicación es la base de la creatividad, de la innovación y del mejoramiento constante. La libertad de comunicación es manifestada y se hace posible a través de la libertad de expresión por medios orales, escritos y tecnológicos.

Más allá de la comunicación interpersonal oral o escrita y directa, la cual es siempre absolutamente privada – y por tanto es también grave violación a la esencia natural del hombre su intervención por medio electrónicos o de otra naturaleza- el hombre busca comunicarse con sus semejantes( incluso con los no tan semejantes que puedan existir), para establecer una relación solidaria de subsistencia, productiva para el trabajo y que le permita expresar sus necesidades vitales, que incluyen, primariamente, las sentimentales y espirituales.

Es ésta necesidad vital, intrínseca al ser humano, de comunicación usada como un privilegio de la creación para aclarar y someter al juicio de sus semejantes, ya sea un grupo limitado y cercano, los habitantes de una región o todos los existentes, la calidad y el valor práctico de sus ideas y ello es importante no solo en el orden personal del expositor, sino social y nacional.¿ Cómo establecer una teoría social renovadora o un programa de mejoramiento colectivo o los fundamentos filosóficos y prácticos de la necesidad de un cambio, si las ideas no pueden discutirse púbicamente, sin censuras, sin amenazas, personales descalificaciones u ofensas procaces?

Por otra parte la labor de toda Institución gubernamental o privada-con o sin fines de lucro-debe estar sometida al escrutinio de la sociedad civil, para garantizar la transparencia de sus actividades su eficacia y su eficiencia, así como el cumplimiento de las leyes por sus colectivos. ¿Cómo hacerlo si la sociedad civil carece de medios de expresión, para hacer de conocimiento público los resultados, probados naturalmente, de sus análisis?

Una sociedad solo puede funcionar a través de instituciones sólidas basadas en la ley y estrictamente respetuosas de ella. Estas instituciones deben interpretar las necesidades del conjunto social, sin discriminaciones de cualquier orden y sin tomar posiciones que favorezcan a grupos políticos o económicos o de poder fáctico.

Este funcionar de las instituciones de la sociedad, es el resultado de años de progreso continuo del conjunto de Naciones y del pensamiento de numerosos hombres de saber en el plano universal y alcance libre de cualquier ciudadano del mundo. Han sido creadas estas instituciones para garantizar un progresivo incremento en la calidad de vida de cada conjunto social, al adaptarse a las culturas nacionales. Pero en beneficio de todos sus miembros, sin excepciones de grupos, clases, por sexo o color de la piel, o ideas políticas, que respeten los principios básicos de la sociedad y permitan el libre intercambio de las ideas.

Cada grupo social o pensador tiene el derecho intrínsecamente humano de someter sus ideas, dentro del marco del respeto a las leyes, bajo la libertad de comunicación universal al conjunto social, medio básico para el progreso y el cambio necesario en cada ocasión. Sin la libertad de expresión y comunicación libre no es posible la crítica seria y necesaria, ni el afrontar las ideas y posiciones de manera razonable y constructiva. No es posible el crecimiento humano individual y colectivo, sin el ejercicio de las habilidades que han sido distintivo de la raza humana, la capacidad de pensar y de comunicar el pensamiento, de transformar el medio –para bien o para mal- por la inventiva, la constante innovación en búsqueda del perfeccionamiento incesante en la forma de vida, las relaciones humanas y el progreso social. Pasamos de la esclavitud a la libertad por el uso del pensamiento y su difusión, llevamos ideas de progreso a todos los rincones del mundo con la comunicación de las ideas. La difusión de estas creó un mundo cada vez más demócrata que aspira, en medio de sus defectos, a desaparecer la pobreza, las enfermedades contagiosas, la discriminación y facilitar el intercambio creador y positivo.

Es derecho inalienable de todo miembro de la raza humana el reclamo de medios de comunicación sociales libres y de espacios para expresar sin censuras odiosas su pensamiento libre y respetuoso del derecho de los demás

Sin algún día ve Ud. que su conjunto social está perdiendo ese derecho intrínseco del homo sapiens, advierta, proteste y luche para que eso no suceda. Solo con el ejercicio pleno de los derechos humanos se construye un país sano y fuerte para todos y para el bien de todos.

Raúl Fernández Rivero

Caracas.

Última actualización el Jueves, 25 de Marzo de 2010 11:22
 
«InicioPrev281282283284285286287288289290PróximoFin»

Página 283 de 305