“Yo no creo en el comunismo”, afirma diputada panameña hija de un amigo de Fidel Castro

La diputada del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Zulay Rodríguez, es consciente de ...

Fernández contra Fernández en Argentina

Argentina adora el fútbol. Y hoy juega su peor partido. El equipo ...

Juan Guaidó: “Maduro fue a la CELAC desesperado por legitimidad pero no tiene ni tendrá reconocimien

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, criticó la presencia del dictador ...

Francia alertó sobre una grave crisis entre aliados y pidió una reflexión de la OTAN tras la conform

Francia acusó el sábado a Australia y a Estados Unidos de mentir ...

O Brasil busca o ‘novo normal’ pós-covid, sob alerta de especialistas para não queimar a largada

Desde o início da pandemia da covid-19 a família da professora Maria ...

Ahora son ellos los que nos tienen miedo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 16 de Julio de 2021 23:35

"La libertad no cabe en una maleta", advierten muchos en las redes sociales. (Captura)

Por YOANI SÁNCHEZ.-

En la cola nadie habla. Una mujer se mira la punta del zapato y un joven tamborilea con los dedos sobre la pared. Han pasado unos pocos días desde que los cubanos tomaron las calles en una protesta sin precedentes en los últimos 62 años y la indignación invade cada espacio. En la medida en que salen imágenes de la brutalidad policial, más testimonios de madres con sus hijos desaparecidos desde aquel domingo y los videos de las ciudades militarizadas, la irritación popular crece.

Cualquiera que, antes de esa fecha ya histórica, no conociera la Isla pudiera decir que las autoridades han logrado controlar la situación y que la calma reina otra vez en las calles cubanas. Pero, en realidad esta aparente tranquilidad es solo espanto, ira y dolor. En La Habana la tensión puede cortarse en el aire y por todas partes hay policías, militares y civiles  afines al Gobierno con improvisados garrotes en las manos. Dentro de las casas el malestar aumenta y las lágrimas corren. Pocos han vuelto a dormir una madrugada completa.

Miles de familias buscan a alguien en las estaciones de policía, otras tantas esperan que los uniformados toquen a su puerta para llevarse a algún pariente sospechoso de participar en las protestas. Algunos nuevos focos de inconformidad estallan en diferentes puntos de la geografía nacional y son ahogados a golpes y disparos por las tropas especiales, las temidas "avispas negras". Numerosos periodistas independientes están detenidos, otros bajo encierro domiciliario y el acceso a internet ha sido censurado en varias ocasiones desde que estalló la primera demostración popular.

Miles de familias buscan a alguien en las estaciones de policía, otras tantas esperan que los uniformados toquen a su puerta para llevarse a algún pariente sospechoso de participar en las protestas

El pueblo que las autoridades mostraban como fiel en su totalidad al sistema, dócil y apacible ya no existe. En su lugar, hay un país lleno de gritos, algunos a voz en cuello y otros sordos que no se puede calcular con exactitud cuándo estallarán. La Cuba real se ha distanciado aún más de la nación que habita en la prensa oficial. Mientras la primera siente que ha recuperado la voz cívica, probado masivamente su fuerza en las calles y degustado decir en voz alta la palabra "libertad"; los titulares controlados por la prensa oficialista hablan de conspiraciones llegadas desde fuera, de grupúsculos que se manifestaron y de delincuentes que vandalizaron mercados. Ambos relatos son excluyentes y no podrán coexistir por mucho tiempo.

Miguel Díaz-Canel ha intentado matizar ante el micrófono las primeras palabras que pronunció aquel domingo cuando, prácticamente a cada hora, se sabía de un nuevo foco de protesta. "La orden de combate está dada" y "estamos dispuestos a todo", amenazó entonces y el fantasma de la guerra civil sobrevoló el archipiélago. Ahora, sin retractarse de aquellas palabras, intercala conceptos como "armonía", "paz" y "alegría" pero no logra convencer, porque a la par de esas frases almibaradas cientos de ómnibus por todo el país siguen desembarcando sus tropas de choque en plazas y barriadas.

Hasta ahora, la única flexibilización anunciada, en un intento de apaciguar las protestas, ha sido eliminar el límite para que los viajeros traigan a la Isla medicamentos, alimentos y productos de aseo. Pero la medida llega tarde, después de años de exigencias y ha sido vista como una migaja ante el fuerte reclamo social de que se desmantele el sistema, renuncien sus principales figuras y se comience cuanto antes una transición a la democracia. "La libertad no cabe en una maleta", advierten muchos en las redes sociales, como tampoco a la rebeldía la detiene un escudo policial. "Teníamos tanta hambre que nos comimos el miedo", se lee también por doquier. Pero ahora tenemos tanta ira que son ellos los que nos temen y se les nota.

14 Y MEDIO

Última actualización el Jueves, 22 de Julio de 2021 13:59
 

Add comment


Security code
Refresh

Apertura de fronteras: 'El Gobierno no p

Indicado en la materia

Por JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ.- El Gobierno cubano anunció que las fronteras del país abrirían gradualmente a partir del próximo 15 de noviembre. El principal argumento gubernamental para este paso es la ne...

La parte honesta de la izquierda latinoa

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La lucha continúa, no solamente en las calles y avenidas de toda Latinoamérica, como sobre todo en el terreno ideológico e intelectual para preservar los “valores” que ha...

Nuevo ministerio castrista, un híbrido n

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Nicolás Maquiavelo sostenía que "gobernar es hacer creer", Joseph Goebbels aseguraba que "una mentira repetida mil veces puede convertirse en verdad", y el filósofo estadounidense William James, ...

Las cinco preguntas de detective sobre l

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.- El presidente Joe Biden ha apremiado a la comisión que debe emitir un veredicto sobre los ataques acústicos ocurridos en Cuba. Una cascada de artículos periodísticos tienden a subrayar incógnitas y ...

EL FRACASO DEL CASTRO-SOCIALISMO

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Ningún estado le dijo a Edison que inventara la lámpara eléctrica, o le “orientó” a Bill Gates que desarrollara programas de computación, y mucho menos le pi...

Las lecciones del Estallido Social en Cu

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La dictadura cubana carece de futuro. A la muerte de Raúl, Díaz Canel será objeto de un merecido “pase a retiro” en un evento, que dependiendo de lo...

Requiem por la “revolución cubana”

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  No me cabe duda que todo joven (o la mayoría de ellos) que se “alzaron en armas” contra la dictadura de Batista, tenía un cierto ideal de ...