A dos días del congreso del partido, Raúl Castro "truena" nada menos que al ministro de las Fuerzas

El Consejo de Estado cubano nombró este jueves como nuevo ministro de ...

Guillermo Lasso aseguró que en su primer día como presidente de Ecuador reducirá los impuestos

Tras imponerse en la segunda vuelta de las elecciones el pasado domingo, ...

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró que Cuba no tiene “verdaderas vacunas” contra

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela reiteró este miércoles su alerta ...

Joe Biden anunció la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán: “Es hora de acabar con la

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles la ...

Partidos indicam os 11 senadores titulares da CPI da Pandemia contra Bolsonaro

No Senado, os partidos já apresentaram nomes dos integrantes da CPI da ...

¿Cómo salimos de Daniel Ortega? Por Carlos Alberto Montaner PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 27 de Marzo de 2021 12:32

La pareja presidencial apareció con mascarilla este domingo. (Captura)

Repito la pregunta: ¿cómo salimos de Daniel Ortega? Tal vez es más sencillo de lo que parece: oponiéndole los diversos grupos liberales y conservadores del país, previamente unificados. De la misma manera que se salió en 1990, utilizando a doña Violeta Chamorro como estandarte. Enfrentando a Daniel a los factores realmente democráticos y pacíficos de la nación. Entre pitos y flautas son, al menos, un 56% del electorado. Cuando los liberales perdieron contra Ortega es porque fueron divididos a las elecciones.

Cuando se rasca a la mayor parte de los nicas aparece un liberal o un conservador. Las dos criaturas se han fundido en un partidario de la "democracia liberal". A estas alturas no tiene sentido ser liberal o conservador. Si uno cree en la separación de poderes, en el poder limitado por la ley de los Gobiernos, en la propiedad privada, en la ocupación pacífica de los poderes públicos mediantes autoridades elegidas en comicios transparentes y plurales, y en los inalienables derechos humanos, uno cree en la democracia liberal. Eso sucede en el Partido Liberal Constitucionalista de Haroldo Montealegre, en el Ciudadanos por la Libertad a que están afiliados Kitty Monterrey, Pedro Joaquín Chamorro Barrios y Arturo Cruz, o en el Partido Conservador, hoy representado por Alfredo César.

Daniel Ortega es un personaje más astuto de lo que afirman sus detractores. No es un hombre culto, ni un teórico de la revolución, pero tiene la viveza natural y la experiencia del nica feroz que ha aprendido a la fuerza

Daniel Ortega es un personaje más astuto de lo que afirman sus detractores. No es un hombre culto, ni un teórico de la revolución, pero tiene la viveza natural y la experiencia del nica feroz que ha aprendido a la fuerza. (Los venezolanos dicen "a coñazos"). Estuvo preso. Lo golpearon. Mató adversarios y le mataron compañeros. Salió de la cárcel por una audaz maniobra de Edén Pastora, el Comandante Cero. Edén estuvo con él, contra él y al final se reconciliaron. Su historia personal, que acaba de concluir debido al covid-19, resume la aventura del sandinismo.

Daniel cayó en el marxismo porque era la religión de su época, no por convicción. Era la de Fidel. En el verano de 1979 era un joven ignorante que podía pensar que la democracia y las libertades estaban condenadas a desaparecer en la medida en que Estados Unidos redujera su importancia relativa en el mundo. Era lo que suponía Fidel que sucedía y lo que le confió al historiador venezolano Guillermo Morón. Estábamos en la era crepuscular de Jimmy Carter. Los intereses bancarios llegaron al 20%. Los ayatolas en Irán habían ordenado el secuestro de decenas de estadounidenses y los planes de rescatarlos habían fracasado. Cuba había triunfado en Angola y en la guerra contra los somalíes en el desierto de Ogaden (1977-78), dirigida por el general cubano Arnaldo Ochoa, luego asesinado por los Castro junto a otros oficiales. En julio de 1979 se produce el desplome del gobierno de Anastasio Tachito Somoza y la desintegración de la Guardia Nacional. Era lógica la actitud castrista de Daniel Ortega. Daba la impresión de que Occidente se desmerengaba, como han acuñado los cubanos.

Hoy Daniel es un adulto igualmente ignorante, pero intuitivamente sabe que tiene que respetar los derechos humanos y sujetarse a una narrativa democrática para poder prevalecer

En 1990 el panorama era otro. En esa década larga se habían muerto Leonid Breznev, Yuri Andrópov y Konstantin Chernenko. Eran tantos los decesos que Ronald Reagan había dicho que "los soviéticos no organizaban Gobiernos sino funerales". Mandaba el muchacho Mijail Gorbachov, elegido, entre otras razones, porque era un chaval de 54 años cuando llegó al poder. Era un reformista que iba a salvar el comunismo soviético sometiéndolo a la cura de caballo de la perestroika y la glásnost. Las personas más conocedoras le advirtieron que el sistema sólo era salvable a "palos y tentetieso". Pero Gorbachov quería rescatar a Rusia del peso de los compromisos de la URSS y ya asomaba su oreja Boris Yeltsin.

Hoy Daniel es un adulto igualmente ignorante, pero intuitivamente sabe que tiene que respetar los derechos humanos y sujetarse a una narrativa democrática para poder prevalecer. Pese al guirigay del Socialismo del Siglo XXI, Ortega percibe que la realidad actual no es revolucionaria. Lo revolucionario es el guevarismo: matar y violar la ley sin consecuencias. ¡Qué tiempos felices eran aquellos en los que se podía degollar miskitos impunemente! Es verdad que Daniel Ortega ha hecho asesinar a unas 200 personas, y ha encarcelado sin juicio a otros centenares, pero ha pagado un alto precio en respaldo internacional. Luis Almagro no lo puede ver ni en pintura. Él y su esposa son dos apestados.

En todo caso la oposición democrática debe ser flexible. Lo primero es buscar la unidad de las facciones liberales. Pero si el camino, finalmente, es el de las urnas, hay que dialogar con el tirano. No se puede aguardar a que, voluntariamente, se meta en un calabozo a la espera de que lo fusilen al amanecer. No lo hará. Hay que pactar la paz aunque sea con la nariz tapada. Lo hicieron en Centroeuropa con los comunistas. Lo hicieron en Chile con los militares. No lo están haciendo en Cuba y así les va. Ortega se fue una vez y lo hará de nuevo. Siempre que el precio sea accesible, claro.

14 Y MEDIO

Última actualización el Domingo, 04 de Abril de 2021 12:42
 

Comments  

 
0 #2 Rafael Alvarez 2021-03-28 13:15
Me parece un desacierto continuar exhibiendo a un maloliente Carlos Alberto Montaner en tu pagina.

Ve a 14ymedio y lee cuanto fuego le estamos echando. Ese hombre se ha desprestigiado!
Quote
 
 
0 #1 Rafael Alvarez 2021-03-27 14:20
Fonseca, este señor "periodista", como su amiguito Oppenheimer, se la pasaban escribiendo mal de Trump y ahora con el descalabro y la CRISIS en la frontera, donde deben estar muriendo o al punto de morir muchos niños; ninguno de los dos hace el menor comentario al respecto.
Que PAR DE MIERDAS!!!
Quote
 

Add comment


Security code
Refresh

Disparados los precios de los alimentos

Indicado en la materia

Por FERNANDO LAVIGNE.- Los precios de los alimentos mantienen su tendencia al alza en Cuba, alcanzando ya en algunos casos un valor cuatro o cinco veces mayor que el que tenían antes del ll...

EE UU debe ayudar a los cubanos como lo

Indicado en la materia

Por MARIO FÉLIX LLEONART BARROSO.- Por los días que se viven en Cuba desde el 1 de enero de 2021, con la puesta en práctica de la denominada "política del Reordenamiento", no...

¿Servirá de algo que Raúl Castro no siga

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.- El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, a celebrarse del 16 al 19 de abril, será muy importante según muchos analistas porque Raúl Castro dejará su cargo de pr...

¿Por qué hay que solidarizarse con la Un

Indicado en la materia

Por LIEN CARRAZANA.- Este 1 de abril José Daniel Ferrer García y más de 40 miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) cumplen 13 días en huelga de hambre. La policía política recrudece el ce...

Los Golpes de Estado: de Napoleón Bonapa

Indicado en la materia

Por Santiago Cárdenas.-  Fue Malaparte. Curzio. El escritor europeo más influyente y conocido durante la II Guerra Mundial y en los años de sus terribles secuelas, quien en su libro epónimo, ”L...

PATRIA Y VIDA: ¿De dónde son los cantant

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  ¿Raúl tú quieres saber, de dónde son los cantantes? Son de la Habana y cantan en Miami… Tararea todo cubano, de la isla o el exilio, después ...

Los comunistas no tienen competencia par

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Hay un debate estéril (por inútil) en Cuba, queriendo incorporar herramientas del capitalismo para paliar la hambruna que se avecina, después de un largo período de 62 añ...