Washington expulsa a dos miembros de la misión cubana ante la ONU

El Gobierno de Estados Unidos ha pedido a dos miembros de la ...

Encontraron muerto en Río de Janeiro al ex ejecutivo de Odebrecht y delator en el caso Lava Jato

Un ex directivo de la enorme constructora brasileña Odebrecht y quien además ...

El Parlamento de Venezuela ratificó a Juan Guaidó como presidente encargado "hasta que cese la usurp

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, ratificó a Juan Guaidó como presidente ...

La Unión Europea reiteró el llamado a una "solución negociada" en Venezuela que cuente con el respal

La Unión Europea (UE) reiteró este martes su llamada a una solución ...

Discurso de Bolsonaro na ONU terá críticas a Venezuela e Cuba

Presidente também deverá defender soberania do Brasil em resposta ao líder francês ...

La confesión de un tirano PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 31 de Marzo de 2019 14:22

Resultado de imagen para fidel castro bravo

Por ERNESTO SANTANA.-

En 1999, durante la visita a Cuba de George Ryan, gobernador de Illinois, Fidel Castro dio una conferencia de prensa en el Aula Magna de la Universidad de La Habana ante decenas de periodistas. Ni yo mismo me creía estar colado allí gracias a acompañar al equipo de Telemundo Chicago como guía y como auxiliar del camarógrafo. Entre los periodistas que cubrían la visita del gobernador estaba Alejandro Escalona, ganador en 2014 del premio Studs Terkel.

De modo inusual, al final de la conferencia, Castro se dejó rodear por los periodistas, que lo interrogaron sobre mil cosas, pero el protagonismo se lo llevó el editor de Éxito desde que le preguntó por qué no realizaba un plebiscito como había hecho Pinochet, a lo que el Comandante replicó, picado: "Usted está haciendo comparaciones que no tienen nada en común".

Jorge Ramos -el periodista de Univisión que recientemente sacó de quicio a Nicolás Maduro y que comparte estirpe de valiente entrevistador con Escalona- al parecer estaba allí y poco después relató lo ocurrido en un artículo. Quizás la memoria me engañe y hoy mi descripción no concuerde con la suya en algún punto sin importancia, pero nunca olvidaré aquella pregunta como un disparo: "Si el pueblo tiene el poder, ¿por qué no deja ya la presidencia?"

Entonces se escuchó aquello, como una bomba, ante las cámaras de medio mundo: "¡Porque no me da la gana!" Poco después, el Comandante salió del local para retirarse, pero no habían pasado dos minutos cuando, ya nosotros en plena recogida, vino apurado un escolta preguntando por "el mexicano" y se fue con Escalona, al que siguieron, por supuesto, todos los periodistas.

Fidel Castro había comprendido su descomunal error. Le había revelado a la audiencia internacional que, en efecto, era un déspota y gobernaba "hasta que me dé la gana"

Fidel Castro había comprendido su descomunal error. Le había revelado a la audiencia internacional que, en efecto, era un déspota y gobernaba "hasta que me dé la gana", pero había que reparar el daño. Junto a la puerta abierta de uno de sus Mercedes Benz negros, en medio del enjambre de guardias y reporteros, apuntado por las cámaras y los micrófonos, desplegó sus habilidades de actor, dio las explicaciones de siempre y le puso una cara muy amable a su interrogador.

Que ya no tuvo que decir nada más. Escalona había logrado lo que todo entrevistador persigue y muy pocas veces logra: que se revele la esencia de su entrevistado: que se haga visible la verdad. El propio Ramos cuenta en su artículo que en 1991, en México, en un breve encuentro con el dictador, le había preguntado también por un plebiscito, pero solo consiguió un codazo de un guardaespaldas que lo arrojó sobre el césped.

Alejandro Escalona se ha encontrado con muchas figuras importantes y siempre -atestiguan los que lo conocen bien-, como practicante del mejor periodismo norteamericano de la transparencia y seguidor del maestro Studs Terkel, ha perseguido la objetividad de la información, pero seguramente aquella vez de 1999 fue una de las que se sintió más realizado como periodista y más identificado con su misión profesional.

14 Y MEDIO

Última actualización el Miércoles, 10 de Abril de 2019 00:40
 

Add comment


Security code
Refresh

Asignatura pendiente en Cuba

Indicado en la materia

Por VICENTE ECHERRI.-  Al inicio del curso escolar, en la primera semana de septiembre, se difundió en las redes sociales la foto de una maestra cubana que le daba a sus al...

Hombre mirando al Norte

Indicado en la materia

Por ANDRÉS REYNALDO.-  Hace apenas un mes murió la filósofa húngara Agnes Heller. Fue por uno de esos laberintos intelectuales que recorríamos los jóvenes de La Habana Vieja en la década de...

Jugando con las estadísticas oficiales:

Indicado en la materia

Por Elías Amor Bravo.-  El pasado mes de julio, la secretaria de CEPAL, doña Alicia Bárcena, presentó el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019, un interesante informe realizado por ...

Una gorra para Fernando

Indicado en la materia

Por ANDRÉS REYNALDO.- Fernando Hechavarría debió haberse puesto una gorra. Usted se entierra la gorra hasta las cejas, mete la cabeza entre los hombros, agrega unos espejuelos oscuros y pasa de...

Un grave problema socialista: Jerarquiza

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  No hay un solo postulado socialista de como producir bienes y servicios. Se basan en preceptos de tipo hipócritamente “moral” para, por la fuerza, obligar a las ...

Por qué fracasan las conversaciones Madu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza ...

La mano de Cuba en las conversaciones ve

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Ha...