Murillo no dice la verdad a los trabajadores cubanos de la CTC, Por Elías Amor Bravo

En el 21º Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) ...

Brasil: el Tribunal Superior juzgará este martes un recurso de Lula da Silva para revertir una conde

El Superior Tribunal de Justicia de Brasil (STJ) juzgará este martes un ...

Los refugiados venezolanos podrían superar los 8 millones para fines de 2020

El Informe preliminar sobre la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la ...

Triunfa en las presidenciales de Ucrania el cómico Volodimir Zelenski. Rusia reaccionó con cautela

El Kremlin consideró que es “demasiado pronto” para determinar si puede trabajar ...

Mesmo sem acordo com Centrão, governo diz que vai votar Previdência amanhã

O secretário especial de Previdência e Trabalho, Rogério Marinho, afirmou hoje que ...

Bolsonaro y la sombra de Lula PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 27 de Octubre de 2018 00:28

Por  YOANI SÁNCHEZ.-

Si todo sale como las encuestas predicen, el próximo 28 de octubre el ultraderechista Jair Bolsonaro podría alzarse con el triunfo en la segunda vuelta de las presidenciales brasileñas.

La segunda vuelta, que se celebrará previsiblemente entre Haddad y Bolsonaro, estará más centrada en el voto en contra que en el favorable.

Esta posible victoria estaría apuntalada no solo por el hastío de buena parte de la población ante la corrupción y la ineficiencia de la clase política, sino también por el peso muerto que ha representado para el candidato Fernando Haddad la cercanía con Luiz Inácio Lula da Silva.

 

Mientras Bolsonaro despotrica de todos, rompe lanzas contra cualquiera y de manera bastante camaleónica ha rebajado algunos grados a su discurso en las últimas semanas, Fernando Haddad se ve atado a una fidelidad con Lula que es, ahora mismo, su principal lastre. Sobre el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) sobrevuela la sombra de los errores cometidos por el expresidente encarcelado y también por Dilma Russeff.

 

Haddad no puede lanzar críticas hacia las anteriores administraciones del PT, prometer un cambio radical con respecto a sus predecesores ni renegar de la figura que lo ha encumbrado hasta estas presidenciales

Bolsonaro, el nostálgico de la dictadura militar, ha emprendido un leve giro hacia el centro para apaciguar los temores y ganar un mayor número de votantes en esas zonas de la sociedad brasileña que se resistían, hasta hace poco, a marcar su nombre en la boleta. Sus filas crecen cada día con gente contraria al PT dispuesta a castigar en las urnas la gestión de un grupo que comenzó con promesas de hacer un nuevo tipo de política y terminó enlodado en las miasmas de la corrupción, el clientelismo, el tráfico de influencias y el matonismo ideológico.

Haddad, atrapado en la proximidad con su mentor, no puede lanzar críticas hacia las anteriores administraciones del PT, prometer un cambio radical con respecto a sus predecesores ni renegar de la figura que lo ha encumbrado hasta estas presidenciales. Los hilos que lo manejan desde la cárcel de Curitiba son demasiado evidentes y la sospecha de que una vez que entre en el Palacio de Planalto puede decretar una amnistía que libere a Lula disuaden a muchos de apoyarlo.

En Brasil no solo se elige un nuevo presidente. Si los ciudadanos le dan un espaldarazo a Bolsonaro le asestarían, también, un golpe demoledor a la izquierda más autoritaria que, hace dos décadas, comenzó a ascender a los altos cargos de numerosas naciones en América Latina. Aquella época en la que Lula compartía foto de familia con Cristina Fernández de Kirchner, Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega, Raúl Castro, Rafael Correa y otros tantos, está a punto de recibir el tiro de gracia en las urnas del gigante sudamericano.

Los analistas no dejan de encender las señales de alarma ante lo que puede pasar con un hombre tan impredecible y extremista en la presidencia

El problema es lo que vendrá después. Cuando el voto de castigo pase y la ojeriza al PT se salde con su derrota. ¿Podrá Bolsonaro moderar su conducta y gobernar para todos los brasileños? ¿Desterrará de su discurso las exclusiones y el dogmatismo que promueve para evitar que la sociedad siga polarizándose aún más? ¿Será capaz de devolverle al país su otrora economía pujante y bajar el desempleo? ¿Contribuirá su mandato a nuevas alianzas latinoamericanas más pensadas en el bienestar de los pueblos que en las ideologías?

La respuesta a todas esas preguntas es una gran incógnita. Los analistas no dejan de encender las señales de alarma ante lo que puede pasar con un hombre tan impredecible y extremista en la presidencia. Pase lo que pase, buena parte de la responsabilidad cae sobre los hombros de Lula.

14 Y MEDIO

Última actualización el Domingo, 03 de Febrero de 2019 02:30
 

Add comment


Security code
Refresh

Pánico en La Habana

Indicado en la materia

  Por Elías Amor.-  El modelo económico no da para más. Las autoridades han entrado en pánico. Es como si la explicación de Thomas Kuhn para las revoluciones científicas, se aplicase de fo...

LA ESCASEZ, LA CRISIS Y EL LENGUAJE

Indicado en la materia

Por DAGOBERTO VALDÉS HERNÁNDEZ.-  Cuba vive una nueva etapa de su crisis de siempre. El modelo económico de la empresa estatal socialista y los planes centralizados no funciona y sigue siendo la...

Análisis económico del discurso de Raúl

Indicado en la materia

  Por Elías Amor Bravo.-  Finalmente, Raúl Castro en su discurso en la Asamblea Nacional, con motivo de la proclamación de la constitución comunista ha reconocido, lo que en este Blog se viene di...

¿Dónde está la FEU mientras la policía g

Indicado en la materia

Por Yoani Sánchez.- Por décadas, la prensa oficial cubana ha mostrado en detalles la violencia policial contra manifestaciones estudiantiles por todo el mundo. Así, hemos visto a los antimotines responder con ga...

2019, El problema venezolano: Cuba “empu

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En las condiciones actuales, no es difícil percatarse que re-direccionando los golpes (militares, sanciones, conversaciones bajo la mesa, etc.) asestarlos contra la Cuba castrista, porque resultaría en ...

El fracaso de la “ingeniería social” mar

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Es fundamental comprender que el carácter científico de una disciplina no viene asociado a aspectos voluntarísticos, como pretende el marxismo hacer con su filosofía, basado en lo cu...

Cuba, Venezuela y el socialismo derrotad

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En la Cuba castrista queda sólo una caricatura, donde el rey está cada vez más desnudo. El sucesor de la dinastía de los hermanos Castro, Miguel Díaz ...