Díaz-Canel se entera ahora que los empleados estatales del petróleo se roban la gasolina. Privatiza

Miguel Díaz-Canel consideró este jueves "inadmisible" el robo de combustible de empresas estatales ...

Nueva caravana de migrantes hondureños avanza hacia Estados Unidos

Entre forcejeos con la policía en la frontera entre Honduras y Guatemala, ...

Grupo de militares venezolanos desconoce a Maduro como presidente

Un grupo de militares desconocieron este miércoles a Nicolás Maduro por medio de ...

Trump cancela en el último minuto el viaje de Pelosi al extranjero

El plato de la venganza no llegó a enfriarse. Donald Trump ha ...

Itamaraty diz que regime Maduro é baseado no tráfico de drogas e de pessoas e no terrorismo

O Ministério das Relações Exteriores divulgou uma nota na noite desta quinta-feira ...

Los restos de la Revolución Energética PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 28 de Septiembre de 2018 00:34

Un cartel aclara a las afueras de una taller de reparación de electrodomésticos que no aceptan televisores o refrigeradores con "adaptaciones". (14ymedio)

Por ZUNILDA MATA.-

El televisor que está en la sala llegó hace 13 años a la casa de Carlota, durante los mismos días en que nació su nieto más pequeño. Ahora, el adolescente estrena novia, pero el viejo dispositivo de la marca Panda a veces enciende y otras no. “Es un dolor de cabeza porque muy pocos talleres tienen piezas”, lamenta la jubilada, quien a principios de este siglo se benefició de una de las últimas campañas impulsadas por Fidel Castro, la Revolución Energética.

Durante los años que duró la ofensiva contra los electrodomésticos de alto consumo, el Gobierno distribuyó, con pagos a plazos y facilidades de crédito bancario, refrigeradores, bombillos ahorradores, aires acondicionados de factura china y televisores. “Estuve más de cinco años pagándolo y aunque fue un gran sacrificio lo logré”, cuenta Carlota, mientras recuerda aquella época en que “parecía que el país iba a progresar rápidamente”.

A partir de 2005, la Revolución Energética movilizó miles de personas para inventariar todos los equipos que consumían kilowatts excesivamente. Los trabajadores sociales, una tropa de choque creada por el propio Castro y que respondía directamente a sus órdenes, se sumaron a la tarea y listaron viejos refrigeradores de fabricación norteamericana que habían estado más de medio siglo conservando los alimentos de cientos de miles de familias a lo largo de la Isla.

Al menos 2,5 millones de refrigeradores fueron reemplazados y pocos bombillos incandescentes se salvaron de aquella ofensiva, en la que la mayoría fueron sustituidos por lámpa­ras fluorescentes

Al menos 2,5 millones de refrigeradores fueron reemplazados y pocos bombillos incandescentes se salvaron de aquella ofensiva, en la que la mayoría fueron sustituidos por lámpa­ras fluorescentes compactas (CFL). Las autoridades aseguraron que ese cambio significaba un ahorro anual de 354 millones de kwh, lo que equivale a entre un 3% y un 4% de la totalidad de electricidad que se consume en Cuba.

A los ventiladores también les llegó su turno. La Unión Eléctrica reportó que 1,04 millones de estos equipos fueron cambiados, especialmente aquellos que eran fruto del ingenio popular que, con tal de refrescar una habitación, había adaptado viejos motores de lavadoras soviéticas a los que se le colocaban aspas y que gastaban casi el triple de lo que consume un dispositivo moderno.

Los televisores se convirtieron en un símbolo de aquella renovación tecnológica y Carlota se sentía orgullosa cuando fue a comprar el suyo. Sin embargo, poco después llegaron los dispositivos con pantalla plana al mercado negro y a las tiendas en pesos convertibles y “estos aparatos quedaron devaluados”, reconoce. La hija de la jubilada compró un televisor más moderno para su habitación y el Panda de Carlota comenzó a romperse con frecuencia.

Con reparadores privados fueron cambiando piezas al aparato. Tantos remiendos hicieron que siguiera viéndose pero dejó al televisor “desahuciado para los talleres estatales" donde no aceptan los que tienen "adaptaciones", lamenta la mujer. La última vez que intentó repararlo, un técnico le dijo con sorna que debía “botar el Panda y comprarse un Samsung”. Aunque para ese Carlota sabe que tendrá que pagar “al contado, en pesos convertibles y sin ningún cartelito de Revolución Energética”.

14 Y MEDIO

Última actualización el Martes, 02 de Octubre de 2018 05:17
 

Add comment


Security code
Refresh

'El Gobierno quiere todo el control, tod

Indicado en la materia

Por JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ.-  Pese la crisis del transporte urbano, que ha ido agravándose en las últimas semanas, muchos habaneros concuerdan en que no habrá soluciones para las demandas exigidas por los transportistas pr...

Pedraza, Yzquierdo y la crisis de gobier

Indicado en la materia

Por ELÍAS AMOR.-  Ya tenemos crisis de gobierno con Miguel Díaz-Canel. Como si quisiera coger el toro por los cuernos, y cuando falta poco más de un mes para la fecha de l...

El castrismo y el sentido de la historia

Indicado en la materia

Por MIGUEL SALES.-  En los últimos meses, las autoridades castristas coquetearon con la idea de cambiar algunos elementos de la estructura jurídica del sistema. En el anteproyecto de Constitución que preparan ahora, ...

La dictadura ya es sexagenaria

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Mamá cumple 100 años es el título de una película del cineasta español Carlos Saura que tuvo gran éxito en Cuba. La abuela va cumplir 100 años y ...

Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y Lópe

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Al final de período de cuatro años podremos comparar el estado socio económico de México y Brasil para hacer un juicio de valor respecto a los gobiernos ...

La victoria de Bolsonaro en Brasil es mu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Bolsonaro ha derrotado en Brasil no sólo a la nefasta política cleptómana del mayor partido marxista de América Latina, sino también, y sobre todo, al marxismo 2.0 ...

Médicos cubanos en Brasil: Esclavos de B

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Cuando la prensa brasileña habla de “médicos cubanos contratados en régimen de esclavitud” no están hablando de “propaganda anti-cubana”, como lo caracteriza el castrismo internacional, ni siquiera de...