Bolsonaro llama a combatir el comunismo que impulsa Cuba en América Latina

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, se comprometió a consolidar en América ...

Peruanos apoyan masivamente fin de reelección de congresistas

Los peruanos aprobaron masivamente este domingo eliminar la reelección de los legisladores ...

Centros de votación vacíos marcan comicios en Venezuela. Maduro acusa a EEUU y Colombia

CARACAS.- Centros de votación vacíos marcaron las elecciones de concejales este domingo en ...

Sube tensión entre China y EE. UU. por arresto de directiva de Huawei

Washington rechazó este domingo la idea de que el arresto de una ...

CRISE NA VENEZUELA: O QUE DEU ERRADO?

Pode parecer difícil de acreditar, mas, um dia, a Venezuela foi o ...

Trump anuncia nuevos aranceles a productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 18 de Septiembre de 2018 05:17

Donald Trump pasa de disparar bolas de goma a utilizar munición real en el litigio comercial con China.

Banderas chinas junto a una de Estados Unidos en Pekín

La oficina de Comercio Exterior de Estados Unidos formalizó este lunes, a menos de dos meses de las legislativas, la entrada en vigor de un arancel del 10% a una lista de 5.745 productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares.

 

Junto a las tarifas que ya están en vigor, las sanciones afectan a la mitad de las importaciones anuales de China. Y la Casa Blanca amenaza con más, hasta cubrirlas en su totalidad.

Ese 10%, que entra en vigor el próximo día 24, se elevará hasta el 25% el 1 de enero si el gigante asiático renuncia a modificar sus prácticas, criticadas por Trump incluso desde antes de llegar a la presidencia de la primera potencia mundial. “Más aún, si China adopta represalias sobre nuestros agricultores y nuestras industrias, pondremos inmediatamente en marcha la fase tres, que implica sanciones adicionales sobre otros 267.000 millones de dólares en importaciones”, advirtió la Casa Blanca en un comunicado atribuido al presidente.

Con la aplicación de estas nuevas sanciones comerciales, Washington pone en marcha la segunda fase de su guerra comercial con China. En la primera etapa, EE UU impuso aranceles adicionales a productos chinos por 50.000 millones, una medida respondida en la misma proporción por Pekín. Cuando Trump anunció el pasado agosto que barajaba nuevas sanciones sobre los 200.000 millones de dólares que concretó este lunes, China anunció represalias por solo 60.000 millones, debido a que importa menos en volumen.

Lo cierto es que EE UU cuenta con mucho más margen desde el punto de vista de la balanza comercial. El país norteamericano importó el año pasado productos de China por 505.600 millones de dólares, mientras que su par asiático importó productos por 130.000 millones, y con las sanciones anunciadas ya habría impuesto aranceles sobre 110.000 millones. Pero puede recurrir a otros mecanismos de retorsión alternativos.

EE UU, como China, depende en gran medida del comercio internacional. Pero Trump se siente en este momento con fuerza para recurrir a los aranceles —un instrumento denostado por años— como táctica negociadora. Primero, porque su economía crece con solidez mientras que la de su rival se desacelera. Segundo, porque los inversores parecen tomárselo con relativa calma mientras que el mercado asiático muestra mucho más nerviosismo.

El mejor reflejo de esta confianza que tiene el presidente de EE UU es el tono del mensaje que lanzó a primera hora de la mañana de este lunes en Twitter, su medio favorito. Aseguró que los aranceles le están dando una posición de fuerza en la negociación. Y de paso introdujo un nuevo término en su vocabulario, al decir que los países que no lleguen a acuerdos justos serán "tariffed", en un juego de palabras entre arancel y aterrorizar.

La combinación de las dos rondas de aranceles puede tener un impacto significativo y peligroso si la reacción china acaba afectando a la cadena de suministro y producción. De hecho, empresas como Apple ya han anunciado que la guerra comercial encarecerá sus productos y compañías tecnológicas como Intel han alertado al presidente que EE UU puede perder la carrera del 5G si sigue adelante con el enfrentamiento comercial. La lista final excluye 297 líneas de productos previamente contemplados.

Trump, sin embargo, considera que el coste para el consumidor es “insignificante” y asegura que su estrategia ya está creando más empleos en EE UU. “Se están gastando miles de millones de dólares en nuevas fábricas por todo el país”, alardea haciendo referencia a cómo las compañías dedicadas al acero y el aluminio responden al arancel. “Es el tema de conversación global”, añade.

Our Steel Industry is the talk of the World. It has been given new life, and is thriving. Billions of Dollars is being spent on new plants all around the country!

China, a la vista de los mensajes que llegan desde EE UU, responde diciendo que no va a negociar bajo amenazas. La adopción del nuevo arancel, por tanto, merma cualquier perspectiva de una solución del litigio a corto plazo. Más bien al contrario, provocará que la disputa se complique y escale. Las diferencias entre las dos partes, por tanto, son serias y la falta de confianza crece.

Larry Kudlow, el principal asesor económico del presidente, decía unas horas antes del anuncio que el presidente “no está satisfecho” con lo que está consiguiendo con China. Las empresas y los grandes financieros estadounidenses, sin embargo, creen que la Casa Blanca no tiene un objetivo concreto en un asunto que considera complejo y que no se resuelve con un simple titular. Por eso creen que la intención de Donald Trump es de política doméstica mirando a las legislativas de noviembre.

Trump insiste en que se dieron "muchas oportunidades" a China para rectificar y responder a sus preocupaciones. Por este motivo, volvió a urgir a Pekín que actúe en consecuencia para "poner fin a sus prácticas comerciales injustas". "Espero que la situación se resuelva", dice el presidente de EE UU, al tiempo que reitera que su obligación es "proteger los intereses" de los trabajadores estadounidenses, de sus empresas y del país en su conjunto. "No nos quedaremos de brazos cruzados mientras nuestros intereses sean atacados", concluye.

EL PAIS; ESPANHA

Última actualización el Sábado, 22 de Septiembre de 2018 01:19
 

Add comment


Security code
Refresh

Hasta la derrota siempre

Indicado en la materia

Por FABIO RAFAEL FIALLO.-  Para quienes no profesamos simpatía ni admiración por los malogrados dogmas del socialismo, resulta esclarecedor e incluso entretenido contemplar el tragicómico espectáculo que actualmente ofrece la izquierda ra...

Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y Lópe

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Al final de período de cuatro años podremos comparar el estado socio económico de México y Brasil para hacer un juicio de valor respecto a los gobiernos ...

No money, no doctor (Puntillazo al 'altr

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  No money, no doctor es la máxima legítima que rige el "altruismo" y la "nobleza" del régimen cubano —insignia de cierta izquierda latinoamericana— en materia de salud para...

La prensa oficial cubana enseña los dien

Indicado en la materia

Por MARCELO HERNÁNDEZ.- Estos días la prensa oficial controlada por el Partido Comunista ha afilado la retórica después de la decisión del Ministerio de Salud Pública (Minsap) dedar el portazo al pr...

La victoria de Bolsonaro en Brasil es mu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Bolsonaro ha derrotado en Brasil no sólo a la nefasta política cleptómana del mayor partido marxista de América Latina, sino también, y sobre todo, al marxismo 2.0 ...

Médicos cubanos en Brasil: Esclavos de B

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Cuando la prensa brasileña habla de “médicos cubanos contratados en régimen de esclavitud” no están hablando de “propaganda anti-cubana”, como lo caracteriza el castrismo internacional, ni siquiera de...

Consecuencias de la victoria de Bolsonar

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La victoria de Bolsonaro en Brasil significará el fin operativo del funesto “Foro de San Pablo”, creado por el difundo Fidel Castro y el actualmente encarcelado Lula da...