Machado Ventura frustra las expectativas de solución para la agricultura cubana ordenando "más repre

"Los alimentos, incluida la leche en polvo, no solo se encarecerán en el mercado ...

Detuvieron a tres sospechosos por el asesinato de los tres infantes de marina en Uruguay

La policía uruguaya detuvo este lunes a tres personas sospechadas de estar ...

Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares por la captura de un funcionario vene

El gobierno de Estados Unidos dio un nuevo paso en su esfuerzo ...

Donald Trump dijo que movilizará “todos los recursos civiles y militares para terminar hoy con los s

Donald Trump anunció este lunes que desplegará las fuerzas armadas para contener ...

Coronavírus no Brasil, 1º de junho

Veja os dados sobre o coronavírus no Brasil nesta segunda-feira (1º), segundo levantamento ex...

Lenín Moreno Vs. Rafael Correa PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 26 de Octubre de 2017 13:57

Imagem relacionada

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.- 

Desde la campaña promocional que precedió a las recientes elecciones presidenciales ya podía vislumbrarse que, una vez que Moreno asumiera el poder,  podrían ocurrir ciertos cambios en el orden social que beneficiarían sobremanera al país.


Lenín Moreno Vs. Rafael Correa.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.

Naples. Estados Unidos.- No creo estar obsesionado. Tampoco quisiera que los lectores tuvieran esa percepción de quien, con frecuencia, escribe sobre un mismo tema. Resulta que mientras más me introduzco en el complejo y difícil asunto de la situación política de Ecuador van surgiendo inquietudes en torno a la idea de cómo será el desenlace final de la polémica Correa Vs. Moreno, la crisis del Partido Alianza PAIS, el destino del vicepresidente Jorge Glas, actualmente en prisión, la inserción de la oposición en la actividad económica y política de la nación, y por último; aunque de suceder sería lo peor, un posible regreso de Correa a la política ecuatoriana.

Temas que, como es lógico, no puedo abordar en un mismo escrito, por lo que los iré desarrollando en los próximos días. Por hoy vamos a concentrarnos en la idea en torno a la polémica Correa-Moreno, y a las amenazas del primero con volver a insertarse en la política del país.

Desde la campaña promocional que precedió a las recientes elecciones presidenciales ya podía vislumbrarse que, una vez que Moreno asumiera el poder,  podrían ocurrir ciertos cambios en el orden social que beneficiarían sobremanera al país. Por otra parte, era de esperar que los métodos de gobierno fueran diferentes a los de su predecesor, y esto no solo por la idea de que cada cual tiene su estilo propio, sino porque el actual mandatario estaba convencido de la ineficacia de la imposición, el despotismo, el totalitarismo, la prepotencia y todas las antivirtudes que caracterizan al excéntrico y egocéntrico Rafael Correa.

Correa comenzó aferrado a ciertos ideales socialistas, dados por una “protección sin límites a los desposeídos”, ansias de lograr grandes cambios sociales en su país, y realzar su economía, pero terminó dejando a su patria con una deuda que se acerca a los 60 000 millones de dólares, algo que el minimiza, una crisis total de su economía, a pesar de que él sigue afirmando que no es cierta, y hasta agrediendo a los indígenas de la etnia Shuar en la lejana amazonía del oriente de Ecuador, hecho al que no se dio la importancia que merecía en su momento, y hoy día es algo completamente olvidado.

Así las cosas, Lenín Moreno, el presidente actual, a pesar de representar al mismo partido fundado por Correa, el oficialista Alianza PAIS, de tendencia izquierdista, con firmeza está tratando de dar solución a la difícil situación económica que heredó de la llamada Revolución Ciudadana, con lo que se va desprendiendo de aquellos remanentes matizados por la tendencia socialista forzada e impuesta –  solo en teoría, y mala teoría, toda vez que sus promotores jamás tuvieron ideas claras en torno a las premisas presentadas por Marx hacia el final del siglo XIX, y que siguen siendo el paradigma del modelo socialista- por un gobierno dictatorial durante una década.

La declaración pública de la enorme deuda y de la crisis económica por parte de Moreno fue el elemento desencadenante de la confrontación con Rafael Correa. Desde Bélgica, a donde se fue a residir una vez que terminara su mandato, Correa ha desacreditado a su sucesor, a quien ha llamado traidor, mediocre, ignorante, y cualquier calificativo inapropiado para definir a Moreno, un hombre culto, serio, sincero, y ante todo, con una perspectiva diametralmente opuesta a los conceptos correístas respecto a la democracia, la tolerancia y el respeto constitucional.

Las contradicciones Correa-Moreno han alcanzado su clímax recientemente a partir de dos importantes y definitorias propuestas de este último. Una consulta popular que abarca siete aspectos, de los que hay dos que están siendo motivo de fuertes tensiones – cese del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, y eliminación de la reelección indefinida–, y un plan de medidas económicas, que no ha sido bien recibido por la oposición – lo que no resulta conveniente en este crucial momento– han reforzado las pugnas entre ambos.

El talón de Aquiles de la consulta popular ha sido el tema de la eliminación de la reelección indefinida, algo que no está en la llamada Carta Magna de Montecristi, y que durante las múltiples enmiendas que se hicieron durante la tenebrosa década correísta se modificó  tras la aprobación, en 2015, por la Asamblea Nacional, casi en su totalidad de tendencia izquierdista, manipulada por el dictador Rafael Correa.

La aceptación de la eliminación de una reelección indefinida pondría el fin definitivo a toda posibilidad de que Correa pueda regresar a la política de Ecuador. Esto impediría a todo aquel que ocupó determinado cargo, ya sea como presidente, vicepresidente, pero aún más, alcaldes y dirigentes de la asamblea a niveles municipales, volver a ser propuesto para un nuevo mandato.

La enmienda de Correa tenía como fin esa posibilidad de perpetuación en el poder, algo tan distintivo en todos los líderes del llamado Socialismo del siglo XXI. La Asamblea Nacional lo aprobó, pero el mandatario no pudo salirse con la suya puesto que acordaron como disposición transitoria, que solo se aplicaría a partir del 24 de mayo de 2017, una vez que las elecciones presidenciales se hubieran realizado, y ya este era el segundo mandato de Correa, y de acuerdo a la Constitución de Montecristi de 2008, solo es aceptada una reelección.

Correa preparó a quien consideró su “fiel camarada” de Alianza PAIS con el objetivo de garantizar un continuismo político y regresar para los comicios del 2021, momento en que ya estaría en vigor la elección indefinida; pero no contó con que Moreno daría un viraje radical a la política del país, y mucho menos que lanzaría una consulta popular para eliminar una de las tantas enmiendas añadidas durante su mandato. “Ganamos la presidencia y ahora es peor que si hubiera ganado la oposición, con mucha más maldad, con mucha más mentira, con mucha más desvergüenza", ha declarado el exmandatario.

Mientras que Lenín Moreno ha afirmado recientemente: “La reelección indefinida es una distorsión de la vida democrática y una falta de respeto a nuevos líderes y jóvenes que tienen derecho a optar por dignidades. Es una aberración política que va contra principios de Constitución de Montecristi y los míos propios”.

¿Qué le queda por hacer al prepotente economista que acabó con la economía del país? Pues está amenazando – ya lo había hecho cuando se veía que Guillermo Lasso por la oposición era un fuerte contrincante en las elecciones, de hecho, todo parece indicar que fue Lasso quien realmente ganó, pero como es habitual en los gobiernos izquierdistas, los resultados fueron cambiados y manipulados a su forma– con regresar a Ecuador y convocar a una nueva Asamblea Nacional Constituyente – al estilo de Maduro en Venezuela– con lo que teóricamente podría hacer cesar al gobierno de Moreno y organizar nuevas elecciones antes de que finalice su mandato.

Esperemos que no se llegue a este punto y que los ecuatorianos puedan librase definitivamente de la sombra del correísmo. Tal vez en prisión el ofuscado exmandatario cese de sus insultos. Ya lo ha dicho Lenín Moreno, durante su participación en el Gabinete Binacional, junto a Pedro Pablo Kuczynski, el presidente peruano, en Trujillo, Perú: "En Ecuador no tenemos presidentes presos; pero no hemos perdido la esperanza".

De cualquier modo, ya Correa no cuenta para nada, a pesar de que desde Europa se sigue entrometiendo en todo lo que acontece en torno a la política ecuatoriana; pero él es tan solo una sombra, temerosa; pero solo una sombra, y la oposición, cada vez más fortalecida, y ahora en unión del nuevo presidente Lenín Moreno no permitirán que Ecuador, la patria de Eloy Alfaro, sea convertida en una Cuba o una Venezuela.

Última actualización el Sábado, 11 de Noviembre de 2017 13:13
 

Add comment


Security code
Refresh

¿Cambiará realmente la economía cubana t

Indicado en la materia

Por ELÍAS AMOR.-  Cuando existe un solo medio de comunicación oficial que se dedica a glosar los actos del Gobierno, la oportunidad del ciudadano de realizar un contraste de la realidad, queda ...

No habrá República sin pagar el precio d

Indicado en la materia

Por JAVIER PRADA.-  Las buenas noticias sobre el enfrentamiento a la pandemia han dejado la emergencia sanitaria en un segundo plano y abierto la conversación a otros temas de actualidad, más en...

O le abren vía al sector privado o habrá

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  En Atenas, a mediados del siglo IV antes de Cristo, Platón era el maestro de Aristóteles. El discípulo, sin embargo, tenía los pies más firmes en tierra qu...

HACIA LA RUINA

Indicado en la materia

Por José Roberto Guzzo.-  Son 150 millones los que pueden caer en la pobreza extrema si la economía mundial cae un 5% en 2020, el número más frecuente en las cuentas qu...

Crisis política en Brasil: ¿Hay peligro

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La respuesta a la pregunta sobre el peligro de la izquierda en las próximas elecciones queda respondida, no hay peligro. La izquierda en Brasil es fuerte, pero no...

La economía cubana (y el castrismo) en c

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Demás estaría decir que es precisamente ahora el momento de mayor debilidad del castrismo en los más de sesenta años de opresión. Cualquier chispa podría hacer saltar po...

El Coronavirus: Los comunistas chinos co

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernandez Fonseca.-  Varios médicos y enfermeras chinas alertaron de la potencial epidemia-pandemia. La responsabilidad del equivocado tratamiento que recibieron recae sobre las autoridades comunistas, prestas siempre a acallar toda ...