'The New Yorker': Raúl Castro habría sugerido que China está tras los ataques acústicos

Raúl Castro habría sugerido que un tercer país estaba detrás de los ...

La Cumbre Iberoamericana exhibirá una nueva y polarizada escena política regional

La XXVI Cumbre Iberoamericana será escenario el próximo 16 de noviembre en ...

Vargas Llosa asegura que Venezuela es un ejemplo a evitar para el resto de América Latina

El escritor hispano-peruano Mario Vargas Llosa ha asegurado hoy que Venezuela es ...

A cien anos de distancia del fin de la Primera Guerra Mundial se reunen en Francia 70 Jefes de Estad

Juntos en París, un siglo después, pero cada uno por su lado. ...

Temer deveria vetar aumento para magistrados, diz Bolsonaro

O presidente eleito Jair Bolsonaro afirmou que, se fosse o presidente Michel ...

Atentado en Londres: ni ansias de justicia ni reparación moral PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 31 de Marzo de 2017 13:59



Por Martin Guevara.-

Al Qaeda consolidó su presencia en Estados Unidos y Europa durante el comienzo del siglo XXI a través no sólo de atentados sanguinarios, sino de una preocupante llamada casi obsesiva a todos sus efectivos a atacar en suelo apóstata, pagano o "zindiq". Osama Bin Laden, el jerarca y autor intelectual de la organización terrorista, pertenecía a una familia acaudalada saudí con estrechos lazos comerciales petrolíferos con el mundo occidental.

Al Qaeda no llegó a dominar territorios, no tuvo "patria" o Califato, ello contribuyó a que hiciese hincapié de manera permanente en los ataques en Occidente allí donde se presentase la mínima posibilidad de causar daño. En cambio, el Estado Islámico sí llegó a consolidar un territorio donde ha practicado las peores aberraciones con sus habitantes, y los ataques a Occidente en la sustancia y la estrategia continuaron siendo igual de importantes que para Al Qaeda. Pero en los hechos el llamado a derramar la sangre exclusivamente en Occidente disminuyó al tener que repartirse en los terrenos de su propio califato. Sin embargo, nunca han abandonado la vía del terror en Europa y Estados Unidos; de hecho, se ha recrudecido la amenaza en los últimos meses.

Por otro lado, con la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y el escaso nivel de amenaza que significaban el narcotráfico y los militares díscolos como el panameño Noriega, la industria armamentista necesitaba "como agua de mayo" un chivo expiatorio lo suficientemente creíble como para producir la cantidad de armamento que sostiene gran parte de la economía occidental. Ello coincidiendo con la gran frustración de las sucesivas guerras en Afganistán, primero, contra fuerzas soviéticas y el apoyo norteamericano en armamento a los muyahidines y los estudiantes del Talibán, y luego, contra las fuerzas norteamericanas y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), así como las ingentes matanzas en la segunda campaña bélica en territorio iraquí. Estos ingredientes dieron como resultado un cóctel de alta peligrosidad y de gran efecto en ambos extremos para dotar de una explicación presentable a las bajezas surgidas en el umbrío confín de las mazmorras de lo más ruin del espíritu humano.

Estos actos abominables, el terrorismo en suelo occidental, las acciones bélicas y los daños colaterales en tierra "hereje" no se explican por ningún ansia de justicia ni de reparación moral. Son movidos por la bajeza de la especie, son pergeñados en el vertedero de los desperdicios de lo peor de la especie humana.

Los terroristas saben dónde dirigen el ataque, como en las Torres Gemelas de Nueva York, en el maratón de Boston, en Atocha, en Madrid, en París varias veces, en Londres, en Berlín, así como en los numerosos atentados en sus propias tierras, en mercados, plazas, congregaciones públicas. Dan en la diana de lo que consideran su enemigo a muerte: la gente trabajadora, libre, en paz, a los que su familia espera en casa. Los anónimos constructores cotidianos de la vida.

Nos toca a nosotros defender con nuestra actitud el corazón de las libertades y la civilización. De ahí lo oportuno de manifestar rotundamente: "Este es nuestro modo de vida, es el que todos preferimos, es la esperanza del mundo, seguiremos construyéndolo, no nos llevarán a su redil, viviremos como hemos elegido vivir".

Y a quienes quieran usar nuestro dolor o nuestra indignación para sus beneficios les decimos que cualquier desmedida escalada de locura sólo se sana de una manera: con una gran espiral de cordura.

INFOLATAM

 

Add comment


Security code
Refresh

Los efectos económicos del largo viaje d

Indicado en la materia

Por ELÍAS AMOR.-  Largo viaje de 11 días el que acaba de emprender Miguel Díaz-Canel rumbo a una serie de países, como Rusia, China, Vietnam, Corea del Norte y Laos. El Socialismo del Si...

Consecuencias de la victoria de Bolsonar

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La victoria de Bolsonaro en Brasil significará el fin operativo del funesto “Foro de San Pablo”, creado por el difundo Fidel Castro y el actualmente encarcelado Lula da...

El partido único, una reliquia que (casi

Indicado en la materia

Por REINALDO ESCOBAR.- Muchas veces, detrás del ropaje de la soberanía y de la independencia, en realidad se esconden elementos calcados o impuestos desde otras latitudes. La reforma de la Constitución qu...

Los movimientos de capital (desde Cuba)

Indicado en la materia

Por  ELÍAS AMOR.-  El régimen comunista no ha sido capaz de cortar de raíz los movimientos de capital que surgen en Cuba de forma espontánea. Parece que los necesita. Sin embargo, la...

Las lecciones de la aplastante derrota p

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La primera lección de este proceso electoral: se trata de una derrota personal de Lula da Silva. Desde que la justicia brasileña conminó a Lula a presentase ...

Brasil en la encrucijada

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  El plan de Cuba y Dirceu es financiar al PT en las elecciones actuales (mucho dinero) con vistas a, como él ha dicho al periódico “El País”, “t...

El Marxismo 2.0

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Así, políticos como Lula da Silva en Brasil, Bernnie Sandres en EUA, Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, López Obrador en México, Gustavo Petro en Co...