Líderes opositores cubanos evalúan la tardía, pésima e irresponsable respuesta del castrismo a la ep

"Que el "Gobierno" cubano haya tardado tanto en comenzar a tomar medidas para en...

Las Fuerzas Armadas de Brasil respaldan a Jair Bolsonaro al decretar cuarentena solo de ancianos y v

SAN PABLO.- Las Fuerzas Armadas brasileñas temen que la “cuarentena” decretada por ...

Pompeo, presentó un Marco de Transición Democrática para Venezuela entre Guidó y Maduro

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, presentó este martes en Washington ...

Donald Trump y un posible candidato demócrata: otra consecuencia del coronavirus

El coronavirus llegó para cambiarlo todo. Pero lo que parecía imposible ocurrió. ...

Em pronunciamento na TV, Bolsonaro muda o tom e não critica o isolamento social

O presidente Jair Bolsonaro fez nesta terça-feira, em rede nacional de televisão, ...

COLUMNA DEL DIRECTOR: Jorge H Fonseca PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 20 de Junio de 2015 21:35

Cuba: ¿Otro Socialismo?

Las pretensiones socializantes de marxistas opositores y gobernistas lo que pretenden es organizar otro experimento socialista maltratando la sociedad cubana como si fuera un Frankenstein. Libertad general, democracia pluripartidista y economía de mercado son las únicas alternativas de solución.

 

Cuba: ¿Otro Socialismo?

Jorge Hernández Fonseca

29 de Abril de 2015

Ahora que ya es evidente el fracaso del socialismo en Cuba, el país se encamina hacia la creación de otro engendro castrista: capitalismo de estado en la economía --con militantes y sin emprendedores-- y socialismo estalinista en toda la sociedad, sin libertades de ningún tipo. En ese ambiente, hay unas pocas voces que pregonan por la implantación de otro experimento socialista con el argumento de que “Fidel no era socialista, ni sabía lo que hacía”, mientras el país navega sin rumbo en medio de una piñata de oportunistas ávidos por dinero fácil.

El capitalismo es --sobre todo-- un sistema económico para producir bienes y servicios. El capitalismo no es un sistema social en el sentido estricto de la palabra y aunque su aplicación implique consecuencias en toda la sociedad, no es un sistema social propiamente dicho. Puede decirse que el capitalismo nadie lo “inventó”; es el sistema económico más eficiente que la sociedad humana ha desarrollado a lo largo del lento y continuo desarrollo de la humanidad.

El socialismo por su parte es --sobre todo-- una elucubración teórica de “lo que debería ser”; es un sistema económico-social “inventado” desde posiciones teóricas, basado en suposiciones filosóficas (no productivas); así, no es un sistema “natural”, sino que es producto de esquemas mentales que hacen énfasis en la distribución de riquezas y no en la generación de riquezas.

Las diferencias anteriormente señaladas nos lleva de la mano a la respuesta del por qué el socialismo ha fracasado en casi todos los ámbitos donde ha sido aplicado como sistema económico-social, en función de que no hay una sola palabra escrita por los llamados “clásicos” del socialismo de cómo generar o producir bienes y/o servicios. Aquellas sociedades supuestamente socialistas, fracasadas en sus sistemas productivos, se han visto obligadas a adoptar el esquema capitalista en los sectores económicos para generar bienes y servicios.

Por todas estas razones, en el caso cubano los cambios fundamentales que programa Raúl Castro son del tipo económico, intentando materializar tibios cambios hacia el capitalismo en la economía de la isla, pero sin el concurso de la capacidad emprendedora de todos los cubanos, limitando así el accionar capitalista en su economía. Al dejar los negocios en manos de la “nomenclatura”, Raúl Castro comete un error típico del socialismo: imaginar que “cualquiera” (sin capacidad emprendedora) puede ser exitoso en la función de producir bienes y servicios.

En el sistema capitalista los dueños no se “eligen”, ni se designan; ellos surgen por selección natural de entre toda la sociedad civil, como personas con aptitudes especiales en el mundo de los negocios, que nada tienen que ver con el compromiso político y mucho menos con que sus padres hayan sido guerrilleros de la Sierra Maestra, ni militantes de un cierto partido político.

Los cambios de Raúl Castro al capitalismo en la economía están baldados por un grave error: no tiene “capitalistas” cubanos, es decir, la sociedad cubana no puede aportar su talento y capacidades dejándosele solamente el papel segundón de empleados del estado. Así, las pretensiones socializantes de marxistas opositores y gobernistas, lo que pretenden es organizar otro experimento socialista tratando la sociedad cubana como conejillo de indias. Libertad general, democracia pluripartidista y economía de mercado son las únicas alternativas de solución.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 20 de Junio de 2015 21:37
 

Add comment


Security code
Refresh

¿Dónde está metido Raúl Castro?

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Si el general Raúl Castro por fin da la cara hoy o mañana, o la dio ayer para al fin ponerse al frente y enfrentar como dictador que es...

La dignidad insumisa de Luis Manuel Oter

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.-  a dictadura no ha liberado a Luis Manuel Otero Alcántara. En realidad se ha liberado de él. Al  menos, eso intenta ahora, al abrir los barrotes de la ce...

Fidel Castro en la era de Lezama Lima

Indicado en la materia

Por CARLOS ALBERTO MONTANER.- En Miami, desde hace algunos años, existe un notable festival de cine auspiciado por el Miami Dade College. Tiene una creciente importancia. El domingo 8 de marzo ex...

Por qué el Gobierno cubano rectificó el

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.- Un intensa campaña en las redes sociales junto a la presión internacional y las voces de apoyo que brotaron del propio sector oficial han logrado lo impensable: la li...

“Clandestinos” vs. José Martí

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Existen un grupo de frases, supuestamente escritas por José Martí en una tal “carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado”, donde se exponen conceptos anti-norteamericanos. Esa ca...

“Clandestinos”: El “al pan, pan y al vin

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Por primera vez en 28 años de exilio, me he sentido tratado por los formadores de opinión exiliados, como me trataban los formadores de opinión castristas en ...

“Clandestinos” Un análisis

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Como golpes transgresores y públicos, las acciones de Clandestinos son como bocanadas de aire puro y fresco que la sociedad cubana de dentro de la isla aporta la...