Leonardo Padura suma a su cobardía política en Cuba la falta de respeto a Brasil al visitar en la cá

El escritor cubano Leonardo Padura visitó el jueves en la cárcel al expresidente ...

El ex presidente Uribe fue citado a indagatoria en Colombia por presunta manipulación de testigos

El influyente ex mandatario y senador Álvaro Uribe, jefe del partido en ...

El representante de Juan Guaidó afirmó que el reinicio de las negociaciones depende del régimen de N

El segundo vicepresidente del Parlamento venezolano, Stalin González, sostuvo este jueves que ...

La mayor compañía energética de China canceló la compra de petróleo de Venezuela

La mayor compañía energética de China está rechazando las compras directas de ...

Macri elimina imposto sobre alimentos antes da eleição presidencial na Argentina

O presidente liberal argentino Mauricio Macri reforçou nesta quinta-feira seu pacote de ...

Cuba


¿Adoptará Cuba el modelo chino? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 05 de Junio de 2019 04:11

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.- 

Algunos lectores del artículo titulado "Cuba, a la tercera va la vencida", publicado recientemente en este diario, expresaron en el espacio para los comentarios que no están de acuerdo conmigo. Uno de ellos señala que los comunistas "hacen cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder (…)  incluyendo liberar las fuerzas productivas".

Estoy de acuerdo. Es eso lo que sucedió en China y en Vietnam, y fue lo que dejé para analizar posteriormente.

Otro comentarista me dice que México, con López Obrador, podría ser el relevo de Venezuela. No lo creo. México produce cada vez menos petróleo. Ya importa el 70% del combustible que consume. La producción de crudo cayó de 3,3 millones de barriles diarios en 2004, a 1,7 millones en la actualidad. Tampoco al Estado le sobra dinero como para obsequiarlo. Podría asimilar médicos cubanos, pero no tantos como en Venezuela, ni los 8.000 de Brasil.  El embajador de México en La Habana, Miguel Díaz, ya aclaró que la cooperación de México con Cuba no incluye regalos.

La frase "a la tercera va la vencida" (proviene del Derecho penal de los siglos XVI y XVII, cuando eran condenados a muerte quienes robaban por tercera vez) no se refería a que con el chavismo caerá también el castrismo, sino que será prácticamente imposible mantener en Cuba el modelo estalinista centralizado,  que muy poco ha cambiado desde que fue instalado por el "Che" Guevara cuando desde la JUCEPLAN y el Ministerio de Industrias él dirigía la economía cubana.

Muchos no saben que fue el comandante argentino quien sembró en Cuba la planificación centralizada estalinista de los años 30 y 40 en la URSS. Con su sólida formación teórica marxista-leninista, y admirador confeso de Stalin, el "Che" no aplicó el modelo del cálculo económico que había en la URSS desde la muerte de Stalin, porque lo consideraba una variante vergonzante  de capitalismo. Carlos Rafael Rodríguez sí era partidario del cálculo económico, pero el "Che", a no dudarlo,  convenció a Fidel Castro de que eso era peligroso.

En la URSS, con el cálculo económico las empresas estatales tenían bastante autonomía en su gestión y  obtenían un porcentaje de las utilidades si cumplían el plan trazado centralmente para las ganancias,  rentabilidad y calidad de la producción. Las empresas decidían los surtidos a producir y las inversiones a realizar. Los trabajadores  obtenían parte de las ganancias si lograban reducir los costos de producción, o lo mantenían bajo.

El fatal círculo vicioso del plan central

Lo mismo se hizo en  todas las naciones comunistas europeas. En forma más atrevida en Alemania Oriental con sus combinados industriales. En Yugoslavia el mariscal Tito fue más lejos y creó cooperativas que gestionaban las empresas y obtenían  parte de las ganancias. Pero para el dueto Castro-Guevara  la autonomía empresarial y los estímulos en dinero eran una traición al socialismo.

Pasaron décadas y por fin se flexibilizó el centralismo en Cuba, pero muy poco. Los Lineamientos del Partido Comunista dejaron intacta la intromisión del plan central en todo el quehacer económico. De ese tutelaje estatal solo escapa muy tangencialmente el cuentapropismo, y en cierta medida los campesinos individuales, pero solo ligeramente en cuanto al plan central, pues su actividad comercial y productiva  sigue siendo controlada por el Estado.

La economía socialista basada en un plan central único nace ya con el ADN de la improductividad. Y en Cuba solo ha sobrevivido  financiada con dinero regalado. Produce tan poco que hay que importarlo casi todo. Se crea un círculo vicioso fatal: hay que importar mucho, pero no se generan los recursos  para hacerlo.

El régimen castrista necesita entre 16.000 y 17.000 millones de dólares anuales para mantener un pobrísimo nivel de vida pero que no llegue a la miseria de un "Periodo Especial". Sin Maduro, Cuba apenas contará con la mitad de esa cifra, o menos.

El cash que recibirá ya sin chavismo será el de las remesas, la exportación de bienes (que en 2018 no llegaron ya ni a 1.700 millones de dólares), la expoliación de los médicos que le queden en el extranjero (que serán varios miles menos que ahora), y las pocas divisas netas que capta del turismo, pues hay que gastar en importaciones para esa industria 65 centavos de cada dólar recibido.

Pero hay más. Con la caída de Maduro, a La Habana se le acabará el negocio del narcotráfico, tráfico de armas y terroristas, y lavado de dinero que hoy realiza impunemente desde territorio venezolano en contubernio con las guerrillas de las FARC y el ELN.

Cuando Raúl Castro promovió el "diálogo" entre la dictadura de Maduro y la oposición  en Noruega  lo hizo con la pretensión de que en un Gobierno de transición en Venezuela haya chavistas suficientes que le garanticen la entrega de petróleo, si no gratis, bien barato, y mantener a los médicos con una reducción del actual despojo de un 75% de sus salarios.

Fórmula "salvadora": dictadura arriba y capitalismo abajo

Pero no es sensato creer que un nuevo Gobierno provisional venezolano, aun con chavismo incrustado, pueda regalar petróleo y divisas a Cuba. Surge entonces la pregunta de cajón: ¿qué hará la dictadura cubana para sobrevivir y mantenerse en el poder?

Desgraciadamente sí tiene para dónde mirar: la dictadura china. Allí ostenta el poder el mismo Partido Comunista (PC) que mató a 65 millones de personas. China ha mostrado que arriba se puede mantener en el poder una dictadura comunista  si abajo libera las fuerzas productivas. Y Vietnam hizo lo mismo.

En 1978, dos años después de morir Mao Tse-Tung, el mismo PC chino, ya con un nuevo liderazgo, lanzó las reformas capitalistas y se atornilló en el poder con la consigna antimarxista de  "Enriquecerse es glorioso",  acuñada por el número uno del país, el "liberal" Deng  Xiaoping, a quien no le tembló la mano para ordenar en 1989 la masacre de miles de jóvenes que en la Plaza Tiananmen pedían libertades democráticas.

Con aquel monstruoso genocidio la comunidad internacional se molestó un poquito, pero como China era ya un paraíso para los inversionistas de Occidente nadie hizo nada para castigar a Pekín. Hoy Tiananmen sigue dominada por la foto gigante de Mao.

No han querido traicionar a Fidel, pero…

Con esos antecedentes el modelo chino es cada vez más atractivo para buena parte de la elite castrista. Pero ocurre que mientras las reformas allá las iniciaron nuevos líderes,  en Cuba sigue al mando la vieja guardia jurásica de hace 60 años. Esta se niega a traicionar el legado estalinista de Fidel. También considera que las concesiones a la libre empresa arruinarían sus planes de capitalismo de Estado neocastrista y neofascista controlado férreamente por las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, la caída de Maduro en Cuba va a cambiar muchas cosas. Será un problema de vida o muerte para la economía nacional y también para la salud política de la tiranía, por los efectos psicológicos desestabilizadores que entronizará el fin de la "revolución bolivariana" en la sociedad cubana. Pero este factor psicológico-político-social, por su alcance medular, es tema para otro análisis.

Castro II y sus dinosaurios tendrán ante sí un dilema: o liberan ellos mismos las fuerzas productivas, o por instinto de conservación los más jóvenes y menos trogloditas jerarcas presionarán a esos fundadores octogenarios a que inicien las reformas, o los "invitan" a una confortable jubilación para hacer ellos las reformas.

No importa si  iguales o no a las de China y Vietnam, deberán poner fin a la estupidez del centralismo estalinista, y conceder más espacio a la propiedad privada y el mercado.

Es ese un escenario probable. Pero como ocurre casi siempre sorpresivamente podrán surgir otros que, ¿por qué no?, podrían incluso írseles de las manos a la mafia que literalmente ha acabado con Cuba. Ojalá sea así.

DIAIRO DE CUBA

Última actualización el Jueves, 13 de Junio de 2019 23:25
 
EL CAPITALISMO: SUMMUM Y CULMEN DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Martes, 04 de Junio de 2019 05:59

Resultado de imagem para capitalismo, sistema economico natural

Por Santiago Cárdenas.- 

El capitalismo,todo lo contrario del socialismo, no tiene padres; no se construye; no necesita de ideólogos, nace espontáneamente en el devenir histórico y no  tiene  principios  morales. Es  imperfecto  desde sus orígenes, como lo es el ser humano con  ese  egoísmo  consustancial  que bien  lo define la iglesia  como el pecado original.


EL CAPITALISMO: SUMMUM Y CULMEN DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA.

Santiago Cárdenas

“Dénme primero el reino de la libertad y su justicia; y el capitalismo se os dará por añadidura”

Cuando el papa León XIII escribió  en 1891 la  tardía respuesta de nuestra iglesia a los problemas sociales de su época, el  liberalismo económico (de ahora en adelante : el capitalismo) ya había enseñado al unísono su eficiencia y sus horrores. La revolución  industrial había mostrado  desde 1750 , una vez mas,la capacidad  evolutiva de  ese “bicho” llamado capital que cambia y cambia desde sus tenues  inicios agrícolas en el siglo XIII hasta  el capitalismo post industrial y compasivo de nuestros días. Es paradójico y proteiforme.

Pero, León y su principal asesor,el  alemán socialista Monseñor Emmanuel Von Ketteler, solamente conocían en teoría los muchos  socialismos que en el siglo XIX, el de la borrachera social, se  proponían. No obstante, la atención, la primacía, se dirigía a Karl Marx que en 1848 había lanzado su Manifiesto Comunista, que  aglutinó a la corriente mas organizada y a los partidos mas fervientes  de la izquierda carnívora  de aquella época.

Éstos fueron precisamente  los que llegaron al poder  en  la Rusia de 1917 y comenzaron su desvastadora  persecución social. Lástima que los ideólogos de la Rerum Novarum no conocieran  los frutos  del  bolcheviquismo, como conocieron de cerca  los del capitalismo “salvaje” ( este término no existe. Fué  acuñado posteriormente, por Juan Pablo II. Es una pésima traducción del latín al inglés del término “abridged” ).

El capitalismo,todo lo contrario del socialismo, no tiene padres; no se construye; no necesita de ideólogos, nace espontáneamente en el devenir histórico y no  tiene  principios  morales. Es  imperfecto  desde sus orígenes, como lo es el ser humano con  ese  egoísmo  consustancial  que bien  lo define la iglesia  como el pecado original.

Pero, el capitalismo require una condición  sine qua non para desarrollarse:  es fruto y necesita de la  LIBERTAD; la mas absoluta libertad para  sobrevivir. La iglesia católica, lo sabe muy bien porque la libertad proviene de Dios y forma parte  consustancial del mensaje evangelic.

El capitalismo no tiene ética.No existe el capitalismo bueno o el capitalismo malo.  Existen capitalistas buenos y malos. Cada  empresario le pone a su negocio las normas morales que estima pertinente.Juzgar  la ética del capitalismo como sistema es un error.  Grave error.

El capitalismo contempóraneo, tan compasivo, al cual asistimos en los EEUU es  la evidencia  diaria  a la que León XIII y Von Ketteler, lamentablemente, no pudieron asistir.

El capitalismo es actualmente lo mas cercano a la Doctrina Social de la Iglesia,la Sociología Católica,  como summun y  culmen: con  sus  leyes anti  monopolios; el respeto a los sindicatos; la primacía propiedad privada; su salario familiar; su práctica de principio de subordinación (llamado  también subsidiariedad ) .Pero,  sobre todo,  con  el rédito social a la propiedad privada – que ya no es un valor absolute-  con su excelente sistema de taxes. Y esto es la mejor  respuesta,la solución al debate que está en  el corazón, el meollo, el centro mismo de la cuestión social.

Por supuesto, que no es perfecto; falta mucho para eso. Pero sí es perfectible.  Y eso lo va entendiendo  la Madre y Maestra  que sabe muy poco o nada de economía,pero sí de amor.Por tanto  debe seguir tocando al corazón de cada empresario, de cada capitalista, como hasta ahora, para  su conversión.

Última actualización el Jueves, 13 de Junio de 2019 23:24
 
Planificación central de la economía, ¿pa' qué? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 03 de Junio de 2019 22:01

 


Por ELÍAS AMOR.- 

El régimen castrista anuncia el comienzo del proceso de elaboración del plan económico para 2020, el principal instrumento para intervenir en la economía estatal. La información en Trabajadores habla del comienzo de las asambleas de análisis con los trabajadores de la elaboración del plan de la economía y el presupuesto correspondiente al próximo año. Una iniciativa que pretende conseguir un plan más participativo y flexible, de acuerdo con los deseos del ministro de Economía y Planificación. La pregunta, parafraseando a Fidel Castro en referencia a las elecciones, es: ¿pa' qué?

La confianza en la planificación económica durante seis décadas es responsable directa del atraso y empobrecimiento general de la economía castrista. Y ahora, inasequibles al desaliento, se han lanzado a lo que llaman "identificación de las reservas internas y las fortalezas en cada territorio y empresa, explotar las potencialidades del encadenamiento productivo y exportar más, sin poner límites al crecimiento productivo". Ojalá lo consigan, pero lo veo complicado.

El comunismo introdujo la planificación central de la economía como alternativa al mercado en la asignación de recursos siempre escasos para los fines alternativos. Al sustituir el mecanismo de oferta y demanda, y el ajuste de los precios, por decisiones de burócratas planificadores casi siempre alejados de la realidad y enredados en dudosos cálculos de calorías, pesos y otras maldades, el sistema económico cubano se volcó patas arriba en cuestión de años.

Desde el primer momento, los economistas que todavía ejercían sus cargos al frente de las empresas que aún no habían sido confiscadas para pasar a la propiedad del Estado, se percataban que el modelo iba camino del desastre. Y así ha sido. La planificación de la economía castrista tiene como mérito no haber acertado ni un solo ejercicio en sus previsiones, y en concreto, desde 2006, con la apertura de pequeños espacios a la actividad privada, los resultados son cada vez peores.

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué a pesar de la insistencia de las autoridades y los esfuerzos realizados en la preparación de la dirección administrativa y de los trabajadores para mejorar los resultados de la planificación, los resultados son cada vez peores? ¿Estamos ante una exigencia de cambio real de la economía castrista?

Se puede pensar lo que se quiera, pero entiendo que sí. Por un lado, los burócratas continúan enfrascados en sus cálculos y estimaciones que parecen no acabar nunca, con cada vez mayor volumen de normas, regulaciones y disposiciones. Antes era fácil "planificar", con escuchar un largo y aburrido discurso de Fidel Castro, ya se sabía cómo había que cuadrar las cuentas. Ahora la cosa está peor.

Por lo pronto, hay que leerse, una panoplia de documentos tan aburridos como inservibles, como son la nueva Constitución, o la denominada Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista. Incluso los más optimistas deben leer las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, y por último si aun quedan ganas, los llamadosLineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el período 2016-2021.

Como dicen en Trabajadores, "a esos documentos deben unírseles discursos, intervenciones, indicaciones y artículos referidos al asunto, que servirían de fundamento para realizar propuestas con 'todos los hierros', con definiciones claras y carácter estratégico". Con tanta lectura, y tanto hierro, las decisiones económicas pierden esa espontaneidad y riqueza que les otorga el mercado cuando el objetivo es satisfacer al consumidor.

Al final, la planificación es un juego que acaba dando un mal resultado. Porque, si bien por un lado se quiere que todo el mundo participe, y tengo mis dudas que ello sea fácil de conseguir, por otro lado, desde el ministerio (antes la JUCEPLAN comunista) nada se deja a la improvisación, y se establecen las premisas para el plan, para que nadie se salga ni una sola coma del guion que interesa realmente a la cúpula dirigente.

Esto es lo que hay. Por desgracia la prioridad en la atención al cliente, se sustituye por unas indefinidas "potencialidades para contribuir más a las estrategias y prioridades de la economía", y al final acaba dando lo mismo.

Lo realmente preocupante es que se dediquen a jugar a este juego peligroso, tal y como están las cosas. La economía cubana no da para más y ha agotado sus motores de cola, por lo que habrá que pensar en ir cambiando sobre la marcha. Ya ha habido algunos sustos en forma de ausencia de productos en los mercados, pero llegarán tiempos peores.

No hace falta ser un estratega para saber que las cosas van a ir a peor, y que el año 2020 se va a caracterizar por una situación de falta de divisas, de endeudamiento externo insoportable que asfixiarán más aún a la empobrecida economía cubana, sin que nadie mueva un solo dedo.

El diseño del plan, si es que insisten en esta majadería comunista, debería ir orientado a potenciar al máximo lo que funciona en la economía cubana, pero las prioridades ideológicas y los complejos históricos impiden a las autoridades del régimen adoptar las decisiones fundamentales para situar a Cuba en un plano de igualdad con el resto de países de su entorno. Eso significaría más mercado, más derechos de propiedad, más libertades económicas, más sector privado empresarial. Un plan que permita que el sector privado asuma el funcionamiento global de la economía, concentrando el mayor porcentaje de recursos, y ello promovido por medio de una privatización acelerada del capital productivo y empresarial del país.

Los estudios confirman que las ganancias de productividad y la generación de valor en la economía cubana se encuentran en los pequeños negocios del trabajo por cuenta propia y las iniciativas emprendedoras. No tiene sentido continuar frenando a estos agentes económicos en beneficio de empresas estatales deficitarias y un sector presupuestado que ahoga el país. La planificación central de la economía se debe retirar para dejar al mercado que ocupe su espacio.

De nada sirve establecer prioridades como "incrementar las producciones o los servicios con destino a la exportación y satisfacer las demandas de las entidades exportadoras; lograr el máximo aprovechamiento de las capacidades existentes, y asegurar los procesos dirigidos a satisfacer las demandas de la economía interna, fundamentalmente de alimentos, transportación, informatización de la sociedad, vivienda, materiales de la construcción, fuentes renovables de energía, medicamentos y turismo", si los agentes económicos que están involucrados en ellos no son capaces de impulsar estos objetivos y se encuentran tan limitados y condicionados en su funcionamiento, que apenas pueden sobrevivir.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Miércoles, 12 de Junio de 2019 04:36
 
Un largo y degradante 'Periodo Especial' PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 01 de Junio de 2019 23:10

Por ANDRÉS REYNALDO.- 

El arroz. El pollo. El aceite. La letanía de la escasez une a tres generaciones de cubanos en la perpetua vigilia de la supervivencia. ¿Hasta cuándo? La posibilidad del pronóstico queda anulada por la costumbre arraigada en una miseria profunda, muda, fundada también en nuestra ligereza, en nuestra desmemoria.

Hay jóvenes que recuerdan la década los 80 como una era próspera. Algunos viejos te hablan de la abundancia de los años 60. ¿Prosperidad? ¿Abundancia? Hanna Arendt observaba que necesitamos el olvido para aliviar la neurosis de la opresión, la recóndita certeza de que nuestra conformidad (por miedo, oportunismo y hasta por idealismo) implica una colaboración.

Así como se olvida para quedarnos sin culpa, también olvidamos para regresar sin culpa. Los frijoles. El jabón. La leche. Hay de todo, aseguraban los viajeros en plena apertura obamista. De todo, repiten con sus dólares en los bancos de Miami los cuentapropistas, a quienes la dictadura ha convertido en un freno de las libertades. Lo dicen los heraldos del cambio-fraude en la misma página del periódico donde aparece una turba de habaneros sin dientes, vestidos como se visten los desamparados de Bangladesh, peleando por un pollo escuálido y mal desplumado, un pescado pasado de fecha, alguna indescifrable masa cárnica o un pomo de detergente que deja en la ropa un olor a naranja agria.

El ilusionismo moral se corresponde con el ilusionismo del objeto. Las cosas se alteran y falsifican con tal de hacerlas parecer lo que antes eran en Cuba y lo que siguen siendo fuera de Cuba. Uno de mis parientes, en Encrucijada, se gana sus pesos dándole aromas alegadamente auténticos a las vituallas de emergencia. ¿Morcilla de claria que huele a chorizo español? ¡Hmmmm! El sabor, aclara el pariente, no puede garantizarse más allá de cierto punto de cocción.

Treinta años antes del "Periodo Especial", una vecina en mi edificio asombraba a grandes y chicos con unos cakes de merengue sin huevo que minutos después de la foto cumpleañera se desplomaban en líquida avalancha. Enorme fama en La Habana Vieja tenía por entonces Terry, un reformador de zapatos capaz de convertir un par de botas cañeras en unas botas de tacón Hollywood con cierre de zipper y punteras de estilete.

Al paso del tiempo, a pesar de sucesivas temporadas de cárcel en castigo a su inventiva, Terry extendió su ingenioso portafolio. Derritiendo un excedente de volátiles ollas de presión búlgaras, fabricó elegantes cafeteras de diseño italiano que sobrepasaron la demanda de la población y los recursos del cuerpo de bomberos. Entre sus mayores aciertos estuvieron la falsificación de las etiquetas de cuero que llevan los jeans marca Lee y unos quinqués de hojalata con su adecuado suministro de contrabandeada luzbrillante.

El ciudadano sin oportunidad de escapar de la penuria a través del robo, el intercambio informal, los favores oficiales o las remesas y paquetes del exilio, queda atrapado entre la picaresca del Estado y la picaresca de los buscavidas. Uno lo obliga a comprar picadillo de soya y el otro le vende bisté de frazada.

Algunos de estos buscavidas se inscriben en la leyenda del barrio. En el umbral de la Ofensiva Revolucionaria de 1968, un fritero apodado Malanga vendía sángüiches de pavo a la puerta de mi secundaria en Tejadillo y San Ignacio. "Ave de altura", decía Malanga celebrando la calidad de los sángüiches tostados a la plancha con jugosas rebanadas de tomate y un picotillo de lechuga y cebolla. Hasta que un día su foto apareció en el periódico, convicto por vender carne de aura tiñosa.

El anónimo y sucinto redactor de la nota tuvo la exquisitez epistemológica de poner el nombre científico de la especie: Cathartes aura. Considerada la masa de tres a cuatro libras por ejemplar y la frecuente cadena de desayuno y almuerzo, por no agregar ocasionales meriendas y comidas, debo haberme despachado una cantidad de tiñosas que excede el número de la bandada para situarse cómodamente en el rango de población. ¿Cathartes aura?, nos preguntamos aún algunos viejos amigos frente a una buena posta.

Hambre y revolución son sinónimos para los cubanos. "Comida de pobre", decía mi abuela cuando nos servía picadillo, arroz, frijoles negros y plátanos maduros. Luego, sería un lujo. Aquello que para ella fue pobreza en el machadato llegaría a ser para mí un privilegio en el castrismo. La carne. ¡Oh, la carne! El café. La sal. A lo largo de 60 años la escasez es la cotidiana espiral de nuestra degradación.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Miércoles, 05 de Junio de 2019 04:39
 
Por qué fracasan las conversaciones Maduro Guaidó en Oslo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 31 de Mayo de 2019 05:25

 

Resultado de imagem para fracasan las conversaciones venezolanas en Oslo

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza militar internacional latinoamericana, con soldados venezolanos y apoyados militar, logística y financieramente por EUA, para tirar del poder por la fuerza a Maduro Cabello y comparsa.


Por qué fracasan las conversaciones Maduro Guaidó en Oslo

Jorge Hernández Fonseca

31 de Mayo de 2019

Por la segunda vez fracasan las conversaciones Maduro-Guaidó en Oslo. Estos fracasos sucesivos sólo demuestran una realidad: Para solucionar la crisis venezolana mediante conversaciones, no es con Maduro con el que habría que negociar, habría que negociar con La Habana. A su vez, no es Guaidó el interlocutor con el cual La Habana se sentaría a negociar la solución de la crisis venezolana, sino con los representantes de Donald Trump. Maduro jamás va a negociar su salida del poder; Cuba si lo haría, como ya estuvo dispuesta a hacerlo.

La Habana inició este ciclo negociador entre venezolanos en Oslo, porque dio garantías a la oposición de tirar del poder a Maduro y convocar elecciones limpias. Era porque Trump había prometido que si Cuba retiraba “sus hombres” de Venezuela, propiciaría un nuevo acercamiento a la Habana, que resolvería muchos de sus problemas. Así, los cubanos proyectaron para Venezuela una solución al estilo Nicaragua, con Padrino jefe del ejército, Cabello al frente del partido chavista y donde el único sacrificado sería Maduro. Aunque perdieran las elecciones ahora, siempre habría como retomar el poder, al mejor estilo Daniel Ortega en Nicaragua.


La oposición política cubana de Miami, protestó ante Trump, que dio marcha atrás a su promesa de abrirse a la Cuba castrista (lo cual eternizaría la dictadura cubana) y las cosas volvieron a la posición cero. De esa manera, Cuba nunca colaboraría con Guaidó para eliminar a Maduro. En esta segunda ronda de negociaciones, Guaidó ignoró que ya la Habana no tiraría a Maduro, porque ya Trump no se abriría con la isla. La conversación Guairó-Maduro se trabó precisamente cuando el dictador venezolano se negó a abandonar el poder, sin ganar nada.


En la Venezuela de hoy, hay sólo dos posibilidades: Primero: Negociar con Cuba, es decir EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. En segundo lugar, organizar una fuerza internacional latinoamericana, con soldados venezolanos y apoyados militar, logística y financieramente por EUA, para tirar del poder por la fuerza a Maduro Cabello y comparsa.


La variante de una negociación con Cuba que implique compromisos de subsistencia de la dictadura castrista, sería --además de inmoral-- inaceptable para el sufrido pueblo cubano. Por ello, lo que se impone es la organización de una fuerza que se oponga a Maduro, en el mismo terreno con que el dictador venezolano ha enfrentado a la oposición pacífica: una fuerza militar.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Martes, 11 de Junio de 2019 06:16
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 7 de 333

DESCENTRALIZACIÓN, SECTOR PRIVADO, DISCU

Indicado en la materia

Por JORGE IGNACIO GUILLÉN MARTÍNEZ.-  El llamado proceso de actualización del modelo económico cubano, como ya es habitual, ha entrado en una nueva fase de profundas contradicciones entre el discurso y ...

Cuba: ¿reforma o violencia?

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.-  Desde que empezó el año 2019 las autoridades cubanas tuvieron que enfrentar decenas de protestas de naturaleza económica y social a lo largo de todo el territorio y en...

Fernando Rojas y la telenovela de la fam

Indicado en la materia

La hija de Rojas y la imagen del "enemigo" Por ANTONIO JOSÉ PONTE.-  Las redes sociales han hecho posible que la hija de un viceministro del régimen cubano alardee de su es...

El Foro de Sao Paulo y el Antiyanquismo

Indicado en la materia

Por CARLOS A. MONTANER.- Se confirmó otra vez el axioma: “Los ladrones roban en todas las oportunidades que se presentan, aunque las víctimas sea muy pobres”. La fiesta fue en Caracas de...

Un grave problema socialista: Jerarquiza

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  No hay un solo postulado socialista de como producir bienes y servicios. Se basan en preceptos de tipo hipócritamente “moral” para, por la fuerza, obligar a las ...

Por qué fracasan las conversaciones Madu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza ...

La mano de Cuba en las conversaciones ve

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Ha...